Inicio > Mis eListas > gap-argentina > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 11101 al 11120 
AsuntoAutor
ADELGAZAR SIN COMP Monica B
Fw: Revela la natu Monica B
visite de la stati Monica B
Fw: Fw: SOS VENEZU Monica B
=?utf-8?Q?Baila_Ru Monica B
Bun bo hue vietna Monica B
Carnaval Cádiz Monica B
"¿Qué está pasand Monica B
La raza humana (I Monica B
para tener en cuen Monica B
Hola gente linda Monica B
ORGONITA Monica B
Fulford y sus noti Monica B
=?utf-8?Q?Alemania Monica B
Es sumamente impor Monica B
La oración de San Monica B
Demoledor informe Monica B
=?utf-8?Q?Pianista Monica B
OVNI Monica B
notis urge Monica B
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Gap-Argentina
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 11119     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[gap-argentina] OVNI
Fecha:Miercoles, 5 de Marzo, 2014  19:07:26 (-0300)
Autor:Monica Barbagallo <monica.barbagallo @.....com>


Los estudiosos del Fenómeno OVNI, durante más de treinta años de investigación, clasificaron los hechos en cuatro tipos, que exponemos a continuación:
OVNIS EN EL CIELO: AVISTAMIENTOS. Eso significa ver ovnis en el aire, que son de distintos tamaños, observar sus giros, sus movimientos y tomar fotografías. Fue el encuentro más usual y frecuente por aquellos años, en el mundo entero.

OVNIS QUE ATERRIZAN. Verlos llegar, advertir que están suspendidos sobre el terreno y a poca distancia del suelo. Algunas veces, quedaban parados sobre patas o trípodes que dejaban huellas profundas en el suelo. Lo importante eran las pruebas físicas que dejaban: Plantas bastantes quemadas y hierbas chamuscadas por excesivo calor. Al haberse posado un OVNI en ese terreno, dejaba la marca de su presencia.

CONTACTO DIRECTO Y FISICO con los Hermanos del Espacio. Sobre ese particular, los reportes informaban bastantes casos reales y evidentes: Veían las naves y a los tripulantes cuando descendían, incluso había comunicación con ellos.

CONTACTO TELEPATICO y enseñanzas recibidas por ese medio, tal como sucedió en México con la Mecánica Cuántica y la Medicina Electrónica, por el año 1973.

PAUTAS DE COMPORTAMIENTO
Los contactos de los tres primeros tenían características comunes que fueron cuidadosamente estudiadas. Ese comportamiento se refería a la conducta seguida tanto por los ovnis y sus tripulantes como a la manifestada por los seres humanos que se enfrentaban a la experiencia; así como también, en las señales externas manifestadas y pruebas dejadas: Huellas o marcas en el lugar de aterrizaje. Vamos a sintetizar esas pautas de comportamiento.

APARICIÓN SILENCIOSA La mayoría de los casos reportados señalaban que el Ovni se encontraba allí inesperadamente, inmóvil en el aire y a poca altura o ya había llegado y lo veían. Los testigos no escuchaban sonido alguno; pero, al alejarse el Ovni o marchar, si percibían un suave zumbido como el producido por las abejas en un enjambre.

INMOVILIDAD TRANSITORIA. Si las personas se acercaban demasiado al Ovni o sus tripulantes por curiosidad, sentían una sensación de desgana que los dejaba quietos, sin poderse mover; aunque no llegaban a perder la conciencia y se daban cuenta de todo. Ese extraño decaimiento anulaba la agresividad cuando algunos individuos intentaban disparar, arremetían con ametralladoras o con cualquier tipo de armas, con palos y piedras en algunos casos de sorpresivo temor.
Los animales también quedaban como paralizados, pero conscientes: perros guardianes, gallinas, caballos, gatos, etc. Y dejaban de alborotar pues, al percibir la cercanía del Ovni, se sentían intranquilos. Incluso agresivos perros policías permanecían como adormilados. Este hecho de paralización momentánea fue calificado de agresión y, sin embargo, no es sino una forma de protección, tanto para las naves como sus tripulantes como para los propios habitantes de la Tierra. A veces, un visitante alzaba el brazo y un rayo de luz paralizante los alcanzaba.
Aunque los tripulantes de las naves fueran recibidos a tiros o con descargas de ametralladora, nunca respondían al ataque en forma igual, sino con una especie de inmovilidad transitoria que les permitían entrar de nuevo a sus naves para despegar. Los casos reportados indican que las balas no hacia mella en los cuerpos de los visitantes, sino que parecían rebotar sobre sus brillantes trajes, así que nunca lograron los agresores matar ni a uno solo de los extraños visitantes.

AUMENTO DE LA TEMPERATURA. Se percibía una sensación de calor muy acentuado, producido por la alta energía irradiada por el Ovni y por los focos de luz o rayos emitidos. Muchos testigos describen “una luz enceguecedora”. Pareciera que un reflector de alta potencia se hacía presente para estudiar el ambiente previamente. Algunas personas describieron haber sido haber sido enfocadas por un haz de luz blanca muy intenso. También, las naves despedían una fuerte radiación percibida como calor intenso y luminoso, que resultaba muy peligroso.
Cuando el Ovni desaparecía en la distancia después de despegar, quedaban ciertos testimonios físicos: vegetación chamuscada y quemada como si el terreno hubiera estado sometido a alta presión. El rostro y las manos de algunos testigos que se acercaron mucho sufrieron serias quemaduras por el inesperado aumento de temperatura.

DETENCIÓN DE RELOJES Y MOTORES. Los relojes de todo tipo dejaban de funcionar: de pulsera, eléctricos, de pared, de torre, despertadores, etc. Y, de esa manera, se conocía la hora en que el suceso había tenido lugar. Igualmente, los motores de los automóviles se detenían y parecían no funcionar; pero se trataba de una interrupción transitoria, porque, al desaparecer el Ovni, entraban en actividad nuevamente. Los faros de los vehículos también se apagaban transitoriamente.

VELOCIDAD VERTIGINOSA Y RAPIDOS VIRAGES, DESPEGUE INSTANTANEO, GIROS VERTICALES MUY INSOLITOS. Cuando los Ovnis se veían a cierta distancia, asombraban las inesperadas formas de movimiento, en nada similares a las seguidas por los aviones. La velocidad sorprendentemente dejaba atónitos a los espectadores. Por ejemplo: Kenneth Arnold calculó 1500 Km por hora el desplazamiento veloz de los Ovnis que él vio. Cuando iban a despegar, las naves parecían encenderse en mayor intensidad y, con despliegue de luces cambiantes, salían disparadas hasta que, por instantes, se perdían en el aire.

SENSACIÓN DE BIENESTAR, TRANQUILIDAD Y PAZ. Así como los visitantes, a veces, recorrían al sistema de inmovilizar a los testigos, más frecuentemente tenían otra técnica: Transmitían amor, mucha confianza y armonía. Quienes los contactaban se sentían bien, felices, no temían a nada y parecían complacidos hasta que pasaba el encuentro y, entonces, al relatarlo, se asustaban mucho por no entender.

ALTERACIONES EN LAS TRANSMISIONES DE RADIO Y TELEVISIÓN, MAL FUNCIONAMIENTO DE LOS APARATOS ELECTRONICOS.
Eso sucedía al pasar silenciosamente una nave espacial de gran tamaño y a baja altura sobre una ciudad, por ejemplo. Las luces de las casas también se alteraban y oscilaban, sin apagarse del todo. Esto causaba terror y sobresalto.

EL RADAR DETECTABA A LOS OVNIS. Las estaciones de radar los contactaban y daban el alerta, porque las naves aparecían en las pantallas. Un reporte, por ejemplo, en Estados Unidos, en el año 1950, dice así: “a las doce, treinta horas del 3 de Marzo, la estación de radar Knoxville detecto dos objetos voladores a una altura de 24.384 mts. Se movían en forma circular en sentido contrario. A las 22:30 horas del mismo mes la estación detecto un objeto en la misma localidad y altitud. Su densidad era similar a la de los aviones, pero con velocidad increíble por la vertiginosa”. Se comprobó que no podía ser un avión.

AVISTAMIENTOS MUY FRECUENTES SOBRE LAS PLANTAS ATOMICAS, ZONAS EXPERIMENTARLES DE MISILES EN LUGARES DESERTICOS DONDE LOS MILITARES HACIAN PRUEBAS NUCLEARES. Esto fue interpretado como peligroso por el gobierno y la Fuerza Aérea, porque creían que eran enemigos listos para el ataque o que intentaban robar los costosos aparatos; pero la verdad era otra: Había una vigilancia constante como protección a la Tierra y sus habitantes, ya que el uso de ese material atómico-nuclear es sumamente destructivo. La enorme radioactividad emitida ponía en peligro la vida en esa zona, desestabilizaba y debilitaba al planeta. Todavía prosigue esa continua vigilancia y protección a los habitantes de la Tierra, pues la inconsciencia de las pruebas nucleares puede causar graves problemas.
En el aspecto humano, resulta interesante resaltar algunas pautas de conducta, observada tanto en los visitantes como en los pobladores de la Tierra. La resumimos así: Los Hermanos Mayores Científicos evitaban el contacto directo. Cuando los curiosos se aproximaban para ver y observar, ellos provocaban cierta inmovilidad que aturdía a las personas y las mantenía ajenas a cualquier actitud agresiva: Disparos con armas de fuego, ataques con piedras, palos, cuchillos, etc. Una vez quietos y tranquilos ya no podían atacar. Los visitantes terminaban lo que tenían que hacer y discretamente, se alejaban. También sucedía que mandaban vibraciones de amor y paz cuando habían contacto fortuito no programados por ellos. En otros casos, deliberadamente, se entrevistaban con las personas a las cuales venían preparando para el encuentro a nivel interno. También externamente, les daban algunos toques para ser posible la comprensión de esa situación. Tal fue el caso del norteamericano George Adamsky.

COMUNICACIÓN CERCANA O A DISTANCIA. Lo primero sucedía en forma telepática y lo segundo en avistamientos físicos. Si tales hechos eran relatados, los interpretaban mal, indebidamente, como un intento y amenaza de que los hombres del espacio llegarán a dominar las mentes y tuvieran intenciones de ello, lo cual no es la verdad. También creían que los visitantes quería provocar pánico y, por eso se aparecían en los cielos, nosotros decimos que el miedo es interno que lo tiene cada uno dentro de sí por causa de ideas ignorantes, erradas.
Como ejemplo de lo que estamos afirmando, sirve el relato siguiente: Por el año 1954, una pareja de ancianos, que vivian en el Perú, vieron pasar un Ovni a baja altura por la noche y en un lugar retirado. Todo se encendió en luz y la nave cruzo el cielo; pero ellos se murieron de susto como consecuencia de un infarto cardiaco. ¿Tenía culpa el Ovni de esto? No, simplemente paso. En la larga y abundante lista de reporte sobre avistamientos, no hay un caso real que asegure la muerte de un ser humano por haber visto un Ovni o un ser de otro planeta; es decir: El Ovni y los Hermanos Mayores no tenía culpa de que esto sucediera.
APAGONES ELECTRICOS. Se registraron algunos casos acerca de ese detalle involuntario provocado por acercarse demasiado los Ovnis a las plantas eléctricas. Eso intervenía los campos magnéticos y había cierta interferencia. Como ejemplos muy conocidos, citamos los famosos apagones ocurridos en la ciudad de Nueva York (1960) y en Buenos Aires (1975).

¿Cómo SON LOS HERMANOS MAYORES?
Aunque no han alcanzado la maestría de lo perfecto, sí el logro más alto del amor. Son muy bondadosos, gentiles, siempre listos para ofrecer su ayuda impersonalmente. Tienen una evolución armoniosa en el sentido de haber unido lo espiritual con lo científico, sin desbalance alguno. Viven en los planos 5, 6 y 7 de la Cuarta Dimensión y, por servicio desinteresado, asisten a los planetas de menor evolución.
Su grado tecnológico, científico y espiritual es muy avanzado. Bien pueden ser altos Maestros para los mundos densos de sufrimiento y expiación entre los cuales está la Tierra. Construyen naves espaciales de tecnología prodigiosa, que nunca pueden sufrir “accidentes”, así como tampoco resulta posible que ellos queden atrapados o pierdan la vida durante  algunos de sus viajes de ayuda y servicio.
Su aspecto humano es igual que el humano, aunque con mayor belleza y armonía. Su estatura oscila entre 1,70 y 1,80. Son inteligentes, dulces, apacibles, firmes e íntegros, pues ya superaron las condiciones no perfectas de la Tercera Dimensión. Visten trajes enterizos de tejido flexible y fuerte. No existen los Hermanos Mayores  pequeñitos, cabezones, con grandes ojos saltones y apariencia de monstruos, pues esa imagen fue creada por la CIA y la Fuerza Aérea Norteamericana para desprestigiarlos y asustar a la gente.
George Adamsky dejó consignados, en sus libros, algunos contactos y encuentros que tuvo con los Hermanos Mayores. Aunque la CIA, con su técnica de desprestigio, logró ridiculizar a Adamsky y rebajarlo al nivel de un mentiroso farsante, la verdad sobre este venusino, que encarno con amor, ha prevalecido a través de los años. Sus relatos son auténticos y verdaderos los encuentros que él describió.
De uno de sus libros, tomamos la siguiente narración; “Fue, aproximadamente, a las doce treinta del jueves, veinte de noviembre de 1952 cuando tuvo contacto, por primera vez, con un hombre de otro planeta. Este encuentro tuvo lugar en el desierto de California, a 16 km de Decert Center, en dirección a Parker, en Arizona y el país de Estados Unidos.
Mientras estaba almorzando con unos amigos y sacando fotografías de los alrededores, vimos pasar un avión bimotor por encima de las montañas situadas al otro lado de la carretera. Cuando se alejó, surgió una enorme y plateada enorme por encima de las montañas situadas al otro lado de la carretera. Cuando se alejó, surgió una enorme y plateada nave espacial en ese mismo lugar. Tenía forma de cigarro y volaba muy alto, silenciosamente. Con suavidad, adquirió un subido tono anaranjado. En ese mismo momento, comprendí que el encuentro no era casual y pedí a mis amigos que me llevaran a un lugar apartado del desierto, en su automóvil, que me dejaran solo y volvieran a recogerme después de una hora.
Me quedé quieto allí, mirando alrededor, con el pensamiento fijo en la nave que había visto. De pronto, vi un hombre delante de mí, parado entre dos ondulaciones de terreno, a unos 400 metros de distancia. Me hacía señales para que me acercara. Me pregunté quién sería y de dónde había venido ese hombre y me dirigí hacia él. Mientras me acercaba, me di cuenta de que era mucho más joven que yo y dos cosas llamaron mi atención: 1-Sus pantalones no tenían el aspecto de los míos, pues parecían de esquiador más bien. Me pregunte que hacia aquel hombre con semejante atuendo en el calor del desierto. 2-Sus cabellos eran largos, le llegaban hasta los hombros y el viento los agitaba; pero esto no resulta demasiado raro, porque otros hombres lo llevan igual de largos.
Repentinamente, como si se descorriera un velo, perdí totalmente el temor. Sólo entonces comprendí que estaba en presencia de un hombre del espacio. Esa rápida comprensión me dejo aturdido y sin voz. Para romper el extraño hechizo, el hombre del espacio me tendió la mano. Apretó su palma contra la mía en señal de amistad en lugar del saludo que normalmente se hace. La piel de su mano era tan delicada como la de un niño, pero firme. Tenía manos finas y dedos estilizados como los de un artista. Toda su presencia irradiaba excepcional belleza.
En su rostro, resaltaba una frente alta, los ojos grandes y tranquilos de un color gris verdoso. Cuando sonreía, dejaba ver una bella dentadura. Su tez era lisa como la de un niño y, sin duda, no tenía necesidad de afeitarse. Vestía un traje hecho de una sola pieza con cinturón ancho, sin botones, ojales ni cierres. No se adornaba con anillos ni pulseras.
Conversamos en forma telepática. Me dijo su nombre: Orton. Pude comprender que él era de Venus y venía en plan amistoso. Estaba preocupado por las explosiones atómicas y pruebas nucleares. Dijo que son muy peligrosas por las nubes radiactivas resultantes, porque eso afecta el espacio exterior y causa grave daño al planeta. Al preguntarle cómo había venido, me mostro una pequeña nave suspendida a pocos metros del suelo, detrás de una depresión del terreno. Comentó que esos pequeños aparatos son transportados por la gigantesca nave que yo había visto y por otras similares.
Cuando llevábamos hablando casi una hora, el extraordinario visitante señalo sus pies, que dejaban extrañas huellas en el suelo con raros dibujos producidos por la suela de sus zapatos. Al acercarnos a su pequeño Ovni, pude advertir que estaba hecho de un metal muy duro y resistente. Tenía una cúpula arriba, se encontraba suspendido en el aire, solicite subir a la nave para dar una vuelta por los alrededores, pero él me lo negó gentilmente; luego la nave partió y se perdió de vista”.
Después de ese encuentro, Adamsky tuvo nueve contactos más, tal como se escribe en sus libros y, en alguno de ellos, pudo realizar el viaje que le había sido negado, el cual fue de mucha trascendencia.

A pesar del desprestigio en que cayó por culpa de las persecuciones de la CIA y de la trampa que le tendieron, aunque el gobierno le negó también su apoyo, George Adamsky fue enterrado en el cementerio de Harlington y el Panteón Nacional de los Héroes, donde sólo se permiten los restos de hombres ilustres que han prestado grandes servicios a la patria.




DeepSkyColors en Facebook!
Imagenes de nuestro planeta y del Universo desde los ojos de un fotógrafo español Visita la página en Facebook y dale a ME GUSTA!