Inicio > Mis eListas > gap-argentina > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1281 al 1300 
AsuntoAutor
18 al 23 de setiem Raquel B
Los Niños de las E Susy Per
La Tercera Oleada Susy Per
¿Usas La Gran Invo Vero Vig
Boletín El Desper Susy Per
RV: 3 de Octubre M Graciela
RV: Invitación esp Graciela
RV: Meditación por Graciela
El Invierno Espiri Susy Per
Vientos de Cambio Susy Per
ENCUENTRO INTERNAC Proyecto
Un favor muy espec Laura Di
FW: conectarme Anahuak
Sana tu cuerpo de Susy Per
Día Mundial del Án Susy Per
: Doctor Hammer-Nu Raquel B
Signos en el Cielo Susy Per
Percepcion Unitari Raquel B
Fw: DESPIERTA ACTI Jeronimo
Cállense y Escuche Susy Per
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Gap-Argentina
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1281     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[gap-argentina] Los Niños de las Estrellas - Educando al E ducador 1 y 2- Daniel Jacob
Fecha:Domingo, 19 de Septiembre, 2004  03:48:00 (+0000)
Autor:Susy Peralta <susy_peralta @.......com>

LOS NIÑOS DE LAS ESTRELLAS

“EDUCANDO A LOS EDUCADORES”

Por Daniel Jacob

Parte 1

Hoy estoy pensando en la expresión que usan más comúnmente los alienígenos 
espaciales cuando se encuentran con los humanos normales en esas malas 
películas de ciencia-ficción de los 1950s a los 1960s. Ellos decían: 
“Venimos en paz”. Por supuesto, para vender películas, los extraterrestres 
eventualmente tenían que hacer volar unas cuantas ciudades nuestras para 
destrozar algo. De ese modo, podíamos establecer que los alienígenos eran 
malos, combatirlos y echarlos y terminar pensando que los humanos son los 
chicos buenos. Otra victoria para el status quo.

La afirmación precedente es verdadera y la mayoría de los Chicos de las 
Estrellas les gustaría decirles eso a los directores y a los maestros, 
mientras comienzan a mezclar y fundir sus rasgos y habilidades meta-humanos 
con nuestros protocolos establecidos para la vida. Ellos vienen en paz. De 
veras, son Chicos Índigo que cuestionan abiertamente la autoridad, y hacen 
algunas afirmaciones claras sobre lo que estos Nuevos Chicos aceptarán o no 
– sin embargo, la intención general de la mayoría de nuestra juventud es 
construir puentes y abrir puertas para el intercambio mutuo y para expandir 
la cooperación entre generaciones, de modo que puedan llevar a cabo lo que 
vinieron a hacer aquí.

De muchas formas, los Niños de las Estrellas son alienígenos, que viven 
entre nosotros en sociedad. Muchos de ellos admitirán abiertamente que se 
sienten así. Sus mentes y corazones se originan en un lugar de la conciencia 
que está muy lejos de la mente masiva que prolifera hoy en el mundo. Pero 
son parte de nosotros, así como nosotros somos parte de ellos. Vienen a 
ayudar. Nosotros necesitamos su ayuda. Y el propósito de esta serie es 
encontrar formas de poder mejorar lo que está sin tener que hacer volar 
nuestras ciudades en el proceso.

Instintivamente, los humanos son resistentes a cualquier persona o  cosa que 
sientan es divergente de lo “normal”. Es nuestra naturaleza básica. De 
hecho, me encanta una cita en particular del filósofo Arturo Schopenhauer, 
que vivió y murió a mediados de los 1800s. Dijo:

“Toda verdad pasa por tres etapas.
Primero, la ridiculizan,
Segundo, se oponen a ella violentamente,
Y tercero, se la acepta como obvia.”

Los Chicos de las Estrellas quieren encontrarse con nosotros en nuestro 
propio terreno y negociar nuevos términos desde ahí. Saben que tienen 
“poderes” para penetrar nuestras barreras adultas innatas, pero quieren 
aprender la forma de modular ese poder, para no terminar destruyéndose a sí 
mismos o a nosotros en el proceso.

Me gustaría comenzar diálogos acerca de cómo pueden los Niños de la Nueva 
Tierra comenzar a conectarse con nuestra escuela actual y sistemas 
comunitarios, donde sus lugares “asignados” fueron prolijamente establecidos 
para ellos – aunque haya poca evidencia de que tal sistema tenga siquiera la 
más mínima pista de lo que ellos necesitarán de la sociedad y lo que pueden 
ofrecernos potencialmente a su vez, si estamos dispuestos a prestar 
atención.

Me gustaría discutir los problemas comunes y los escollos del actual sistema 
educativo, especialmente de esos lugares donde dificultan  seriamente las 
vidas de los chicos. Me gustaría algo de brainstorming  acerca de cómo puede 
una joven persona, respetuosa pero firmemente, mudarse al lugar de poder e 
influencia que es su derecho de nacimiento durante este tiempo potente de 
transformación global.

¿Estamos listos para eso? Si lo estamos, vamos a tener que dejar atrás 
nuestros insignificantes miedos y sospechas – especialmente cuando promueven 
la discriminación por la edad, el abuso emocional y/o físico, y otros 
problemas parecidos que se están sintiendo actualmente en todo el mundo.

UNIFICACIÓN, NO POLARIZACIÓN

Mientras comenzamos, parece ser muy importante que ninguno de nosotros se 
coloque en una posición donde seamos “Nosotros vs. El Sistema.”  Esa sería 
una posición sin esperanzas, y no haría avanzar la causa de nuestros 
queridos Niños de las Estrellas. Nosotros somos el sistema. Nosotros somos 
uno. Nosotros somos el mundo. La comunidad y el gobierno no son una 
conspiración formulada contra nosotros. Es un sueño que estamos invocando 
sobre nosotros mismos, desde adentro, para aprender algo.
De seguro, nuestro sistema educativo está desmoronándose seriamente en medio 
de nosotros. Aún así, actualmente cubre algunas necesidades muy básicas de 
nuestros chicos. Personalmente estoy relacionado con muchos individuos 
potentes y diligentes que trabajan con ahínco para mantener las cosas a 
flote y hacer que el sistema educativo existente sea mucho mejor. ¿Realmente 
quieren que nos derribemos a nosotros mismos al hacer colapsar 
prematuramente el sistema, o tendría más sentido construir sobre el ímpetu 
existente, y sumar a lo que está ahí?

Cuando hablo de “educar a los educadores”, no estoy sugiriendo que los 
padres y la facultad comiencen un nuevo round de enfrentamientos, o que 
sustituyamos a otro grupo de políticos (sin importar su orientación) para 
que se le otorgue más atención legislativa a problemas que pueden ser tan 
variados como la cantidad de chicos que participan en el proceso.

Los verdaderos “educadores” del futuro son los mismos niños. Y ellos nos 
enseñarán haciendo, no discutiendo o legislando.

Para mí, la verdadera lección de los “60s” fue… “No cambias la sociedad 
cambiando la sociedad. Sólo te puedes cambiar a ti mismo. La sociedad está 
formada y reflejada hacia afuera, desde el interior de cada persona. Si te 
cambias a ti mismo, la sociedad en la que vives finalmente reflejará ese 
cambio.”

Si tratamos de hacerlo de cualquier otro modo, terminamos haciendo más 
“Guerras” sociales – (Guerra a las Drogas, Guerra a la Ignorancia, Guerra al 
Terrorismo) – y aquello a lo que nos resistimos, siempre persistirá. Las 
estadísticas lo prueban. Cuanto más luchan contra algo negativo, más 
negatividad obtienen. Debemos concentrarnos claramente en lo que queremos, 
en lugar de luchar contra lo que no queremos.

Cualquier “movimiento” organizado en la sociedad tiene distintas fuerzas 
motivadoras que lo energizan y sostienen. Esas fuerzas eventualmente se 
volverán “grupos de interés especial”, tanto como cualquier grupo de presión 
en Washington hoy en día. Todo parece lleno de objetivos, ¿no es así? Aunque 
los corazones de los creadores originales de un “movimiento” puedan ser muy 
puros, sus predecesores eventualmente estropearán las cosas. El Manifiesto 
Anarquista dice así:  “Toda estructura es mala. La estructura requiere 
liderazgo. El liderazgo confiere poder... y el poder siempre corrompe.” 
Podrá tomar un tiempo, pero siempre lo hace.

LA CARGA DE SER UN “EXPERTO”

Veo los libros que se escriben hoy en día acerca de los Índigos, los 
Cristal, los Niños de las Estrellas y demás. Muchos de los autores tienen 
una “Maestría en Artes” o un “Doctorado” detrás de sus nombres. Y eso está 
bien y es bueno. El profesionalismo y la experiencia tienen valor. Pero 
nadie fue antes adonde se está dirigiendo ahora la sociedad. Los recursos y 
protocolos para vérselas con la nueva energía se están confeccionando AHORA, 
incluso mientras esa energía entra fluyendo. Sacudir nuestros títulos por 
ahí en la cara de los demás implica que lo que la humanidad necesita saber 
respecto de la vida ya está en los libros, o en las escuelas, y que hay 
algunos que ya lo aprendieron.

¡Mis amigos, sólo hemos raspado la superficie de estos Nuevos Chicos y esta 
Nueva Vibración en la que vivimos! No hay “expertos” donde la humanidad está 
yendo. Y esa gente que estuvo vegetando en nuestro sistema educativo durante 
20, 30 o 40 años puede tener un montón de “historias de guerra” para contar, 
pero ¿van sus “títulos” o “entrenamiento” a abrir sus mentes a la nueva 
información y las formas de enfrentarse con la vida, o van a ser mojones 
alrededor de sus cuellos mientras la sociedad entra en este extraño nuevo 
mundo? Sólo el tiempo lo dirá.

Propongo que diseñemos un nuevo título para conferirnos a nosotros mismos y 
a los demás, mientras nos dirigimos hacia la Sociedad del Futuro. ¿Qué tal 
si ponemos las letras “D.A.E.” o “L.P.A” detrás de nuestros nombres? Podrían 
significar “Dispuestos a Escuchar” o “Listos para Aprender”. Ahora hay un 
título que puede sernos útil, mientras los paradigmas humanos siguen volando 
en pedazos bajo nuestros pies.

No lo tomen a mal. Todo lo que hemos aprendido puede servirnos bajo las 
circunstancias adecuadas. Pero un Niño de las Estrellas despierto puede 
pasar de largo nuestros diplomas, y mirar directo en nuestros corazones y 
vidas. Ponérselos frente a la cara no los va a impresionar y es posible que 
también nos impida ver a nosotros.

Parte 2

He amado y apreciado a muchos maestros a lo largo de los años. Algunos de 
ellos fueron los míos y algunos son maestros que encontré en el camino. 
Gente maravillosa, vibrante, viva, preocupada por lo que hacía. Son la 
prueba positiva de que todavía queda abundancia de lo bueno en el sistema 
educativo. Ellos hacen bien su trabajo, y tienen un impacto sustancial en 
muchas vidas.

Mi maestra de inglés de Octavo Grado, la Señorita Jamieson, fue la primera 
persona que descubrió mi habilidad para hablar en público. Ella me eligió 
para unos proyectos de “Interpretación Oral”- leer historias y poesías con 
sentimiento e imaginación – y eso cambió mi vida. Todavía me puedo oír a mí 
mismo, mientras recitaba ingeniosamente “Las Campanas” de Edgar Allan Poe a 
una clase agradecida. De ahí fui a Oratoria y Dramaturgia, donde mi propia 
imagen en la Secundaria y la Universidad se convirtió en la de un “actor” y 
un artista. Todos necesitamos una “imagen” propia en el sistema escolar y en 
la vida y ésa se convirtió en la mía.

En la Secundaria, el Sr. Johnson se convirtió en mi mentor y amigo. Sus 
Clases de Teatro se daban en un pequeño bungalow en el lote trasero de la 
Escuela Secundaria Politécnica de Long Beach en California. Los “actores y 
actrices” más dedicados en el Poli, nunca usamos los casilleros que nos 
asignaron en el edificio principal. El Sr. Johnson nos dio cajones y 
armarios en el bungalow para guardar nuestros artículos personales, así que 
íbamos allá en los recreos y desarrollamos una especie de comunidad. Nos 
encantaba pasar nuestros almuerzos y recreos conversando con el “Sr. J” y 
entre nosotros. Él nunca parecía cansarse de nuestras payasadas o nuestros 
puntos de vista adolescentes y escandalosos.

LAS EXCEPCIONES Y LA REGLA

Un puñado de mis propios maestros fueron personas excepcionales. Quizá 
algunos de los de ustedes hayan sido excepcionales también. Y ése es 
justamente el punto, ¿no es así? Hay excepciones, y luego está la regla. 
Seríamos bastante descuidados en este estudio si no tomásemos nota de 
literalmente hordas de maestros allá afuera – con titularidad y casi 
invencibles- que caminan dormidos a lo largo de cada día escolar, que 
caminan dormidos por cada día escolar y parlotean en los cursos de estudio 
“estándar” y descargan repetición, aburrimiento y malestar mental en las 
mentes jóvenes y  fértiles.

Paul Simon lo puso sucintamente en una de sus primeras canciones en las que 
gritaba: “¡Cuando pienso en toda la basura que aprendí allá en la secundaria 
– es maravilloso que aún pueda pensar!”  Hay que reconocer que esos 
problemas no residen totalmente en los maestros. Gran parte de esto apunta 
al malestar administrativo y legislativo también. Estar atado a un 
curriculum “establecido” durante 20, 30  40 años puede matarle el espíritu a 
cualquiera.

Continuamente estoy oyendo quejas de que se están preocupando demasiado por 
las estadísticas y puntajes de las pruebas y muy poco por conectarse 
genuinamente con los chicos y relacionarse con ellos o lo que es vital para 
su mundo. Un maestro ganador de un premio me hizo esta confidencia: “Pasamos 
el tiempo ya sea preparando a los chicos para esas pruebas (estandarizadas) 
o les hacemos pruebas. Hay muy poco tiempo para hacer mucho más.”

En el sistema actual, si un maestro rompe con el “protocolo” y crea un 
entorno de aprendizaje realmente innovador, sus pares ponen el grito en el 
cielo al respecto, porque hace que los demás se vean mal. También pone a la 
administración a la defensiva. Después de todo, alguien se podría quejar.

Los estudiantes, que pueden detectar la inteligencia y la autenticidad a una 
milla de distancia, inmediatamente acuden en tropel hacia cualquier cosa que 
no los aburra a las lágrimas. Si eso también tiene una aplicación vital para 
los lacerantes desafíos con los que se enfrentan a diario, y les habla en un 
lenguaje que puedan entender, la curva de respuesta va más lejos aún. Si el 
maestro escucha realmente, en lugar de hablarles solamente, los resultados 
se vuelven astronómicos.

Pero, ¿son los “resultados” el objeto primordial aquí, más allá de los 
puntajes aceptables de las pruebas? ¿O las claves de este dilema son las 
mismas claves que abren las puertas de cualquier otra parte de la vida – a 
saber, la política y el dinero? Maestros brillantes, imaginativos, 
entusiasman a los chicos. Eso se da por hecho. Sin embargo, en muchas 
instancias, se los castiga por eso. Un gran número de maestros dotados 
eventualmente dejan sus empleos debido a la presión administrativa o de sus 
pares para que se adapten a los “estándares y prácticas” aceptadas de días 
que pasaron.

TRATANDO DE ALCANZAR AL NIÑO INTERIOR

Esta situación externa es un espejo perfecto de la vida interior de la 
mayoría de la gente del planeta, sin importar la edad. Exactamente así es 
como muchos de nosotros estamos tratando a nuestro Niño Interior Mágico.

En la escuela física, los jóvenes son forzados a soportar lecciones y 
proyectos de los que se hace un ritual, que están fuera de moda, 
“estandarizados” y que sus mayores insisten en hacerles tragar. Aquí estamos 
hablando de las siempre presentes, siempre importantes “Tres “Rs”. Los 
adultos odiaron aprender acerca de ellas cuando eran pequeños, y están 
determinados a hacer que sus propios chicos pasen por esa misma prueba de 
aguante también.

Concedido, aprender estas habilidades puede ser esencial para una vida 
eficiente y cotidiana. Pero ¿quién consigue descubrir esa comprensión y 
hacer una elección en libre albedrío para conseguir el remedio? ¿Se les da a 
los chicos la oportunidad de descubrirlo – o simplemente se los encajan, 
como el resultado inevitable? Los adultos “a cargo” le dicen a su progenie: 
“Sabemos que necesitan esto, así que aquí está.” Aunque algunos chicos 
aceptan ese juicio sin cuestionar, un gran número de ellos lo resienten 
furiosamente.

Desde el momento en que pasan por la puerta de la escuela, comenzamos a 
forzar a los chicos a sentarse cuando tienen ganas de moverse, a escuchar 
cuando tienen preguntas que hacer o comprensiones que compartir, y a 
memorizar algo viejo cuando sus conciencias despiertas anhelan crear algo 
nuevo.

¡Dejando atrás la escuela y entrando en la “adultez”, a la gente la persigue 
la adhesión compulsiva a esas formas tradicionales de comprometerse con la 
vida o de rebelarse contra ellas, bloquéandolos a todos e impidiéndoles 
notar la inspiración momento a momento y la belleza que continúa golpeando a 
las puertas de sus corazones hambrientos!

Van del trabajo escolar al trabajo de adultos, con muy poco espacio 
intermedio. Luego se casan y tienen sus propios hijos. A los que tratan de 
expandir ese bendito espacio intermedio se los llama “vagos” y los padres 
lloran de agonía, temiendo que sus hijos nunca lleguen a nada.

Contactarse con el Niño Mágico, a cualquier nivel, no es más complicado que 
pedir la cena en un restaurante. Le dan un menú al chico y le preguntan: 
“¿Qué quieres comer?”  Lo difícil es esperar la respuesta. Si el chico no 
aprendió a leer, tienen un caso. Si el chico no tiene hambre, tienen otro 
caso. Mientras tanto, tenemos que estar a tiempo, ¿no es cierto?

La palabra “tiempo” juega una gran parte en todo esto. Uno de los aspectos 
más esenciales del proceso de crecimiento de cualquier persona es el TIEMPO. 
Todos necesitamos tiempo para sentir, tiempo para darnos cuenta de las 
cosas, tiempo para experimentar deseo y tiempo para ir satisfaciendo 
nuestras necesidades y deseos. Pero los padres y los maestros sólo tienen 
una cierta cantidad de tiempo para darnos. Cuánto dan se ve enormemente 
afectado por cuánto tiempo les dieron sus propios padres y maestros.

Hablé de “la apropiación” de los niños por parte de los padres y la 
sociedad, en la serie “La Nación Imaginada”. La pueden encontrar  en español 
en http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm. La soberanía personal 
juega un gran papel en la motivación de alguien para expandirse y ser 
creativo cada día de su vida. Lo mismo sucede con el sentimiento de 
valoración personal.
En el próximo segmento me gustaría discutir la importancia de crear un 
entorno de aprendizaje genuino. Para que se completen y sean efectivas las 
transacciones del aprendizaje, el flujo de energía debe moverse en ambos 
sentidos. Se debe compartir el poder y debe haber realizaciones a todos los 
niveles. Si esto no ocurre, la educación se convierte en educación muerta, y 
se perderán los dones y el potencial de otra generación.

© Daniel Jacob, 2004 – Publicado en la Revista Virtual de Planet Lightworker 
en agosto y septiembre de este año.
Traducción: Susana Peralta

_________________________________________________________________
Consigue aquí las mejores y mas recientes ofertas de trabajo en América 
Latina y USA: http://latam.msn.com/empleos/




_______________________________________________________________________

~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~

               Elimina esas molestas ventanas popup
        Busca en Internet desde el menu de tu navegador
    Obten informacion inmediata sobra las paginas que visites
       Averigua al instante paginas y sitios relacionados

          !! Descarga GRATIS la barra de ALEXA YA !!

 Haz clic aqui -> http://elistas.net/ml/143/
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~