Inicio > Mis eListas > gap-argentina > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1641 al 1660 
AsuntoAutor
a todos los herman Monica B
Radiancia - Las Re Susana P
RV: Tú puedes hace Graciela
Hijos de la Luz y Monica B
Nº 3 - Mensaje d Monica B
La 6ta. Etapa de l Susana P
La Gran Estación C Susana P
555 - El Año de la Susana P
El Universo Que No Susana P
Lo Que Avalon PERD Susana P
Gratitud... del li Monica B
Brincando a través Susana P
Denuncia por genoc Monica B
Invocación Univers Monica B
RV: Alerta Tsunami Graciela
RV: Tú puedes hace Graciela
LA ESTRICTA VERDAD Monica B
RV: Comprendiendo Graciela
Desde Esquel. Monica B
Re: FW: Necesito i dni_sin_
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Gap-Argentina
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1657     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[gap-argentina] LA ESTRICTA VERDAD SOBRE LOS ESENIOS.-
Fecha:Miercoles, 22 de Junio, 2005  22:24:00 (-0300)
Autor:Monica Barbagallo <monicaba @..........ar>

 
----- Original Message -----
From: argenlop
 

OBSERVANDO TIEMPO Y ESTACIONES

 

 

Existen reglas estipulando ciertos ejercicios para ser efectuados regularmente en tiempos establecidos, como el alba, y el crepúsculo, la “reunión de las estaciones”  los  “circuitos de la luna” y “ los días santos en secuencias ordenadas”. Los Esenios observaron estrictamente el séptimo día, y lo solemnizaron como santo. Hay también referencia a  “las semanas de los años” y “sus semanas para una época de liberación”, refiriéndose al año del Jubileo tal como se define en el Levítico. Entre las reglas, estas son   “en las que al sabio se le enseña a caminar”. El término “hombre - sabio” como aquí es usado, puede ser usado en el mismo sentido como en el Génesis, en donde leemos del llamamiento del Faraón a todos “los magos de Egipto, y todo los hombres - sabios” para venir en su ayuda y en la narración de Mateo de “los hombres - sabios del Este”, quienes vinieron para adorar al niño Jesús. En cada instante, la referencia es a “la Sempiterna Sabiduría. Que este sea el significado de los mismos como es utilizado en el Manual y se encuentra corroborado en un pasaje del documento de Damasco, el cual también menciona sábados y festividades y el significado de su propia observación “como cosas ocultas de las cuales toda Israel fue desviada”. Los cuatros Arcángeles, Gabriel, Rafael, Soriel  (Uriel) y Miguel - cada uno gobernando, en el orden nombrado, uno de los cuatro cuartos del año, empezando con el Solsticio de Invierno - son todos mencionados en las escrituras de los Esenios .

 

        Donde sea que la Antigua Sabiduría este presente y activa, en los tiempos pasados o presentes, hay reconocimiento de la variada cualidad de las horas, días y estaciones. Hay tiempos especiales cuando las mareas sirven o cuando los vientos dan beneficio. Los sabios tomaron ventaja de esos tiempos. Ellos trabajaban en armonía con los ritmos de la naturaleza. Son conscientes de su ciudadanía cósmica y su relación universal. En las palabras del Manual, los miembros de la hermandad debían “no dar un solo paso fuera de ninguno de los trabajos de Dios, pero cumpliéndolos a su tiempo: no anticipando sus momentos, y no llegando tarde”. Dichos tiempos son Lunas Nuevas, Lunas Llenas, Solsticios y Equinoccios. Las Escuelas de Misterios de la antigüedad observaron estas fechas cósmicamente con ritos  y ceremonias apropiadas. Su calendario sagrado concordaba con las ordenanzas de los cielos. Sus observancias tenían autenticidad celestial. Todo esto estuvo presente como sabiduría y práctica entre los Esenios.

 

         Muchos detalles contenidos en el Manual de Disciplina fueron conocidos anteriormente a través de los escritores anteriormente mencionados - Josefo, Plinio y Filo. Los pergaminos recuperados confirman la confiabilidad de sus informes y observaciones. Ellos también proporcionan información adicional. Josefo, por ejemplo, dice que a un probacionista para entrar en la sociedad, se le daba una tela blanca, una tela para un taparrabo y un pequeño zapapico. Estos eran los símbolos externos de la orden. En el momento de la Iniciación, dice el historiador Judío, el nuevo miembro hacía la promesa en guardar la fe con todos los hombres, ser amante de la verdad, descubrir a los mentirosos, mantener sus manos lejos del robo y su alma libre de profanos beneficios, no encubrir nada de sus compañeros, no divulgar absolutamente nada de los secretos ocultos de la orden a los extraños, y el código para gobernar la sociedad sería transmitida a los sucesores exactamente como había sido recibido.

 

RÉGIMEN DIETÉTICO

 

 

         Para el logro espiritual, es esencial una vida disciplinada. Las disciplinas requeridas variaban en tiempo y lugar, y en las diferentes etapas del desarrollo del hombre. Con cada grado de avance, se volvían más exigentes. Pero a pesar de todas estas variaciones, ciertos principios básicos eran comunes para todos los aspirantes en el sendero. Las reglas para ellos era vivir una vida inofensiva y adoptar la clase de régimen que contribuya más efectivamente a la transmutación de su baja naturaleza, hacia una superior. Fue adoptada por los Esenios para este fin, la práctica de no tomar la vida inútilmente, nutriendo  sus cuerpos con productos puros y sin pasión del reino de las plantas. Este mandato fue practicado tanto por los Pitagóricos, y los Zoroastrianos. Indudablemente, estas tres Escuelas se influenciaron mutuamente. Sin embargo, en un último análisis, todas las sociedades esotéricas localizadas en algún lugar, e independientemente unas de otras, desarrollaron sus principios guías del primero y de la misma Jerarquía de Luz de la cual el Cristo Universal, es el guía reconocido. Cada uno, contribuye con los otros. Cada uno, cultiva alguna fase especial en el proceso evolutivo, y en el constante desarrollo consciente del hombre.

 

         Por ejemplo, nótese las semejanzas pertinentes a la dieta y reverencia por la vida entre los Esenios, los Pitagóricos y los Zoroastrianos. Considérese a los Esenios los primeros. Este grupo religioso miro lo que ordenaba la ley de Moisés  “No mataras”, en relación al régimen dietético prescrito para el hombre adánico, por el Señor Dios en el capitulo de apertura o creación del Génesis (1 :29) : “Ahí os doy semillas portadoras de hierbas que hay sobre la faz de la tierra toda, y cuantos árboles que es el fruto de simiente portadora de árboles, para ustedes será carne”.  Ellos siguieron esta divina instrucción.

 

         Julius Selinus, el escritor romano del tercer siglo, dio su opinión de que los Esenios habían sido “designados por la divina Providencia para este modo de vida”. El habla de “sus maravillosas constituciones” como lo hace Josefo, quién dijo que debido a la simplicidad de su dieta, y su muy bien ordenada forma de vivir, muchos de sus miembros vivieron hasta cerca de los cien años de edad. Ellos buscaron vivir por el axioma de la purificación, como luego fue dado por la maestra Teosófica, Annie Besant, “Pensamientos puros, comida pura y un pensamiento constante en Dios”. En las palabras del Manual  ellos estaban: “para purificar su inteligencia en la verdad de los preceptos de Dios, y para regular su fuerza de acuerdo a la perfección y Sus caminos”. También “abstenerse de toda maldad y unirse a todas las buenas obras, practicar la verdad, justicia y rectitud...y no caminar en la terquedad de un corazón culpable, ni miradas lujuriosas, así como no actuar con maldad....”.

 

         En cuanto a los sacrificios de animales requeridos por los antiguos Israelitas, los Esenios como una secta judía daban mientras tanto, más énfasis a la ley Mosaica, ellos se adelantaron tanto de la Antigua Dispensación, que acercándose a la Nueva, abandonaron el sacrificio animal como un mero símbolo exterior de sacrificio, para ser efectuado dentro de ellos mismos sobre sus propias tendencias animales. Filo dijo “ Ellos sirven a Dios no sacrificando animales, pero buscando ordenar sus pensamientos debidamente de acuerdo con la pureza”.  Tan firmemente se acercaron a su realidad interior, que pudieron afrontar la dispensa del símbolo exterior. Enviaban presentes al Templo, pero el clero reclamaba que esto no satisfacía las demandas de la Ley Mosaica, en consecuencia de lo cual, fueron excluidos de los recintos del Templo.

 

Tanto en la dieta como en el vestido, los Esenios no usaban carnes ni lanas; tanto su ropa como su comida eran derivados del reino vegetal.  Y sus vestidos eran blancos, por respeto a la luz blanca del espíritu al cual  aspiraban manifestar es sus vidas a través de la pureza. De acuerdo con el Manual, buscaron “estar unidos en la Fiesta de Dios, a fin de que ellos pudieran caminar ante El en perfección.....y así.....amar a todos los hijos de la luz”. Su saludo era “la Paz sea contigo”.

 

Notesé ahora, la similitud entre la anterior enseñanza y práctica de los Esenios y aquella de los Zoroastrianos. De la “Biblia” OASPE citamos  “ Así construyeron altares a Ormus y enseñaron a la gente a rendir culto, y les hicieron efectuar un juramento de no matar a ningún hombre o mujer o niño, ninguna bestia, ningún pájaro, ni ningún animal viviente. Se obligaron bajo juramento, comer solamente frutas, nueces, raíces y pan de acuerdo a la ley de Ormus. Se dividieron en familias de diez, en familias de cien y miles dando un rabino (rab’bah) para cada uno, de acuerdo a la ley de Zoroastro”.

 

Todo esto estuvo en concordancia con los Pitagóricos, un tema tratado dentro de los muchos aspectos - higiénicos, éticos y espirituales - en Pitagoron, una reconstrucción de las enseñanzas Pitagóricas, de Hobart Huson “Las comidas más simples y naturales”  indicaba el gran filósofo Griego, “impartidas en estado virginal, tanto como sea posible, son mejores para el hombre.... Nadie puede amar a las criaturas hermanas y derramar su sangre sin estricta necesidad. Mucho menos comérselo.... Mantengan el precepto de Orfeo....Y uno mismo absténgase de comer la comida que ha tenido vida....¡Oh mortales ! no ensucien sus cuerpos con comida tan impía. ....La tierra, prodiga su riqueza, te provee su bondadosa sustancia y te ofrece comida sin derramar sangre y sin matanza.”                

 

Tales eran los precepto de Moisés, Zoroastro y Pitágoras que los Esenios perpetuaron en sus enseñanzas y en una forma de vida disciplinada y regenerativa.

 

A las anteriores correspondencias encontradas en tres antiguas e importantes sociedades esotéricas, y tocando en un particular ejercicio del cuerpo y del alma, citamos a otro moderno representante de la vida superior. Es del volumen del Dr. Rudolf Steiner, El Evangelio de San Mateo. Hablando de las prácticas alimentarias de los Esenios y también de los Nazarenos cuyas formas de vida eran tan similares, manifiesta, que de su abstención “de carne y vino proporciona posible cierta iluminación, ya que, es un hecho de que el consumo de carne puede ser un impedimento, cuando se sigue el sendero del desarrollo espiritual. Sin implicar ninguna propaganda en favor de vegetarianismo” prosigue diciendo: “es un hecho, que la abstención de la carne hace todo más fácil, porque en este caso,. el alma crece en fuerza y en poder de duración, y es más fuerte para vencer las oposiciones e impedimentos producidos por el cuerpo físico, y etérico. Crecen las capacidades para la resistencia por la abstención de carne, aunque no es solo tal abstinencia, pero todas las cosas conectadas con esto, tienden a fortalecer el alma”.

 

Es completamente adecuado presentar al Dr. Steiner en este punto en asociación con los Esenios, ya que, él tomó como su más grande misión, hacer por su generación exactamente lo que los Esenios hicieron por la suya, principalmente, ayudar a las almas desorientadas a encontrar el camino a  Cristo.

 

Uno de los más prominentes tesoros de la forma de vida de los Esenios, fue su escrupulosa atención a las leyes Levíticas de limpieza. Fueron prescritas diversas formas de abluciones rituales. La purificación del cuerpo, fue tomado simbólicamente como una purificación interna, si era hecho invocando como ellos lo hacían, las aguas de vida para lavar toda mancha mundana. Cuando Juan el Precursor bautizó a Jesús en el Jordán, la acción en carácter, fue esencialmente Esenia. De este acto consagrado, se convirtió el Bautismo en uno de los Sacramentos de la Iglesia Cristiana. El Profesor Dupont - Sommer comprobó de una manera posible, la participación Esenia en la preparación de la Ultima Cena del Maestro con los Doce. Esta autoridad manifiesta que el aguador que los Discípulos debían seguir, fue un Esenio y que la casa a la que todos ellos acudieron fue una, en donde los miembros de la hermandad, acostumbraban mantener comidas ceremoniales y ejecutar abluciones diarias.

 

 

ORGANIZACIÓN SOCIAL

 

 

“La ciudad del desierto” cerca del Mar Muerto, fue hecha con una gran estructura con muchas casas más pequeñas continuas a él. Se penso primero que eran ruinas de una fortaleza romana, y que ellas pudieron ser usadas después de la huida de los Esenios. Por mucho tiempo, estas ruinas permanecieron enterradas bajo la arena y escombros, pero ahora han salido con resultados maravillosos, debido a las extensivas excavaciones. El edificio principal contenía grandes cocinas comunales, salones para comer, salones de baño, cisternas grandes y pequeñas y un escritorio donde los manuscritos eran compuestos y copiados.

 

Como se ha indicado anteriormente, los Esenios establecieron pequeños centros de actividad en varios puntos de Palestina y en las afueras. Los centros fueron organizados a lo largo de las líneas militares, ya que, ellos reconocieron la necesidad de una organización compacta, estricta disciplina, subsistencia simple y una acción efectiva como guerreros de Dios, llamados para limpiar el camino para la venida del Salvador  del Mundo. Tenían sus propios consejos donde la justicia era administrada con misericordia.

Habían dos líderes a la cabeza de cada campo, un sacerdote y un administrador. Esto era como lo es hoy en el Tíbet, en donde el Dalai Lama preside solamente asuntos puramente espirituales y el Panchen Lama sobre los asuntos civiles, pero para el último, las calificaciones espirituales son virtualmente las mismas que aquellas para la cabeza espiritual. Así era con el Administrador de los Esenios. Además de manejar los asuntos prácticos de la Asamblea, tenía que “enseñar a las multitudes lo relacionado con el trabajo de Dios y contar ante ellos las grandes acciones de tiempos pasados”. Su misión era :”querer como un padre a sus niños y como un pastor a su rebaño.”

 

Tal delegación de servicios es importante para la dirección de dos de los tres principales departamentos de cualquier organización social, principalmente lo espiritual - cultural y administración. Pero había un tercero, el jurídico. En la comunidad Esenia aquellos que estaban sirviendo en esta tercera esfera, requerían más que un conocimiento de jurisprudencia. Tenían que ser versados en los Estatutos del Convenio, el Nuevo Pacto- del cual los Esenios se consideraban como los representantes - en la ley tanto en lo espiritual como en lo civil. De este modo, esta sociedad esotérica organizaba su cuerpo social, no según un concepto académico - teórico o arreglo casual, pero científicamente, en concordancia con la triple constitución del hombre en sí. Aquí esta la fórmula básica que cada nación, y gente, finalmente lo adoptará cuando los sistemas presentes de gobierno, hayan probado su inadecuación para asegurar la libertad, la justicia e igualdad para todos. Los Esenios, gozaron tal estado, porque poseían la llave para el tipo de orden social que podía proporcionarlo.

 

Los Convocados, para utilizar el término que Millar Burrows prefiere para designar a los miembros de la Comunidad del Mar Muerto, descargaban sus obligaciones sociales a la mayoría de la comunidad de la cual ellos formaban solamente una sección. Trabajaban con otros, pero después de las horas de trabajo regresaban a sus casas comunales. Efectuaban toda clase de labor, entraban en todas las ocupaciones contemporáneas y profesiones, con excepción de aquellas que en alguna forma, estaban directamente relacionadas a las fuerzas de la destrucción, o que promoviesen el propio interés a expensas de otros. Por lo tanto, no participaban en la construcción de instrumentos para la guerra, o implementos usados para la destrucción de la vida humana o sub-humana. Reverenciaban la vida como un regalo de Dios, un regalo, que el hombre no podía gastar, y por lo tanto, no tenía el derecho para destruirlo innecesariamente.

 

Tampoco se relacionaban con actividades comerciales en donde el lucro era motivo a considerar, procurando sus necesidades a través del simple trueque. Evitaban toda actividad y asociación, que por su propia naturaleza tendían a fortalecer las propensiones del “hombre natural”, a expensas del hombre espiritual. Su meta era realizar una vida impersonal, pura, y un conocimiento de amistad universal, basada en la hermandad del hombre bajo la paternidad de Dios.

 

 

DOS GRUPOS : LOS CASADOS Y LOS NO-CASADOS

 

 

La Comunidad Esenia estaba dividida en dos grupos principales : los casados y los no-casados. Los primeros se establecían en casas y buscaban gobernarlas de acuerdo con los énfasis de la Orden para vivir vidas castas y consagradas. También adoptaban a huérfanos que educaban para servir a su Sociedad. Los miembros no-casados, el grupo esotérico más interno, habían tomado el juramento del celibato. En las narraciones acerca de los Esenios, estos grupos recibían la mayor atención de los observadores contemporáneos

 

“Estos hermanos Iniciados”, escribió Corinne Heline en la interpretación de la Biblia de la Nueva Era - Volumen IV -, “fueron enseñados en los Misterios del Fuego/Vapor en el cuerpo humano, su naturaleza, su origen y el camino de ascenso a la cabeza, para ser usado en varias clases de actividad creativa mental-espiritual y para estimular las funciones de las glándulas pineal y pituitaria, cuyo despertar hace al hombre más que hombre. La presencia de estos dos órganos espirituales en la cabeza, era conocido por los antiguos Iniciados, ya que, referencias de ellos aun pueden ser encontrados en los escritos del Padre de la Iglesia, Hipólito, quien no siendo un creyente de los Misterios, estaba siempre tratando de  desacreditarlos. Sin embargo, hizo el servicio de preservar una antigua descripción de los órganos en la cabeza que, tal como el manifiesta, fueron comparados a los órganos de la generación, la cabeza misma se asemeja a una cámara nupcial. Allí en el cerebro, el Fuego Serpentino tiene su verdadero hogar, pero desciende por la médula oblonga a través de la espina dorsal, hacia los órganos inferiores de la generación física. Anatomistas modernos saben que el cuerpo pituitario en particular, tiene una íntima conexión con la función del sexo, y anatomistas ocultistas conocen que esto tiene una conexión igualmente intima con los poderes de la regeneración y fructificación de los poderes espirituales”.

 

Considerando lo antes dicho, en conjunción con un desarrollo ulterior del asunto, tal como es presentado por la Sra. Heline en su bosquejo La Inmaculada Concepción, el segundo en su serie de 12 libros en Anatomía Oculta y la Biblia. Ella manifiesta que “Todo ser humano después de su pubertad, durante el ciclo lunar mensual de 28 días, desarrolla dentro de si mismo una semilla sagrada, la cual es formada de la divina sustancia creativa del cerebro. Este trabajo se completa cada mes en el momento en que la Luna entra al signo que el Sol ocupaba en su nacimiento....Los Iniciados del Templo, quienes habían tomado el voto de perpetua virginidad fueron enseñados como levantar esta semilla hacia la cabeza y por lo tanto, iluminar los órganos espirituales, las glándulas pituitaria y pineal, y hacer que sus fuerzas sean asequibles en varias formas de actividades creativas mentales y espirituales”.

 

El ciclo lunar en relación con la vida humana, y especialmente en el desarrollo de las facultades de espirituales superiores, refuerzan la que otras importantes doctrinas y prácticas entre los Esenios, que tenían que ver con la observación de ciertos tiempos y estaciones, incluyendo “los circuitos de la luna” tal como lo expresa literalmente el Manual.

 

Estrechamente asociada con el asunto antes indicado, estaba la práctica de mantener un habla silenciosa y pensada, palabras debidamente pensadas y periodos de silencio. Los Esenios lo hicieron para la conservación de la sagrada fuerza de vida en dos centros creativos del cuerpo del hombre, uno con base en la espina dorsal y el otro en la cima. La razón por la cual, el intimo círculo de los hijos de la Verdad, se volvieron, “eunucos (no fisicamente) por el interés en el reino del cielo”, para citar una expresión del Señor, fue también la razón para disciplinar su lenguaje a “comunicaciones por afirmación, afirmación, negación, negación, de nuevo, citando a Jesús-Cristo. En otras palabras, la conversación estaba limitada a aquello que tenía significado y propósito. Ambas disciplinas fueron observadas para conservar las sagradas energías para el uso en servir al Dios y al hombre.

 

Es conocido generalmente que existe una estrecha relación entre el centro sagrado sacro y el de la garganta. Una manifestación familiar de esta relación, es el cambio de voz que ocurre en los muchachos cuando alcanzan la edad de la pubertad. Las ciencias espirituales enseñan que la presente forma de reproducción física, que empezó cuando la humanidad fue dividida en sexos, cesará cuando la humanidad alcance otra vez el estado andrógino. Nuevamente será encontrada la “Palabra Pérdida”, y el hombre, reproducirá su especie hablando la palabra creadora “Dios dijo” y fue así. Por consiguiente será registrado eternamente. “El hombre dijo” y así fue. Dicho desarrollo ya está, presente en el embrión.

 

Uno de los poderes adquiridos por la sublimación de las energías físicas, dentro de aquellos, es la habilidad del espíritu para curar, aún para exorcizar entidades obsesivas endemoniadas. Los Esenios como se menciona anteriormente, fueron distinguidos por sus prácticas curativas por medio de las cuales, efectuaban aparentemente curas milagrosas. Fueron “buenos samaritanos”, fueron pioneros en un trabajo de bienestar. Cuando levantaban campos o establecîan centros de actividad, elegían un lugar en el cual el necesitado y afligido podían acudir por ayuda y curación. Estas estaciones eran como clínicas, y luego se desarrollaron como hospitales, de igual forma que los tenemos ahora.

 

Donde quiera que hay un verdadero desarrollo espiritual hay una luz interna para enseñar, y fuerza interior para amar, predicar el evangelio y curar a los enfermos, tal fue el mandato que Cristo dio a sus discípulos. El estaba dotado con regalos divinos para efectuar ambos. Tanto tiempo como la Sabiduría de los Misterios gobernó la temprana Iglesia, cumplió ambas funciones. Así fue entre los precursores que constituyeron la “Asamblea de Dios”, un término por el cual los Esenios fueron conocidos.

 

Los Esenios investigaron las propiedades sutiles de los minerales y plantas, y se acercaron a ellos en su misión curativa. Como ellos eran habitantes de los desiertos, entraron en una entendida comunión con el lado íntimo vital de la naturaleza, siendo dicha comunión posible solamente en la relativa quietud, y no contaminada atmósfera física y psíquica de los amplios espacios abiertos.

 

ESIANISMO, MASONERÍA  Y ROSACRUCISMO

 

Bajo un magnifico y elaborado simbolismo y ritual, la Francmasonería ha preservado en una forma externa la Sabiduría Iniciatica Antigua. Las verdades espirituales veladas por sus formas externas, verdades casi ahora olvidadas y desconocidas, estaban vivas y activas entre los Esenios, que eran conocidos como Hijos de la Verdad, poseedores de la Divina Gnosis.

 

 La  Francmasonería atestigua el hecho, por asociar a esta comunidad pre-Cristiana de verdadera universalidad, con el primero de los Grados Filosóficos del Antiguo y Aceptado Rito Escocés. En la clasificación de grados, el primero de los dos grados pertenecientes a las Series Cuartas, son descritas como “Grado Apocalíptico y Cristiano” y el 17 de los 33 grados es llamado “Caballeros del Este y Oeste”. El Maestro es considerado como Venerable y representa a  Juan El Bautista. El salón de la logia tiene la forma de un heptágono. En cada una de sus siete (7) esquinas hay una columna cuadrada, y en la parte superior y en la parte inferior de las cuales estaba inscrita una virtud para ser cultivada. En el centro del salón, hay un cordero echado sobre un libro conteniendo siete sellos y los nombre de las siete iglesias.

 

Este modelo se relaciona con el poder de los números que gobierna la manifestación del Eterno, a través del tiempo. La operación universal de estos siete veces ciclos de crecimiento, fue comprendido por los Esenios, así como por aquellos que están completamente familiarizados con la ciencia espiritual. El número aparece tan frecuentemente en las escrituras Esenias, que un erudito trabajando en los Pergaminos presupone que fue considerado evidentemente como poseedor de algún significado místico particular.

 

Y así es.

 

La sabiduría que los Esenios se esforzaron en conseguir, estaba conectada con el misterio de los números. Ellos siguieron el camino místico de 42 (6 x 7) grados o escalones claramente definidos. “Una vez que estos se pasaban” , dice el Dr. Steiner, “el Esenio sabía que estaba libre de la influencia del mundo de los sentidos, y que había alcanzado el punto......donde sentía que el centro de su ser estaba unido con la Divinidad”. Después de los seis (6) ciclos de siete (7), venia el séptimo, donde todo lo obtenido en los seis, empezaba a funcionar en un nuevo plano de poder, un nuevo nivel de conocimiento o conciencia.

 

En relación con esto, se puede notar que, de acuerdo con el “Libro de las Generaciones” dado por Mateo, en el capítulo de apertura de su Evangelio, hay 42 generaciones desde el “Padre Abraham” a “Jesús El Cristo, el Hijo de Dios”. El origen del Evangelio de Mateo es rastreado por los Esenios. Su Maestro instruyó a un alumno de nombre Mateo en estos asuntos, quien a su vez los entrego directamente a Mateo del primer Evangelio.    

 

La designación de “Caballeros del Este y del Oeste“, apunta hacia un sistema filosófico y a una institución iniciadora tal como aquellas desarrolladas por los Esenios en Palestina y los Terapeutas en Egipto. Escribe Albert Pike : “En los credos de estas dos sectas, hay inequívocamente una entremezcla de ritos occidentales y orientales, de opiniones Persas y Pitagóricas”.

 

Este hecho es relatado por el Dr. Steiner “Toda la gente que estaba unida en la secta de los Terapeutas y Esenios estaban bajo una cierta guía común espiritual “. Específicamente, dicha guía venía del Profesor Esenio de Virtud. Albert Pike ha observado que verdades indestructibles como Deidad, e innegables como la luz, enseñado en los colegios de Alejandría y en las orillas del Mar Muerto, y también por Juan el Bautista en el desierto, han sobrevivido en la Masonería. Ellas eran “verdades” recogidas por los Esenios de las doctrinas del Oriente y el Occidente, de los Zend - Avesta y de los Vedas, desde Platón y Pitágoras, desde la India, Persia, Fenicia y Siria, desde Grecia y Egipto y de los Libros Sagrados de los Judíos, en consecuencia nosotros (Masones) somos llamados Caballeros del Este y del Oeste”.

 

Enid Smith, en el artículo Rosacruciano indicado anteriormente, hace la siguiente anotación, de que “los francmasones encontraron Cristianismo puro en los Esenios y considera la Hermandad del Ropaje Blanco o la Orden Mística de Esenios, el ser la más importante fraternidad que jamás vio el mundo”. Manly Hall hace una declaración casi idéntica acerca de otro grupo esotérico históricamente vinculado, llamado : la Antigua y Honorable Orden de la Rosa Cruz”. El manifiesta que esta “Fama Fraternitatis”, esta Escuela de Misterio del Oeste, a la vez que funciona desde un centro físico no visible y a través de miembros no identificados, es, sin embargo, “la más importante institución en el Mundo Occidental”. De aquí no es por casualidad sino por afinidad natural, que el segundo de los dos “Grados Apocalípticos y Cristiano” Masónicos deban ser los “Caballeros de la Rosa Cruz”.

 

¿Qué da tal importancia a estos dos grupos específicos de avanzada, almas iluminadas, la Hermandad Esenia y la Orden Invisible de los Hermanos de la Rosa Cruz? ¿Es su lealtad al Cristo ? El Esianismo fue Cristianismo místico. Así también son los Rosacrucianos. Los Esenios constituían una unidad colectiva para apoyar y ayudar apropiadamente, e impulsar la inicial liberación de un impulso espiritual que vino al mundo con la Divina Encarnación. En los primeros años del siglo 13, la Fraternidad Rosacruz fundo una Escuela de Misterio en Europa para reforzar este impulso del Cristo, el cual por ese tiempo, había perdido mucho de su dinamismo original y estaba en la necesidad de un recargamiento poderoso. De acuerdo con el Dr. Steiner, los Esenios tenían “una clara visión del sendero del hombre hacía un ser Divino, quien no había aún descendido a la materia”, mientras que el verdadero Rosacrucismo, (los pocos que no son seudos) y están dedicados hacia la tarea de ayudar al género humano, a encontrar su camino hacia el Cristo resucitado.

 

 Hemos dicho que los Esenios vinieron en un tiempo cuando una edad o época daba paso para otra, cuando una Antigua Revelación era reemplazada por una Nueva. Ellos fueron parte de ambos. Eran estrictos adherentes a la Ley de Moisés, viviendo el Amor de Cristo. Esta misma unión es básica para el Rosacrucismo. El fundador del movimiento esotérico asumió el nombre simbólico de Cristiano Rosa Cruz. Cuando su cuerpo físico fue descubierto, tiempo después de su paso, se encontraron en su pecho copias de ambos Testamentos de la Biblia Cristiana. En un lado estaba la Ley y los Profetas, en el otro, el Evangelio del Amor. El Cristianismo no descarta las Escrituras Hebreas, ni ninguna otra Biblia Pre-Cristiana, por lo contrario las cumple. En la continuidad histórica, introduce un nuevo comienzo.

 

Ampliando lo anteriormente expresado, Dupont - Sommer nos indica como los principios e ideales de las dos, fueron entrelazadas en la vida y conciencia de los Esenios. Dice :” El Evangelio del Perdón esta a través de los Testamentos (Testamento de los Doce {12} Patriarcas), y allí ocurre la primera conjunción conocida, -que se repetiría en Marcos 12 :19-31 del precepto del Deuteronomio 6 :5 “amar al Señor tu Dios con todo tu corazón, etc.” y aquel de Levíticos 19 :18 de “amar a tu prójimo como a ti mismo”. El mandamiento de amar a tu prójimo o hermano aparece también en el Libro del Jubileo y en los fragmentos Zadokite”.

                      

         En la Interpretación Bíblica de la Nueva Era, Vol. IV.- Corinne Heline describe sus más salientes cualidades de carácter y disposición, como paz-amor, inclinación fraternal, estar virtuosamente dispuestos hacia otros, el servicio desinteresado, completa dedicación a todo lo que es elevado y sagrado. Para citar en parte, “Ellos no hicieron instrumentos para la guerra y repudiaban todo el aliciente a la codicia. No habían esclavos  todos eran libres, e iguales y se servían los unos a los otros. Fueron instruidos en la piedad, santidad, virtud y economía, guiados por una triple regla, de amor a Dios, amor a la humanidad y amor a la virtud. Su amor a Dios, fue manifestado bellamente en su constante e inalterable santidad de vida. Su amor a la virtud se mostraba en su indiferencia al dinero, fama y placer, también en su vida de castidad, simplicidad y modestia. Su amor al hombre fue ejemplificado en benevolencia, igualdad, vivencias y en el cuidado del anciano.....Los extranjeros fueron siempre bienvenidos como hermanos sin importar su dinero ni su valor. Todas las cosas vivientes fueron para ellos parte de la vida de Dios y por lo tanto, sagradas. Su más grande ideal fue convertirse en templo para el Espíritu Santo....y precursores merecedores del Mesías. Enseñaban humildad y pureza como las principales virtudes, y vivían en retiro del mundo.

 

         “Consideraban el cuerpo como la casa prisión del alma y buscaban pruebas y dificultades con alegría, porque habían aprendido que, “la sabiduría es dolor cristalizado”. Se deleitaron en el  martirio, predicando y cantando a Dios aún en sus sufrimientos. No solo perdonaban a sus enemigos, sino buscaron beneficiarlos y hasta bendecian a los criminales a pesar del insulto, de la destrucción de la vida y la propiedad. La enseñanza considerada suprema, era, el control completo de toda pasión y emoción, y su importancia estaba enfatizada desde el mismo comienzo, aún en la preparación de los jóvenes neófitos. El vestido habitual fue la colgante túnica blanca de lino, igual a la usada por el Maestro, cuando El llego donde Juan para ser bautizado”.