Inicio > Mis eListas > gap-argentina > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2361 al 2380 
AsuntoAutor
TOBÍAS - Serie de Graciela
La Muerte y Renaci Graciela
La Dinámica del D Graciela
Fw: Unión Mundial Graciela
TOBIAS - Serie de Graciela
El Padre y Tu... s Monica B
Prueba del complot Monica B
El Despertar Cuánt Susana P
carta del presiden Monica B
KIRAEL - VATICINAN Graciela
¿Qué Pasa con el P Graciela
Doble moral Monica B
Avión inexistente Monica B
Kryon en las Nacio Susana P
Faros de Luz - El Susana P
EL BOLETÍN DE GAIA Graciela
Tú y tu Cuerpo Cri Graciela
Sueños de la Mente Susana P
Concentración Urug Monica B
Fw: Fw: LA GRAN CR Jeronimo
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Gap-Argentina
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2362     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[gap-argentina] La Muerte y Renacimiento de Nuestro Niño Divino
Fecha:Jueves, 18 de Mayo, 2006  20:33:32 (-0300)
Autor:Graciela Wartelski <wartel @............ar>

La Muerte y renacimiento de Nuestro Niño Divino

Gracias Paloma Fernández Fernández !!!

La Muerte y Renacimiento de Nuestro Niño Divino

Por Kate Spreckley

Traducción: Paloma Fernández Fernández. artesyoficios@arnet.com.ar

Estamos en una época de terminaciones y de nuevos comienzos en la que estamos listos para reconocer y asumir la responsabilidad de las elecciones de nuestro pasado que crearon nuestro presente. La vida que estuvimos viviendo ha rebasado su forma y tiene que morir para que pueda ser liberada una nueva vida de una manera nueva. El crecimiento positivo y el cambio suelen implicar un descenso a la oscuridad y, como parte del ciclo de renovación perpetua, ahora se están produciendo situaciones que nos están obligando a confrontar todas las nociones de nuestro ser anterior para que podamos romper y que las energías inferiores del miedo puedan ser transmutadas en las energías superiores del servicio.

 

Con la Luna en Escorpio, se ha requerido de nosotros una muerte emocional y un renacimiento para que avancemos a nuevos niveles de consciencia emocional de nosotros mismos como Seres Humanos perfectos y maravillosos. Esta consciencia despierta nuestra conciencia de nuestro Niño Divino para que así podamos ser capaces de experimentar nuestras vidas con los atributos de la alegría, la espontaneidad, la creatividad y el entusiasmo.

 

La sanación del Niño Divino, nuestro Niño Interior, y la liberación de viejas heridas y de patrones negativos de emoción, nos capacita para conectar con nuestra sensibilidad emocional natural y para sentir compasión y amor incondicional por nosotros mismos. Empezamos a permitir que nuestro Niño Interior muestre nuestros temores y a sanar esos miedos con un nivel mayor de amor y de compasión en lugar de suprimirlos negándole la voz a nuestro Niño Interior.

 

A medida que el Niño Divino va alcanzando la madurez y va empezando a integrarse con el Masculino Divino y la Femenina Divina que llevamos dentro, vamos siendo capaces de explorar los caminos de nuestro poder individual y de usar esta energía de formas positivas para hacer nuevas elecciones que determinen nuestro futuro desde un espacio de amor en vez de miedo.

 

El Sol en Tauro aporta estabilidad a nuestro Periplo Terrenal gracias a la cual podemos encontrar la armonía y aceptar el papel de la Madre Tierra como proveedora de todas nuestras necesidades. Al reconocer esto en nuestro interior, dejamos de preocuparnos o de hacernos falta reafirmarnos con seguridades o posesiones externas. Somos más capaces de concentrar nuestra atención y nuestras energías encontrando maneras de aportar y apoyar la expansión y el nuevo crecimiento tanto nuestro como de nuestras comunidades, honrando por consiguiente a la Madre Tierra y todo lo que Ella hace por nosotros.

 

En esta estabilidad encontramos formas de alimentar y de amar nuestros cuerpos físicos y nuestro estado emocional. Empezamos a comprender que nuestro cuerpo físico y nuestras emociones están inextricablemente ligados. Una vez que tenemos conocimiento del vínculo que hay entre nuestros cuerpos físico y emocional podemos reconocer que dichos cuerpos están ligados a la Madre Tierra y a las Aguas de nuestro mundo, que son aspectos femeninos antiguos de nosotros mismos.

 

Al liberar de nuestro cuerpo físico las antiguas tendencias autodestructivas y viejas heridas emocionales podemos encontrar nuevas vías de amor y compasión por nosotros mismos, sanando por consiguiente a la Madre Tierra y sus Aguas. La aceptación de lo que sentimos, de nuestro estado emocional, se manifiesta directamente en nuestro cuerpo físico y, por consiguiente, en la Madre Tierra. El trato que damos a nuestro cuerpo físico se relaciona y es reflejo directo de cómo amamos, alimentamos y cuidamos nuestro estado emocional y el de nuestra Madre Tierra.

 

Estamos en una época de descubrimiento de los que son nuestros valores más auténticos, profundos y elevados, para nosotros mismos y para nuestras vidas. En este descubrimiento vemos que ya no estamos encadenados a la gente y las cosas que tenemos que hacer, que tienen valores inferiores, y apreciamos nuestra propia belleza y perfección como Seres Humanos individuales. Estamos en la antesala de un nuevo mundo de estabilidad y tradición. Un mundo en el que se encuentran Antiguas Enseñanzas en el interior del ser femenino del individuo, nuestro mundo interior, la Madre Tierra. Ahí podemos descubrir que este mundo interior crea nuestro mundo exterior y que, por lo tanto, nuestra realidad física es una manifestación directa de nuestros sentimientos internos de autoestima.

 

Los resultados prácticos deben y tienen que seguir manifestándose en nuestro mundo físico y podremos observar que las leyes físicas del hombre son, de hecho, opuestas a las Leyes del Universo. Es tiempo de que abracemos nuestros instintos teniendo en cuenta a lo que está bien o mal para nosotros mismos como individuos sin temer al juicio de los demás.

 

Nuestras acciones se manifestarán y para que nos concentremos es necesario que estemos equilibrados a fin de que lo que creemos en nuestro mundo espiritual se manifieste en nuestro mundo físico aplicando las Leyes Universales del Equilibrio, el Amor y el Poder. Tenemos que enfrentarnos con nuestro miedo al éxito, el miedo a nuestra luz, que fue creado en nuestra primera infancia debido a la supresión de nuestra creatividad y a la falta de ejemplos positivos de autoexpresión. Como si fuéramos niños, es esencial que veamos que lo que importa es el acto de la creación, no la creación en sí.

 

Adáptense a este tiempo tan creativo. Descubran una nueva perspectiva y una nueva vida. Recuerden que para mandar tienen que aprender primero a servir; este es un acto de humildad. Para gobernar nuestras propias vidas y el mundo que creemos es de vital importancia que encontremos maneras de servir al Gran Espíritu y a la Madre Tierra que nos dio la vida. El Universo apoyará este nuevo crecimiento.

 

Todo lo que experimentamos tiene un principio, una mitad y un final que es seguido por un nuevo principio. No retrocedan a su oscuridad por ese pasaje, diríjanse a las profundidades de sus emociones y encuentren su camino para superarlas. Permítanse estar presentes en sus problemas y temores para que puedan disolverlos, transcenderlos o rechazarlos con sólo dejarlos atrás en su Periplo Terrenal.

 

Kate Spreckley

www.spiritpathways.co.za

 

Pueden descargar las canalizaciones y artículos de Kate Spreckley en español, en archivo Word, en http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm