Inicio > Mis eListas > gap-argentina > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2701 al 2720 
AsuntoAutor
Impresionante Monica B
PREDICCIONES 2007 Monica B
XXIV ...Sabiendo.. Monica B
TÚ Y TU CUERPO CRI Graciela
¿Qué Pasa en el Pl Graciela
QUE LA LUZ SE DISE Monica B
EL CAMBIO ESTÁ SUC Graciela
Otro fracaso del d Monica B
El Amor al Ser Graciela
bien-mal-muerte Monica B
Una Conversación c Graciela
Acoso al Diablo (c Monica B
Fw: Siberiana Husk Graciela
La Percepción de D Susana P
El Universo Hologr Graciela
"LA OLA" - BENDICI Graciela
Kofi Annan habla c Monica B
Podria haber explo Monica B
para quienes quier Monica B
Percibiendo su Mod Susana P
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Gap-Argentina
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2710     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[gap-argentina] El Amor al Ser
Fecha:Viernes, 8 de Diciembre, 2006  20:45:54 (-0300)
Autor:Graciela Wartelski <graciela.wartelski @.....com>

The Love of Self

----- Original Message -----

From: artesyoficios

To: Manantial del Caduceo

 

El Amor al Ser

De: Vengo como un Hermano – Bartolomé

Traducción: Paloma Fernández Fernández. artesyoficios@arnet.com.ar

 

"Su vida ha estado basada en el supuesto de que hay algo malo en ustedes que tienen que arreglar. Me gustaría señalar que ustedes no tienen nada de malo y que desde luego no tienen nada que arreglar. Su tensión interna proviene de que NO AMAN a ciertas partes suyas. Y no las aman porque hubo quienes les dijeron que no lo hicieran, gente que ignoraba esas partes de sí mismos que no les gustaban. Su libertad procede de que vayan a su interior y digan con todo el poder de su ser: “Me amo a mí mismo en mitad de mis ataques de celos. Me amo a mí mismo en el acto de enojarme. Me amo a mí mismo siempre que siento lástima de mí mismo”. En mitad de cualquier sentimiento, pensamiento o acción, su libertad reside en decir: “Me amo a mi mismo en este momento, tal y como es”.

 

Puedo ver el miedo en las mentes de algunos a que, si aman a esa parte de sí mismos, se quedarán en eso el resto de sus vidas. Llegados a este punto me gustaría darles una perspectiva cosmológica de lo que pasa en realidad dentro de ustedes y a su alrededor, del modo en el que surgen esas emociones y por qué su salida es la aceptación. Por favor, intenten seguirlo. La realidad es esta: los pensamientos están moviéndose a su alrededor todo el tiempo. Entre ustedes y esos pensamientos hay algo a lo que llaman su “aura”. En función de sus tendencias individuales, ustedes eligen ciertos pensamientos que pasan, atrayéndolos hacia ustedes. Tienden a atraer siempre los mismos, metiéndose en los mismos vericuetos una y otra vez. Pensamientos de falta de indignidad, miedo, depresión; menosprecio, pensamientos negativos, una vez tras otra. Veamos algo importante. Cuando entra un pensamiento a su cuerpo físico, dentro de éste se traduce en un sentimiento. O sea, que ese sentimiento que pasaba por allí se les mete dentro y se graba a sí mismo en el interior de eso que ustedes llama alma. En ese momento, se establece una acción futura. ¿Entienden el proceso? El pensamiento está ahí afuera. Llega a través de su campo áurico. Choca con ustedes. Se graba en forma de sentimiento. Desde ese sentimiento que tienen dentro, USTEDES formulan una acción futura. Por poner un ejemplo de un pensamiento que echa a rodar: “A esa persona no le gusto”. El sentimiento es de enojo, y la acción futura es la venganza.

 

Ustedes vinieron al plano terrestre para experimentar toda la gama de emociones y para convertirse en maestros de dichas emociones. La maestría llega cuando se dan cuenta de que ustedes pueden ELEGIR sus respuestas, qué pensamientos atraer y qué acciones ejercer en sus vidas. Y lo que hoy les estoy recordando es que la mayoría de los pensamientos que atraen se basan en la creencia de que hay algo malo en ustedes, que no son merecedores de amor y de que, para que les amen, deben hacer algo. Lo que me gustaría es darle la vuelta a ese  proceso pidiéndoles que contraigan y respeten un serio compromiso con la repetición de un mantra que nunca se les había ocurrido: ¡YO ME AMO!... Empezarán a sentir la calidez... Cuando descansen en ese sentimiento de amor por ustedes mismos, empezarán a generar esa calidez. Quisiera pedirles que lo intenten todo este mes, que se concedan a ustedes mismos algún tiempo al día sólo para sentarse a sentir esto.

 

Ahora expongamos lo que sucede cuando les surge algo de lo que llaman negativo. Están ahí sentados sintiendo esa calidez, sintiendo ese poder, sintiéndose estupendamente, cuando suena el teléfono. Atienden y alguien dice: “Eres un auténtico idiota”. Entra en ustedes un sentimiento que no estaba ahí hace un momento. El proceso se pone en marcha, el pensamiento que pasaba por allí es atraído por ustedes, Y USTEDES SIENTEN ESO. Tal vez lo perciban como una piedra grande, áspera y pesada. Así que quieren librarse de eso. Su mente inicia el proceso de negación mediante cualquier declaración pero, al final, eso no funciona. Ya lo habían intentado antes, pero no es de ayuda.

 

Lo que sí funciona es esto. En el momento en el que noten ese sentimiento doloroso, díganse: “AMO ESTE SENTIMIENTO. Le doy la bienvenida. No tiene que cambiar ni que largarse a ninguna parte. Es parte de mí. Acepto ese sentimiento”. Y esa calidez que siempre está ahí envolverá a esa “piedra” y empezará a suavizarla, a impregnarla y a hacerla porosa. Por lo tanto, el poder de su amor por esa “piedra” esgrime el poder de su amor. ¡Se llena de su amor! El amor va saturando, rodeando y elevando a esa masa de sentimiento “no amoroso” hasta convertirlo en una masa de sentimiento “amoroso”. Y ven que son capaces de albergar ambas cosas: ESA AGONÍA Y SU AMOR. Su amor es tan inmenso que no hay nada que no puedan albergar, y lo que ustedes tienen que aprender es a usar esa inmensidad. No hay pena tan grande que ustedes no puedan soportarla manteniendo también el inmenso poder de su amor al mismo tiempo. No tienen por qué elegir. Podrán tener toda la pena, podrán tener toda la enfermedad, toda la tristeza, todo el arrepentimiento, toda la culpa y, aún así, no tienen por qué preocuparse porque el amor de su corazón es tan inmenso que soportará cualquier cosa. Esas emociones son sus hijas. ¡SON HIJAS SUYAS! Lo único que quieren es su amor. Ustedes las crearon y después las tratan como si fuesen bastardas. ¡PERO SI USTEDES LAS CREARON! Cuando reconfortan esas emociones con su amor por ellas, con su aceptación de ellas, las palabras “transmutación” y “transformación” se hacen realidad. Cuando decidan que son tan inmensos que pueden soportar cualquier cosa, serán valientes; nada temerán, porque habrán aprendido que no hay nada en este mundo que pueda venirles que ustedes no puedan soportar...

 

Cuando por fin comprenden que USTEDES pueden generar eso que han estado buscando desesperadamente fuera de su ser, se convierten en dueños de sus vidas. Han estado buscando amor, paz y seguridad fuera de ustedes mismos pero, al minuto de encontrarlos en su interior, ustedes se hacen los amos. Amos no en el sentido de arrogantes, sino en el de magníficos. Entonces se colocan en posición de amar a otra persona y no antes. Porque hasta ESE momento, todos están exigiéndose cosas mutuamente, por sutilmente que lo hagan...

 

Cuando la maestría llega hasta ustedes sabiendo que se aman a sí mismos, no se trata de un ACTO de amor, es AMOR EN MOVIMIENTO. Y ustedes lo sienten sin que les importe quién tengan delante, porque entonces el amor deja de ser algo personalizado... Es atemorizante pensar en amar a sus enemigos tanto como a sus propios hijos pero, cuando ustedes se convierten en amor en movimiento, ¡SE HACEN LIBRES!..."