Inicio > Mis eListas > gap-argentina > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2965 al 2984 
AsuntoAutor
ANTENAS DE DEFENSA Monica B
Mensaje de Lady Na Monica B
¿Intervención Divi Monica B
Progreso antes del Susana P
Wesak y sanación d Susana P
Fw: EL LIBRO DE SA Graciela
LAS ENERGÍAS DE MA Graciela
Dios prohibe adora galeon
Cinturón de fotone Monica B
con respecto a dos Monica B
Lo logramos, Arge Monica B
El Despertar Cuánt Susana P
2 de Mayo 2007- ¿Q Graciela
El verdadero nombr galeon
Fw: BOA NOVA - vac Monica B
El Papa Juan Pablo galeon
Yo vendré a pedir galeon
Onda Mundial de Me Graciela
10 de Mayo 2007¿Qu Graciela
Boletín 14 de Mayo Monica B
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Gap-Argentina
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2969     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[gap-argentina] Fw: EL LIBRO DE SARA
Fecha:Martes, 1 de Mayo, 2007  20:08:25 (-0300)
Autor:Graciela Wartelski <graciela.wartelski @.....com>

----- Original Message -----
From: angel55e

 QUERIDOS AMIGOS TODOS Y TODAS… UNA BUENA AMIGA ME PIDIO " EL LIBRO DE SARA" … Y YA ESTA DIGITALIZADO,,, ES UNA DELICIA LEERLO…

LA EXPERIENCIA DE UNA NIÑA DE SIETE AÑOS…,Y SU QUERIDO BUHO SALOMON… NOS REVELA CON SUTILIZA… COMO DEBEMOS CAMBIAR NUESTROS HABITOS DE PENSAMIENTOS,,, OTRA FORMA DE APRENDER A CRECER CONSCIENTEMENTE…

ESTARÁ EN EL GRUPO O SI LO SOLICITAIS OS LO ENVIO…

CON AMOR…PAZ Y BIEN…

ANGELES

angel55es@gmail.com

Esther y Jerry Hicks

El libro de Sara

EL LIBRO DE SARA

PRÓLOGO

Éste es un libro inspirado e inspirador sobre el viaje de una niña hacia la felicidad infinita. Sara es una niña de diez años tímida y reservada que no se siente feliz.

Tiene un hermano odioso que no deja de atosigada, unos compañeros de escuela cruel e insensible y ella mantiene una actitud apática con respecto a sus estudios. En suma, representa a un gran número de niños de nuestra sociedad actual. Cuando leí este libro por primera vez, me chocaron las similitudes entre Sara y mi hija de diez años. Sara constituye una mezcla de todos los niños.

Sara quiere sentirse satisfecha y feliz y llevarse bien con todo el mundo, pero cuando mira a su alrededor no encuentra motivos para sentirse de ese modo. La situación cambia cuando conoce a Salomón, un sabio y viejo búho que le enseña a ver las cosas de otra manera a través de los ojos del amor incondicional. Enseña a Sara a permanecer siempre en una atmósfera de energía pura y positiva. Por primera vez, Sara comprende quién es en realidad y el ilimitado potencial que posee. Tú, como lector, comprenderás que este libro es mucho más que un cuento infantil. Es una pauta para alcanzar la alegría y la felicidad que te corresponden por derecho propio.

Desde que mi familia y yo leímos este libro no hemos vuelto a ser los mismos.

Quizá fue mi marido quien se sintió más conmovido por él. Aseguró que le había producido un impacto tremendo y que desde que lo había leído contemplaba la vida con otros ojos. Es como si uno hubiera sido miope toda su vida y de pronto se pusiera unas gafas. Todo adquiere una extraordinaria claridad.

No puedo expresar todas las maravillosas cualidades que posee este libro, capaz de transformar tu vida. Tú, lector, compartirás los altibajos de Sara durante su viaje a un estadio superior de satisfacción y comprenderás que existe una Sara en todos nosotros.

Si pudieras adquirir tan sólo un libro, te recomendaría sin dudado que compraras éste.

¡No te arrepentirás! (Para personas de todas las edades.)

Por Denise Tarsitano en la «Rising Star Series»

PRIMERA PARTE

Sara y la amistad eterna entre aves del mismo plumaje

CAPÍTULO UNO

Sara arrugó el ceño mientras permanecía acostada en su cálido lecho, disgustada por haberse despertado. Aunque todavía no había amanecido, sabía que era hora de levantarse. Odio estos días de invierno tan cortos, pensó Sara, ojala pudiera quedarme en la cama hasta que saliera el sol.

Sara sabía que había soñado. Era un sueño muy agradable, pero no tenía remota idea de lo que significaba.

No quiero despertarme todavía, pensó mientras trataba de adaptarse a la fría e ingrata mañana invernal después del grato sueño que había tenido. Se arrebujó en su cálido lecho y aguzó el oído para comprobar si su madre ya se había levantado y andaba trajinando por la casa. Luego se tapó la cabeza con las mantas y cerró los ojos, tratando de recordar un fragmento del agradable sueño del que se había despertado. Era tan delicioso que deseaba seguir recordándolo.

Vaya, tengo que ir al baño. Si me quedo quietecita, quizá se me pasen las ganas.

Sara cambió de postura, tratando de postergar lo inevitable. Esto no funciona.

Bueno, me levantaré. Otro día. Qué le vamos a hacer.

De puntillas, Sara se dirigió por el pasillo hacia el baño, procurando sortear las tablas del suelo que crujían, y cerró la puerta sin hacer ruido. Decidió esperar un poco a tirar de la cadena del retrete para disfrutar de la maravillosa sensación de estar despierta y a solas. Otros cinco minutos de paz y tranquilidad, pensó.

-¿Sara? ¿Estás levantada? ¡Ven a ayudarme!

-Qué más da que tire o no de la cadena -murmuró Sara- ¡Un momento, ya voy!

-respondió a su madre.

No entendía cómo se las arreglaba su madre para saber lo que hacían todos en cada momento en la casa. Debe de tener aparatos de vigilancia en cada habitación, pensó con fastidio. Sabía que eso no era cierto, pero había caído en un estado anímico negativo y no podía evitarlo.

Dejaré de beber agua antes de acostarme. O mejor aún, a partir del mediodía no beberé nada. Entonces, cuando me despierte, podré quedarme acostada y pensar, a solas, sin que nadie se dé cuenta de que estoy despierta.

Me pregunto a qué edad deja uno de disfrutar de sus pensamientos. Sé que eso ocurre, porque las personas no callan nunca. No pueden escuchar sus pensamientos, porque siempre están hablando, o mirando la televisión, y lo primero que hacen cuando se suben al coche es poner la radio. Parece como si no les gustara estar a solas. Siempre quieren estar con otra gente. Quieren ir a una reunión, al cine, a un baile o a ver un partido. En cambio a mí me gustaría cubrirlo todo con un manto de silencio, al menos un ratito, para prestar atención a mis pensamientos. Me pregunto si es posible estar despierta sin que me bombardee el ruido de otras personas.

Fundaré un club. Gente contra ERDOP (el ruido de otras personas). Lista de requisitos para ser socio: Los demás te pueden caer bien, pero no es necesario que hables con ellos. Te puede gustar observar a los demás, pero no es necesario que expliques a nadie lo que has visto. Tiene que gustarte estar a solas, para pensar tranquilamente. Puedes querer ayudar a los demás, pero sin pasarte, porque es una trampa que acabará contigo.

Si demuestras demasiadas ganas de ayudar, estás perdido.

Te agobiarán con sus ideas, y tienes que disponer de tiempo para pensar en ti mismo.

Tienes que procurar no llamar la atención y observar a los demás, sin que los demás se fijen en ti.

Me pregunto si alguien querrá ser socio de mi club. ¡No, eso lo arruinaría! ¡Mi club consiste en no necesitar ningún club! Consiste en que mi vida sea lo suficientemente importante, interesante y divertida como para que yo no necesite a nadie más.

--¡Sara!

Sobresaltada, Sara pestañeó al percatarse de que estaba delante del lavabo del baño, mirándose en el espejo con aire ausente, moviendo el cepillo de dientes distraídamente dentro de su boca.

-¿Vas a quedarte ahí todo el día? ¡Date prisa, que hay mucho que hacer!