Inicio > Mis eListas > gap-argentina > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 3341 al 3360 
AsuntoAutor
Los peligros 2008 Monica B
Hallazgo important Monica B
LAS ENERGÍAS DE EN Graciela
PARA AQUELLOS QUE Graciela
Tobías - LA SERIE Graciela
El Tiempo de Arrai Susana P
LM-1-2008 - AFINA Graciela
26 de Diciembre 20 Graciela
Cada semana Monica B
KRYON - Importante Graciela
KRYON - “FÍSICA Y Graciela
Transición 2007-20 Susana P
El régimen post Bu Monica B
LaRouche pone de r Monica B
Fw: Entretejiendo Graciela
Boletín Shaumbra d Graciela
La Historia de la Susana P
Crisis de Fe - Dan Susana P
Les cuento que... Monica B
Proyecto HAARP Monica B
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Gap-Argentina
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 3346     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[gap-argentina] Los peligros 2008 en el tablero atómico
Fecha:Sabado, 29 de Diciembre, 2007  13:14:10 (-0300)
Autor:Monica Barbagallo <monicaba @..........ar>

 
----- Original Message -----
From: mauricio

Los peligros 2008 en el tablero atómico
12/27/07
En un mundo trasnacionalizado y altamente "interdependiente" donde las
potencias y las empresas transnacionales controlan países, mercados,
gobiernos y procesos políticos, la "variable nuclear" fuera de control
en países como Corea del Norte e Irán saca de quicio a los amos del
mundo, ya que precisamente los excluye de la certeza del dominio
controlado.

..
Informe especial / IAR Noticias

Casi al final del año, y por distintas razones, Irán y Corea del Norte
están nuevamente "en la mira" de las potencias sionistas del "club
nuclear" que hegemonizan las decisiones del Consejo de Seguridad de la
ONU.

EE.UU., Israel, Francia, Alemania y Gran Bretaña, mientras siguen
haciendo lobby para endurecer sanciones contra Teherán, continuan
resaltando el "peligro nuclear iraní" y encabezan las presiones
internacionales para obligar a la nación islámica al abandono de su
programa nuclear.

Bush acaba de reafirmar que Irán seguirá presentando una "amenaza a la
paz" si no se detiene su programa de enriquecimiento de uranio. "Van
en camino hacia el aislamiento y sanciones económicas", agregó.
"Aprobamos dos resoluciones en la ONU y (la secretaria de Estado)
Condi Rice está gestionando una tercera", según el presidente imperial.

Por otra parte, y recreando nuevamente el conflicto con el "eje del
mal nuclear", la Casa Blanca y las usinas conservadoras de EE.UU. han
comenzado a expresar dudas sobre el cumplimiento del cronograma de
"desnuclearización" por parte de Corea del Norte.

En febrero pasado Corea del Norte accedió a desmantelar sus programas
nucleares y su planta de Yonbyong a cambio de ayuda energética y
concesiones diplomáticas y de seguridad por parte de EE.UU., antes de
finales de 2007.

Sorpresivamente el régimen de Pyongyang, que ensayó una bomba nuclear
propia el año pasado, anunció que ni siquiera se propone discutir la
posibilidad de desactivar las municiones nucleares ya existentes, cuyo
número se desconoce.

En la presente etapa Pyongyang dijo estar dispuesto solamente a
examinar los "planes nucleares", sin revelar su actual arsenal de
armas estratégicas.

El principal punto de fricción, que podría frustrar la
desnuclearización, es que el régimen de Pyongyang se niegue a revelar
sus programas y numero de armas, en tanto que EE.UU. busca obtener la
información completa no sólo sobre el número de dispositivos, sino
también respecto al lugar de su producción y almacenamiento.

La nueva escalada en el conflicto nuclear con Irán y la posibilidad de
un quiebre de las negociaciones con Corea del Norte concitó otra vez
la atención de las potencias aliadas de EE.UU. e Israel que comenzaron
nuevamente a alertar sobre un posible rebrote del "terrorismo nuclear"
del régimen norcoreano.

Paradojalmente, las potencias que se sienten "alarmadas" por los
avances de programa nuclear iraní y la negativa de Corea del Norte a
revelar su armamento nuclear, han realizado como mínimo 2000
detonaciones nucleares, en la superficie o subterráneas, con el
silencio y la complicidad de la ONU.

EE.UU., el mayor impulsor de las sanciones a Irán y a Corea del Norte
por sus programas nucleares, cuenta con con más de 6.000 ojivas
nucleares tácticas, e invierte 40.000 millones de dólares al año en su
arsenal nuclear y en el desarrollo de nuevos sistemas de destrucción,
que van a las arcas de las multinacionales de la guerra nucleadas en
el Complejo Militar Industrial norteamericano.

Entre Rusia y EE.UU. (cuyas economías dependen en grado superlativo
del armamentismo) suman el 95 por ciento del arsenal nuclear mundial
que, si estallara, no sólo destruiría centenares de veces el planeta
Tierra sino que también terminaría con parte del Universo.

En el selecto "club de destrucción nuclear", China sigue a Rusia y a
EE.UU., con 400 ojivas nucleares, Francia con 350, Israel con 200,
Gran Bretaña con 185, India con al menos 60 y Pakistán con hasta 48,
según el Centro para la Información de Defensa con sede en Washington.

Exceptuando Rusia, EE.UU. matemáticamente supera por 9 a 1 en poder
nuclear a todas la potencias capitalistas juntas del planeta y su
capacidad de despliegue de tropas y de armamento convencional rozan
los mismos porcentajes.

¿En que podría afectar Corea de Norte, en posesión de dos o tres
ojivas nucleares, o Irán (si consiguiese su primera bomba), a las
potencias sionistas que concentran en sus arsenales nucleares miles de
armas nucleares?.

En primer lugar, hay que aclarar que la "preocupación" de las
potencias sionistas por el desarrollo nuclear de Irán y de Corea del
Norte no es fingida sino real.

Corea del Norte e Irán, con sus correspondientes programas nucleares
desequilibran el juego político-estratégico de la "disuasión nuclear"
sin llegar al desenlace militar, y ponen en el centro de la escena el
peligro de un estallido real que podría desencadenar un dominó nuclear
que termine con el planeta y el sistema capitalista.

No por casualidad, Irak (sospechado de desarrollo nuclear) fue
invadido y ocupado en 2003, mientras Irán y Corea del Norte permanecen
sujetos a todo tipo de presiones y sanciones por sus programas
nucleares y están "agendados" para las próximas acciones militares del
Pentágono.

¿Pero qué incidencia real tiene hoy este "eje del mal nuclear" para el
Imperio y las potencias capitalistas?

En primer lugar, hay que aclarar que el programa nuclear de Irán o las
ojivas en manos de Corea del Norte, no preocupan a EE.UU. por su
capacidad masiva de destrucción sino por el nivel de "crisis nuclear"
que puede desatar a escala planetaria.

Irán y Corea del Norte, a diferencia de la antigua disputa de las
potencias en la "guerra fría" (EE.UU., URSS, China) por la posibilidad
de descargar un primer golpe (first strike) contra el enemigo, recrean
el peligro de un estallido nuclear "fuera de control" que podría
alcanzar a cualquier ciudad europea, estadounidense o israelí.

Según los expertos, ya no se trata -como en la Guerra Fría- al temor a
un "primer golpe demoledor masivo" sujeto a una estrategia controlada
para derrotar a un enemigo en el primer round, sino de un "golpe
terrorista" cuyos efectos puede potenciar el terror en el mundo, más
allá de la cantidad de cabezas nucleares que se utilicen.

Ya no se trata de la disputa por la "supremacía nuclear", protegida
por un "paraguas" de negociaciones diplomáticas y una disputa sorda
por áreas de influencia ("Guerra fría" URSS-EE.UU.), donde las jugadas
del enemigo se podían prever, y, como en un juego de ajedrez, mover
las piezas para neutralizarla, sin que corra sangre ni estallen las
ciudades del Imperio.

Es imposible, hasta para el experto más consumado, predecir el efecto
que produciría en los mercados internacionales globalizados y en los
gobiernos del mundo un estallido "nuclear fuera de control" (aunque
sea de un solo misil) en cualquier ciudad estadounidense, europea o
israelí.

En un mundo trasnacionalizado y altamente "interdependiente" donde las
potencias y las empresas transnacionales controlan países, mercados,
gobiernos y procesos políticos, la "variable nuclear" fuera de control
en países como Corea del Norte e Irán saca de quicio a los amos del
mundo, ya que precisamente los excluye de la certeza del dominio
controlado.

Esta es la razón principal por la cual las potencias ingresan en
"estado de conmoción" cada vez que Irán (como lo hizo la semana
pasada) anuncia avances en su programa nuclear, o Corea del Norte se
niega a revelar sus arsenales.

Se trata, nada más y nada menos, que del "terrorismo nuclear" (como le
gusta decir a Bush y su pandilla de halcones), un proceso
"impredecible" cuyo curso el Imperio locomotora y sus socios no pueden
determinar ni proyectar como una variable de negociación en la ONU.

Y esto se explica por una razón principal: un solo misil nuclear
"terrorista" que estallara en EE.UU. o en Europa, y más allá de que
Corea del Norte o Irán fueran arrasados, colapsaría al sistema
capitalista a nivel planetario, y el efecto que podría desatar en los
mercados y en los sistemas políticos, es simplemente impredecible.

Este es el punto que explica porqué las potencias tratan de
neutralizar y/o destruir el programa nuclear iraní (además del
coreano) antes que desarrollen mayor potencia y capacidad de alcance
nuclear a cualquier ciudad de Europa, de EE.UU., o de Israel.

En los finales de 2007, Irán y Corea del Norte se proyectan nuevamente
como los protagonistas claves de un proceso que -junto con los precios
del petróleo- puede desatar una crisis de características
imprevisibles en el sistema capitalista globalizado.
.........................................................................................
Será una señal del próximo castigo a USA?? A éstas alturas del
escenario nada se puede descartar!

http://www.tdn.com/articles/2007/12/27/esp/doc47742c43e71c2079461797.txt




Ve, guarda y comparte lo que te interesa en la red
Crear o visita páginas a las que puedes añadir aquellas cosas interesantes que te encuentras porla web ¿A qué esperas?
es.corank.com