Inicio > Mis eListas > gap-argentina > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 3581 al 3600 
AsuntoAutor
Agradecemos la dif Monica B
¡Pobre Birmania! Monica B
V .. Sabiendo... Monica B
Las profecías Maya Monica B
Las profecías Maya Monica B
América latina es Monica B
VI ...Sabiendo... Monica B
VII ...Sabiendo.. Monica B
Es fácil Monica B
Las profecías Maya Monica B
VIII ...Sabiendo. Monica B
El tiempo del no t Monica B
XII ...Sabiendo... Monica B
Fw: LOS RUGIDOS de Marta Co
DESASTRE = SOJA Y Monica B
Otras profecías de Monica B
XI ...Sabiendo... Monica B
Serie del Salto Cu Graciela
Este es un dato mu Monica B
X ...Sabiendo... n Monica B
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Gap-Argentina
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 3582     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[gap-argentina] ¡Pobre Birmania!
Fecha:Martes, 6 de Mayo, 2008  13:41:05 (-0300)
Autor:Monica Barbagallo <monicaba @..........ar>

(Esto no es una profecía sino un triste acontecimiento muy real que ya se ha producido. Recemos por los hermanos de Birmania, tierra de las santas enseñanzas del bendito Buda oprimida por una cruel dictadura, y ayudémosles como podamos.)
 

El ciclón Nargis provoca en Birmania la mayor
catástrofe natural desde el maremoto de 2.004

Consumer Eroski, 6 mayo.- Un fenómeno atmosférico ha vuelto a sembrar de muerte, caos y destrucción el sudeste asiático. Desde el maremoto que en diciembre de 2004 se cobró 230.000 vidas en esa parte del continente asiático, no se había producido una catástrofe natural tan grave como la que ha provocado el ciclón "Nargis" en Myanmar, la antigua Birmania. Según datos del Gobierno del país, la cifra de muertos se eleva a 15.000 y podrían ser más porque hay miles de desaparecidos.

La gravedad de la situación es tal, que la hermética junta militar que dirige Myanmar con puño de hierro desde hace 46 años -sometida además a sanciones y embargos de la ONU por sus violaciones de los derechos humanos- ha solicitado ayuda a la comunidad internacional.

Tras formarse el ciclón en la Bahía de Bengala, vientos huracanados de hasta 240 kilómetros por hora golpearon Myanmar el viernes por la noche en la desembocadura de su sagrado río Irrawaddy (Ayeyawaddy), a 220 kilómetros de Rangún, la principal ciudad del país.

El sábado, el ciclón asoló el delta del Irrawaddy, donde se concentran la mayoría de los cultivos de arroz y en cuyas cinco regiones afectadas viven 24 de los 53 millones de habitantes de Birmania, una de las naciones más pobres y aisladas del mundo. El temporal, acompañado de un fuerte oleaje en el mar, se llevó por delante las endebles chozas de los campesinos, dejando a cientos de miles de personas sin hogar e inutilizando las ya de por sí precarias infraestructuras.

Sólo en Bogalay, en la división de Ayeyawaddy, hay más de 10.000 muertos, con otro millar más en Laputta. Mientras tanto, en la isla de Haing Kyi, casi 20.000 casas han quedado reducidas a ruinas, dejando en la calle a 92.706 personas.

Al haber quedado seriamente dañadas las infraestructuras, Rangún sufre cortes de luz y se han agotado las existencias de velas, que han doblado su precio al igual que la gasolina y los alimentos básicos.

Ayuda humanitaria

Naciones Unidas, Estados Unidos, la Unión Europea (UE) y otros países han ofrecido ya ayuda a Myanmar para auxiliar a las víctimas. Dos barcos de la India cargados con comida, tiendas, mantas, ropa y medicinas tienen previsto zarpar hacia el país vecino en breve. El Programa Mundial de Alimentos (PMA) también ha preparado 500 toneladas de alimentos y tiene previsto enviar más partidas.

La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), por su parte, se encuentra a la espera de que se publique un listado de necesidades para colaborar en el operativo de emergencia.

La AECID está pendiente de la situación a través de la Embajada de España en Tailandia, y mantiene un contacto permanente con la Oficina de Coordinación de los Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA), con el PMA y con el Servicio de Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea (ECHO).