Inicio > Mis eListas > gap-argentina > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 5461 al 5480 
AsuntoAutor
VIDEO 'Cancer is a Monica B
ALAS 2 de Noviembr Graciela
Escriben con la ma Monica B
Después del 11.11. Graciela
Carta a un illumin Monica B
La profetizada cri Monica B
Dossier 6 de novie Monica B
documentales secre Monica B
Autor de matanza e Monica B
EL DISCIPULO ESPIR Monica B
Mas Luz, Padre, ma Monica B
Argentina: Repudio Monica B
Oscar Arias: Miche Monica B
Fundacion Alumine Red de C
CONEXIÓN A LA DIVI Graciela
El Despertar Cuánt Graciela
Alemania conmemora Monica B
Balseros norteamer Monica B
El planeta es "vig Monica B
Después del 11.11. Graciela
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Gap-Argentina
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 5470     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[gap-argentina] EL DISCIPULO ESPIRITUAL - FINAL
Fecha:Lunes, 9 de Noviembre, 2009  17:28:40 (-0300)
Autor:Monica Barbagallo <monica.barbagallo @.....com>

 
----- Original Message -----
From: Juan

Las Etapas del Discípulo

El desarrollo de los discípulos dentro de Shamballa, va siguiendo una serie de etapas que se mencionan a continuación:
La primera corresponde al discípulo probacionista, es una etapa en la que el discípulo se prueba a sí mismo si su aura ha adquirido la flexibilidad necesaria para soportar las energías con que se trabaja en Shamballa.
La segunda, una vez que el discípulo ha demostrado que puede permanecer y trabajar con las energías de Shamballa, constituye aquella etapa en donde sus objetivos personales se unifican a los del grupo, su labor es la labor del grupo, su propósito fundamental en su trabajo interno, lo constituye aquel que el grupo ha decidido a través del trabajo conjunto con su Maestro; el grado de apego, de identificación con esa labor colectiva, corresponderá a su grado de fusión y disipación de su personalidad particular en favor de la personalidad y del propósito que inspira al grupo.
Hablando en pequeña escala diríamos, que esotéricamente, la personalidad del discípulo debe ser sacrificada en aras de fortalecer la personalidad del grupo; sin embargo, como entidad pensante que es, su individualidad la mantiene dentro de sí mismo, aunque sus acciones, sus emociones, y sus pensamientos, constituyan parte de la personalidad grupal.
La tercera etapa, el grupo avanza haciendo unidad de sus objetivos, con los objetivos que persigue el Maestro Director; en este caso nos encontramos con discípulos que han hecho suya la responsabilidad que su Maestro manifiesta, se convierten en colaboradores incondicionales del Plan divino, y esto es posible, gracias a la percepción total de la verdad que subyace atrás del Plan que persigue el Maestro.
Una cuarta etapa sería aquella en que el grupo, habiendo identificado completamente el sentir y el pensar de su Maestro, se convierten en colaboradores perfectos del rayo bajo el cual trabajan; en este caso, su misión en la tierra es expandida, dejan de trabajar en el pequeño apartado que se les había asignado dentro del plan que el Maestro desarrolla, para identificarse plenamente con los propósitos del rayo bajo el cual trabajan y que se manifiesta en todo el planeta; sus actividades no únicamente se observan a nivel del plano físico, sino que internamente, son colaboradores activos y trabajan en los diferentes niveles del cuerpo planetario.
Ahora bien, no es posible seguir enumerando las diferentes etapas superiores por las que van pasando los discípulos, porque empezaríamos a perder el sentido y la proporción de las palabras, sin embargo, creemos que lo mencionado hasta aquí, es suficiente para esbozar el sendero que se les presenta ante ustedes; sobra decir que las actividades de los discípulos del interno, se reflejan inmediatamente en sus emanaciones energéticas, y de ninguna manera en sus actividades externas.
A un discípulo de estos niveles se le juzga por lo que siente y piensa y sus acciones son vistas a la luz de los propósitos que persiguió, por esta razón, los juicios basados únicamente en las apariencias externas son innecesarios y no son utilizados por nosotros; si en algún momento dentro de su carrera espiritual, un énfasis importante se puso en su disciplina personal en el mundo externo, para nosotros eso deja de tener importancia y nos concretamos a observar a los seres internos, sus propósitos, sus reacciones, sus ideales y las notas que emanan en el concierto universal.


Los Maestros y sus Discípulos, una Hermandad

 Somos  una  Gran  Hermandad y los lazos  que  nos  unen  son infinitamente mayores a los que unen a los diferentes integrantes de  las  familias terrestres, nuestras vidas se entrelazan  a  lo largo  de  los  siglos, hemos permanecido  juntos  en  diferentes épocas, lugares, en diferentes etapas de la evolución. Nos  hemos  visto  crecer  unos a  los  otros  siguiendo  la radiante  luz de nuestro Divino Maestro. Nos hemos visto caer  y han sobrado manos de donde asirnos para levantarnos, hemos  visto caer  a  otros  y nuestras manos han sido  las  primeras  en  ser tendidas hacia los hermanos.
Hemos   quitado  nuestras  túnicas  para  vestir  a   otros, descalzado nuestros pies para auxiliar a otros, nuestras lágrimas han  brotado siempre motivados por el dolor ajeno,  pero  nuestro gozo se ve multiplicado por las conquistas que nuestros  hermanos hacen a cada momento.
Algunos  nos visten con aureolas misteriosas y nos  esconden detrás de una multitud de símbolos, palacios o cavernas, pero  si nos buscaran en la tierra, nos podrían encontrar allí en los basureros ayudando a quienes de eso hacen su vida, o en  aquellas regiones en donde no existen hospitales, entre las tribus,  entre los  niños desamparados, en todas aquellas regiones en  donde  la buena voluntad de la humanidad no ha podido llegar.
Así  somos nosotros y no nos importa si estamos vestidos  de blanco  con  túnicas  resplandecientes, con  cintas  de  plata  o estrellas  adornando  nuestra  frente, si  todo  eso  nos  impide acercarnos  a  aquellos  a quienes debemos  ayudar,  somos  seres iguales  a ustedes pero que simplemente empezamos  antes  nuestro camino.
Para todos aquellos que trabajan abnegadamente desde afuera, siguiendo su propia luz interior, para todos aquellos soldados que  luchan por sembrar la luz en un mundo de tinieblas, hoy quiero  decirles que no se encuentran solos,  los ejércitos de Dios se encuentran diseminados en la superficie del mundo, muchos soldados viajan incógnitos dispuestos a reconocerse en sus obras, en sus palabras o en sus pensamientos. Miren a través de los ojos del alma, vayan más allá del mundo de las formas y encontrarán a esos soldados dispuestos a entregar sus vidas, si es necesario, con tal de que la voluntad divina se cumpla en la tierra.
A todos ustedes que nacieron como guerreros de la luz en medio de este valle de sombras, hoy les digo que habrá laureles de triunfo, espinas con lágrimas, pero vestidos blancos para cubrir sus almas curtidas al fragor de la batalla, porque la hora ha llegado en que las huestes celestiales deban unirse para el cumplimiento de los designios divinos.
Más allá del árbol de la vida se encuentra la corona de los iniciados, suban por las ramas cuidando de apoyar bien sus pies, no permanezcan mucho tiempo en alguna de ellas, porque el árbol se vendrá abajo; no se aparten del tronco, pues las ramas se hacen frágiles al llegar a sus puntas, alcancen la corona y volteen primero hacia el cielo, para captar la luz que harán descender a la tierra.
Estamos  aquí porque sabemos que este lugar nos  proporciona una  mayor oportunidad de ayudar a los demás, desde aquí  podemos auxiliar al mundo entero, mientras que estando en la tierra  solo serían unos cuantos los que se beneficiarían por nosotros, es más fácil trabajar a través de cientos de manos de los discípulos, a trabajar exclusivamente con dos, si estuviésemos encarnados.
Esta  es la realidad espiritual, ésta es la misión  que  nos hemos   echado  a  cuestas, no somos  pocos  pero  tampoco  somos muchos,  nuestro  papel es de guías de la humanidad,  no  podemos resolver  los  problemas  de  ella,  porque  condenaríamos  a  la ignorancia  a la raza humana, pero deseamos arrojar luz  a  todas las  encrucijadas  que se presentan en la evolución  de  la  raza humana.
Contamos  con  multitud de seguidores y a  través  de  ellos guiamos  a  multitudes  mayores,  iluminamos  los  campos  de  la política,  del  comercio,  de  la moral, de  la  ciencia,  de  la filosofía,  de  la educación, de la religión, de  la  psicología, todo  aquello que implique una oportunidad de evolución para  los hombres   es  analizado  cuidadosamente,  buscando  encontrar  la manifestación  más  conveniente para los momentos  que  el  mundo vive.
Cada  uno  de  ustedes representa  para  nosotros  una  gran promesa, su crecimiento interior y la posibilidad de construir un canal  de  comunicación  fuerte entre nosotros  y  la  humanidad, representa una gran labor, una gran tarea, una gran esperanza. Cada  uno de ustedes ha sido seleccionado  cuidadosamente  y trabajado  aún más cuidadosamente, todo ha sido hecho  de  manera voluntaria,   ustedes   ofreciéndose  al  servicio   y   nosotros auxiliándolos en su labor. Hoy que tenemos este encuentro, les decimos a nombre de toda la  Jerarquía  de Maestros: muchas gracias por  permitirnos  esta oportunidad de trabajar con la humanidad.
Gracias porque no sólo han  puesto  sus  mentes, sus cuerpos y  sus  corazones  en  esta misión, sino que han comprometido su vida misma, han cambiado sus patrones  de  conducta, han hecho sacrificios y renunciamientos enormes y los pasos que han dado en su crecimiento individual han sido  notables.
Finalmente recuerden que el iniciado encarnado en el mundo es un soldado en la labor del Padre. Una parte es su desarrollo, aprender a desplegar sus alas, y trascender su humana conciencia, pero una vez que el sentido de responsabilidad emerge como resultado de esta transformación aparece un soldado y como trabajador de la luz su campo de entrenamiento se transforma y pasa a ser ahora otro, en donde las lecciones son medidas por el grado de eficiencia que logra en cada una de sus decisiones y labores, entendamos también esto y separémoslo de lo que viene a ser el entrenamiento interior por una parte y el trabajo exterior por la otra.

Gracias  a  todos  y  recuerden  siempre:   Los hermanos de Shamballa nunca están solos.

ComCos




Crea tu propia Red Social de Noticias
O participa en las muchas ya creadas. ¡Es lo último, es útil y divertido! ¿A qué esperas?
es.corank.com