Inicio > Mis eListas > gap-argentina > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 5541 al 5560 
AsuntoAutor
Captan OVNIs en de Monica B
Mini Dossier 25 d Monica B
Nubes Falsas Monica B
TRANSGÉNICOS: EL F Monica B
VERDADES Y MENTIRA Monica B
EL GRAN SALTO CUAN INES E
Dengue y otros vir Monica B
SABER DE TODO PARA Monica B
Fw: MILITARES PLAN Monica B
Nuevo libro de Vel Red de C
Dossier 27 de novi Monica B
La hora de la libe Red de C
=?utf-8?Q?EL_MUNDO Monica B
Cientos se manifie Monica B
En Estados Unidos, Monica B
La acreción es uno Monica B
Dossier 30 de novi Monica B
Las elecciones ile Monica B
Elecciones en Hon Monica B
13/dic/09 MEDITACI Red de C
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Gap-Argentina
PŠgina principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 5547     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[gap-argentina] Dengue y otros virus
Fecha:Viernes, 27 de Noviembre, 2009  09:51:40 (-0300)
Autor:Monica Barbagallo <monica.barbagallo @.....com>

ÔĽ¿

 
----- Original Message -----
From: Patty Salazar

DENGUE Y OTROS VIRUS

Abordaje recomendable

La expansi√≥n del dengue, que ahora ocupa las primeras planas de los medios nacionales, pero que no es patrimonio argentino, pues Brasil tambi√©n advierte una elevada expansi√≥n del problema, nos invita a reflexionar. Si buceamos en las causas profundas, ser√¡ sencillo encontrar la salida de este laberinto. Algo aplicable a cualquier "pandemia" que nos amenace por v√≠a de "peligrosos" y "mal√©ficos" virus. Como siempre sucede, los problemas no son m√¡s que una oportunidad para evolucionar y aprender. Como dijo un sabio: "Desde la confusi√≥n, solo generaremos m√¡s confusi√≥n". En tren de refranes: "A r√≠o revuelto, ganancia de pescadores".

Adscribir la culpa del dengue al virus (faviviridae) que transmite el mosquito (aedes aegyptis), es reductivo y poco conducente. Hay suficiente evidencia que un virus, por m√¡s desarrollado, evolucionado e inteligente que sea, depende de las condiciones que brinda su hu√©sped para poder expandirse. Los virus tienen gran capacidad de supervivencia (a√ļn m√¡s que la especie humana), pero siempre dependen de tres variables para desarrollarse: ‚Äúcasa‚ÄĚ (ambiente propicio), ‚Äúcomida‚ÄĚ (nutrientes) y ‚Äúzona liberada‚ÄĚ (inmunolog√≠a ineficiente). Y somos nosotros los que generamos esas condiciones. Por tanto es prioritario asumir esta realidad y trabajar en consecuencia.

Sin embargo ¬¿qu√© hacemos como sociedad? Envenenarnos con fumigaciones que contaminan m√¡s a√ļn los organismos y el agua que bebemos, intoxicarnos con insecticidas, medicarnos con f√¡rmacos que bloquean los procesos depurativos que pone en marcha el organismo y nutrirnos con comida ensuciante que ‚Äúalimenta‚ÄĚ a los virus. O sea, todo al rev√©s. La prioridad social es matar mosquitos, distribuir insecticidas y f√¡rmacos. Mientras tanto, de la profilaxis depurativa de los ciudadanos, nadie se ocupa, con lo cual estimulamos el terreno propicio para √©ste y otros virus (¬¿c√≥mo es que la tuberculosis es ahora nueva pandemia en la ‚Äúrica‚ÄĚ Europa?).

Muchos dir√¡n: ‚ÄúDe acuerdo, pero si tengo el virus activo, algo debo hacer‚ÄĚ. Por supuesto, la prevenci√≥n (depuraci√≥n corporal y nutrici√≥n depurativa) no excluye la posibilidad y los recursos para actuar frente al virus ya inoculado. Pero sin ninguna duda, la capacidad org√¡nica de contrarrestar eficazmente al ‚Äúhu√©sped‚ÄĚ ser√¡ directamente proporcional a su limpieza interna, su potencia inmunol√≥gica y su caudal de reservas enzim√¡ticas.

En este sentido, es importante comprender que los s√≠ntomas del dengue no son otra cosa que manifestaciones de la reacci√≥n depurativa que desencadena el organismo para defenderse del hu√©sped agresor: fiebre, sangrados, v√≥mitos, nauseas, diarrea, inapetencia, palidez, sudoraci√≥n, erupciones, sue√Īo, edemas, alteraci√≥n de la presi√≥n, dolores‚Ķ todos s√≠ntomas que nos invitan al reposo, el descanso reparador y la desconexi√≥n

Como bien puntualizamos, lo peor que podemos hacer en estos casos, es reprimir s√≠ntomas, pues estamos desactivando complejos mecanismos depurativos, que internalizan a√ļn m√¡s el problema. Por el contrario debemos favorecer este esfuerzo vital del organismo. El mal h√¡bito de reprimir es fruto de un contexto social que reclama soluciones instant√¡neas y un gran negocio basado en prometerlas, lo cual ha dejado en el olvido las bases de la terap√©utica hipocr√¡tica. Los griegos hablaban de tres fases en el proceso curativo: en primer lugar el reposo; si no era suficiente, probar con la dieta; y solo en √ļltima instancia recurrir a la medicaci√≥n. La alopat√≠a se encarg√≥ de borrar las dos primeras fases, acortando camino hacia la medicaci√≥n represora de s√≠ntomas. Tratamos al organismo como si fuese un ‚Äúidiota‚ÄĚ que hace mal las cosas o estuviera ‚Äúfallado‚ÄĚ.

El reposo f√≠sico y digestivo es tan obvio y necesario, que el organismo lo induce a trav√©s de varios mecanismos que acusa la persona infectada: sue√Īo, fiebre, v√≥mito, diarrea, inapetencia‚Ķ Dada la proverbial carencia enzim√¡tica presente en las personas que desarrollan el virus, en caso de apetencia lo m√¡s aconsejable son alimentos que aporten enzimas: frutas, verduras, semillas, todo en crudo. Los ayunos frutales siempre han sido herramientas de primera l√≠nea en cl√≠nicas naturistas europeas y americanas, porque nutren sin generar exigencia metab√≥lica al organismo, hidratan fisiol√≥gicamente (las frutas son b√¡sicamente agua biol√≥gica destilada por la planta) y aportan considerable cantidad de enzimas (siempre que se consuman crudas o licuadas).

Para una persona afectada, es ideal ingerir licuados de frutas enriquecidos con hojas verdes. A trav√©s de las verduras (r√ļcula, achicoria, espinaca, alfalfa, brotes expuestos a luz solar indirecta) podemos acceder al enorme poder depurativo, oxigenante y regenerador de la clorofila. La clorofila hace m√¡s eficiente la respiraci√≥n y el metabolismo celular, activando funciones regenerativas, depurativas y curativas, y permitiendo: limpiar la sangre, eliminar toxinas del cuerpo, alcalinizar el organismo, controlar infecciones, crear un ambiente adverso para virus y par√¡sitos, cicatrizar heridas, reducir la presi√≥n sangu√≠nea, hacer m√¡s eficiente el ciclo de la insulina, mejorar la actividad tiroidea, modular mejor el colesterol y mejorar estados degenerativos como las esclerosis.

La carencia enzim√¡tica (alimento cocinado), obliga al organismo a distraer enzimas metab√≥licas para completar el proceso digestivo. A largo andar, esta demanda produce agotamiento y anula funciones fisiol√≥gicas, como la inmunolog√≠a y la depuraci√≥n. Dado que las enzimas son imprescindibles para todos los procesos y funciones celulares, su carencia repercute en las m√¡s variadas esferas fisiol√≥gicas. Procesos como la coagulaci√≥n sangu√≠nea o la s√≠ntesis hormonal, dependen de la adecuada presencia enzim√¡tica. Hoy se sabe que la correcta funci√≥n enzim√¡tica puede incrementar la s√≠ntesis de colesterol ‚Äúbueno‚ÄĚ a fin de evitar problemas cardiovasculares.

Incluso las tareas de desintoxicaci√≥n se resienten. Hay enzimas capaces de licuar el pus para permitir su drenaje y de ablandar la mucosidad que congestiona los bronquios y genera s√≠ntomas asm√¡ticos. Tambi√©n hay enzimas proteol√≠ticas que cumplen un importante rol antiinflamatorio, incrementando el flujo sangu√≠neo en la zona afectada, mejorando la nutrici√≥n y la oxigenaci√≥n, impidiendo la formaci√≥n de co√¡gulos y reduciendo dolor e hinchaz√≥n.

En cuanto a medicaci√≥n, podemos auxiliarnos con elementos vegetales inocuos, de alto poder depurativo. Un ejemplo es el T√≥nico Herbario, de comprobado efecto como drenante t√≥xico, sobre todo por efecto de uno de sus principales componentes (bardana), de conocido efecto como depurativo sangu√≠neo. Los dem√¡s componentes (olmo, ruibarbo, acedera) potencian este efecto. Esta antigua formulaci√≥n de ind√≠genas canadienses, potencia el sistema inmunol√≥gico, desintoxica el organismo y restablece el equilibrio hormonal. Produce 27 efectos ben√©ficos en el organismo y es de gran ayuda en cantidad de afecciones: s√≠ndrome de fatiga cr√≥nica, hipoglucemia, tiroidismo, diabetes, √ļlceras, gastritis, anemia, c√¡lculos, problemas renales, circulatorios y hep√¡ticos, artritis, reuma, arteriosclerosis, sida, c√¡ncer, leucemia, lupus, esclerosis m√ļltiple o Alzheimer.

Otro elemento a tener en cuenta para depurar la sangre es una hierba utilizada como alimento y medicina: la ortiga (Urtica dioica). Este urticante vegetal tiene infinidad de propiedades: depurativo, diur√©tico y alcalinizante; indicado en reumatismo, artritis, gota, c√¡lculos, arenillas renales e inflamaci√≥n de pr√≥stata; es antian√©mico, reconstituyente y tonificante por su contenido en hierro y clorofila; contrae los vasos sangu√≠neos y detiene hemorragias; es digestivo, pues estimula el p√¡ncreas y la ves√≠cula biliar; es astringente, calmando diarreas y colitis; hace descender el nivel de az√ļcar en sangre y la presi√≥n sangu√≠nea; aumenta la secreci√≥n de leche durante la lactancia; alivia los s√≠ntomas premenstruales; es protector de la piel y detiene la ca√≠da del cabello. Uso: Infusi√≥n de 10g por litro de agua, tomar 3-4 tazas diarias. En tintura se sugiere gota por kg de peso en dos dosis diarias.

Por otra parte, en la rica flora serrana tenemos un agente vegetal id√≥neo para frenar el desarrollo de virus y par√¡sitos. Nos referimos al suico (Tagetes minuta), conocido en otras latitudes como marigold (ingl√©s), cravo do difunto (portugu√©s), chil chil (quechua), huacataya o chinchilla. Es una hierba analg√©sica, aperitiva, antiespasm√≥dica, antirreum√¡tica, antitus√≠gena, inmunoestimulante, laxativa, pectoral, antimicrobiana, antiviral, insecticida, antimic√≥tica, purgativa, sudor√≠fica y verm√≠fuga. Usada en intoxicaciones, acn√©, problemas pancre√¡ticos y de o√≠do, angina, baja resistencia inmunol√≥gica, autismo, bronquitis, c√≥licos uterinos, flujo vaginal (lavajes), ni√Īos con deficiencia mental, problemas de aprendizaje, insectos (pulgones, hormigas, piojos), for√ļnculos, dolores reum√¡ticos, inapetencia, molestias de vientre, resfriado, reumatismo, tos, parasitosis y virosis (como el dengue). Uso: Infusi√≥n de 20g por litro de agua, tomar hasta 3 tazas diarias. En tintura se sugiere gota por kg de peso en dos dosis diarias.

Por √ļltimo, una recomendaci√≥n que circula en estos d√≠as para generar un repelente natural, casero y carente de toxicidad. Se puede preparar combinando 500 cc. de alcohol puro de farmacia, 100 ml de aceite para beb√© o cualquier aceite comestible y unos 30 clavos de olor. Se echa agua hirviendo sobre los clavos (apenas lo necesario para cubrirlos) y se deja macerar algunas horas. Luego se cuela y se combina la infusi√≥n con el alcohol y el aceite, agitando bien para que se emulsione la mezcla de los 3 l√≠quidos. Se aplica regularmente sobre la piel.




 
hasta luego,  Que Dios te Bendiga    
Patty.





Crea tu propia Red Social de Noticias
O participa en las muchas ya creadas. ¡Es lo último, es útil y divertido! ¿A qué esperas?
es.corank.com