Inicio > Mis eListas > gap-argentina > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 661 al 680 
AsuntoAutor
Las condiciones de Susana P
Re: Células Madre Gabriela
Informate antes de Susana P
MEDITACION MASIVA Graciela
LA SANACIÓN DE LAS Susana P
MEDITACION MASIVA Graciela
Jesùs !! estela m
Fw: Anclaje del Te vecerca
Re: Jesùs !! que CARMIÑA
AGUA DIAMANTE EN S Susana P
22 Y 24/9 ANCLAJE vecerca
Acto en Ezeiza. Ba Graciela
Boletín Informativ Susana P
RAM-SU Y SHYAM EN LEOPOLDO
RV: Solicitada. Ac Graciela
Retiro en Plenilun RedLUZ/L
Kryon en Sudáfrica Susana P
Faros de Luz - El Susana P
Mensaje del Arcáng Susana P
Agua Diamante Corr Susana P
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Gap-Argentina
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 661     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[gap-argentina] Las condiciones de la magia acerca del espacio
Fecha:Martes, 12 de Noviembre, 2002  14:42:12 (+0000)
Autor:Susana Peralta <susana_peralta @.......com>

LAS  CONDICIONES  DE  LA  MAGIA   ACERCA  DEL  ESPACIO

 

por Vicente Beltrán Anglada

 

 

Desde hace varios meses estamos intentando descubrir el secreto latente en la magia organizada en nuestro mundo. A través de unas charlas preliminares, pudimos observar que todo cuanto sucede dentro y fuera de nosotros es una obra mágica.

 

Iniciamos estas conversaciones con una afirmación esotérica rotunda, y al propio tiempo muy abstracta y difícil de comprender, como de que “el espacio es una entidad”. Ustedes se preguntarán: ¿qué es el espacio? El espacio en si es indefinible, porque todo cuanto existe está contenido en el espacio, siendo el espacio el contenedor absoluto de todos las absolutas creaciones, y no podemos circunscribir la idea del espacio dentro de una esfera cerrada. Esto corresponde a los universos y los universos están ubicados en el seno del espacio. Hacíamos una afirmación muy concreta para ayudar a comprender esta indefinible entidad espacio, en el sentido de que lo consideramos dividido en tres aspectos fundamentales, que en nuestros estudios hemos denominado: el espacio multimolecular, el espacio multidimensional y el espacio multigeométrico. ¿Qué puede significar para nosotros esta afirmación? Simplemente que el espacio es una entidad que se manifiesta a través de tres aspectos fundamentales que son: el aspecto multidimensional, que corresponde a la mónada del espacio, por decirlo de alguna manera; el espacio multimolecular, que corresponde al Ego del espacio; y luego tenemos el espacio multigeométrico, que corresponde al aspecto personal del espacio.

 

Y ustedes me dirán que esto ya no es abstracto, sino que es muy concreto; yo les digo a ustedes que es muy difícil de interpretar el espacio según estas características que acabo de mencionar, pero tengan ustedes en cuenta que todos los Logos creadores son mónadas, y que los Arcángeles que colaboran con los Logos son mónadas, y que todos son mónadas: los reinos, las especies, los seres humanos. Mónadas en el sentido de espíritus, entonces todos los espíritus existentes en no importa qué planeta, universo, constelación o galaxia, están dentro del espacio, y absorben de la Mónada del Espacio las mónadas que corresponden a su grado de evolución.

 

Lo mismo puede decirse del Ego del Espacio, como si dijésemos que el Espacio tiene una conciencia, una conciencia absoluta que abarca la conciencia de todos los Logos creadores, es decir, el principio de la manifestación, en sentido multimolecular, lo cual significa que dentro del Espacio hay infinitos –imposible de comprender por nuestra mente— aspectos moleculares, que están dentro de las dimensiones y que constituyen aspectos de conciencia muy definidos desde el aspecto esotérico. Y naturalmente, al decir esta grandiosidad con respecto al Espacio que no está asignando una importancia suprema al hombre, al ser humano que somos nosotros, para comprender cómo nosotros podemos extraer de esta infinita realidad del Espacio, todo aquello que precisamos para nuestra propia y particular evolución. ¿Y cómo se realiza esto? Simplemente atendiendo lo que esotéricamente llamamos las condiciones de la magia.

 

Un mago –un mago blanco— sea cual sea su evolución, debe atenerse siempre a las siguientes condiciones: primero, debe poseer una integración perfecta de sus vehículos de manifestación. Conocemos solamente el cuerpo físico, el cuerpo astral y el cuerpo mental, pero hay otros cuatro cuerpos que desconocemos, o al menos no los podemos expresar todavía; y el mago, el aprendiz de mago, tiene que trabajar en el sentido de liberarse del sentimiento de separatividad. La separatividad entraña siempre el egoísmo, el yo que absorbe todas las energías del espacio para su propio sustento sin pensar en los demás. Hay que tener en cuenta también aquello que podríamos denominar las características inferiores del hombre, latente en la sustancia, y que presiden el aislamiento de un hombre con respecto a otro, el egoísmo de la materia, que es el egoísmo de la forma geométrica; y finalmente, el orgullo y la ambición que no conoce fronteras y que incluso ha penetrado en la vida de los Iniciados, constituyendo aquella condición que le impide percibir correctamente lo que es la Ley, lo que es el orden, lo que es el principio, lo que es el Espacio, más allá del concepto que tenemos de la divinidad. ¿Se dan cuenta? Si para nosotros la divinidad es inexpresable, ¿qué será el espacio que contiene todas las divinidades? ¿Se dan cuenta el problema que enfrenta el mago cuando tiene que trabajar realmente, de acuerdo con la Ley, de acuerdo con el orden y de acuerdo con la Creación?

 

La separatividad corresponde siempre a la atenencia de nuestro yo a sus vehículos de expresión. Y esto lo sabemos, porque desde que hemos empezado nuestro recorrido esotérico se nos han indicado las reglas, los principios y el orden que debemos seguir para convertir nuestra vida en creativa, en realmente espiritual; son las condiciones que se aprenden en no importa qué Ashrama de la Jerarquía.

 

Pero, ¿qué nos enseña la magia? Ya desde un buen momento, algo que ya se sabe de la abstracción de decir: "hay que" purificar los cuerpos, o "hay que" controlarlos, "hay que" dirigirlos, "hay que" convenientemente integrarlos; sino que se dice muy concretamente: cada uno de tus cuerpos es una entidad, una entidad que debe reflejar la entidad Espacio, la entidad monádica, la entidad egoica y la entidad personal. Y entonces aquí empieza un nuevo descubrimiento para el esoterista, para el discípulo entrenado, y es la manera de trabajar sobre sus tres elementales, sus tres cuerpos, para llegar a un punto de síntesis espiritual que le permita establecer la línea directa de comunicación entre su pequeña personalidad en los tres mundos y la propia mónada espiritual. El proceso entonces, se hace cada vez más científico, porque no tratamos con algo abstracto. El cuerpo. ¡Sí, el cuerpo! ¿Cómo es el cuerpo? Hablamos de aquella condición mediante la cual reconocemos que cada cuerpo tiene su propia conciencia, una conciencia propia que le es inherente, que todo su poder está en la atracción que siente por aquel centro molecular, espacial o geométrico del cual depende. Porque en nuestro caso, la mónada se refleja en la mente, el Ego se refleja en el cuerpo emocional, y la forma geométrica se refleja en el cuerpo físico. Todos tenemos una forma geométrica, ¿verdad?

 

Y esta forma geométrica está estructurada, está formada por elementos moleculares, y cada una de las moléculas de estos conjuntos atómicos tienen también su propia conciencia; y en la totalidad de las conciencias integrantes de los cuerpos, constituyendo aquello que llamamos "mi cuerpo", mi cuerpo físico, mi cuerpo astral, mi cuerpo mental, en un sentido de propiedad que es negativo, que no es verdadero, este sentido es falso, es algo completamente aparte de nosotros, es algo con lo cual nos han revestido –como conciencia— y que nosotros tenemos el deber sagrado de llevar a un punto de redención. La redención constituye el desafío del discípulo, la redención del cuerpo físico, la redención del cuerpo astral y la redención del cuerpo mental. Porque realmente, lo mismo que hace el Logos con nosotros, debemos hacer nosotros con las infinitas vidas atómicas que constituyen nuestros cuerpos, porque no solamente es molecular o atómico el cuerpo físico, mediante el cual todavía tenemos que reconocernos, sino que el cuerpo astral, el cuerpo mental, e incluso los cuerpos superiores: el búdico, el átmico, el monádico y el ádico, son moleculares.

 

Ahora bien, ¿qué es lo que define un plano de otro? La sutilidad, el desarrollo de la conciencia de aquel Arcángel que constituye la vida de un plano, el cual a su vez, representa una de las virtudes del Logos Solar, y lo que pasa entre el Logos Solar y sus planos, sucede con los Logos Planetarios a través de sus componentes, sus esferas de expresión, y lo mismo sucede con nosotros. Pero los seres humanos actualmente, solamente tienen una conciencia, una autoconciencia desarrollada que es el cuerpo físico, recién ahora empezamos a tener autoconciencia astral, la autoconciencia mental prácticamente es desconocida. De ahí que no tenemos continuidad de conciencia, que una vez que estamos sumidos en el sueño, ya se ha perdido toda relación entre lo exterior y el cerebro; hay una zona aledaña que solamente queda llena por los sueños.

 

¿Y los sueños qué son? Los sueños son en realidad las ataduras de la conciencia sobre el pasado ancestral, me refiero naturalmente a los sueños corrientes; no hablamos de la conciencia del Iniciado, ni tampoco de la conciencia reiterativa o meditativa de los Grandes Discípulos; me refiero a tal como somos ahora en realidad, un conjunto de moléculas organizadas de acuerdo con la ley mágica de creación, sin un poder aglutinante que sea capaz de integrarlos. Entonces no podemos ser magos, no podemos comprender el Espacio si no comprendemos primero esta triple relación que existe entre los cuerpos, en virtud de las leyes de la evolución. Si no comprendemos exacta y profundamente que nuestra mente es incapaz de taladrar este misterio, y finalmente que somos inermes completamente ante la adversidad, la adversidad que puede revestir cualquier extraño propósito kármico, pero que no podemos controlar.

 

Se nos dice que la astrología nos da la ciencia del futuro, yo digo que no es cierto, al menos será la ciencia del futuro para las personas involucionadas; pero para nosotros, con ciertas dotes mentales establecidas por el estudio, por el trabajo, por la meditación, la astrología falla por completo, a menos que el astrólogo tenga intuición, que no se deje llevar solamente por lo que está escrito en el mapa astrológico, sino que sepa interpretar a la persona en sí, lo cual nos lleva a la conclusión de que aún sin mapas astrológicos el Iniciado puede comprender el futuro de cualquier ser humano, incluso conocer su pasado, viendo su reflejo en el presente; es decir aquello que llamamos el aspecto lunar sobre la persona, lo que es en el sentido de cuerpos. Si hablásemos en términos de conciencia seria otra cosa, porque como ustedes saben, en astrología convencional, el aspecto personal regido por las estrellas es la expresión kármica o el destino del individuo. Pero la evolución trasciende la astrología y "los astros inclinan pero no obligan" lo cual significa que se ha ganado un circulo-no-se-pasa mayor dentro de las inconmensurables oquedades del Espacio. Lo que somos, lo que fuimos y lo que seremos está marcado en los cielos, pero se refiere solamente al aspecto kármico de los cuerpos; pero si hablamos en términos de espíritu, o si hablamos en términos de Yo espiritual o egoico, falla por completo, porque la integración en un individuo, puede significar la integración del pasado, del presente y del futuro, porque todos tenemos un pasado, y este pasado se refleja en el presente y al propio tiempo estamos cimentando la base de lo que será el futuro, eso está marcado.

 

¿Pero qué sucede con las personas integradas, con los magos que todos somos en potencia, sino el poder que traslada la conciencia a puntos inverosímiles de comprensión y de plenitud? Naturalmente se puede pensar que al hablar de la magia, de los aspectos técnicos de la magia, de las condiciones que rigen la actitud del mago, o de todas aquellas condiciones inscriptas dentro del destino de cualquier ser humano, están marcadas en el cerebro, en la mente de los Grandes Instructores de la raza y que, por lo tanto, nos comunican la fuerza del Espacio a nuestros cuerpos temporales. Entonces un mago blanco –porque nada tenemos que saber, o de creer, o de indagar con lo que es la magia negra— está dentro de estos límites, no condicionantes, sino cada vez más amplios que nos permiten vivir de acuerdo con las leyes sacrosantas de aquella entidad que ha facilitado todo cuanto existe y que está removiendo constantemente los éteres con nuevas creaciones; porque para el Espacio el tiempo no existe, el tiempo existe para los seres humanos, pero a partir de cierta conciencia integrada del ser humano aquí en la tierra, el tiempo deja de tener importancia capital, al menos el tiempo psicológico, porque el tiempo cronológico es otro, es muy distinto del aspecto psicológico. Nos sentimos llevados de aquí para allá por la fuerza del destino, y este destino no es un destino personal, irreversible o que sea único, sino que este destino, incluso vale para los Logos, vale para los Dioses, porque cuando se inicia un Universo, lo que hace un Logos, un centro creador, es poner atención sobre un punto determinado del Espacio, crea un vacío, se mete dentro y empieza el trabajo creador, es el trabajo atómico de cavar agujeros en el éter. Esta es una idea muy difícil de comprender si no se tiene intuición, porque hacemos esto y no encontramos nada, pero desde ciertos niveles esto es espeso, y un átomo es un agujero dentro de esto tan espeso que no podemos concebir, de ahí que el mago debe conocer estas condiciones del espacio, porque debe operar sobre las fuerzas vivas del espacio, debe crear unas condiciones vivas de potencia, de aptitud, de vida serena.

 

Es así como se va forjando el mago, él tiene una conciencia estructurada de acuerdo con la Ley, posee los cuerpos dimensionales, los cuerpos moleculares o intermoleculares, y el cuerpo geométrico completamente integrados, lo cual significa que está trabajando junto con los tres elementales que constituyen sus cuerpos, les da su vida y ellos responden a esta vida. Y todo cuanto sucede en la humanidad, el separativismo, las guerras, los desastres, solamente pueden ser medidos en su causa, por la separatividad de los vehículos entre sí. Que no hay integración en la humanidad es evidente, de ahí la apertura de los grandes bloques que están luchando entre sí, y los bloques intermedios que están adheridos de una u otra manera con los grandes bloques, de manera que siempre estamos luchando porque no hay integración; entonces el rigor astrológico cae sobre el mundo como una maldición, es el apocalipsis con visos de realidad, porque realmente hemos creado las condiciones para que esto se complemente en la acción y nos impide percibir la realidad.

 

Es decir, todo esto se los digo a ustedes, porque el Espacio que es donde ha de trabajar el mago, es imposible de describir e incluso imposible de intuir; no se puede utilizar la mente en el Espacio, porque el Espacio es la suma total de todas las mentes, es la suma total de todos los espíritus, de todos los devas y de todas las formas geométricas de no importa qué tipo de Universo. Por lo tanto, ateniéndonos a esto vamos a ver, ¿qué podemos hacer? ¿Qué hace un Logos con el Espacio? Hablamos en el sentido de magia operativa, o de magia práctica, o de magia organizada. El Vacío que el Logos introduce –fíjense lo difícil que es expresar esto— dentro del Espacio y que será donde tendrá que realizar su creación, es en realidad una cruz, una cruz marcada por los señores del karma ultracósmico, los cuales partiendo del centro de la atención del Logos dentro de aquel vacío creado, están creando el circulo-no-se-pasa del Universo que utilizará aquel Logos. Y estos señores del karma que han creado la cruz dentro de aquel vacío, son los que marcarán el sentido geográfico y geométrico de toda la creación logoica, por eso es que utilizamos los cuatro puntos cardinales de aquel vacío, para introducir dentro del mismo a todas aquellas entidades logoicas, aquellas entidades egoicas y todas las formas moleculares y geométricas que necesita aquel Logos para expresarse.

 

Partimos de la base que existe también un destino astrológico para los Logos que está más allá de nuestro entendimiento, pero existe, es una ley de la comprensión de la magia organizada en nuestro planeta, porque estamos viviendo unas eras trascendentes. Y ustedes dirán, ¿de qué nos sirve hablar de magia? Es que somos creadores de magia, porque nosotros creamos los gobiernos, creamos la cultura, creamos la civilización, creamos los ambientes sociales, creamos el misterio de la muerte porque carecemos de vida interior, y por lo tanto todo lo estamos creando nosotros, la muerte y el nacimiento son las armas que utilizamos, aunque nos quedamos en el centro, en el centro de la vida que está más allá de la muerte y del nacimiento, y todo esto podemos realizarlo aprendiendo a realizar estos vacíos. Y por favor, no me pregunten qué técnica deben emplear para introducir dentro del espacio que nos rodea, aquel vacío dentro del cual ustedes serán señores de su propio destino, de su propio karma, de su propia magia creativa, este es el proceso que hay que seguir.

 

Sin embargo y naturalmente, este vacío se logra con la integración. Cuando el cuerpo físico, el cuerpo astral y el cuerpo mental están integrados constituyendo una esfera luminosa, entonces aquella esfera se hace radioactiva, introducen la energía de redención en la materia que permite el acercamiento de los mundos, los mundos se acercan por radioactividad, o sea por radiación, cosa que debemos aprender nosotros, porque es la técnica de la Nueva Era: constituir puntos vibrantes, irradiantes, que podamos comunicarnos aún sin palabras con los demás, constituyendo vacíos cada vez más amplios, unos vacíos creadores que nos harán magos, porque dentro de estos vacíos sin darnos cuenta, invocaremos a los devas, a las fuerzas invisibles del Espacio mediante el cual debemos crear, pues la energía sigue al pensamiento y la energía que sigue al pensamiento es la fuerza dévica de la creación, la electricidad que nos decía el otro día el amigo Lucía.

 

Es decir que todo es magia, incluso la electricidad es una forma de magia, el fuego es magia, el fuego creativo me refiero, el fuego que se infunde dentro del vacío creador, que hace que todas las células, que todos los componentes atómicos y que todas las formas geométricas se hagan radioactivas. Nosotros tenemos que convertir el triple cuerpo en un planeta sagrado, y cuanto más seres humanos existan, que hallan integrado sus cuerpos de acuerdo con la redención de la materia que los componen, en la justa medida, el Logos planetario podrá acceder a aquellas Iniciaciones que convertirán a nuestro planeta en un planeta sagrado. No antes, tampoco después, en el momento justo, el momento apropiado, el momento de las grandes decisiones, el momento de la magia organizada tal como la comprenden los Grandes Instructores, de los cuales somos unos pequeños y humildes discípulos. Y a pesar de todo, a pesar de lo abstracto que pueda parecer el comentario sobre la magia organizada hablando del Espacio, dense cuenta que a medida que dentro de nosotros se hagan espacios cada vez más grandes, en esta justa medida penetraremos en el designio creador del Logos, en el designio creador a través del cual se manifiesta por medio de la Jerarquía o de la Gran Fraternidad, y aprender ya, desde un principio, a valorar los hechos de acuerdo con la Ley, no de acuerdo con nuestra pequeña voluntad. Estas pequeñas voluntades de los hombres, que se oponen constantemente a la voluntad de Dios, y que por lo tanto nada saben del Espacio, porque el Espacio es tan impersonal que solamente convirtiéndonos nosotros en el Espacio seremos capaces de comprenderlo. Bien, esta idea abstracta trataremos de hacerla concreta. Pregunten ustedes, a ver si podemos ampliar con sus preguntas estos abstractos y difíciles comentarios.

 

Pregunta: ¿Has hablado de que tenemos siete cuerpos, entonces los siete cuerpos del Logos planetario son las siete humanidades?

 

Respuesta: Son los reinos. Esta humanidad que conocemos nosotros, nuestra humanidad, la comprendemos en un sentido de analogía con lo que estamos viendo en la humanidad. Pero hay humanidades completamente desconocidas. ¿Qué nos puede decir por ejemplo, una humanidad búdica? ¡Si no sabemos lo que es el cuerpo búdico! Sabemos de las humanidades que nos han precedido a través del tiempo, conocemos lo que se nos ha explicado acerca de la raza Lemur, o de la Atlante y lo que sabemos de nuestra raza Aria, pero, ¿qué más sabemos? Entonces hay humanidades, humanidades muy difíciles de comprender y aún de intuir, que nada tienen que ver con nuestra humanidad terrestre o con la humanidad conocida; porque la Jerarquía es una humanidad completamente distinta de la nuestra, que constituye una serie graduada de jerarquías y de evoluciones dentro del Quinto Reino; es una humanidad, pero nosotros solamente estamos capacitados para comprender nuestra propia humanidad, esta humanidad dentro de cuya evolución estamos participando. Se nos dice por ejemplo, que hay humanidades que viven bajo el suelo de la tierra, que hay humanidades que viven dentro de los océanos, pero, ¿quién ha podido comprobar esto experimentalmente? No porque lo haya leído, o por las críticas de los sabios, o por la interpretación de los videntes. ¿Qué sabemos de esto nosotros? ¿Qué sabemos exactamente de las humanidades? Una cosa sabemos, que nuestra humanidad es imperfecta, y que en tanto nuestra humanidad no sea perfecta, no podemos hablar de otras humanidades, porque estamos imprimiendo el sello de la imperfección sobre aquellas humanidades que tratamos de intuir o estudiar.

 

Resumiendo: la humanidad empieza en el cuarto reino, la humanidad de la cual el hombre, el hombre que hace millones de años salió de las cavernas y que ahora se dice civilizado; esto es la humanidad que conocemos y no podemos pasar de aquí. Utilizando la analogía podemos decir que existen humanidades en todos los reinos de la naturaleza, más allá de la humanidad terrestre. Una humanidad átmica o monádica, ¿qué se puede decir? Sí, algo podemos decir, aunque en términos muy abstractos: que dentro del plano búdico existen humanidades que carecen de cuerpo físico y que se manifiestan a través de un cuerpo búdico, que por su propia pureza carece de la dimensión que nosotros le asignamos en el cerebro físico, que es tridimensional y que por lo tanto se equivoca constantemente. Empezamos ahí y vamos siguiendo en el orden ascendente de la evolución, y podemos decir que existe una humanidad –valga la paradoja— de tipo dévico o angélico, que existen ángeles y que los ángeles constituyen una humanidad, una agrupación mejor dicho, una jerarquía llena de pequeñas jerarquías y más grandes jerarquías, que están viviendo armónicamente sin las luchas que tiene la humanidad, que constituyen los aspectos superiores de la evolución. Es aquella evolución que conocen el Espacio, conocen las modificaciones, o quizás son los que producen las modificaciones en el Espacio, los que producen los elementos intermoleculares que constituyen la materia, que constituyen los lazos espirituales que enlazan el reino del hombre con el Reino de Dios, los Ángeles Guardianes de todos los reinos. Esto es interesante, pero humanidad como la nuestra solamente hay una: en el planeta Tierra; pero existen humanidades en todos los planetas habitados, y todos lo son de una u otra manera dentro del Sistema Solar, o dentro de cualquier sistema solar o cósmico. Hay humanidades, hay un cuarto reino, si realmente todo el sistema cósmico es septenario, siendo el cuarto reino siempre la gran familia humana, la humanidad en cada planeta, la que tiene que regir el destino de aquel planeta. No sabemos porque carecemos de datos, si existen planetas con más dimensiones que las nuestras; por lo tanto un universo con ocho dimensiones, la humanidad tal como la conocemos aquí no puede existir. La humanidad que conocemos está facultada para comprender la cuarta dimensión, y a partir de la cuarta dimensión empezar a comprender el secreto de la magia y del cosmos. ¿Y qué pasará con un universo de diez dimensiones? Porque el espacio es ultra‑dimensional o multidimensional, quiere decir que abarca todas las dimensiones, las conocidas y las desconocidas, que son muchas más.

 

Pregunta: Nuestros cuerpos, los tres cuerpos en el mundo de expresión o manifestación son entidades, ¿podrá haber separatividad entre ellos?

 

Respuesta: Es que ya existe una separatividad entre los tres elementales por culpa del yo, por culpa de nosotros que no los hemos integrado, porque el elemental físico está condicionado por los elementos moleculares que constituyen su sustancia física; el cuerpo astral a su vez, está siendo arrastrado por unas corrientes astrales o moleculares que llevan al ego hacia la sustancia astral del sistema o del planeta; y en la mente sucede lo mismo, con el cuerpo mental, el elemental constructor del cuerpo mental está siguiendo fatalmente la línea que le marcan los compuestos sustanciales mentales que corresponden a su evolución, mejor dicho, a la evolución del Ego. Por lo que podemos conceptuar que, ¿quién es el regidor, el responsable del proceso de la integración o de la dispersión de los cuerpos? Es el yo personal, somos nosotros. Por lo tanto es la ley que se está infundiendo en el corazón, comprendiendo el misterio que existe en los tres elementales que constituyen nuestra estructura de trabajo, o el cáliz mediante el cual el Verbo de Liberación se tiene que manifestar, siendo nosotros, el OM, el Verbo de Revelación quien tiene que reflejarse a través del AUM de los tres vehículos.

 

Pregunta: Siempre nos hablas de magia organizada, ¿existe la magia desorganizada?

 

Respuesta: Completamente. Porque si la magia es organizada realmente existe una integración; es que es la integración lo que constituye la magia organizada. La magia de los Maestros por ejemplo, la magia de los Chohanes de Rayo para trasmitir las energías de rayo que proceden de los planetas sagrados del sistema. Pero nosotros estamos tan desorganizados que creamos una magia muy particularizada, que constituye a la humanidad como el primer escollo, el máximo obstáculo de la Jerarquía en su manifestación del Plan de Dios en la Tierra. Porque como nuestros cuerpos están desorganizados, están completamente separados, para que los aprendices de mago realicen magia organizada, es necesario que primero hayan purificado los cuerpos, o que tengan autoridad, control y dominio sobre estos cuerpos. Esta es la gran verdad que tenemos que comprender, que al hablar de magia estamos hablando de ocultismo práctico y de esoterismo más profundo, que hablamos también de misticismo, porque cada uno de los rayos tiene su propia expresión de magia. La magia es distinta de acuerdo con la cualidad que como rayo, tiene que manifestar en cualquier entidad logoica, de cualquier planeta sagrado, que tiende a revelar unas corrientes de energía o rayo, que son las virtudes capitales que tiene que desarrollar el Señor de nuestro Universo. Pero hay que ser muy serios y muy profundos en el pensar o en el sentir, sobre el aspecto de la magia blanca organizada, y es la responsabilidad que poseemos si realmente hemos comprendido la Ley mediante la cual se crea la magia, o continuar con los mismos vicios del pasado, las tendencias, la arbitrariedad de las costumbres, el sentido de la ética que nos falta, la expresión de un sentido equivalente de razones yuxtapuestas, o mejor dicho contrapuestas, que no nos permiten percibir la Realidad tal como Ella es, sino que siempre la Realidad es distorsionada. Se nos presenta aquí un campo fecundo de trabajo si queremos realizarlo, porque todo depende de nosotros.

 

No existe el castigo de la Ley, existe la justicia de la Ley. Es el hombre el que acepta la justicia como un castigo, pero, ¿quién a buscado todo esto sino el ser humano? Y ahora a nosotros, que estamos estudiando muy profundamente los aspectos esotéricos de la vida, que incluso se nos habla aquí de un futuro precioso, cuya culminación es la Iniciación con sus infinitas variantes, es ahora el momento de tratar de introducir magia en nuestra vida. Magia es energías dévicas controladas, porque cada uno de los elementales constructores proceden de la gran familia dévica, que vienen a nosotros buscando apoyo, buscando ayuda para poder ascender en la escala evolutiva y llegar un día a ser hombres como nosotros. Entonces, cuanto se ha dicho acerca de los devas, acerca de la magia organizada, o acerca de Shamballa, constituyen tres puntos fundamentales sobre los cuales se apoya toda iniciativa de la Jerarquía para esta cuarta ronda y para toda esta Nueva Era: la Era de Acuario. Por esto, el lenguaje esotérico es científico y atrevido, dinámico e influyente, tratando de llevar al individuo a un reconocimiento de lo que es exactamente: un punto de conciencia monádica o alma en encarnación situado en el interior de tres cuerpos que le están condicionando, pero que a su vez le están suplicando ayuda para llegar al momento de redención; y aquí está la gloria del individuo, y si el hombre no reconoce esta responsabilidad, nunca adquirirá la Iniciación ni podrá penetrar en el Sendero que conduce a algún Ashrama de la Jerarquía.

 

Pregunta: El Padre que está en los cielos, la Mónada, ¿qué trabajo mágico efectúa, que se sabe de la Mónada?

 

Respuesta: Bien, la Mónada es la intención del Padre de crear, el Ego tiene la capacidad de realizar, y lo demás no tiene principio, es como el cuerpo físico, la forma geométrica surge siempre del contacto entre el Espíritu y el Ego, entre la Mónada y su primera expresión: el punto céntrico, el alma, la conciencia de todas las cosas. Lo demás ya es del dominio de los devas, el hombre nada tiene que hacer en la gestación, ¿qué hace el individuo, qué hace el ser humano? Aporta aquella calidad, aquella energía y aquellos elementos que permiten la perpetuación de las especies, ¿quién hace el trabajo después? Nosotros no, ¿verdad? No podemos interferir, es el trabajo de los grandes científicos, es el trabajo del deva creador de las formas. Y habrá que extremar la atención monádica para convertirnos en perfectos magos blancos, pues es el contacto monádico el que confiere la Iniciación. La mónada de cualquier Logos es el que crea en virtud de la atención que surge de la intención, el vacío mediante el cual creará las bases del Universo. ¿Qué surge después? En contacto con los elementos moleculares se crea una conciencia, y esa conciencia creará en virtud de las instrucciones monádicas, los cuerpos, los arquetipos geométricos mediante los cuales tendrá que realizar su evolución aquel Logos, dentro de aquella burbuja o aquel vacío que ha creado dentro de este inexplicable misterio del Espacio. Y esto, la intención, el propósito, la voluntad, todo esto lo tenemos. ¿Qué hay que hacer ahora? Hay que vivir observando constantemente, la magia es ante todo observación, atención, consideración, aspectos cada vez más sublimados de aquella fuerza mediante la cual se creará todo el edificio social, el edificio social que somos nosotros mismos, en una perpetuación de elementos constructivos psicológicos, monádicos (si ustedes lo prefieren), pero cuya fuerza es todo cuanto existe, todo cuanto vemos, sabiendo también que la intención atrae una conciencia, que esta conciencia atrae una energía, y por el contacto de la conciencia con la energía se crea la base estructural de cualquier tipo de universo, o de cualquier tipo de vehículo mágico, sea del nivel que sea.

 

Pregunta: El Espacio como entidad receptora de toda esta inmensidad de conciencias supralogoicas incluso, ¿sufre también sus ciclos? ¿Es también redimido por algo, algún ser, algún mahalogos? ¿Tiene también sus mahamanvantaras?

 

Respuesta: No. El Espacio siendo multidimensional, multimolecular y multigeométrico está más allá de los ciclos del tiempo. El tiempo solamente existe en la creación dentro del universo. ¿Qué separa a dos universos dentro del Espacio? Un círculo infranqueable, un círculo‑no‑se‑pasa, mediante el cual cada Logos hace sentir su influencia, pero esto en tanto perdura el universo, el mahamanvantara, pero en cuanto se diluye porque deja de prestarle atención el Logos a aquella burbuja, la burbuja se va empequeñeciendo, y entonces se crea aquel estado sin tiempo que es el gran pralaya. En el gran pralaya no existen ciclos; en los manvantaras y mahamanvantaras sí que existen ciclos, porque los ciclos son temporales, tienen que ver con la expresión de las más cualificadas expresiones galácticas, de constelaciones, de sistemas solares o de esquemas planetarios. El tiempo existe dentro del Espacio, pero no es el Espacio. El tiempo existe cuando perdura un ciclo evolutivo, cuando este ciclo evolutivo finaliza, el Espacio sin perder su pureza vuelve a abrir sus grandes entrañas incomprensibles para nuevas creaciones. Así en un tejer y destejer, todo sucede dentro del Espacio, dentro de esta Entidad sin medida alguna, sin comprensión de nuestra parte, mediante el cual se convierte en el recipiente de todos los mundos, de todos los sistemas; de ahí el aspecto filosófico entre lo que es el Espacio y lo que es el tiempo.

 

¿Qué sucede cuando ustedes están muy atentos? ¿Dónde está el tiempo? Han creado una burbuja, y ustedes dominan aquella burbuja mediante la atención, cuando vuelven en sí y empieza la mente a funcionar se disuelve la burbuja. Reproducen el misterio de la atención con un ciclo solar o con un ciclo planetario, y cuando dejan de prestar atención por las causas que fueren, vuelven al proceso cíclico o temporal, vuelven a actuar como habitualmente lo hacen, siguiendo los impulsos de los elementales constructores.

 

Pregunta: ¿De dónde toma el Espacio la fuerza para poder realizar?

 

Respuesta: Pues qué se yo. No tiene que tomar ni recibir: ES. Lo que tiene es una increíble capacidad de respuesta a todos los impactos, procedan de donde procedan; esto sí es lo indefinible como les decía, más allá de la propia idea de Dios, y si no podemos comprender a Dios, ¿cómo podemos comprender aquello que sustenta al propio Dios, que le permite existir, que le permite comunicarse a través de su universo? Es muy difícil comprender lo incomprensible, lo indescifrable, mejor dicho es imposible; hay que tratar de comprenderlo de una manera muy intuitiva y después dejarlo, porque sufriríamos mucho. El sufrimiento de la incomprensión cuando existe en el alma, las aspiraciones y los deseos de comprender, lo que sufre una persona que quiere comprender y se encuentra con este gigantesco vacío incomprensible. Bien mirado, una cosa desconocida como es la muerte, nos es fácil de comprender porque estamos sumergidos en la ley de los ciclos que van del nacimiento a la muerte; es decir que van de un manvantara a un pralaya y nunca reparamos en el centro, en la Vida que está más allá del nacimiento y de la muerte. Lo más cercano a la comprensión es decir que la totalidad de la Vida de todos los universos es el Espacio, es decir la totalidad de todas las mónadas, decir también que la totalidad de todas las conciencias es el Espacio, que la totalidad de las formas geométricas y de los materiales mediante los cuales se construyen las formas geométricas es el Espacio. Es una entidad incomprensible por completo, pero hay que contar con Ella, porque sin Ella no podremos crear, ni podemos realizar magia alguna.

 

Pregunta: Si hay un circulo‑no‑se‑pasa para nuestro universo, ¿cómo se comprende que la estrella de la Osa Mayor, que está tan alejada tenga esta conexión tan grande con nuestro universo?

 

Respuesta: Es la misma relación que tienes tú con tu marido, exactamente igual, cada cual es diferente, estáis unidos por lazos kármicos. Hay un karma de Dioses. El Dios de la Osa Mayor y el Dios de las Pléyades, por razones misteriosas se han juntado para crear nuestro universo mediante las grandes corrientes de energía que crearon aquella gran concepción, y aquella gestación que trajo como consecuencia a nuestro Logos a la encarnación; el Logos que procede de Sirio y que se convierte en el centro del sistema solar, y este gran feto del Espacio está realizando la obra de la Osa Mayor y de las Pléyades, sabiendo que la Osa Mayor y las Pléyades constituyen una pequeña fracción dentro del Espacio, y que conjunta o separadamente tendrán otras conjunciones con otros elementos, con otros espacios siderales distintos, dentro todo del Espacio al cual nos estamos refiriendo y que yo comprendo que es muy difícil de comprender. Pero en realidad, dense cuenta que lo que nos distingue a nosotros es una forma geométrica definida, con ciertas particularidades mediante las cuales nos sentimos atraídos o repulsados; pero sabemos también que a pesar de todo esto existe un principio común, y este principio común es la Vida, la Vida es idéntica en todos, y la Vida forma parte del Espacio, no es el Espacio, el Espacio tiene Vida, pero la vida que conocemos no es la Vida del Espacio, es una pequeña porción de Espacio que hemos introducido en nuestro ser y que nos da vida, es el aliento creador; está más allá de la afirmación de Krishna a Arjuna, del Bagavad Gita, que "después de llenar el universo con una pequeña fracción o vida mía, Yo persisto" pero esto todavía es material desde el punto de vista del Espacio, porque obedece a ciclos, el ciclo de duración de un universo o de un sistema de universos.

 

Pregunta: ¿Se podría decir que la iluminación es un vacío que ha efectuado el discípulo entre el espacio, la luz y su cerebro? Curiosamente vemos que todo se realiza dentro del espacio, pero el mago realiza su magia a través del vacío, ¿cómo se comprende esto?

 

Respuesta: Es que el antakarana es un vacío, es un tubo vacío, el antakarana es un tubo vacío mediante el cual el ser inferior, el alma en encarnación en los tres mundos, toma contacto o trata de establecer contacto con el alma solar, con el Ángel Solar, o el Yo Superior, o el Ego Superior de la Teosofía, es el contacto existente, pero en el contacto hay un vacío, no puede ser de otra manera, es un tubo para hablar más concretamente. Pero es un tubo vacío, un tubo que estamos creando y que se amplía constantemente, hasta que llega un momento en que el tubo se convierte en una esfera, y entonces abarca al pequeño y al grande, y es entonces cuando se produce el gran milagro, hemos alcanzado la estatura de Cristo. Se ha formado el antakarana, el antakarana se ha ido extendiendo en virtud de un paso cada vez más frecuente de las energías del yo suplicante hasta que la extensión ha convertido el antakarana en una esfera luminosa. No sé si me explico.

 

Pregunta: ¿Se podría decir que la astrología es una magia de transmutación de las energías inferiores en otras superiores, es decir que a través de la magia, digamos del amor, o de la atracción, puede la conciencia ser elevada a través de este vacío del Espacio?

 

Respuesta: Bueno, ¿qué sucede cuando introducimos aire caliente en un globo? Se eleva por el espacio porque está muy vacío, está más vacío que el espacio condicionante, entonces se eleva. Es otra forma de hablar del antakarana que se ha convertido en una esfera. Incluso en el devachán, si el clarividente puede observar lo que sucede en el devachán, un gran pralaya del Logos, verá que es una esfera luminosa sin tiempo, lo cual significa que está en una dimensión desconocida para nosotros, dentro de la cual se están "rumiando" (textualmente), se están llevando a cabo las experiencias del Logos en el pasado universo, o del alma en un proceso de encarnación determinado. Lo mismo sucede en el sistema solar por ejemplo, una creación siendo un vacío, forzosamente ese vacío tiene que chocar o estar en contacto con otro vacío de otro Logos; y entonces existe aquí lo que llamamos el aspecto social de los Dioses, los Dioses están también unidos por antakaranas, o por tubos vacíos, mediante los cuales se interpenetran, se entrefunden hasta llegar el momento en que se convierten en parte total, lo que sucedió internamente con las Pléyades y la Osa Mayor, que luego abarcó nuestro universo, y estamos dentro de ese gran vacío, sin contar con los vacíos formados por las constelaciones distintas que desconocemos. Y ahora empezamos a comprender el gran misterio del equilibrio dentro del Espacio, a través del estudio de Libra, que está más allá de la astrología convencional, y quizás también de la astrología esotérica, porque se trata de la astrología jerárquica, que comprende las razones del Creador, que alimenta sus razones adquiriéndolas del Espacio; cuanto más se comprenda del Espacio, más grande será el Logos, o más grandes seremos nosotros. Cuanto más atentos estemos siempre, más cerca estaremos del Espacio y más lejos del tiempo. ¿Esto es práctico, verdad? Y esto lo venimos repitiendo como la base práctica de la magia. Y no se exige ninguna disciplina, ningún esfuerzo. Contemplar no precisa esfuerzo; elaborar pensamientos sí exige esfuerzo, dar rienda suelta a nuestros deseos y emociones sí exige esfuerzo o desplazarnos físicamente precisa esfuerzo. Pero la atención, si somos nosotros, si es el espíritu ¿cómo va tener esfuerzo el espíritu? Al empezar a estar atentos, al empezar a gustar de las delicias del espíritu empieza la Paz y la Fraternidad, la justicia, el orden y el cumplimiento. Entonces, ¿por qué no hacemos esta abstracción de la naturaleza y estamos atentos? Sin esforzarnos, porque si nos esforzamos no puede haber atención, habrá concentración definida pero una atención no existirá; porque lo que exigen las escuelas esotéricas en ciertos estados, digamos, o en ciertas prácticas del Raja Yoga, es la concentración sobre un punto. Yo les hablo de la atención sobre todos los puntos y es para que ustedes desarrollen la intuición. Porque si desarrollan la intuición tendrán a su alcance la posibilidad de las energías del espacio a través de los devas, a través de los grandes ángeles guardianes del mundo y de la humanidad.

 

Pregunta: El prana es dévico, está dentro de la entidad Espacio, el hombre respira y es interprenetado por este prana. ¿Qué magia tiene la respiración? ¿Qué efectos produce en el hombre además de la vida? ¿Se podría decir que cuando el prana es más puro, mas rápida o más perfecta es la evolución del hombre? ¿Cómo es esto?

 

Respuesta: Yo diría que cuanto más puro es el hombre, más puro es el prana, porque el prana es molecular también, la luz es molecular. Cuando respiramos aire e inhalamos prana, porque prana tiene dimensiones también, no todos respiramos igual, un Iniciado no respira como nosotros, ni un gran discípulo tampoco. ¿Saben ustedes cómo se crea el estado de samadhi, del cual tanto nos habla la tradición hinduísta y las escuelas esotéricas? Cuando el prana es tan puro que el Iniciado prácticamente ha dejado de respirar, está como el Espacio entonces, ha ascendido a unos niveles de prana en los cuales hay pureza, no por la pureza propia del prana en aquella dimensión, sino porque el individuo ha ascendido a aquella dimensión y está respirando de acuerdo con su propia evolución. Así tenemos las respiraciones lunares, las respiraciones planetarias, las respiraciones solares y las respiraciones que realizan las constelaciones. El Logos planetario respira de acuerdo con las constelaciones, un gran Iniciado de acuerdo con los impulsos solares, los grandes discípulos con las grandes relaciones planetarias o intervalos. Y nosotros de acuerdo con nuestra propia condición. Estamos inhalando, ya ven ustedes lo que estamos inhalando: la ecología ha desaparecido, al menos en un sentido de pureza, porque, ¿quién ha creado esta impureza en los ambientes ecológicos del mundo? ¿No hemos sido nosotros? No nos podemos quejar del prana que estamos inhalando, es el prana condicionado por las emanaciones de todo cuanto estamos produciendo, incluidas las reacciones atómicas. ¿Quién ha creado todo esto?

 

Ahora bien, un Iniciado tiene un conducto particular de respiración que puede estar en el mundo sin ser del mundo, y respirar el prana que le corresponde sin pasar por la contaminación ambiental, lo cual significa que conoce la magia y ha establecido un tubo vacío que le conecta con el prana que tiene que respirar, pero a pesar de todo tiene que vivir lejos de la humanidad, porque la humanidad es conflictiva, y está constantemente introduciéndose en la vida de los grandes servidores, impidiéndoles trabajar de acuerdo con los planes que lleva adelante el gran Logos Planetario a través de Sanat Kumara, el Señor del Mundo.

 

Pregunta: Podríamos decir que la nicotina, las drogas, etc., etc... contaminan este tubo?

 

Respuesta: Naturalmente.

 

Pregunta: Nosotros somos un OM en el espacio y en el tiempo, dirigido por el Padre. ¿Podremos nosotros por nuestra voluntad, dirigir este OM en el espacio y en el tiempo?

 

Respuesta: Naturalmente. Cuando conozcamos las reglas de la magia, y cuando nos hallamos comportado como verdaderos magos blancos, entonces todo cuanto surja de nosotros será creador; nos llevará por aquello que el Maestro Kut Humi suele decir "la senda de los héroes, la senda de los Iniciados, la senda de aquéllos que cumplieron con su destino kármico y que ahora se han convertido en grandes servidores. Los Logos, las entidades que crean los universos y los planetas pasaron por la vida humana, fueron parte integrante de una humanidad, extinguida ya por el paso remoto de los siglos, y quizás forman parte de una humanidad que está por encima de todo comentario. Vean ustedes las dificultades para definir lo que es la música, o lo que es un color, nadie puede definir un color y tampoco la música; puede decir según observaciones personales: me gusta este color o me gusta esta música, pero no puede definirla, ¿verdad? ¿Pues cómo podemos definir la entidad Espacio que es la causa de todos los colores, de todas las vibraciones, de todos los conceptos geométricos del Espacio? Es imposible, pero nosotros sabemos que somos parte del Espacio, estamos inmersos en el Espacio, ¿y qué nos separa del Espacio? Nuestra condición humana. Hay que surgir de la condición humana y tratar de ahondar este tubo antakaránico, convertirlo en una esfera que nos conecte con la entidad Espacio a través de sus grandes servidores, los devas. La Jerarquía está muy interesada actualmente en que se comprenda el misterio de los devas, y que el hombre establezca contactos cada vez más conscientes con los ángeles. De no ser así, la humanidad volverá a sufrir los rigores de la guerra, porque no cuenta con aquéllos que hacen las cosas bien hechas; no aprende los consejos de sus ángeles guardianes, por lo tanto, el estado caótico que refleja la humanidad es el imperio del tiempo sobre el Espacio, la fuerza del Morador en el Umbral anteponiéndose al Ángel de la Presencia. Y esto lo hemos dicho infinidad de veces, y habrá que repetirlas todavía muchas más, porque debe quedar grabado en nuestra memoria esta condición, y librarnos progresivamente de la resistencia a la Vida, la resistencia al Espacio, dejando de crear tiempo; y el tiempo es una condición que hemos creado nosotros, examinando el curso de los astros o mirando el reloj, es una condición, no es una realidad. En el Espacio no existe el tiempo, hay que vivir sin tiempo para dominar el tiempo, esto es filosófico, ¿verdad? Hay que crear un estado de conciencia dentro del cual la mente pueda albergar valores absolutos y no valores relativos, pueda adquirir grandes ideas universales y no simples conocimientos técnicos, porque la técnica tiene su lugar, como base de relación en el tiempo, pero nada tiene que hacer cuando se trata de aquello que carece de tiempo, la felicidad carece de tiempo, la paz carece de tiempo, y la atención carece de tiempo; me refiero a la verdadera atención, no a la concentración sobre un punto, hablo de una atención soberana, de la atención del mago blanco, de la atención del discípulo, de la atención del Iniciado, esta es la atención a la cual me refiero, y esta atención está en ustedes, y ustedes deben desarrollarla.

 

Pregunta: ¿Se podría decir que la fricción del tiempo en el espacio, es decir este sufrimiento de la humanidad, crea una especie de antakarana, un vacío que hace que un cierto Mesías responda a esta invocación trayendo un nuevo tipo de energía para restañar estas heridas?

 

Respuesta: Naturalmente. Pero como decíamos el otro día aquí mismo, la venida del Instructor, la venida de un Avatar o la expresión de una Era, no depende de la Era, no depende del Instructor, no depende del propio Sanat Kumara, depende de la humanidad que es la receptora. Cuando la invocación superior o espiritual, es superior a la demanda material, se produce una luz en la humanidad que es perceptible a los Grandes Instructores, y saben cuándo pueden venir. ¿Por qué no ha reaparecido Cristo entre nosotros? Porque esta luz no ha aparecido todavía, no es el Instructor quien abre la Nueva Era, sino que es la humanidad que le facilita a la Nueva Era la venida del Instructor. Hemos tenido aquí grandes Instructores, que fueron condicionados por la humanidad, por grandes sectores de la humanidad; lo que nos sucede no es causa del Espacio ni de los Instructores, somos nosotros quienes hemos provocado todo cuanto existe, las afrentas al propio Instructor, el sacrificio y la muerte. Y ahora estamos diciendo "ya está viniendo el Instructor”, "ya lo tenemos aquí" y se está matando, se está haciendo morir de hambre a grandes sectores humanos, que existen tráficos ilegales, monetarios, de drogas, de productos farmacéuticos, de alimentos, todavía se están lanzando en el océano cantidades de alimentos para que no bajen los precios, y se están muriendo de hambre en muchas partes del mundo. Y el Instructor tiene que venir con estas grandes sombras cernidas sobre el planeta. Hay que ser muy razonables, porque lo que hace la Jerarquía es utilizar la ley de economía de fuerzas, y por lo tanto solamente cuando los discípulos de buena voluntad del mundo hayan hecho surgir de sus cabezas la luz que orienta a los sabios, entonces si, se verán grandes sectores humanos con la luz en la cabeza, la humanidad como un todo derramará esta luz, y esta luz será perceptible por los Instructores, y entonces vendrán los Avatares, o vendrá el Avatar, Aquel a Quien todos esperamos, a Cristo, el Bodhisattva, el Instructor del Mundo.

 

Pregunta: Aparte de que todavía vemos al Cristo nos lo presentan crucificado, ¿qué trabajo mágico efectúan las órdenes esotéricas, las órdenes monásticas, las órdenes religiosas, los grupos esotéricos en pos de esta descrucifixión del Cristo?

 

Respuesta: Creo que hacen muy poco en relación con la gran demanda humana. Porque naturalmente, hay iglesias que adoptan como divisa al Cristo crucificado, lo cual significa que todavía estamos en los tiempos de Galilea, que no hemos avanzado mucho; hay iglesias que hacen las ceremonias con el Cristo hacia abajo, con la cruz hacia abajo, porque tiene un poder nefasto en magia negra; y hay iglesias que dicen yo no hago esto, pero harán otra cosa, se sentirán separativos y dirán: "mi hermano está equivocado porque está adorando todavía al Cristo crucificado" y acaso ellos lo están crucificando constantemente dentro del corazón, si no lo hacen en sus iglesias. ¿Y los grupos esotéricos qué? Vamos a ver. Todos nos sentimos integrados dentro de un grupo más o menos esotérico, ¿y qué sucede? ¿Hay paz, hay integridad, hay amor en el grupo para poder decir con justicia un ángel va a ayudarnos? ¿O la Jerarquía nos enviará a un Iniciado para que nos ilustre en conocimientos cada vez más esotéricos? Indudablemente no. Existen grupos esotéricos creados a la luz o a la sombra de los Ashramas de la Jerarquía, y habrá que hablar mucho de los Ashramas de la Jerarquía, para que se tenga una idea de lo que es exactamente un Ashrama, un Ashrarna de la Jerarquía, o un Ashrama exotérico inducido por fuerzas y energías que proceden de algún Ashrarna o grupo espiritual de la Jerarquía. En tanto en un grupo esotérico no exista una unificación de corazones, el grupo esotérico está destinado a fracasar, y con el fracaso, la ilusión de que se está realmente armonizado. En realidad es la justicia de aquéllos que no aman a sus hermanos con la debida fuerza y honestidad, de aquéllos que van a los grupos para que les enseñen principios espirituales sin que antes los hayan despertado dentro del corazón, o que vayan a los grupos solamente con el deseo de comprender, o para decir: "yo estoy dentro de un grupo esotérico" con lo cual se hacen separativos.

 

                                                                                       Barcelona,  España, 6 de junio de 1987

 


Archivo distribuido por:

 

Unidad de Servicio Buena Voluntad Rosario

www.sabiduriarcana.org -  bvr@... 

 

 

Para recibir las “21 Conferencias de Vicente Beltrán Anglada en Barcelona”

por la Lista [Sabiduría Arcana] sólo tienes que enviar un mail en blanco a:

sabiduriarcana-subscribe@... 

 
 
 
 

GRACIAS POR COMPARTIR ESTA INFORMACION CON OTROS



Charla con tus amigos en línea mediante MSN Messenger: Haz clic aquí