Inicio > Mis eListas > gap-argentina > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 6781 al 6800 
AsuntoAutor
LA PALABRA ES PLA Monica B
Nada quedará ocult Monica B
Feliz día del maes Monica B
NY-WTC....???? Monica B
BUENAS NUEVAS... 1 Monica B
SE FUERTE Monica B
Reporteros sin fro Monica B
LOS MEJORES ANUNCI Monica B
Dossier 13 de set Monica B
Reporteros Sin Fro Monica B
DALI INÉDITO Monica B
Autos de los años Monica B
Dossier 14 de set Monica B
FRASES CELEBRES DE Monica B
A 34 años de la no Monica B
Dossier 15 de set Monica B
Proyecto Censurado Monica B
Dossier 16 de set Monica B
Dossier 18 de set Monica B
=?utf-8?Q?La_oraci Monica B
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Gap-Argentina
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 6795     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[gap-argentina] A 34 años de la noche de los lápices
Fecha:Jueves, 16 de Septiembre, 2010  18:50:12 (-0300)
Autor:Monica Barbagallo <monica.barbagallo @.....com>

 

“Los jóvenes se encargaron de que sus lápices sigan escribiendo”

Publicado el 16 de Septiembre de 2010


 

Ocurrió en septiembre de 1976. Y sigue ocurriendo en septiembre de 2010. La semana de septiembre del ’76, los esbirros de Ramón Camps decidieron bautizar La Noche de los Lápices a la cacería de estudiantes secundarios de entre 14 y 17 años, en la ciudad de La Plata. Con premeditación eligieron que la noche más cruel de esa semana comenzara el 16 de septiembre, porque la persecución era sobre todo a los estudiantes de la UES, los secundarios peronistas. El 16 de septiembre de 1955 había sido el día de gloria de la restauración conservadora, cuando derrocaron a Perón e iniciaron con esa violencia contra un gobierno constitucional, elegido democráticamente, un ciclo de represión y resistencia que sumió a la última parte de nuestro siglo XX en las formas más brutales de violencia política.
A los jóvenes secuestrados durante el operativo de La Noche de los Lápices los llevaron a dos campos de concentración: el Pozo de Arana y el Pozo de Bandfield. Del Pozo de Arana sobrevivió Emilce Moler. Del grupo del Pozo de Bandfield sólo sobrevivió Pablo Díaz. Recuperada la democracia, Emilce dio su testimonio y luego Pablo Díaz testificó en el juicio a las Juntas Militares, en 1985. La dictadura intentó justificar esa cacería considerando “subversivos”, “enemigos peligrosos”, a nuestros jóvenes. Ellos no sólo luchaban por conseguir el boleto estudiantil, sino por organizarse para defender los derechos de la educación pública, libre y gratuita. Han pasado 34 años de aquella Noche de los Lápices. La democracia ha reparado desde la historia, y con la condena a los asesinos de los adolescentes, parte de las heridas. Como periodista y ciudadana argentina, jamás se me ocurrirá decir que estoy harta de hablar de la dictadura. Porque ese crimen cometido entonces aún permanece. María Claudia Falcone, María Clara Ciocchini, Horacio Ungaro, Claudio De Acha, Daniel Racero, Francisco López Muntaner nunca aparecieron. Los argentinos le debemos una tumba, una flor, aunque los jóvenes se encargaron ya de que sus lápices sigan escribiendo.

A 34 años de la noche de los lápices

“Ellos lucharon por lo mismo que nosotros: la educación pública”

Publicado el 16 de Septiembre de 2010

Tiempo Argentino entrevistó a estudiantes secundarios para preguntarles qué los une con aquellos jóvenes que peleaban por el boleto estudiantil y fueron secuestrados y desaparecidos durante la última dictadura militar.
 

Les tengo que pedir el nombre”, increpa una adolescente que no supera los 16 años en la puerta del colegio secundario Julio Cortázar, del barrio de Flores, antes de dejar entrar al equipo de Tiempo Argentino. En seguida sonríe, es casi imposible suponer que la entrada pueda estar mejor custodiada. Minutos después, se presenta Santiago Barbeito, alumno del Nacional de Buenos Aires. Sus pelos muestran días agitados. Habla poco, parece desconfiado. Su remera indica “Agrupación Lobo Suelto”, una referencia al disco de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota de los ’90. “Ahí viene Anita”, anuncia.
Anita es Criscuolo y juega de local. Es vocera del Cortázar y reniega de la insistencia del fotógrafo en salir al patio para hacer unas tomas. Se para con desgano, pero al final sonríe. Pronto explica que milita en la Organización de Estudiantes Secundarios, “la OSE”, y se presta al diálogo apenas se enciende el grabador.
 
–¿Cuál es la vigencia de La Noche de los Lápices?
SB: –Es una fecha que nos toca de cerca. Los chicos que desaparecieron, asesinaron y torturaron eran secundarios. Cuando uno ve la película, no puede evitar ponerse mal, sentir que podría haber sido ese chico. Ellos lucharon por lo mismo que nosotros hoy: la educación pública. Desaparecieron por el boleto estudiantil, que hoy no existe, y nosotros seguimos levantando la misma consigna. Hay una tarea que ellos empezaron que está incompleta, y uno siente cierta identificación con ellos.
AC: –Nos sentimos identificados con una generación que luchó hasta dar la vida por algo que veía que era un derecho. No sólo era el boleto estudiantil, y eso es lo que nos une con su lucha. Ellos hacían una crítica a lo establecido y a cómo estaba la educación en ese momento. Es lo que nosotros nos estamos empezando a cuestionar de nuevo.
–¿Cuál es el primer hecho político que los marcó?
SC: –El 2001. Uno no tenía demasiada conciencia de lo que estaba pasando, teníamos 10 años. Yo veía la represión y a mis papás con miedo y, sin embargo, la gente discutía a ver qué salida se le podía dar al país.
AC: –Creo que los ’70 fueron una etapa que ahora estamos empezando a reivindicar, levantando sus banderas. En los ’80 se quedaron medio ahí, como que estaban en transición. El 2001 fue una de las cosas que más me marcó.
–En los ’70, la meta era cambiar el mundo. ¿Hoy sigue vigente?
SC: –Cuando milito tengo claro que mi participación está puesta en un proyecto emancipador, al menos nacional y continental. Creo que se puede. Pero estamos más bien en una etapa de reconstrucción, de repensar viejos paradigmas que tal vez no encajan tanto en lo que es el mundo actual y ver cómo construir una alternativa que pueda superar la destrucción en que hoy están la educación y los valores sociales.
AC: –Lo que tuvo la generación del ’70 es que el cambio lo veía a la vuelta de la esquina. A nosotros nos cuesta más, porque hubo un proceso que hizo que decayera la participación política. El ámbito estudiantil es un semillero de los futuros propulsores de algún cambio.
–¿Entonces están de acuerdo con el ministro Esteban Bullrich en que el conflicto actual es político?
SB: –La destrucción de la educación pública es política. Ellos tienen la decisión de destruir la educación pública y beneficiar la educación privada. La respuesta de los estudiantes no puede ser más que política.
–¿Cuáles son sus banderas?
SB: –Kosteki y Santillán. Eran jóvenes que estaban luchando por un cambio social. Son dos personas que veo como bandera.
AC: –Comparto. Pero también tratamos de dejar que sean un mito y bajar del bronce a aquellos grandes luchadores latinoamericanos como el Che. Les sacaron la parte humana que tenían a la hora de luchar. Tratar de reconstruir ese pensamiento en algo que no es inalcanzable.
–¿Qué opinan de los partidos políticos?
SB: –Es una forma de organización que está un poco viciada: no sé si le pueden dar una salida a la situación actual. Creo más en organizaciones de base, territoriales, campesinas, estudiantiles, obreras, y no en partidos con estructuras verticales. Eso sería reproducir de cierta forma el funcionamiento del sistema.
AC: –Va a llegar el momento en que va a ser necesaria una estructura que contenga y que pueda capitalizar todo ese fervor y esas ganas de cambio. No creo que hoy sea el momento. (Más información, pág. 24) <

http://tiempo.elargentino.com/notas/ellos-lucharon-mismo-que-nosotros-educacion-publica





Crea tu propia Red Social de Noticias
O participa en las muchas ya creadas. ¡Es lo último, es útil y divertido! ¿A qué esperas?
es.corank.com