Inicio > Mis eListas > gap-argentina > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 8514 al 8533 
AsuntoAutor
La Transición 2012 Graciela
Ayer Argentina, ho Monica B
SIN PALABRAS.... Monica B
=?UTF-8?Q?Farmer's Monica B
Ya se acerca...! Juana Al
Cita Diaria Juana Al
Surge la Nueva Tie Graciela
Dossier 30 de jun Monica B
LA ECONOMIA NUNCA Monica B
CDS ACTIVACION CUE Juana Al
2012: Tiempo y pro REDLUZ
Sobre La septima p Juana Al
No es Grecia. Es e Monica B
una pelicula de t Monica B
Ni wellington ni n Monica B
Dossier 1 de juli Monica B
Gobierno griego im Monica B
Cita Diaria Juana Al
Cita Diaria Juana Al
Elige el amor - po Graciela
 << 20 ant. | 20 sig. >>
 
Gap-Argentina
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 8522     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[gap-argentina] LA ECONOMIA NUNCA ES LIBRE
Fecha:Viernes, 1 de Julio, 2011  17:42:09 (-0300)
Autor:Monica Barbagallo <monica.barbagallo @.....com>



 
----- Original Message -----



Perón decía: “La economía nunca es libre, o la controla el Estado en beneficio del pueblo  o queda en manos de las corporaciones” 

 

Por Enrique Dentice *

Cuál es el papel que el Banco Central de la República Argentina debe tener en cuanto a seguir los lineamientos de la política económica? ¿Debe abstenerse de intervenir o acompañarla?

En nuestra historia económica, el Banco Central ha tenido épocas donde pasó a actuar y donde se aisló. “(…)La economía nunca es libre, o la controla el Estado en beneficio del pueblo, o la controlan las grandes corporaciones en perjuicio de este”, decía el General Juan Domingo Perón.

El crédito al servicio de la producción fue el imperativo del primer gobierno peronista.

El 25 de marzo de 1946 se sancionó la Ley 12.962, mediante la cual se nacionalizó el Banco Central y el sistema bancario argentino, el motivo explícito: se requería que los industriales tuvieran fondos disponibles para lograr el desarrollo de las actividades económicas que eran de interés nacional, satisfacer las necesidades del comercio, tanto externo como interno. Para ello se debía contar con un mecanismo de crédito que permitiese los medios para la financiación, sin quedar supeditados a los intereses de los bancos privados y las empresas extranjeras.

Para ello se debía contar con un sistema bancario que se adaptara y respondiese a las necesidades y exigencias de: 1) reactivar la economía, 2) industrializar al país, 3) aprovechar la riqueza nacional y 4) posibilitar la absorción por parte de los capitales nacionales de las empresas de servicios públicos en poder de capitales extranjeros.

Las facultades cedidas al Banco Central, mediante la Ley 12.962, dispusieron la nacionalización de los depósitos bancarios.

La nacionalización, puso en manos del gobierno nacional y bajo su completa responsabilidad: a) la emisión de la moneda, b) la regulación del crédito y c) la fijación de la política cambiaria, buscando lograr un creciente desarrollo económico, y manteniendo la ocupación industrial.

A partir de 1955, se deroga la Ley 12.962.

En 1956, la Argentina ingresó en el Fondo Monetario Internacional (FMI), se suprimió el control nacional del Banco Central, sujetándose a las normas del Banco de Inversiones de Basilea, que funciona como un Banco Central de Bancos Centrales.

La experiencia argentina en las últimas décadas, y más recientemente, luego de la crisis internacional de 2009, ha demostrado que el objetivo de lograr la estabilidad financiera requiere de un adecuado esquema normativo y de un grado alto de supervisión. La estabilidad financiera y el crecimiento económico sostenido del país justifican que esta sea un bien social que: “El Estado debe buscar y proteger”.

El Banco Central, sujeto a la Carta Orgánica vigente, en su artículo 4º, recibe el mandato de “vigilar el buen funcionamiento del mercado financiero”, y para cumplir con esta función, requiere de complementar las facultades tanto de regulación como de supervisión propias del BCRA.

“El conjunto de regulaciones prudenciales relacionado con el comportamiento financiero debe complementarse con una economía productiva que sea capaz de crear riqueza y distribuirla adecuadamente; garantizando de esa forma la solidez del sistema financiero en base a la solvencia y viabilidad de los agentes económicos que interactúan con el mismo”. Esa resulta ser hoy la política del BCRA, aun dentro del marco de la Ley de Entidades Financieras de la gobierno militar del ’76 y la Carta Orgánica de 1992.

La economía argentina ha estado creciendo vigorosamente sustentada en el fortalecimiento del mercado interno, en las tasas de inversión y en un contexto con niveles de competitividad saludables.

La política monetaria y financiera se ha asentado en siete líneas de trabajo: a) control de los agregados monetarios, con la finalidad de equilibrar la oferta y demanda de dinero, b) la recomposición del canal del crédito, por la vía de la expansión de las financiaciones a la producción, c) el tipo de cambio, bajo flotación administrada, d) la acumulación de reservas externas, e) una regulación macroprudencial de los flujos financieros de corto plazo, f) la regulación y supervisión del sistema financiero, y g) la universalización del acceso a los servicios financieros por medio de la profundización de los niveles de bancarización, tanto de las familias como de las empresas.

La integración del Banco Central al resto de la política económica nacional se observa también en otras economías de países emergentes. Haber logrado condiciones macroeconómicas más sanas ha permitido recuperar grados de libertad para el diseño e implementación de estrategias contracíclicas, que teniendo en consideración a la estabilidad financiera, apuntan al desarrollo sustentable en el mediano plazo.

En este escenario hoy, el Banco Central ha reorientado su política financiera para impulsar el crédito a la inversión productiva.

Un ejemplo de esto es el denominado Programa de Financiamiento Productivo del Bicentenario, recursos con los cuales, las entidades financieras otorgan préstamos a las empresas, para financiar proyectos de inversión, con un plazo promedio no inferior a los dos años y un costo financiero total de 9,9% anual.

El Programa ya cuenta con unos 100 proyectos aprobados por las unidades evaluadoras de los Ministerios de Industria, de Economía y de Agricultura, destacándose los sectores automotriz-autopartista, de biocombustibles y avícola, entre otros.

*Economista senior de la Universidad de San Martín.

Fuente: Tiempo Argentino, 21.06.11



__._,_.___






BeRuby te regala un euro!
- SOLO PARA ESPAÑA - En BeRuby puedes ganar dinero haciendo lo que ya haces en la red
beruby