Inicio > Mis eListas > gap > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 10136 al 10175 
AsuntoAutor
Mensaje de Atmos d Nady
Será la última gue Guillerm
Mensaje de Milson Damian C
La Reunión Celesti Damian C
Mensaje de SaLuSa, Nady
La capa 12 de ADN Susana P
Símbolo hebreo de Susana P
Mensaje de Ker-On Nady
Capa 11 del ADN - Susana P
Un dulce mensaje: Susana P
Mensaje de Ag-agri Nady
Mensaje del Maestr Nady
Mensaje de Ela de Nady
¿Dónde está Tía Ma Susana P
Mensaje de Atmos d Nady
Mensaje de Ker-On Nady
Los Muchos Yo - Kr Susana P
Informe Sobre El L Damian C
Peligro invisible Nady
Sananda: Que Inici Damian C
Extraño Guillerm
Operación Threshol Guillerm
Buda viviente Guillerm
Metatron-sobre los liamanra
El Despertar Cuánt Susana P
Sumate a nuestro m Susana P
Sananda: La Virtud Damian C
Trabajadores de la Damian C
Los más felices Guillerm
Frenan la guerra Guillerm
MEDITACIÓN POR LA Graciela
Retiro Monte Shas Casa de
Integración de tod pablo201
IV Encuentro Red M Ricardo
IV Encuentro Red M Ricardo
Cada Momento es un Graciela
STARCHILD - Los Di Graciela
A favor o en contr Susana P
Sananda: Limpiando Damian C
¿Qué Pasa en el Pl Graciela
 << 40 ant. | 40 sig. >>
 
FORO GAP INTERNACIONAL
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 12086     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[GAP] Buda viviente
Fecha:Jueves, 27 de Julio, 2006  15:06:39 (+0200)
Autor:Guillermo <guillermo @.....es>

Selección de las últimas noticias del Tíbet

Kerdang, el buda viviente que
abandonó la vida monástica

Martes 11 de julio de 2006

Tíbet (EFE).- Medio centenar de reporteros extranjeros fueron invitados
a conocer este mes el nuevo tren al Tíbet, y en el programa de
actividades paralelas aguardaba una sorpresa: conocer a Kerdang Quzha,
un buda viviente 'arrepentido'.

Kerdang, de 58 años, habló brevemente con la prensa en las puertas del
monasterio Shodeng de la localidad de Nagqu, en el norte de la meseta
tibetana y nueva parada del tren al Tíbet, inaugurado el pasado 1 de
julio.

Kerdang, de piel curtida por el sol como todo buen tibetano, fue
considerado un buda viviente a los siete años por los monjes del
Shodeng, que creen que es la quinta reencarnación del abad del
monasterio.

Lo sorprendente del caso es que Kerdang, a pesar de ser el principal
responsable de este pequeño edificio religioso, lleva una vida secular,
puesto que, tal y como lo permite el budismo tibetano, colgó los
hábitos, se casó y tiene tres hijos.

Con gafas de sol y el sombrero vaquero que está tan de moda en el Tíbet,
el buda viviente relató a los periodistas cómo es la vida en el
monasterio y en el pueblo de Nagqu, así como un poco de su historia.

'El anterior buda viviente definió que yo era su reencarnación', contó a
Efe Kerdang, quien no recuerda muy bien cuáles fueron los rituales
seguidos para confirmarlo, aunque lo normal es que baste con que
reconozca objetos personales de su antecesor o sepa frases pronunciadas
por éste.

El buda viviente reconoce que no recuerda nada de sus anteriores
reencarnaciones, pese a que en el budismo hay gente que sí cree capaz de
tener memoria de ellas, e incluso asegura que sus amistades actuales ya
lo eran en anteriores vidas.

El pueblo de Nagqu, donde vive Kerdang, ha cambiado mucho en las seis
décadas que sí recuerda: de una pequeña localidad a la que acudían los
ganaderos para vender sus productos, ha pasado a ser una ciudad con un
aspecto muy similar a las de las 'tierras bajas' de China.

Lugar de paso de la carretera que sale del Tíbet por el norte, y ahora
parada del nuevo 'Tren del Cielo', Nagqu es un ejemplo de la influencia
de la etnia mayoritaria china en la meseta tibetana, para bien o para
mal.

'La ciudad ha prosperado y la población ha aumentado mucho', señala el
buda viviente, quien no gusta mucho de hablar sobre religión.

Dentro del monasterio Shodeng, sus antiguos condiscípulos sí siguen la
dura vida del monje budista tibetano, que pasa gran parte del día
estudiando sánscrito (la antigua lengua sagrada del budismo) y los
sutras (escrituras).

A las 9 de la mañana, los lamas se dan cita en la habitación principal
del monasterio para entonar las oraciones, acompañadas por la música
desafinada de platillos, enormes trompas y oraciones en graves sonidos
guturales hasta la saciedad.

Kerdang los contempla pero no parece sentir nostalgia por la época en la
que él era no sólo uno de ellos, sino el más importante dentro del
monasterio.

Los budas vivientes son denominados por el budismo tibetano 'tulkus', y
según la creencia son figuras religiosas que deciden reencarnarse una o
varias veces para completar las obligaciones que establece la religión
budista.

El reconocimiento de que algunas personas eran reencarnaciones de otras
en el Tíbet se generalizó hacia los siglos XII y XIII, cuando los lamas
empezaron a concentrar el poder religioso y político en el 'Techo del
Mundo'.

Los dos 'linajes' de reencarnaciones más conocidos en el Tíbet son el
Dalai Lama, que se considera reencarnado 14 veces desde 1391, y el
Panchen Lama, 'número dos' en la jerarquía de los lamas tibetanos,
venido al mundo 11 veces desde 1385.

Sin embargo, se considera que el más antiguo de estos 'tulkus' es el
Karmapa, pues su primera vida comenzó en 1110 (el actual nació a
principios de los 80).

La idea de la reencarnación o 'tulku', unida al derecho del reencarnado
a heredar los bienes de su antecesor, ayudó a que los monjes tibetanos,
a lo largo de los siglos, acumularan territorios y riquezas,
convirtiendo sus 'linajes' en auténticos feudos y poco a poco dominando
el poder político en el Tíbet.

Se cree que hay unos 500 'linajes' de reencarnados en la religión
tibetana, no sólo en el Tíbet sino en otras zonas donde esta rama del
budismo está más extendida (Nepal, Mongolia, India, Bután...).

Cuando el buda viviente está próximo a su muerte, suele profetizar de
palabra o por escrito dónde nacerá su futura reencarnación.

Aunque normalmente los budas vivientes suelen ser encontrados en el
mismo Tíbet, hay notables excepciones como Tenzin Osel, un granadino de
21 años que de niño fue reconocido como la reencarnación de un lama
tibetano llamado Yeshe.

http://actualidad.terra.es/sociedad/articulo/kerdang_buda_viviente_abandono_vida_977138.htm



El Universo en un Mandala

Seis monjes budistas del templo de Gaden Ngari elaboran en Capdepera un
diagrama simbólico en tres dimensiones con arena de colores para
propagar la compasión y el bienestar.

Martes 4 de julio de 2006

Mateo Cuart (Diario de Mallorca).- Nada es permanente. Todo lo que
empieza acaba y todo lo que existe, tarde o temprano, dejará de hacerlo.
Ése es uno de los mensajes que los budistas del monasterio Gaden Ngari,
en la India, quieren transmitir a quienes les visiten hasta el jueves
por la noche en el polideportivo de Capdepera.

Para entonces, los seis monjes desplazados a la isla preven haber
terminado entonces el mandala que empezaron a elaborar ayer. Se trata
del Chenrezig, un diagrama simbólico en tres dimensiones hecho con arena
de colores procedente de la India que representa la evolución del
universo y el mundo en su forma divina. Además, pretende propagar la
compasión entre la gente y el bienestar en el entorno, para lo que es
preciso que el mandala sea destruido una vez terminado, y que la arena
utilizada se vierta en un río o en el mar.

Tras ocho horas de trabajo, sólo era posible contemplar varias líneas
cuidadosamente trazadas sobre una mesa azul. Y es que la elaboración de
un mandala requiere concentración y un trabajo tan concienzudo como
efímero que ayer corría a cargo de cuatro de los seis monjes desplazados
a la isla, todos ellos ataviados con el tradicional traje rojo. Otros
dos, los más mayores, descansaban en el hotel tras un largo día de
viaje. El séptimo desplazado era Tsering Dhondup, su profesor de inglés
en el templo Gaden Ngari, de origen indio, aspecto amigable y eterna
sonrisa.

Según explica Dhondup, los mandalas se elaboraron durante muchos años en
secreto, mientras que ahora algunos se exponen al público. No obstante,
otros mantienen aún su aspecto salvaguardado entre los muros de
monasterios como el Gaden Ngari, donde sirven para la contemplación y la
meditación.

El jueves, día de aniversario del Dalai Lama, además de exponer en
público el resultado final de su trabajo, los monjes recién llegados a
la isla celebrarán varios rituales e incluso un concierto con el que
tratarán de brindar energía positiva a la gente y a su entorno.
"Insectos, animales y personas; todos el mundo necesita ser feliz",
explica Dhondup, quien considera que para conseguir la felicidad es
imprescindible el altruismo. Por ello, los monjes aprovecharán la
ocasión para pedir, a quien se la quiera ofrecer, ayuda económica para
reformar un monasterio en el que, según explica el profesor, viven
decenas de personas en pésimas condiciones.

La visita de estos budistas a Mallorca forma parte de una gira iniciada
semanas atrás en Orotava, en Tenerife, donde Dhondup asegura que, además
de ser muy bien recibidos por los isleños, consiguieron vender varios
discos con sus cantos. "En Mallorca aún no hemos podido hablar con la
gente, pero quienes nos han ayudado hasta el momento han sido muy
amables", afirma el profesor, quien asegura envidiar el clima del
archipiélago.

Tras una parada en Barcelona para celebrar junto con los miembros de la
Fundación Casa del Tíbet el 71º aniversario del Dalai Lama, los monjes
del Gaden Ngari continuarán en San Sebastián su particular gira por
España.

http://www.diariodemallorca.es/secciones/noticia.jsp?pNumEjemplar=1218&pIdSeccion=9&pIdNoticia=195435



Los turistas ponen en peligro el
palacio del Potala, la joya del Tíbet

Lunes 17 de julio de 2006

Lhasa, Tíbet (AFP).- En la época de la revolución cultural, el palacio
de Potala, joya del budismo y símbolo del Tíbet, se había mantenido a
salvo de la locura destructora de los guardias rojos gracias a la
intervención del primer ministro Zhou Enlai. Cuarenta años después,
surge una nueva amenaza: los turistas.

Qiangba Gesang, director del palacio, no se frota las manos ante la
afluencia de turistas tras la apertura, a principios de julio, de la
primera línea férrea que conecta 'El techo del Mundo' con el resto de
China. "El gran número de visitantes es mi gran problema", declara este
tibetano de 64 años, que trabaja en el palacio desde 1989. "Nuestro
objetivo no es hacer dinero. Mi tarea principal es proteger el palacio",
dice ante periodistas extranjeros durante una visita organizada por el
gobierno.

Algunos turistas chinos eligen el nuevo tren para ir a admirar el
palacio de invierno de los Dalai Lama desde el siglo VII, como este
estudiante de 20 años, de la etnia han, Zhang Haoran, original de Pekín.
"Es la primera vez que visito el Tibet, me encanta viajar pero el avión
está demasiado caro", dice.

En este monumento extraordinario, objeto de restauración desde 2002 y
situado a 3.700 metros de altitud, construido con materiales rojos en su
parte alta y blancos a lo largo de la colina, la premura de los turistas
contrasta con la de los peregrinos tibetanos. En algunas estancias
estrechas, los monjes y los militares intentan poner orden y que la
muchedumbre no permanezca parada demasiado tiempo.

Qiangba Gesang explica que se han dado consignas a los guías para que
los grupos no permanezcan demasiado tiempo en las salas, ya
superpobladas, a fin de evitar una presión demasiado grande sobre la
estructura del palacio. "Hemos demandado a los guías que acorten los
tiempos de estancia", dice. "Cada día, el número de visitantes es
importante, hay que hablar rápido, no tenemos tiempo para detenernos",
manifiestas un guía, Ci Wang.

Si los peregrinos pedían a los turistas un precio de entrada simbólico,
un yuan (unos 10 céntimos de euro), la tarifa se ha elevado
considerablemente: 100 yuanes (10 euros).

Para hacer frente a la afluencia masiva, los responables del palacio han
decidido aumentar la cuota de visitantes autorizados de 1.500 a 2.300.
"Recibir a 2.300 personas en un día es el límite para el palacio de
Potala, no lo podemos aumentar", estimó Nimaciren, director de
Patrimonio Cultural de la región autónoma del Tíbet, citado por el
periódico Beijing News.

Las autoridades piensan igualmente en otra medida para dosificar las
visitas a lo largo del año. Un sistema de tarificación diferente
dependiendo de la época: 100 yuanes (10 euros) durante la temporada baja
y 300 yuanes (30 euros) para la alta. Pero aún no hay nada decidido.
"Animo a los extranjeros a venir en invierno, el Tíbet no es tan frío
como ustedes imaginan", dice Qiangba Gesang a los periodistas.

http://es.news.yahoo.com/17072006/159/turistas-ponen-peligro-potala-joya-tibet.html



China acusa al Dalai Lama
de tener vínculos con la CIA

Miércoles 26 de julio de 2006

Pekín (Reuters).- Un periódico oficial chino acusó el miércoles al Dalai
Lama de colaborar con la CIA, la agencia central de inteligencia
estadounidense, rechazando así los intentos de acercamiento del líder
tibetano y ensombreciendo las conversaciones iniciadas para acercar
posiciones.

El Dalai Lama, que huyó de su tierra en 1959 tras un fallido
levantamiento contra el control de la zona por parte de China, ha
propuesto una política de "Medio Camino", buscando la autonomía pero no
la independencia del Tibet.

Sin embargo, la edición online del periódico China Daily, portavoz en
lengua inglesa del Gobierno chino, rechazó las propuestas del Dalai Lama
en un comentario no firmado.

"Para 'organizar fuerzas armadas para combatir su vuelta al Tibet',
colaboró con el ejército indio y la CIA estadounidense para organizar
'tropas fronterizas especiales indiotibetanas'", dijo el texto, sin
entrar en detalles.

El CIA entrenó a hasta 400 exiliados tibetanos en bases militares en
Colorado, Okinawa y Guam después de que el Dalai Lama huyera al exilio
dentro de una guerra de guerrillas financiada por Estados Unidos contra
China, que ocupó el Tíbet en 1950, informó el diario Chicago Tribune en
1997.

Las milicias fueron lanzadas en paracaídas sobre Tíbet, donde llevaron a
cabo una campaña sin éxito contra los comunistas. La implicación
estadounidense terminó en 1968.

El Gobierno tibetano en el exilio, que tiene su cuartel general en el
norte de India, no hizo comentarios de inmediato.

La declaración acusó al Dalai Lama, premio Nobel de la paz, de la
formación de un ejército rebelde en Nepal, y de establecer oficinas y
organizaciones en el extranjero para fomentar el separatismo.

"Lo que persigue es una estafa y nada media entre una 'autonomía de alto
nivel' y la 'independencia tibetana'", dijo.

La diatriba complica las conversaciones entre Pekín y los enviados del
Dalai Lama, reanudadas en 2002.

http://es.news.yahoo.com/26072006/44-89/china-acusa-dalai-lama-vinculos-cia.html



Crisis de valores

Por Jorge Bucay
Viernes 7 de julio de 2006

Desde hace ya mucho tiempo todos los especialistas y estudiosos de los
procesos sociales, políticos y psicológicos, así como la mayoría de los
filósofos, antropólogos y religiosos nos vienen advirtiendo de la
decadencia moral de nuestra sociedad, de nuestra tendencia al
aislamiento y de la crisis ética que supone nuestra pérdida de valores.

Para los más apocalípticos nos acercamos a una catástrofe mundial, una
gran guerra de consecuencias impredecibles signada por la destrucción y
la violencia; para los "optimistas" sobrenadamos un momento más de
crisis (ni el último, ni el primero) que deberá dejar a la humanidad, en
un lugar mejor de aquel en la que lo encontró. Aún para éstos, el
peligro de la deshumanización de lo humano, no está ausente. El hombre
parece alejarse peligrosamente de los valores que le permitieron
construir la sociedad en la que todos vivimos.

Valores como la bondad, la honradez, la fidelidad o la honestidad, se
han devaluado a expensas de la importancia que reclamaron otros
intereses: el éxito, el poder, el dinero, la influencia, el placer.

Encerrados en algún lugar que consideramos seguro, vemos el mundo por
una ventana. La tormenta ha empapado el cristal y nuestra visión de la
realidad esta distorsionada aunque nosotros ni siquiera nos damos
cuenta.

Los más sabios discuten si se trata de una crisis de la sociedad y sus
valores o de cada individuo. Un trastorno de cada uno de nosotros que
dudamos de nuestras elecciones porque carecemos de suficiente valoración
de nosotros mismos y de nuestros compañeros de ruta, el resto de la
humanidad.

Seguramente haya un poco de cada cosa, pero quizás haya que agregar a
estas dos crisis, el deterioro de los canales de transmisión de los
valores de nuestra estructura social.

Desde hace muchos años, pero sobre todo en el último siglo, el peso, la
importancia y la influencia de la familia, de la iglesia y de la escuela
han ido desapareciendo. Las razones son muchas y de diferentes áreas
pero por el motivo que fuera, justificado o no, el establecimiento y la
pauta de lo deseable y meritorio, de lo aceptable y lo "bueno" ya no
llegan a nosotros de la mano de nuestros padres y abuelos, maestros o
sacerdotes. Ellos vienen más bien signados (y muchas veces claramente
determinados) por la masiva influencia de los diferentes medios de
comunicación; desde la prensa escrita a la televisión, desde la
radiofonía a Internet. Esto quizás no sería tan grave si no fuera porque
además los modelos a seguir o copiar, son diseñados por los
departamentos de publicidad y marketing de algunos cientos de empresas
más que poderosas.

La transmisión y establecimiento de valores queda así en manos
impersonales y casi siempre ajenas a la idiosincrasia de la gente y
lejos de sus verdaderos intereses y creencias. Manos que, para terminar
de agravar el pronóstico, no siempre están dispuestas a resistir la
tentación de hacer negocios con ese nuevo poder que, sin medir
consecuencias, les hemos conferido.

Me propongo desde esta columna hablar durante el verano de algunos de
esos valores. Valores morales de los que tanto nos habló el desaparecido
filósofo argentino Jaime Barylko, maestro y amigo. Incansable educador
que dedicó gran parte de su vida a despertar nuestro interés en la
importancia de educar en valores a nuestra sociedad, muchas veces
olvidada de ellos.

Frente a tanta urgencia y catástrofe. De cara al impacto de todo lo que
nos sucede. Mirando con preocupación la necesidad de resolver nuestras
apremiantes urgencias. ¿Qué importancia puede tener dedicarse a este
tema, más bien reservado al ámbito de los programas de estudio de alguna
materia poco práctica?

El Dalai Lama suele contar esta brevísima historia que quizás conteste a
esa pregunta: Se trata de un árbol que había visto la luz en un terreno
muy fértil. Rápidamente se dio cuenta de que tenía todas las
posibilidades para volverse el más alto y frondoso de los de su clase.
Buena semilla, buena estirpe, buena madera.

Fiel a su deseo se ocupó de crecer. Los más viejos del bosque le
contaron que en esa zona solían llegar los fuertes vientos del sur y que
había que afirmarse mucho cuando la tormenta llegara.

El retoño escuchó el consejo pero tuvo un pensamiento fatal: Estamos en
una planicie. Cuando yo vea venir la tormenta, ya me ocuparé de echar
raíces.

¿Hará falta terminar la historia?

Cierto es que poner el acento en la educación es dedicarse a las raíces
y quizás sea verdad que esto implique descuidar un poco la altura y el
crecimiento externo del árbol de nuestra sociedad, sin embargo,
deberíamos ser cuidadosos, porque cuando la próxima tormenta venga (y
los pronósticos no parecen descartarlo) será importante poder apoyarnos
en las firmes raíces de una educación clara en valores morales.

http://www.diariodemallorca.es/secciones/noticia.jsp?pNumEjemplar=1221&pIdSeccion=9&pIdNoticia=196153


-~--------------------------------------------------------------------~-

-~--------------------------------------------------------------------~-



-~--------------------------------------------------------------------~-

-~--------------------------------------------------------------------~-