Inicio > Mis eListas > gap > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 10275 al 10314 
AsuntoAutor
EL COLMO Web Mast
Las verdaderas pro Red Iber
Enfrentando la Dep Susana P
LM-9-06 - USTEDES Graciela
Recuerdan a Chico Red Iber
Re: EL COLMO Jesus Ci
Eugenio Siracusa d Red Iber
Reconfiguración de Susana P
Jesús el Cristo y helenare
re EL COLMO mas pa enteogen
Está hecho Guillerm
Zer Zambrana <jebz Jebner Z
A quien correspond Guillerm
Curaciones Guillerm
September will be Red Iber
Revista SOMOS UNO Red Iber
Mensaje de Diana - helenare
Mensaje de Avenda helenare
Mensaje de Hatonn helenare
El Grito de nuestr Red Iber
Merlín, El Mago - helenare
Los Faros de Luz - Susana P
Sananda - Agosto 1 helenare
Mensaje de Ker-On helenare
Guerra fiscal Guillerm
El Amor y los tali Red Iber
Vive el planeta en Red Iber
Hermanos mayores Guillerm
Grave acusación Guillerm
Mensaje de Atmos - helenare
Mensaje Ag-Agria - helenare
Sananda - Agosto 2 helenare
Sananda - Agosto 2 helenare
ARGENTINA - ESTREN Graciela
¿Qué Pasa en el Pl Graciela
St. Germain - Sept helenare
LAS ENERGÍAS DE SE Graciela
St. Germain - Agos helenare
St. Germain - Agos helenare
(Interredes] Mayor Red Iber
 << 40 ant. | 40 sig. >>
 
FORO GAP INTERNACIONAL
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 12211     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[GAP] Jesús el Cristo y su visión sobre Colombia
Fecha: 5 de Septiembre, 2006  17:28:59 (+0200)
Autor:helenares <gloria_helenar @.......com>

Hermandad de la Luz Versus Hermandad de la Oscuridad
 Maestro Jesús
 
Canalizado por Kim Michaels.  Tomado de: www.askrealjesus.com.
Originales en Inglés.  Publicado en este sitio web el 18 de Enero del 2.005.
 
JESÚS EL CRISTO HABLA SOBRE COLOMBIA
Tomado de: http://www.askrealjesus.com/N%20CURRENT%AFFAIRS/POLITICAL/Colombia.html)
Traductor desconocido
Diciembre 8 del 2.004 
UNA PREGUNTA A JESÚS SOBRE CÓMO TRAER CAMBIOS POSITIVOS A COLOMBIA Y LIBERAR AL
PUEBLO DE LA OPRESIÓN DE UNA ÉLITE.
Nota del Traductor: La respuesta contiene una enseñanza sobre cómo un pequeño
grupo de gente espiritual puede producir un cambio positivo en cualquier país.
Pregunta:
Amado Jesús, yo quiero empezar por agradecerte por esta preciosa oportunidad
para lograr llegar a ti de una manera tan directa y a nivel mundial. La pregunta
está relacionada con mi país. Yo vengo de Colombia y me pregunto, sencillamente, 
cuáles son los registros antiguos tan horribles que debemos tener ya que no
parecemos ser capaces de librarnos de la maldición de la cocaína, los secuestros,
la guerrilla, la violencia, los grupos paramilitares, los políticos corruptos, la
desigualdad social, la falta de oportunidades para tantos, la profunda
indiferencia de la clase alta o unos medios de comunicación tan obsesionados con
el rating que lo único que hacen es menospreciar cualquier concepto de moralidad.
Estas personas son una minoría en total control de los diferentes aspectos del
país y de su futuro, en medio de la más increíble cantidad de gente que es
trabajadora, llena de esperanza, fe y caridad. Entre más pobre la gente, más
bondadosa es. Existe un mínimo de personas entre las nuevas generaciones educadas
que parece surgir con soluciones brillantes y generosas para enseñarle a otros
cómo dar y compartir. Son pocos, pero su ejemplo es notorio. Vivimos diciendo que
somos muchos los buenos y pocos los llenos de egoísmo y deseo de controlar o de
vengarse. También nos rodean personas deshonestas que parecen desear estar en
total control de uno de los países más hermosos del mundo. ¿Por dónde podemos
empezar a producir un cambio que sea notable, Amado Jesús? ¿Cómo podríamos
cambiar tanto desequilibrio?
Con gratitud por mi respuesta y todo mi amor por ti,
Mónica 
Respuesta de Jesús:
Lo que observáis que se está superando en Colombia no se debe, principalmente, a
una cuestión de registros antiguos, si bien existen registros antiguos de
sacrificios humanos en muchas naciones del Sur y Centro América. Lo que observáis
es típico del proceso que está ocurriendo en cada nación. Los problemas
específicos pueden variar de nación a nación pero, todas las naciones atraviesan
un proceso de pasar de una forma de gobierno dictatorial a una de mayor libertad
y democracia. En este camino habrá tensiones en la sociedad y éstas pueden
manifestarse de muchas formas pero, siempre hay tensión entre una élite –la cual,
con frecuencia, está dividida en facciones- y la población en general. 
Si observáis a Europa notaréis que, durante la Edad Media, la mayoría de las
naciones tuvieron una monarquía. Casi todos los aspectos de una nación eran
controlados por una élite pequeña que tenía el control total sobre la población
en general. Sin embargo, con frecuencia existía una pequeña parte de la población
capaz de producir nuevas ideas. La élite que lideraba siempre combatió cualquier
cambio que pudiese amenazar su poder pero, eventualmente, no fue capaz de
mantener el control total y tuvo que otorgarle a las personas una mayor libertad.

Este proceso de apartarse de una sociedad controlada por una élite del poder y
moverse hacia una sociedad con mayor libertad e igualdad de oportunidades para
todos es inevitable. Es un producto del hecho de que la humanidad está
progresando hacia un estado superior de conciencia. Sin embargo, el proceso no
ocurre con igual velocidad en todas las naciones e, incluso, en las democracias
occidentales el proceso puede ser temporalmente detenido o revertido cuando una
élite obtiene el poder “detrás de bambalinas”. Colombia está, sencillamente, un
poco atrasada con respecto a las naciones de Europa pero se halla en una
trayectoria que conduce hacia una mayor libertad.
La velocidad con que esta transición ocurra depende, más que cualquier otra
cosa, de la conciencia de la gente. Para comprender este proceso en su totalidad,
es necesario tener en cuenta que las personas poseen diferentes niveles de
conciencia, como lo he explicado en otro lugar[1] Para simplificar las cosas,
dividamos la población de un país en tres categorías, dependiendo de su nivel de
comprensión espiritual y de su Conciencia Crística[2]:
•         La gente que está en el 10% más bajo, en términos de Conciencia
Crística, es la que conforma la élite del poder. Yo sé que esto será muy difícil
de creer para muchas personas porque esto incluye, en efecto, a muchas de las
personas que son los líderes de la sociedad en la política, los negocios, los
medios de comunicación y la farándula. Estas personas pueden parecer muy
inteligentes, poderosas y sofisticadas pero, yo no estoy hablando aquí de
capacidades mundanas ni de apariencias. Estoy hablando de la Conciencia Crística
y la vara para medir la Conciencia Crística cuando viene de los líderes está
descrita en mi afirmación:
             “Y el que de vosotros quiera ser el primero, será siervo de todos.”
(Marcos 10:44)
Esto describe cómo un ser con Conciencia Crística actúa en una posición de
liderazgo. Esta persona no está ahí para buscar el poder, el dinero o la fama
porque la persona ha trascendido el deseo de ganancia personal. Entonces, ésta
busca una posición de liderazgo con el motivo puro de servir a las personas. Mi
punto en cuestión  es que la mayoría de los líderes no son, realmente, dadivosos
y esto demuestra que ellos pertenecen al 10% de la población con el más bajo
nivel de Conciencia Crística.
•         Luego tenemos el 10% de la población y estos conforman lo que llamamos
la élite creativa -aunque ellos, idealmente, no deberían verse como una élite
sino como parte de la población. Estas son las personas que tienen cierta
conciencia de lo que está ocurriendo. Poseen un cierto grado de creatividad que
les permite ser las puertas abiertas para traer nuevas ideas y también un cierto
grado de intrepidez para luchar por principios superiores. Sin embargo, con
frecuencia no tienen deseo de poder y, por consiguiente, son fácilmente
desalojados de posiciones donde se toman las decisiones y esto lo hacen los
miembros del más bajo diez por ciento, quienes sí tienen un deseo insaciable de
poder.
•         El tercer grupo es el 80% que conforma a la población en general.
Aunque poseen diversos niveles de conciencia, todos ellos caen en la categoría de
ser seguidores. No tienen un suficiente nivel de Conciencia Crística para ser
verdaderos líderes y no poseen un nivel suficiente de conciencia anti-crística
para pertenecer a la élite del poder. En consecuencia, no tienen deseo alguno por
liderar y quieren que alguien más los lidere para que puedan centrarse en sus
vidas cotidianas.
El destino de una nación depende, en gran medida, de si la población general
sigue a la élite del poder o a la élite creativa. Ahora, uno podría pensar que la
élite del poder posee una ventaja injusta en el hecho de que son buenos para
obtener el poder y que son crueles y despiadados en términos de aplastar
cualquier oposición a su control. En cierto sentido esto es cierto y eso explica
por qué a tantas naciones les ha tomado tanto tiempo establecer la verdadera
libertad y democracia. De hecho, explica por qué ninguna nación ha establecido,
realmente, una sociedad libre y democrática que no sea dominada por una élite del
poder.
No obstante, la realidad de la situación es que las personas que están realmente
decidiendo el destino de una nación son el 10% de arriba, la élite creativa. Si
estas personas no tienen el suficiente nivel de Conciencia Crística para
influenciar y mover a  la población, la población, o bien seguirá a la élite del
poder o bien, será tan controlada por la élite del poder que no podrá retar el
poder ni el control de esta élite.
Sin embargo, si ese 10% de arriba tiene un suficiente nivel de Conciencia
Crística, éste puede influenciar y mover a la población. Y cuando la población se
eleva por encima de un cierto nivel de conciencia, el control de la élite del
poder empieza a escabullirse. Entre más se eleve la conciencia de las personas,
más la élite del poder perderá su dominio absoluto sobre la nación. La razón de
ser de esto es que la élite del poder puede mantener su control sólo mientras que
mantenga a la población en la ignorancia. Entonces, cuando la conciencia de la
población se eleva, la élite del poder no puede ocultarse más y, por
consiguiente, ésta tiene que entregar parte de su poder.
Con todo, la población no puede ser simplemente la fuerza que impulsa el cambio
positivo. Ellos sólo pueden seguir a la corriente más fuerte en la conciencia de
la nación. Entonces, depende de la élite creativa el manifestar un grado
suficientemente alto de Conciencia Crística para alertar y despertar a la
población a la necesidad de cambio, a la conciencia de cómo el cambio puede
producirse, a la aceptación de que el cambio es posible y a la determinación de
asumir una posición para que haya cambio.
Tomen nota de que no se necesita todo el 10% del tope para lograr un cambio.
Incluso, una persona que obtenga la Conciencia Crística puede cambiar la ecuación
de la conciencia para una nación entera. En algunos casos, una persona con
Cristeidad se convierte en el catalizador  para el cambio, sin que el público
jamás llegue a enterarse. Éste es el caso de muchas personas espirituales que
pueden mantener el equilibrio de una nación “detrás de bambalinas”.
En algunos casos, un número de personas ha alcanzado un grado de Conciencia
Crística suficientemente alto para convertirse en el catalizador del cambio.  Un
ejemplo es la revolución americana, en el cual un grupo de personas tenía cierto
grado de Conciencia Crística.  De un grupo como éste con frecuencia emerge una
persona que se convierte en el punto focal para el cambio de la nación como fue
el caso de George Washington quien es hoy en día un Maestro Ascendido.
Yo no estoy diciendo aquí que los revolucionarios americanos fueran gente
perfecta o que tuvieran la total Conciencia Crística.  Si hubiesen tenido un
mayor grado de Conciencia Crística, la revolución hubiese ocurrido sin
derramamiento de sangre, si bien hubiese tomado más tiempo lograr la
independencia.  Lo que yo estoy diciendo es que había suficiente Conciencia
Crística para dar a luz la primera nación democrática, lo que se convirtió en una
victoria importante sobre las fuerzas que buscaban reprimir a la población. El
hecho de que el nacimiento de la nación americana involucrara derramamiento de
sangre muestra que ni la élite creativa ni la población tenían un suficiente
nivel de conciencia para lograr el progreso sin la violencia.  En varias naciones
europeas la transición hacia la democracia sí ocurrió sin violencia y esto
ciertamente puede ocurrir en muchas otras naciones hoy en día.  Sin embargo, esto
sólo puede suceder cuando la conciencia es elevada por encima de un cierto nivel.
Entonces, ¿qué puede hacerse para cambiar la ecuación en una nación? Pues bien,
además de esforzarse por obtener la Conciencia Crística puede ser de utilidad el
ser concientes de los venenos espirituales que la Madre María describe en su
charla al respecto[3]. El veneno fundamental es la ignorancia y, aunque este
veneno afecta a todas las personas, ejerce su impacto más grande en la población
en general.  Muchas personas sencillamente están tan saturadas por el veneno de
la ignorancia que no pueden elevar su conciencia para descubrir qué es lo que en
realidad está ocurriendo detrás de bambalinas.  Muchas de ellas no quieren saber
porque no quieren asumir la responsabilidad que llega con el conocimiento. Sin
embargo, el efecto extremo del veneno de la ignorancia es el no estar dispuestos
a conocer la verdad.
Los miembros de la élite del poder tienen, con frecuencia, un conocimiento
sofisticado sobre el mundo material pero, son unos ignorantes sobre el mundo
espiritual. Sin embargo, ellos están siendo controlados, principalmente, por los
cuatro venenos que derivan de la ignorancia, sobre todo la rabia (ira), el
orgullo, la codicia y la envidia. Estas personas con frecuencia están enojadas
con Dios y buscan desplegar esta rabia (ira) a las personas. Se sienten muy
orgullosos de sus habilidades y de su posición en la jerarquía terrenal y su
orgullo les impide cambiar su modo de ser o admitir que han cometido un error. 
Simplemente, no comprenderán que están siendo hipócritas al insistir que trabajan
por buenas causas mientras reprimen y explotan a la población. Su codicia les da
una fuerza que lo consume todo y que los impele a ganar dinero y poder y, con
frecuencia, su envidia los divide en facciones rivales.
Por ejemplo, antes de la Revolución Francesa, una pequeña élite del poder
controlaba a la sociedad a través de la monarquía y de la Iglesia.  Sin embargo,
esta élite era demasiado pequeña para incluir a todos aquellos que pertenecían a
esa parte más baja del 10% de la población.  Entonces, se conformó una facción
rival que estaba hecha de las personas que codiciaban el poder que acaparaban el
rey y la aristocracia, un poder que ellos no podían obtener porque éste se
heredaba.  Formaron, entonces, a los revolucionarios que tumbaron al rey y a su
aristocracia.
Tomen nota de que, aunque estas personas proclamaban estar luchando por la
libertad y la igualdad de las personas, a muchos de ellos los guiaba una búsqueda
de poder. No querían liberar a las personas; simplemente deseaban robarle el
poder al rey.  La prueba es ese grisáceo baño de sangre de la Guillotina que
jamás hubiese sido perpetrado por la élite creativa.  Estas personas se ven a sí
mismas como la élite privilegiada al utilizar el gobierno, al mismo tiempo que
claman estar trabajando por el pueblo. Este patrón puede ser visto en muchas
otras naciones, como en la revolución bolchevique en Rusia, que creó un régimen
totalitario bastante más abusivo que el del Zar.  Esto también es lo que impulsa
a los rebeldes en la Colombia moderna, quienes están sedientos por la búsqueda de
dinero y poder y no tienen  deseo alguno de liberar a la población.
El último veneno es el de la falta de voluntad y del no-ser. De nuevo, éste
afecta a todos los seres pero tiene el mayor impacto en el 10% de la parte
superior (de la élite creativa). Éstas son las personas que han adquirido un
cierto nivel de Conciencia Crística y, por lo tanto, tienen el potencial de ser
los catalizadores para producir un cambio positivo. Sin embargo, para producir
ese cambio, ellos necesitan evitar la trampa del orgullo que hace que se sientan
superiores a la población. Y tienen que estar dispuestos a ser objeto de la
atención general, lo que los expondrá a ataques por parte de la élite del poder.
Ésta es la historia que veis reflejada en mi vida.  Observaréis que en el
matrimonio (Bodas) de Canaá yo dudé en convertir el agua en vino, incluso al
punto de que mi madre (María) tuvo que recordarme que no podía seguir posponiendo
mi misión. Lo que yo estaba manejando en ese momento era el veneno de la falta de
voluntad, que previene a tantas personas de verdaderamente expresar su propia
Cristeidad. Como Kim puede atestiguaros, éste es un veneno muy poderoso contra el
que él mismo tuvo que luchar  para empezar esta página web y contra el que todos
los buscadores espirituales tienen que luchar para abrirse paso a la Conciencia
Crística.
Entonces, podría decirse que el destino de una nación depende de si ese 10% que
está en la parte superior será capaz de reunir la conciencia, la determinación y
el valor de vencer al veneno de la falta de voluntad y del no-ser. ¿Se atreverá
la élite creativa a ser el objeto de la atención general y a retar al poder de la
élite (de poder)?  ¿Se atreverán a darle a la población un ejemplo de verdadero
liderazgo para que las personas tengan a alguien a quien seguir y no sean
embaucados y llevados a una conciencia de masas que lincha y donde, de manera
ciega, grita: “¡Crucifíquenlo, crucifíquenlo!” y rechaza al Cristo Viviente en
favor de una asesino que proviene de la élite del poder?
Además de los venenos, también tenéis la influencia de las fuerzas oscuras que
pueden utilizar los venenos para controlar las mentes de las personas. Estas
fuerzas, con frecuencia, tienen el control total sobre la élite del poder y lo
utilizan como su escudero para subyugar a la población. Una vez que la mayoría de
las personas ha sido apaciguada o controlada, las fuerzas oscuras pueden
fácilmente succionarles hasta la última gota de su energía, casi como ordeñáis a
las vacas.  Una vez que las fuerzas oscuras controlan la parte más baja del 90%
de la población, no podéis esperar que se produzcan cambios positivos en estas
personas.  La causa es que estas personas obtienen ahora lo que sus mentes
carnales desean.  La élite del poder obtiene la posición, la fama, el privilegio,
el dinero y el poder. Y las personas reciben una especie de vida segura y cómoda,
especialmente en las naciones industrializadas. Entonces, la única manera de que
el cambio pueda producirse es si el 10% de la parte superior, la élite creativa,
se opone a ser controlada a través de los venenos del orgullo y de la falta de
voluntad y, por lo tanto, es capaz de ver a través de las mentiras serpentinas
que parecen solidificar el status quo.
¿Cómo podéis comenzar a producir un cambio notable? Podéis hacer el mayor
esfuerzo posible por manifestar vuestra propia Cristeidad porque esto no sólo
elevará a todo el 10% de la parte superior sino, también, a la población. Podéis
también tratar de consumir los venenos que mantienen a las personas en la
ignorancia o aprisionadas por la rabia (ira), el orgullo, la codicia o la
envidia.  Y, finalmente, podéis educar a las personas tanto como sea posible.
Para aquellos abiertos a las enseñanzas de esta página web, yo recomiendo
enfáticamente que busquéis primero vuestra propia Cristeidad . Existe una verdad
esencial en mi afirmación:
“Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os
serán añadidas.” (Mateo 6:33)
El Reino de Dios es la Conciencia Crística. Como un medio para obtener la
Cristeidad y consumir los venenos y las fuerzas de la oscuridad que agobian
vuestra nación, utilizad el rosario del Arcángel Miguel[4] para atar a las
fuerzas de la oscuridad y a la élite del poder.  Luego, utilizad los rosarios de
la Madre María[5] para consumir los venenos espirituales que agobian a las
personas.  En la medida en que empecéis  a manifestar vuestra Cristeidad y
suprimáis esa nube espesa de venenos que está oprimiendo a vuestra nación,
obtendréis una  visión clara sobre qué más podéis hacer. Incluso, facilitaréis el
que otras personas de la élite creativa reciban ideas nuevas así como valentía e
intrepidez nuevas.
Entonces, por el momento, vais por el camino correcto con vuestros esfuerzos en
Colombia.  Continuad traduciendo y distribuyendo los rosarios y los libros y
continuad esforzándoos por obtener vuestra Cristeidad.  Más adelante, se os darán
instrucciones adicionales en la medida en que estéis listos para dar el siguiente
paso. Yo puedo aseguraros que la Madre María está muy complacida con los
esfuerzos del grupo en Colombia y espera con interés que sus libritos con los
rosarios traducidos se esparzan como gotas de luz a través de las naciones de
habla hispana. Yo también estoy emocionado de ver cuánto impacto la impresión de
los rosarios en libritos pequeños puede tener en el destino de las naciones.
Existen ejemplos en la historia donde un pequeño panfleto cambió el curso de una
nación –para bien o para mal.  En este caso, ¡sólo puede ser para el bien!
Obviamente, yo no estoy diciendo que utilizar las herramientas espirituales es
todo lo que podéis o deberíais hacer. Las herramientas espirituales sólo proveen
la fuerza que impulsa y está detrás del cambio pero, las personas deben continuar
tomando medidas para manifestar ese cambio. Ellas deben tomar una posición ante
la verdad.  Sin embargo, notad que el factor decisivo en cualquier nación es el
nivel de la Conciencia Crística manifestada por el 10% de la parte superior y por
la población en general. Entonces, el primer paso hacia un cambio positivo es
elevar la conciencia de las personas. Si la conciencia no es elevada, no se
producirá un cambio real.  En lugar de eso, seréis testigos de las peleas entre
los grupos rivales de la élite del poder. Esto jamás mejorará la vida de las
personas y, en muchos casos, la empeorará.
Mi punto es que cuando una nación parece estancada en un conflicto o tiene
problemas que parecen imposibles de resolver, la causa implícita es que la élite
creativa no ha manifestado un grado de Conciencia Crística suficientemente alta. 
La única cosa que puede romper el estancamiento es el requisito de que alguien
manifieste un grado superior de Conciencia Crística.  Incluso, una sola persona
puede lograr una tremenda diferencia y un grupo de personas decididas puede darle
la vuelta a una nación entera.  Entonces, si deseáis mejorar un reino sobre la
Tierra, empezad por alcanzar el reino del Cielo. Sin embargo, no olvidéis que el
reino de Dios no está por encima de vosotros sino dentro de vosotros mismos.


-~--------------------------------------------------------------------~-

-~--------------------------------------------------------------------~-