Inicio > Mis eListas > gap > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 12341 al 12380 
AsuntoAutor
SIMBOLOS DE LUZ® ~ Graciela
KRYON - Canalizaci Graciela
Cancer y Metafisic Lilian P
La Transición 2007 Susana P
Tibetanos detenido Guillerm
Canalización Kryon Susana P
Rebelión mundial Guillerm
Fwd: Para Alicia C Ricardo
8000 Tambores Sagr Ricardo
DOMINGO DE RAMOS Graciela
Masacre en Tíbet Guillerm
¿Qué Pasa en el Pl Graciela
FW: Biocombustible Marta Tr
Donde y como murio Ricardo
Serie de las 12 Le El Templ
Mensaje del Arcáng El Templ
Boletín Semanal Ur El Templ
Busca a Dios en lo Guillerm
Activando la nueva Guillerm
Soluciones a los S Lilian P
Cermonia de luna L Gerardo
Calma tensa en Tíb Guillerm
KRYON – PREDICCION Graciela
Aries - Guerrero d Edgar Je
Boletín Semanal Ur El Templ
Vibraciones de Cam El Templ
El Camino de Menos El Templ
Simbolismo de la S Edgar Je
PAZ EN LA TIERRA ANIKHA
Concreción de Done Lilian P
Nunca vieron el Tí Guillerm
Mas Allá De La Men Graciela
Argentina: Un pais Ricardo
Camino al reciclaj Ricardo
Shinto Kai / Activ Ricardo
Predicciones para Susana P
Charla del lider d Ricardo
Fenomenal niño Índ Lilian P
Germain: 'Éste es Guillerm
Esu: 'No queda tie Guillerm
 << 40 ant. | 40 sig. >>
 
FORO GAP INTERNACIONAL
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 14312     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[GAP] Nunca vieron el Tíbet
Fecha:Lunes, 24 de Marzo, 2008  13:06:13 (+0100)
Autor:Guillermo <guillermo @.....es>

(Doy fe de esta información porque yo estuve en Dharamsala.)

Nunca vieron el Tíbet pero sueñan con
su tierra prometida desde Dharamsala

Dharamsala, India, 23 mar (AFP).- Nacieron en la India y nunca vieron el
Tíbet, pero los niños y los maestros tibetanos en el exilio en la
escuela de Dharamsala, en el norte del país, sueñan con su tierra
prometida.

Bautizado "pueblo tibetano de niños", este establecimiento es en primer
lugar un bastión del nacionalismo.

"Enseñamos a los niños a ser buenos tibetanos", afirma Phurbu Dolma, una
docente de jardín de infancia en este complejo educativo que alberga a
2.000 niños y 300 maestros y empleados, ubicado en las alturas de
Dharamsala, una barriada que está enfrente del Himalaya, donde el Dalai
Lama, líder espiritual budista, vive en el exilio desde 1959.

Haciéndose eco del jefe espiritual tibetano, la escuela quiere ser un
crisol para preservar y transmitir la identidad, la cultura y la
historia del Tíbet.

"He escuchado hablar (ndlr: del Tíbet). Gracias a mis padres, corre por
mis venas. Somos tibetanos e incluso, aunque no nací allí, el Tíbet es
mi país", afirma Tenzin Ngodup, profesor de Ciencia y Técnica.

"Estamos exiliados con nuestro gobierno y nuestra escuela paa educar a
una nueva generación, preservar nuestra cultura y nuestras tradiciones",
se congratula este hombre afable nacido hace 38 años en India, como la
mayoría de los 20.000 tibetanos de Dharamsala.

Con sus edificios en armonía separados por patios arbolados, aulas
luminosas y frescas, hogares para profesores y escolares, el "pueblo
tibetano de niños", se parece a un micro-Estado tibetano enclavado en el
corazón de las montañas indias.

Los disturbios que estallaron el 10 de marzo en Tíbet, los más
importantes desde hace 20 años, han acentuado ese sentimiento de
identidad tibetana en esta escuela.

"Queremos ir al Tíbet en cuanto sea liberado", dice Choezin, de 16 años,
nacida en India y que sólo conoce la geografía del Tíbet gracias a los
mapas, las fotos y las pinturas que decoran las paredes del aula.

A su lado, Choeyang, cuenta que llegó a Dharamsala siendo un bebé en los
brazos de sus padres, que al igual que miles de tibetanos se atrevían
cada año a cruzar los puertos himalayos.

Entonces, sus padres la encomendaron a esta escuela, antes de volver a
Lhasa. "No les he vuelto a ver desde hace 15 años", explica.

"En el Tíbet, no podemos ir a escuelas tibetanas y aprender tibetano",
dice Choezin.

Desde el inicio de la crisis actual, el Dalai Lama no dejó de recordar
que su país natal ha sido víctima de una "especie de genocidio cultural"
perpetrado por China, que conduce inevitablemente a la "muerte de una
Nación".

La célebre figura de la causa tibetana expresó también su reconocimiento
hacia la India por haber permitido que se construyeran escuelas
tibetanas, lugares de transmisión de una "historia" y de una "cultura".

"Es el mayor éxito de su Santidad", se felicitó Ngodup.

Desde los tres años de edad, los pequeños "aprenden tibetano, inglés,
matemáticas y más tarde, hindi (...) Pero un día deberán ir al Tíbet",
asegura Dolma.

Pues "aunque la India es un país agradable, no es el nuestro, y
esperamos ir un día a Tíbet", confía esta docente de 34 años, que
también nació en la India.

Al mismo tiempo que ha denunciado "el regimen de terror" chino, el Dalai
Lama, defensor de la no violencia, quiere reanudar el diálogo con Pekín
y sueña con un Tíbet "en armonía" en el que "convivan chinos y
tibetanos".

"No considero a los chinos como mis enemigos, pero el mundo entero sabe
que somos tibetanos (...) Tíbet es muy diferente de China", afirma
resumiendo el sentir de los tibetanos un profesor de Informática,
Tserang Phuntsok.


El Gobierno del Tíbet en el exilio
apunta 130 muertos en disturbios

Dharamsala, India, 24 mar (AFP).- Unas 130 personas fueron confirmadas
como muertas durante los disturbios en el Tíbet, afirmó este lunes el
primer ministro del gobierno de Tíbet en el exilio, Samdhong Rinpoche.

"Esta cifra es de nuestras fuentes en Tíbet. El número verificable es de
unos 130 muertos en todo Tíbet", dijo Samdhong Rinpoche en Dharamsala
(norte de India), sede del gobierno tibetano en el exilio.

El último balance del gobierno tibetano en el exilio daba parte la
semana pasada de 99 muertos.


El Dalai Lama asegura que tiene el mismo
sentimiento de impotencia que hace 50 años

Nueva Delhi, 23 mar (EFE).- El líder espiritual tibetano, el Dalai Lama,
ha asegurado tener el mismo "sentimiento de desesperanza e impotencia"
que hace casi 50 años, cuando se exilió en la India tras la fallida
revuelta tibetana contra China, informó la agencia IANS.

En un encuentro en la capital india este fin de semana con artistas y
diplomáticos, el Dalai Lama rechazó el odio y la violencia para
encontrar una solución a la situación del Tíbet, pero precisó que esto
no significa que su pueblo deba mostrarse "sumiso" ante las autoridades
chinas.

A pesar de sentirse seguro en territorio indio, reconoció sentir "el
mismo sentimiento de desesperanza e impotencia" que tras la insurrección
tibetana de 1959 contra los comunistas chinos, que causó 10.000 muertos
y obligó a exiliarse a unos 100.000 seguidores del Dalai Lama.

Según él, si los chinos no "atienen a su 'karma' negativo, sufrirán las
consecuencias".

Aunque el Dalai Lama tan sólo habló esporádicamente de la situación en
el Tíbet, admitió antes de iniciar una de sus conferencias que
normalmente tiene claros los puntos a desarrollar, pero que esta vez su
mente estaba en blanco.

El líder espiritual tibetano se encuentra alojado en el lujoso hotel
"Ashok" de Nueva Delhi desde el pasado viernes y durante esta semana
impartirá cursos de meditación y filosofía budista.

Hasta ahora, China ha reconocido la muerte de 19 personas en los
disturbios de Lhasa, aunque el Gobierno tibetano en el exilio indio
asegura que en los choques con la Policía en la capital tibetana
perdieron la vida 80 personas y otras 19 en otra provincia china.


La policía nepalí detiene a más de cien
manifestantes protibetanos en Katmandú

Katmandú, 24 mar (EFE).- Más de un centenar de manifestantes que
protestaban por la muerte de al menos 19 personas en los disturbios
registrados el pasado día 14 en Lhasa, la capital tibetana, fueron
detenidas en Katmandú, informó una fuente policial.

"La Policía ha detenido a un total de 125 personas, la mayoría de ellos
en los alrededores de las oficinas de la ONU. Unos quince fueron
arrestados frente a la oficina de visados de China", dijo el portavoz
policial Sushil Bar Singh Thapa.

Activistas tibetanos elevaron a 200 el número de detenidos, incluidos
monjes que no participaban en las manifestaciones.

Thapa precisó que probablemente los detenidos serán puestos en libertad
esta misma tarde.

Además, las autoridades municipales de Katmandú han prohibido una
manifestación convocada por la delegación nepalí de Amnistía
Internacional y de los tibetanos en el exilio para denunciar la
violación de derechos humanos en el Tíbet.

"No hemos autorizado la protesta por razones de seguridad", dijo el jefe
de la administración del distrito de Katmandú, Jaya Mukunda Kahanal.

Desde el pasado 10 de marzo, monjes budistas secundados por la población
civil han protagonizado protestas en el Tíbet para recordar el
aniversario de la fracasada rebelión tibetana contra el mandato chino en
1959, que causó la huida al exilio del Dalai Lama.

Las manifestaciones desembocaron en la ciudad de Lhasa en unos
disturbios que costaron la vida a 19 personas, según la versión oficial
de China aunque el Gobierno tibetano en el exilio en la India cifra el
número de víctimas en al menos 80 muertos.

En Nepal, país que controla de forma estricta las actividades y
manifestaciones en contra del Gobierno de Pekín dentro de su territorio,
se han registrado numerosas detenciones de tibetanos que han sido
puestos en libertad horas más tarde.


China dice controlar el Tíbet,
donde se temen arrestos masivos

Pekín, 21 mar (AFP).- China afirmó este viernes que controlaba el Tíbet
y las regiones vecinas a las que se propagaron los sangrientos
disturbios registrados hace una semana en Lhasa, lo cual hace temer que
se produzcan detenciones masivas, según organizaciones de derechos
humanos y protibetanas.

Este viernes los medios de comunicación extranjeros tenían prohibido
acceder a estas zonas y los chinos insistían en sus informaciones en un
presunto restablecimiento de la normalidad en Lhasa, la capital
tibetana. Ilustraban sus afirmaciones con fotografías de estudiantes
sonrientes.

La página 'web' Chinatibet.news.com publicaba en portada un artículo del
Diario de Tíbet, el oficial del Partido Comunista regional, con un
título elocuente: "En el cielo del Tíbet lucirá siempre el sol".

Los principales portales de internet chinos han publicado las
fotografías de los 19 manifestantes más buscados por la policía tras las
protestas de Lhasa y una reseña policial con un número de teléfono para
que el lector pueda comunicar los posibles indicios.

Según la versión oficial de los hechos, los disturbios causaron 13
muertos, todos ellos "personas inocentes".

Los tibetanos en el exilio hablan, por el contrario, de 100 muertos, e
incluso de cientos de víctimas en el Tíbet y otras regiones a las que se
extendieron las manifestaciones contra la autoridad china.

Según la agencia China Nueva, un total de 170 personas estuvieron presas
hasta el miércoles por la noche. Los grupos protibetanos en el
extranjero dan cuenta de más de mil detenidos.

"Nos preocupa que las personas detenidas sean maltratadas. Hay muchas
pruebas de tortura y malos tratos en las prisiones chinas", declaró
Nicholas Bequelin, de Human Rights Watch en Hong Kong.

El jueves, por primera vez desde el estallido de la crisis tibetana, las
autoridades chinas reconocieron haber disparado "en legítima defensa"
para reprimir los disturbios y haber herido a cuatro personas el domingo
en una zona de la provincia de Sichuán (suroeste de China) habitada
mayoritariamente por tibetanos.

Diversos grupos de militantes protibetanos aseguraron que las fuerzas de
seguridad mataron a ocho personas en las manifestaciones celebradas en
este distrito de Ngawa. Acompañan sus acusaciones con fotografías de
cadáveres con heridas que a primera vista parecen causadas por impactos
de bala. AFP no ha podido verificar la autenticidad de estas imágenes.

En los últimos días, varios testigos dijeron presenciar la llegada de
refuerzos militares a las zonas afectadas por los disturbios.

Este viernes, en una región tibetana del Yunán (suroeste), donde por
ahora no se han registrado manifestaciones, la policía patrullaba sus
calles y aldeas. Las autoridades, por su parte, han recomendado a sus
habitantes que eviten organizar congregaciones, según un testigo.

Al mismo tiempo, miles de exiliados tibetanos recibieron a Nancy Pelosi,
la presidenta demócrata de la Cámara de Representantes estadounidense,
en la localidad india de Dharamsala.

La responsable pidió una investigación internacional sobre los
disturbios en Tíbet aunque precisó que no desea un boicot de los Juegos
Olímpicos de Pekín del próximo agosto.

"Llamamos a la comunidad internacional a organizar una investigación
externa e independiente sobre las acusaciones del Gobierno chino según
las cuales su santidad (el Dalai Lama) fue el instigador de la violencia
en Tíbet", dijo.

Dalai Lama, líder espiritual de los budistas tibetanos que vive exiliado
en esta ciudad del norte de India desde 1959, ha sido acusado por las
autoridades de Pekín de estar detrás de los disturbios registrados en
Tíbet en los últimos días.

Mientras, en Nueva Delhi, exiliados tibetanos asaltaron este viernes la
embajada china y enarbolaron banderas tibetanas como medida de protesta
por la represión china a las manifestaciones en favor de la
independencia del Tíbet, informaron fuentes de la policía local.

Tras varios intentos fallidos en los últimos días, medio centenar de
exiliados tibetanos lograron este viernes esquivar el cordón policial
que rodea la embajada.

Unos 15 manifestantes lograron escalar la alambrada al grito de "Tíbet
libre" antes de ser detenidos por la policía hindú y los agentes de
seguridad chinos.

Fuentes policiales aseguraron también que "hay heridos por las dos
partes", aunque no pudieron dar más información.


A China le estalla en Tíbet la
primera gran crisis preolímpica

París, 22 mar (AFP).- El estallido de violencia vivido esta semana en el
Tíbet ha hecho que todas las miradas se concentren en la reacción de
Pekín cuando faltan cinco meses para los Juegos Olímpicos y la
posibilidad de un boicot al evento tiene tiempo para crecer.

El "mundo está mirando" a China, advirtió el viernes Nancy Pelosi, la
líder demócrata del Congreso estadounidense, durante una visita a
Dharamsala, en el norte de la India, la capital del exilio tibetano.

Pekín está atrapado entre la difícil misión de no hacer impresentable la
participación en los Juegos -sobre todo para los Gobiernos occidentales,
cada vez más interpelados al respecto-, sin abrir su mano de hierro
sobre el Tíbet.

Hasta el jueves, los disturbios de Lhasa habían causado 13 muertos,
según Pekín, y cientos, según el exilio tibetano.

China anunció este sábado -hora local en Pekín- que el balance ascendía
a 19 muertos, entre estos 18 civiles y un policía, según la agencia
estatal de noticias China Nueva.

Esta crisis "es lo peor que le podía ocurrir" al régimen comunista,
explicó Jean-Philippe Béjà, especialista en China del Centro de Estudios
e Investigaciones Internacionales (CERI) de París.

"No permitirán que las reivindicaciones se expresen abiertamente durante
mucho tiempo porque los chinos podrían también sumarse", advirtió.

"Si se llega a un extremo sangriento de gran alcance, el impacto sobre
los Juegos Olímpicos será importante y acrecentará las presiones de la
comunidad internacional", estimó el disidente chino Liu Xiaobo, que, al
mismo tiempo, se muestra escéptico sobre la voluntad de Occidente de
castigar los excesos de Pekín.

"Por supuesto que la cuestión de la imagen es importante, pero el
régimen cuenta con el olvido rápido de los medios de comunicación, de la
opinión pública y de los jefes de Estado", sentenció.

De la misma opinión es la francesa Claude Levenson, autora de numerosas
obras sobre el Tíbet, que ejerce de intérprete de lengua francesa del
Dalai Lama, el líder espiritual tibetano.

"Creo, desgraciadamente, que China se puede permitir una nueva
represión" porque los dirigentes mundiales "están atrapados entre dos
aguas, la de sus intereses económicos y la de su simpatía moral por el
Dalai Lama y la defensa de los derechos fundamentales de los tibetanos",
algo que "no tiene mucho peso en la balanza".

Lo que nadie parece pensar es que China vaya a saldar los
acontecimientos del Tíbet atendiendo las reivindicaciones
independentistas para tener la fiesta olímpica de agosto en paz.

Pekín no puede prescindir de la región del himalaya no sólo por motivos
políticos -sería una señal para otras regiones separatistas y para
Taiwán-, sino también por razones económicas y militares.

"Los incidentes y las manifestaciones son un problema para Pekín, pero
eso no va a hacer temblar su control del Tíbet", sostuvo Joseph Cheng,
un analista de Hong Kong.

"El Tíbet es un territorio estratégico. Su control da a China el acceso
a sus vastos recursos en minerales y agua", según Brahma Chellaney, del
Centro de Estudios Políticos de Nueva Delhi, pronosticando que el cambio
climático hará que el agua se convierta en "un arma política" en manos
de Pekín.

La región himalaya, que "siempre sirvió de tapón -en otros tiempos entre
los británicos, Rusia y China-, les sirve ahora de plataforma desde la
que dominan toda Asia", explicó Anne-Marie Blondeau, investigadora del
Centro de Documentación del Área Tibetana (CDAT) de París.

El actual discurso chino sobre el Tíbet, que afirma que la región es una
parte de China "desde los tiempos antiguos", nació en el siglo XIX bajo
la dinastía Qing (1644-1911) y fue asumida tanto por el Partido
Comunista como por su adversario, el Kuomintang.


El Papa pide soluciones de paz
para el Tíbet y Oriente Medio

Ciudad del Vaticano, 23 mar (AFP).- El papa Benedicto XVI llamó este
domingo a hallar "soluciones que salvaguarden el bien y la paz" en
Tíbet, Oriente Medio y algunas regiones de África, en su mensaje de
Pascua transmitido desde la plaza de San Pedro frente a miles de fieles
empapados por la lluvia.

La máxima autoridad de la Iglesia Católica deseó que "la fuerza de la
renovación del misterio pascual" se manifieste "en todas las partes del
mundo" con motivo de la Pascua, principal festividad del cristianismo
con la que se conmemora la resurrección de Cristo.

"Cómo podemos olvidarnos de pensar en este momento en algunas regiones
africanas, como Darfur o Somalia, en el atormentado Oriente Medio, y en
especial en la Tierra Santa, en Irak, Líbano y finalmente Tíbet,
regiones para las que animo la búsqueda de soluciones que salvaguarden
el bien y la paz", declaró.

Hizo hincapié en que, para los cristianos, la Pascua es "un llamamiento
a convertirnos al amor", "una invitación a vivir rechazando el odio y el
egoísmo".

El Papa había hecho el miércoles un llamamiento al "diálogo" y la
"tolerancia" recíproca en Tíbet durante su audiencia general tras
guardar silencio durante varios días. China hizo oídos sordos a sus
llamados.

El Papa pronunció luego sus mejores deseos de Pascua en 63 idiomas,
entre ellos el chino, el árabe y el latín, y su tradicional bendición
'urbi et orbi' (a la ciudad y al mundo).

Con el mensaje al mundo y la bendición concluyó la misa de Pascua
concelebrada por Benedicto XVI frente a miles de peregrinos que se
protegían de la lluvia con paraguas, frente a la Basílica de San Pedro.

El Papa y los demás celebrantes estaban resguardados por un gran toldo
bajo el cual se encontraba el altar.

"Consideremos (esta lluvia) como un don de Dios", improvisó el Papa.

Las festividades de Pascua de este año están dedicadas a la libertad
religiosa. En el Vía Crucis de Viernes Santo, se habló de los "mártires"
de la Iglesia en China.

China, cuya pequeña iglesia católica está dividida entre un brazo
clandestino fiel al Papa y otro oficial sometido a las autoridades
políticas, estuvo presente en el tradicional viacrucis del Viernes Santo
presidido por Benedicto XVI en el Coliseo, en el centro de Roma.

Las "meditaciones" redactadas a petición del Papa por el cardenal de
Hong Kong Joseph Zen Ze-Kiun destacaron a los "mártires vivientes del
siglo XXI", víctimas de "todos los que usan la autoridad como
instrumento de poder y no se ocupan de la justicia".

El acontecimiento más imprevisto de estas celebraciones pascuales fue el
bautismo por Benedicto XVI de Magdi Allam, periodista italiano de origen
musulman conocido por su polémicas contra el islamismo.

Magdi Allam, nacido en Egipto en 1952, editorialista en el Corriere
della Sera, optó por el nombre de 'Cristiano'.

El portavoz del Vaticano Federico Lombardi explicó en una nota a los
medios que "para la Iglesia tiene derecho a recibir el bautismo católico
toda persona que lo pide tras una profunda búsqueda personal, y debe
hacerlo con total libertad y luego de una preparación adecuada".

En su relación con el islam, el Vaticano insiste sobre la importancia de
la libertad religiosa y en especial sobre el respeto al derecho de
cambiar de religión.

La apostasía (renegar su religión) está prohibida en el islam y ae puede
castigar con la pena de muerte en algunos países.


 



-~--------------------------------------------------------------------~-



-~--------------------------------------------------------------------~-

-~--------------------------------------------------------------------~-