Inicio > Mis eListas > gap > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2001 al 2040 
AsuntoAutor
FW: Ataque de las Ricardo
LOS BALLENEROS JAP Ricardo
Humano Galactico . yo
RE: La liberación LIBER
12-Mayo-2002 Jordi Vi
luz del amado Pad Trino om
RE: Abrigos asesin yo
RE: Abrigos asesin Rita Cal
Fwd: para ti miria Miriam C
Re: yo me pregunto Mara De
Nuevos Lineamiento Ricardo
Sólo con el ejempl Mara De
Señor, ayúdame Mara De
Re: yo me pregunto Thammy A
LOS SINTOMAS DEL D Marcela
humildad Juanita
FW: Hola Sergio!! Ricardo
Nibiru o Hercolubu Thammy A
Cerrarse al diálog Ricardo
Caminante Eterno / Adrian G
Quienes son Ls GAP Thammy A
Fw: Soy libre. Men Adrian G
Fw: Sobre merkabas cecilia
Bienaventurados Juanita
Recordatorios desd Adrian G
Mensaje para los H Adrian G
MEDITACION PARA CA Bianca S
RE: RE: La liberac LIBER
La Búsqueda del Se Ricardo
III - Mensajes de Amallo
Re: Fw: Sobre merk Ricardo
FW: *luces* Mensaj Ricardo
FW: La inversion d Ricardo
HOSPITAL VIRTUAL D Ricardo
Sobre merkabas... cecilia
Re: FW: *luces* Me Anirok99
LA NUEVA ERA SEGŕN henrique
Mas sobre el Merka Ricardo
Re: Fw: Sobre merk cecilia
Re: Re: Fw: So nuriamer
 << 40 ant. | 40 sig. >>
 
FORO GAP INTERNACIONAL
PŠgina principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 3938     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[GAP] Cerrarse al diálogo equivale a renunciar a la paz
Fecha:Sabado, 1 de Junio, 2002  02:37:59 (-0600)
Autor:Ricardo Ocampo <redluz @...............mx>

 
---------- 
From: redibericadeluz-digest-ayuda@... 
Date: 1 Jun 2002 02:16:33 +0200 
To: redibericadeluz@... 
Subject: redibericadeluz Resumen 1 Jun 2002 02:16:33 +0200 N√ļmero 481 
 
 
 
 
redibericadeluz Resumen 1 Jun 2002 02:16:33 +0200 N√ļmero 481 (solo texto) 
 
INDICE (Mensajes del 1393 al 1396) 
------ 
 
 1393 Asunto: MUY IMPORTANTE SOBRE FOROS DE DIALOGO Y DEBATE 
  De: Ricardo Ocampo 
 
 1394 Asunto: [grialnet] Síntesis de la canalización de la entidad solar 
SORIA, París 24 de mayo, 2002 
  De: Red Americana de Luz 
 
 1395 Asunto: Noticias de la Ascensión / La inversión de los polos 
magnéticos / Por: Hortensia Galvis R. 
  De: Red Americana de Luz 
 
 1396 Asunto: Preparar la paz 
  De: La redacción 
 
________________________________________________________________________ 
 
 
 
From: "Ricardo Ocampo" <redluz@...> 
Date: Fri, 31 May 2002 14:20:22 -0600 
To: Foro Paolatina <paolatina@...> 
Cc: Foro III Encuentro RedLuz <IIIencuentroredluz-vla-2002@...>, 
Foro Red Iberica de Luz <redibericadeluz@...> 
Subject: [RedIbericaDeLuz] MUY IMPORTANTE SOBRE FOROS DE DIALOGO Y DEBATE 
 
Herman@s querid@s, 
Ay√ļdenme a poner el ejemplo en el Foro Gap y en todos los foros de nuestra 
red en los que participemos, borrando siempre el mensaje anterior cuando se 
contesta para que el tr√¡fico sea menos pesado. Debemos acostumbrarnos a 
dejar sólo el "asunto" como referencia para que no haya una interminable 
repetici√≥n de los mensajes originales, cuando se da el di√¡logo y el debate. 
De otra manera acabaremos con compendios diarios de 200 MB y eso es el caos 
y la destrucci√≥n -por saturaci√≥n- de cualquier lista de correo. ¬¿Me explico? 
Necesitamos cuidar m√¡s nuestros espacios de intercomunicaci√≥n. Por favor 
díganselo a sus grupos. Cualquier duda estoy a sus órdenes. 
Fraternalmente 
Ricardo 
 
 
 
 
 
 
 
From: "Red Americana de Luz" <unificacion@...> 
Date: Fri, 31 May 2002 17:10:51 -0500 
To: ‚ā¨√ÖNGELES SOLARES I NetWorks <angeles_solares@...>, ~√ÖNGELES 
SOLARES-UNIFICACION NetWorks <cue@...>, "Red Iberica de la Luz" 
<redibericadeluz@...> 
Subject: [RedIbericaDeLuz] [grialnet] Síntesis de la canalización de la 
entidad solar SORIA, París 24 de mayo, 2002 
 
Queridos todos: 
 
a continuación comparto con Ustedes una breve sinopsis de una canalización 
importante a la que asistí, junto con otras 200 personas aproximadamente, 
hace 6 días aquí en París. 
 
La canalización estuvo a cargo de Régine Françoise Fauze, que canalizó al 
Grupo Soria, una entidad femenina solar, ligada a la información y 
alineamiento solar y a la abundancia. Jean Claude Genel canalizó a planos 
ang√©licos y al Maestro Jes√ļs. Han sido publicados tres libros sobre el 
conocimiento transmitido por Soria en francés, canalizados por la misma 
persona. Se trat√≥ de la primera canalizaci√≥n p√ļblica de Soria. 
 
 
Introducción de Régine F. Fauze 
 
El objetivo del grupo Soria es de permitir que todos vuelvan a transformarse 
en creadores en la vida cotidiana, recuperando su potencial como seres 
solares.  
 
Palabras clave: rearmonizar, abandonar esquemas alienantes, refuncionalizar 
los circuitos energéticos, volver a encontrar la verdadera vibración del 
ADN, la del Ser Solar. 
 
Tendremos que posicionarnos y aceptarnos como seres de cambio, como seres de 
luz. Tenemos que brindar un lugar cada vez m√¡s importante a la nueva 
energía. Somos creadores, responsables y debemos poner en movimiento nuestro 
deseo de construir y dar un paso al frente. 
 
Entramos en una etapa de exposición total y debemos aprender a amarnos a 
nosotros mismos en nuestras zonas de sombra y nuestras zonas de luz. Es 
importante fijarse un objetivo para que lo Divino pueda intervenir. Ocupar 
el verdadero lugar con todo nuestro potencial. No decir m√¡s: 'No soy nada'. 
aceptar ser lo que soy, el destello, el reflejo de Dios. Abandonar el estado 
de víctima. Como nos presentamos a la vida, ella nos recibe. Somos 
reconocidos y se nos responde por lo que emanamos. 
 
 
Si uno se presenta como partenaire (compa√Īero, 'socio'..) todo cambia. Somos 
reconocidos por el sentimiento que tenemos al respecto de nosotros mismos. 
Las dificultades se transforman en experiencias, y no existe m√¡s el peso de 
ser víctimas. Para ello debemos cambiar nuestra mirada de nosotros mismos, 
sobre la pareja... Abandonar la queja, somos los √ļnicos responsables de lo 
que vivimos. Entrar en la nueva energía que llega. Las decisiones, las 
elecciones vuelven a visitarnos: elecciones en todas las situaciones. 
Repercusiones de nuestras elecciones de todos los días respecto del cambio, 
del futuro planetario y universal.. Importancia de recrear gestos armoniosos 
en los instantes de la vida cotidiana.. 
 
 
Extractos de la canalización 
 
'Abramos nuestras puertas a la energía solar .. La sombra recibe la luz.. 
Hemos estado alejados de la matriz divina y debemos reconstituirla y 
revitalizarla. Con ese fin llega la luz solar. Reencontrar la memoria de 
quienes somos.. los velos caen y encontramos una parte de la memoria 
ancestral, de quienes somos. 
 
En esta memoria ancestral est√¡ oculta vuestra personalidad. Dirijan la 
conciencia al interior de s√≠ mismos, en silencio, y habl√©nnos. Detr√¡s de las 
palabras hay energías, y éstas son puertas. 
 
Los chakras son puertas de acceso a lo que sois y a todos los otros mundos. 
 
Privilegio de tener la oportunidad de encarnarse, sin ello no podríamos 
proclamar nuestra realeza. En la materia comienza la carrera de creador. 
Sois los creadores de la amnesia. Angeles y arc√¡ngeles los esperan en esta 
reconquista de vuestra personalidad. Sois soles y estaréis confrontados a 
contactar esta fuerza solar al interior de vosotros mismos. Es hora de 
recuperar vuestra morada, vuestro cuerpo. El pedido que se les hace no es 
creer o buscar, sino ser. Nuestro cuerpo es la personalidad divina. Hemos 
querido experimentar la imperfección. Aceptarnos tal como somos, en nuestra 
imperfección. Reflexionar sobre la cantidad de amor que nos autorizamos a 
recibir. Recibiremos seg√ļn nuestra voluntad. 
 
Todo comienza por amarse a sí mismo, nosotros no podemos hacerlo en lugar de 
ustedes y tomarlos a cargo. Nosotros somos partenaires (compa√Īeros, 
'socios') y no muletas. No hay lugar para muletas. 
 
Todos tienen el poder de deslizarse en las nuevas energías y reactivar el 
Amor Crístico al interior de sí, que debe crecer y ofrecer una nueva matriz 
de expansión: el Amor Solar. La ley: emitir-irradiar Amor. Para encarnar el 
Amor, se trata de SER AMOR y de decirse a sí mismo: 'Me amo, me amo como 
soy'.  
 
Ya han experimentado el desamor; hora ha llegado de reencontrarse con la 
esencia. Ustedes son creadores, hijos e hijas solares nacidos en el Amor, 
emanación del Amor. 
 
... Francia ha dado recientemente un paso hacia el compartir. Francia tiene 
la delicada misión de abrir conexiones energéticas para todo el planeta. 
Esta noche se han depositado energías en cada uno de los asistentes a esta 
reunión, a fin de que las energías de los diversos países puedan fusionarse. 
 
(Maestro Jes√ļs, canalizado por Jean Claude Genel): 
 
Ha llegado la hora de la unir y fusionar los rayos femeninos y masculinos, 
la hora de las nupcias cósmicas... en Partenariat. LLamad a unión y a la 
fraternidad sobre la tierra. Permitid que la Tierra fusione estas dos 
energías.. Una cruz perfecta con una rosa abierta al centro. 
 
Soria: La energía femenina va ocupar su verdadero lugar, al lado de la 
masculina en calidad de partenaire, de esposa, formandose así la pareja 
perfecta. Se trata de poder contar con las dos energías en igualdad y en 
equilibrio. Un lugar igual para la energía femenina y la masculina. El sí y 
el no perfectos. Los invitamos a las nupcias cósmicas.. 
 
(Sobre el respeto y la relación entre las dos energías): Todo creador 
universal conciente no se permitir√¡ jam√¡s trabajar al lado de algui√©n sin 
pedirle su autorización y su bendición. ' 
 
Finalmente, Soria preguntó a los asistentes a la reunión si aceptaban 
hacerle un lugar y recibirla , diciendo que podían responder 
posterioremente. 
 
Amour et Lumière 
 
Cecilia Luvecce Rouvrais 
 
Red del Grial 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
From: "Red Americana de Luz" <unificacion@...> 
Date: Fri, 31 May 2002 17:36:29 -0500 
To: ‚ā¨√ÖNGELES SOLARES I NetWorks <angeles_solares@...>, ~√ÖNGELES 
SOLARES-UNIFICACION NetWorks <cue@...>, "Red Iberica de la Luz" 
<redibericadeluz@...> 
Subject: [RedIbericaDeLuz] Noticias de la Ascensión / La inversión de los 
polos magnéticos / Por: Hortensia Galvis R. 
 
Noticias de la Ascensión 
 
La inversión de los polos magnéticos 
 
Por: Hortensia Galvis R. 
 
Para los científicos de nuestro tiempo la historia geológica de la Tierra es 
un libro abierto. All√≠ est√¡ escrito que en 4.5 millones de a√Īos la Tierra ha 
pasado, por lo menos catorce veces, por inversiones de sus polos magnéticos. 
Para llegar a estas conclusiones los científicos investigan las capas 
geológicas, donde existen sedimentos correspondientes a las distintas edades 
del planeta. Lo que antes fue lava, contiene todavía minerales que conservan 
su alineación magnética original, que puede medirse con la tecnología del 
radio carbono. As√≠ se sabe que la √ļltima inversi√≥n de los polos magn√©ticos 
ocurri√≥ en el a√Īo 13.200 AC, y se sospecha que esta fecha coincide 
exactamente con la desaparición de los dinosaurios. 
 
Nuestro planeta alterna su polaridad cada vez que completa un ciclo, unas 
veces los polos magn√©ticos de la Tierra est√¡n alineados como nosotros los 
conocemos ahora, y otras est√¡n invertidos. Esto tiene que ver con la 
dirección en la que rota la Tierra alrededor de su eje. Por otro lado, la 
velocidad de rotaci√≥n es variable, y seg√ļn esta cambie, los campos 
magn√©ticos se manifiestan con mayor o menor intensidad. A m√¡s velocidad de 
rotaci√≥n corresponde un campo magn√©tico m√¡s fuerte, y a menor velocidad de 
giro, un campo magn√©tico m√¡s d√©bil. 
 
En el ciclo actual, el punto de m√¡xima intensidad del campo magn√©tico se 
alcanz√≥ hace 2000 a√Īos, mientras que en nuestros d√≠as la Tierra gira m√¡s 
lentamente, por lo tanto el campo magn√©tico ha venido debilit√¡ndose, y lo 
hace en progresi√≥n geom√©trica (mientras m√¡s r√¡pido cae, con m√¡s velocidad 
sigue cayendo). La paradoja es: ahora nuestros d√≠as son m√¡s largos, sin 
embargo sentimos que el tiempo se acorta, porque la forma como lo percibimos 
depende de otro factor, que es la afinación de nuestras células con el pulso 
de la Tierra (o Frecuencia Schumann), que ha venido aceler√¡ndose. 
 
En una escala de 1 al 10, siendo 10 la medida de magnetismo m√¡s fuerte, en 
1996 est√¡bamos en 1.5 y ahora nos encontramos por debajo de 1. Este 
indicador nos muestra que estamos en la antesala de una inversión de los 
polos magn√©ticos, que seg√ļn los entendidos, ocurrir√¡ antes de finalizar el 
a√Īo 2012. Por lo pronto la Tierra seguir√¡ rotando alrededor de s√≠ misma cada 
vez m√¡s lentamente, hasta que llegue el momento en que se quedar√¡ quieta. 
Permaneceremos en un estado nulo de magnetismo por aproximadamente tres días 
y luego nuestro planeta comenzar√¡ a girar en sentido contrario. Al girar en 
movimiento inverso, donde antes quedaba el polo norte magnético, ahora 
estar√¡ el polo sur; y donde estaba antes el polo sur magn√©tico, tendremos el 
polo norte. Hay que advertir que este cambio se da solo a niveles electro 
magnéticos, y que no se trata de que la Tierra vaya a dar físicamente un 
bote de 180 grados. 
 
Durante los tres días en que la Tierra permanezca inmóvil, la mitad del 
planeta quedar√¡ de cara al sol y tendr√¡ un d√≠a muy largo, y la otra mitad 
observar√¡ una noche prolongada. Hay narraciones antiguas que relatan una 
experiencia similar, y que nos hacen sospechar que esta inversión polar se 
vivi√≥ en la Tierra en un tiempo m√¡s reciente al anteriormente anotado. La 
Biblia cuenta que Josué "mandó parar el sol". También papiros del antiguo 
Egipto narran que una vez hubo un día muy largo en el que el sol salió 
primero por occidente y se ocultó por oriente, y luego, sin que mediara la 
noche, salió por oriente y se ocultó por occidente. Desde los antípodas en 
el Per√ļ, se cuenta con el testimonio de los antiguos Incas, quienes por la 
misma época experimentaron una noche muy larga en la que "no hubo amanecer 
por m√¡s de veinte horas". 
 
Los tres d√≠as en que la Tierra permanezca quieta ser√¡n los m√¡s sagrados que 
haya vivido el hombre desde su creaci√≥n. Tres d√≠as necesit√≥ el maestro Jes√ļs

para convertir su carne mortal en cuerpo de luz, y ese mismo tiempo 
necesitar√¡ nuestra materia densa para vivir el proceso de resurrecci√≥n, esta 
vez sin necesidad de haber tenido que pasar por la experiencia de la muerte. 
Al planeta de todas formas le corresponde ascender y situarse en la escala 
evolutiva como mundo de quinta dimensión. Pero el proceso de ascensión de 
los humanos es asunto individual y de libre elecci√≥n. Lo lograr√¡n quienes 
para entonces hayan creado su propia zona nula, esto es: cero en miedos y 
reacciones emocionales. Y hayan hecho la inversión polar correspondiente, 
con la br√ļjula interna calibrada seg√ļn los valores del esp√≠ritu; y no con el 
norte apuntando a la b√ļsqueda del poder, la fama y el dinero. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
From: La redacción <boletin@...> 
Date: Sat, 01 Jun 2002 01:02:28 +0800 
To: RedIbéricadeLuz <redibericadeluz@...> 
Subject: [RedIbericaDeLuz] Preparar la paz 
 
 
 
 
Por este  documento de paz,  media  Espa√Īa  se  rasga  las  vestiduras... 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Introducción 
 
Nuestra sociedad anhela la paz y sufre por no tenerla. La Iglesia 
comparte tal anhelo y sufrimiento y los expresa en la oración continua por 
la paz y en el trabajo diario por prepararla. 
 
La crudeza y obscuridad del momento presente reclaman,  dem√¡s, de nosotros 
una palabra p√ļblica y expl√≠cita. Numerosos cristianos la est√¡n demandando. 
Muchos ciudadanos la est√¡n esperando. Conscientes de nuestra misi√≥n de 
pastores, queremos decirla, una vez m√¡s, con libertad evang√©lica y con 
voluntad conciliadora. 
 
En una secuencia de enunciados iremos formulando los rasgos m√¡s preocupantes 
de nuestra situación presente. En torno a cada uno de ellos desgranaremos de 
manera escueta la descripción necesaria, la valoración adecuada y algunas 
sugerencias operativas. 
 
1.- Marcados por el desacuerdo y la incomunicación 
 
Un a√Īo despu√©s de las elecciones del 13 de mayo los partidos pol√≠ticos 
mantienen pr√¡cticamente intactos sus graves desacuerdos anteriores. No 
comparten ni el an√¡lisis de la situaci√≥n ni la apreciaci√≥n de la naturaleza 
de los problemas en juego ni el concepto de paz que desean ni las vías para 
ir accediendo a ella. 
 
Nos parece que el desacuerdo político es, en gran medida, origen y fruto de 
una grave incomunicación. Una sociedad bastante bien avenida en muchos 
aspectos de su diaria convivencia, se encuentra, sin embargo, surcada por la 
incomunicaci√≥n pol√≠tica. Asistimos en las √ļltimas semanas a un repunte de 
iniciativas de concertación entre diversas formaciones políticas. Pero son 
todav√≠a se√Īales parciales e insuficientes.  La comunicaci√≥n en los puntos 
candentes est√¡, al d√≠a de la fecha,  bloqueada. Una gran parte de la 
ciudadan√≠a no acaba de comprender que el veh√≠culo de relaci√≥n m√¡s socorrido 
consista en  un intercambio de mutuas censuras a través de los MCS. 
 
La Iglesia aboga de manera neta y decidida por la comunicación entre los 
diversos grupos pol√≠ticos a trav√©s de un di√¡logo paciente que busca el 
acuerdo. ¬ęEl di√¡logo se manifiesta siempre como instrumento insustituible, 
de toda confrontación constructiva, tanto en las relaciones internas de los 
Estados como en las internacionales¬Ľ  (J.P.II). Dialogar no equivale a 
claudicar. Precisamente por ser una relación entre personas (no una pura 
confrontaci√≥n de ideas o programas) lleva dentro de s√≠ una din√¡mica que, en 
medio de tensiones inevitables, puede aproximar efectivamente las posiciones 
de los interlocutores. El di√¡logo es la avenida que conduce a la plaza mayor 
de la paz. Cerrarse al di√¡logo equivale a renunciar a la paz verdadera, que 
no consiste en la victoria, sino en el acuerdo. 
 
2.- La paz es incompatible con el terrorismo. 
 
Muchos son los enemigos de la paz, que, con mucho realismo es calificada 
como "amplia justicia y reducida violencia". La durísima violencia de ETA no 
ofrece visos razonables de cancelarse próximamente. En comunicados recientes 
anuncian su prop√≥sito de mantenerla. De hecho su pr√¡ctica subsiste en varias 
de sus formas: asesinatos, extorsiones, amenazas... 
 
Son muchos los motivos por los que reiteramos una vez m√¡s que ETA debe 
desaparecer, con toda su constelación de violencia. Viola gravemente el 
derecho a la vida, a la integridad física y a la seguridad personal. Al 
eliminar físicamente al adversario político socava los cimientos mismos del 
sistema democr√¡tico. Contraviene frontalmente la exigencia firme de la 
inmensa mayoría de los ciudadanos. Destroza a numerosas familias. Provoca en 
sus víctimas potenciales el miedo insufrible y el sobresalto continuo. 
Siembra en nuestra comunidad la desmoralización y la desesperanza. Conduce a 
sus propios activistas a un callej√≥n sin salida. Mancha la imagen p√ļblica de 
nuestra sociedad. 
 
Constituye, en fin, un fort√≠simo obst√¡culo para que los desacuerdos 
políticos existentes en nuestra sociedad se planteen correctamente y se 
aborden serenamente. 
 
La valoración moral del terrorismo de ETA, ha de ser, pues, gravemente 
negativa. Dicha valoración afecta en la debida proporción a todas aquellas 
personas o grupos que colaboran con las acciones terroristas, las encubren o 
las defienden. Todas las personas y grupos sociales y políticos sin 
excepción tenemos la obligación moral de definirnos netamente frente a ETA. 
 
3.- Un desaf√≠o a la vida, a la libertad y al sistema democr√¡tico 
 
Dentro del variado espectro de las víctimas potenciales de ETA, son 
√ļltimamente los concejales del PP y del PSOE quienes se encuentran en el 
punto de mira de sus atentados. Tal fenómeno resulta particularmente grave 
porque es un ataque directo a la democracia. Esta, por su misma naturaleza, 
postula que todas las opciones políticas tengan sus propios representantes, 
libremente elegidos, que participen en la gestión de la comunidad política. 
Atentar contra un concejal por asumir y promover la opción política de sus 
votantes es pues asestar un rudo golpe a la misma democracia. Conseguir por 
esta vía que algunos partidos no lograran completar una lista electoral 
mínima poniendo de este modo en riesgo la celebración misma de los comicios 
municipales equivaldría a herirla gravemente. Esperamos que el apoyo de casi 
toda la sociedad, las medidas de seguridad acordadas por los partidos y 
adoptadas por las autoridades y el coraje cívico personal de los candidatos 
disipe en su momento este sombrío temor. 
 
Los ediles en riesgo grave son una porción de la abultada población 
amenazada. Son algunos miles los ciudadanos que viven entre nosotros la 
zozobra continua por la suerte de su vida, su integridad, su libertad. 
 
Todos  tenemos que preguntarnos si somos suficientemente sensibles al drama 
que ellos y sus familias padecen. Desde esta sensibilidad brotar√¡ en 
nosotros la necesidad de defenderlos, acompa√Īarlos y protegerlos. Es un acto 
de justicia y solidaridad. Para los cristianos el cumplimiento de este 
oficio es un verdadero "banco de prueba" de la calidad de nuestra fe. 
 
4.- No todo vale contra el terrorismo 
 
La conciencia de la injusticia, de la inutilidad y del peligro del 
terrorismo y el consiguiente rechazo social a √©l se han vuelto m√¡s intensos 
en el mundo a partir del 11 de septiembre. Al mismo tiempo han traído 
consigo la tentación de descompensar el binomio "seguridad-derechos humanos" 
mediante un acento mayor en el primer miembro de dicho binomio. El riesgo de 
sucumbir a esta tentación no es imaginario. 
 
Siempre que la necesaria firmeza frente al terrorismo se convierta en 
indebida dureza, estaremos desliz√¡ndonos por esa pendiente. La sociedad 
tiene el derecho y el deber de defenderse frente al azote terrorista. Ha de 
utilizar en esta defensa todos los medios que sean a la vez moralmente 
l√≠citos y pol√≠ticamente correctos. En ning√ļn caso debe traspasar el umbral 
de los derechos inviolables de las personas. 
 
 
Ni siquiera los mayores malhechores pueden ser objeto, por ejemplo, de malos 
tratos y, menos todavía, de la aplicación de la tortura.  El Concilio Vat. 
II es tajante en este punto (cfr.GS 27). Legisladores, gobernantes, jueces y 
Fuerzas de Seguridad han de mantener en este punto un cuidado siempre 
diligente. Resulta preocupante escuchar voces autorizadas de personas y 
organismos ("Amnistía Internacional", "Gesto por la Paz") que aseguran que 
no siempre se respetan debidamente estos límites que nunca deberían ser 
franqueados. 
 
5.- Gestionar el conflicto entre identidades nacionales contrapuestas con 
miras a la paz 
 
La pacificaci√≥n de este pa√≠s entra√Īa, desde luego, la desaparici√≥n de ETA y 
el limpio esfuerzo concertado para combatirla. Pero los problemas que es 
preciso resolver para alcanzar la paz no terminan ahí. Para comprender y 
sortear las dificultades para la paz en nuestra tierra es preciso enfocar 
correctamente otra realidad que viene de lejos. Todos los sondeos revelan 
con obstinada estabilidad la coexistencia  de identidades nacionales total o 
parcialmente contrapuestas y a veces conflictivas. Unos se sienten "sólo 
vascos"; otros "s√≥lamente espa√Īoles"; otros "m√¡s vascos que espa√Īoles"; 
otros "m√¡s espa√Īoles que vascos"; otros, en fin, "igualmente vascos y 
espa√Īoles". 
 
Todos son ciudadanos de pleno derecho en esta comunidad y deben ser 
respetados como tales. Esta pluralidad conflictiva de identidades est√¡ 
reclamando el hallazgo de una fórmula de convivencia  en la que cada uno de 
los grupos modere sus legítimas aspiraciones políticas en aras de una paz 
social que es un valor notablemente m√¡s precioso y necesario que el 
imposible cumplimiento de todas las aspiraciones de todos los grupos. ¬ęEn la 
casa com√ļn hemos de caber, apret√¡ndonos,  todos aquellos que por la palabra 
o por los hechos no se autoexcluyan de un proyecto compartido¬Ľ ("Votos para 
la paz", pag. 5-6). No vemos otro camino que respete las identidades y 
prepare la paz. El afecto por la casa com√ļn no puede ser impuesto. Surge de 
la comunicación confiada. Se alimenta del proyecto compartido y asumido 
voluntariamente. Se malogra cuando quiere imponerse por la fuerza ciega o 
por el puro imperio de la ley. 
 
En nuestro "Encuentro de Oración por la Paz", celebrado en Armentia el 13 de 
enero de 2001 los obispos quisimos plasmar esta vieja convicción en el lema 
"Entre todos paz para todos". Todos hemos de ser artífices y beneficiarios 
de la paz que necesitamos y anhelamos. ¬ęLejos de empecinarse en cualquier 
proyecto excluyente, este país necesita.... un proyecto integrador. La paz 
verdadera y plena ha de tener la ambición de acabar ganando para su causa 
incluso a los m√¡s recalcitrantes¬Ľ ("Votos para la paz", pag. 6). 
 
Conocemos las graves dificultades de un proyecto as√≠. Pero el mismo an√¡lisis 
del volumen y de la composición de cada una de las opciones nos revela que 
existe un n√ļcleo muy mayoritario de ciudadanos cuya sensibilidad no es 
excluyente, sino inclusiva. En todos los partidos nos encontramos con 
numerosos votantes y afiliados,  que, sin dejar de ser fieles a sus 
opciones, desean ardientemente soluciones de concertación. 
 
Es preciso gestionar con delicada sabiduría esta pluralidad de identidades 
contrapuestas para no convertirla en "guerra de identidades". 
 
   Los gobiernos de Madrid y Vitoria, los partidos políticos y los MCS 
pueden con sus palabras o sus acciones atizar o desactivar el conflicto. 
 
   Algunas decisiones de gobierno, determinadas declaraciones de políticos, 
ciertas intervenciones en MCS favorecen m√¡s la radicalizaci√≥n que la 
concertación. 
 
6.- Valor y relatividad de las diferentes fórmulas políticas 
 
Las fórmulas políticas que el pueblo ha aprobado o asumido mayoritariamente 
tienen sin duda gran valor y deben constituir el eje vertebrador de nuestra 
convivencia. No pueden ser suplantadas sin graves razones de bien com√ļn. 
Sin embargo, si el valor superior de la paz postula que todos revisemos el 
propio modelo para aceptar otro construido entre todos y para todos, (n¬ļ 5) 
es evidente que ninguno de esos modelos tiene valor absoluto e intangible. 
Mientras respeten los derechos humanos y se implanten y mantengan dentro de 
cauces pac√≠ficos y democr√¡ticos, la Iglesia no puede ni sancionarlos como 
exigencia ética ni excluirlos en nombre de ésta. En consecuencia, ni la 
aspiración soberanista, ni la adhesión a un mayor o menor autogobierno, ni 
la preferencia por una integraci√≥n m√¡s o menos estrecha en el Estado espa√Īol 
son, en principio, para la Iglesia "dogmas políticos" que requieran un 
asentimiento incondicionado. En este punto el pensamiento social cristiano 
afirma como un derecho cívico la libertad de sostener y promover por vías 
pacíficas cualquiera de estas opciones. 
 
7.- Distinguir nacionalismo y terrorismo 
 
Ateniéndonos estrictamente a nuestra misión de obispos mantenemos una 
posici√≥n an√¡loga respecto al debate sobre el nacionalismo. Ser nacionalista 
o no serlo no es ni moralmente obligatorio ni moralmente censurable. Es un 
asunto de convicciones, de historia familiar, de tradición cultural y de 
sensibilidad personal. Cada una de las diversas sensibilidades existentes en 
nuestro pa√≠s debe respetar la identidad de las dem√¡s, apreciar los valores 
que en ellas se encarnan,  procurar un intercambio que constituya un 
enriquecimiento mutuo y cultivar una viva conciencia de pertenecer a un 
√ļnico pueblo plural.  Nadie ha de sentirse en nuestra tierra m√¡s ciudadano 
que los dem√¡s por el hecho de poseer determinados rasgos culturales 
específicos ni ha de  recelar de aquellos conciudadanos de otra tradición 
cultural diferente, consider√¡ndolos como extra√Īos, y menos como enemigos. 
Nadie ha de subestimar las se√Īas peculiares de este pa√≠s, como son, entre 
otras, la lengua y la cultura, ni alimentar en su espíritu la sospecha de 
que la connivencia con el terrorismo anida al menos de manera latente en el 
corazón de un nacionalista. Son numerosos los nacionalistas que, 
aborreciendo de manera p√ļblica el terrorismo con las palabras y los hechos, 
se sienten justamente heridos cuando, de la boca de políticos o 
comentaristas, se confunde frecuentemente nacionalismo con terrorismo. 
 
8.- Un asunto candente y resbaladizo 
 
El Gobierno espa√Īol, apoyado por otras formaciones pol√≠ticas se ha propuesto 
firmemente la reforma de la "Ley de Partidos". A través de cualificados 
representantes ha expresado su deseo de disponer pronto de un instrumento 
legal que pueda permitir la ilegalización de Batasuna por vía judicial. Las 
razones que p√ļblicamente aduce para justificar tal ilegalizaci√≥n son 
fundamentalmente dos: no es justo que un partido vinculado a ETA goce de la 
cobertura de la ley; la ilegalizaci√≥n debilitar√¡ el apoyo que Batasuna 
ofrece a ETA. 
 
No nos incumbe valorar los aspectos técnicos de un proyecto legal que 
despierta adhesiones y críticas entre los expertos. Resultaría precipitada 
en estos momentos una valoraci√≥n moral ponderada de dicho texto, a√ļn no del 
todo fijado. Tampoco podemos prever todos los efectos de signo contrapuesto 
que podrían derivarse de su aprobación y eventual aplicación. Pero nos 
preocupan como pastores  algunas consecuencias sombrías que prevemos como 
sólidamente probables y que, sean cuales fueren las relaciones existentes 
entre Batasuna y ETA, deberían ser evitadas. Tales consecuencias afectan a 
nuestra convivencia y a la causa de la paz. Nuestras preocupaciones no son 
sólo nuestras. Son 
compartidas por un porcentaje mayoritario de ciudadanos  de diversas 
tendencias políticas, encomendados a nuestro servicio pastoral. 
 
La convivencia, ya gravemente alterada ¬¿no sufrir√≠a acaso un deterioro mayor 
en nuestros pueblos y ciudades? Probablemente la división y la confrontación 
cívica se agudizarían. 
 
No vemos cómo un clima social así pueda afectar favorablemente a la 
seguridad de los m√¡s d√©biles: los amenazados. M√¡s bien nos tememos que tal 
seguridad se vuelva, lamentablemente, m√¡s precaria. No somos, ni mucho 
menos, los √ļnicos que albergamos esta reserva cautelosa. 
 
9.- Optar por la paz 
 
La paz es el objetivo prioritario de esta sociedad. A él deben 
subordin√¡rsele  otros objetivos leg√≠timos e incluso saludables para nuestro 
país. Es, pues, necesario optar por la paz. 
 
Optar por la paz significa no manipularla, poniéndola al servicio de otros 
intereses. Nadie debe jugar con la paz ofreciéndola a cambio de un 
determinado modelo de país. Nadie debe retrasar la paz en aras de unos 
objetivos electorales m√¡s inmediatos. A todo partido pol√≠tico se le pide hoy 
la grandeza de √¡nimo necesaria para estar dispuesto incluso a "menguar" a 
fin de que pueda "crecer" la paz. 
 
Optar por la paz comporta para cada una de las opciones políticas una 
disposición a recortar "mi proyecto" de país para que pueda surgir en el 
intercambio "nuestro" proyecto compartido. Cada partido tiene derecho a 
mantener y defender sus propuestas, pero ha de someterlas en cada momento al 
bien superior de la paz. Absolutizar el proyecto propio no es una manera de 
acercarnos a la paz; es un modo de alejarnos de ella. 
 
Optar por la paz significa apoyar efectivamente a los movimientos sociales 
que, anteponiéndola a las diferentes sensibilidades políticas existentes en 
su seno, procuran abrir caminos que un día mas o menos próximo puedan 
disipar la larga y penosa pesadilla que estamos padeciendo en este pueblo. 
 
Optar por la paz lleva consigo ofrecer signos de distensión y de 
aproximación. Una política penitenciaria que permitiera a los presos cumplir 
su condena m√¡s cerca de sus lugares de origen entra√Īar√≠a por ejemplo un 
gesto de humanidad, sobre todo para sus padres y familiares. 
 
Optar por la paz entra√Īa educar para la paz especialmente a las j√≥venes 
generaciones, suscitando en ellas el pensamiento crítico, la conciencia 
ética, la sensibilidad por toda vida humana, el respeto al diferente, el 
sentimiento de pertenencia a un mismo pueblo plural, el compromiso a favor 
de la reconciliación social. 
 
Optar por la paz lleva consigo para los creyentes orar incesantemente por 
ella manifestando al Se√Īor nuestras dificultades para conseguirla y 
ofreciéndole nuestras manos para construirla. 
 
Conscientes de que nuestra misi√≥n pastoral entra√Īa un serio compromiso 
pacificador, los obispos de estas di√≥cesis renovamos p√ļblicamente nuestro 
firme propósito de alentar, desde nuestro puesto, estas líneas de trabajo. 
Pedimos especialmente a los cristianos las secunden con generosidad y las 
apliquen con tenacidad. 
 
10.- Reavivar la esperanza. 
 
La esperanza de un pueblo es capital. No hay futuro mejor sin una esperanza 
firme y constante ante las dificultades. Cuando est√¡ viva es capaz de 
extraer de las mismas dificultades una energ√≠a mayor. Cuando est√¡ muy 
mermada produce abatimiento y pasividad. 
 
La esperanza de este pueblo est√¡ debilitada por la crudeza, la duraci√≥n y la 
complejidad de los problemas que le afligen. La Iglesia puede y debe 
contribuir a sostener esta esperanza histórica porque ha recibido del 
Espíritu Santo un sedimento inagotable de esperanza escatológica que es 
capaz de encender las auténticas esperanzas históricas. 
 
Nuestra Se√Īora de la Esperanza que es tambi√©n Nuestra Se√Īora de la Paz 
sostenga nuestra esperanza y nos consiga la dicha de la paz. 
 
 
 
El documento est√¡ firmado por Ricardo Bl√¡zquez y Carmelo Echenagusia, 
titulares de la diócesis de Bilbao, Juan María Uriarte, de la de San 
Sebasti√¡n, y Miguel Jos√© Azurmendi, de Vitoria 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
_______________________________________________________________________ 
MENSAJE DE ELISTAS: 
Si consideras eListas de utilidad y te gustaría apoyar nuestra labor, 
puedes hacerlo votando por eListas para el concurso iBest 2002 
Para votar, visita http://www.elistas.net/ml/61/ 
¡¡GRACIAS POR TU APOYO!!