Inicio > Mis eListas > gap > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2201 al 2240 
AsuntoAutor
HOSPITAL VIRTUAL Malena S
RV: Fwd: me presen Claudio
más sobre el confl cuervo c
sobre las drogas.. cuervo c
28 Julio / Amanec Malena S
Ayuda a Peru // Ab Malena S
Mensaje de Cristo Adrian G
Las Emociones Divi Ricardo
reiki es amor // p mes
FW: Ciclos Ricardo
Una Papa más a la Ricardo
FW: Sintomas de la Ricardo
Solidaridad con Pu Ricardo
29 JULIO / TUCUME Malena
FW: Boletin del WR Ricardo
Crisis Economica M Ricardo
CONCILIO DE YACHAK Ricardo
Explorando el Ser Ricardo
Los hombres de ple Juan Est
FW: FW: Sintomas d Ricardo
Encuentro con la V Ricardo
RE: Las Emociones liber
Renuncio a Ser adu Gerardo
Poema Luz .....Fel Ulynis
espero una respues cuervo c
RE: FW: Ciclos Rita Cal
difundir PROYECTOW Mara Ele
Fw 9 de julio /ora cecilia
FW: Como Curar el Ricardo
FW: DIOS NO INVENT Ricardo
www.aibandu.cl Alejandr
Tú eres la semilla maria so
MENSAJE DE SIRIO B agelman2
Niños Argentinos / Ricardo
PRIMERAS JORNADAS Ricardo
01-AGO: Día de la Ricardo
Fw: Press Release: Marcela
FW: Te agradezco t Ricardo
FOTOS DE OVNIS EL Ricardo
PROFECIAS MAYAS en Ricardo
 << 40 ant. | 40 sig. >>
 
FORO GAP INTERNACIONAL
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 4140     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[GAP] Los hombres de pleyades
Fecha:Sabado, 27 de Julio, 2002  20:03:42 (-0500)
Autor:Juan Estrada <jestrada @.......co>

Hola de nuevo mi amigo:

Iniciare desde hoy una secuencia de temas hilados, que te ayudaran a
entender la misión que tenemos la casa de sirio a traves de la gran
hermandad blanca universal. Para ello me remontare  un poco en la historia
del tiempo pasado y desde alli poseas la base y puedas entender el presente
y el futuro de esta gran labor. Sabrás de los hombres de pléyades, sistema
al cual pertenecemos y de las diferentes razas que alli habitan. De los
atlante y los lémures. De un ser muy importante en el tiempo de ese ayer y
del hoy llamado MER, a quien cotidianamente canalizo. Sabrás del disco solar
de oro, y del valle de la luna azul enclavado al norte del lago Titicaca en
el gran Perú. Vamos pues con mi relato que será ameno y simple.

En primer lugar, mi nombre es Raúl Yepes, y vivo en la ciudad de Medellín,
en el país suramericano llamado Colombia.

Durante mis 46 años de vida, he tenido la bella oportunidad del Cielo de
despertar en mi, no sé qué, sentido, que hace que Yo sea como una antena
ante voces misioneras divagantes estelares; por esto me he convertido en una
especie de canal, por donde se deslizan dichas voces, traspasándolas a estas
tierras, para que multitudes de gente sean partícipes de informaciones y
grandes conocimientos de los mensajeros de Dios.

Con todo y esto, mi vida interior ha dado un gran giro, y me he convertido
en el siervo de algunos de los cientos o miles de millones o billones de
seres que viven en otras colonias tridimensionales, cuadridimensionales, o
de otras dimensiones no amparadas por la mente humana, y lo que es aún
mejor: muchas de esas voces llegan a mi con su mensajero, que por mis
autorizaciones ocupan mi cuerpo, y, con él, mi lenguaje y mis sentidos
externos, dando ellos mismos sin que mi ser consciente se dé cuenta de sus
propias labores, de acuerdo a su estado misionero. Con esto me refiero en
especial a un grupo de seres: una gran Confederación que asocia a todas las
estrellas del sistema estelar Pléyades, y que se llama La Gran Hermandad
Blanca Universal; y a otros grupos que están situados más allá de las
fronteras de nuestra galaxia, y que se llaman Elohines y Aúres.

En el primer grupo, o Pleyadiano, recibo directamente a los Señores que dan
su vivienda en los planetas que están en los contornos del sistema estelar
Sirio. Allí en 52 planetas, habitan los seres que organizan y dirigen, a
través de un Padre que llamamos Celestial, el orden y la unidad para que no
esté nuestro Universo cercano en conflictos, o en manos de las fuerzas
contrarias que todos conocemos.

Desde allí llegan, por esa antena que poseo, el señor Jesús, que actualmente
es el gran Abad de toda la gran Confederación Pléyades y Señor de la Verdad;
un gran ser, que es su hermano gemelo, llamado Maitreya, padre de las artes
y las filosofías; El señor El Moria, ayudador de la salud y amo de la
escuela del amor; el gran alquimista Germán, portador del rayo de la
purificación, de color violeta, la Reina sagrada Isis, que hizo misión
durante la vida del señor Jesús en La Tierra y que se llama hoy María,
portadora del bastón de la misericordia, la esperanza y la caridad; el señor
Hermano Blanco, Felipe, ayudador y fundador de la escuela de la realización
y la prosperidad; el gran señor Kutumi, misionero de la escuela de la
humildad y del entendimiento; el señor Sanat, del gran planeta siriano
llamado Kumara, que pertenece a las huestes del arcángel Miguel y que tiene
como misión preservar a los Hermanos Blancos Solares de las fuerzas
contrarias, e igual es un gran gestor de una labor del futuro cercano de
nuestro planeta que será de evacuación.

Igualmente, ese canal por donde se deslizan esos seres hacia mí, brinda
hospedaje en La Tierra al señor Arcángel Gabriel, amo de la trompeta
celestial y anunciador, a través de las luces de los manantiales azules, de
las misiones encomendadas a Él por el Padre Celestial; al señor Miguel, gran
protector ante los seres demoníacos y portador de la espada del bien; al
arcángel Rafael, señor de la salud pleyadina; al señor arcángel Uriel, que
posee la llave del Templo Interior de cada hombre terrenal.

Algunos ángeles en contadas ocasiones también han llegado por ese canal,
ellos son entre otros: El ángel Antares, el ángel Alares, el ángel Amares,
el ángel Marías, el ángel  Antur, el ángel Sofonías y el ángel Seferino.

En segundo lugar debo de decir que el reino de La Tierra posee al género
humano  que está integrado por seres masculinos y femeninos y que poseen
cuerpo físico y unos sentidos externos de comunicación y asimilación; un
cerebro donde existe una mente pensante y de otros órganos, que se extienden
más allá del tronco para sus traslados y el palpar del mundo de La Tierra y
de los seres que están a su alrededor que se llaman los hombres.

Pero debemos entender que por encima de nuestro reino de los hombres de La
Tierra, llamada por otros Gaia o Urantia, existen otros seres,
adimensionales para nosotros, pero que existen en sus diferentes misiones, y
que se llaman:

1.- Querubines y Serafines, que son grandes cuidadores ante entes y
espíritus bajos que rondan a nuestro ser cuando estamos solos, tristes,
melancólicos; cuando dormimos, o soñamos, o deambulamos en nuestro cuerpo
astral.

2.- Ángeles que poseen dos estados: Unos ángeles que son llamados “obreros”
a los cuales sirven los querubines y serafines. Ellos son como decir, los
jefes de estos. Y los ángeles “comandantes que son los jefes de los
anteriores y que poseen labores en cuidados hacia los seres de altas
evoluciones espirituales en nuestro planeta, y que están situados como
líderes de región, de ciencia, de religión, de arte, cultura, educación,
etc. en cuerpos de hombres y mujeres.

3.- Cristos que son en su labor  como aseadores de energías acumuladas por
imperios avasallantes en diferentes mundos habitados, bien en nuestra
tercera dimensión, o bien en otras. Ellos son visitantes en momentos de
grandes conflictos ; conflictos que hacen que los hombres sean soberbios,
arrogantes y amos del poder.

4.- Arcángeles, que son los señores que dependen del Padre Celestial, y
cuidan un Universo más grande que los ángeles, y protegen a los Cristos en
sus tareas. El arcángel posee un nombre de arcano (arcano quiere decir
conocedor de la gran ley) y otro nombre que es EL, con referencia al Padre,
(o sea el arcángel es el conocedor de la ley del padre).

El arcángel mayor es llamado Gabriel. Este hombre sirio participa en el
orden humano muy directamente. Fue él quien dirigió la obra de Hermes, de
Adán, de Krisna, de Abraham, de Moisés, de Jesús, de Mahoma, de Francisco de
Asís entre otros. Fue y es el que se aloja en la mente de los hombres que
predicen y predican la obra creadora y que han sido llamados profetas,
mentores, reyes y hacedores.

5.- Padres Celestiales que son como los ministros de la obra creadora de
Dios. El Universo en su inmensidad posee infinidad de ministros. Nuestro
Padre celestial es llamado Bisirio.

6.- Cíclopes: Mal admitidos por la mente humana y vistos como enemigos.
Estos seres poseen un solo ojo, en el centro superior de su cabeza.
Participan en las veedurías de que la obra creadora esté en su óptima
función. Cuando tú meditas podrás observar en tu interior vibrante cómo un
gran ojo emerge del Universo hacia ti. Ese es un cíclope, que te está
observando. Los cíclopes son los ojos de Dios.

7.- Eles : Estos grandes seres son los encargados de distribuir la semilla
creadora de Dios por los diferentes Universos. Son llamados “sembradores de
vida”, y habitan más allá de las fronteras de nuestra galaxia.

Los cíclopes son los informantes del transcurrir de la vida en los
diferentes Universos; y los Eles, los misioneros que cuando haya confusión o
devastación del ser en la variedad de espacios, se desplazan y toman forma
en cuerpo, o cuerpos, durante distintas épocas del vivir del planeta, o en
un sistema solar o estelar, e imprimen su sembrado hasta hacer que la
conciencia de los seres que existen allí se abra, incluso al portal de la
supraconciencia.

8.-Elohines: Son los padres de los Eles y son para que me entiendas, los que
poseen como bodegas llenas de semillas creadoras, de donde los Eles sacan
para esparcirlas por el universo.

9- Aúres: Son los poseedores de la Llama Universal o Ley Creadora. Estos
seres maravillosos son los que le dan la semilla de Dios, a través de la
Luz, a los Elohines, para que los Eles la esparzan por el Universo. En
conclusión, son los que poseen la linterna de Dios.

Los cíclopes son los que poseen la fuerza de la creación. Son veedores y
protectores de vastas regiones.

Nosotros los hombres de La Tierra vivimos en el sistema del Sol, pero el Sol
y otros 1.404 soles conforman el sistema estelar Pléyades. Pléyades posee un
cíclope o gran señor de señores llamado Yessel, a quien podríamos relacionar
como un gran Padre Universal pero con asiento en todo pléyades.

El sistema Sirio gobierna y dirige a los habitantes del sistema pleyadino y
Yessel le envía las labores de estos al Padre Celestial.

Los Elohines y los Eles poseen la energía creadora; son la vida a través del
sembrado y el sembrado es la energía con que Dios cultiva su vasto Universo.

Los Aúres poseen la luz con la que se alumbra el Universo.

LUZ + ENERGÍA + FUERZA  = CREACIÓN. Y LA CREACIÓN SE LLAMA DIOS.

El Universo es un gran océano de vibraciones que una mente inmensa ordena en
omniespacios, donde existen todas las galaxias y en ellas todas las
dimensiones, tiempos y campos de sistemas estelares y mundos de miles y
miles diversidades; allí en algún sitio de él, estamos nosotros dependiendo
de la vibración calorífica del Sol que nos pertenece y de la Tierra que nos
da su posada en el camino de nuestro ser hacia ese infinito centro
universal.

La galaxia de la Vía Láctea, en su dimensión de algo más de cien mil años
luz, nos aloja en un pequeño conglomerado de estrellas de apenas mil años
luz de diámetro que llamamos nuestro barrio Pléyades, allí existe un sol
central que es llamado Alción, en su orden emite desde su centro, un campo
de gravedad que es lanzado hasta unos 500 años luz que hace que 1.404
estrellas con unos 29.450 planetas giren a su alrededor.

Nuestro Sol es la penúltima estrella de ellas, en su giro alrededor de
Alción, demora 24.000 años, creándose con esto las 12 eras del zodíaco; su
velocidad de traslación alrededor de ésta es de un poco más de 40 kilómetros
por segundo.

Nuestro planeta es el tercero de nuestro sistema solar, él rota en un eje
polar a 4.3 kilómetros por segundo, creando así en las 24 horas que dura su
giro completo, los días y las noches; igualmente a una velocidad de 8.4
kilómetros por segundo, se mueve alrededor del Sol haciendo su giro completo
en 365 y un cuarto de día, produciendo con esto los años.  Además nuestro
mundo posee dos movimientos en su eje polar que suceden cada 180 días, que
además producen en el movimiento elíptico de la Tierra alrededor del sol,
las cuatro estaciones, luego del paralelo 30 Norte y Sur de ésta.

La Luna es el satélite que nos acompaña, la Tierra la lleva en su paseo
solar y gira alrededor de ella cada 28 días.  La Luna es el espejo del Sol
hacia nuestro planeta, pero en su movimiento tiene 4 ciclos que nosotros
llamamos:  Luna Llena o Blanca,  Decreciente o Menguante, Nueva o Negra y
Creciente, cada uno de estos ciclos incide en la Tierra en sus aguas, aires,
volcanes y aún en la actitud del pensamiento humano.

Así vivimos los habitantes de la Tierra rodeados por un gran orden
vibracional de infinitas dimensiones.

El sistema estelar de Pléyades posee multitud de seres a través de sus
diferentes mundos; ellos se caracterizan por estar en una escala de
vibración mental que los coloca en la condición de vivir el lugar concreto
de acuerdo al sendero transcurrido por sus acciones pasadas en el devenir de
sus vidas, es así como existen seres que están en vibraciones de la cuarta y
hasta la quinta dimensión por todos esos planetas, por ejemplo:   Los
hombres Kats, son seres de inmensa vibración pleyadina que nuestros sentidos
no podrían captar, pues son de dimensiones diferentes en su multitud de
razas, ellos en su carácter de ser los mayores seres mentales de nuestro
sistema estelar se dan en la tarea de dar ayudas a los seres de menos
vibraciones mentales, convirtiéndose así en lo que llamamos maestros o guías
celestiales.  Estos hombres pleyadinos transcurren a través de su gran
conciencia, sus largas vidas en el observar, mantener y proteger el orden
establecido por todos los giros de estrellas y planetas de la constelación
Pléyades.

Existen igualmente los hombres Cuatriones, que son otra raza mental, son
supervisados por los Kats, poseen mentes de altas definiciones de
entendimiento, orden y servicio y aunque no poseen cuerpos como los
primeros, sí poseen un campo de mayor densidad energética que les
proporciona la diferencia a éstos.  Los Cuatriones son viajeros en el
tiempo, emplean la energía como método de sustentación y habitan mundos de
un poco más densidad que sus cuerpos.

Los hombres Kats son viajeros de la mente, la luz es su sustentación y viven
en suspensión y alta quietud de observación y orden de organización y
dirigencia.

Otra raza son los hombres Triones, que aunque de altas independencias por
sus estados de alta individualidad, se adhieren al gran orden de las razas
anteriormente descritas; poseen cuerpos de diversos tamaños pero muy
delgados, pues al ser más de labores pensantes, solo necesitan de un lugar
donde se aloje un gran cerebro y es por ello que sus cabezas son alargadas y
abultadas.  Son muchas y muchas las subrazas que este estado posee, son
viajeros hiperespaciales y emplean diversidad de velocidades en sus
desplazamientos y esto de acuerdo a su vibración mental o grado de evolución
dentro de su raza Trión.  Son colonizadores, conquistadores, protectores,
ayudadores, enseñadores y hasta defensores y habitan en colonias de mundos
de altos órdenes comunitarios y de un gran estado mental de unidad.

En resumen...

Los hombres Kats no poseen cuerpos, pero sí una gran mente conectada a su
espíritu que hace que su conciencia viva la verdad del Universo, la luz es
su alimento.

Los hombres Cuatriones poseen un cuerpo de sutileza en su densidad, sus
mentes están conectadas en menos vibración que los hombres Kats a su
espíritu y su conciencia abarca a todas las esferas pleyadinas y aún de
mundos de muchas galaxias.  Su alimento es el campo energético que les rodea
necesariamente a través de la luz y emplean más fuerza que los anteriores.

Los hombres Triones poseen cuerpos livianos y un gran cerebro, se alimentan
de elementos pránicos y naturales que existen en sus planetas y se mueven en
naves a través de corredores hiperespaciales con energías de fuerzas
electromagnéticas y otras.

Los Kats, al poseer altas conciencias abarcan a Pléyades con su campo
mental; los Cuatriones utilizan la energía para abarcarla y los Triones
velocidades espaciales.

Luego está la raza de los Biones, a ella pertenecemos los seres humanos y
otros muchos que habitan otros mundos solares.  Los Biones son seres que
poseen un cuerpo de altas densidades y un cerebro en proporción a los
Triones mucho más pequeño, con esto entonces, no poseemos un grado de
conciencia elevado y nuestra mente al no estar conectada concientemente a
nuestro espíritu se divide en pensamientos que necesitan de unos sentidos
establecidos en nuestro cuerpo para que por allí se fuguen esos pensamientos
en acciones a nuestro exterior, al poseer acciones necesitamos alimentar
nuestro cuerpo constantemente de los productos que nacen y viven en nuestro
Planeta.  Igualmente es necesario rodearnos de otros seres para compartir
los diferentes espacios de nuestro tiempo en lo que llamamos nuestros
afectos y que nos lleva a un estado de colectividad continua.

La Luz que se emana de nuestro Universo al pasar por nuestro Sol, se
descompone en siete rayos, ellos son enviados a nuestro planeta.  La Luna al
ser el espejo del Sol, toma igualmente estos rayos y los transforma para sí
en cuatro, que son enviados a la Tierra que igualmente posee un gran rayo
que es el que nos posee en ella.

Un mundo Bión necesita de estas circunstancias para que el ser que habite en
él pueda poseer las condiciones necesarias de purificación, a través de las
diferentes pruebas o karmas, y luego la liberación que le conlleva a nuevas
etapas de evolución donde se romperá el cascarón mental y se conecten con el
ser espiritual que le pertenece para encumbrarse al expandirse su
conciencia, al sendero de las etapas que le esperan en el estado Trión,
Cuatrión y Kats.

En razón a todo esto, nuestro estado humano posee en la Tierra tres mentes:

La primera es una mente llamada olvidada donde el ser está enraizado en una
juventud espiritual y por lo tanto sus pensamientos no son de construcción
ni de destrucción, son seres que viven porque así les corresponde, van en un
tránsito hacia un sutil despertar donde llegarán a una segunda mente que es
llamada la mente del recuerdo.

Existe un estado mental en nuestra Tierra que no nos deja sentir las
estrellas, ni los aires, ni el gran amor, ni la verdad, ni la naturaleza en
su ser esencial, ese estado es llamado el egoísmo que es propio del mundo
Bión, este estado hace que la vibración del Universo se transforme en
frecuencias que al llegar a nuestra mente la descompone en pensamientos de
impulsos que son emanados al exterior a través de los campos de la emoción y
el sentimiento.  Cabe anotar que la emoción es aquel estado que nos lleva a
través de la inseguridad a descoordinarnos con el orden de la armonía y el
amor en todas sus formas conduciéndonos a la histeria, el grito, el rencor,
la ira, la posesión, el militarismo, el odio, la codicia, la envidia, la
trampa, el poder en todos sus aspectos y otros sinónimos y el sentimiento
que es otra forma de gran inseguridad que nos conduce a estados desordenados
del pensamiento donde predominan la sumisión, la minucia, la esclavitud, la
lástima, la angustia, las lágrimas, la tristeza, la pena, el pesar y el
sufrimiento interno.

La emoción y el sentimiento al no transformar las energías ordenadas del
Universo a través del Sol, las comprime en el cuerpo humano creando con ello
un proceso de desestabilización del valor propio donde habita el amor y con
esto, represión o un dormitar de las energías que despierta a la vez al
sistema defensivo de nuestro cuerpo que es el estado nervioso, ocurriendo
con ello que todos los órganos se desequilibren en sus funciones,
iniciándose así las dolencias y luego enfermedades que todos conocemos.

Esta represión energética en su proceso de fuga, se condensa por decir, en
los estados sexuales, produciéndose así la lujuria que sería el principio y
el fin de la emoción y el sentimiento.  La médula espinal, al poseer el eje
central nervioso, toma esta energía lujuriosa y la lleva a la inversa para
colocarla en la cabeza donde dos glándulas, llamadas la pineal y la
hipófisis, la recogen, alterándose con esto el tiempo que está conectado con
la primera y el espacio con la segunda; que a la vez descoordina a todo acto
que deseemos idealizar hacia el futuro, pues el tiempo y el espacio al estar
alterados por los campos frecuenciales de la emoción y el sentimiento nos
rezaga el pensamiento y este se ve halado hacia un pasado, emergiendo ante
él constantemente los recuerdos que nos impiden ver más allá de las
fronteras de nuestro tiempo y de la comodidad de nuestro estar terrenal.

Esta es la definición de la mente del recuerdo que es la que impera con más
fuerza en la raza humana.   A través de ella incumplimos nuestros
compromisos, dudamos de nuestros actos y de los seres que nos acompañan,
adulamos a otros que los llevamos al poder, nos enfrentamos y entramos en
batallas internas y externas con todos los aspectos de la vida en la Tierra
y nos dejamos llevar con todo ello, a una mente colectiva donde las
ansiedades, el temor, el vaivén constante de alegrías, sufrimientos,
triunfos y fracasos son nuestra gran compañía.

La tercera es la mente real, allí el ser es de altas intuiciones porque está
más conectado con las vibraciones que con las frecuencias.  Su ser es más
claro, a veces se transforma en misionero, profeta, líder religioso,
empresarial o político; es ayudador, protector, es triunfante aunque no
posea bienes materiales y siempre está idealizando el mañana, pues su mente
real se convierte en creación, es igualmente individual en sus decisiones y
selecciona constantemente para su bien cada paso que dará y cada ser que le
acompañará.  Es de ideas muy rápidas y de sentidos muy agudos que le dan
carácter de indescifrable hacia los seres que viven el estado colectivo o
mente del recuerdo.  Poseen estos seres una gran sincronía con el tiempo y
son espaciosos en su estar terrenal, el ayer no es importante para ellos y
por lo tal no padecen de traumas o fobias que les induzcan a sus
pensamientos a dudar.  Les acompañan sin darse cuenta la ley del perdón y
esto los lleva a que sean de grandes protecciones por los ángeles de su
guarda, la salud, la mente clara y su originalidad predominan en ellos.

Así como existen las razas pleyadinas, igual están estas subrazas en el
género humano, que en su unión sobreviven, se enfrentan, se protegen, ríen,
lloran, aman, sufren, crean música, vicios, gritan, aconsejan, abrazan, se
alimentan, duermen, se ejercitan, se aperezan y otros muchos factores que
les hace ver como los seres que habitan un mundo Bión.

A través del tiempo historias mil han llenado las diferentes épocas de
nuestra Tierra, en ellas están escritas las batallas, los reinados, las
religiosidades, las filosofías, las conquistas y los poderes que le han
habitado de acuerdo a una gran biblioteca que contiene los libros por cada
una de esas 12 eras de 2.000 años que hacen la matemática zodiacal en el
transcurrir del Sol alrededor de la estrella Alción y el hombre a través de
él ha utilizado al Sol, a la Luna y las Estrellas como referencia de él para
cumplir sus jornadas laborales, sus gestaciones, cultivos, el inicio de una
empresa, de un liderazgo, de una batalla y otros muchos más.

Vivimos en un sistema solar que habita, como decía anteriormente, la
constelación de Pléyades, donde se distinguen dos grandes fuerzas que son
llamadas las del Yin y las del Yang o femenina y masculina.  Los hombres
Kats poseen en su interior este estado en una sola unidad y en la medida en
que se desciende la vibración por las diferentes razas, estos dos estados se
van dividiendo hasta que en el mundo Bión son de totales independencias que
la mente humana, al tratar de identificarlas, se perturba y es allí donde
surgen los pensamientos, que en algún o total desorden, llevan al hombre en
su estado traumático a definir su vida por defectos y virtudes que son las
que le acompañan siempre en grados más o grados menos, de acuerdo a la
calidad de la mente que posea y las tres anteriormente descritas.

Es así como el campo vibracional se transforma en un estado frecuencial,
pues los hombres Triones, por ejemplo, al poseer una unión más armoniosa con
el femenino y masculino, tienen más tiempo de creación y más espacio de
realización que los hombres Biones y así sucesivamente.

Creo que me entenderás  todo lo que te he contado hasta aquí hoy, espérame,
que seguiré para que  igualmente entiendas todo el contenido de la misión de
los hombres estelares, mi misión y tu gran misión en la tierra.

Mil abrazos-.

Raúl  Yepes.





_______________________________________________________________________
Visita nuestro patrocinador:
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~
Tops, bañadores, short, pareos, ropa de baño, etc.
Pleno Verano Collection - ¡¡Luce moda en la playa!!
Destino: SOL en Promod. La nueva dirección de la Moda.
...haz clic aquí -> http://elistas.net/ml/78/
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~