Inicio > Mis eListas > gap > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 2801 al 2840 
AsuntoAutor
Re: Jorge Gallego Jorge Ga
Conexion total-Sim Andres A
Meditacion Prepara Adrian G
Re: Jorge Gallego fsakuras
URGENTE!! NOVEDADE Marcela
SEMINARIO INTENSIV espejo 2
RE: Agua diamantin Maria Ro
Notiluz 10 - Proye Elisabet
Curso: LA MAGIA DE esperanz
He escrito un libr meli
Jorrge Gallego Nue cuervo c
Fw: Sanat Kumara/ cecilia
Trascendimos el Ap Diana Pe
Atencion Foro GAP Diana Pe
Marcha por la Vida RedLUZ/L
Activando La Prese Adrian G
Activando La Prese Adrian G
Seminario Magos de Andres A
"El obrero de la e RedLUZ/L
FW: AYER SOÑE QUE RedLUZ/L
Sobre el nuevo rum cuervo c
LISTA Y WEBS de Diana Pe
RV: PROYECTO GRATI RedLUZ/L
Re: LISTA Y WEBS João Aff
Los misteriosos es Dana Tir
los 7 umbrales de Mario Gl
La tierra se mueve Andres A
Paradojas / Eduard RedLUZ/L
Lineamientos del F RedLUZ/L
Re: Sobre el nuevo cecilia
RE: Agua diamantin Gustavo
Hola amigos... Tony Paz
Direccion de suscr Diana Pe
Manifestando la Pr Adrian G
11:11 - Ongamira - Adrian G
Congreso de OVNIS RedLUZ/L
"REIKI: La Paz Con yanta
Transmutemos por Diana Pe
Atencion participa Thammy A
OJO...URGENTE!!!Jo Thammy A
 << 40 ant. | 40 sig. >>
 
FORO GAP INTERNACIONAL
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 4752     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[GAP] los 7 umbrales de la vida
Fecha:Sabado, 2 de Noviembre, 2002  00:01:48 (-0400)
Autor:Mario Gluzman <mgluzman @.....net>

LOS 7 UMBRALES DE LA VIDA  
 
 
 
 
 
 
¿Por qué es necesaria la terrible muerte, si nuestra esencia es inmortal? 
 
 
Yo que en cierto modo ya había pasado por el primer tránsito de muerte que es la
revelación, sabía que la muerte era sólo un umbral que debíamos cruzar para
acceder a el tiempo del reconocimiento de la enseñanza de cada vida y para vivir
nuevamente donde nuestra misión de vida nos llevará.  
 
 
Y si es cierto que nuestra esencia es inmortal, nuestro tiempo de misión no lo
es, pues es tiempo de cuerpo humano y el cuerpo humano es finito, tiene un tiempo
que vivir y "siete umbrales de vida que cruzar antes de acceder a la sabiduría". 
 
 
El tiempo de cada umbral  
 
sólo lo decide el hombre  
 
y cuanto más cerca esté del cambio de umbral,  
 
más puede demorarlo. 
 
 
Es por eso que algunas misiones parecen más largas que otras y algunas vidas más
largas que otras. 
 
 
Los siete umbrales de vida han de ser vividos, y siempre el cruzarlos es una
experiencia íntima y muy personal, que nadie, a no ser el que vive y cruza el
umbral, puede vivir y relatar. 
 
 
Tal es así que "el primer umbral de vida", aquel que nos lleva del seno de
nuestra madre al aire que debemos tomar por nosotros mismos, nos enseña la
primera gran lección de nuestra vida:  
 
 
El hecho de que debemos respirar por nosotros mismos, y que sólo si lloramos y
hacemos manifiesta nuestra necesidad, ésta es suplida por aquella que está allí
para ayudarnos a sobrevivir. 
 
 
Allí aprendemos a respirar solos,  
 
y aprendemos que necesitamos siempre de alguien más 
 
para poder sobrevivir. 
 
 
"El segundo umbral", es el que nos lleva a la realización de nuestra existencia
individual.  
 
 
Es el día en que el niño de pronto asume que existe  
 
y que tiene una presencia y un fantasma  
 
a quien llama identidad... 
 
 
Se manifiesta con la palabra mío, y enseña al niño que él existe, que puede
pensar que tiene una conciencia de vida y que un cuerpo y una mente le acompañan
en su tránsito carnal. 
 
 
Aprende a llevar las necesidades de su cuerpo y a ejercitar su conciencia, al
descubrir el mundo inmenso que se abre ante él. 
 
 
"El tercer umbral" lleva al niño de la mano de su cuerpo, al ser de joven
hombre, y se manifiesta en él el sentimiento de la pertenencia y la necesidad de
la progenie.  
 
 
Le hace descubrir que aunque tiene un cuerpo y una mente, existen en él otras
necesidades que van más allá de las necesidad de atención a los requerimientos
del cuerpo y de la necesidad de conocimiento de su mente. 
 
 
Aprende entonces que existen sentimientos más allá de las emociones,  
 
que esos sentimientos pueden ser  
 
gloriosamente hermosos y a la vez dolorosos,  
 
como una herida recién hecha. 
 
 
Comienza a pensar en el amor, y es más éste, una mezcla de necesidad física de
procreación y de necesidad mental de pertenencia. 
 
 
Aún no sabe manejar sus emociones y llora y sufre profundamente un instante y
ríe y es feliz al siguiente,  
 
 
"El cuarto umbral" lleva al muchacho de la mano al hombre, y es allí cuando por
primera vez el mundo se separa de un Yo, y se vuelve un nosotros. 
 
 
Es allí cuando las emociones comienzan a atenuarse  
 
y los sentimientos a hacerse más profundos. 
 
 
El hombre ahora llora profundamente y a veces no puede liberarse del dolor.  
 
 
Comienza a vislumbrar un camino que ahora parece que se acorta, y se miente a sí
mismo hablando de la seguridad que ha de tener para continuar. 
 
 
Su mente se abre a la sabiduría terrenal, y sus ojos se vuelven al cielo
buscando en ellos al Padre... a ese Padre que late en su corazón, que él sabe que
existe y le exige que se manifieste ante él... y llora amargamente porque no le
ve, aunque siempre está a su lado. 
 
 
Aprende entonces que el fruto que ha de llevar a su boca, debe ser cultivado por
su mano. 
 
 
Aprende que aquel respeto que le exigieron sus mayores en su tiempo, es el
respeto que exige él ahora. 
 
 
Aprende que el amor se manifiesta en una piel, pero también en una voz. 
 
 
Y no corre ya tras la piel... si no halla primero la voz. 
 
 
"El quinto umbral" lleva al hombre de la mano a su misión, y se cruza casi sin
percatarse el día en que reconoce al Padre en cada paso de su camino... y
comienza a hablarle sin preguntarse ya si le escucha...  
 
 
Es allí cuando posa su mano sobre la cabeza del niño a su lado y siente la
necesidad de enseñarle todo aquello que su mente ha acumulado en su ser.  
 
 
Y se siente padre y maestro, y busca al hermano y al amigo... y su mente ya no
busca entender solamente, sino sentir... 
 
 
Es éste umbral el que por fin le permite ver al hombre la belleza de su
existencia...  
 
el valor del don maravilloso de la vida del cual es depositario...  
 
y aprende a amar más allá de pieles y voces. 
 
 
Ama entonces la presencia y el recuerdo... ama el aroma y la flor... ama el
trabajo y su fruto... y se pregunta:  
 
 
¿Si el tiempo de camino que parecía tan largo al niño, será suficiente para
hacer todo aquello que el hombre desea? 
 
 
Y sus emociones se tornan complejas pero tibias, y aunque a veces se acerque al
fuego de las emociones... no lo hace sin que la presencia, aunque sea mínima del
sentimiento, no lo guíe. 
 
 
Y es cuando se pregunta:  
 
 
¿Cuánto tiempo le queda?, y siempre piensa que es poco... 
 
 
"El sexto umbral" lleva al hombre al despertar.  
 
 
Reconoce en sí la dualidad de su ser,  
 
y ya sabe, que no intuye,  
 
que existe en él forma de Dios, y poder de Dios, y luz y presencia de Dios,  
 
pues ha sido hecho a la forma y esencia del Dios Padre. 
 
 
Y él vive en plena luz y conciencia, y se torna para los suyos en Dios Padre, en
Dios hermano o amigo, y en Dios hijo.  
 
 
Ya la presencia de un YO, no tiene importancia, como tampoco la tiene la
identidad o la bolsa en que atesora sus bienes.  
 
 
Sus centros de vida están activos y sabe del inmenso tesoro que guarda dentro de
sí.  
 
 
Y ya no espera que el hermano tienda ante sí su mano doliente, antes bien
deposita en él la sanación antes de que se haga presente el dolor. 
 
 
Y mira la cercanía del final de su camino, y asume cada día que le separa de ese
fin como un regalo glorioso y único, al cual dedica por entero su tiempo  
 
 
Vive ya en un eterno presente desde el que puede ir al ayer, cuando necesita la
enseñanza que ese ayer le dejó, pero sin que este ya tenga importancia. 
 
 
Y puede ir al mañana y ver al mundo donde él no estará, y sentir alegría por las
cosas hermosas por venir. 
 
 
Ya su intelecto está al servicio de su luz,  
 
y su cuerpo está rodeado de la luz,  
 
y su corazón es una estrella viva de la cual brota palabra viva  
 
y sanación viva  
 
y aceptación viva de su misión. 
 
 
Y es su frente una estrella que ahuyenta las sombras, y es allí cuando el temor
a la muerte se disuelve como el aroma de la flor en la brisa... pues se sabe
esencia de estrella, material de estrella y luz de estrella... y sabe que esa
esencia, ese material y esa luz... volverán a ser tantas veces como la necesidad
de su camino así lo indique...  
 
 
Cuando el fin de su cuerpo se acerca, se separa de todo aquello que le impidió
en su momento el libre vuelo de su ser... y aprende a despedirse, sin que sea el
llanto la despedida... y ofrece su sabiduría postrera sin pretender admiración de
sabios o doctores. 
 
 
Y se encamina conscientemente "al cruce del séptimo umbral", a sabiendas de que
es umbral de eternidad, de reencuentro y reconocimiento, senda de amor infinito,
universal, incondicional y eterno, que debe transitar, ya no como unidad de ser
limitada por su cuerpo, sino más bien como todo, como parte del todo, y todo en
si mismo... y atraviesa su ser y se torna él mismo en umbral. 
 
 
 
 
Y aunque supe que era la muerte umbral necesario para el crecimiento del hombre,

 
y la evolución de su esencia,  
 
supe también que el día del hombre,  
 
cuando el despertar y la dualidad ya fueran manifiesta en todos mis hermanos,  
 
y la terrible muerte ya fuera desterrada  
 
pues el cuerpo ya no tendría la necesidad de la enfermedad para hacerse inmune, 

 
ni del dolor para recordar la vida, 
 
ni de la muerte para que la vida pudiera renacer. 
 
 
Ese día las palabras vida y muerte ya no significarían nada. 
 
 
En plena luz. 
 
 
Tu hermano 
 
 
EMMANUEL 
 
 
 
 
 
 
NUEVO 30 - 10 - 02  
 
SANTIAGO 
 
 
 
 
 
_______________________________________________________________________ 
Visita nuestro patrocinador: 
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~ 
              +++ ARSYS, Tu aliado en Internet +++ 
   Servicios de hosting, registro y alojamiento de dominios, etc. 
   Haz clic aquí -> http://elistas.net/ml/91/ 
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~