Inicio > Mis eListas > gap > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 3601 al 3640 
AsuntoAutor
REFLEXIONES/IRAQ/ Andres A
No es de Garcia Ma RedLUZ/L
Por postergar ataq RedLUZ/L
lo Inimaginable es maria su
Aibandu: Boletin F Alejandr
More on the letter ARIADNA
AYUDA A HISPANOAME perlaris
Re: 254 - La carid Andres A
Re: 254 - La carid Andres A
El Libro de Uranti RedLUZ/L
FW: marcha por la RedLUZ/L
Sheldan Nidle's V Semillas
Mensaje de Cristo Adrian G
Vestidos de paz Andres A
RV: Técnica de rec Juan Est
Koreas/ Tensión/ U Andres A
Faros de Luz - Arm Adrian G
FW: un relato desd RedLUZ/L
Ideaccion y Popula Dana Tir
CATEDRA "LUZ ESPIR Jaime Di
CATEDRA "LUZ ESPIR Adrian G
REFLEXIONES SOBRE JHONNY M
Fwd: (por la paz) Kin154 s
Mensaje de El Mory Adrian G
FW: El Fluir de lo RedLUZ/L
FW: RV: RV: Proyec RedLUZ/L
? silvia
Sixto Paz, Contact RedLUZ/L
ADHERIRNOS A LAS C ana garc
ENFOCAR NUESTRO PO ana garc
Dr. Jorge Carvajal RedLUZ/L
El gran hermano am Kin154 s
Nuestra Comunion Diana Pe
Jerusalem en PAZ. Andres A
Primer Encuentro H RedLUZ/L
Novedades en Biodi RedLUZ/L
NO SOLO FIRMAS carmen a
Mensaje Arc. Migue Adrian G
Redimires` Juan Fer
Re: Nuestra Comuni Mauricio
 << 40 ant. | 40 sig. >>
 
FORO GAP INTERNACIONAL
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 5566     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[GAP] Redimires`
Fecha:Lunes, 24 de Febrero, 2003  15:35:00 (-0500)
Autor:Juan Fernando Estrada B. <jestrada @...............co>


 

REDIMIRES

A OTROS SERES

Todo en el Gran Universo existe en ínter relación. Nada en él existe como excepción, aparte o independiente. El Universo es una gran interdependencia; es un gran soma, un gran cuerpo habitado por un espíritu supremo, u ESPÍRITU UNIVERSAL, el Espíritu de Dios su creador y todo es abarcado por ÉL.

Él es el gran sistema, el gran sistema de sistemas.

Un átomo es un sistema diminuto a nuestros ojos, pero aún así, un sistema; y está formado por seres; partículas que poseen un espíritu que como nosotros va en camino hacia su DIOS creador.

Estos sistemas microscópicos y microcósmicos se asocian formando moléculas, sistemas de sistemas. Al crecer se forman los elementos minerales y allí surgen los protoplasmas, los diminutos virus y bacterias, las células, tejidos, sistemas, cuerpos, vegetales, animales u hombres.

Así nace la vida. Así es como llegamos a ser lo que somos; así es como somos nosotros y así es como llegamos a convertirnos en los grandes regidores de miles de millones de seres que nos componen, que nos habitan, que nos viven y que viven por nosotros. Somos dentro de nuestro Universo, un Gran Universo.

Si somos partes de un mismo todo, lo que afecte a una porción necesariamente afecta a las demás y ésto es lo que han venido a enseñar todos los seres de Maestrías que han pisado la tierra: lo que hacemos o no por otros, lo hacemos o no por nosotros mismos; lo que hacemos a otros lo hacemos al TODO UNIVERSAL.

Esta gran lección de interdependencia, es el mensaje que debe aprenderse en la escuela de la evolución y el lenguaje en el cual se escribe el del AMOR.

Si yo avanzo, avanzamos todos; si yo me detengo, nos detenemos todos; por ello lo que hago por otro, por mi lo hice y lo que no , por mi lo dejé de hacer.

Redimir a otro es reconciliar, a través de un acto de Amor, los hechos que lo amarran y detienen en su camino de evolución, entendiendo que al liberarlo nos liberamos todos. Es hacer una reconciliación a nombre de otro u otros seres, con la intención de desatarlos.

Proceso de la Técnica

Entendiendo lo anterior un acto de redimir parte de una relajación o interiorización. (Puede hacerse meditación si se conoce alguna técnica)

A continuación nos ponemos en la presencia de DIOS el universal, sintiéndolo como esencia de nuestro ser, pues es Él el GRAN REDENTOR.

Invocamos a los Guías Personales y a los de aquellos seres a quienes vamos a redimir para que envíen sus fuerzas y energías para hacer más eficaz el proceso. Si no se conocen sus nombres, simplemente se les pide su presencia de una manera general, pues ellos, aún así escuchan.

Luego imaginamos en presencia nuestra a aquellos seres involucrados en nuestra reconciliación y sentimos que desde las alturas llegan a nosotros grandes y puras energías que limpiarán y disolverán los lazos que los mantienen atados entre sí. Sentimos cómo las palmas de nuestras manos se cargan de ellas y levantándolas en dirección a aquellos que queremos reconciliar, imaginamos que las energías son irradiadas hacia ellos, limpiando de sus mentes y espíritus todo aquello que los ata.

Todo perdón ha sido pedido y otorgado; toda gratitud ha sido dada y recibida; todo pacto que amarre en desarmonías e impida la evolución libre, ha sido disuelto.

A medida que nuestras energías de purificación hacen su limpieza, observamos cómo son desalojadas aquellas impuras y las imaginamos como grandes nubes oscuras.

Como paso fundamental Y QUE NO DEBE OMITIRSE, enviamos con nuestra mente con destino a DIOS y a los Seres de Maestrías, aquellas impurezas, pidiéndoles que las transmuten y transformen de nuevo en fuerzas positivas que irán a otros sitios del Universo en donde hay seres que necesitan de ellas.

Como acto final, damos gracias a todos ellos.

No debe olvidarse que siempre al hacer un desalojo de energías (Reconciliación, redimir, curación, sanación, etc.), es necesario enviar a transmutar esos fluíres, pues de lo contrario quedarán libres y vagando por el espacio, pudiendo afectar a aquellos seres cuyo nivel de vibración personal sea compatible con ellas, ocasionándoles grandes daños y trastornos en sus vidas materiales y espirituales. DIOS es el gran transmutador. A Él podemos dirigirlas siempre.

En Síntesis

1)           Cerrar los ojos.

2)           Ponernos en presencia de DIOS UNIVERSAL.

3)           Ponernos en presencia de los Seres Guiadores, Protectores y de Maestrías nuestros y de aquellos a quienes deseamos redimir.

4)           Llamar de igual manera, a estos últimos.

5)           Sentir que somos llenados desde las alturas de grandes energías purificadoras que se concentrarán en las palmas de nuestras manos.

6)           Imaginar mentalmente cómo de ellas se irradian estas fueras sublimes que van limpiando y desatando las ataduras entre aquellos seres.

Pedir y dar perdones, recibir y dar gracias y disolver los pactos incumplidos.

7)      Enviar estas impurezas a las alturas con destino a ser transmutadas; para ello nos ayudamos con ademanes de las manos, como barriéndolas hacia arriba.

8)      Dar gracias.

 

AL PLANETA

Esta técnica tiene como finalidad contribuir a la limpieza y purificación de un planeta que, como el nuestro, ha sido el depositario de todos nuestros actos de todas nuestras vidas; ha sufrido el maltrato, la indiferencia, la ingratitud de unos seres que llamados a ser los regidores de todo lo que en ella existe, han olvidado su labor y se han convertido en su más grande enemigo y su mayor amenaza.

Decíamos, al hablar de los redimires generales, que todo en el Universo era ínter relación, que estamos formados por miles de millones de seres más pequeños que nos componen y a quienes regimos; pero al mismo tiempo, somos células de un organismo mayor que nos acoge en sí: La Tierra; somos producto de ella; nuestros cuerpos surgen de ella y en ella hemos tenido nuestro hogar por miles de años. En ella hemos sido y hemos llegado a ser lo que somos; somos pares de ese cuerpo y lo que al todo afecta, a las partes también y viceversa.

Madre y humanos (Humano es todo ser natural de la Tierra: mineral humano, vegetal humano, animal humano, hombre humano) son como Madre e Hijos; van por caminos diferentes, en estados diferentes, pero su meta es la misma: DIOS, el todo universal.

Por ello nuestro deber es ayudarle en su propio sendero evolutivo; somos su sistema nervioso; haciendo por ella, hacemos por nosotros; haciendo por nosotros, hacemos por ella.

Redimir a la Tierra es tomar el cúmulo de energías negativas que han sido depositadas en ella como fruto de las acciones de todos los seres humanos (minerales, vegetales, animales y hombres) de todos los tiempos y disolverlo por el Poder Reconciliador y Transmutador de DIOS EL UNIVERSAL, pidiendo a ÉL y a ELLA perdón por todo aquello y al mismo tiempo, inundándola con el más ferviente sentimiento de Amor Universal, como corresponde para con una madre.

Proceso de la Técnica

Básicamente la mecánica del redimir hacia la Tierra, tiene el mismo enunciado de la técnica antes explicada, que se hace con fines generales; solamente varía el destino de las energías que irradiamos y es como sigue:

Luego de cerrar los ojos, nos interiorizamos.

Nos ponemos en presencia de DIOS universal, el gran redentor; le pedimos que acepte este Redimir como aporte al Plan Universal y como ayuda en la purificación de la Madre Tierra.

Invocamos también a nuestros Guías Personales para que alimenten con sus energías este acto y lo hagan más eficaz; imaginamos que llegan que llegan a nosotros concentrándolas en nuestras palmas.

A continuación pedimos perdón a nuestra tierra por el olvido, la desconsideración e ingratitud con que la hemos tratado durante todas nuestras vidas en ella.

Con nuestras palmas dirigidas hacia su superficie, imaginamos cómo todas aquellas energías de pureza, grandes, fuertes, blancas y muy brillantes, penetran en nuestro Planeta Madre y van desalojando aquellas enormes masas oscuras, negras y densas, que constituyen el producto de nuestras malas acciones y las de todos los humanos y que se han ido acumulando en su interior.

Esos fluíres negativos los enviamos a las alturas haciendo ademanes con nuestras manos, como barriéndolas pidiendo a los seres d Maestría y a DIOS el creador, para que los transmuten en energías de bien, que pueden ser utilizadas por otros seres del Universo que las necesiten.

Finalmente, damos las gracias.

En Síntesis

1)           Cerrar los ojos

2)           Interiorización (Meditación, relajación u otro)

3)           Ponernos en presencia de DIOS el creador.

4)           Ponernos en presencia de nuestros Seres Guiadores, Protectores y de Maestrías.

5)           Sentir que somos llenados desde las alturas, de grandes energías purificadoras que se concentrarán en las palmas.

6)           Imaginar cómo de ellas se irradian hacia La Tierra fuerzas sublimes que van desalojando los fluíres de negatividad que en su interior se han depositado.

7)           Enviar estas impurezas a las alturas con destino a ser transmutadas; para ello nos ayudamos con ademanes de las manos como barriéndolas hacia arriba.

8)           Dar gracias.

 

De nuevo se hace énfasis: La eficacia de un Redimir, dependerá en gran parte del Amor y la Convicción con que se realice.

 

Mis amores.

Raúl Yepes.

Casa de Sirio