Inicio > Mis eListas > gap > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 3761 al 3800 
AsuntoAutor
FW: Caida y Ascens RedLUZ/L
No hay fracaso / L RedLUZ/L
Caida y Ascenso.. Sylvia R
SIN LA OSCURIDAD, RedLUZ/L
RE: FW: CAIDA Y AS Mónica
RE: FW: Caida y As Maria Ro
PREGUNTAS BASICAS RedLUZ/L
La NO-COOPERACION RedLUZ/L
La Oscuridad espe cecilia
RE: FW: CAIDA Y AS Arce, Al
Mensaje de Cristo Adrian G
Fw: AMANDO CADA DI Antonia
Numerología sagrad Antonio
Ayudemos a los ang florenci
Ayudemos a los an ARIADNA
Masaru Oracion por Dana Tir
Fw: AMANDO CADA DI Antonia
Existen Contradicc Salvador
FW: CAIDA Y ASCENS RedLUZ/L
fg 18-03-2003. Com Jaume Ol
Los niños psíquico Antonio
Fw: AMANDO CADA DI Antonia
FW: Ascenso y Caíd RedLUZ/L
LA GUERRA / Eduard RedLUZ/L
Números sagrados Antonio
Re: Fw: AMANDO CAD Elena Wl
perspectivas de la YoSoy Pa
Más sobre numerolo Antonio
Se funda en EUA la RedLUZ/L
Grupos Virtuales y RedLUZ/L
Invitación Juan Fer
Celebracion en el Dana Tir
Sobre el día Enlaz Jaume Ol
Silvie Duran en So Dana Tir
Los niños y la gue Andres A
LA MUJER Y EL DRAG José Gar
Fw: Fw: ATACAN LA Antonia
FW: CAIDA Y ASCENS RedLUZ/L
FW: ojo-La Oscurid RedLUZ/L
Transformación Tot RedLUZ/L
 << 40 ant. | 40 sig. >>
 
FORO GAP INTERNACIONAL
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 5700     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[GAP] Numerología sagrada y conciencia
Fecha:Jueves, 20 de Marzo, 2003  01:17:03 (+0100)
Autor:Antonio Llorente <antoniokriya @.......com>

Nunca me gustó, porque nunca entendí, la numerología. No me decía nada. Ahora sé por qué: a los números les faltaba el “alma”. En esta pequeña muestra de numerología, doy la equivalencia indispensable, al aplicar al número 1 el valor de “una conciencia”.

 

Pero antes imaginemos algo: En cada uno de nosotros habitan tres personas: 1= la persona que queremos ser  (la conciencia del Yo espíritu)

2= la persona que creemos ser (la conciencia del ego y algo del Yo espíritu)

3= la persona que los demás ven (lo que sale al exterior y mostramos al otro)

 

Ahora va la primera serie:

 

1 = Dios = 1 Conciencia
2 = 1 (conciencia del Yo espíritu) + 1 (conciencia del yo corporal) = conciencia de uno mismo, sin la elevación = 2 conciencias.
3 = 2 (conciencia sin elevación) + 1 (conciencia aportada por el otro) = conciencia del hombre despierto o elevado = 3 conciencias.

1 = Dios = 1 Conciencia, aparentemente es completo en sí mismo. Sin embargo se ve que se descompone en esas tres partes, que son tres conciencias. Así que también podría representarse como 3, que es la Trinidad, y el Todo.

3 = Hombre (despierto); también podría representarse como 1, por ser completo.

Por tanto: 1 = 3, y 3 = 1. Dios = Hombre, y Hombre = Dios.

 

Así que, tanto Dios como el hombre, se pueden representar por una trinidad.

De aquí sale esta suma de conjuntos:
333 (Dios) + 333 (el hombre despierto)+ 333 (el prójimo despierto) = 999, que es el número de Cristo (del Cuerpo de Cristo, del Todo).

Ahora vamos a considerar el mandamiento bíblico:

"Amarás a Dios por sobre todas las cosas, y al prójimo... como a ti mismo". En este mandamiento se nos dice que amemos a Dios, al prójimo, y a nosotros mismos. Eso significa que tenemos tres conciencias diferentes de amor: amor para nuestro Yo espiritual, (que equivale a Dios), amor para nuestro yo corporal, y amor para el yo del prójimo. De este modo se logra unificar y completar nuestra total conciencia del amor- el de un hombre despierto- y lo hace equivalente al Amor de Dios. Es cuando 1 = 3 y 3 = 1. Y cuando el Uno es el Todo, y el Todo es el Uno.

Pero ¿qué pasaría si solo nos amáramos a nosotros mismos y a Dios? Entonces amaríamos a nuestro Yo espiritual y a nuestro yo corporal, y seríamos = 2. Si ésta es la conciencia máxima que alcanzamos, y el prójimo hace lo propio, entonces el Todo (el 3) no puede completarse, y la suma de conjuntos sería:

222 + 222 + 222 = 666, que es el 999 invertido, y es por tanto... ¡el número del Anticristo! Esta situación provocaría que nunca pudiéramos elevarnos.

Y ésta es la situación de la humanidad con la vieja energía, que estaría a la espera de incorporar la conciencia del amor a los demás (y no el odio y las guerras) para constituir el Todo, que es cuando Dios podría completarse. Piénsese en los votos de castidad (y celibato), de pobreza y de obediencia, a veces con reclusiones voluntarias, que bloquean el amor pleno hacia los demás seres humanos, y aun el desconocimiento de los demás seres creados, incluyendo la propia tierra. Es la situación en que los humanos son 2, y no 3.

 

Ahora consideremos lo siguiente:

 

1 = Dios = 1 Conciencia

2 = Cualquier ser creado = 2 conciencias

2222222222..... = la primera creación.

 

Eso fue antes de amarse las conciencias de los distintos seres entre sí. Fue antes de iniciarse las combinaciones químicas, antes de formarse los átomos.

 

3 = un átomo, una molécula, una célula... Ya son completos, ya son trinos.

 

Pero el hombre es 2, hasta que consiga su elevación, hasta que incorpore la conciencia del otro (de todos los otros, incluyendo personas, animales, plantas... y la conciencia de sus células, de sus moléculas, de sus átomos, de toda la materia de la tierra y del sol...) dentro de sí mismo. ¡Entonces será 3! ¡Entonces será Dios!

 

A la conciencia se la simboliza por un círculo.

A la Conciencia del Dios Trino se le simboliza como un círculo inscrito en un triángulo equilátero (otros ponen un ojo). Igual sería con un átomo, con una molécula, con una célula... y con un hombre iluminado.

 

¿Por qué el triángulo equilátero? Porque cada ángulo representa una conciencia: el ángulo superior es la Conciencia de Dios, y los horizontales, las del propio ser, y la del “otro”. Entre las tres incluyen a la conciencia total.

 

La conciencia del hombre es la energía mayor que existe en la tierra (Kryon). Esa energía es la luz y el amor que Dios incluyó en cada ínfima partícula de la creación. Cada partícula ilumina con una minúscula luz al “otro”. Cuando los dos hacen lo propio, se aman, y se forma el 3. Así se van formando conjuntos materiales y de conciencias cada vez mayores: átomos, moléculas, células, tejidos... hasta el animal o el hombre. Por tanto, entre todas formarían la conciencia global de ese gran ser, que estaría por tanto muy iluminada, como también todo el cuerpo estaría iluminado...  “La lámpara del cuerpo es el ojo (la conciencia); cuando tu ojo es bueno, también todo tu cuerpo está lleno de luz... así que, si todo tu cuerpo está llenos de luz, no teniendo parte alguna de tinieblas, será todo luminoso, como cuando una lámpara te alumbra con su resplandor” (Lc. 11. 34-36) ¡Imposible hablar más claro!

 

Pero esto no es así, porque tenemos muchas partes oscuras. Es porque en el hombre no ascendido, su ADN está enfermo de muerte. En comparación, se podría afirmar que: “la ascensión o el estado iluminado es encender plenamente la luz de la conciencia”, con lo cual el propio cuerpo brillaría por la luz. Esto incluiría, por supuesto, la regeneración del ADN, como propugna Kryon, porque es precisamente el ADN el que más luz emite, y prácticamente la suma de la luz de todos los ADNs celulares completarían la luz de la conciencia del hombre.

 

Además, la energía de la conciencia funciona en dos círculos, pero en sentido contrario. Son como dos corrientes eléctricas acopladas, y están circunscritas a esos triángulos equiláteros. En este caso, en condiciones ideales del hombre ascendido, la corriente tendría tres polos, y no dos, como ocurre con la corriente eléctrica que nosotros conocemos:

 

1ª Se inicia en el polo o ángulo superior de Dios, que es el generador, llega al  polo de mi yo, sigue por el polo del tú, y asciende al polo de Dios. Así gira.

2ª Se inicia en el polo superior de Dios, que es el generador, desciende al polo del tú, viene al polo de mi yo, para ascender al polo de Dios, y así gira.

 

Parecería que una corriente gira por abajo y otra por arriba, en correspondencia con las dos partes de nuestro ser y sus chakras. La inferior tendría relación con nuestra parte más terrenal, la de los tres chakras inferiores, y la superior tendría relación con nuestra parte celeste, con sus tres chakras superiores, quedando en el centro el chakra cardíaco, que es el integrador de ambas. Ambas corrientes formarían la merkaba humana.

 

Porque es evidente que nosotros podemos ver lo de fuera, y recibir la información, y no solo eso, sino la luz de la conciencia de los seres de fuera. Esto sería una corriente ascendente. En medicina se hablaría de los nervios de la sensibilidad, cuya información sube al cerebro para procesarse allí. Si un hombre está poco desarrollado, esa información no pasará de su yo inferior o ego; pero si tiene un desarrollo espiritual, llegará hasta la conciencia de su Ser superior. Esto es la introspección.

 

Pero también hay una dirección hacia fuera, cuando nosotros hablamos o actuamos (antes escuchábamos y mirábamos) e iluminamos con nuestra conciencia “a través de nuestra mirada” a las conciencias del otro o de los demás. Porque nuestros ojos pueden mirar lo que hay fuera, con la función de una cámara fotográfica; pero también pueden iluminar desde nuestra conciencia hacia fuera, con la función de un faro, iluminando la conciencia del otro. Siendo la corriente hacia fuera, en medicina- que se queda muy corta aquí- se hablaría de nervios motores.

 

Pero, como se ve, ambas corrientes suben al cielo y bajan a la tierra. Por tanto, yo me atrevería a afirmar que esas dos corrientes no son círculos paralelos, uno encima del otro, como se dice de la merkaba, sino que serían dos ochos verticales (el famoso símbolo del infinito), que se entrecruzarían en el chakra cardíaco. Una sería la corriente de la introspección, de la intuición, y también de los sentimientos, como la parte de la compasión en el amor; es la parte femenina. La otra sería la corriente de la acción, de la co-creación, la parte masculina. Y ambas energías son parte del Tercer Lenguaje de que habla Kryon, el Sol central y centro de toda conciencia.

 

(Bueno, también es posible que las dos corrientes del merkaba se generen perpendiculares a éstas de que he hablado, que en realidad son del kundalini. Quizá sean diferentes unas de otras, y he querido simplificar en exceso).

 

Antonio