Inicio > Mis eListas > gap > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 3761 al 3800 
AsuntoAutor
FW: Caida y Ascens RedLUZ/L
No hay fracaso / L RedLUZ/L
Caida y Ascenso.. Sylvia R
SIN LA OSCURIDAD, RedLUZ/L
RE: FW: CAIDA Y AS Mónica
RE: FW: Caida y As Maria Ro
PREGUNTAS BASICAS RedLUZ/L
La NO-COOPERACION RedLUZ/L
La Oscuridad espe cecilia
RE: FW: CAIDA Y AS Arce, Al
Mensaje de Cristo Adrian G
Fw: AMANDO CADA DI Antonia
Numerología sagrad Antonio
Ayudemos a los ang florenci
Ayudemos a los an ARIADNA
Masaru Oracion por Dana Tir
Fw: AMANDO CADA DI Antonia
Existen Contradicc Salvador
FW: CAIDA Y ASCENS RedLUZ/L
fg 18-03-2003. Com Jaume Ol
Los niños psíquico Antonio
Fw: AMANDO CADA DI Antonia
FW: Ascenso y Caíd RedLUZ/L
LA GUERRA / Eduard RedLUZ/L
Números sagrados Antonio
Re: Fw: AMANDO CAD Elena Wl
perspectivas de la YoSoy Pa
Más sobre numerolo Antonio
Se funda en EUA la RedLUZ/L
Grupos Virtuales y RedLUZ/L
Invitación Juan Fer
Celebracion en el Dana Tir
Sobre el día Enlaz Jaume Ol
Silvie Duran en So Dana Tir
Los niños y la gue Andres A
LA MUJER Y EL DRAG José Gar
Fw: Fw: ATACAN LA Antonia
FW: CAIDA Y ASCENS RedLUZ/L
FW: ojo-La Oscurid RedLUZ/L
Transformación Tot RedLUZ/L
 << 40 ant. | 40 sig. >>
 
FORO GAP INTERNACIONAL
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 5715     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[GAP] Más sobre numerología sagrada y sus implicaciones
Fecha:Sabado, 22 de Marzo, 2003  02:33:26 (+0100)
Autor:Antonio Llorente <antoniokriya @.......com>

 (Contestación a mi amiga Paula)
 
Mi querida amiga: creo que perderás la apuesta.

Porque yo he estado hablando de numerología sagrada, y tú has empleado los números para hablar de cosas sagradas, que no es lo mismo. Yo dije que a los números les faltaba “alma”, y les añadí la conciencia, pero tú se la has quitado de nuevo. Te dije que no quería hablar más de números, pero tú me has provocado... otra vez. ¡Pues mira qué bien!

Dije que la conciencia se representa por un círculo, y que la Trinidad se representa por un triángulo con un círculo inscrito (la conciencia), que los católicos lo cambian por un ojo (“la lámpara del cuerpo es tu ojo...”).

Ahora añado: las tres personas de la Trinidad NO son el Padre, el Hijo (Cristo) y el Espíritu Santo, sino el Espíritu Santo, el Padre y la Madre. ¡Que no es lo mismo! Éstas son la auténtica Trinidad (el Dios manifestado) que engendran posteriormente al Hijo, que representa a toda la Creación (naturalmente Dios engendra infinidad de criaturas, no un único Hijo, aunque él nos represente).

Y la Trinidad (Dios), que es el generador, es 3. ¿Dónde está el 1?
Porque la conciencia debe ser contenida en (al menos) un triángulo, entre tres líneas que se cortan entre ellas.
Si existiera Dios como 1, que es una línea, ¿dónde contendría a la conciencia, que es un círculo? No puede.
Si existiera Dios como 2, que sigue siendo una línea, tampoco podría contener al círculo de la conciencia, y esa energía se derramaría, y no podría crear a los seres conteniendo vida o conciencia.
Solo puede ser Dios creador si tiene a su conciencia contenida, si es 3, y eso lo multiplica entre los seres creados “guardando la misma estructura del 3”.
Para que te hagas una idea, ese triángulo que contiene a la conciencia equivale a la membrana celular, que encierra toda la materia viva, pues de otro modo ésta se derramaría, y el ser no podría vivir.

Entonces- me dirás- si el número generador es el 3, ¿es que no hay números más pequeños que el 3? ¿Dónde quedan el 1 y el 2?

Evidentemente, la Trinidad existe tal cual, pues no puede existir una Persona sola, por ejemplo el Padre; ni siquiera dos. ¡Tienen que existir las tres a la vez!
Pero es que la Trinidad es Dios manifestado, como te dije, es el Dios creador.
Pues bien, Dios podría existir sin manifestar, antes de la creación. Esto sería antes de la Trinidad, sin personalizar. En ese caso NO tendría conciencia, porque el círculo no tiene dimensión alguna, sería 0, ¡ya hemos llegado al 0! Y estaría contenido en un triángulo de lados con valor 0 también, antes de existir las Personas. Pero una vez que Dios “toma conciencia” y se propone crear, automáticamente aparece el esquema de la Trinidad con su círculo incluido.

0 = Dios sin manifestar, antes de la Creación. Tiene 0 conciencia.
3 = Dios Trino manifestado, Dios creador. Tiene 1 conciencia
1 y 2 = “partes de Dios”. Números incompletos (el 0 y el 3 son completos).
1 conciencia, es un círculo inscrito en 3 personas.
Así que la Trinidad- el triángulo con su círculo inscrito- es el “sello” que llevan todos los seres creados. Cualquier partícula infinitesimal lleva en su estructura un 3 (3 personas) y 1 conciencia como herencia divina.

2222222.... = seres en la primera creación.
2 (personas) = 1 (Espíritu divino) + 1 (cuerpo).
Esto sería un ser creado, pero separado de los demás.
La proporción sería de 1 a 2 (1 conciencia y 2 personas).
Pero se necesitan 3 personas (un triángulo) para contener una conciencia.
Dos personas solo forman una línea, que no puede contener un círculo.
Luego esta partícula no puede tener conciencia, salvo la divina que lleva.
Por tanto sería una partícula virtual, no real.

3333333.... = seres en la segunda creación.
3 (personas) = 1 (Espíritu divino) + 1 (una pareja) + 1 (la otra pareja).
Esto es cuando se combinan en parejas para formar estructuras.
La proporción es ahora de 1 a 3 (una conciencia y tres personas).

Pero para que exista una estructura debe haber una especie de membrana que la contenga. En los átomos y moléculas, es una membrana electrónica. En los seres vivos es la membrana celular. Pero esta membrana no es solo una envoltura, como un saco para que la estructura no se derrame, sino que es una auténtica protección energética que lo defiende del exterior, y al mismo tiempo ofrece la comunicación con el exterior, dando entrada y salida a la información, debidamente “filtrada” o “codificada” por dicha membrana.

Es tan importante la energía de esta membrana, y tan inteligente, que se puede afirmar que dicha membrana es previa a la generación del contenido, puesto que ella induce su formación, como una especie de útero, ya que tendrá que permitir en todo caso y en todo momento el trasiego de información del exterior, debidamente codificada por ella.

Ahora, si hemos considerado que cada ser vivo (el 3) está formado a la imagen de Dios, el Dios Trino, entonces tendrá un espíritu, una parte masculina, y una parte femenina. Estas dos últimas partes forman el cuerpo. Pero uno se pregunta: ¿Y dónde está representado el espíritu? Pues aquí lo tenemos: ¡En la membrana! ¡Por fin le hemos descubierto! ¡Creíamos que era una entelequia y ahora vemos que es el que genera, permite y organiza todo! ¡Es energía inteligente pura!

La cubierta, la piel, con sus múltiples “sentidos” y puertas de entrada y salida, conecta el interior con el exterior y establece sus códigos; por tanto es el lenguaje de comunicación y al mismo tiempo el famoso velo. Porque, cuanto más transparente y luminosa sea esa piel, mejor se apreciará su contenido, y también desde el interior mejor se verá el exterior. Por tanto, gracias a esa piel energizada al máximo, convertida en luz pura (espíritu puro o espíritu santo), es como los seres elevados pueden ver también a Dios y a su cielo, que se extienden por doquier, tanto dentro como fuera de nosotros.

Ahora bien, no creáis que solo hay una cubierta en los organismos vivos, la más exterior, la piel. Cada microscópica célula tiene su cubierta, incluso dentro de las células hay microestructuras, cada una con su cubierta, por ejemplo el núcleo, con su membrana celular. Todas esas membranas son superenergéticas y forman parte de esta estructura global que yo me he permitido identificarla con nuestra parte espíritu, que puede actuar como un velo denso o al contrario permitir la visión casi total del cielo interno y el externo.

Por tanto, si la piel (y las mucosas, como el pulmón y el tubo digestivo, y además todas las membranas celulares) son casi energía pura, ¿no estará ahí situada nuestra conciencia? Sería imposible que no coincidieran conciencia, espíritu y energía. ¡Pues aquí les tenemos a los tres ingredientes juntos!

Y todo... gracias a estos escarceos e inicios en la numerología sagrada.

Antonio