Inicio > Mis eListas > gap > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 3761 al 3800 
AsuntoAutor
FW: Caida y Ascens RedLUZ/L
No hay fracaso / L RedLUZ/L
Caida y Ascenso.. Sylvia R
SIN LA OSCURIDAD, RedLUZ/L
RE: FW: CAIDA Y AS Mónica
RE: FW: Caida y As Maria Ro
PREGUNTAS BASICAS RedLUZ/L
La NO-COOPERACION RedLUZ/L
La Oscuridad espe cecilia
RE: FW: CAIDA Y AS Arce, Al
Mensaje de Cristo Adrian G
Fw: AMANDO CADA DI Antonia
Numerología sagrad Antonio
Ayudemos a los ang florenci
Ayudemos a los an ARIADNA
Masaru Oracion por Dana Tir
Fw: AMANDO CADA DI Antonia
Existen Contradicc Salvador
FW: CAIDA Y ASCENS RedLUZ/L
fg 18-03-2003. Com Jaume Ol
Los niños psíquico Antonio
Fw: AMANDO CADA DI Antonia
FW: Ascenso y Caíd RedLUZ/L
LA GUERRA / Eduard RedLUZ/L
Números sagrados Antonio
Re: Fw: AMANDO CAD Elena Wl
perspectivas de la YoSoy Pa
Más sobre numerolo Antonio
Se funda en EUA la RedLUZ/L
Grupos Virtuales y RedLUZ/L
Invitación Juan Fer
Celebracion en el Dana Tir
Sobre el día Enlaz Jaume Ol
Silvie Duran en So Dana Tir
Los niños y la gue Andres A
LA MUJER Y EL DRAG José Gar
Fw: Fw: ATACAN LA Antonia
FW: CAIDA Y ASCENS RedLUZ/L
FW: ojo-La Oscurid RedLUZ/L
Transformación Tot RedLUZ/L
 << 40 ant. | 40 sig. >>
 
FORO GAP INTERNACIONAL
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 5723     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[GAP] LA MUJER Y EL DRAGÓN.
Fecha:Lunes, 24 de Marzo, 2003  02:04:54 (+0100)
Autor:José García Álvarez <JOGALVAREZ @.....es>

LA MUJER Y EL DRAGÓN 

Texto literal: 

12 (1) Una gran señal apareció en el cielo: una Mujer vestida del sol, con la luna bajo sus pies, y en su cabeza una corona de 12 estrellas; (2) estaba encinta y gritaba por las angustias y los dolores del parto. (3) Y otra gran señal apareció en el cielo: un gran Dragón, color de fuego, con 7 cabezas y 10 cuernos y sobre las cabezas 7 diademas; (4) su cola arrastraba un tercio de las estrellas del cielo y las arrojó sobre la tierra. El Dragón se puso delante de la Mujer que iba a dar a luz, con ánimo de devorar al Niño cuando lo hubiera dado a luz. (5) Ella dio a luz un Hijo varón, el que ha de apacentar a todas las naciones con vara de hierro. El Hijo fue arrebatado hacia Dios y hacia su trono, (6) y la Mujer huyó al desierto, donde tiene un lugar preparado por Dios, para que la alimenten allí durante 1.260 días.

(7) Entonces se trabó una batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles entablaron combate con el Dragón. El Dragón luchó junto con sus ángeles (8) pero no prevaleció, ni se encontró ya más lugar para ellos en el cielo. (9) Fue precipitado el gran Dragón, la Serpiente antigua, el llamado “Diablo” y “Satán”, el seductor del universo, fue precipitado a la tierra, y sus ángeles con él. (10) Y oí una voz potente en el cielo que decía: “Ahora ha llegado la salvación, el poder, la realeza de nuestro Dios, y la potestad de su Cristo, porque ha sido precipitado el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba día y noche delante de nuestro Dios. (11) Ellos mismos le han vencido por la sangre del Cordero y por la palabra de su testimonio, porque menospreciaron su propia vida hasta morir. (12) Por eso alegraos, cielos y los que habitáis en ellos. ¡Ay de la tierra y del mar, porque el diablo ha bajado a vosotros dominado por un gran furor, sabiendo que le queda poco tiempo!”

(13) Al verse precipitado a la tierra, el Dragón persiguió a la Mujer que había dado a luz al Niño varón. (14) A la Mujer le fueron dadas las dos alas del Águila grande para volar al desierto, a su lugar, donde es alimentada un tiempo, dos tiempos y medio tiempo, lejos de la presencia de la Serpiente. (15) La Serpiente lanzó de sus fauces, tras la Mujer, agua como un río, para ahogarla en él. (16) Pero la tierra socorrió a la Mujer: abrió su boca y absorbió el río que el Dragón había lanzado de sus fauces. (17) El Dragón se irritó contra la Mujer y se alejó para hacer la guerra al resto de su descendencia, aquellos que observan los mandamientos de Dios y el testimonio de Jesús. (18) Y se situó sobre la arena del mar. 

La interpretación: 

Llega el momento en que los Seres Superiores del Espacio, los Guías Angélicos, han de mostrarle a Juan el destino provisional de la semilla de la nueva Humanidad que poblará la nueva Tierra, ahora iluminada por el Sol, con la Luna como satélite y rodeada por una corona de 12 Constelaciones, las del Zodíaco. Pero, antes, será necesario que esa vieja Generación pase las angustias y los dolores de parto, para alumbrar a la nueva. 

Y otra gran imagen apareció proyectada en la pantalla, como una señal estremecedora: “Un gran Dragón, color de fuego”. Juan estará viendo el Poder Infernal, capaz de poner en peligro hasta el mismo cielo, con las demoníacas armas nucleares, esa aterradora bomba atómica, “la Bestia de la cabeza roja”, cayendo devastadora sobre ciudades superpobladas, a las que arrasará, tras dejar en el cielo el espanto de su hongo de fuego rojo. 

No le era fácil al profeta describir simbólicamente a ese “Gran Dragón” o Poder Infernal, definiendo, a la vez, los instrumentos de los que se vale para ejercerlo: Así, pues, lo hará, comparando con “7 cabezas” a los 7 Estamentos o Grupos de Presión, es decir, conjuntos de personas que encabezarán intereses afines de tipo político, ideológico, religioso o económico, entre otros, y que organizarán una acción simultánea sobre la opinión pública, los partidos políticos, la administración y los gobernantes. Concretando, estas 7 Cabezas o Estamentos serían: 1.º El político. 2.º El militar. 3.º El religioso. 4.º El económico. 5.º El ideológico. 6.º El judicial y 7.º El informativo. 

También señalará Juan, en el “Dragón”, 10 “cuernos”, con lo que simboliza 10 Atribuciones. Es decir, 10 Competencias, 10 Facultades de aplicar influencia sobre la masa, las campañas políticas, las decisiones administrativas y gubernamentales. El profeta las representa con forma de “cuernos”, instrumentos agresores para poder herir la pureza e integridad del Alma. 

Estas 10 Atribuciones a las que él se refiere son: 

1.ª Mediatizar la mente.                2.ª Cambiar aspiraciones.

3.ª Dirigir la voluntad.                  4.ª Renegar de la condición humana.

5.ª Permitir la obra diabólica.      6.ª Atentar contra los derechos.

7.ª Cambiar la moral.                  8.ª Someter a los débiles.

9.ª Transmutar el Espíritu.         10.ª Atentar contra la Vida. 

Además, todas ellas relacionadas, particularmente, con la violación de todos y cada uno de los 10 Mandamientos de la Ley de Dios. 

Las 7 “diademas” sobre las 7 “cabezas” del Dragón, son Órganos de Poder, utilizados por los 7 Estamentos o Grupos de Presión, con los cuales manipularán a su antojo los destinos de la vieja Humanidad. Prueba de que este Poder Infernal no se detiene ante nada, lo refleja Juan, en el versículo 4 de este capítulo, refiriéndose a los artefactos espaciales con cargas mortales que orbitan alrededor de la Tierra, con la intención de atacarla, y que luego terminarán cayendo. Y lo que es peor: el obrar del Dragón, a través de los hombres impíos, irá encaminado a la destrucción del Amor y a impedir el nacimiento del hombre nuevo que va a dar a luz la nueva Humanidad. 

Pero, no lo conseguirá, y esa Humanidad verá nacer al Hijo del Hombre, que, esta vez “apacentará a todas las naciones con vara de hierro”, como dice Juan en el versículo 5. Es decir, esta vez vendrá a implantar la Justicia. Se está refiriendo a Jesús, porque el Hijo de Dios, Cristo, se fue a su lugar de procedencia. 

Cuando, en el versículo 6, dice el profeta que “la Mujer huyó al desierto”, se refiere a que la auténtica Iglesia de Jesús se transmutará a través de la penitencia (recuérdese a los personajes bíblicos que se retiraban al desierto para hacer esa penitencia), y luego será llevada a un lugar idóneo, preparado al efecto por las Altas Entidades Cósmicas que sirven a Dios, donde estará protegida tres años y medio. Aquí se está mostrando a Juan el rescate de parte de la Humanidad, llevado a cabo por Seres de otros mundos, con elevada espiritualidad. 

Más adelante, se le explica la dura confrontación entre el Bien y el Mal, rememorando la lucha del Arcángel Miguel contra Lucifer, y se le hace ver a Juan que habrá una derrota de Satanás, pues el Diablo y sus secuaces habrán bajado a la Tierra, y con ellos, las tentaciones y las abominaciones. 

La voz de uno de los Mentores Celestiales, le dice a Juan que ya ha llegado la salvación, porque Satanás ha sido exterminado. Y los Justos son los que han vencido, por la enseñanza y sacrificio de Cristo – Jesús, y su propio sacrificio personal. 

Cuando, tras las batallas anteriores, el Dragón o Poder Infernal se sienta derrotado, su persecución secular de la verdadera Iglesia de Cristo, la dirigirá, en los últimos días, hacia los Elegidos, los seleccionados que integrarán la Nueva Humanidad. Pero, este pueblo elegido, comenzará a ser rescatado por medio de naves espaciales, para llevarlo a un lugar seguro, ya preparado para cobijarlo durante tres años y medio, lejos de las tentaciones del Mal, como indica el profeta en versículos anteriores, de este mismo capítulo. 

El Mal lanzará una avalancha de tentaciones y ataques contra los Elegidos para intentar conseguir su fracaso, pero los elementos naturales vendrán en ayuda de los componentes de la futura nueva Humanidad, con sus cataclismos que producirán sufrimientos purificadores. 

Entonces, el Maligno, viendo que sus ataques contra los Designados serán infructuosos, se volverá contra el resto de los cristianos que, sin ser de los Elegidos, guardan los Mandamientos de Dios y la enseñanza de Jesús el Cristo. Y sus ataques, como la arena del mar, serán masivos.

Un saludo a todos,

José García Álvarez

(De mi libro "APOCALIPSIS FINAL")