Inicio > Mis eListas > gap > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 3885 al 3924 
AsuntoAutor
LA IMPORTANCIA DE Alfredo
Señor Dios ..en Ir Alfredo
SOLO QUIENES... Alfredo
APAGON POR LA PAZ Alfredo
RECORDANDO AL REVE Alfredo
Re: Está_siendo_pe HEA
PACTE UNIDAD Mente Ac
......ALÁ EL GRAND Alfredo
Espiral acendente Diana Pe
Re: El Mito Serpen HEA
Las emociones y el Antonio
Informe comisión A RedLUZ/L
Fw: Encuentro por Gaby Ped
RESPUESTA A HEA Alfredo
FG 08-04-2003 . NE Jaume Ol
FW: SHAUD 9 - LECC Elisabet
NESARA. 15 de abr Jaume Ol
¡ ÁBRELE PARA QUE Mente Ac
Fw: Caspita, amigo Salvador
EDUARDO GALEANO Alfredo
FW: S RedLUZ/L
Informe de la Camp RedLUZ/L
LA IMPORTANCIA.../ Alfredo
EL GOBIERNO SECRE Alfredo
MALDECK Alfredo
Re: Fw: Caspita, a ZAMANTHA
¿CON QUIEN ES LA G Alfredo
Unete al manifiest RedLUZ/L
Qué son los GAP ? RedLUZ/L
Todos por la Paz / RedLUZ/L
AL JAZIRA / Contra RedLUZ/L
Re: Caida y Ascens RedLUZ/L
ATENTOS Alfredo
DESARME DESDE CUAN Alfredo
LLEGO EN CORREO... Alfredo
CONVERSANDO... Alfredo
Lección 13. La Pac Antonio
Re: NESARA. 15 de Martin E
NESARA. Todo en Or Jaume Ol
La humildad y la p Antonio
 << 40 ant. | 40 sig. >>
 
FORO GAP INTERNACIONAL
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 5797     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[GAP] Comnicado del Comité Internacional de Intelectuales cont ra la guerra.
Fecha:Viernes, 4 de Abril, 2003  18:14:23 (-0500)
Autor:Alfredo Jaramillo <alfedo @...........co>

 


 
Comunicado del Comité Internacional de Intelectuales contra la Guerra


La Insignia, abril del 2003.



El mundo vive horas de espanto. Desde la Casa Blanca, el Pentágono y otros centros de poder en los Estados Unidos, se organiza una guerra que está resultando un genocidio basado en intereses petroleros y de la industria armamentista, y en la necesidad de ocultar negocios sucios (Enron y otros). No sólo se arrogan el derecho de masacrar pueblos enteros en nombre de la democracia, sino que quieren convertir la sangre iraquí en petróleo y en nuevos negocios de la supuesta «reconstrucción». Para ello han iniciado una guerra que es ilegal, ilegítima y profundamente inmoral.

Con el pretexto de derrocar a Sadam Husein (quien es sin duda un dictador condenado por la comunidad internacional, aunque fue sostenido durante años por la Casa Blanca hasta que dejó de serle útil), decenas de miles de soldados han invadido Irak, ocupando parte de su territorio a sangre y fuego, enviados y conducidos por personas de dudosa honorabilidad y decencia, como George W. Bush, Richard Cheney y Donald Rumsfeld, y con la complicidad de dos jefes de Estado europeos: Tony Blair y José María Aznar.

Mientras esto sucede, dentro mismo de los Estados Unidos se vive una histeria patriotera que menosprecia la libertad y la privacidad de sus propios ciudadanos. Cientos de extranjeros han sido arrestados y otros miles son vigilados de continuo. El golpe de Estado mundial que ha significado el ataque unilateral a Irak, pasando por sobre el Derecho Internacional y anulando en la práctica a las Naciones Unidas, en los hechos también representa un severo menoscabo de las libertades en el propio territorio de la Unión Americana.

Las manifestaciones de ciudadanos que reclaman la Paz y se oponen a esta guerra obscena han sido reprimidas en ciudades como Chicago, Nueva York, Filadelfia y San Francisco. Muchos pacifistas han sido arrestados y, en consecuencia, pueden quedar fichados como criminales. Los discursos chovinistas se multiplican y en buena parte de la población crece el desprecio hacia los árabes, los franceses, los eslavos, los latinoamericanos y los asiáticos. Algunos diarios ya empiezan a reclamar acciones contra el «peligro» de Corea del Norte, en un contexto en el que los grandes medios de comunicación norteamericanos censuran incluso la información doméstica, presionan a sus trabajadores y manipulan a la opinión pública.

Pero son muchos los intelectuales, artistas y académicos norteamericanos que denuncian en el exterior lo que apenas si pueden denunciar en su propio país. Ellos, opositores a esta guerra inmoral, comprueban a diario que la disidencia cada día es más riesgosa y que dentro mismo de los Estados Unidos ha pasado a ser motivo de exclusión y condena. Ya se ha informado de la existencia de «listas negras» en la industria del cine y en ámbitos académicos, y se denuncian escuchas telefónicas permanentes. Hay famosos periodistas que han sido echados de sus trabajos por informar verazmente de lo que acontece en la guerra. Muchas personas reconocen en privado que sienten temor y se ven forzadas a autocensurarse para no perder sus empleos o no ser discriminadas y perseguidas. Las denuncias de quienes proclaman la verdad en Estados Unidos están condenadas a resonar en campana de palo.

Ante esta gravísima situación, los abajo firmantes consideramos que es nuestro deber no solamente manifestarnos en contra de esta guerra infame -cuya principal víctima es el pueblo de Irak, y por supuesto también la intelectualidad de ese país- y de sus responsables, sino también brindar nuestro apoyo y solidaridad a la intelectualidad norteamericana, sometida a un oscuro régimen de censuras y persecuciones políticas e ideológicas, con el pretexto de practicar «actividades antiamericanas».

Por ello decidimos constituir un comité de solidaridad con los colegas censurados o perseguidos por luchar contra la guerra. Este comité dedicará sus esfuerzos a dar información veraz sobre lo que de verdad acontece en el seno de la sociedad norteamericana, así como sobre las continuas incursiones bélicas de sus ejércitos por todo el planeta.

Invitamos a todos los hombres y mujeres de buena voluntad a unirse a nuestra lucha pacífica por la libertad. Sin otra bandera que la dignidad humana, la paz y la hermandad entre todos los pueblos de la Tierra.

NO A LA GUERRA. SÍ A LA PAZ Y A LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN.


Comité Internacional de Intelectuales contra la Guerra

Firmantes: Eduardo Galeano (Uruguay), Juan Gelman (Argentina), Mario Benedetti (Uruguay), Luis Sepúlveda (Chile), Antonio Cisneros (Perú), Mempo Giardinelli (Argentina), Fernando Butazzoni (Uruguay), Héctor Timerman (Argentina), Angélica Gorodischer (Argentina), Pía Barros (Chile), Mario Delgado Aparaín (Uruguay), Luisa Valenzuela (Argentina), José Manuel Fajardo (España), Jaime Barba (El Salvador), Adriana Malvido (México), José Vicente Peiró Barco (España), Mauricio Rosencof (Uruguay), Abdón Ubidia (Ecuador), Raúl Vallejo (Ecuador), Guido Rodríguez-Alcalá (Paraguay), Sonia González-Valdenegro (Chile), Ramón Díaz Eterovic (Chile), Tomás de Mattos (Uruguay), Jorge Franco (Colombia), Tabajara Ruas (Brasil) y Diego Muñoz Valenzuela (Chile).