Inicio > Mis eListas > gap > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 441 al 480 
AsuntoAutor
AYUDA A ROSE MARIE Mariela
Agosto 2001 en Cu Erick Ca
Invitacion al auto Laura Be
Sagradas escritura Carlos R
RV:Realidades Holo Ritmica
Fw: LA GRAN INVOCA krishna
FW: Fanatismos y F Ricardo
FW: Fanatismos y F Ricardo
FW: Fanatismos y F Ricardo
Directriz primera Avatar I
FW: Fanatismos y F Ricardo
FW: Fanatismos y F Ricardo
¡¡ Gracias por su Vórtice
Agosto 2001 en Cu Erick Ca
Re: Fanatismos y F Ricardo
FW: Re: Fanatismos Ricardo
Aportes de ZENDOR: Diana Pe
FW: Para Compartir Ricardo
FW: Fanatismos y F Ricardo
FW: De canalizador Ricardo
FW: gracias Ricardo
FW: poniendome a t Ricardo
resp. a cambios pl HENRIQUE
Discusion sobre el rene lop
ayuda a Rose Marie Mariela
A Ricardo Ocampo.. Thammy A
ALGO SOBRE LA FREC HENRIQUE
Urgente establecer Ricardo
Los Vortices del T Ricardo
FW: Dinero y Espir Ricardo
RE: Sanación para Silvia R
Invitacion a medit Laura Be
Mensaje de la Jera LAR
GAP- Mexico rene lop
El papel de la muj Carlos R
Urantia Carlos R
CONVERSACIONES DE JHONNY M
Fw: Que enseñan lo Carlos R
Programación para Vórtice
Mensaje de la Jera LAR
 << 40 ant. | 40 sig. >>
 
FORO GAP INTERNACIONAL
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2396     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[GAP] CONVERSACIONES DE AMOR (5)
Fecha:Jueves, 2 de Agosto, 2001  03:14:20 (+0800)
Autor:JHONNY M.R. <geniotrabajando @.....com>

Para: 		Dios@...
De:		cualquiera@...
Asunto:		otra pregunta

¿Porqué prefieres a los niños? ¿Por qué dices que hay que ser como un niño para
ser de los tuyos?


*******************************


Para: 		cualquiera@...
De:		Dios@...
Asunto:		Unas historias…

La ingenuidad y la candidez propias de un niño, no conocen malicia, hipocresías
ni eufemismos, es directa aunque duela, no conoce de marginaciones ni de razas,
es sincera y auténtica, siempre. ¿Acaso el crecer y madurar te debe obligar a
dejar atrás la sencillez de vida? ¿Acaso el prepararte para el mundo te obliga a
ser perverso como este? 
El ingenuo sigue amando a pesar del desprecio y de la traición, sigue perdonando
aunque lo sigan dañando, como Mi Hijo te enseñó. El ingenuo sigue ayudando a
pesar de las reglas como el buen samaritano. El ingenuo sigue sirviendo sin
interés propio a un a costa de sacrificios, como la viuda en el templo. Al amante
ingenuo no le importa las apariencias ni las modas, no se avergüenza de su
desnudez ni de su pobreza.
Al igual que el niño que siempre necesitará y dependerá del padre y de los
demás, así el que ama verdaderamente siempre necesitará de Mi y de los suyos y no
se avergonzará de reconocer su dependencia de todos y todo, nunca, ante nadie. El
amor no conoce de suficiencias ni de independencias ni de individualidades, el
amor te hace parte de algo y de todo, de Mi y de aquellos a quienes amas. El amor
es, en si, ingenuo y se da sin medidas ni condiciones... “tontamente”...
“estúpidamente”. 
El ingenuo al igual que Mi Hijo, sigue clavado en la cruz y desde ahí sigue
perdonando y amando, sigue diciendo “Padre Nuestro” porque sigue creyendo que
todos somos hijos de Dios y que todos somos hermanos y merecemos el mismo amor,
consideración, respeto y perdón. Y siempre esta “niñez del corazón” nos hace
vivir más y mejor... 

Te contaré una historia...
Había en cierto lugar perdido en el océano una isla desierta donde desde
pequeños habían sido abandonado tres niños. Los niños crecieron y se hicieron
hombres y como eran sumamente inocentes y puros se desenvolvieron en contacto
directo con la Divinidad. Un día ocurrió un naufragio y llegó a
las costas un obispo. Los ermitaños le atendieron y gracias a sus cuidados
volvió a la vida. El obispo entonces les preguntó qué hacían y cómo andaban
desnudos.... Ellos, siempre sonrientes y felices le
respondieron que simplemente pasaban el día jugando y hablando con los animales,
y las plantas y que un Ser Bello y Amoroso les daba de comer frutas, legumbres y
todo lo que necesitaban y que eran muy felices. Que ese Ser amoroso era toda
bondad y era una Luz maravillosa y que desde niños les
había cuidado y que jugaban con Él. El obispo les dijo que ese Ser posiblemente
era Yo, Dios, pero que a Mi no se le recibía desnudo ni tampoco se jugaba con
migo sino que había que rezarme, tomar muy en serio esas cosas y para empezar,
ponerse ropas. Los ermitaños que eran muy inocentes y obedientes enseguida
empezaron a aprender los rezos que el obispo les enseñaba así como las ideas del
pecado, del cielo y el infierno, de los males, de las virtudes y los defectos.
Sin embargo, cada día que pasaba el obispo notaba que se entristecían. 
-Es que ya no vemos a Dios como antes ni podemos jugar con él como hacíamos
antes que tu vinieras y esta ropa que tenemos nos moleta... pero si tú dices que
debemos rezar vamos hacerlo...
Y pasaban los días. Los ermitaños ayudaron al obispo a construir una balsa y un
buen día vieron un barco a lo lejos... El obispo se subió en la balsa, los
bendijo y les dijo: "Acuérdense de rezar como les enseñé, volveré para llevarlos
a donde hay hermosas iglesias”. 
Los ermitaños dijeron que preferían quedarse y el obispo empezó a alejarse.
Cuando estaba algo lejos de la costa volvió la cabeza y vio las tres figuras que
corrían desnudas encima de las aguas del mar y que le gritaban: -"Obispo, se nos
olvido el rezo que nos enseñaste... Y el obispo tuvo en esos momentos una gran
revelación, se volvió hacia los tres inocentes ermitaños y les gritó: 
-Olvídense de los rezos y de todo lo que les enseñe, sigan viviendo como antes
de conocerme, sigan hablando con Dios como lo hacían antes, jueguen con el Niño
Dios y olvídense de todo lo que les dije.... Quédense en su isla y continúen
desnudos... Adiós amigos, Dios les bendiga siempre. 
Los ermitaños se retiraron a su isla, caminando sobre las aguas, cantando y
sonrientes. 
El obispo, por su parte, no contó nada de lo que había vivido, se vistió con
ropas de humilde sacerdote y se retiro a una aldea, aun más humilde donde vivió
en contacto con la naturaleza y con sus fieles, hablando siempre del amor de Dios
y no del odio, ni de los castigos ni pecados horribles, y regocijándose siempre
en su interior con aquel naufragio que le permitió conocer aquellos tres pequeños
míos que le cambiaron su vida.

O talvez te acuerdas de la historia de la niña a quien su padre castigó por
desperdiciar un rollo completo de papel dorado para envolturas, y es que estaban
escasos de dinero y él se puso furioso cuando la niña trato de decorar una caja.
A pesar de todo, la pequeña niña le llevo el regalo a su papá la mañana siguiente
y le dijo: - Esto es para ti, papi. 
El se sintió avergonzado de su reacción anterior, pero su enojo volvió cuando
vio la caja vacía. 
Él le gritó: - ¿No sabes que cuando uno da un regalo, se supone que haya algo
dentro? 
La pequeña niña lo miró con lagrimas en sus ojos y dijo: - Papi, no esta vacía,
yo tiré besitos dentro de la caja, todos para ti, papito. 

Me gustaría hijo mío que comenzaras por donde comienzan los niños... Aman y se
saben amados, no se preocupan por nada pues ese amor y esa dependencia de sus
padres es el centro de su vida. Yo soy tu Padre, y por más crecido que estés para
mi siempre serás mi niño que venía a rezarme pidiéndome por los que amaba. Déjate
amar y confía que yo solamente quiero tu felicidad y te juro una cosa: Que aunque
tu madre a quien amas y quien te da todo lo mejor, te abandonara algún día... Yo
jamás te abandonaré... hijo.

Autor: JHONNY M.R.
Directo: geniotrabajando@...

ACLARACIÓN: Esta serie no tiene nada que ver con el libro del mismo nombre, de
este autor de la New Age, del cual desconozco. Esta es una serie de reflexiones
de mi autoría que tengo el placer de compartir con todos ustedes.

-- 

_______________________________________________
Talk More, Pay Less with Net2Phone Direct(R), up to 1500 minutes free! 
http://www.net2phone.com/cgi-bin/link.cgi?143 









_______________________________________________________________________
http://www.eListas.net/
Crea y administra tus propias listas de correo gratuitas, en español.