Inicio > Mis eListas > gap > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 4521 al 4560 
AsuntoAutor
LA CRISIS DE LA GU RedLUZ/L
PUERTO RICO Y SU E RedLUZ/L
Acceso a medicamen RedLUZ/L
Y entonces en que Adolfo H
Ven a sembrar inte RedLUZ/L
Medidas a tomar an Marcela
Re: Ven a sembrar Gaby Ped
Hiroshima- Un test Marcela
FESTIVAL de las AL RedLUZ/L
Firma Peru ALC con RedLUZ/L
Nombran Víctor Jar RedLUZ/L
fg 26-08-2003.Atan Jaume Ol
Reportaje del Fest RedLUZ/L
Los españoles, inf RedLUZ/L
PRENSA CORRUPTA.CO RedLUZ/L
Constelaciones Fam RedLUZ/L
Re: Los españoles, isabel k
Maiz transgenico e RedLUZ/L
Verifique RedLUZ/L
Buena Voluntad Mun RedLUZ/L
RE: FW: NESARA REGINO H
El Harbar. José Gar
Atentado Poetico / RedLUZ/L
Condenado a muerte Ardilla
Nueva Sociedad / D RedLUZ/L
Agenda parlamentar RedLUZ/L
Cátaros/ Hacia la RedLUZ/L
Grial: el linaje q RedLUZ/L
La Tierra vigilada José Gar
Crear una concienc RedLUZ/L
Analisis de NESARA RedLUZ/L
Luna Llena de Virg RedLUZ/L
Que demonios puede RedLUZ/L
Re: Analisis de NE Monica
Falun Dafa RedLUZ/L
Otro análisis del Viajero
1, 2 y 3 Yo Recuer Dana Tir
Re: Aviso a presun José Gar
Reencarnación. José Gar
fg 02-09-2003. FUE Jaume Ol
 << 40 ant. | 40 sig. >>
 
FORO GAP INTERNACIONAL
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 6448     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[GAP] LA CRISIS DE LA GUSANERA
Fecha:Lunes, 25 de Agosto, 2003  15:54:42 (-0500)
Autor:RedLUZ/LUXWeb <redluz @...............mx>

 
---------- 
From: Pedro Gellert <mmsc2002@...> 
Date: Mon, 25 Aug 2003 12:41:13 -0500 
To: mmsc2002@... 
Subject: LA CRISIS DE LA GUSANERA 
 
NOTAS DEL NORTE 
LA CRISIS DE LA GUSANERA 
 
Jon Hillson | Los Ángeles 
 
Cantan los pinchadiscos de la radioemisora El Sol 95 en Miami una nueva 
canción donde el presidente Bush es «una rata, como Clinton… juntos 
gritamos: nos traiciona Bush». 
 
Bueno, las letras no son muy poéticas pero significan algo importante: es 
la música de la crisis profunda y creciente que mina la ultraderecha de 
origen cubano, la famosa «mafia de Miami» que ya no puede ocultar sus 
debilidades permanentes —está sin colmillos, sin influencia y más impotente 
que nunca. 
 
LA HISTORIA DE LA FACHADA 
 
Antes de analizar sus problemas más recientes, deberíamos comenzar por el 
principio. 
 
La capa reaccionaria cubano-americana nunca fue independiente ni 
autoorganizada. La fuerza invasora de Playa Girón fue seleccionada bajo la 
dirección de la administración Eisenhower y, más tarde, por el régimen de 
Kennedy. Todo detalle del accionar de los mercenarios fue dirigido por la 
CIA: el entrenamiento, el financiamiento, los planes de batalla, todito. 
 
Después de la debacle político-militar de la Bahía de Cochinos, la 
administración Kennedy reagrupó a los mercenarios, organizándolos en el 
infame proyecto «Operación Langosta» y en grupos terroristas. La primera 
guerra «contra» en América Latina tuvo lugar en las montañas del Escambray 
y duró hasta 1965; siempre fue dirigida por los yanquis. 
 
Luego, el imperialismo ocupado por diez años en su agredir a Vietnam, le 
dio un reposo relativo a Cuba. 
 
En 1980, con el apoyo directo del National Endowment for Democracy, la CIA 
y la administración Reagan, creó la Fundación Nacional Cubano-Americana. 
Otra vez elaboró su programa, dio el dinero adecuado y seleccionó su 
liderazgo. Más tarde, el gobierno dio la FNCA un papel oficial en la 
incorporación de refugiados cubano-americanos. No es necesario hablar sobre 
la ayuda «no oficial» que recibió la camarilla de Jorge Mas Canosa: 
negocios, contratos, mordidas y protección especial por sus asuntos 
comerciales-criminales. 
 
La meta de las administraciones Demócratas y Republicanas —nacionalmente, 
en Florida y por supuesto en Miami, fue crear un baluarte 
«cubano-americano» como fachada «nacionalista» y anticomunista— una hoja de 
parra para la política imperialista de la clase dominante de Estados Unidos 
contra la Revolución cubana. 
 
EL TEMA MÁS CONSISTENTE DE LA POLÍTICA EXTERIOR DEL IMPERIO 
 
Pero nunca fue más que la pulga —magnificada por la prensa burguesa— en la 
cola del perro yanqui. Es un hecho indiscutible que desde 1959 el tema más 
constante y consistente de la política exterior del imperio 
—independientemente del ocupante de la Casa Blanca o el partido mayoritario 
en el Congreso— es la oposición permanente a la Revolución cubana. 
 
La fachada duró por algunos años en Miami por su base social compuesta por 
batistianos, sectores de las clases medias «en el exilio»—en su gran 
mayoría criollo— que usaban métodos violentos, el poder del estado a todos 
los niveles, la prensa, y la ayuda indispensable de Washington. 
 
Pero la capacidad de aguante de Cuba, la firmeza de la Revolución y el 
rostro cambiante de la inmigración cubana —olas de gente de la clase obrera 
dejando el país por razones económicos, más gente de color— combinado con 
la inmigración general del resto de América Latina y la inmensa cantidad de 
haitianos ha tenido un efecto incalculable. También, el sector «gusano» es 
más viejo y ha comenzado a morir, incapaz biológicamente de reproducirse. 
Las nuevas generaciones cubano-americanas no tienen la misma vinculación 
con el pasado que sus padres y abuelos. Los nuevos inmigrantes no son de la 
Cuba capitalista y semicolonial. 
 
LOS CAMBIOS EN MIAMI SON LOS MISMOS DE LA CLASE OBRERA ESTADOUNIDENSE 
 
Los cambios en Miami son un reflejo de los cambios sociales y políticos en 
la clase obrera entera en el país, cambios irreversibles y completamente 
progresistas. 
 
Ha sufrido dos golpes enormes —entre muchos— la ultraderecha de Miami. Uno, 
la sobrevivencia de la Revolución cubana a los peores años del «periodo 
especial» que siguió a la caída de la URSS y sus aliados de Europa 
oriental; y segundo, el combate entablado para devolver a Elián González a 
su patria. 
 
El comportamiento repugnante televisado de la extrema derecha en Miami 
durante el secuestro de Leían, enseñó a decenas de millones de 
norteamericanos quiénes forman «el exilio cubano». Los derechistas no han 
podido —y no van— a recuperarse de este golpe político y moral. Se 
destrozó, sobre todo, su ilusión de que tenían un «poder» sin límite. 
 
Reveló esa derrota que la mayoría de los cubano-americanos quieren y desean 
relaciones normales entre Washington y La Habana, apoyan el derecho a 
viajar libremente y a enviar remesas y el fin de la «mano dura» de la 
ultraderecha. 
 
Desde luego, la «gusanaria»ha sufrido rupturas, escisiones, cismas y 
repudios en sus filas. No hay ninguna señal de que esta trayectoria va a 
parar. De hecho, cada avance de la Revolución cubana significa otro golpe 
contra ellos y sus patrones. 
 
UNA CRISIS PROVOCADA POR LA FIRMEZA DE LA REVOLUCIÓN CUBANA 
 
Se puede ubicar la crisis más reciente de la ultraderecha en la respuesta 
de Cuba a las maniobras de Estados Unidos en la Isla —el caso de los 75 
mercenarios y sus encarcelaciones y el fusilamiento de los tres 
secuestradores en abril. Mejor dicho, la firmeza de la Revolución y su 
disposición a pagar el precio por la defensa de su soberanía, el éxodo 
total e inevitable del liberalismo oficial, la social democracia y varios 
partidos que se autodenominan «Comunistas» y la ola de repudios de varias 
«intelectuales progresistas» de Estados Unidos, Europa y América Latina 
bajo las presiones del imperio. 
 
Frente a las decisiones justas y correctas tomadas por las instituciones 
cubanas y las movilizaciones populares a favor de ellas realizadas por el 
pueblo cubano, la Casa Blanca y los politiqueros de ambos partidos 
burguesas —incluyendo desde los más liberales desataron un montón de 
calumnias y amenazas contra Cuba 
 
Pero los yanquis y Colin Powell respectivamente sufrieron el repudio en 
Ginebra y en la Organización de Estados Americanos, cuando trataron de 
presionar a varios gobiernos para condenar a Cuba. Siempre, los derechistas 
de Miami —una minoría en declive— exige «acción contra la dictadura 
castrista». 
 
Los yanquis expulsaron injustamente a 14 diplomáticos cubanos en abril, 
pero el gobierno cubano no respondió a la provocación. 
 
LO QUE NO PASÓ EL 20 DE MAYO 
 
E 20 de mayo —supuestamente— el presidente Bush iba a imponer aún más 
sanciones contra Cuba, el país más sancionado, de más maneras, en la 
historia. Pero el comandante en jefe del estado imperialista más poderoso 
en el mundo —olvidemos por un momento sobre su debilidad y vulnerabilidad 
económica y política en casa y afuera— expresó 63 palabras de clichés 
vacíos que impulsaron un coro de protestas desde las oficinas de las 
ultraderechas y rumores abiertos de «traición». 
 
En julio, los guardacostas de EE.UU. devolvieron a las autoridades cubanas 
un barco secuestrado y a los piratas. A la vez, se publicó en la prensa 
cubana un mensaje de James Cason, jefe de la Sección de intereses de 
Estados Unidos que Washington no toleraría tales acciones ilegales y 
devolvería aviones y barcos secuestrados con los autores de los crímenes. 
 
Es el mismo Cason que en diciembre pasado había fanfarroneado sobre un 
«cambio de régimen» en Cuba en la «transición hacia democracia» en la Isla. 
En julio, el famoso jefe dio un ejemplo en la práctica del dicho 
norteamericano: comer cuervo. 
 
Afuera de Miami, estos acontecimientos recibieron poca cobertura en la 
prensa estadounidense. Pero en el sur de Florida se oyó un grito: ¡TRAICIÓN! 
 
LA NUEVA ETAPA 
 
Ahora, pasemos a hoy. 
 
Aunque la administración Bush sigue diciendo que apoya la ultraderecha, los 
titulares dicen lo contrario: «Más compromisos vacíos», según el St. 
Petersburg Times del 12 de agosto. 
 
El subsecretario del Departamento del Estado para América Latina, Roger 
Noriega dijo: «hemos demostrado a través de nuestras cortes que 
procesaremos a la gente que secuestran». Según un informe de Associated 
Press, Noriega afirmó que establecer «sanciones más rígidas contra Cuba no 
es una opción». 
 
En agosto, el hijo de Jorge Más Canosa y varios de sus colegas le enviaron 
una carta a Bush explicándole «su decepción profunda con la política actual 
hacia Cuba». No hubo respuesta. 
 
¿Cómo va a responder la Casa Blanca a las inquietudes de los «exiliados»? 
pregunta el St. Petersburg Times.  «Tirándoles algunos huesos», dice el 
diario, sin cambios reales. 
 
Trece legisladores de Florida le escribieron una carta abierta a Bush 
exigiendo mano dura contra Cuba y amenazando al Presidente con el retiro de 
su apoyo para las elecciones de 2004 si no hay «mejoras» en la situación. 
 
Los ultraderechistas exigen la «revisión» del acuerdo migratorio de 1994, 
«formular cargos» por los muertos de los cuatro «hermanos al rescate» en 
1996, y más «financiamiento» para Televisión Martí y «la oposición 
democrática» en Cuba. 
 
Pero muchos comentaristas —incluyendo a periodistas antiCastro en Miami— en 
la prensa burguesa concuerdan en que la «oposición democrática», debido a 
las acciones tomadas por autoridades cubanas en abril, ha sido aplastada 
efectivamente. La palabra más usada es «tullida». 
 
EL IMPACTO DE UN ADVERSARIO ORGANIZADO Y PREPARADO 
 
La crisis de la gusanera no es nada más que un aspecto de la crisis del 
imperialismo yanqui —la brecha entre lo que querían hacer contra Cuba y lo 
que pueden hacer. Y lo que pueden hacer —o lo que no pueden hacer— se 
determina por la decisión y la disposición del pueblo cubano a resistir, su 
capacidad movilizadora, la popularidad de la Revolución, la firmeza de su 
liderazgo comunista y la unidad de su clase obrera. 
 
Las debilidades del imperio son más obvias cuando enfrenta un adversario 
tan organizado. Esta es la lección más importante de la Revolución cubana 
para los pueblos del mundo. También, el contrario ha sacado otra lección de 
procesos revolucionarios no organizados efectivamente como Irán en 1953, 
Guatemala en 1954, Chile en 1973, y más tarde, Nicaragua. 
 
No es necesario hablar sobre las lecciones de regímenes atrasados, 
corruptos y reaccionarios, como Yugoslavia, Afganistán e Iraq. Son los más 
fáciles para Washington. 
 
Pero todo el mundo puede ver —ahí está lo que pasa en Afganistán e Iraq— 
que nada es fácil. El imperialismo no puede resolver sus contradicciones 
económicas con medidas militares, aunque seguirá intentándolo con sus 
agresiones sangrientas. 
 
En el marco de todas sus crisis —en casa y en el mundo— el imperialismo 
mantendrá su política contra Cuba, su modelo y su ejemplo. 
 
LA CRISIS EN CASA SE PROFUNDIZA 
 
Hoy, hay una llamada «recuperación económica» en la cual dos millones de 
trabajos han «desaparecido». 
 
Hoy, en el país más rico del mundo, más de tres millones de personas 
—incluyendo cientos de miles de niños— viven en las calles según USA Today. 
 
Hoy, en la ciudad de Los Ángeles, según el Los Ángeles Times, 30 por ciento 
de los niños viven en pobreza. 
 
Hoy, hay más quiebras personales, casi 1,5 millones que el año pasado, un 
récord. 
 
Con respecto a Cuba, en lo fundamental, la política exterior de EE.UU. nada 
cambiará. Las bestias siguen siendo bestias, hasta sus muertes. Y Cuba es 
la única alternativa del mundo al sistema insostenible y insoportable que 
representa la semilla del nuevo orden mundial que lucha por salvar la 
humanidad de una destrucción en las manos del viejo mundo, obsoleto y 
decadente. 
 
Precisamente porque Cuba sigue resistiendo, la Revolución gana más 
prestigio. 
 
EL OTRO LADO 
 
Esta es el otro lado de la crisis de la ultraderecha en Miami: en Estados 
Unidos existe más interés y curiosidad por Cuba y su Revolución. 
 
Por eso, 266 personas —la gran mayoría jóvenes— viajaron desde Estados 
Unidos a Cuba para el Tercer Encuentro Juvenil Cuba-Estados Unidos 
celebrado entre el 23 de julio y el 1ro. de agosto. La delegación política 
juvenil más grande en seis años. 
 
El 26 de julio, 700 personas celebraron el aniversario del Moncada, en el 
Centro Laboral Martin Luther King, en Nueva Cork; sin duda, unas de las más 
grandes reuniones a favor de Cuba en diez años. 
 
El comandante de la Revolución Víctor Dreke, y Ana Morales, hablaron frente 
a 250 personas en Miami en noviembre del año pasado, dando un golpe a la 
supuesta «hegemonía» de la ultraderecha allá. Sus dirigentes se lamentaron 
de que la reunión había sido «un desastre nacional» para ello 
 
La reunión pública más grande en defensa de la soberanía de Cuba 
—respondiendo a las amenazas de Washington en abril— tuvo lugar en mayo en 
la comunidad haitiana: asistieron 150 personas. 
 
Desde enero de este año, más de 1 000 personas —en su absoluta mayoría 
jóvenes— asistieron a reuniones y eventos realizados en Los Ángeles en 
defensa de Cuba y los Cinco Héroes. 
 
SUS DEBILIDADES, NUESTROS PODERÍOS 
 
Si reconocemos las verdaderas debilidades de nuestros adversarios —los 
enemigos de la humanidad— tendremos más confianza. Y si entendemos por qué 
son más débiles, estaremos más seguros en los próximos pasos que demos en 
las próximas luchas. 
 
Y las luchas serán históricas, como Fidel dijo frente al Moncada el 26 de 
julio: «Nuevas fuerzas emergen por todas partes con gran pujanza. Los 
pueblos están cansados de tutelajes, injerencias y saqueos, impuestos a 
través de mecanismos que privilegian a los más desarrollados y ricos a 
costa de la creciente pobreza y la ruina de los demás. Una parte de esos 
pueblos avanza ya con fuerza incontenible. Otros se sumarán. Entre ellos 
hay gigantes que despiertan. A esos pueblos pertenece el futuro… 
¡Condenadme, no importa! ¡Los pueblos dirán la última palabra»! 
 
 
 
 
 
 
_______________________________________________________________________ 
Visita nuestro patrocinador: 
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~ 
         ¿Deseas conocer a alguien al otro lado del mundo...? 
                ¿...al otro lado de la esquina? 
                  ¿Deseas hacer nuevos amigos? 
  !!Conoce la mayor red de contactos y amistades hispana en Internet!! 
Haz clic aquí -> http://elistas.net/ml/117/ 
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~