Inicio > Mis eListas > gap > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 5161 al 5200 
AsuntoAutor
Re: Grito de los E Anáhuak
Visita la Pagina W Thammy A
contactismo sí y n tseyor
HOLA, aMIG@S, ..2 Alicia B
RV: Mas respuestas tseyor
Terremoto en Irán Anáhuak
Siete Guias para e Anáhuak
Trabajo con Sue ño Anáhuak
Chiapas: aniversar Anáhuak
SANTIAGO EN AMERIC Anáhuak
Paginas sobre pueb Anáhuak
Rebeldia, esencia Anáhuak
Lo que usted debe Anáhuak
MISION DEL CAMINA Anáhuak
trabajar con el am Anáhuak
TRIGUEIRINHO : Hi Malena S
Horoscopo de Urano Thammy A
Feliz Año 2004...C Thammy A
Saltando hacia lo cecilia
EL LIBRO DE TU VID Anáhuak
Qu Anáhuak
Proyecto Planeta A Anáhuak
Mensajes de Miguel Anáhuak
Tambien Cambia el Anáhuak
desde aqui y ahora Diana Pe
ELAÑO DEL MONO DE torasyah
IV Encuentro Ibero Anáhuak
Las nuevas tareas Adrian G
FELIZ AÑO 2004 Espiritu
Fw: 2004!!!!!!!!!! Antonia
Federacion Galacti Anáhuak
El zapatismo y Am Anáhuak
Cristianismos perd Anáhuak
Mensaje de Semjase Angel Bu
Filosofia cuántica tseyor
Discernimientos in Anáhuak
Los migrantes: Un Anáhuak
ZISO-8859-1?B?4Q== Anáhuak
Nuevas posiciones Anáhuak
Tempecume / Sanaci Anáhuak
 << 40 ant. | 40 sig. >>
 
FORO GAP INTERNACIONAL
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 7099     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[GAP] Rebeldia, esencia del Zapatismo / Pino Caccuci / Zapatismo: cuatro miradas desde Italia // LA JORNADA, EL PORTAL DE INTERNET MAS CONSULTADO DEL MUNDO HISPANICO
Fecha:Martes, 30 de Diciembre, 2003  11:50:54 (-0600)
Autor:Anáhuak Net <redanahuak @..........org>

REBELDIA, ESENCIA DEL ZAPATISMO 
Pino Caccuci*  
http://www.jornada.unam.mx/per-3.html 
 
Hasta aquel primero de enero de 1994, ¿cuántos eran los que usaban términos 
como "neoliberalismo" y "globalización"? De Seattle en adelante, entraron en 
el lenguaje cotidiano, volviéndose para muchos sinónimo de lo que realmente 
representaban: carrera hacia el caos planetario, disgregación social, mano 
de obra esclavizada, devastación ambiental, diferencia intolerable entre 
riqueza obscena y miseria desesperada, guerra permanente para mantener 
privilegios insostenibles y apoderarse de recursos ajenos... la lista de 
infamias podría continuar para largo. 
 
No se trata de reivindicar la patenidad -o maternidad- de algo que ya 
entonces estaba frente a los ojos de todos, pero no cabe duda que el llamado 
movimiento de movimientos tuvo una saludable influencia del zapatismo, que 
por primera vez en el siglo XX encabezó una insurrección sin perseguir la 
toma del poder ni tampoco su derribo; más bien su transformación con el 
objetivo de su gradual disolución, en el sentido de la participación y el 
compromiso de las personas -la sociedad civil- que vuelven inútil al poder, 
sustituyéndolo con el autogobierno -mandar obedeciendo-, para oponer la 
difusión del conocimiento y el desarrollo de la conciencia al nefasto 
binomio obediencia ciega de un lado y combatir hasta la muerte del otro. 
 
¿Fue la primera vez en el siglo? No, la segunda. Pero la matriz es la misma: 
el zapatismo. Emiliano Zapata no era un "intelectual" ni tampoco un 
"político", pero, al redactar el Plan de Ayala se nutrió de la savia vital 
del pensamiento y de la práctica de Ricardo Flores Magón, única figura de 
América parangonable a Gramsci por su capacidad de comprender los cambios en 
curso y formular análisis de extraordinaria profundidad. Un hombre tan 
peligroso como "pensador" que como hombre de acción al punto de convencer al 
burdo Estados Unidos -cuyos gobernantes son a menudo trogloditas, pero 
desgraciadamente dotados de un instinto infalible para individualizar las 
amenazas a su predominio- de encerrarlo en una cárcel y dejarlo morir de 
enfermedades y penurias o, según algunos biógrafos, acortarle la agonía 
recurriendo a un asesino. 
 
Flores Magón era anarquista y su ideal libertario permeó la revolución de 
Zapata, quien al entrar a la ciudad de México a la cabeza de sus 
combatientes no quiso sentarse, ni siquiera en broma, en la silla 
presidencial para que le tomaran una foto, pues tenía muy claro que el poder 
no debía contaminar la esencia antiautoritaria de su movimiento. 
 
Conocemos lo que pasó después: la Revolución Mexicana fue traicionada, o al 
menos la propugnada por Villa y Zapata; Carranza se hizo portavoz de la 
nueva burguesía gatopardista mexicana; Obregón dio inicio al giro 
autoritario y Plutarco Elías Calles lo sancionó definitivamente, dando vida 
al partido que, con sucesivos cambios de nombre, imperó en el país por 
setenta años, y mandó asesinar a Villa para congraciarse con Washington, 
adonde envió al día siguiente un cablegrama informando sobre las órdenes 
cumplidas.  
 
Pero no fue el final. Porque aquella extraordinaria temporada de pasión y 
sangre, a la que siguieron años de gran esperanza, de febril compromiso en 
cada sector de la sociedad, desde los más humildes campesinos a los más 
célebres artistas, dejó hondas raíces y continuó brotando, haciendo de 
México el país de América Latina con mayor conciencia civil y social, donde 
persiste una sana irrisión en la confrontación al poder y una todavía más 
saludable costumbre de participar, de luchar personalmente por los propios 
derechos sin delegar a politiqueros. Y no hay que olvidar que México, desde 
hace casi un siglo, es tierra de acogida para perseguidos por diversas 
dictaduras, y esto es resultado de aquellas semillas esparcidas en el lejano 
1910.  
 
México, pues, abrió el siglo con una revolución cruenta y lo ha cerrado con 
una "rebelión", y aun cuando nuestra lengua no posee en este caso la 
sutileza necesaria, vale la pena distinguir entre rebelión, con lo que se 
entiende el acto, el gesto de rebelarse, y rebeldía, postura hacia lo 
existente, estado de agitación permanente contra los engaños del poder y los 
autoengaños, y no mera insurreción destructiva. 
 
Cuando ocuparon San Cristobal de las Casas, Marcos y Pegro se detuvieron 
frente al incongruente teatro y centro de congresos apenas construido en la 
periferia. La idea inicial era dinamitarlo, porque simbolizaba el derroche 
de un poder ciego y sordo que prefería construir inútiles "catedrales en el 
desierto" que gastar un solo peso para las necesidades de los últimos entre 
los últimos. Marcos y Pegro intercambiaron una mirada, luego sacudieron la 
cabeza, y uno de ellos, no importa cuál, dijo: "Vinimos aquí para construir, 
no para destruir". Y continuaron su camino. 
 
No es una simple anécdota: es la esencia del zapatismo, el símbolo de 
aquello que habría de tomar cuerpo años después, en Porto Alegre más que en 
Seattle, en Florencia y Cancún más que en Génova. Hoy, al celebrar los 
veinte años del inicio de aquel largo camino sin fin -porque la rebeldía no 
tiene un punto de llegada, como tampoco lo tiene la lucha por la 
emancipación, que va más allá del suicidio de la toma del poder- y al 
recordar los diez años de aquel día en que se declaró al mundo, podemos 
estar orgullosos de lo que sucedió recientemente en Miami, donde el ALCA, el 
proyecto genocida para someter al continente al superpoder de las 
multinacionales, fracasó gracias a la progresiva toma de conciencia. Es 
verdad, más que un fracaso se trató de una postergación, porque tampoco el 
Monstruo se detiene, y continúa creciendo, con su metástasis; pero el estado 
de rebeldía permamente es el único antídoto que puede impedir que mate al 
resto del cuerpo todavía sano, este planeta Tiera que, no lo olvidemos, "es 
lo único que tenemos". 
 
* Escritor 
 
Traducción: Alejandra Dupuy 
 
* * * * * * * * * * 
 
Martes 30 de diciembre de 2003 
 
ZAPATISMO: CUATRO MIRADAS DESDE ITALIA 
Pierluigi Sullo* 
http://www.jornada.unam.mx/per-portada.html 
 
Primero de enero. El día que inagura el Año Nuevo, hace diez años, alguien, 
en un remoto rincón del sur de México, inauguró el nuevo siglo que debía 
llegar sólo seis años después. Aquel primero de enero, algunos miles de 
descendientes de los mayas ocuparon una ciudad, armas en mano -aunque muchos 
pudieron ver que algunas eran pedazos de madera pintados de negro para 
imitar fusiles-, y pasamontañas cubriendo el rostro. 
 
El gobierno y el Ejército Mexicano, los medios y, naturalmente, las 
izquierdas que habían lanzado una mirada distraída a todo esto, concluyeron 
rápidamente que: a) aquellos indígenas de seguro estaban siendo manipulados 
por alguien, pues eran incapaces por sí mismos de tal desafío al poder 
mexicano; b) eran guerrilleros, probablemente guevaristas, que celebraban 
así el fracaso definitivo de las guerrillas latinoamericanas. Los indígenas, 
que se audodefinían "zapatistas", iban a ser aplastados en pocos días. Su 
rebelión, fue la conclusión unánime, era la última del siglo que estaba por 
acabar.  
 
En cambio, el 12 de diciembre pasado, en una sala romana, Carta festejó a su 
manera los diez años de aquella insurrección que continúa, con invitados que 
llegaron de México, Francia e Italia. En seis intensas e interesantísimas 
horas, debatieron sobre la manera en que los zapatistas han cambiado el modo 
de pensar y de intentar la transformación social en la izquierda de todo el 
mundo y de Italia, naturalmente. Se discutió sobre cómo, justamente, aquella 
insurrección en Chiapas representó no ya el fin del novecientos, sino un 
anuncio de los nuevos movimientos y redes sociales que, de Seattle en 
adelante, han devuelto sentido a la palabra esperanza. Entre otros 
estuvieron Rossana Rossanda, fundadora de Il Manifesto; Fausto Bertinotti, 
secretario de Refundación Comunista; Marco Revelli, autor de libros 
escandalosos como Oltre il Novecento y La política perduta, y también Pietro 
Folena, de la izquierda de los Democráticos de izquierda; Yvon Le Bot, Luis 
Hernández Navarro, Hermann Bellinghaussen. 
 
Leyendo algunas de las invervenciones se harán una idea de las concordancias 
y los desacuerdos; en una palabra, de lo que Revelli llama la "fractura" 
entre los dos siglos, que corre también dentro de la cultura de izquierda. 
Están quienes otorgan gran importancia al zapatismo, y quienes tienden a 
verlo como una "revuelta" sin proyecto y sin "potencia" para oponerse a la 
potencia del liberalismo y, por lo tanto, sin futuro. Pero no es esto, o 
sólo esto, lo importante. El hecho es que algunas de las mejores 
inteligencias no conformistas de nuestro país se comprometieron gustosamente 
a tomar en serio la no teoría zapatista: la renuncia a la toma del poder y 
el repudio del papel de vanguardia, la red antes que la pirámide, la 
identidad cultural como medio de diálogo con quienes son diferentes a uno, 
el autogobierno social en lugar de la política ordenadora. Y es también 
importante que Carta haya podido organizar esta "cantera de ideas" gracias a 
la cooperación de la provincia de Roma, que se sintió provocada por la 
última invención: los caracoles, la junta del buen gobierno, es decir, la 
coordinación de los municipios autónomos; la aspiración, hecha realidad, de 
una nueva democracia luego de la muerte por senilidad y debilidad del 
sistema político nacional. 
 
Carta continuará destapando la virtual champaña del "primero de enero", con 
la publicación en Italia, a fines de ese mes y con una tirada ambiciosa, de 
20 y 10. El fuego y la palabra, libro de Gloria Muñoz Ramírez. Un gran 
esfuerzo, sí, porque ésta es -al menos un poco- también nuestra fiesta. Sin 
zapatismo, Carta no existiría. 
 
* Director de Carta. Este artículo es la introducción al número especial 
dedicado al aniversario zapatista, publicado el 18 de diciembre de 2003. 
 
Traducción: Alejandra Dupuy 
  
Marco Revelli  
Aquel primero  
de enero  
http://www.jornada.unam.mx/per-1.html 
 
Rossana Rossanda  
Tres preguntas,  
tres respuestas  
http://www.jornada.unam.mx/per-2.html 
 
Pino Caccuci  
Rebeldía, esencia 
del zapatismo  
http://www.jornada.unam.mx/per-3.html 
 
Fausto Bertinotti  
Una discusión 
poco usual 
http://www.jornada.unam.mx/per-4.html 
 
Nueva Información para el cambio... 
www.laneta.apc.org/redanahuak 
 
* * * * * * * * * *  
   
México D.F. Miércoles 10 de diciembre de 2003 
Entregó el Club de Periodistas premios nacionales 
 
LA JORNADA, EL PORTAL DE INTERNET MÁS CONSULTADO DEL MUNDO HISPANICO 
 
El Club de Periodistas de México entregó ayer los premios del certamen 
nacional en diversas categorías. Carmen Lira Saade, directora general de La 
Jornada, recibió el reconocimiento por El portal periodístico de Internet 
más consultado en el mundo hispánico... 
 
http://www.jornada.unam.mx 
 
* * * * * * * * * * 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
_______________________________________________________________________ 
Visita nuestro patrocinador: 
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~ 
 
      ¿QUIERES DISFRUTAR DE 3.000€ SIN DAR EXPLICACIONES?  
 
                 ¿Quieres renovar la cocina? 
                   ¿Cambiar de ordenador? 
             ¿hacer un viaje? ¿darte un capricho? 
                           . . . 
                   Cofidis puede ayudarte.  
          Solicitanos información sin compromiso.  
 
Haz clic aqui -> http://elistas.net/ml/134/ 
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~