Inicio > Mis eListas > gap > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 5241 al 5280 
AsuntoAutor
HOLA, amig@s ..10 Alicia B
RAHMA-JESÚS y los Sorem
RAHMA - JESÚS y lo Sorem
QUIERO COMPARTIRLO Carlos K
Re: Los migrantes: OSIEC
Ernesto Sábato - L Ricardo
FW: Un llamado de Ricardo
El canto del Nahua Ricardo
2004, Año del Mono Ricardo
El efecto mariposa Ricardo
Los triunfadores Ricardo
Cuba abre al mundo Ricardo
FW: El Pecado de S Ricardo
FW: Acerca de la h Ricardo
Detengamos el muro Ricardo
FW: Foro Extraordi Ricardo
GRACIAS A LAS NALG Ricardo
TLCAN: 10 años del Ricardo
Ascensión, Co-Crea Ricardo
La "subversión" d Semillas
El ciberespacio, c Ricardo
Lazaris / EL REGAL Ricardo
Manifiesto / Encue Ricardo
Ecoaldeas, Nuevo M Ricardo
Fw: Pachamama Gaia Amo
Kirchner imputa a Ricardo
FW: NUESTRA SOLIDA Ricardo
Sobre el Ego Maxala
Al Encuentro del S Ricardo
redplanetaria.com Ricardo
FW: EL PODER DE LA Ricardo
Las 14 característ Abjini A
Como Orar Juan Fer
TALLERES DE KARINA Ricardo
RAHMA - JESÚS y lo Sorem
CURSO DE MEDITACIO Ricardo
Coaching Ricardo
12:12:12 Jordi Vi
la vasografia tseyor
filosofia cuantica tseyor
 << 40 ant. | 40 sig. >>
 
FORO GAP INTERNACIONAL
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 7200     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[GAP] Como Orar
Fecha:Miercoles, 14 de Enero, 2004  16:10:19 (-0500)
Autor:Juan Fernando Estrada <jestrada @...............co>



En mi felicidad te doy mi saludo y este bello mensaje llamado:


COMO ORAR


1- Introducción.

Durante toda la historia, a través de las distintas religiones o por
iniciativa propia, los seres humanos han buscado la forma de comunicarse con
estados superiores, para pedir ayudas a sus necesidades, solicitar
intercesión celestial o dar gratitudes por beneficios concedidos.

En su sentido más puro, orar no es en sí un acto religioso, sino más bien
una necesidad natural de todo ser humano de conectarse con seres superiores
a su estado actual de defecto y de carencias corporales, materiales,
emocionales, mentales, sociales y espirituales. Si este acto es mitificado
aparecerán las adoraciones, los temores y las fantasías.

En la concepción más madura del ser bien centrado en sí mismo y entendedor
de su vida y del universo, el orar se convierte en una comunicación mental
(si se quiere telepática) con seres de luz que pueden y desean escucharlo,
para que influyan positivamente en la realización de las aspiraciones de
quien eleva la oración.

La oración es entonces un catalizador de la amorosa labor que “los ángeles”
(en un sentido muy amplio) están dispuestos a dispensar. La oración abre
puertas y crea canales para ser escuchado y ayudado.

Pero la eficacia de la oración depende sobretodo de la pureza, armonía y
actitud de quien lo hace.

Es de importancia que tu orar lo hagas desde tu sentir interior y para ello
es conveniente que la actitud mental, en ese momento, sea positiva y humilde
ante los cielos. Actitudes altaneras, rebeldes, egoístas, codiciosas,
iracundas y aun aperezadas harán que tu petición no sea escuchada. Mentes
sueltas e inocentes se llevan los premios mayores de la oración.


2- Rezar y Orar.

Antes de penetrar sobre las técnicas de la oración hagamos distinción entre
rezar y orar.

Rezar se aplica al acto en el cuál, en forma verbal se recita una fórmula
formalmente estructurada como por ejemplo: el padrenuestro. Rezar es de gran
valor y si la fórmula es sagrada, sus palabras equivalen a una vibración
mántrica, como en ésta que enseñó Jesús para dirigirse a su Padre Celestial.

El rezo se puede hacer a dos niveles.

El más común, que es el más bajo, es el de la repetición mecánica de las
fórmulas.

El rezar siempre se hará a través de la fuerza del verbo. En su segundo
nivel elevas tu mente en recogimiento y expresas tus fórmulas desde el
sentir, con conciencia de lo que dices; sabiendo quién eres y a quién te
diriges. Este rezo te llevará a la oración.

Orar, por el otro lado, es una comunicación desestructurada y espontánea que
aflora en el momento del silencio interno, como una expresión fraterna de
conexión real con su amigo, amiga; con su amado, amada de los altos cielos y
hablas con él o ella en la intimidad de tu corazón, aunque no lo veas, pero
con la seguridad de que eres escuchado.

La mejor oración es cuando te haces siervo del universo y no para que el
universo sea tu siervo. Esta es ya una oración sublime.


3- Orar y Meditar.

También conviene comprender la diferencia entre orar y meditar: Son dos
procesos opuestos, pero complementarios. Cuando oras proyectas tu mente como
una airosa palmera a los cielos y te conectas con el universo que te
corresponde y con esos bellos amigos que allí habitan esperando tus
llamados.

Cuando tu meditas sueltas tu mente y avivas tu conciencia para que abra las
profundidades de tu yo superior que habita en la intimidad de tu ser. Allí
tu alta vibración te purifica y desechas lo que no te sirve espontáneamente,
al encontrar a Dios en ti.

Meditar es dejarte llevar hacia la esencia del universo propio. Ahí tu
haces. Al orar, otros hacen por ti.


4- Cómo orar apropiadamente.

Consideraciones previas de importancia:
- Dónde ubicarse para orar? Hay varias alternativas propicias para hacer una
buena oración. Primero puedes elegir un templo. Llamase templo a un lugar
sagrado donde las energías son tan positivas que los convierten en fuentes
de canales de comunicación con el cosmos. En el pasado, hombres
especialmente dotados los descubrieron y erigieron allí edificaciones para
el culto de las más diversas religiones y los llamaron iglesias, sinagogas,
mezquitas, etc…

Segundo: puedes elegir un sitio silencioso y de soledad que invite al
recogimiento, puede ser tu hogar, un paraje en el campo o la cima de una
montaña que por sí es una gran acumuladora de energía.

Tercero: Es de gran ayuda poseer un bello altar donde visualices la imagen
del ser a quien dirigirás tu oración. Puede ser una pequeña escultura o
simplemente una lámina. Esto es útil porque la mente humana requiere de
elementos físicos que le fijen su atención y la centren en su hacer. Esta es
la explicación de por qué las imágenes.

Pero si tu eres ya tan grande que no requieres de representaciones que
estimulen tu mente y la enfoquen, conviértete en tu propio altar, ya que de
verdad lo eres y eres objeto de veneración de muchos seres celestiales.

Una vez que te has ubicado, abre tu conciencia para:

Primero: sentir el aquí y el ahora de tu estar.

Segundo: sentir amor y valoración por la petición que harás que es tu gran
ideal presente.

Tercero: sentir amor y entregar honores al ser objetivo de tu orar.

Cuarto: conjugar las polaridades energéticas de tu cuerpo (tu Yin y tu Yang)
uniendo las palmas de tus manos.

Quinto: elegir dónde y cómo sentarte en tu comodidad y respeto. Especial
será que tu postura inicial sea descruzada, tus vestidos claros y despojado
de objetos de metal que interrumpan el flujo de energías a través de tu
cuerpo.


PRIMERA TECNICA.

Si el propósito de tu orar es diluir las bajezas humanas, para ti o para
otros, como el fumar, el licor, las drogas o defectos como la lujuria, la
codicia, el rencor, la envidia, la gula y la posesividad, o impulsos como la
histeria, la ira, el odio, la tristeza, el miedo, la ansiedad y en general
todo aquello que por su bajeza nos agobia y queremos desechar, entonces,
harás lo siguiente:

-         Inclina tu cabeza un poco hacia adelante, como actitud corporal de
sumisión ante los altos cielos y como manifestación de los honores que
rindes al ser a quien darás tus peticiones.
-         Cierra tus ojos para que tu recogimiento sea más completo.
-         Coloca tus palmas unidas a la altura de los genitales con los
dedos hacia fuera y haz tu petición.




SEGUNDA TECNICA.

Si el propósito de tu orar es ayudar al gran planeta que te acoge, o a una
región de él en sus perturbaciones de tormentas, terremotos, volcanes en
erupción, ríos y mares en desbordes y demás desfogues de los elementos, así
como a la humanidad que lo habita o sus grupos de seres, para que diluyan
sus guerras, las rencillas y sus desamores, entonces harás lo siguiente:

-         Las mismas indicaciones de la primera técnica con la diferencia de
que tus palmas unidas irán a la altura del plexo solar.



TERCERA TECNICA.

Cuando el propósito de tus oraciones sea alguno de los siguientes:

-         La salud para otras personas o aún para pueblos y regiones
enteras; el desalojo de plagas y pestes para que haya buenas cosechas y
abundantes alimentos.

-         La dilución de hambrunas, de fríos o de calores extremos.

-         Bienestar para los animales, los vegetales y aún los minerales.

-         Y en general, la armonía, el florecimiento y el progreso.

Entonces harás lo siguiente:

Cambiarás la posición de tus palmas unidas a la región de tu corazón de tal
forma que la base de tus manos estén sobre el diafragma y las puntas de los
pulgares tocando el centro de tu cuerpo al nivel de tu corazón. Lo demás
será como lo has hecho anteriormente.



CUARTA TECNICA.

Esta técnica y las que siguen serán cuando las peticiones de tu orar sean
por ti.

Cuando lo que pides a esos grandes amigos sea:

- Tu salud y economías.

- Consecución o mejora en el trabajo.

- Bondad en los afectos al grupo familiar.

- Diluir los propios rencores y odios, los desamores, las lujurias, la
envidia, codicia, posesividades y esclavitud a otros, militarismo y otros
defectos.
- Acrecentar en ti los ideales, la voluntad, la perseverancia, el compromiso
contigo mismo y con los demás y todas las otras virtudes de grandeza.

Entonces harás lo siguiente:

Colocarás tus manos un poco más arriba que la posición anterior, donde los
pulgares toquen el lugar del timo (un poco más abajo de donde se unen las
clavículas) y el índice y el dedo del corazón tocando el mentón. La cabeza
inclinada y los ojos cerrados.
En ese momento comienzas tu orar.



QUINTA TECNICA.

Si deseas, en tu orar, pedir a los grandes seres de maestrías celestiales
por:

- Tus altos amores por tu ser.

- Tu pensar.

- Tus ideales.

- Tu compromiso.

- Tu salud.

- Tu grupo familiar.

- Todo lo relacionado con ello.

Harás lo siguiente:

- Pondrás tus manos cerradas, con los pulgares tocando el mentón.

- Y formando un anulo de 90º con los otros dedos, de manera que tus índices
toquen el entrecejo.

Tu cabeza igualmente inclinada, tus ojos cerrados y los codos a lado y lado
del diafragma.

Ahí en tu recogimiento serás de tu orar, obteniendo ayuda casi inmediato.



SEXTA TECNICA.

Si por tu orar, tus peticiones son para:

- Ser de grandes virtudes, facultades de mentales, de control con tu vida,
calmas ante los actos que haces y amores por tu ser interior.

- Los grandes amores por tu ser interior, por tu esencia, tu espíritu, tu
conciencia y tu gran individualidad.

- Porque seas de armonías, humildad, generosidad y todo sinónimo, haz lo
siguiente:

Pondrás tus palmas a la altura del entrecejo, colocando los pulgares en cada
uno de los laterales de la raíz de tu nariz, en el lagrimal de cada ojo.

- Como en la técnica anterior, tendrás la cabeza baja, los codos a nivel del
diafragma y los ojos cerrados.

Con esta posición entrarás en sumisión ante el universo y ante los grandes
seres de las altas maestrías. Allí harás tu orar.



SEPTIMA TECNICA.

Para pedir por tu iluminación.

Cuando tu orar sea para:

- Pedir a un gran maestro que te brinde sus ayudas para alcanzar la
iluminación en esta vida y con ello para que tu espíritu salga raudo hacia
otros senderos más evolucionados del universo.
Entonces, harás lo siguiente:

- Pondrás tus palmas a la altura del entrecejo, con los dedos pulgares
unidos tocando el límite entre la cabeza y la frente. Como antes, inclinarás
tu cabeza y además agacharás un poco la espalda hacia adelante, con tus ojos
cerrados. Si lo deseas, podrás hacerlo en posición Zen, es decir sentado
sobre los talones.

- Darás un saludo al maestro a quien orarás.

- Te situarás en la región del planeta en que vives.

- Entrarás en tus silencios interiores y en tu recogimiento.

- Te sentirás, en tu ser, en tu estar y tu hacer.

- Te  absorberás en el gran maestro al que te diriges.

- Le dirás a El, con tus palabras o en tu interior, que te ayude en tu
iluminación.

- Harás tu orar por cuarenta y cinco minutos, por una hora, o por más de
ello, si lo deseas.

- Entrarás en grandes diálogos mentales con ese gran ser al que das en tus
pedidos y sentirás, todo el tiempo, su presencia en tu interior y escucharás
las respuestas que El te da sobre tu iluminación, las cuales acogerás en el
sentir de tu conciencia.

- Al final darás gratitudes, abrirás los ojos y harás algunos rezos
verbales, a los altos cielos.



OCTAVA TECNICA.

También es para pedir por tu iluminación y es la cima de cimas del orar,
produce altas purificaciones.

Tu orar será para los mismos propósitos que en la técnica anterior, pero
además harás compromisos con ese gran Ser al cuál te diriges en tu orar. El
te escuchará, pero debes ser muy conciente de que los cumplirás. Si no lo
haces, ese gran maestro, quedará a la espera de que lo hagas y te brindará
sus ayudas cuando tus compromisos sean cumplidos.

Entonces. Harás como sigue:

- Te sentarás en posición Zen, es decir sentado sobre los talones.

- Darás saludos al maestro con quien contactarás, entrarás en silencios
interiores, te sentirás en ti y demás preparaciones como en la técnica
siete.

- Llevarás tus palmas unidas a posarse encima de la coronilla de tu cabeza,
con sus bases tocando este gran centro de energías y los dedos hacia el
cielo.

- Te absorberás en tu orar por 9 o 12 minutos, en esa posición.

- Luego inclinarás tu cuerpo totalmente hacia delante hasta que la frente
toque el piso. Con los brazos extendidos hacia adelante, colocarás las
palmas tocando la tierra. Esta posición será llamada “la verdadera
postración” que es un gran símbolo de sumisión y de honor al gran universo
de universo, a Dios su gran creador, al Padre Celestial y al Ser de
maestrías con quien oras.

- Estarás en esta posición, igualmente por 9 o 12 minutos.

- Harás estas dos posiciones por numero impar de veces, desde 3 en adelante
hasta el numero que desees. (5, 7, 9 etc).

Nota: Cuando se practica esta técnica podrás sentir tantas culpas que de vez
en cuando te salgan las lágrimas. Esto será de bienestar en tu purificación.
También se convertirá en un acto como de redención, a través del esfuerzo
físico que propicia el fluir de muchas energías negativas que hay en el
interior y como consecuencia liberándose de ellas a nivel cósmico y
produciendo limpieza del aura.






NOVENA TECNICA.

Para los casos en que los elementos de la naturaleza estén en grandes
vaivenes (terremotos, erupciones volcánicas, maremotos, desborde de las
aguas, incendios, tormentas, tornados y ciclones y aún ataques satánicos) y
que no haya posibilidades de darse en recogimientos, peticiones o
postraciones, por la inminencia y el fragor de los hechos, como podrá
suceder en un futuro próximo, entonces harás lo siguiente:

- Te paras muy erguido con la cabeza y las espaldas en imponencias ante la
vida; abres los brazos a la altura de los hombros y con voz fuerte y potente
harás a los cielos tus pedidos. Entonces dirás algo como esto:

- Deténganse las lavas ó

- Apáguese el volcán ó

- Pare ya este terremoto ó

- Que termine la tormenta ó

- Le darás la orden a los elementos que desees y que estén en desorden.

- Harás estas peticiones, nombrando al maestro o maestros que te ayudarán.

- Todo ello lo harás con gran energía, como mandatos militares para que te
conviertas en un gran puente entre el acto que sucede y las fuerzas
celestiales que lo diluirán.

- Si el evento es para detener a seres satánicos, entonces serás de muchas
más energía en tu ser, llamarás orando a tu maestro o maestros y les pedirás
que den la orden a esas entidades que se alejen, con tanta fortaleza y
seguridad, que todo el rededor vibrará y esos seres tendrán que huir de
allí, o los elementos en obedecer de inmediato.

- En un segundo paso, moverás tus brazos así:
El brazo izquierdo va a las alturas celestiales y el derecho hacia adelante
con los dedos extendidos hacia el lugar del acto que queremos detener, como
dando así un definitivo mandato y así harás una gran labor.

- Por ultimo cuando haya regresado la calma, haz postración y a través de
ella manifiesta tus gratitudes hacia el ser (o seres) de maestrías que te
brindó sus ayudas. Luego darás rezos verbales para terminar.



CONCLUSIONES.

Como has podido entender, el orar es un acto espiritual muy grande que
acompañado del rezar y como complemento del meditar te puede abrir puertas
melodiosas que te conectarán con las realidades superiores del universo.

Cuando Jesús oraba usaba estas técnicas que son del conocimiento de los
seres más elevados. Orar en las formas aquí descritas potencializa la
oración para hacerla sublime.

Aquí te brindo con amor, amigo de la Casa de Sirio, otra poderosa
herramienta para tu crecimiento personal. Aprovéchala y hazte muy grande con
su práctica.

En la gran luz del universo,


Raúl Yepes.

Casa de Sirio
Calle 10B # 28-90
Medellín, Colombia
info@...
www.casadesirio.org
raulyepes@...




---
Outgoing mail is certified Virus Free.
Checked by AVG anti-virus system (http://www.grisoft.com).
Version: 6.0.537 / Virus Database: 332 - Release Date: 11/6/03




_______________________________________________________________________
Visita nuestro patrocinador:
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~

      ¿QUIERES DISFRUTAR DE 3.000€ SIN DAR EXPLICACIONES? 

                 ¿Quieres renovar la cocina?
                   ¿Cambiar de ordenador?
             ¿hacer un viaje? ¿darte un capricho?
                           . . .
                   Cofidis puede ayudarte. 
          Solicitanos información sin compromiso. 

Haz clic aqui -> http://elistas.net/ml/134/
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~