Inicio > Mis eListas > gap > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 5721 al 5760 
AsuntoAutor
Cristaloterapia ef Ricardo
La Leyenda de las Ricardo
La Leyenda del Del Ricardo
Oracion en el Huer Ricardo
Nebulosa Helix u ' Ricardo
El Dhammapada / El Ricardo
FW: Mensaje de Vic cecilia
Re: Ante una Crisi Ricardo
Coperacha urgente Ricardo
Arquetipos Geometr Ricardo
LAS NUEVAS REGLAS Ricardo
Metodo Meditacion Octavio
: ELEVEMOS Oracion Alicia B
Learn Magic - Ramt Ricardo
NESARA: manipularo Guillerm
Faro de Luz / Ange Ricardo
RAHMA - JESÚS y lo Sorem
Redes financieras Ricardo
(Iraq) Caos a un a Ricardo
Las Enseñanzas de Ricardo
Plegarias para est Ricardo
Las tres deudas de Ricardo
Personas sin hogar Ricardo
Lord Enki: resurre Guillerm
Pascua....Visión e cecilia
Permiteme orar / R Ricardo
Sobre la Pasion... Alicia B
Fw: Argentina y ma cecilia
Saint Germain: la Guillerm
Encuentro de Espir Ricardo
Invitaci ón Foro T Ricardo
El Nuevo Ahora / S Ricardo
III Jornadas Templ Ricardo
EXPO-SER 2004 / TE Ricardo
Wesak / Charla y M Ricardo
Re: Tiene sintomas Ricardo
Federación Galácti Guillerm
ANGELES DE SANACIO Miguel
CURA PARA ARTRITIS Ricardo
NESARA: Bellringer Guillerm
 << 40 ant. | 40 sig. >>
 
FORO GAP INTERNACIONAL
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 7651     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[GAP] La Leyenda del Delfin / Cetaceos, Guardianes del Planeta
Fecha:Jueves, 8 de Abril, 2004  00:19:33 (-0500)
Autor:Ricardo Ocampo <redanahuak @...............mx>

'En el caso de los humanos de la Tierra, está en progreso la más fascinante 
'situación genética'.  Recuerden queridos míos, son ahora Seres con 
conciencia limitada que todavía poseen todas las 'herramientas' de los Seres 
plenamente conscientes.  Estas cosas simplemente están en un estado 
durmiente. Esta conciencia limitada de ARN/ADN está siendo restaurada a 
través de una dosis pura y masiva de Amor, por tanto ayudando a crear una 
firme compasión en ustedes mismos por su biósfera y su maravillosamente 
hermoso planeta.  Este proceso esta causando que su amnesia se disipe 
rápidamente y la verdad de esta situación siempre cambiante llegue a ser 
conocida por todos.  Permite que cada uno de los propósitos verdaderos de su 
vida sean revelados a ustedes mismos y a su sociedad. 
 
'Mientras que este proceso completo está en función, otro grupo muy especial 
de Angeles Físicos -los cetáceos de la Tierra- han estado reemplazándolos.   
Estos gentiles habitantes de los mares, han estado haciendo uso de su vasto 
conocimiento de las armonías de la Tierra.  Ese conocimiento ha permitido a 
muchas especies de vida animal y vegetal procrear, ya sea en el Hemisferio 
Norte o en el Hemisferio Sur, durante cada estación primaveral. 
 
'Esta operación es principalmente llevada a cabo por dos variedades de 
cetáceos: la ballenas jorobadas y las ballenas azules.  Estas gigantescas 
criaturas son realmente bastante conscientes y están totalmente 
comprometidas en proteger la biósfera de la Tierra.  Su firme compromiso las 
ha conducido a entrar en contacto con los humanos, quienes casi han causado 
la extinción de sus especies. 
 
'Los cetáceos son Seres altamente conscientes cuyos orígenes físicos son 
bastante difíciles de rastrear.  En cualquier caso, ahora son residentes de 
su planeta y entienden perfectamente el papel tan importante que ahora están 
jugando.  Los cetáceos sinceramente comprenden su responsabilidad especial 
como mediadores entre el Cielo y la Tierra.  Aceptan el hecho de que los 
humanos existen en el mundo en un estado extraño de desequilibrio que 
amenaza a su propio mundo.  También saben que las historias, que ellos 
llevan consigo, son importantes para una restauracion a la consciencia plena 
de otro grupo de Angeles Físicos del planeta: los humanos. 
 
Del libro 'Your First Contact' de Sheldan Nidle. 
 
www.elistas.net/lista/redluz/archivo/indice/1/msg/1183 
 
* * * * * * * * * * 
 
LA LEYENDA DEL DELFÍN 
Primera parte 
     
Desde la más remota antigüedad el hombre destacó la inteligencia del delfín 
como una virtud única en todo el reino animal. Su grácil figura aparece en 
pinturas mediterráneas del año 1,500 a.C., y en el siglo primero de nuestra 
Era el filósofo griego Plutarco escribió: "Los caballos y los perros que 
hemos domesticado se han vuelto nuestros familiares sólo porque los 
alimentamos. El delfín es el único animal cuya amistad es desinteresada: él 
simplemente quiere ayudar al hombre". 
 
Semejante afirmación, basada en cientos de relatos de náufragos empujados 
hacia las costas por cetáceos amigables, no podía menos que reforzar un mito 
muy en boga por aquellos días: los delfines serían seres humanos que 
adoptaron la forma de peces. 
 
Eso explicaba por qué el delfín se batía a duelo con los tiburones para 
proteger a un nadador, o por qué ayudaba a los navegantes perdidos a 
encontrar el rumbo: supuestamente su solidaridad hacia el hombre le era 
dictada por su propia naturaleza humana. 
 
Plinio El Viejo registró cómo los pescadores de Narbona, actual provenza 
francesa, capturaban atunes de la variedad mujol con la ayuda de los 
delfines. El sistema consistía en que avistado un banco de peces, los 
pescadores golpeaban el agua con palos y, avisados así, los delfines 
empujaban a los mujoles hacia las redes, comiéndose sólo algunos. Se dice 
que actualmente los campesinos de Mauritania, en la costa atlántica al norte 
de África, siguen pescando mujoles de igual manera. 
 
Es esta insólita relación simbiótica la que elevó a este mamífero a la quizá 
exagerada categoría de nuestro par en los mares. 
 
La inteligencia del delfín 
 
Es verdad que el delfín fue considerado durante mucho tiempo como un simple 
pez, sobre todo a la hora de cazarlo como a cualquier otro cetáceo; pero no 
menos cierto es que, a decir de Carl Sagan, "la inteligencia no es sólo un 
atributo humano, y por tanto no siempre debe medirse con un patrón 
igualmente humano". 
 
Según Anne Colet, especialista en cetáceos pequeños en el Museo 
Oceanográfico de La Rochelle, Francia, "si bien el delfín tiene fama de 
contar con un lenguaje comparable al del humano, para mí se trata de una 
leyenda sin fundamento científico. La verdad es que el delfín está 
desprovisto de cuerdas vocales y labios móviles, y sólo puede emitir gritos 
y rechinamientos. Su comunicación sonora no está más evolucionada que la de 
los perros domésticos. Hay que dejar de ver al delfín como nuestro 
equivalente acuático". 
 
Sin embargo, por otro lado se piensa que la mayor inteligencia del delfín 
radica en su facultad de adaptarse exitosamente a nuevas situaciones. De ser 
así, es un sabio, pues como admite la misma Anne Colet, "logró poblar el 71 
por ciento del planeta (es decir, todos los océanos) y, considerando la 
diversidad y extensión del medio conquistado, sí, el delfín es un animal 
inteligente".  
 
Pero aparte está su elevada voluntad de comunicación. Se piensa que la 
peculiar amistad que ofrece a los humanos, es un puntual intento de conexión 
con nosotros. Este, sin duda, es todo un tema de estudio para los etólogos. 
 
Sus orígenes remotos en la tierra 
 
Así, el carisma del delfín no residiría sólo en su afinidad con las tareas 
humanas, sino más bien en su asombrosa fisiología. Para empezar, se trata de 
un mamífero, tiene sangre caliente y pulmones, y su cerebro es tan grande 
como el nuestro.  
 
Los estudios dicen que en su origen el delfín fue un mamífero terrestre que 
abandonó este medio hace unos 55 millones de años, cuando desapareció el 
peligro de los grandes reptiles carnívoros de mar. (Para ver la segunda 
parte de este artículo, click aquí). 
 
Puede entonces decirse que efectivamente los misticetos (ballenas) y 
odontocetos (delfines) trotaron alguna vez por las llanuras patagónicas y 
asiáticas, y que si bien su adaptación acuática sigue siendo un misterio, no 
lo es en cambio su diversidad de tamaños y funciones. 
 
La ballena nada lentamente para filtrar el plancton y es gigante porque la 
gravedad, neutralizada por el impulso hidrostático, no limita su masa. En 
cambio, si el delfín no fuera pequeño (1.60 metros, en promedio) la 
resistencia del agua le impediría nadar a 50 kilómetros por hora para 
perseguir y alcanzar su alimento, que en general son peces chicos. El agua, 
800 veces más densa que el aire, forzó al delfín a volverse una especie de 
torpedo viviente.  
 
La transformación anatómica del delfín de animal terrestre a anfibio, 
primero, y a acuático después, fue tan completa que hoy, sacado de su 
definitivo hábitat, su caja torácica no resiste el peso de su cuerpo y la 
piel se le quema rápidamente bajo el sol. 
 
Su fisiología  
 
Fisiológicamente, el delfín no tiene rival. Con una epidermis elástica y una 
dermis musculosa y flexible como ninguna, la piel del delfín tiene una 
estructura comparable a la de un colchón de agua: se hunde y eleva en 
función de las presiones percibidas por sus papilas cutáneas, adaptándose al 
flujo de agua que envuelve su cuerpo, el cual al deformarse disminuye la 
turbulencia.  
 
Está también su imbatible aptitud para el buceo: ni siquiera equipado con 
escafrandras y tubos de oxígeno puede el hombre descender tan hondo como los 
delfines. Para emularlos deberíamos modificar nuestro sistema 
cardiorespiratorio como lo hicieron ellos, aunque sus pulmones y su corazón 
no sean más grandes que los nuestros. 
 
El delfín aumentó su caudal sanguíneo (un 15 por ciento del volumen corporal 
contra un 7 por ciento en el hombre) y su concentración de hemoglobina, 
pudiendo así fijar un máximo de oxígeno antes de sumergirse. 
 
Además, sus increíbles venas y arterias de geometría variable, logran algo 
impensable para un cuerpo humano: cortan la irrigación de los intestinos, el 
estómago, los riñones y los músculos, que deben quedar con su asignada 
reserva, privilegiando la oxigenación del cerebro y del corazón. 
 
Para soportar la presión del agua, los pulmones del delfín tienen unos 
anillos de cartílago que impiden que se aplasten. 
 
La descompresión obliga a los humanos que bucean a ascender a la superficie 
por etapas, para dar tiempo al nitrógeno de la sangre a desparramarse por 
los tejidos y con ello evitar la temible embolia. Pero este delicado proceso 
tiene al delfín sin cuidado: sube como un misil y no le ocurre nada, y éste 
es otro gran misterio para la ciencia. 
 
Un enigma más es la infalible capacidad que tiene el delfín para detectar 
presas lejanas, gracias a su vista y olfato desarrollados. La respuesta a 
ésto se encuentra en su equipo natural de sonar; una sofisticada red de 
bolsitas situadas bajo su orificio respiratorio, que generan ondas de 100 a 
200 hertz, luego concentradas en un solo haz por una masa gaseosa ubicada 
bajo la cabeza, el cual finalmente es empleado para barrer un área u otra, 
según la orientación dada por el usuario. El eco (las ondas que chocan y 
vuelven) es recogido por la mandíbula inferior y transmitido al oído interno 
y al cerebro, donde es analizado. El real funcionamiento de este mecanismo, 
tampoco ha sido esclarecido totalmente. 
 
Otros detalles  
 
El delfín, amistoso de por sí, llega a caer en una entrañable inocencia, que 
le cuesta la muerte por millares a manos de falsos barcos atuneros. 
 
En libertad el delfín llega a vivir hasta 40 años, pero fuera de su hábitat 
natural su período se reduce a sólo cinco; y, lo que es más, se calcula que 
de cada cien delfines capturados, sólo 15 sobreviven a los dos primeros años 
de cautiverio.  
 
Otras virtudes a destacar en este cetáceo son su sentido solidario, su 
lenguaje inteligente, su alta sensualidad y la conciencia de su propia 
mortalidad; aspectos éstos que, junto a los orígenes y evolución del delfín, 
serán tema del próximo capítulo. 
 
http://orbita.starmedia.com/delfinesnatacion/art_leyenda.htm 
 
La leyenda del delfín 
Segunda parte 
 
Los estudios dicen que en su origen el delfín fue un mamífero terrestre que 
abandonó este medio hace unos 55 millones de años, cuando desapareció el 
peligro de los grandes reptiles carnívoros de mar. 
 
Los misticetos (ballenas) y odontocetos (delfines) trotaron alguna vez por 
las llanuras patagónicas y asiáticas, y aunque su adaptación acuática no 
acaba de ser un misterio, hay varios supuestos al respecto. 
     
Delfines y ballenas descienden del Mesonyx, un cuadrúpedo con aspecto de 
hiena, que tenía cinco pezuñas cortas y habitó las costas de ríos y mares. 
El Mesonyx buceaba para capturar peces y crustáceos, siendo entonces al 
principio un nadador terrestre, como un perro de aguas; pero después 
aprendió a contener la respiración y a permanecer más tiempo sumergido. 
 
Cinco millones de años después, es decir hace 50 millones de años, el 
Mesonyx se convirtió en un mamífero anfibio llamado Ambulocetus, prototipo 
del actual delfín. En este momento ya había perdido su pelaje y las patas 
traseras se le habían atrofiado al tiempo que las delanteras se retraían, 
sirviéndole ahora como remos. Las fosas nasales quedan colocadas hacia la 
zona alta de la cabeza, pudiendo así respirar sin salir totalmente del agua, 
y la mandíbula dentada se afila cada vez más. 
 
El Ambulocetus nada haciendo ondular su cuerpo, y se sumerge únicamente para 
alimentarse; todavía necesita salir a tierra para masticar los peces sin 
tragar agua. Sus tímpanos se adaptan para escuchar mejor los sonidos 
subacuáticos. 
 
Hace 45 millones de años la evolución genera el Rhodocetus, un animal de 2.5 
metros que refuerza su afición acuática y que ahora posee cola, patas 
traseras más atrofiadas y delanteras convertidas totalmente en aletas. 
 
La piel del Rhodocetus se recubre de tejido conjuntivo espeso y dispuesto en 
laminillas. Sus dientes se vuelven cónicos para morder mejor a otros peces, 
y definitivamente ya no sale a la tierra. 
 
Hace 40 millones de años ya aparece el Zeuglodón, que tiene de 15 a 20 
metros de longitud y un peso de seis toneladas. Era poco ágil y no usaba sus 
aletas anteriores para nadar, pero lo hacía correctamente gracias a su cola 
horizontal, que funcionaba como un gran remo movido por su poderosa 
musculatura. 
 
La ciencia discute si el Zeuglodón tenía o no aleta en el lomo, e incluso 
algunos cetólogos afirman que este no era delfín sino ballena. 
 
Hace 30 millones de años el continente madre (Gondwana) se fragmentó y 
aparecieron nuevos mares, diversificando los recursos alimenticios y la 
competencia. Los misticetos (ballenas) filtran el plancton con sus barbas, 
mientras que los odontocetos (cachalote, orca, delfín) cazan peces con sus 
dientes. El delfín ya ha adquirido su más cercana forma actual. 
 
Las virtudes del delfín 
 
Además de su capacidad de desplazamiento en el agua (ver primera parte de 
este artículo), otras virtudes a destacar en este cetáceo son su sentido 
solidario, su lenguaje inteligente, su alta sensualidad y la conciencia de 
su propia mortalidad. 
 
Sexualidad 
 
Se dice que el delfín tiene una alta sexualidad. Con cantos, saltos, 
caricias y leves mordiscos que se prolongan durante semanas, el delfín macho 
seduce a la mayor cantidad posible de hembras, pero una por una. 
 
Con sentido de la intimidad, aparta a la hembra del resto y durante algunas 
horas personaliza el vínculo erótico antes de la cópula, que en sí misma 
dura sólo entre 10 y 15 segundos. Diez o 16 mese más tarde, las hembras 
parirán delfines de unos 90 kilos, a los que amamantarán bajo la protección 
de los machos, constituyendo familias transitorias dentro del clan. 
 
Lenguaje 
 
Se piensa que el delfín puede comunicarse a voluntad. Con su propio timbre 
de voz e incluso con dialectos distintos entre diferentes manadas, emite 
silbidos ondulantes que parecen tener un sentido específico en cuanto a 
mensaje y estética. 
 
También se comunica mediante actitudes corporales y roces de una piel 
muchísimo más receptiva que la humana, debido a sus sensibles terminales 
nerviosas. 
 
Sentimientos 
 
Los delfines tienen un comportamiento altruista en el núcleo de su familia, 
compuesta por entre seis y 20 ejemplares claramente individualizados. 
 
Una muestra de lo anterior es el hecho de que durante el parto de una hembra 
otra oficia como partera y ayuda al bebé a tomar su primera bocanada de 
aire, e incluso lo cuida como su propio hijo cuando la madre debe salir de 
cacería. Un ejemplo más: todo delfín viejo o herido será sostenido en la 
superficie por otros dos para que respire sin cansarse. 
 
En su relación con el hombre, son legendarias las historias de delfines que 
socorren a nadadores en apuros. 
 
Conciencia de su mortalidad 
 
Se dice que el delfín tiene conciencia de su propia mortalidad, y que en 
ocasiones decide suicidarse. Sin embargo, los expertos aseguran que el 
delfín no encalla en las costas para quitarse la vida voluntariamente y en 
masa, sino que ello es provocado por perturbaciones orgánicas como el 
atrofiamiento de su sistema de sonar, que rompe su campo electromagnético y 
le impide orientarse adecuadamente. 
 
Otra posible causa es la contaminación virósica que afecta su salud hasta un 
punto crítico que confunde su brújula interna. Otras causas probadas son los 
sismos submarinos, las maniobras navales de guerra y los derrames de 
sustancias tóxicas en el mar. 
 
http://orbita.starmedia.com/delfinesnatacion/d_paraleer.htm 
 
 
 
 
_______________________________________________________________________ 
Visita nuestro patrocinador: 
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~ 
 
                         inkClub 
 
            ¡¡¡ TINTA GRATIS PARA TU IMPRESORA !!! 
 
 ¡Consigue ya mismo tu cartucho de tinta gratuito para tu impresora! 
 
 
 Haz clic aqui -> http://elistas.net/ml/135/ 
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~