Inicio > Mis eListas > gap > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 598 al 637 
AsuntoAutor
Nueva pagina!!!!.. laura be
sobre Sai Baba Alejandr
Portal Dimensional Angela B
Bolas de fuego en Norma Cr
RV: ENCONTRADOME A Majury y
Demasiado Jóvenes Alejandr
Crystaluz en Peru Luis Her
Re: Orientación ne LAR
Re: Portal Dimensi claudia.
Atencion Gap Venez Diana Pe
Unificacion de Tra Diana Pe
Su nuevo amigo Josue
APERTURA PORTAL EN mario ga
Vivir con Simplici Alejandr
HOSPITAL VIRTUAL D Malena S
PORTAL MAR DEL PLA mario ga
SALA VIRTUAL DE TR rene lop
karma claudia.
Mensaje de la Jera LAR
re: bolas de fue gavela74
Gracias por la con lar
PALABRAS DE AMOR Celder
Hola, Me Presento Javier
Re: Gracias por la carlosin
Re: Gracias por la LAR
RE: Gracias por la Becerril
Re: Gracias por la LAR
invitacion a volar Ami
convergencia en Er Ami
Por la Paz Mundial Malena S
SERES COMO YO..... Malena S
PAZ Malena S
FE-Fuego-FRUTOS Ruben Pe
DAR - DERECHOS-DOB Ruben Pe
DEVELACION DE MANT Ruben Pe
CULTO Ruben Pe
fantasmas Ruben Pe
BAPHOMET- BUDDHA Ruben Pe
Alerta Planetaria Thammy A
Re: Alerta Planeta Diana Pe
 << 40 ant. | 40 sig. >>
 
FORO GAP INTERNACIONAL
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2522     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[GAP] Demasiado Jóvenes
Fecha:Lunes, 3 de Septiembre, 2001  18:23:18 (-0300)
Autor:Alejandro <ctn @..........ar>

TODAVIA SOMOS DEMASIADO JÓVENES

Y un día me confió:

"No supe comprender nada entonces.
Debí haberla juzgado por sus actos
y no por sus palabras.
Me perfumaba y me iluminaba...
¡No debí haber huido jamás!
Debí haber adivinado su ternura
detrás de sus pobres astucias.
¡Las flores son tan contradictorias!
Pero yo era demasiado joven
para saber amarla".
        
         ANTOINE DE SAINT EXUPÉRY

Apenas estamos descubriendo la vida. Todavía somos demasiado jóvenes. Los mayores secretos están aún por descubrirse. La humanidad ensaya sus primeros pasos, rumbo al misterio. Cuanto más penetra en él, ese misterio aumenta y se esconde.

No sabemos casi nada de nosotros y mucho menos de los demás. Y nos encontramos ante las máquinas que intentan desplazarnos, pensando por nosotros, programando por nosotros, trabajando por nosotros...pero incapaces de amar por nosotros.

Aquí está lo terrible de la era tecnológica: entramos en el ritmo de la máquina-sin-amor y ya no amamos como deberíamos amar. No nos sumergimos en el mundo del amor. No comprendemos a los demás como deberíamos. Rompemos con demasiada facilidad, las relaciones (frágiles) que habíamos creado.

Marido y mujer discuten por cosas sin importancia y comienzan a odiarse, perdiendo por completo el sentido de saber "adivinar la ternura" que aún existe en los gestos y en el corazón del otro. Y el día menos pensado nos encontramos frente a otro hogar destruido: "eran demasiado jóvenes para saber amar".

Y el divorcio (¡indicador de inmadurez en el amor!) está a la mano para facilitar la separación.

"Es necesario irse a otro lado.
Hay tantos planetas inexplorados,
tantas rosas solitarias...",
piensan los ingenuos e irresponsables.

¿Se darán cuenta, también ellos, algún día, que fueron inmaduros como el Principito?

¿Comprenderán, al ver "otras rosas", que la suya era única en el mundo?

¡Cuántos conflictos entre padres e hijos que la comprensión y el diálogo podrían superar!

¡Si no fuese por esa maldita prisa en la vida!

¡Esa publicidad que nos hace desear y comprar lo que tantas veces no necesitamos!

¡Esa infeliz nivelación en que nos establecen los medios de comunicación para consumir nuestro tiempo con tonterías!

¡Ah! Si no hubiese tanta inmadurez en este mundo que se precia de adulto y se siente satisfecho por sus "progresos y desarrollos", ¡cuán hermosa sería la vida y qué unida se encontraría la familia!

Lo que vemos, en cambio, son discusiones y peleas, frialdad e indiferencia de vidas aisladas, que viven bajo el mismo techo, sin calor ni ternura, en un total individualismo en donde cada uno busca sus propios intereses y nada más.

¡Los hombres son contradictorios!
¡Son muy inconstantes!
¡No tienen raíces!

¡Es urgente madurar!

Tener principios más sólidos, más estables, más verdaderos.

¿Continuaremos "demasiado jóvenes", cuando la vida nos está pidiendo decisiones maduras, opciones equilibradas, posiciones definitivas?...

Carlos Alfonso Schmitt