Inicio > Mis eListas > gap > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 6186 al 6225 
AsuntoAutor
Federación Galácti Guillerm
Germain: ¡será est Guillerm
homosexualidad mbelvede
Re: La Homosexuali Ricardo
Diferencia Energet Thammy A
CIENTIFICOS DEMUES Ricardo
Platica Dharma / L Ricardo
Francesc Torradefl Ricardo
La Cuestion Homose Ricardo
Dos Millones de Añ Ricardo
Glocalización: 2 n Ricardo
Gestacion de la Nu Ricardo
Carne de Dios / Ri Ricardo
Re: La Homosexuali Ricardo
Contacto argentina shamannn
Encuentro Mundial cecilia
FW: PROGRAMA DE B cecilia
Bellringer: así no Guillerm
Ponencia y Registr Gabriela
La Sanacion Energe Thammy A
La Sanacion Energe GAP Vene
RE: La Homosexuali Ricardo
FW: Los medicos... Ricardo
Noticias Multidime Ricardo
Germain: una fuerz Guillerm
Enki: militares po Guillerm
Independencia del Ricardo
Galeria de fotos d Ricardo
Los Ni Ricardo
APARICIONES DE LA Ricardo
Re: Diferencia Ene Teresa U
Maestria del Amor Giovanni
Hathor: nos jugamo Guillerm
Principios Byron Pi
RAHMA - JESÚS y lo Sorem
Sexo - Amabilidad Byron Pi
Trigueirinho -El T Sintonia
Meditación: Luz C Lidia Bá
Hathor: nos jugamo Guillerm
Puentes Byron Pi
 << 40 ant. | 40 sig. >>
 
FORO GAP INTERNACIONAL
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 8120     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[GAP] Platica Dharma / La vida que tenemos ahora es la cosa m ás preciosa / Budismo en Mexico
Fecha:Jueves, 17 de Junio, 2004  00:32:53 (-0500)
Autor:Ricardo Ocampo <redanahuak @...............mx>

PLATICA DHARMA 
La vida que tenemos ahora es la cosa más preciosa / Budismo en Mexico 
 
Venerables Maestros y estimados Compañeros, 
 
Me da mucho gusto aceptar la invitación para dar una plática en el Tercer 
Encuentro de la Comunidad Budista de México. Antes que nada quisiera dar las 
gracias a todos ustedes por su asistencia y particularmente a aquellos que 
trabajaron en la organización de este evento. 
En el primer encuentro en 1999 tomamos el tema de "Las Cuatro Nobles 
Verdades". En el año 2001 seguimos con el tema de "El Sendero Óctuple". 
Ahora abordamos el tema "Y ahora qué hacemos". Esta pregunta no implica que 
hemos acabado con los otros dos temas anteriores. Apenas empezamos. Sin 
embargo, para variar, hemos estructurado el encuentro en forma diferente a 
los anteriores, investigando así otros medios hábiles para practicar juntos. 
Tengo la impresión también que la pregunta expresada en el tema está 
motivada parcialmente por el gran aumento de la violencia que vemos en la 
escena internacional. No obstante, quisiera enfocar mis observaciones en el 
contexto de la práctica budista de la Comunidad Budista y sus miembros. 
Enfocando así, no siento que estoy negando la importancia de estos 
acontecimientos mundiales. 
Reflexionando sobre el tema, pensé en el Maestro Maezumi, quien falleció 
hace siete años. Estudié budismo con él hasta que, para decirlo de alguna 
manera, me "corrió del nido". Vino a México muchas veces, desde 1980, claro, 
invitado por mexicanos. Algunos de ustedes lo conocieron. Estaba encantado 
con este país. Me dijo más de una vez, "me gusta más estar en México que en 
los Estados Unidos". Me mandó aquí, de cierto modo, como decimos allá, para 
nadar o ahogarme, y todavía no sé bien cuál de estos dos estoy haciendo. 
Pero una cosa es cierta, ha sido un buen regalo para mí. Agradezco mucho 
todo que he recibido de ustedes, de México. 
El Maestro Maezumi tenía unas expresiones favoritas, como por ejemplo, 
"simplemente sigue". Si ibas a hablar con él de todos tus problemas de la 
vida y de la dificultad de la práctica, así como esperar una respuesta, él 
te escuchaba y terminaba diciéndote, como si fuera la cosa más sabia de 
todo: "simplemente sigue". Igualmente, si encontrabas logros o una apertura 
nueva en tu práctica y hablabas con él de estas maravillas, te escuchaba y 
terminaba diciéndote, como si fuera la cosa más sabia de todo, "simplemente 
sigue". Cuando te despedías de él siempre decía, "cuídate bien." 
Al principio uno sale pensando, ¿qué quiere decir, eso de cuidarme bien?. 
¿Ya puedo comprarme el coche nuevo que me gusta tanto? ¿Debo ir al doctor? 
¿Hacer más ejercicio? ¿Dejar de fumar? Me acuerdo de las ultimas palabras de 
Buda, cuando Él se despidió de nosotros antes de morir. Citando una versión 
que he leído, dijo: "la verdadera naturaleza de todas las cosas es que lo 
que aparece tiene que desaparecer. Esfuérzate de veras por despertar". Así 
entiendo el "cuídate bien" del Maestro Maezumi. Por lo que yo recuerdo, ni 
una vez dijo "hasta luego". 
Reflexionando de esta manera, tengo cierta parte de la respuesta a la 
pregunta "¿ahora, qué hago?". Tengo una respuesta personal. Pero al mismo 
tiempo, estoy contento, porque siento que esta respuesta personal es 
congruente con los consejos de los Budas: simplemente sigue y cuídate bien. 
Propongo, como hipótesis, que "cuídate bien" significa que vivas de la mejor 
manera posible, para apreciar tu vida lo mejor posible como ser humano. 
Propongo, para considerar, que tal mejor vida posible es la que Shakyamuni 
Buda buscó y descubrió e intentó compartir. 
Probablemente todos los que han reflexionado sobre la pregunta ¿ahora, qué 
hacemos? han llegado a la misma etapa, la primera etapa, como yo. Y 
encuentran el mismo problema, que sólo tenemos cierta parte de una 
respuesta. Para avanzar, siempre tenemos que considerar COMO vamos a hacer 
las cosas. Puede parecer solamente una sofisticación diferenciar entre el 
QUE y el COMO. No obstante, propongo hacerlo para ordenar algunos 
pensamientos.  
Uno puede decidir con mucha convicción, que lo QUE debe hacerse es dedicarse 
al servicio a los demás. No obstante para realizar algo se tiene que pensar 
en COMO hacerlo. Como doctor, como abogado, como maestro, como mamá o papá. 
Si uno decide que quiere capacitarse como doctor, entonces tiene que pensar 
en cómo, ...estudiar en la UNAM, en otra escuela de medicina, como cirujana 
o cirujano, como siquiatra. Con el QUE estamos en la esfera del 
entendimiento correcto o pensamiento correcto. Con el COMO, estamos en la 
esfera de la acción, el esfuerzo, la atención y la concentración correcta. 
Ahora quisiera tratar de clarificar algo que he dicho en algunas ocasiones 
en público, que puede causar confusión y que de alguna manera está conectado 
con nuestro tema. A veces he hablado como si creyera que toda las personas, 
aún de diferentes religiones, son budistas. Esta forma de hablar viene de 
otra hipótesis que me ayuda a entender y explicar experiencias que he tenido 
y observaciones que he hecho sobre la vida. Me pregunto si no hay dos 
maneras útiles para usar la palabra budista, que reflejan cierta realidad 
del ser humano, y que nos dirigen hacia la hipótesis de que hay dos 
categorías fundamentales del Budismo. No estoy hablando de Theravada y lo 
que se han dado en llamar Mahayana, sino de lo que llamo budismo con "b" 
minúscula y Budismo con "B" mayúscula 
La palabra "budismo" con "b" minúscula viene de la antigua palabra "buda", 
con su significado literal que quiere decir "despierto o iluminado" y 
también del sufijo de latín "ismo" que quiere decir "práctica de". Entonces 
"budismo" significa "la practica de estar despierto." También, la practica 
de despertar. Para mí esta palabra tiene su sentido, o aplicación, genérico, 
intrínsecamente humano. Otra categoría de budismo es el Budismo con B 
mayúscula. El Budismo institucionalizado. Esto es el Budismo Zen, el Budismo 
Tibetano, el Budismo Theravada, etc. 
Cuando Shakyamuni Buda despertó, claramente vivió una experiencia más allá 
del alcance de las ideas, conceptos y palabras. Aún la palabra Buda no 
alcanza para describirla. No obstante, tal despertar se manifestó mediante 
la forma humana de Shakyamuni Buda y resultó en una reacción muy humana. 
Quiso compartirla con nosotros, para aliviar el sufrimiento. Esto es el qué. 
¿Pero cómo? Supo inmediatamente que no se puede transmitir tal iluminación 
con explicaciones. Entonces se puso a pensar y aparentemente (y 
afortunadamente) fue bastante inteligente, y pudo recapacitar toda su 
experiencia con mucha claridad y sintetizó una manera de expresar los 
fundamentos de la vida y un camino de práctica que nos da la oportunidad de 
despertar también. Puso su mente de ideas y conceptos a trabajar sobre el 
problema humano de cómo transmitir esta inefable experiencia a otros, y este 
trabajo dio como resultado la fórmula de las Cuatro Nobles Verdades y el 
Sendero Óctuple. Agregó al budismo esencial una estructura explicativa e 
intelectual, entonces, conscientemente creó el Budismo institucional. Con el 
tiempo, en una evolución inevitable y muy natural, tal institución fue 
cambiando hasta que aparecieron miles de instituciones Budistas con B 
mayúscula.  
Me siento un poco tonto de siempre estar aclarando si minúscula o mayúscula, 
pero si no, ¿cómo van a saber de cuál de las dos estoy hablando?. Puede ser 
por el contexto, en esto uno tiene que poner mucha atención. Aunque esto es 
un encuentro o evento budista, no sé cuántos de ustedes son Budistas. En 
nuestro grupo, el Centro Zen de México todavía la mayoría de los miembros no 
son Budistas en un sentido oficial, o institucional. La mayoría son 
católicos. Al mismo tiempo todos son budistas. 
Ahora quisiera hablar más en un nivel plural, no tanto ahora qué hago, pero 
ahora qué hacemos. Primero, repasemos brevemente un poco qué hemos hecho 
hasta la fecha actual. Algo de la historia de la Comunidad Budista se puede 
leer en nuestra página web. En resumen, empezamos hace muchos años pero 
solamente hace cinco años nos reunimos regularmente. Desde 1997 hemos tenido 
46 reuniones mensuales y tres eventos o encuentros. En toda la historia han 
participado aproximadamente 18 grupos budistas. En las juntas mensuales 
llegan un promedio de 6 grupos. Cada año hay un promedio de 6 o 7 grupos que 
asisten por lo menos la mitad de todos las reuniones del año. Hemos 
organizado tres encuentros y un día de servicio comunitario. Hemos traducido 
y publicado un libro. Hemos asistido aproximadamente a 20 eventos 
interreligiosos, y mantenido relaciones de amistad y fraternidad con la 
iglesia católica, otras iglesias cristianas, las comunidades del Islam, 
Judía, Hindú, Shik Darma y de la Mexicanidad. Entre los grupos que 
participan en la comunidad budista hay respeto, amistad y apreciación mutua. 
Siento que hemos tenido bastante éxito en lo que pretendemos hacer. De 
cierto punto de vista es fabuloso. 
Mientras, los grupos individuales también siguen madurando y fortaleciendo 
sus prácticas. El Centro Mexicano de Budismo Theravada ha fundado el Dhamma 
Vijara en Jalapa. En esta misma zona de la Ciudad de México -las colonias 
Roma y Condesa- hay cinco grupos, algunos con nuevas instalaciones, Casa 
Tíbet, Casa de Meditación Vipassana, Garuda Asociación Cultural Tibetana, la 
Sociedad Budista para la Sabiduría Compasiva y El Centro Budista de la 
Ciudad de México. En este rumbo quizás hay más centros de práctica budista 
que otras iglesias no católicas. Vemos con regularidad el surgimiento de 
nuevos grupos y nuevos proyectos. Creo que se puede decir que la enseñanza 
budista en sus varias formas está disponible y es accesible a toda la 
población del D. F., es decir, toda dentro de ciertos niveles económicos. 
Definitivamente he visto un crecimiento notable durante mis 16 años en 
México. No digo que hay grandes números de miembros en nuestros grupos, pero 
siento que hay una madurez y profundidad y que estamos en buen camino, 
estableciendo una base y un ambiente de práctica seria en el que el budismo 
puede florecer. 
Otra cosa maravillosa es que, debido a sus años de estudios y práctica 
sincera, varios de ustedes se han capacitado para enseñar el dharma y guiar 
nuevas generaciones de practicantes. Toan, Tony Karam, Chakkaratani, Gerardo 
Galli, Upekshamati, Rocío Hernández, Amalia Gómez, entre otros. Hace poco 
vino el Maestro Bodian de Rochester para formalizar un logro y una nueva 
etapa para Casa Zen, reconociendo a Gerardo como maestro en el linaje de 
Roshi Kapleau. 
Al mismo tiempo siguen llegando a México los venerables maestros de otros 
países, en todas las tradiciones Budistas, y espero que algunos vayan a 
establecer residencia aquí. No debemos tener prisa de independizarnos de 
estos maestros altamente preparados. La transmisión del dharma de un pueblo 
al otro es algo de muy largo plazo. Por ejemplo, históricamente, la 
transmisión de India a China o de China a Japón fue un proceso de cientos de 
años. Ahora todo el occidente Budista está aprendiendo de Asia. 
Sin duda, el estado de la práctica budista en México y su potencial para un 
desarrollo sano es un rayo de luz para mí. ¿Qué hacemos?: Simplemente 
seguimos. Pero debemos acordarnos que la buena fortuna que tenemos ahora no 
es un accidente. Viene de muchos años de trabajo. Muchísimos años, no 16 
años, ni 30 años, muchísimos... 
Esto me recuerda de algo que decía el Maestro Ejo Takata. Él dijo: México no 
necesita el Zen, el zen necesita a México. Es un dicho de un Maestro zen 
japonés, entonces debemos captar su sentido sin analizar, sin discusión. 
Admiro este dicho, pero yo no puedo decirlo igual que él. Solamente ofrezco 
unas observaciones quizás demasiados obvias. Creo que el budismo con b 
minúscula siempre ha estado aquí. Si no, el Budismo institucional no 
encontraría donde sembrase. 
El Sutra del corazón dice: Avalokitesvara boddhisatva, haciendo la práctica 
profunda del prajna paramita, vio claramente el vacío de todas las cinco 
condiciones (de la vida, los skandhas). En el libro sobre la filosofía 
Náhuatl, de Miguel León-Portilla, se dice que Quetzalcóatl es quien, en una 
profunda meditación, se dio cuenta de la verdadera naturaleza de Ometéotl, 
Dios de la Dualidad, "más allá de los cielos" (en el vacío), y que éste es 
"el sostén del mundo". Me pregunto, si no hay aquí un budismo (con b 
minúscula) prehispánico. 
Quizás el budismo llegó también con los españoles, no tanto con los 
conquistadores, pero con miles de hijos y hijas de Don Quijote y 
generaciones tras generaciones de inmigrantes, buscando un espacio para 
vivir, los frailes buscando dónde y como dedicar sus vidas, como Jesús, a 
los más pobres y oprimidos. Las miles de personas que huyeron de la Europa 
fascista, de los dictadores. 
El budismo, tanto el Budismo institucional como el budismo intrínsico que 
surge del corazón del ser humano, son rayos de luz para nosotros. No 
obstante, son rayos de luz entre muchas nubes oscuras. Mi propósito personal 
no es tanto despejar todas los nubes afuera de mí, sino ver dónde tienen sus 
orígenes adentro de mi, dejando que la luz se expanda lo más possible. 
Hablando de la comunidad budista, hay mucho que podemos hacer, solamente 
tenemos que escoger cuidadosamente algo razonable y hacerlo bien, y luego 
pasar a otra cosa. Cuidadosamente, porque hay cosas que podemos hacer y 
también hay cosas que simplemente no podemos ahora. Más en concreto, podemos 
tratar de incluir más grupos. ¿Por qué no participan? ¿Cómo mejorar la 
comunicación? Quizás algunos grupos no tienen confianza, porque han visto la 
gran tendencia de las organizaciones de volver al egoísmo. Algunos deducen 
que un grupo más amplio significa un ego más grande. ¿Podemos superar este 
miedo? ¿Superarlo tanto, tan obviamente, que se busque a la comunidad como 
un refugio para escapar del egoísmo?. ¿O como un espejo para ver más 
claramente el mío? 
Siempre he pensado y a veces he dicho que lo más importante es la práctica 
individual, y ésta funciona mejor en un grupo, o sangha particular, con un 
maestro o guía, y con ellos uno debe hacer su compromiso. No obstante, la 
práctica en la comunidad vale, y puede ayudar. Podemos definir proyectos y 
cumplirlos con compromiso. Podemos reflexionar sobre la ética budista. Los 
preceptos, el vinaya. Qué maravilloso si el Budismo puede llegar a tener 
fama por su honestidad y su entrega. Puede llegar el día en que la gente se 
alegre de encontrar un oficial o una secretaria o un burócrata budista, 
sabiendo que van a recibir justicia y buen trato simplemente porque son 
seres humanos. También podemos dar énfasis en lo que es fundamental, en lo 
que tenemos en común. ¿Qué pasará si dejo de dar tanto énfasis en lo que es 
mío y pienso más en el bien de todos? 
La comunidad Budista tiene algo que ofrecer. Algo importante, hasta casi 
algo clave en el desarrollo óptimo del Budismo en México. La difusión del 
dharma tiene una infinidad de canales. Algunos son pequeños, otros grandes, 
hay lo estrecho y lo amplio, lo veloz y lo lento. En México, ahora, siento 
que la comunidad budista es una vía amplia y eficiente y ofrece un campo de 
práctica que complementa la práctica de los grupos individuales. Puede 
constituirse en otro ejemplo de seres humanos trabajando juntos con ausencia 
de egoísmo. Todo el mundo está buscando esto. Dejen que esto sea visible, 
para que todos se alegren y animen. 
La vida que tenemos ahora es la cosa más preciosa. Es como una joya infinita 
con miríadas de facetas, cada una reflejando una imagen transitoria y única, 
la cual es TU vida en este instante. La esencia real de esta joya no es 
atrapable o definible con ideas y conceptos, no obstante, está siempre 
presente y podemos enseñarla con la acción. Todos somos esta misma joya. No 
hay nada o nadie afuera. Para mí, esto es el budismo esencial, con b 
minúscula. No tenemos que cuidarlo, ya es indestructible. Más bien, nos está 
cuidando y el desaparecer y renacer en cada momento es su naturaleza y su 
preciosidad. Esto es el llamado budhadarma. Esto es nirvana. 
Pero, ¿por qué no lo vivimos simplemente así? Porque así somos, y hay miles 
de enseñanzas acerca de ello. Siendo seres humanos, vale la pena estudiarlas 
en una manera ordenada, organizada, con guías y hermanos y hermanas mayores 
en el dharma que han caminado por este camino. Esto es el Budismo 
institucional. Éste, sí, debemos protegerlo y transmitirlo sin distorsiones 
del egoísmo. Esto es el Dharma de Buda. Creo que la Comunidad Budista de 
México es un medio hábil, una herramienta, un recurso importante en ese 
proceso. 
Bueno, venerables maestros y compañeros, he tratado de cumplir con el deber 
de hablar. Gracias por su atención, felicidades por el Día de Buda y cuídate 
bien. 
 
Tesshin Sanderson 
 
Centro Zen de México 
Andador Epigmenio Ibarra 16-106, Col. Romero de Terreros, México D.F. C.P. 
04310 
Teléfono/Fax: 55-54-34-71 / e-mail: czenm@... 
 
Fuente: http://www.geocities.com/czenm/platica.htm 
 
 
 
 
 
_______________________________________________________________________ 
Visita nuestro patrocinador: 
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~ 
 
          !! LLUVIA DE MILLONES EN LA PEÑA DE PRIMITIVA !! 
 
    El pasado miércoles 7 de Abril, 50 de nuestros abonados de 
  PrimiSistema100, se repartieron el MAXIMO PREMIO DE LA BONOLOTO. 
 
  Hasta ahora, nuestra Peña de Primitiva ha repartido un total de 
 
                    !!!  2,430,555 Euros !!! 
  
   Apúntese ahora y cace los millones. Visítenos sin compromiso. 
 
Haz clic aqui -> http://elistas.net/ml/140/ 
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~