Inicio > Mis eListas > gap > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 6306 al 6345 
AsuntoAutor
Experiencia de Ilu ilopez
Germain: impacienc Guillerm
Conciencia Musical Octavio
El Karma No Existe Ricardo
Los Katchina de lo Guillerm
Importante revelac Guillerm
Federación Galácti Guillerm
Participa en el Pa Ricardo
Las Enseñanzas de Ricardo
LLamado Urgente... Thammy A
Receta Byron Pi
FW: Ceremonia con Ricardo
manantialcaduceo.c Ricardo
Primer Contacto: r Guillerm
Bendiciones financ Guillerm
Puertas estelares: Guillerm
oremoos por ellos Ricardo
Separarse para Des Ricardo
Lamas del Monaster Ricardo
¡DE MI CORAZÓN AL Rv.Lc.Al
El movimiento prof Ricardo
Finalizando el Cic Ricardo
RAHMA - JESÚS y lo Sorem
NESARA: dudas razo Guillerm
Canciones del CD d Ricardo
Boletin del Pequeñ Ricardo
COCA Propiedades N Ricardo
Noticias Terraluz Ricardo
HOLA, Amig@s ..10 Rv.Lc.Al
Germain: se trama Guillerm
Ballenas: Preside Lidia Bá
NESARA: saldrá y s Guillerm
¿Un ‘mesías’ siber Guillerm
sexto y séptimo ra Byron Pi
Luz Creativa- Gap Lidia Bá
Recetas Byron Pi
Los Libros Azules Vero Vig
Importante mensaje Guillerm
Túneles de origen Guillerm
QUIEN ES EL QUE NO Ricardo
 << 40 ant. | 40 sig. >>
 
FORO GAP INTERNACIONAL
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 8266     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[GAP] ¿Un ‘mesías’ siberiano?
Fecha:Lunes, 12 de Julio, 2004  10:22:23 (+0200)
Autor:Guillermo <guillermo @.....es>

(He traducido esta curiosa información que me ha enviado
Guillermo Aguilera de la Red Investigamos Friendships)

Noticia sobre un ‘mesías’ ruso al que llaman el nuevo ‘Rasputín’

¿‘Jesús’ de Siberia?

El Maestro Vissarion lidera una de las comunidades
religiosas más grandes y más alejadas del planeta
a la que denomina “Iglesia del Último Testamento”

(Información publicada en el periódico
“The Guardian” el 24 de mayo de 2002.)

Sergei Torop era un policía de tráfico en la pequeña ciudad rusa de
Minusinsk hasta 1989, cuando anunció que era el Hijo de Dios. Ahora él
dispone de miles de seguidores y dirige una gran zona de las montañas
siberianas. Ian Traynor hace un peregrinaje

A mil metros de altitud, encima de una montaña, en lo profundo de la
taiga siberiana, el hombre de mediana edad aparece en un traje carmesí
de terciopelo y pelo marrón largo que enmarca una sonrisa beatífica. Se
sienta en una cabaña de troncos de madera encaramada en la cumbre de la
colina. Es una habitación con una vista pasmosa o imponente. Las
montañas nevadas de Sayan brillan en la distancia. El color plateado y
rosado de los bosques de abedul reluce en la luz clara del Sol. Abajo a
la derecha, hipnotiza el agua azul pura del lago Tiberkul. Detrás de la
cabaña, mucho más lejos de lo que el ojo puede ver -mil kilómetros- se
extiende el yermo siberiano privado de hábitat humano.

“Todo es muy complicado” comienza tranquilamente. “Pero para mantener
las cosas simples, sí, Yo Soy Jesús el Cristo. Eso que se prometió debe
venir a pasar. Y se prometió a Israel hace dos mil años que yo volvería,
y que regresaría para terminar lo que se comenzó. No soy Dios. Y es un
error ver a Jesús como Dios. Pero Yo Soy la palabra viva de Dios Padre.
Todo lo que Dios quiere decir, lo dice a través de mi.”

Encontramos al Mesías de Siberia, Vissarion el Cristo, el Profesor como
lo conocen miles de sus discípulos, que están convencidos de que él es
la reencarnación de Jesús de Nazaret que ha regresado a la Tierra para
salvar el mundo. “El irradia un amor increíble” suspira Herman de 57
años, ingeniero bávaro que ahora está vendiendo su hogar en Alemania
para unirse al autoproclamado mesías de la taiga. “Me reuní con
Vissarion el pasado agosto. Me dijo que tenía que seguir dos leyes. Fue
como una descarga eléctrica, como campanas que sonaban.”

Para encontrar a Vissarion, hay que volar a 3.700 kilómetros al este de
Moscú, a la ciudad siberiana meridional de Abakan, al norte de la
frontera de Mongolia. Luego se conduce durante seis horas a lo largo de
caminos llenos de baches, a través de una cadena de aldeas. Donde el
camino termina en una montaña rusa de cráteres, comienza el pantano, y
se camina penosamente con las rodillas hundidas en el barro y el hielo
durante tres horas, antes de la subida final al "salvador", una hora de
subida de escarpada por un sendero de montaña.

Para dar testimonio sobre la vida de estos retirados de la nueva era en
las aldeas de Kuragino, Imisskoye, Petropavlovka y Cheremshanka, hay que
hacerse una idea de cómo deben de haber sido las cosas en la Nueva
Inglaterra del siglo XVII con los padres peregrinos que trabajan lejos
en su nueva Jerusalén.

“La vida es muy dura aquí” dice a Denis, un emigrado ruso de 21 años de
edad que llegó la semana pasada desde Brisbane para ver si Vissarion era
realmente la respuesta a sus preguntas. "Ninguna duda sobre ello,
compañero," afirma. "Definitivamente, el Hijo de Dios."

Sus críticos en las iglesias establecidas lo acusan de lavar el cerebro
y de desfalcar sus seguidores, y afirman que “Vissarion es un charlatan
que engaña a los devotos de una secta destructiva y totalitaria". Más
prosaicamente, él es Sergei Torop, un expolicía de tráfico de 41 años de
edad y trabajador de la fábrica de Krasnodar en Rusia meridional, que se
trasladó a Siberia de joven, experimentó su despertar espiritual hace
una década, y ahora lidera una de las comunas religiosas más grandes y
más alejadas del planeta.

Combinando el eclecticismo o sincretismo de la nueva era con el
monasticismo medieval, los "vissarionitas", agrupados en unos treinta
poblados o colonias rurales en Siberia meridional, ahora ascienden a
unas cuatro mil personas. Se dedican incuestionablemente a su guru.
Pronuncian su nombre en tono silencioso o reverencial. Decoran con su
imagen sus hogares, templos y lugares de trabajo. Intercambian
reverencialmente chismes de cada acto o palabra del Maestro. Se
enfrascan en sus cuatro gruesos volúmenes de reflexiones. Sus aforismos
se aprenden de memoria y se regurgitan diariamente.

Vissarion, -que como todos los seguidores de su "Iglesia del Úlimo
Testamento", se hace llamar sólo por su primer nombre adoptado- no está
afectado por su culto a la personalidad y su siniestra resonancia en la
historia rusa. "Depende de cómo utilice mi imagen una persona" explica.
"El hombre tiene que inclinarse ante el Padre. Pero es un misterio y la
imagen permite a una persona conectar conmigo. La imagen externa puede
ayudar, en ese sentido, a consolidar sus esfuerzos."

La comuna de Vissarion está gobernada por rituales arcanos, leyes,
símbolos, rezos, himnos y un nuevo calendario. Un código estricto de
conducta se hace cumplir: no se permite ningún vicio. El vegetarianismo
es obligatorio para todos, aunque se pueden hacer excepciones para los
niños y las madres lactantes, a quienes se les permiten productos
lácteos agrios (si pueden encontrarlos). No hay agricultura animal. El
intercambio monetario está prohibido dentro de la comuna, y sólo se
permite reticentemente con el mundo exterior.

"No se permite fumar, jurar o beber," dice riendo Larissa, una madre
entusiasta de 28 años de edad, que hace tres llegó aquí desde Moscú con
su madre, como si fuera una joven de 18 años. "Todo está prohibido aquí.
No se nos permite hacer ninguna cosa excepto enamorarnos."

Los devotos incluyen a músicos rusos, actrices, profesores, doctores,
excoroneles del ejército rojo, un exdiputado y exministro de
ferrocarriles de Belarus, así como un grupo creciente de partidarios de
Europa occidental. Beben la savia del árbol abedul que ellos talan, para
construir alojamientos o viviendas, herramientas y muebles.

Viven de bayas, nueces y setas recogidas en el bosque. Cultivan patatas,
col y alcachofas de Jerusalén en un suelo inflexible. Intercambian o
hacen trueque con artesanías y legumbres u hortalizas a cambio del
alforfón o trigo sarraceno y de la cebada de las aldeas próximas.

"El hombre puede vivir en cualquier condición extrema," declara
Vissarion, con una sonrisa permanente, como la de la Mona Lisa, que se
interpreta en sus labios. "Por supuesto que es duro, especialmente para
los intelectuales y los que están acostumbrados a trabajar en las
ciudades. Pero es importante que la gente lo vea por sí mismo, y que se
vean unos a otros como lo hacen. Eso es más fácil cuando el trabajo es
duro. Hay salvación en la dificultad."

En un pico adyacente, los creyentes han montado una gran campana. Repica
en todo el valle tres veces al día. Al oírla, los fieles se hincan de
rodillas para rezar. La campana pesa 270 kilos. Los seguidores la
llevaron a pie durante 50 kilómetros, con lluvia torrencial, desde el
pueblo en donde se fundió el metal, y luego la acarrearon hasta la
cumbre. El propio Vissarion se ahorra mucho del trabajo físico. Mientras
que equipos de hombres jóvenes cavan fosos de irrigación al lado de su
chalet, él se entretiene los días largos en la cima de la montaña
pintando lienzos al óleo.

En la edad de 18 años Sergei Torop se alistó, comenzando su servicio
militar obligatorio de dos años en el Ejército Rojo, y terminando como
sargento en emplazamientos de construcción en Mongolia, antes de
trabajar por tres años como obrero del metal en una fábrica de la ciudad
siberiana de Minusinsk. Desde allí, el autoproclamado salvador,
emprendió una carrera como policía de tráfico, también en Minusinsk,
ganando nueve elogios durante su servicio de cinco años. Recortes de
empleo en 1989 le dejaron parado cuando la Unión Soviética descendió al
caos. Millones de rusos se quedaron desconcertados o perplejos sin
comunismo y anhelaban respuestas. La llegada de la nueva era también
coincidió con el renacimiento de Sergei como Vissarion.

Miles de personas, la mayoría de las cuales eran profesionales educados
en ciudades de la Rusia europea, esposas abandonadas, maridos y niños,
se reunieron en la Iglesia del Último Testamento, repitiendo la huída de
los cismáticos a Siberia desde la Rusia europea hace unos 350 años para
escapar de la persecución de la Iglesia Ortodoxa. Los descendientes de
los cismáticos comparten ahora algunas de las mismas aldeas con los
visarionitas, que han asimilado muchos elementos del ritual ortodoxo,
pero cuyo sistema de creencias también abraza un eclecticismo o
sincretismo, algunos dicen que incoherente, una mezcla de valores
budistas, taoístas y ecologistas.

Durante siglos, los espacios abiertos de Siberia han atraído a
sectarios, chiflados e inconformistas o disidentes. La década
postsoviética ha revivido esa tradición, trayendo un auge en el
evangelismo y en los cultos de la nueva era. De 140 organizaciones
religiosas registradas en la república de Khakassia, dice Nikolai
Volkov, el principal funcionario del Gobierno local que se ocupa de los
asuntos religiosos, 28 organizaciones corresponden a "nuevos movimientos
religiosos", ya que se ha doblado el número de sectas de la nueva era.

Para la Iglesia del Último Testamento, ahora es el año 42 de la nueva
era, que los creyentes fechan desde el nacimiento de Vissarion en 1961.
La Navidad se ha suprimido y se ha reemplazado por un día de fiesta el
14 de enero, el cumpleaños del Maestro. El día de fiesta más grande del
año cae el 18 de agosto, aniversario del primer sermón de Vissarion en
1991, cuando el "salvador" descendió de la montaña a caballo para unirse
a los miles de juerguistas que se divertían ruidosamente en el río que
discurre por la aldea de Petropavlovka.

Al este se halla la Ciudad del Sol. Es aquí, al pie de la montaña donde
vive su ‘salvador’ con su esposa y seis niños (incluida una niña pequeña
adoptada de una madre soltera en la comuna), que congrega a los más
fieles y comprometidos de los visarionitas.

En una pequeña extensión de terreno del pantano de turba de la taiga,
que han despejado de abedul y de cedro, viven 41 familias en cabañas de
madera y yurtas de fieltro (típicas de los nómadas). Los hombres llevan
trenzas y barbas, las mujeres el pelo largo y las faldas largas. La
mayoría de ellos tienen una media de treinta años.

La risa nerviosa de los niños está alrededor. Hay una escuela y un
jardín de infancia. El índice de natalidad aquí es mucho más alto que en
la aldea rusa media.

El humor es alegre y apocalíptico. "¿No has oído?" ríe Igor cuando nos
guía a través del pantano. "Un cometa va a estrellarse contra la Tierra
el año próximo." Con su barba, vara de abedul, túnica y sombrero de
fieltro de aspecto uzbeco, el alcohólico rehabilitado de 48 años de San
Petesburgo parece que se ha salido del equipo del Señor de los Anillos.

Si el cometa amenazador pone en peligro a la mayoría de la Humanidad, la
Ciudad del Sol es el Arca de Noé. La misión de Rusia, en la mejor
tradición ortodoxa del mesianismo de la "Tercera Roma", es redimirnos al
resto de nosotros. "Esta parte central de la Siberia es la parte del
mundo que puede sobrevivir mejor," explica Vissarion. "y ésta es una
sociedad que puede resistir grandes cambios y ser más receptiva a una
mejor comprensión de la verdad."

Por ahora, aunque, el Apocalipsis puede esperar, hay trabajo que hacer y
palabra que difundir. En años recientes Vissarion ha estado en Nueva
York, Alemania, Holanda, Francia e Italia en busca de conversos. Por
primera vez acaban de invitarlo a Inglaterra, donde espera predicar
‘pronto’.

Tal lanzamiento internacional alimenta la sospecha de que vive a costa
de sus discípulos. Pero insiste en que ni él ni su Iglesia tiene ninguna
"renta regular", que sus viajes al extranjero "están patrocinados" por
sus anfitriones. Su chalet, accionado por baterías solares y un pequeño
molino de viento, es modesto, aunque más cómodo que los hogares de sus
seguidores. Está también más alejado, una subida escarpada de una hora
por un sendero desde la Ciudad del Sol.

"He estado con él diez años, lo conozco bien," dice Vadim un antiguo
batería en una banda de rock rusa y hombre de confianza de Vissarion.
"Él es la única persona que conozco que vive lo que predica. Dicen que
es un mentiroso y un tramposo, tomando el dinero. Pero sólo describen la
forma en que se comportan ellos mismos."

A las siete de la mañana los hombres y algunas mujeres emergen de sus
cabañas para fluir hacia el centro de la "ciudad", marcado por un
círculo del fango rodeado de piedras, en el centro de las cuales
permanece un ángel de madera tallada, las alas extendidas, y encapsulado
con el símbolo de los visarionitas, una cruz dentro de un círculo. Esto
es un ritual diario. Los fieles se arrodillan en tablones de madera
cortos, murmuran oraciones y cantan himnos, conducidos por un hombre con
un rico barítono. Luego unen las manos en círculo alrededor de las
piedras, elevan sus cabezas a la montaña, de donde creen que Vissarion
les observa, y cantan alabanzas a "nuestro Padre compasivo."

La "inmortalidad es la única cualidad del alma humana, pero la humanidad
tiene que aprender cómo alcanzarla, cómo vivir eternamente," dice
Vissarion tranquilamente antes de cubrir su cabeza con un manto blanco y
de alejarse arrastrando los pies. "Hay un lugar en el Nuevo Testamento
en donde Jesús dice que el tiempo vendrá cuando ya no hable en
parábolas. Ese tiempo ha llegado: el momento para que la gente vea el
propósito de la vida."

Enlaces directos a enseñanzas y fotografías de Vissarion:
http://www.vissarion-unifaith.org/visspan.htm
http://www.vissarion-unifaith.org/photo_gallery.htm

Suscribase al grupo de investigación de Guillermo Aguilera:
investigamosfriendships-subscribe@...

(Traducido por Guillermo Herrera)

Nota.- El traductor no se hace responsable de la información,
comentarios u opiniones personales contenidas en este texto. Cualquier
reclamación relacionada con el contenido se debe dirigir al autor del
mensaje.

Por favor, no pidan al traductor que les dé de alta o baja en la
suscripción ya que no tiene esa capacidad. Yo nunca envío mis emails
directamente a nadie sino que lo hacen las redes o listas. Por lo tanto
para darse de alta o baja deben seguir las instrucciones de cada lista
que vienen al final de cada email y que consiste simplemente en enviar
un email en blanco a la dirección de alta o de baja. El proceso es
automático y no hay que solicitar nada a nadie.




_______________________________________________________________________
Visita nuestro patrocinador:
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~

          !! LLUVIA DE MILLONES EN LA PEÑA DE PRIMITIVA !!

    El pasado miércoles 7 de Abril, 50 de nuestros abonados de
  PrimiSistema100, se repartieron el MAXIMO PREMIO DE LA BONOLOTO.

  Hasta ahora, nuestra Peña de Primitiva ha repartido un total de

                    !!!  2,430,555 Euros !!!
 
   Apúntese ahora y cace los millones. Visítenos sin compromiso.

Haz clic aqui -> http://elistas.net/ml/140/
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~