Inicio > Mis eListas > gap > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 6481 al 6520 
AsuntoAutor
Desdoblamiento y V GAP Vene
FW: Esto es muy se Ricardo
Fwd: LA ACTIVACION GAP Vene
Grupo de anclaje e GAP Vene
Velacion En Franci Ricardo
EL VERDADERO SERVI Lillian
Noviembre 24-28 / Ricardo
Boletin El Pequeño Ricardo
La Conexión Crista Ricardo
Seguimos siendo am Thammy A
Nesara: indicios f Guillerm
Perú: hallada 'la Guillerm
Invocación para ma Guillerm
La gran mutación Guillerm
Perseid Meteors an Ricardo
Encuentro Iberoame Lisbeth
Venezuela: Referen Ricardo
BOLETÍN ECOVISIONE Ricardo
Federación Galácti Guillerm
La Luz Invisible d Ricardo
El Eneagrama Ricardo
Física hiperdimens Ricardo
El Ciberespacio - Ricardo
DIOS Y EL RIACHUEL asocvecl
Sectas iluminoides Guillerm
MEDITACION en CON Rv.Lc.Al
Rusos hallan resto Guillerm
Credenciales para Guillerm
Termina un ciclo d Guillerm
hablar con la Mad Sintonia
Activando maestros Guillerm
¿Puerta estelar en Guillerm
Sobre La Red de Am Ricardo
La Voz de Dios - D Ricardo
La vieja energía s Ricardo
¿La Atlántida en I Guillerm
Visión de George W Guillerm
¿Quién es la negoc Guillerm
Tres días de obscu mbelvede
El Karma no es ley Lillian
 << 40 ant. | 40 sig. >>
 
FORO GAP INTERNACIONAL
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 8416     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[GAP] Boletin El Pequeño Labriego Edicion Agosto 2004
Fecha:Domingo, 8 de Agosto, 2004  23:50:06 (-0500)
Autor:Ricardo Ocampo <redanahuak @...............mx>

From: littleworker@144000.net (Boletin del Pequeño Labriego) 
Date: Fri, 06 Aug 2004 11:51:43 -0500 
Subject: Boletin El Pequeño Labriego Edicion Agosto 2004 
 
 ________________________________________________________ 
 
                   *** El Pequeño Labriego *** 
 ________________________________________________________ 
 
                        Edición: Agosto, 2004 
 
 Publicado por el Comité de Difusión del Tercer 
 Testamento 
 
 Nota: si tu sistema no despliega caracteres como acentos 
 o la letra enie, por favor accesa la pagina referenciada 
 debajo para que puedas adecuar tu sistema para ello. 
 
             http://144000.net/teclado.htm 
 
 ________________________________________________________ 
  ediciones anteriores en http://144000.net/boletin/ 
 
 ___________ 
 CONTENIDO: 
 
                    - Primera palabra 
                    - Nuestro destino 
                    - El mal no es misión ni destino de nadie 
                    - Palabra final 
 
 ________________________________________________________ 
 
 - Primera palabra: 
 
 Desde el principio de la historia humana, el hombre ha 
 tenido la curiosidad de saber sobre su futuro, sobre las 
 cosas que le esperan, sobre lo que ha de venir. 
 
 Es así como desde las culturas más antiguas hasta nuestros 
 días, nos encontramos con prácticas y ciencias de 
 adivinación que van desde los oráculos babilónicos hasta 
 la parapsicología, desde el I Ching hasta el ocultismo, 
 pasando por la aruspicina basada en la lectura de las 
 entrañas de animales, la ornitomancia que busca adivinar 
 el futuro por el vuelo y canto de los pájaros, la lectura 
 de caparazones de tortugas, de té o café, de cristales, de 
 manos, de cartas del tarot y tantas otras, para terminar 
 con aquella que desde la antigüedad hasta el día de hoy 
 sigue siendo una de las formas de adivinación inductiva 
 más popular: la astrología. 
 
 De esa misma manera, han surgido un sin fin de corrientes 
 religiosas y filosóficas que han tratado de explicar a 
 través de sus teorías el destino del espíritu, teorías que 
 van desde las adoptadas por diferentes corrientes 
 cristianas que aceptan que solamente el destino final de 
 un individuo está predeterminado por la inalterable Ley de 
 Dios, sin implicar esto la negación del libre albedrío, o 
 por otras teorías de gran severidad como las propuestas 
 por Agustín de Hipona o por Juan Calvino, quienes en su 
 teoría de predestinación doble planteaban que no todos los 
 hombres habían sido creados en igualdad de condiciones, y 
 por la misma razón para algunos la vida eterna era 
 ordenada de antemano, mientras que para otros, no quedaba 
 mas que la condenación eterna. Estas y muchas otras 
 propuestas fueron lanzadas por diferentes teólogos, 
 algunas más liberales que otras, hasta llegar a la 
 propuesta del teólogo suizo Karl Barth en el siglo XX, 
 quien sostenía que la voluntad de Dios revelada en 
 Jesucristo convierte a todos en elegidos a través de Él, 
 es decir, todos tenemos prometida la salvación. 
 
 El tema principal de nuestro boletín de este mes, no será 
 analizar esas teorías y filosofías que han sido expuestas 
 por la inquietud de los hombres a través de la historia, 
 ni será nuestro objetivo el juzgar cuáles están más lejos 
 o cerca de la verdad; nuestro objetivo es el de analizar, 
 meditar y tratar de comprender a través de las enseñanzas 
 divinas entregadas a la humanidad en este Tercer Tiempo, 
 cuál es el verdadero destino del espíritu y cuál es la 
 forma de llegar a Él. 
 
 ________________________________________________________ 
 
 - Nuestro destino 
 
 Antes que nada, es importante que tratemos de elevar 
 nuestra mente y espíritu para poder encontrar toda la luz 
 que encierran las enseñanzas divinas; es necesario ver más 
 allá de las letras, más allá de las palabras, es vital 
 penetrar en la esencia y no quedarnos en la forma. 
 
 Para lograr esto, es primordial admitir que Dios es 
 infinito, para así comprender que las pruebas de amor que 
 nos da en cada momento de nuestra existencia no tienen 
 límite, llegando al grado de hacerse semejante a nosotros 
 para darnos a través de Su sacrificio y ejemplo, la prueba 
 de amor más grande que pudiéramos concebir; ése será el 
 primer paso para entender que el amor del Padre está 
 ligado a nuestro destino. 
 
 Porque en Su amor que es infinito, todos Sus hijos somos 
 iguales, todos somos dignos de ser salvados, sin importar 
 los aciertos o equivocaciones; habrá tantas oportunidades 
 como sean necesarias para alcanzar esa luz que nos permita 
 elevarnos por encima de nuestras debilidades y falta de 
 espiritualidad, para acercarnos cada vez más a nuestro 
 destino, que es el camino de la perfección. 
 
           "Humanidad: Jamás he querido que os 
           perdáis. Es injusto que tengáis ese 
           concepto de Mí, que penséis que haya 
           creado seres que irremisiblemente tengan 
           que perderse, que haya señalado ese 
           destino a los hijos de Dios. Comprended 
           que vuestro destino es otro, es el de 
           vivir eternamente, y no unos cuantos, 
           sino todos, porque todos sois mis 
           hijos". 
 
           "Si descendí al mundo haciéndome hombre, 
           fue para mostraros en los ejemplos de 
           aquel sacrificio el cumplimiento de la 
           misión señalada por mi Divinidad". 
 
           "Os digo que esa sangre fue vertida para 
           trazar el sendero de restitución a todos 
           mis hijos, y que si alguno no hubiera 
           alcanzado ese beneficio, ¡por ese sólo 
           hijo me haría hombre nuevamente y daría 
           mi sangre por salvarle!" 133:7 
 
 Analizando estas frases de profunda sabiduría podremos 
 comprender que nadie se perderá, que el destino de todos 
 los espíritus es el mismo, pero también a través de ellas 
 deberemos comprender que no es en sí la sangre derramada 
 de Jesús la que nos salva; si así fuera el mal y el dolor 
 se hubieran alejado desde hace mucho tiempo de nosotros; 
 lo que nos salva, lo que nos guía a nuestro destino es 
 aprender y poner en práctica el ejemplo de Cristo, Su 
 sacrificio, Su entrega total, Su lucha ante las 
 adversidad, Su fuerza para derrotar a la tentación en 
 forma constante, Su humildad, Su capacidad de compasión 
 para con todos, Su potestad sobre las tinieblas, Sus 
 pruebas de amor infinito; eso es lo que nos salva, lo que 
 nos redime, eso es lo que nos guía hacia nuestro destino; 
 ese es el significado de aquellas palabras vertidas por el 
 Divino Maestro en el Segundo Tiempo: "Yo soy el camino, la 
 verdad y la vida, nadie viene al Padre sino por Mí". 
 
           "Ahora puedo deciros que no fue la hora 
           en que se derramó mi sangre en la cruz 
           la que marcara la hora de la redención 
           humana." 
 
           "Si tal afirmación hubiera sido cierta, 
           ¿por qué a pesar de que aquel sacrificio 
           ya fue consumado, los hombres siguen 
           pecando y también sufriendo?" 
 
           "Mi sangre aquí quedó, en el mundo 
           presente, viva, fresca, trazando con la 
           huella sangrienta de mi Pasión el 
           sendero de vuestra restitución que os 
           llevará a conquistar la morada que os 
           tiene prometida vuestro Padre". 
 
 
 ¡Basta ya de pensar en el fatalismo, basta de creer que 
 somos el producto de un capricho divino o marionetas 
 movidas por la voluntad de un titiritero monumental! 
 
 Somos espíritus hechos a imagen y semejanza de un Padre 
 infinito y omnipotente, seres en cuyo interior han sido 
 puestas todas las facultades, todas las virtudes y todos 
 los dones necesarios para ir escalando hacia ese destino 
 que nos espera a todos en el Seno Divino. 
 
 Somos espíritus dotados del libre albedrío que nos da el 
 derecho de decidir, de aprender, de equivocarnos y 
 recapacitar, y por si fuera poco, hemos sido dotados de 
 una conciencia, esa voz divina que es como un faro que nos 
 guía en las tempestades para llegar a ese destino por 
 méritos propios, por propia voluntad. 
 
 Son muchas las veredas, muchos los senderos que hemos 
 creado para llegar al camino, el único, el verdadero; ese 
 camino es la Ley divina, ese es nuestro destino. 
 
           "No seáis fatalistas, afirmándoos en la 
           creencia de que vuestro destino es 
           directamente el que Dios puso en vuestro 
           camino, y si sufrís es porque estaba 
           escrito, y si gozáis es porque también 
           estaba escrito". 
 
           "Yo os he convencido de que lo que 
           sembréis, eso tendréis que recoger. Mas 
           oíd bien, porque habrá veces en  que 
           recogeréis de inmediato la cosecha y en 
           otras ocasiones vendréis en nueva 
           existencia a segar y recoger vuestra 
           simiente. Analizad esto que acabo de 
           deciros y destruiréis muchos malos 
           juicios sobre mi justicia y muchas 
           confusiones".195:53 
 
 ¡Qué difícil es para muchos reconocer el amor de Dios en 
 su camino cuando las cosas no salen bien, cuando la 
 desgracia y las pruebas tocan a su puerta! Cuando la 
 desolación hace presa de multitudes alrededor del planeta, 
 vociferan reclamando a Dios su injusticia para con ellos y 
 lo hacen responsable de todos los males que aquejan a la 
 humanidad, sin tener la humildad de reconocer que todo 
 aquello que recogemos, tanto lo bueno como lo malo, es 
 simplemente el fruto de lo que hemos sembrado. 
 
           "¿Por qué muchos de vosotros teméis que 
           vuestro destino haya sido escrito por Mí 
           con pruebas, dolores, castigos o 
           desgracias? ¿Cómo podéis concebir que 
           quien os ama con perfección, os depare 
           un camino de abrojos?" 
 
           "En verdad os digo que el camino azaroso 
           y sembrado de vicisitudes, es el que 
           vosotros tomáis por vuestra voluntad, 
           creyendo que en él están los placeres, 
           la libertad, la felicidad, sin 
           comprender que es precisamente en el 
           camino destinado a vosotros y del cual 
           os apartáis, en donde se encuentra la 
           verdadera paz, la seguridad, la fuerza y 
           la salud, el bienestar y la abundancia". 
 
           "Este camino que en mi Doctrina vengo a 
           ofreceros, es el destinado a vuestro 
           espíritu desde vuestra formación, para 
           que, viniendo por él, lleguéis a 
           encontrar lo que anheláis". 
 
           "Siempre que pasa algo mal en vuestra 
           vida, estad seguros de que es obra 
           vuestra; mas entonces os preguntáis: 
           -¿Por qué lo permite Dios? ¿Él no 
           sufrirá por nuestros pecados, no llorará 
           al vernos llorar? ¿Qué le costaría 
           evitarnos estas caídas?" 
 
           "Yo os digo que mientras no améis, Dios 
           será para vosotros algo que no podréis 
           entender, porque la magnanimidad de 
           vuestro Creador está por sobre vuestra 
           comprensión". 
 
           "Haceos fuertes, grandes, sabios, 
           aprended a amar; cuando améis, no 
           tendréis la infantil tendencia de querer 
           analizar a Dios, porque entonces lo 
           miraréis y lo sentiréis, y con eso os 
           bastará". 
 
 El destino de todos es uno mismo y es eterno y universal, 
 ese destino es Dios; es por eso que el destino de todos 
 los espíritus está ligado al bien, mas a causa del uso 
 equivocado del libre albedrío algunos retrasamos la 
 comprensión de estas verdades y nuestro anhelo de penetrar 
 en el camino que nos guíe hacia Él; mas aún así, tarde o 
 temprano todos alcanzaremos ese destino, porque esa es 
 nuestra naturaleza, esa es la fuerza que mueve al mundo 
 aunque muchos se nieguen a reconocerlo. 
 
           "De vuestro destino no podéis huir, no 
           podéis desconocer la misión ni los dones 
           que el Padre os ha confiado, porque en 
           vosotros mismos están esos dones y ese 
           destino y ¿acaso podéis huir de vosotros 
           mismos?" 
 
           "Nadie puede apartarse de sí mismo, por 
           lo tanto, meditad: Este destino 
           espiritual es la fase más bella de 
           vuestra existencia, es la misión más 
           alta y noble de cuantas el Señor os ha 
           confiado, y en ella están la gracia, la 
           dicha y la satisfacción más grande que 
           el Padre ha creado para vosotros". ME 
           25:11 
 
           "Esta vida material no es vuestra 
           gloria, ni es vuestra patria, es tan 
           solo un paso transitorio y fugaz; aunque 
           en ella haya mucho que saborear y 
           experimentar, tomad esta vida de una 
           forma más espiritualizada. Si sabéis que 
           desde el principio habéis sido 
           destinados para llegar al seno del Padre 
           ¿quién podrá huir de su propio destino? 
           ¿quién puede dejar de ser hijo de Dios? 
           ¿quién puede renunciar a su conciencia?" 
           ME 37:22 
 
 Nadie ha dicho que sea fácil cumplir con ese destino o 
 llegar a él, porque el destino está ligado a las pruebas, 
 a la restitución y a las misiones que debemos realizar; 
 está ligado a la elevación del espíritu, a su 
 perfeccionamiento, a su regeneración, pero jamás hemos 
 estado solos para lograr nuestra tarea, nunca nos ha 
 faltado ejemplo, consejo o guía, siempre ha puesto el 
 Padre a nuestro paso seres y lecciones que nos ayuden en 
 el camino de perfeccionamiento. 
 
           "El destino tiene la piedad que Dios ha 
           puesto en él, el destino de los hombres 
           está lleno de la bondad divina". 
 
           "Vosotros no encontráis muchas veces esa 
           bondad porque no la sabéis buscar". 
 
           "Si dentro del destino  marcado por Mí a 
           cada espíritu vosotros trazáis un camino 
           duro y amargo, Yo trato de endulzarlo, 
           mas nunca de aumentar su amargura". 
 
           "En este mundo, cada uno de vosotros 
           está colocado por la sabiduría de Dios 
           en su sitio y cerca de quien debe estar. 
           A cada hombre le es asignado el círculo 
           donde debe habitar, en el cual hay 
           espíritus encarnados y desencarnados con 
           los que debe convivir". 
 
           "Así, cada quien en su camino, todos 
           vais encontrando a los que os han de 
           enseñar el amor que os eleva, otros 
           recibiréis el dolor que os purifica. 
           Unos os harán sufrir porque así lo 
           necesitáis, mientras otros os darán su 
           amor para compensar vuestras amarguras, 
           pero todos tienen un mensaje para 
           vosotros, una enseñanza que debéis 
           comprender y aprovechar". 
 
           "Buscad en cada uno de vuestros hermanos 
           la parte buena que os presenta para que 
           aprendáis de él, así como la parte mala 
           para que le ayudéis a elevarse y de esa 
           manera iréis por el camino, ayudándoos 
           los unos a los otros". 
 
           "Cada ser humano es una lección, una 
           esperanza de amor o desamor que al fin 
           os da su verdad, dulce o amarga; y así 
           iréis, de lección en lección, a veces 
           aprendiendo y a veces enseñando, porque 
           también debéis entregar a vuestros 
           hermanos el mensaje que hayáis traído a 
           la Tierra". 
 
           "¿Por qué habéis despreciado a vuestros 
           semejantes que el destino ha puesto en 
           vuestro camino? Les habéis cerrado la 
           puerta de vuestro corazón sin saber la 
           enseñanza que os traían". 
 
           "¡Cuántas veces habéis alejado de 
           vosotros precisamente a quien traía un 
           mensaje de paz y consuelo a vuestro 
           espíritu, y luego os quejáis cuando sois 
           vosotros los que habéis llenado vuestro 
           cáliz de amargura!" 
 
           "El hombre tiene un tiempo para hacer su 
           obra y otro para responder de lo que 
           hizo; este último tiempo es el que 
           vivís, por eso todos sufrís y lloráis. 
           Así como vosotros tenéis un tiempo para 
           sembrar y otro para cosechar, Dios 
           también tiene uno que os concedió para 
           cumplir su Ley y otro para manifestar su 
           justicia". 
 
           "Son tiempos de justicia en que debéis 
           meditar sobre vuestro destino, para que 
           a través de la meditación y de la 
           espiritualidad escuchéis la voz de la 
           conciencia, que no confunde ni engaña y 
           sí os conduce por el sendero de la paz". 
           TT 11 
 
 ¿Qué pasará cuando lleguemos a la conquista de ese 
 destino? ¿Qué sucederá con el espíritu que logra esa 
 redención a través de sus méritos para llegar al seno del 
 Padre? ¿Acaso perderemos nuestro libre albedrío? ¿Acaso se 
 acabarán la actividad y el aprendizaje para el espíritu? 
 
 Si así pensamos, estamos en un completo error; no debemos 
 ver a nuestro destino como el punto final de un largo 
 camino, sino como una constante que nos acercará a la 
 perfección; nuestro destino comenzó a escribirse en el 
 instante mismo en que brotamos del seno divino; todos los 
 actos de nuestra existencia forman parte de ese destino 
 que nunca se acaba, ¿por qué? Por una sencilla razón, 
 nuestro destino es parecernos cada día más a nuestro Padre 
 y Creador y esa es tarea que  jamás tendrá fin. 
 
           "El destino de los hijos de la 
           Naturaleza está en la Tierra, ahí 
           empieza y ahí acaba; en cambio, el 
           destino del espíritu empezó en Mí y no 
           terminará nunca, porque cuando se eleve 
           sobre la vida terrestre, cuando vaya más 
           allá de las moradas de perfeccionamiento 
           y penetre en la perfección, irá de una 
           mansión a otra, descubriendo nuevos 
           mundos de sabiduría, gozando más, amando 
           más". TT 320:35 
 
           "Recorred la senda paso a paso, vivid en 
           la Tierra, pero mirad siempre al Cielo; 
           pensad que estáis viviendo la vida 
           eterna, desde el momento que habéis dado 
           principio a vuestra jornada, y que cada 
           prueba que pasáis os acerca a Mí y cada 
           etapa hace más breve el tiempo de 
           vuestro retorno". TT 320:51 
 
 
 ________________________________________________________ 
 
 - El mal no es misión ni destino de nadie 
 
 ¿Alguna vez te ha tocado escuchar a alguien decir que una 
 determinada persona por sus errores o por el daño que haya 
 podido causarle a otros estaba destinada para hacer el mal 
 o que su misión era precisamente esa? Yo si he escuchado 
 ese tipo de comentarios con frecuencia, y es por eso que 
 me gustaría que abordáramos ese tema por un momento. 
 
 Nadie tiene como misión hacer el mal; ninguno de los seres 
 creados por nuestro Padre está destinado a él. 
 
 Si Dios permite el mal, no es porque haya creado seres 
 específicamente destinados para ello, o porque se 
 complazca con nuestro dolor y desgracia, sino que en su 
 infinita sabiduría, en su inagotable amor por nosotros, 
 nuestro Padre se vale del mal que creamos, de nuestra 
 tiniebla y de los errores que cometemos para darnos 
 lecciones que tarde o temprano han de enseñarnos y nos 
 darán la fuerza necesaria para vencernos a nosotros mismos 
 y volvernos cada vez más fuertes en la lucha. 
 
 Aún sin saberlo, aquellos que hacen el mal ocasionando 
 sufrimiento y desventura a los demás, están siendo aliados 
 del bien, instrumentos de la justicia divina, porque para 
 nuestro Padre no existe el desperdicio, aún de la más 
 profunda tiniebla siempre saca luz. 
 
 Nuestro destino no es el sufrimiento, no es la tiniebla o 
 el dolor, pero mientras nosotros no lo comprendamos así, 
 nuestro Padre seguirá usando ese dolor que creamos para 
 darnos enseñanza. 
 
           "Desde que se levantó el primer 
           desobediente delante de mi Ley, ¡cuánta 
           miseria y cuántas tinieblas dejó a su 
           paso! desde entonces existe el mal como 
           una fuerza invisible. Yo permití que 
           existiera esa fuerza sólo para someteros 
           a prueba y por vosotros mismos quiero 
           exterminarla". 3:27 
 
           "Así en este tiempo, Yo permito que la 
           tiniebla llegue al corazón, para 
           templaros. Porque no es la tiniebla ni 
           el mal quien se vale de Dios, soy Yo 
           quien la usa para que descubráis todo 
           ese tesoro que lleváis, unas veces 
           oculto por vuestras pasiones y otras por 
           el velo de vuestra ignorancia". 
 
 He aquí uno de los ejemplos más claros que el Divino 
 Maestro nos ha dejado para que podamos comprender de qué 
 manera nuestro Padre hace surgir luz de la tiniebla, para 
 que entendamos que jamás el mal podrá vencer al bien y 
 para que meditemos en que es cada uno de nosotros el que 
 va construyendo su camino con amor o desamor según su 
 propia voluntad; pero sobre todo, para que comprendamos 
 que tarde o temprano, esas lecciones que vamos viviendo, 
 nos llevarán a la libre decisión de labrar nuestro destino 
 con actos de amor verdadero. 
 
           "Hay quien me dice: -Maestro, si Tú todo 
           lo sabes, si aun antes de que las 
           criaturas sean, Tú las conoces, ¿sabíais 
           que en aquel tiempo Judas iba a 
           entregarte?- ¡Ah, entendimientos rudos 
           que llegáis aún en estos tiempos a 
           formular semejantes preguntas! Yo que 
           todo lo sé por eso lo escogí, porque 
           sabía que aquel hombre no podría obrar 
           de otra manera, y era indispensable que 
           me sirviese de cada una de las 
           imperfecciones de mis discípulos para 
           entregar una lección". 
 
           "El discípulo aquel que traicionó a su 
           Maestro es un símbolo, un libro abierto 
           que existe en cada conciencia humana, 
           para que supieseis entender su 
           significado y escuchar sus enseñanzas". 
 
           "Sabed que en cada hombre habita un 
           Judas. Sí, discípulos, porque en vuestro 
           caso la materia es el Judas del 
           espíritu; la materia es la que se opone 
           a que brille la luz de la 
           espiritualidad, la que acecha al 
           espíritu para hacerlo caer en 
           materialismo, en bajas pasiones". 
 
           "Mas no porque sea vuestra materia la 
           que os orille al abismo, vais a 
           condenarla, no, porque la necesitáis 
           para vuestro adelanto y la venceréis con 
           vuestra espiritualidad, como Yo vencí a 
           Judas con mi amor". 150:65-68 
 
           "No tenéis derecho a maldecir o juzgar a 
           aquél que es vuestro hermano, al que en 
           un instante de ofuscación faltó al amor 
           y a la fidelidad que debía a su Maestro. 
           Si vosotros le culpáis de mi muerte, 
           ¿por qué no le bendecís sabiendo que mi 
           sangre fue derramada para la salvación 
           de todos los hombres? Mas os valdría 
           orar para pedir que ninguno de vosotros 
           caiga en tentación, porque la hipocresía 
           de los escribas y fariseos aun existe en 
           el mundo". 
 
           "¿Creéis que aquél discípulo ya hubiese 
           venido destinado por Dios para 
           traicionar a su Maestro? No, pueblo, no 
           era necesario que nadie me entregara, la 
           hora había llegado, los perseguidores 
           acechaban mi paso, el cadalso me 
           esperaba". 
 
           "Aquél varón, como todos los demás que 
           me siguieron, había sido escogido 
           también para sembrar la semilla del 
           amor, flaqueó en el momento decisivo al 
           volverle la espalda al que tanto le 
           había amado, para ponerse del lado de 
           los que querían la vida del Maestro; 
           sólo porque comprobó que Jesús no era 
           Rey de la Tierra, sino de un mundo 
           desconocido y el corazón del discípulo 
           todavía soñaba con la riqueza de este 
           mundo". 
 
           "¡Cuán grande fue el arrepentimiento de 
           Judas cuando escuchó en su conciencia 
           una a una las frases que había aprendido 
           de Jesús, cuán grande su dolor al pensar 
           para lo que había sido llamado y cuál 
           era su obra!" 
 
           "Os digo todo esto para que si alguno de 
           vosotros me traicionase en este tiempo, 
           no quiera disculparse diciendo que tal 
           vez para esto había venido destinado". 
 
           "Nadie ha sido destinado para 
           traicionar; todos habéis sido llamados 
           para redimiros con amor". 
 
 ________________________________________________________ 
 
-Palabra final 
 Amados hermanos: 
 
 Quiero tomarme la libertad de compartir con todos un 
 pequeño aprendizaje de mi vida material que me ha llevado 
 a meditar sobre el destino y a comprenderlo mejor: 
 
 Cuando yo era niño, como casi todos los pequeños de mi 
 edad era desordenado y sucio; todas mis cosas estaban 
 siempre regadas por "el perchero grande" como le llamaba 
 mamá al suelo, donde siempre dejaba todo: ropa, libros, 
 juguetes. En varias ocasiones, unas con paciencia y otras 
 con no tanta, mamá me repetía que es más fácil ser 
 ordenado que no serlo, porque cuando lo eres, siempre 
 sabes donde está aquello que buscas; en cambio, cuando no 
 lo eres, todo se convierte en un caos y además, tarde o 
 temprano tendrás que arreglar tu desorden y colocar todo 
 en su lugar, lo que te llevará mucho más tiempo y 
 problemas de los que te podría llevar hacerlo desde un 
 principio; esas son las reglas, así debe ser, y la 
 consecuencia de no hacerlo, sería perder lo que más amaba, 
 que era la libertad para hacer lo que me daba la gana. 
 
 Con el paso de los años me di cuenta de que mamá tenía 
 razón, porque en mi desorden muchas veces perdía las cosas 
 que me eran importantes, como las tareas, los libros, o 
 mis juguetes favoritos, el suéter que tanto me gustaba, mi 
 libertad como restitución de mi rebeldía... en fin... 
 todas esta perdidas me hicieron recapacitar en las 
 palabras de mamá y un día, decidí volverme ordenado y ¡oh 
 sorpresa! Todo fue más fácil desde ese momento, incluso en 
 mi cabeza las ideas se volvieron más claras, el tiempo 
 pareció multiplicarse por dos, en fin; todo ha sido mejor, 
 desde entonces he tenido muchas recompensas. 
 
 Para mí, el comprender nuestra responsabilidad con el 
 destino es más o menos así, es algo que de lo que no 
 podemos zafarnos, algo con lo que todos debemos cumplir y 
 que será lo nos traerá la felicidad, la paz y todas las 
 bendiciones. ¿Por qué no comenzar a asumirlo desde ahora? 
 ¿Por qué acumular los "trapos sucios" si de cualquier 
 manera los tendremos que lavar? 
 
 Sé que es una comparación muy material, pero a mí en lo 
 personal me ha servido mucho; espero que les ayude a los 
 demás también. 
 
 Que la paz de mi Padre sea con todos mis hermanos. 
 
 Tu hermano en el Señor 
 El Pequeño Labriego 
 
 ******************************************************** 
 
 Visita nuestro foro, donde podrás compartir tus análisis 
 e inquietudes espirituales con otros discípulos de la 
 Doctrina divina 
 http://144000.net/elfaro/ 
 
 ******************************************************** 
 
 Pasa la voz: Si encuentras lo suficientemente interesante 
 este boletin ¿por qué no compartirlo con aquellos que 
 amas? Enviales una copia y ¿por qué no?... ¡crea tu 
 tu propia lista de correos! 
 
 ******************************************************** 
 
 
 
 
 
_______________________________________________________________________ 
 
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~ 
 
               Elimina esas molestas ventanas popup 
        Busca en Internet desde el menu de tu navegador 
    Obten informacion inmediata sobra las paginas que visites 
       Averigua al instante paginas y sitios relacionados 
 
          !! Descarga GRATIS la barra de ALEXA YA !! 
 
 Haz clic aqui -> http://elistas.net/ml/143/ 
~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~^~