Inicio > Mis eListas > gap > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 7041 al 7080 
AsuntoAutor
Mateo: ¡No se desa Guillerm
Libro libre / Va d Anahuak
Una breve reflexió Anahuak
Hatonn: medidas co Guillerm
Elena: 'retraso in Guillerm
AMOR UNIVERSAL Edith Oc
La Hidra de Lerna Edgar Je
Hatonn: 'no es lo Guillerm
Germain: 'adelanto Guillerm
No hay mal que por Guillerm
L@s jovenes: pilar Anahuak
AGENDA PREVIOS INT Anahuak
FW: Hospitalidad A Anahuak
El Caso Kati por J Jordi Vi
Para participar en Anahuak
Disidente del Band Anahuak
Censura valida y n Anahuak
Elecciones USA en Anahuak
Amaneció gris, Anahuak
Elena: 'todo se ac Guillerm
Onda de la Serpien Anahuak
EL GUERRERO DESPIE Anahuak
La Verdad Maya om hue
Ishayas en España/ Esther M
LA RUEDA DE LA VID Anahuak
¿Estrategia del Ci Guillerm
Otra tormenta sola Guillerm
Educando a los Edu Susy Per
El Séptimo Portal Anahuak
Re: ¿Estrategia de Pilar Ni
Boletín Informativ Susy Per
SOBRE LOS SUEÑOS / Anahuak
De Michael Moore: Anahuak
Conferencia de Six Anahuak
Previos Interredes Anahuak
Grupos mistico-esp Anahuak
PARA RECUPERAR Y M Anahuak
Kryon - El Desafío Susy Per
La incesante agoní Pilar Ni
Re: 11:11 / NOVIEM Anahuak
 << 40 ant. | 40 sig. >>
 
FORO GAP INTERNACIONAL
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 9000     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[GAP] SOBRE LOS SUEÑOS / Psicologia Esoterica / Alice A. Bailey
Fecha:Sabado, 6 de Noviembre, 2004  15:11:01 (-0600)
Autor:Anahuak Home <redanahuak @...............mx>

V ENCUENTRO REDLUZ 
ARGENTINA 2004 
www.redluz-ci.org 
Noviembre 24-28 
 
Las reservas en Chapadmalal vencen el 10 de noviembre! 
Aparta la tuya cuanto antes! 
Nos vemos en Buenos Aires y Mar del Plata! 
Ricardo Ocampo 
 
 
* * * * * * * * * * 
 
 
 
From: XAVIER <xavier@...> 
Date: Mon, 29 Mar 2004 13:59:15 +0200 
Subject: [Interredes] SOBRE LOS SUEÑOS 
 
Acabo de encontrar esta perla... 
 
eSPERO QUE TU TAMBIEN LA ENCUENTRES INTERESANTE... 
 
Cordiales saludos de xavier 
 
 
 
 
 
"El origen de los sueños." Psicología Esotérica, Tomo II, Alice A. Bailey 
 
 
 
Ahora entraremos en el tema de los sueños que está adquiriendo tanta 
importancia en la mente de ciertos sicólogos eminentes y en determinadas 
escuelas de sicología. De ninguna manera abrigo la intención de criticar o 
atacar sus teorías. Han llegado a establecer un hecho muy importante y 
significativo, la realidad de la interna vida subjetiva de la humanidad, 
fundada en antiguos recuerdos, en las enseñanzas actuales y en contactos de 
distintos tipos. La verdadera comprensión de la vida de sueños de la 
humanidad establecerá: 
 
 
 
1. La realidad de la reencarnación. 
 
2. La realidad de que durante el sueño o inconsciencia se realiza alguna 
actividad. 
 
3. La realidad del alma, aquello que persiste y tiene continuidad. 
 
 
 
... 
 
 
 
Ahora surge el interrogante sobre el origen de los sueños. También aquí, 
como en los casos que consideramos en conexión con el origen de los llamados 
guías, enumeraré simplemente los orígenes y dejaré que el estudiante de 
sicología aplique adecuadamente la información cuando enfrente algún 
problema vinculado con los sueños. Estas fuentes son aproximadamente diez, y 
podrían definirse de la manera siguiente: 
 
 
 
1.             Los sueños producidos por la actividad cerebral. En estos 
casos el sueño del sujeto es muy liviano. Realmente nunca abandona su cuerpo 
y el hilo de la conciencia no se retira totalmente como sucede cuando se 
duerme profundamente o se está inconsciente. Por lo tanto, se identifica 
íntimamente con su cuerpo; debido al retiro parcial del hilo de la 
conciencia, está en un estado de aturdimiento y de confusa 
autoidentificación, más bien que dormido. Este estado podrá persistir 
durante toda la noche o en las horas que duerme. Pero por lo general sólo 
persiste durante las dos primeras horas y más o menos una hora antes de 
volver a la total conciencia vigílica. Los problemas, preocupaciones, 
placeres, aflicciones, etc., de las horas vigílicas, agitan todavía las 
células cerebrales, el reconocimiento e interpretación de estas impresiones 
vagas y agitadas es inseguro y de naturaleza confusa. No se debe dar ninguna 
importancia a este tipo de sueños. Indica nerviosidad física y poca 
disposición para dormir, y no tiene un valedero significado sicológico ni 
espiritual. Son los más comunes en la actualidad, debido al predominio de la 
conciencia atlante y a la tensión bajo la cual viven hoy los pueblos. Es muy 
fácil dar indebida importancia a las divagaciones desatadas, estúpidas y 
confusas de un cerebro inquieto, sin embargo, la dificultad está en que el 
hombre no duerme profundamente. 
 
No es bueno inducir a soñar, ni entrenar a las personas para que recuerden 
su vida de sueños, cuando por naturaleza duermen profundamente y poseen la 
capacidad de dormirse fácilmente y no sueñan. La evocación de los sueños tal 
como se lleva a cabo mediante los métodos empleados por ciertas escuelas de 
sicología, sólo debería aplicarse forzosamente (si se puede emplear esta 
palabra) por la determinación de la voluntad durante las últimas etapas en 
el Sendero. Hacerlo antes produce a menudo una especie de continuidad de 
conciencia que agrega más complejos del plano astral a los de la vida diaria 
del plano físico; pocas personas son lo bastante competentes para manejar 
ambos y, cuando se persiste en el esfuerzo de evocar los sueños, las células 
cerebrales no descansan y puede sobrevenir insomnio. La ley de la naturaleza 
ordena que todas las formas que tienen vida deben dormir periódicamente. 
 
 
 
Ahora analizaremos dos tipos de sueños, en relación con la naturaleza astral 
o emocional, que se tienen con mucha frecuencia. 
 
 
 
2.             Los sueños en que se recuerdan cosas. Dichos sueños 
constituyen el recuerdo de cosas vistas y sonidos oídos en el plano astral 
mientras se duerme. En este plano se halla generalmente el hombre cuando el 
hilo de la conciencia se separa del cuerpo. En dicho caso participa de 
ciertas actividades, o adopta la posición del espectador que ve cosas 
reales, actuaciones, personas, etc., etc., así como una persona las ve 
cuando camina en la calle de una gran ciudad, u observa desde una ventana. 
Estas cosas y sonidos generalmente dependerán de la vida de deseos y de las 
predilecciones del sujeto, lo que le agrada o no, lo que desea y le atrae. 
Buscará y frecuentemente hallará a aquellos que ama; a veces buscará y 
hallará a aquellos a quienes quiere hacerles daño y tendrá la ocasión de 
herir a los que odia; se favorecerá a sí mismo, participando en el 
cumplimiento de lo que desea, lo cual siempre es posible imaginativamente en 
el plano astral. Dichos deseos abarcarán toda la gama, desde el deseo de la 
satisfacción sexual hasta el anhelo del aspirante, espiritualmente 
orientado, por ver al Maestro, al Cristo o al Buddha. Las formas mentales 
creadas por los similares deseos de la multitud satisfarán sus deseos y, al 
despertar, traerá consigo los recuerdos de esa satisfacción en forma de un 
sueño. Los sueños referidos a satisfacciones astrales son ilusorios, 
evocados por uno mismo y en relación consigo, sin embargo, indican una 
experiencia real, aunque sólo se haya realizado astralmente, lo cual será de 
valor para el sicólogo interesado, dentro de lo que puedan indicarle las 
tendencias caracterológicas del paciente. No obstante, puede surgir una 
dificultad. Dichas formas mentales (a las cuales el hombre ha respondido y 
ha encontrado en ellas una satisfacción imaginaria) personifican la 
expresión de la vida de deseos de la raza y existen, en consecuencia, en el 
plano astral para que todos las vean. Muchas personas las ven, hacen 
contacto con ellas y pueden identificarse con las mismas al regresar a la 
conciencia vigílica. En realidad, no han hecho más que registrar estas 
formas mentales del mismo modo que se puede registrar el contenido de un 
escaparate al pasar por delante.  [...] 
 
 
 
 
 
3.             Los sueños que constituyen recuerdos de actividades reales. 
Dichos sueños registran actividades verdaderas. No han sido simplemente 
observadas, registradas y relatadas por el sujeto. Cuando una persona ha 
alcanzado: 
 
a.             Un estado de verdadera integración del cuerpo astral y del 
cuerpo vital o etérico, además del cuerpo físico, entonces estos tres 
aspectos funcionan armónicamente. 
 
 
 
b.            La capacidad de emprender una actividad ordenada mientras 
duerme. Entonces el hombre puede plasmar en el cerebro físico el 
conocimiento de estas actividades y al volver a la conciencia vigílica las 
lleva a la práctica mediante el cuerpo físico. 
 
 
 
Por lo tanto los sueños del hombre en realidad serán ni más ni menos que la 
relación de la continuidad de las actividades desplegadas durante el día, 
tal como se llevaron a cabo en el plano astral. Constituirán simplemente el 
registro, impreso en el cerebro físico, de sus actividades y emociones, sus 
propósitos e intenciones y sus conocidas experiencias. Estas son tan reales 
y verídicas como cualesquiera de las que registra el cerebro durante las 
horas vigílicas. No obstante, en la mayoría de los casos, son registros 
parciales y de naturaleza mixta, por lo que los espejismos, las ilusiones y 
las percepciones de lo que hacen los demás (según se registran en la segunda 
categoría de sueños explicada anteriormente) podrán producir todavía algún 
efecto. Los registros mixtos y las erróneas identificaciones, etc., conducen 
a muchas dificultades. 
 
 
 
Respecto a los discípulos y aspirantes avanzados la situación es algo 
distinta. La integración realizada ha involucrado a la mente y también al 
alma. La actividad registrada, plasmada y relacionada, es la del servidor en 
el plano astral. Las actividades que interesan al servidor del mundo son, 
por lo tanto, muy distintas de las que ha experimentado y relacionado 
anteriormente. Concernirán a los actos asociados con otras personas, al 
cumplimiento del deber que incluye a otras personas, la enseñanza impartida 
a los grupos, más que a los individuos, etc. [...] 
 
 
 
 
 
4.             Los sueños de naturaleza mental. Estos se originan en el 
plano mental y presuponen una conciencia que está llegando a ser por lo 
menos más sensible mentalmente. De todas maneras no se registran en la 
conciencia cerebral vigílica hasta que no haya cierta medida de control 
mental. [...] Los sueños de origen mental son fundamentalmente de tres 
tipos: 
 
a.       Los sueños basados en el contacto establecido con el mundo de las 
formas mentales. Esto abarca un vasto reino de antiguas y modernas formas 
mentales como también a esas formas nebulosas e incipientes. Su origen es 
estrictamente humano y forman parte definida de la gran Ilusión. Constituyen 
en la mayoría de los casos, el esfuerzo que realiza el hombre para 
interpretar la vida y su significado en el transcurso de las épocas. Se 
mezclan con el alma del espejismo que es de naturaleza astral. Es evidente 
que estas formas mentales abarcan todos los temas posibles. No personifican 
la vida de deseo de la raza, pero conciernen a los conceptos de los hombres 
sobre las ideas e ideales que -en el transcurso de las épocas- han 
controlado la vida humana y, por lo tanto, son la base de la historia. 
 
 
 
b.            Los sueños de naturaleza geométrica en los cuales el sujeto se 
da cuenta de esos diseños, formas y símbolos básicos que constituyen los 
anteproyectos de los arquetipos que determinan el proceso evolutivo, 
produciendo oportunamente la materialización del Plan de Dios. También 
constituyen los grandes símbolos de la conciencia del hombre en desarrollo. 
Por ejemplo la representación del punto, la línea, el triángulo, el 
cuadrado, la cruz, el pentágono y símbolos similares, significa simplemente 
el reconocimiento de un vínculo con ciertas líneas de fuerza que han 
determinado el proceso evolutivo hasta la fecha. En todas las razas hay 
siete formas análogas que evolucionaron y fueron reconocidas; para nuestro 
actual propósito tenemos veintiún símbolos básicos que en forma geométrica 
encierran los conceptos determinantes de las civilizaciones lemur, atlante y 
aria. Será interesante saber que aparecerán catorce más. Los símbolos que ya 
han evolucionado están profundamente arraigados en la conciencia humana y 
conducen, por ejemplo, al constante empleo de la cruz en sus numerosas y 
diversas formas. En la actualidad dos símbolos están adquiriendo forma, como 
base de la civilización venidera, el loto y la antorcha flamígera, por eso 
su frecuente aparición en las meditaciones y los sueños de los aspirantes 
del mundo. 
 
 
 
c.             Los sueños que constituyen presentaciones simbólicas de las 
enseñanzas recibidas en el Aula del Aprendizaje, en el nivel más elevado del 
plano astral, y en el Aula de la Sabiduría en el plano mental, mientras 
duermen los aspirantes y discípulos. En la primera aula la raza ya aprendió 
lo mejor, mediante la experiencia atlante y en el mundo del espejismo, a 
través de los cuales puede hacerse una inteligente elección. El Aula de la 
Sabiduría personifica la enseñanza que las dos razas venideras desarrollarán 
y desenvolverán; con ese fin son entrenados el discípulo y el iniciado. 
 
 
 
Lo único que puedo hacer es indicar de esta manera la naturaleza de estas 
tres experiencias mentales básicas que hallan su camino en la vida de sueños 
del hombre en el plano físico. Éstas las expresa como sueños relacionados, 
trabajo creador e ideales expresados, que están forjando la conciencia 
humana. 
 
 
 
5.             Los sueños que registran el trabajo realizado. Esta actividad 
es llevada a cabo por el aspirante mientras duerme y cuando se halla ausente 
del cuerpo, y la realiza: 
 
 
 
a.             En la zona limítrofe entre el cuerpo astral y el cuerpo 
físico.  
 
b.            En la denominada "tierra estival" donde se centra toda la vida 
de deseo de la raza y adquieren forma todos los deseos raciales. 
 
c.             En el mundo del espejismo, que es parte del plano astral y 
contiene el pasado, fertiliza la vida de deseos del futuro inmediato. 
 
 
 
Estos aspectos y esferas de actividad son reales. Los aspirantes que logran 
actuar con cierta conciencia en el plano astral están abocados, en un nivel 
u otro, a desarrollar alguna actividad o trabajo constructivo. Dicha 
actividad, realizada en forma egoísta (pues muchos aspirantes son egoístas) 
o en forma altruista, constituye en su mayor parte el material de los 
denominados pseudo sueños, como los describe el ciudadano común inteligente. 
No se les debe poner mayor atención de la que se concede a las actividades 
comunes y a los acontecimientos de la vida diaria, que tienen lugar en el 
plano físico durante la conciencia vigílica, ni interpretarlas 
misteriosamente o dilucidarlas en forma simbólica. Estas actividades son de 
tres tipos: 
 
 
 
a.             La actividad que desarrolla el paciente mientras duerme, 
cuando está libre del cuerpo físico. 
 
b.            La observación de las actividades que despliegan otros, de las 
cuales tiende a apropiarse involuntaria y erróneamente, debido a la 
tendencia egocéntrica de la mente humana común. 
 
c.             La instrucción impartida por quienes son responsables de su 
desarrollo y entrenamiento. 
 
 
 
Este tipo de sueños prevalece cada vez más a medida que se perfecciona el 
alineamiento de los cuerpos astral y físico y se desarrolla lentamente la 
continuidad de conciencia. Dicha actividad implica actividad religiosa, las 
distintas facetas de la vida sexual (pues no todas son físicas, aunque se 
relacionen con el problema de los pares de opuestos y la esencial dualidad 
de la manifestación), la actividad política, artística y creadora, y muchas 
otras formas de expresión humana, las cuales son tan variadas y diversas 
como las que despliega la humanidad en el plano físico, y éstas son la 
fuente de mucha confusión en la mente del psicólogo y deben ser analizadas y 
consideradas cuidadosamente. 
 
 
 
6. Los sueños telepáticos. Son simplemente el registro, en la conciencia del 
cerebro físico, de acontecimientos reales que se comunican telepáticamente 
de una persona a otra. Una persona que ha tenido una experiencia, trata de 
comunicarla a su amigo o pariente o -en un momento de crisis- piensa 
intensamente en él. Esto el amigo lo registra en la mente mientras duerme, y 
con frecuencia lo recupera al despertar recordándolo como si hubiera sido 
una experiencia personal. La mayoría de los sueños que describen las 
personas son registros de experiencias pasadas por otras personas, y que el 
hombre percibe apropiándoselas honestamente para sí. 
 
Ahora llegamos a esos sueños que constituyen parte de la experiencia de esas 
personas que han establecido un contacto definido con el alma, y están en 
proceso de establecer un estrecho vínculo con el mundo de las almas. Las 
"cosas del reino de Dios" se despliegan ante ellos, y los fenómenos, los 
acontecimientos, las ideas, la vida y el conocimiento del reino del alma, se 
registran con acrecentada exactitud en la mente. De la mente son 
transferidos o plasmados en las células cerebrales. 
 
 
 
7.             Sueños que son dramatizaciones del alma. Este tipo de sueño 
corresponde a la actuación simbólica del alma cuando tiene el propósito de 
instruir, advertir u ordenar a su instrumento, el hombre, en el plano 
físico. Estos sueños simbólicos y dramatizados son cada vez más numerosos en 
el caso del aspirante y del discípulo, especialmente durante las primeras 
etapas del contacto con el alma. Pueden manifestarse mientras duerme y 
también durante el período o proceso de la meditación. Únicamente el hombre 
que tiene conocimiento de sí mismo puede interpretar en forma correcta estos 
sueños. Es evidente además que el tipo de rayo a que pertenecen el alma y la 
personalidad, determinará en gran parte, el simbolismo y la naturaleza de la 
dramatización empleados. Por lo tanto, esto debe determinarlo el psicólogo 
antes de dar una interpretación inteligente y útil. 
 
 
 
8.             Los sueños relacionados con el trabajo grupal. En esta clase 
de sueño el alma entrena o capacita a su vehículo, el hombre físico, para 
desarrollar una actividad grupal. Estos sueños constituyen la analogía 
superior de los tratados ya en el punto cinco. El trabajo grupal involucrado 
no se lleva a cabo en los tres mundos de la expresión humana, sino en el 
mundo de la vida y la experiencia del alma. El conocimiento y el propósito 
del alma están implicados; podrá registrarse el trabajo que se realiza en el 
grupo de un Maestro y considerarlo como un sueño a pesar de su realismo y 
ocurrencia básicamente fenoménica. Las realidades del reino de Dios se 
infiltrarán durante un tiempo en la conciencia cerebral en forma de sueños. 
La mayoría de las experiencias registradas en los escritos místicos de 
occidente, durante los últimos siglos, corresponde a esta categoría, lo cual 
merece una cuidadosa reflexión. 
 
 
 
9.             Los sueños donde se reciben instrucciones. Encierran las 
enseñanzas dadas por su Maestro a su discípulo aceptado. De estos no me 
ocuparé. Cuando el hombre está en condición de recibir conscientemente estas 
instrucciones, mientras duerme y está ausente del cuerpo, o durante la 
meditación, debe aprender a dirigirlas en forma correcta, de la mente al 
cerebro, e interpretarlas con exactitud. El Maestro las comunica al alma del 
hombre. Luego el alma las plasma en la mente que se ha mantenido firme en la 
luz, y después la mente, a su vez, las formula en formas mentales, que luego 
son precipitadas al cerebro expectante y pasivo. De acuerdo al desarrollo 
mental y a la cultura del discípulo, así será su respuesta y el correcto 
empleo de la enseñanza que le ha sido comunicada. 
 
 
 
10.           Sueños conectados con el plan mundial, el plan solar y el 
esquema cósmico. Estos podrán abarcar desde el cerebro mismo y las 
experiencias registradas por los mentalmente desequilibrados, hasta las 
enseñanzas inteligentes y mesuradas de los conocedores mundiales. La 
enseñanza le es comunicada al discípulo mundial y éste puede considerarla 
como una inspiración o un sueño de profunda significación. Debe recordarse 
que en ambos casos (en los mentalmente desequilibrados y en el discípulo 
entrenado) existe una condición similar, una línea directa que se extiende 
desde el alma al cerebro, la cual es así en ambos casos. Dichos sueños o 
instrucciones registradas indican un grado muy elevado de desarrollo 
evolutivo. 
 
 
 
 
Para desconectarte 
Interredes-unsubscribe@... 
Para publicar 
Interredes@... 
Para consultar archivos y antecedentes 
http://groups.yahoo.com/group/Interredes/messages 
Para conectarse al foro 
Interredes-subscribe@... 
 
 
 
<*> To visit this group on the web, go to: 
    http://groups.yahoo.com/group/Interredes/ 
 
 
 
 
 
------------------------------------------------------------------------ 
  Algunos de los cientos de artículos en venta/subasta en eGrupos.net 
------------------------------------------------------------------------ 
 * SILLON RELAX CON 8 MOTORES BARATISIMO (Puja a 219 EUR) 
   -->> http://www.egrupos.net/artid/270 
 
 * SILLON DE MASAJE JAPONES SHIATSU CON 6 MOTORES BARATISIMO (295 EUR) 
   -->> http://www.egrupos.net/artid/269 
 
 * RELOJ CARRILLON DE PIE ALTO DE MADERA DE NOGAL BA... (Puja a 229 EUR) 
   -->> http://www.egrupos.net/artid/274 
 
 ¿Tienes algo que deseas vender? ¿O comprar? Visita ya WWW.EGRUPOS.NET 
------------------------------------------------------------------------ 
 
 
_______________________________________________________________________ 
http://www.eListas.net/ 
El sistema de Listas de correo y Newsletters más completo de la Red