Inicio > Mis eListas > gap > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 7081 al 7120 
AsuntoAutor
Apertura de Portal Ma.del C
Foro Social Mundia Anahuak
¿Fraude electoral? Guillerm
MEGATENDENCIAS: La Anahuak
MEGATENDENCIAS: La Anahuak
Foro Social Chilen Anahuak
Ela de Arcturus: ' Guillerm
Rogando Paz en Tie Anahuak
V Encuentro - FORM Anahuak
Hacer congreso: Co Anahuak
Argentina/San Mart Thammy A
Enlace Mundial 11. Susy Per
Ciencia y Espiritu Anahuak
Boletin del Pequeñ Anahuak
EL REINO DEL AMOR Lillian
LOS 4 ELEMENTOS Edgar Je
EL CUERPO MENTAL S Lillian
Las Nueve Llaves d julian p
Cheque de Abundanc Guillerm
Pequeño cuento de mbelvede
Federación Galácti Guillerm
Amplian plazo de i Anahuak
Mateo: 'todo ocurr Guillerm
Mensaje de Patti C Anahuak
Chile: Primera Fer Anahuak
Gaceta Lunar Anahuak
Servicios de Tradu Guillerm
Dejen correr el rí Susy Per
Teoria de la Consp Anahuak
AtivarnashramÓ. El Anahuak
Algunas carcterist Anahuak
Germain: 'ustedes Guillerm
Actualización Lillian
Iniciativa legisla Anahuak
¿Muerte natural de Guillerm
Elena: buena notic Guillerm
Elevacion de la At Anahuak
¿¿Porque estamos c Lillian
VIAJE INICIATICO A HAYAYA
Boletín Informativ Susy Per
 << 40 ant. | 40 sig. >>
 
FORO GAP INTERNACIONAL
PŠgina principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 9028     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[GAP] =?ISO-8859-1?Q?Peque=F1o_cuento_de_amor?=
Fecha:Miercoles, 10 de Noviembre, 2004  16:00:28 (-0300)
Autor:mbelvede <mbelvede @....cl>





Que la Luz del Insondable Misterio nos acoja a to
dos. Que el amor del
Insondable Cristo Cósmico nos tran
sforme.

En  la  magnitud enorme de los Tiempos, un por
tón oxidado por las edades se
abre  para toda la humani
dad, como una posibilidad recogida desde todos los
camin
os,  desde  el  olvido  y el nuevo recuerdo, desde la opo
rtunidad para
todas las almas.

M√¡s all√¡ de toda som
bra terrestre, se levant√≥ un √Ārbol de sublime estatura,

sobre  cuya  copa  resplandeció siempre el sol. Sus ra
íces envolvieron este
viejo  mundo penetrando hasta sus
 honduras, y se nutrieron de esa mezcla de
vida tel√ļric
a y humana que levantó su savia en una espiral de luz.


En  ese  √Ārbol  se  despleg√≥  la  sabidur√≠a  de  las
 épocas, en follajes de
resplandeciente  verdor,  y  lo
s  p√¡jaros  encontraron all√≠ rincones nuevos
donde can
tar dulcemente.

He  allí  las lomas de la Tierra, que
 asoman a la imaginación con la gracia
ondulante de sus
 caminos. Cu√¡nto hemos amado cada l√≠nea, cada sendero, 
cada
pozo  de  agua  que  nos brindó su frescura. Cómo
 fue bueno encontrar otras
manos y otros ojos para recor
rer las abruptas avenidas.

Las  curvas  de  radiante  
luz  emanaban  de  la  Tierra  en amables ondas,
fug√¡nd
ose  hacia  los  rincones  del  universo,  y unos grillos
 en espacios
verdes  y  profundos cantaban una nueva can
ci√≥n. ‚ÄúLa Inmensidad viene‚ÄĚ, ‚Äúla
Inmensidad  vien
e‚ÄĚ, cantaban, y repet√≠an el estribillo de su noble can
ción.
“Que  el Hombre salga de su cueva, que salga a 
jugar en el resplandor nuevo
de su coraz√≥n‚ÄĚ, ‚ÄúQue s
alga a jugar en los jardines de Atanor, para pasar al
d√
≠a  de nunca jam√¡s, el d√≠a en que s√≥lo me sonreir√¡s‚Ä
Ě... y segu√≠an cantando
los grillos ...

Y los grillo
s que cantaban se abrazaban. Y los verdes follajes compre
ndían.
Y  las  cuevas  por  el  estremecimiento  se abr
ían. Y los Hombres salían a
jugar.

La  Inmensidad  
llegó.  Penetró por un corazón roto y cubrió las llan
uras y
monta√Īas  de  la  Tierra  Toda.  Y  nuevos  brot
es salieron a la luz y todo
pareci√≥  resta√Īar sus heri
das con el b√¡lsamo radiante que escurr√≠a desde el
cora
zón indemne de la Inmensidad.

Te  abrazo,  le  decía
 el Olmo al Abedul. Te abrazo, le decía la Alondra al
C
olibrí. Te abrazo, le decía una Hermana a un Hermano. Y
 las aguas formaron
cordones  transparentes  para  abraz
arse  también  por  todas  partes de la
Tierra.  Las  m
onta√Īas extendieron nuevos valles y se abrazaron a trav√
©s de
ellos. Y el rojo y el azul, el dorado y el magenta
, también se abrazaron, y
un  gran arcoiris vibró con 
transparencias de colores en todos los espacios
de todos
 los abrazos.

As√≠,  en aquella Tierra de anta√Īos hor
rores, donde la crueldad y la soledad
se  habían  cebad
o un d√≠a, floreci√≥ aquel √Ārbol, aqu√©l √Ārbol que estr
emecía
con  su  dulce  Luz. El √Ārbol alcanz√≥ las estr
ellas y despu√©s, m√¡s hondo en
las  alturas,  alcanzó 
a Dios. Dios era Inmenso. La Inmensidad del Amor, la
Inm
ensidad de lo Eterno, la Inmensidad del Misterio.

Cuan
do  el √Ārbol hubo envejecido, miles de pajarillos ven√≠a
n a recogerse en
la ternura de sus ramas, a cantar en su
s hojitas doradas. Los animalitos de
todo  el cosmos ven
ían a recogerse a sus pies y millones de hadas y duendes

construían  casas  entre sus raíces. Los seres humano
s nutrían esas raíces,
engarzadas  en  su  Tierra  ama
da,  y les cantaban las m√¡s dulces melod√≠as,
hasta  qu
e  las  raíces  se  mecían  por  la  emoción  del amor
 y las ondas
encantadas  sub√≠an  hasta  la  √ļltima  de
 las ramas, que miraba de frente a
Dios.   Los   seres  
 humanos   amaban,  y  al  amar  tanto,  cristalizaban
t
ransparencias  inauditas,  que parecían flores, que pare
cían versos, o tal
vez  una  oración.  Y  así  fue  c
reciendo  la  Tierra en un nuevo albor de
Espíritu Radi
ante y Misterioso.

Cuando  el  √Ārbol  viejo  muri√≥, 
 pasó  su  Alma  Crística  a una increíble
dimensión
,  llev√¡ndose  los recuerdos de su largo caminar con lo 
terrestre,
con lo humano, sus recuerdos de todas las ori
llas, de todos los amaneceres,
de  todas  las promesas, 
de los eternos abrazos. El √Ārbol amante esperar√≠a,
esp
eraría  donde  estuvo la mayor de sus ramas, esperaría 
entre los ojos de
Dios,  a  que aquél planeta volviera,
 como vuelve al éter el perfume de una
flor.

Entre  
tanto,  la Madre Tierra viajó por nuevas edades, y un nu
evo √Ārbol en
ella  floreció,  y  sus  ramas  se  alzar
on  al  cielo  buscando  una nueva
Inmensidad, una dorad
a Inmensidad ...

“Que  el  Hombre  salga,  que salga
 a jugar con la nueva flor, con la nueva
flor de su cora
zón ...


-------------------------------------------
------

Para mis hermanos y hermanas,
Myli