Inicio > Mis eListas > gap > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 7248 al 7287 
AsuntoAutor
Cuahtlapcupeuh Edgar Je
LA MUJER ARBOL. andres a
NOBEL WARNING!!! andres a
Paloma de la PAz Sylvia R
Recordatorio del C Guillerm
MARAVILLOSO QUINT Anahuak
Oración para el Po Anahuak
Corriente de amor Susy Per
UN ÉXODO DE ALMAS Susy Per
12:12. INSTRUCCION Anahuak
TIERRAAAAA...... Anahuak
FW: navidad Anahuak
Educacion para la Anahuak
Recepción de la En Anahuak
Re: De quien es la Anahuak
Sintiéndose Perman Susy Per
Mensaje de Amadito Lillian
PRIMER ENCUENTRO D Anahuak
COMUNICADO de la C Anahuak
Gran acogida a p Anahuak
Re: Hacia un Congr Anahuak
¿Nueva Luna? Guillerm
Ela de Arcturus: e Guillerm
Resultados de la A Guillerm
red guatemalteca d federico
Santa María Señora Edgar Je
Bellringer: Milagr Guillerm
Meditación por la Anahuak
Testigos de un nue Anahuak
FW: Verde y Natura Anahuak
Hadas y navidades Anahuak
Re: Anoche tuve un Anahuak
Luna Ritmica del L Anahuak
MEDITACION MUNDIAL Anahuak
LA RED COMO ENTIDA Anahuak
Proyecto desde Mex Anahuak
El lenguaje cohere Anahuak
Feng Shui para Nav Edgar Je
Ag-agria: suspiro Guillerm
Noticia importante Anahuak
 << 40 ant. | 40 sig. >>
 
FORO GAP INTERNACIONAL
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 9194     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[GAP] COMUNICADO de la Caravana Arcoiris por la Paz, desde SANTIAGO DE CHILE
Fecha:Lunes, 13 de Diciembre, 2004  07:17:50 (-0600)
Autor:Anahuak Home <redanahuak @...............mx>

COMUNICADO de la Caravana Arcoiris por la Paz, desde SANTIAGO DE CHILE 
 
Subcoyote Alberto Ruz 
Apu Wechuraba 
22-11-04 
 
Acampando desde hace un par de semanas en el tambo del Apu Wechuraba, 
conocido en Santiago como el Cerro Blanco, les enviamos a tod@s un saludo 
cariñoso y agradecido, a todos quienes en este último capítulo caravanero, 
nos apoyaron de una manera u otra, directa o indirecta, material, espiritual 
o virtualmente, y nos alentaron a continuar con este proyecto único en su 
genero, y este largo peregrinaje por las rutas sagradas de las Américas. 
 
Nos encontramos a ocho años y cuatro meses de haber partido de nuestra 
ecoaldea de Huehuecóyotl, Morelos-México, después de haber visitado muchas 
regiones de catorce países hasta la fecha, de habernos encontrado con 
cientos de ustedes, de haber compartido eventos, momentos históricos, 
fiestas, círculos de paz, charlas, alimentos, todo este cúmulo de 
experiencias se han ido tejiendo y son ahora parte de los episodios que 
conforman esta ¨leyenda viva¨ que venimos caminando. 
 
De aquellos que partimos con el compromiso de llevar las naves hasta la 
Tierra del Fuego, no queda a bordo sino este necio, obcecado Viejo 
SubCoyote, con casi una década más a sus espaldas, con mil historias más en 
su abultado morral de medicina, ya no tan sólido como cuando partió, con más 
canas y más arrugas, pero confiando que este destino que no sabe bien si él 
mismo escogió, o si fue el Gran Misterio quien se lo asignó, sigue siendo el 
que rige su corazón, dirige sus pasos y le permite seguir inspirando a 
otros, para acompañarlo y para permitirse cada uno vivir sus propias 
fantasías y visiones. 
 
En el camino han quedado muchas semillas sembradas. No todas han 
fructificado, ni todas lo harán. Pero cada una habrá servido para algún 
propósito, unas para alimentar esperanzas, otras para compostar el 
imaginario y enriquecerlo de alguna manera, como un humus muy especial, 
otras para fortalecer o para despertar la voluntad y decisión del poder que 
todos tenemos de vivir nuestros propios sueños, unas para crear nuevos 
viveros, y otras ya están germinando y convirtiéndose en pequeños huertos y 
futuros bosques. 
 
Por la Caravana han también pasado docenas de pasajeros, voluntarios, 
aspirantes, gorrones, tripulantes, visitantes especiales y familiares. En mi 
lista tengo apuntados los nombres y nacionalidades de más de trescientos de 
ustedes, de treinta y tres países de origen. Y en mi corazón, existe un 
sitio especial para cada uno y cada una, antes que nada de agradecimiento, 
porque cada uno aportó algo de sí a esta aventura, y también ha entrado a 
formar parte de una ¨categoría¨ en mi balanza personal de afectos. 
 
Están los que agradezco que hayan estado con nosotros, y agradezco aún más 
que se hayan ido a caminar sus propios caminos. Los que me gustaría volver a 
tener con nosotros, y los que espero no vuelvan a cruzarse en nuestro andar, 
a menos que hubieran realizado grandes cambios en su proceso evolutivo. Los 
que estén aquí o no, siempre serán bienvenidos y tendrán su espacio 
disponible en nuestros buses. Aquellos a quienes felicito por haber 
aprovechado su estancia en esta escuela nómada de vida, y les mando mil 
bendiciones por los proyectos o bebés que han parido ahí donde escogieron 
sentar sus bases o crear sus hogares. 
 
Bendiciones a los niños arcoíricos de Shaneca y su compañera y el de Kaila 
y Joshua en los EU, los dos de Vanesa y Leo en el Amazonas, el de Gaby y Ben 
en Cuenca, el de Moapó y su compañera en Argentina, Suria de Sylvia y el 
guru ruso en Caracas, el de Merry y Chamo en España, el de Olga en Colombia, 
el de Pilar en Quito, a los futuros de Jorge y la Mona en Cali y el de Inti 
y Milena, también por esos rumbos, y al que viene en camino, totalmente 
´Caravan-made en Iquique,´ de Jessica y Manuel. 
 
Bendiciones también a los que siguen buscando, a los que siguen soñando, a 
los que siguen construyendo sus espacios de libertad, creatividad, 
crecimiento y caminando por las sendas de la vida como guerreros de paz, 
aprendices de chamanes, ecoaldeanos, educadores, sanadores, guardianes del 
nuevo tiempo o artistas al servicio de la Pachamama y todos sus habitantes. 
 
Llegar hasta aquí no ha sido tarea fácil. Muchos de ustedes son testigos de 
las pruebas que nos ha tocado enfrentar, los obstáculos que hemos tenido que 
sortear, y otros al menos se habrán enterado por las muchas vías por las que 
circula la comunicación visible e invisible entre nosotros. Muchos, 
afortunadamente la mayoría de ustedes han colaborado enormemente con la 
Caravana, trasmitiendo lo mejor que les tocó vivir con ella, y creando y 
enviándonos siempre su amor, pensamientos positivos, energía y optimismo. 
Unos cuantos, afortunadamente pocos, partieron descorazonados, frustrados o 
decepcionados porque la Caravana no les dio lo que ellos o ellas se 
esperaban. Lo siento de verdad, y solo espero que donde estén hayan 
finalmente encontrado lo que buscaban y no guarden en sus corazones, ni 
rieguen por los senderos sus resentimientos. Algún día un maestro me dijo 
una frase que trato de recordar cada vez que pienso hablar de alguien, y es 
que: ¨Lo que X dice de Z, dice más de X que de Z.¨ A buen entendedor, pocas 
palabras. 
 
Mi primer recuento de historias caravaneras, que espero inspiren a otros a 
editar y escribir y publicar las suyas, ya salió al aire desde el mes de 
julio de este año, como algunos saben, en México, publicado por la editorial 
Colofón y con el título Hay Tantos Caminos. Trae una colección de unas 
ochenta de ellas, directamente extraídas de los primeros seis años de mis 
diarios de viaje, que convertí en libro inspirado por los diarios de 
aventuras, de camino y de combate del Che Guevara. Espero no acabar como él, 
pero si así fuera, bienvenida igualmente la pelona, pues no podría estar en 
otro sitio que en el que estoy ahora, ni ser otro que quien soy, y este es 
el único destino que me viene guiando desde hace años. Y ahora que está en 
cartelera la película del viaje en moto del Ché, pues igual por ahí se anima 
alguien a hacer la película de la Caravana, que además cuenta con una rica 
variedad de personajes alucinantes para el elenco. No esperen a que me muera 
para hacerla. 
 
Para llegar a Santiago, tuvimos que romper el encantamiento de Iquique, que 
nos mantuvo atrapado con sus anillos de poder babilónico por nueve meses. Un 
parto casi con cesárea fue necesario para que lográsemos sortear los 
impedimentos mecánicos, burocráticos, aduanales, migratorios, económicos y 
personales que parecían en un momento amenazar con acabar con la Caravana. 
Muchos por ahí anunciaron su fin, e incluso algunos se regocijaron con la 
noticia, siento mucho defraudarlos, aquí estamos todavía. Cada vez más 
organizados y cada vez más al sur. Con menos gente a bordo, pero con mucho 
menos carga egoíca, que a veces es más pesada que la carpa de circo. 
 
Desde que salimos de la base de Cavancha, por arte de magia las cosas 
comenzaron a fluir. Lo que hasta entonces era pura obstrucción, se convirtió 
en acomodo, sincronía, y de las a veces engorrosas reuniones de consenso, 
que mientras no existan metas comunes, nunca resultarán en compromisos 
comunes, pasamos al sentido común y la telepatía, y así seguimos 
funcionando, hasta ahora. 
 
Durante la luna de septiembre-octubre, maravillosa, que pasamos con el 
alquimista, ufólogo, eco-arquitecto, regresionista del Salar, Hernán Aranda, 
su compañera Gabrielle Monique y la brujita Natasha, volvimos a conectarnos 
con nosotros mismos como tribu, con la visión y misión caravanera, las 
estrellas y sus ciclos, la vida al aire libre, la belleza del desierto, y 
con los temazcales, tambores, el poder del San Pedrito y la psicomagia. A 
coger energía solar en abundancia y fuerza para continuar el peregrinaje. 
 
En la tierra que Hernán custodia en la Huayca, quedaron aterrizados un par 
de temazcales, una kiva hopi, una letrina seca compostera, y nuestros cantos 
bajo la sombra verde del algarrobo. También quedaron los rezos para la 
fundación y primeras piedras del centro espiritual y educativo que sin duda, 
Hernán y Gabriel están sudando para construir de sol a sol, y que sin duda, 
como todo lo que crea su genio, será una obra de arte, hecha con harto amor, 
sal, costrones, ramas de tamarugo y algarrobo, y de malla rachel cubierta 
con yeso, mezcla de tienda beduina y de iglú del polo norte. 
 
Cada fin de semana, nuestros invitados, amigos, aliados, acudieron a 
acompañarnos, a participar en las actividades, ceremonias y danzas que 
fuimos diseñando para compartir con ellos. Las semillas quedaron aún mas 
metidas bajo la piel y el corazón, y la tribu Iquiqueña que con la caravana 
se fue conformando, nos despidió como se debe, con bendiciones, regalos y 
lágrimas en los ojos. ¡Ahó por todos ellos!! 
 
Viajando entre 300 y 400 Km. por día con nuestros pesados y cargados viejos 
elefantes, o llamas del desierto florido, pasamos por playas blancas, panes 
de azúcar, arenales, cuestas, costas, ciudades, Chanavayita, Tocopilla, 
Antofagasta, Carañal, Domeyko, hasta llegar a la Serena, nuestra primera 
meta en el viaje a Santiago. 
 
Ahí nos conectamos con los hermanos permacultores y kundalínicos Marcos 
Gutiérrez y Gabriela, su compañera y la pequeña Victoria, con un mes de 
nacida, que desde la Universidad de Serena operan para infiltrar a la Matrix 
con propuestas buenas para el planeta. Y entre estas, la caravana, las 
ecoaldeas, la permacultura y la agricultura orgánica. Así que de inmediato 
se organizó una aparición nuestra en una de sus aulas, y el 2 dee noviembre, 
compartimos con unos 80 maestros, directores y e estudiantes historias de la 
contra-cultura, las comunidades, ecoaldeas, y la caravana. Con danza 
afrikáans, coreografiada por Katya, con Rosita, Maria y Carolina, ceremonia 
de apertura con Gnomo y Vero, y el choro con fotos, plato preferido del 
Subcoyote. 
 
De ahí, unos días paradisíacos en el renombrado valle del Elqui, especie de 
Tepoztlán chileno, donde confluyen los ufólogos, agricultores orgánicos, 
retiros espirituales, observatorios astronómicos, ySque es la cuna de 
Gabriela Mistral, la Maestra de América, como la bautizó José Vasconcelos, 
ese enigmático personaje de la historia de México que se avanzó en tantas 
cosas a su tiempo. Visitamos tu museo, Gabriela, en Vicuña, pasamos por el 
sitio donde reposan tus restos en Montegrande, y compartimos un día en la 
Misión Humanidad con el venerable abuelo, don Ramón Rodríguez Camus. Hermano 
mayor, alto maestro masónico, pianista, director de orquesta, 
pranaterapeuta, guía de viajes al astral, y fundador de ese centro 
espiritual al que confluyen todos los buscadores de distintos caminos, en la 
mítica quebrada de Cochiguaz. Ese domingo 31, el rayo violeta inundaba ese 
día del universo, y según pudimos constatar, pintó las montañas de ese 
color, con una energía, que incluso los escépticos empedernidos como yo, no 
pudo evitar de constatar. 
 
Nuestra base de operaciones, fue el sitio que nos prestó el sublime hermano 
Joakin Bello, autor entre otros del himno a la paz, y de docenas de 
composiciones dedicadas a los mas altos valores espirituales, culturales, de 
Chile, los Andes y el planeta. Un sitio como él, elevado y transparente 
sobre el embalse Puclaro, una presa que retiene las aguas del Elqui, el 
Turbio y el Limpio, donde planea construir su hogar, su estudio, sus 
cabañas, y el escenario natural en donde realiza sus conciertos en el 
verano, bajo las estrellas del cielo más transparente del cono Sur, dicen 
algunos. 
 
A pesar dee que pasamos varias noches contándolas, la verdad es que nunca 
pudimos contar todas las estrellas que desde ahí se contemplan, reflejadas 
por duplicado en las aguas serenas dee noche, turbulentas en el día por lo 
vientos encañonados que azotan desde medio día hasta el caer del sol. Un 
sitio, con historias, pues bajo las aguas se encuentra el viejo pueblo de 
punta azul, inundado por la represa, con un monje sin cabeza que cuida una 
virgen dee oro, que según cuentan, todavía se encuentra enterrada bajo las 
losas de la gran casa comunal del pueblo bajo el agua. 
 
Antes de partir de la Serena, las sincronías nos unieron una noche muy 
chilena, con anticuchos vegetarianos y carnívoros a las brasas y vino, en la 
casa de la hermana María de los Ángeles, con parte de la familia local, y 
con el mismo Joakin Bello, quien esa noche arribó como un rayo desde 
Santiago a nuestro llamado, para traernos un chofer de reemplazo para el 
Pato Bejarano, quien hasta entonces nos había acompañado, amorosamente desde 
Iquique, conduciendo la Wipala, y cuidando como las niñas de sus ojos a los 
demás vehículos. 
 
Esa noche, ´milagrosamente¨ se apareció también otro personaje que también 
juega un papel importante en el desarrollo espiritual del valle, un maestro 
llamado Xiong, de origen oriental, seguidor de la maestra Quang Jing o Kwan 
Yin. Al día siguiente, para despedirnos, vinieron Joakin y Xiong, casi 
acompañados de siete lamas tibetanos (que a última hora tuvieron que viajar 
para Santiago), y pasamos una rica tarde de risas, recuerdos y proyectos en 
la Mazorca, en esa última noche frente a las aguas de Puclaro. 
 
De la Serena, apoyados por el Rayo, no violeta, sino biocultural, hermano 
que sostiene desde hace años la embajada galáctica y Casa Arcoiris de 
Santiago, recorrimos los últimos 500 Km. que nos separaban de nuestro 
siguiente destino: la isla de Maipo. Para montar un campamento de salud y 
paz en el mayor rave trance al aire libre del país, el Earth Dance 
Festival, originalmente creado para apoyar a los niños del Tibet ocupado, y 
ahora, uno de los más concurridos neo-Woodstocks para juntar a las tribus 
del punchi punchi electrónico latinoamericano, con sus idolatrados gurus o 
Dj´s cada una. 
 
Por tres días estuvimos expuestos a los miles de decibeles que salían de 
cuatro escenarios, simultáneamente, día y noche sin detenerse un instante. 
Nuestra principal labor, fue la de parar por unos 15 minutos esa frecuencia, 
y crear un circulo mágico, el único del evento, establecer el silencio, la 
oración, invocar con una caracola tibetana a los siete caminos de luz, y 
dejar el terreno limpio para que los hermanos de la tribu de Orixangó, 
pudieran mandar su buen onda, sus cantos afro caribeños, sus ritmos 
acompasados y melódicos, y cambiar así, por su hora de concierto, la onda 
tecno del festival a algo mas integrado y comunitario: danzas y tambores. 
 
Dejando el lunes 8 el sitio del Festival, camino en búsqueda de una base en 
Santiago, el trailer jalado por la Wipala, cargado con la carpa de circo, 
por segunda vez en este viaje rompió su lanza de amarre y sus cadenas, y 
milagrosamente cruzó una avenida transitada sin matar a nadie ni 
estrellarse contra ningún carro. Un muro de una empresa lo detuvo en su loca 
carrera, que tuvimos que reparar, y a cambio, los operarios del sitio, nos 
resoldaron la lanza, esta vez, nos aseguran, a prueba de cualquier tipo de 
rotura. Que los dioses del camino nos sigan protegiendo. 
 
El incidente nos obligó a replantearnos el sitio al cual llegar, habían dos 
opciones, y decidimos probar una tercera: nos comunicamos con el hermano 
Patara, guardián del Apu Wechuraba o Cerro Blanco y este nos dijo que sin 
ningún problema nos dirigiéramos a su encuentro. Desde esa noche, y hasta 
este día, aquí nos encontramos. Cada día sintiéndonos más en casa, con un 
semi-círculo de buses y tráilers, al flanco del cerro, en un mirador que 
domina toda la ciudad de Santiago, por encima de ella. Frente al campamento 
de laa caravana, un circulo de medicina, con un tótem dee la nación Rapa 
Nui, o Mapuche, y a diez metros de la casa que habita el Patara, dee madera 
y techo de paja con lamina, dee inspiración arquitectónica mapuche, y a 50 
metros de otra casa-santuario de inspiración aymara. El Apu es el único 
tambo o centro espiritual de los pueblos indígenas chileno en la ciudad, y 
somos ahora sus únicos huéspedes, entre pájaros, liebres, aguiluchos, 
árboles, y flores. 
 
Por aquí han desfilado muchos representantes de naciones primeras, y se 
realizan periódicamente encuentros de la comunidad y de los distintos 
trabajos espirituales que los grupos y movimientos deciden hacer en este 
marco magnífico, verdadero oasis de sanidad en medio de la locura de esta 
otra urbe latinoamericana, con todos sus desequilibrios y conflictos. 
 
Después de unos pocos días para adaptarnos, para sentir laa fuerza dee una 
tormentas de verano, excepcional, que no se había visto en mas de 50 años, 
de secarnos y reparar nuestros sistemas eléctricos, acostumbrados por mas de 
un año al desieerto y al sol, convocamos a una primera reunión en el cerro, 
este domingo pasado, el 14, y con un mínimo de llamadas telefónicas y un 
simple mensaje a la lista de arcoiris, mas de 200 personas se aparecieron a 
lo largo de uno de esos días, -excepcionales- que justifican todas las 
dificultades que hemos pasado en estos largos meses. 
 
En la mañana no reunimos los miembros del consejo de acción Bioregional, 
que estamos organizando y convocando el Llamado del Arcoiris para el mes de 
diciembre, que estaba pasando una crísis, de esas que nos tocan a todos los 
organizadores de eventos cada vez que iniciamos un proceso para materializar 
lo inexistente. Con pura fe, pocos recursos, y a veces muy poca experiencia 
previa en ese tipo de encuentros. Capos de organizaciones, acostumbrados a 
funcionar autónomamente con sus propios grupos, y ahora tratando de ponernos 
de acuerdo en un proyecto de reunificación, no es tarea fácil ni en estos, 
ni en ningún tiempo. Se trata de un reto de altura y para poner a prueba 
nuestra capacidad de flexibilidad, paciencia y respeto verdadero por la 
diversidad de estilos, maneras, costumbres, ritmos y prioridades o 
necesidades. 
 
Pues bien, después de haber convocado a una ceremonia de entierre de las 
hachas de guerra, que tuvo lugar en el circulo de medicina del Apu 
Wechuraba, los miembros del consejo volvimos a enfocar en lo principal, la 
armonía y la visión común, y una vez expresadas y curadas las heridas de 
combate, tuvimos un día maravilloso con ceremonias mapuches, mayas y 
arcoíricas, con la sincrónica presencia de nuestro hermano guatemalteco, el 
sacerdote tradicional Gerardo Barrios Canek, del conductor mapuche Khano, y 
de mas de 200 personas que el domingo acudieron a dar la bienvenida y a 
compartir con la Caravana energía, alimento, música, amistad, amor, rituales 
y danzas. Esa misma noche, al llegar Joakin Bello del valle del Elqui y ser 
testigo de lo que estábamos viviendo, se entusiasmó tanto que ahí mismo 
concretamos la realización de un Concierto Arcoiris para la Paz-Chamama, que 
tendrá lugar el próximo 4 de diciembre, y en el que tocará, él, para abrir 
con sus melodías y su violín mágico, y lo seguirá el histórico grupo andino 
Arak Pacha, del que Patara forma parte, para cerrar con los tambores y 
danzas afro americanas del grupo Orixangó. 
 
Con esta entrada a la ciudad, no nos cupo duda de que el Cerro Blanco era la 
mejor de las bases posibles para nosotros como Caravana, y una vez 
descartadas las últimas opciones de otras locaciones posibles para el 
Llamado, una nueva reunión del consejo decidió que el encuentro de tribus 
debería realizarse precisamente en este tambo, en este sitio que ya es de 
por si la cuna de una emergente ecoaldea ceremonial, la primera en su género 
en el mundo, en el corazón de una de las grandes capitales de Sudamérica. 
 
Esta ultima reunión del Consejo, tuvo lugar en una de las cuatro sedes en 
las que se realizó este pasado fin de semana, del 19 al 21 de noviembre, el 
Primer Foro Social Chileno, del que tanto la Caravana como la Red Arcoiris 
fuimos parte, junto con más de 200 otras organizaciones y movimientos de 
este país. Un hito histórico, del que nos sentimos muy orgullosos de haber 
sido, tanto testigos como parte, ya que estuvimos presentes desde el día 19, 
a su marcha inaugural, incorporándonos a un bellísimo arcoiris de más de 
50.000 personas, quienes de forma colorida, lúdica, pacífica, manifestamos 
nuestro repudio a la reunión de la APEC, que se estaba realizando 
simultáneamente al Foro, rechazando la presencia de Bush, de todos sus 
acólitos y demás señores de la guerra y del petróleo de todo el mundo, 
repartiéndose los destinos del planeta, sin pensar en el mañana. 
 
Los días 20 y 21, debido a una provocación que culminó con una batalla 
campal entre grupitos de manifestantes radicales y carabineros, que fueron 
la imagen que los medios esperaban para mostrar las ¨malas intenciones¨ de 
la oposición, acompañadas de escenas de chicos encapuchados destruyendo 
vitrinas de bancos, expendios de trasnacionales como MC Donalds, y de 
material de propiedad pública en el Parque Bustamante. Debido a ello, el 
gobierno de Lagos decidió cancelarnos el permiso para levantar una Aldea 
temporal de Paz en dicha locación, por lo que el Foro nos abrió las puertas 
de un centro educativo perteneciente a la Compañía de María, una de sus 
sedes, en el que levantamos seis tipis, una pirámide y realizamos por dos 
días ceremonias, talleres, charlas, marchas con tambores, caracolas, 
banderas de wipala y arcoiris, flautas y maracas, y tuvimos una colorida y 
asistida mesa de información sobre ecoaldeas, permacultura, movimiento 13 
lunas, productos del Rayo y su centro de Biocultura, y con artesanía y 
libros de la Caravana. 
 
En los noticieros, tanto el internacional de la CNN como el nacional del 
Canal 7, cuando se hizo esa noche el reporte comparativo tanto de la reunión 
de la APEC como del Foro Social Chileno, además de una versión más real de 
lo que fue la marcha, considerada la más asistida desde el referendo que 
tumbó a Pinochet del gobierno, y una de las mas coloridas, plurales y 
alegres de la historia de Chile, de las conclusiones del Foro y de sus 
logros, las imágenes de la Red Arcoiris y la Caravana fueron las que 
mostraron ese carácter abierto, creativo y lúdico que tuvo este histórico 
encuentro de la diversidad combativa y en resistencia, que busca otro mundo 
y otro Chile posibles, y al que asistieron mas de 7000 personas. 
 
El éxito impresionante del Foro, las palabras de agradecimiento de su 
principal coordinadora, Sara Larrain, que al finalizar el evento pasó a 
nuestro stand a saludarnos y reconocer el aporte en lo creativo y espiritual 
de nuestra presencia como Movimiento integrado Arcoiris, nos comprueban 
ampliamente que nos encontramos en la buena senda. Que la sincronía de lo 
que estamos haciendo con lo que está pasando en Chile no es casual, que 
tanto los trabajos que se vienen realizando por más de un año en el Cerro 
Blanco, como la labor de los movimientos de recuperación de la identidad 
amerindígena que proponen tanto los ancianos y sacerdotes de las Américas, 
como los enviados del pueblo Maya, los miembros del Camino Rojo, los 
guardianes de las tradiciones originarias de Chile, la gente de CONACIN y de 
la revista Identidad, la creación y fortalecimiento de la Red Arcoiris de 
Chile, y tantas otras entidades luminosas que autónomamente nos estamos 
reunificando, está colaborando para dar mas fuerza a nuestra presencia en el 
ámbito bioregional y planetario. Para mantener, frente al avance de la 
Matrix, la esperanza de otras realidades posibles. 
 
Y mencionando a Identidad Indígena, quiero agradecer a Paulina y Andrea 
Arce, que junto con Patara, acaban de publicar su número 6, tan bello como 
los anteriores, en el amablemente incluyeron un artículo mío Visitas a lo 
Ancestral, con relatos de nuestro paso por distintas comunidades 
originarias, desde las selvas de Chiapas hasta los desiertos de Tarapacá, y 
con una selección de 9 fotos a todo color. Se trata de testimonios de esos 
momentos inolvidables pasados con el EZLN, con los abuelos mayas de 
Guatemala, los abuelos andinos en el valle de Urubamba en Perú, del temazcal 
con los niños del pueblo manteño de Agua Blanca en Ecuador, de nuestra 
estancia con los hermanos panares en el Orinoco venezolano, los nobe goblé 
en Panamá y cerrando con el símbolo de la mazorca madre arcoiris, con granos 
de los maíces de las cuatro direcciones y colores. Eso, y la reimpresión en 
ese mismo número de la Leyenda de los Guerreros del Arcoiris, (Sy se unirán 
las razas..) tomada de uno de mis textos, son otras de esas huellas ligeras 
que la Caravana sigue dejando a su paso, para contribuir a crear puentes 
entre pueblos y enlazarnos con movimientos aliados que nos identificamos en 
el propósito de dejar un mundo mejor para los que vienen. 
 
Y así llegamos al final de este largo, pero espero entretenido relato de 
nuestras últimas aventuras. Bastó salir de Iquique, una vez todo lo que se 
tenía que hacer ahí, hecho, para que la Caravana volviese a situarse en la 
cresta de la Ola del Suvuya, como le corresponde. No todo es de color de 
rosas, pues somos todavía un grupo pequeño, (nueve o diez en la actualidad) 
aunque muy efectivo y armónico, tenemos como siempre, más que siempre, 
necesidad de generar recursos y con algunas deudas que cubrir. Sin embargo, 
tenemos por delante retos muy bellos como la producción del concierto y la 
realización del Llamado del Arcoiris, Primer Consejo de Acción Bioregional 
en Chile, y otro paso importante antes de acudir y responder al Llamado del 
Colibrí, que nos convoca para la primavera-(del Sur)-el próximo año en 
Brasil. 
 
Estoy también preparando mi viaje anual a México, pues tengo que conocer a 
mi nieto Sebastián Kin, volver a pasar unos momentos con mi madre y el resto 
de mi familia, tanto la de sangre como mi tribu de guerreros, hermanitas y 
coyotes, y promover el libro de relatos caravaneros Hay Tantos Caminos, que 
hasta la fecha no he podido ver impreso todavía. Así que si por ahí me 
escucha algún o alguna caravanera que todavía tenga despierto el espíritu 
nómada de servicio y amor al proyecto, que quiera apoyarnos en alguna forma 
y-o retomar el bastón por un rato, mientras me tomo un respiro y me recupero 
un poco de este durísimo año, que ha dejado huellas blancas en mi cabellera 
y surcos marcados en mi enjuto rostro, los demás caravaneros, a bordo y 
llevando actualmente el timón de las naves, se los agradecerán muchísimo. 
 
Bueno, con este mensaje, les mando a todos un saludo desde las alturas del 
Apu Wechuraba, agradeciendo a la Vida por todas sus bondades, riqueza de 
experiencias, y a todos los ángeles, maestros, princesas, brujas, sanadores 
y guerreros que en el camino se van apareciendo, y nos brindan su mano, nos 
abren su corazón y comparten sus conocimientos, espacios, tiempo con 
nosotros. Para ellos, y para todos, les enviamos lo mejor de cada uno de 
nosotrosSY, recuerden, que aunque los perros ladren, la Caravana de 
SueñosSsigue en su Peregrinaje a la Tierra del Fuego. Solo nos faltan 2500 
kilómetros!! Sigan con nosotros!!! -Hasta siempre,- el Subcoyote Alberto 
 
 
Más info sobre la Aldea de Paz 
En www.lacaravana.org  
 
 
 
------------------------------------------------------------------------ 
  Algunos de los cientos de artículos en venta/subasta en eGrupos.net 
------------------------------------------------------------------------ 
 * manos libres (42 EUR) 
   -->> http://www.egrupos.net/artid/483 
 
 * CPU SEMPRON 2200, 128 DDR 333, HD 40 OFERTA!!! (275 USD) 
   -->> http://www.egrupos.net/artid/492 
 
 * Moneda exótica (año 2000), cambio de milenio. (10 EUR) 
   -->> http://www.egrupos.net/artid/491 
 
 ¿Tienes algo que deseas vender? ¿O comprar? Visita ya WWW.EGRUPOS.NET 
------------------------------------------------------------------------ 
 
 
_______________________________________________________________________ 
http://www.eListas.net/ 
El sistema de Listas de correo y Newsletters más completo de la Red