Inicio > Mis eListas > gap > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 7248 al 7287 
AsuntoAutor
Cuahtlapcupeuh Edgar Je
LA MUJER ARBOL. andres a
NOBEL WARNING!!! andres a
Paloma de la PAz Sylvia R
Recordatorio del C Guillerm
MARAVILLOSO QUINT Anahuak
Oración para el Po Anahuak
Corriente de amor Susy Per
UN ÉXODO DE ALMAS Susy Per
12:12. INSTRUCCION Anahuak
TIERRAAAAA...... Anahuak
FW: navidad Anahuak
Educacion para la Anahuak
Recepción de la En Anahuak
Re: De quien es la Anahuak
Sintiéndose Perman Susy Per
Mensaje de Amadito Lillian
PRIMER ENCUENTRO D Anahuak
COMUNICADO de la C Anahuak
Gran acogida a p Anahuak
Re: Hacia un Congr Anahuak
¿Nueva Luna? Guillerm
Ela de Arcturus: e Guillerm
Resultados de la A Guillerm
red guatemalteca d federico
Santa María Señora Edgar Je
Bellringer: Milagr Guillerm
Meditación por la Anahuak
Testigos de un nue Anahuak
FW: Verde y Natura Anahuak
Hadas y navidades Anahuak
Re: Anoche tuve un Anahuak
Luna Ritmica del L Anahuak
MEDITACION MUNDIAL Anahuak
LA RED COMO ENTIDA Anahuak
Proyecto desde Mex Anahuak
El lenguaje cohere Anahuak
Feng Shui para Nav Edgar Je
Ag-agria: suspiro Guillerm
Noticia importante Anahuak
 << 40 ant. | 40 sig. >>
 
FORO GAP INTERNACIONAL
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 9201     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[GAP] Santa María Señora de Guadalupe
Fecha: 13 de Diciembre, 2004  23:09:58 (+0100)
Autor:Edgar Jerezano <torasyah @.......com>

Santa María Señora de Guadalupe
María ha sido reconocida por muchos nombres y títulos, llamada de muchas
maneras, esas son sus diversas advocaciones, ella es Jasna Góra en Polonia,
Lourdes en Francia. Nuestra Señora de Guadalupe en México y América. La Virgen
del Lujan en Argentina. Nra. Sra. de Copacabana en Bolivia. Nra. Sra. Aparecida
en Brasil. La Virgen del Carmen de Maipú en Chile. Nra. Sra. de Chiquinquirá en
Colombia. Nuestra Señora de los Angeles en Costa Rica. La Caridad del Cobre en
Cuba. Nra. Sra. del Quinche en Ecuador. La Virgen del Pilar en España. Santa
María del Rosario en Guatemala. Nuestra Señora del Perpetuo Socorro en Haití.
Nuestra Señora de Suyapa en Honduras. La Inmaculada Concepción de El Viejo (La
Purísima) en Nicaragua. Santa María de la Antigua en Panamá. Nra. Señora de los
Milagros de Caacupé en Paraguay. Nra. Señora de la Merced en Perú. Ntra. Sra. de
la Divina Providencia en Puerto Rico. Nuestra Señora de la Altagracia en
República Dominicana. Nuestra Señora de la Paz en San Salvador. Nra. Sra. de los
Treinta y Tres en Uruguay. Nuestra Señora de Coromoto en Venezuela.

Fray Bernardino de Sahagún dice que el santuario de la diosa Tonantzin se
encontraba en el Tepeyac, en el mismo sitio donde hoy día se venera a la Virgen
de Guadalupe. El mismo Sahagún se refiere a esta deidad prehispánica como madre
de los dioses, cuyo nombre significa “nuestra madrecita”. Su culto se remonta en
el Tepeyac a dos mil quinientos años. 

Tonantzin - Guadalupe
Tuvieron que pasar más de 4 siglos para darnos cuenta que la imagen es un
“códice indígena” (amoxtli), la imagen en la tilma de Juan Diego es un mensaje
pictográfico, un verdadero enjambre de símbolos”. Es un evangelio en
jeroglíficos. La imagen de la Virgen venía destinada a un pueblo que se
comunicaba con imágenes, por lo cual a la mente indígena, no podía tratarse de un
mero retrato, sino de un mensaje.
Ni un instante se necesitó para que todos los indios la reconocieran como su
“Cihuapilli Tonantzin”: La Reina, nuestra venerable Madre”. La palabra
“Cihuapilli” que se utiliza repetidamente para designarla significa ‘niña’,
‘muchachita’, ‘hija’, y también ‘Dama’, ‘Noble Señora’, ‘Reina’. 
En el Nican Mopohua, Santa María de Guadalupe le dijo a Juan Diego: «Sábete que
Yo soy la siempre Virgen María, Madre del verdadero Dios, por quien se vive». Se
presenta como la Madre de Dios, con los nombres con que era conocida por los
mexicas. Se da a conocer como Madre del In huel nelli Teotl (Verdadero Dios que
es raíz de todo), de Ipalnemohuani (Aquél por Quien vivimos y todo se mueve), del
Teyocoyani (Creador de las personas), del Tloque Nahuaque (Señor del cerca y del
junto) y del Ilhuicahua in tlacticpaque (Señor del Cielo y de la Tierra).

La Señora del Cielo enmarcó su retrato, entre las plumas del ángel y el pequeño
broche que lleva al cuello, idéntico al óvalo de jade que las estatuas de los
dioses llevaban sobre el pecho, como su propia alma, el broche lleva una cruz,
señalando la unión de las dos culturas. Una jovencita mestiza es el arquetipo
gráfico que adoptó la Madre de Ometeotl “Dios dual, Padre-Madre”.
Su manto es el Xiuhtilmatli “tilma de jade o turquesa” propia sólo de los más
altos Tlatoanis. Traía a la memoria indígena a Huitzilopochtli, porque Ilhuicatl
Xoxouqui, el “cielo azul” era el 7º de los 13 cielos, donde residía. Las
estrellas sobreponían a la mente indígena otro concepto: Citlalinicue (la de la
falda de estrellas) otro nombre de Omecihuatl (Mujer dual), el lado femenino de
Ometeotl, el dios dual creador. 
Y esta asociación con la noche, la confirma el cinto oscuro (observadores de los
siglos XVII y XVIII dijeron que era morado), separado en ángulo por sus dos
extremos, exactamente como la serpiente que forma el cinturón de Coatlicue (La de
faldas de serpiente).
Como típica yuxtaposición de Amoxtli (códice), al aspecto nocturno se sobrepone
el diurno, pues la Señora está vestida del sol. El sol aún no despunta, lo que
significa exactamente otros de los nombres divinos: Tonatiuh “El que va haciendo
el día” y Citlallatonac “astro que hace lucir las cosas”
Lo que llena primero la pintura, no es la imagen de la virgen, sino un gran
resplandor, un sol, que se abre paso entre nubes. La expresión “Mixtitlan
Ayautitlan” = “entre nubes y entre nieblas”, significaba para ellos “Llegada de
Dios”. 
De la parte posterior de la imagen salen rayos dorados alternados; unos ahusados
más largos y otros serpeados más cortos; son unos 139 aparentemente. 
La posición del cuerpo nos muestra que tiene flexionada su pierna izquierda
-andar, peregrinar-. También nos dice también que esta danzando; la danza en las
culturas precolombinas era fiesta y oración. Y nos enseña a buscar la armonía con
los ciclos de la naturaleza.
La virgen está parada precisamente en el centro de la Luna y ese es el
significado de México (Meztli = luna, Xictli = ombligo, centro; co = lugar: en el
ombligo de la Luna)
El manto es el cielo nocturno, la túnica con montes floridos representa a la
tierra y el sol ilumina el conjunto, a los ojos indígenas, la Virgen aparece para
reconciliar el antagonismo cósmico. El eterno conflicto entre el sol, la luna y
las estrellas había acabado.
Para un indio de cultura náhuatl lo que aprecia en la tilma es una mujer
transformada en sol, porque lleva en su seno al niño-Sol, al nuevo Sol. Los
colores de la imagen son los usados en la cosmogonía indígena: Oriente = Rojo (en
la túnica). Norte = Negro (en el cinturón). Poniente = Blanco (mangas y cuello de
la túnica). Sur = Azul (en el manto).

Otra reconciliación importante para el indígena, la parte más elocuente del
cuadro, es el ángel que aparece debajo y que ocupa el lugar de raíz del sustento
y fundamento. Este ángel une con sus manos a la tierra (túnica) y a cielo
(manto). El ángel no es un niño, sino un joven de grave semblante, como todo
pupilo del Calmecac. En la mente indígena se le asocia inmediatamente con
Quetzalcoatl, la serpiente emplumada, las plumas de águila del ángel no son
largas y suaves, sino agudas como puñales, “símbolo del sacrificio y la guerra
interior”. El que el ángel sea un joven con gesto de anciano, para el indio era
pensar en Tepochtli, el “eternamente joven”, una de las advocaciones de
Tezcatlipoca. Los colores de las alas son azul, blanco y rojo. El blanco (nubes)
y rojo de las alas, hablan de Tláloc, dios del agua y de Xiutecuhtli, dios del
fuego. La nube era símbolo del Dios Tláloc y sus tlaloques, pero también de
Ometeotl. El azul nos recuerda a la diosa del agua Chalchiuhtlicue, esposa de
Tláloc.
Así en los atributos del ángel podían identificar a toda su antigua religión:
Quetzalcoatl, Tezcatlipoca, Huitzilopochtli, Tláloc.... que servían de raíz y
sustento a la imagen de la nueva época, la Madre del verdadero Dios por quien se
vive. Permitía para los indígenas, no un corte de sus creencias y tradiciones, la
Huehuetlamatiliztli = Tradición de los Ancianos, sino una continuación adaptada a
las nuevas circunstancias.
El ángel les mostraba unificados y en paz a todos sus dioses, veían a los
principales actores del conflicto cósmico, pacifica y reverentemente juntos,
haciendo de marco a la Madre de Ometeotl, el sol, la luna y las estrellas. Si el
sol ya no requería del chalchihuatl humano (sangre y sacrificio) era porque
reinaba en el universo un orden nuevo, se iniciaba una nueva etapa. Los dioses
acabaron sus hostilidades, ante la Madre de Ometeotl. 

El Padre Mario Rojas Sánchez en colaboración con expertos de la U.N.A.M.,
partiendo de la hipótesis de que el “nahui ollin” (flor de 4 pétalos en el
vientre de la Virgen) fuese el Tepeyac y que ahí se pudiese colocar un hipotético
observador, ha podido demostrar una correlación entre los cerros floridos de la
túnica y las cumbres más altas de México (Popocatepetl, Iztaccíhuatl, Pico de
Orizaba, etc.) reportada a una escala de 1: 1’000,000. Las flores de la túnica
tienen la forma del glifo usado en los códices, para representar a los cerros
(tepetl). La rosa estilizada en forma de cruz (quincunce), es un símbolo de
Venus/Quetzalcoatl como Tlahuizcalpantecuhtli “Señor de la casa del alba” La
virgen se presento entre flores porque para los indios las flores (signo Xochitl)
simbolizan auto-perfeccionamiento, arte, belleza interior y la presencia de Dios.

Los estudios desarrollados en la imagen de la Virgen de Guadalupe, dirigidos a
identificar elementos geográficos del Valle de México en su túnica, hicieron
pensar al Presbítero Mario Rojas Sánchez que pudiera haber una relación entre las
estrellas del manto con las del cielo de invierno de 1531.
Se busco formar agrupaciones estelares en la imagen, correspondientes con el
cielo del momento del solsticio de invierno del año de su aparición, en las
coordenadas geográficas de la Ciudad de México.
Los cálculos del Instituto de Astronomía de la U.N.A.M. demuestran que el
solsticio de invierno de 1531, tuvo lugar el 12 de diciembre a las 10: 40 hrs.,
del meridiano 90º W de Greenwich, en realidad a las 10: 36 minutos hora local. El
12 de diciembre del calendario Juliano que se usaba entonces corresponde al 22 de
diciembre del calendario Gregoriano actual, de acuerdo a ese calendario el día
juliano fue el 2 280 601.167. Según el Xiuhpohualli o calendario civil nahua el
día fue ce miquiztli, 1 muerte, del mes Atemoztli del año Matlahtli Omei Acatl,
13 Caña del calendario de Tenochtitlan o al día yei miquiztli, 3 muerte, del mes
atemoztli del año Ome Acatl 2 Caña, del calendario de Tlatelolco. La dificultad
principal para identificar las estrellas y su agrupación en constelaciones es que
no debe hacerse en forma geocéntrica. Sino que en el manto las estrellas aparecen
invertidas, como si fueran vistos desde “fuera” de la bóveda celeste. Las
estrellas en el manto no corresponden a como uno las ve desde la tierra. Sino a
como se verían desde el espacio exterior proyectadas sobre la tierra. Con estos
estudios se hizo la correlación con las 46 estrellas del manto (24 de su lado
izquierdo y 22 del derecho), encontrándose que no están puestas al azar, sino que
corresponden a las más brillantes estrellas de 15 constelaciones en la posición
que tenían en el solsticio de invierno de 1531. 
La Virgen de Guadalupe puso en su manto las estrellas del solsticio de invierno
de 1531, del Valle del Anahuac. Las 15 constelaciones cuyas estrellas más
brillantes están en el manto son: Boyero, Cabellera de Berenice, Perros de Caza,
Osa Mayor, Dragón, Auriga, Toro, Ofiuco, Escorpión, Libra, Hidra, Lobo, Centauro,
Cruz del Sur y Can Mayor.
En base a los estudios astronómicos sobre el manto de estrellas de la Virgen de
Guadalupe, se aprecia en su lado izquierdo medio a la altura del moño que cae
sobre su vientre, el cuadrado de la Osa Mayor (el gran cucharón, Ursa Major) con
el mango que constituye Epsilon, Zeta y Eta de la misma, a la derecha se
encontraría Alfa y beta de Canes Venaciti (Perros de caza). A la izquierda
desplazada hacia abajo se encuentra Draco (Dragón). Al seguir la cola de la Osa
Mayor se aprecia una T formada por Lambda, Eta y Zeta del Boyero (Bootes). Beta
de Cabellera de Berenice (Coma Berenices) se sitúa entre está y la Osa Mayor,
Ómicron y Kappa de la misma están abajo del cuadrado, desplazadas hacia la
izquierda. En la esquina del manto se observa una estrella que junto con la otra
estrella debajo, a la derecha del cuerno izquierdo de la luna, corresponden a la
constelación de Auriga (Cochero). En el extremo del manto en la parte sostenida
por la mano derecha del ángel, se encuentran Alfa, Teta y Gama de Tauro. En la
frente de la virgen está la Corona Boreal, en su pecho y manos se encuentra la
constelación de Virgo. Hacia abajo sobre el signo nahui ollin (4 movimiento)
queda la constelación de Leo. hacia la altura de la rodilla irían los Gemelos
(Géminis) Y al ángel identificado con Juan Diego, le corresponde la constelación
del legendario gigante Orión. Del lado derecho la estrella solitaria a la
izquierda del otro cuerno de la luna es Proción, Alfa de Can Menor. Hacia arriba
en el lado izquierdo de la imagen resaltan claramente las 4 estrellas que forman
la Cruz del Sur. Arriba se tiene un cuadrado formado por Iota, Zeta, Eta y Teta
de Centauro (sagitario) que con Épsilon se prolonga al borde de la imagen. Arriba
a la derecha están las dos estrellas más brillantes de la constelación del Lobo
(Lupus), que se completan a su izquierda con la estrella solitaria de Pi de la
Hidra. Arriba se observa una L formada por Beta, Alfa y Sigma de la Balanza
(Libra), inmediatamente a la derecha aparecen las estrellas de la parte más
reconocible de Scorpius (Escorpión), finalmente en lo alto del manto tenemos
Épsilon, Kappa y Alfa de Ofiuco (ophiucus). Ese día el Sol y Venus se encontraban
en Sagitario, Mercurio estaba en Escorpio, Júpiter se encontraba en Libra, la
Luna en Acuario.
La observación muestra que la constelación de Virgo, aparece hacia el Este; que
el León, culmina y que desaparece Tauro en el Occidente. La porción derecha de la
imagen corresponde al horizonte del Norte y la izquierda al Sur. En el Este
asciende la Virgen que ciñe la Corona Boreal y al poniente el gigante Orión se
superpone a la figura del ángel que sostiene a la Virgen.

El náhuatl procede idiomáticamente por difrasismos o bilexismos, los ideogramas
en el icono de la Virgen se han de leer en su dinamicidad dual:
1) Manos de la Santísima Virgen = casa = Mi casita Sagrada = Mi templo - calli.
2) Manos del ángel = Postura de medida = Postura de mecate - mecatl.
Las manos son importantes para la cultura náhuatl en su carácter significante:
están constituidas por cinco dedos en carácter binario; serán doble cinco que
evoca el nahui ollin o el cuarto movimiento o el quinto sol. De aquí que estas
posturas de las manos, si las traducimos, será: calli y mecatl; dirá Calmecac =
la casa de los mecates, la casa de los tiempos, donde se aprende a medir los
tiempos. De la mano derecha a la izquierda del ángel: fin de un tiempo, principio
de otro.
3) Manto de la Virgen = cielo. 
4) Túnica = Tierra. Color del manto azul turquesa = vida. Color del vestido rosa
= el amanecer. Conjunto = la totalidad, el universo; quehacer cósmico, nuestro
quehacer y el quehacer de Dios. Estrellas = Cenzontlatoa = cuatrocientas voces =
innumerables estrellas. Flores = xochitl = voces de Dios en la tierra = contienen
el cuícatl = el canto. Unidas: el mensaje de Dios en la tierra.
5) En el vientre de la virgen = callitic = calli, casa, e ititl, vientre, y el
locativo c en = dentro de la casa, en el vientre casa.
6) La flor de Quetzalcoatl = el nahui ollin = 4 movimiento = dinamismo perfecto:
niño sol, sol por nacer, morada de Dios = omeyocan = centro del universo, centro
de la historia, plenitud del tiempo y del espacio, origen de la vida: el
principio dinámico por excelencia. Significado: Ella es Madre del Niño Sol. Ella
y el Niño Sol son el centro. Esa florecita es la estilización del nahui ollin, es
decir, de lo que hay en el centro de la Piedra del Sol, que aparece en los
monumentos y en los códices del mundo náhuatl y que es el fundamento de su
cultura.
7) Moño negro: color de la fecundidad. Evoca un cerro-pirámide; trazo geométrico
y diagonal del caminar del sol en el rectángulo cósmico. El trazo constituye la
dimensión solsticial: invierno. 
8) Rayos rectos solares: Ella está vestida de sol, lleva al Niño Sol-Jesucristo
en su vientre; se expande su fuerza a través de Ella. 
9) Rayos curvos: resplandor; evocan a los Xiuhcoatl, dos serpientes de fuego que
circundan el calendario azteca.
10) La Santísima Virgen está de pie, en danza, sobre el ombligo de la luna.
Estar de pie es postura de Nelli = postura de la verdad, como el árbol de la
vida. La luna tiene color negro, color de la fecundidad, color del occidente, a
donde va el sol. 
11) La forma oval de la imagen: se inscribe dentro de un óvalo: Ella es el
principio de la vida, que surge geométricamente de dos círculos. El doble óvalo:
Nuestros principios vitales están en Jesucristo y en Mí: «¿No soy la fuente de tu
vida y de tu salud?», nos dirá en el Nican Mopohua.
12) Postura gestual: mirada hacia el norte, postura de Santa María. El norte es
el símbolo del frío, de lo árido, de la muerte. Es mirar por la oreja:
tenacazitta: te = persona, naztli = oreja, itta = ver. Quiere decir, mirar con
afecto y cuidado; indica respeto: al sol no se le mira de frente, por eso al rey
no se le puede mirar de frente.
13) Mirada del ángel hacia el sur: el sur es lluvia, es el espacio del fuego,
del viento, del sol de medio día. Ángel: su camisa, sus alas: guerrero águila;
lleva la carga-cargo-misión de portar-llevar a María Santísima; enseña la oreja y
el ojo; ha visto y oído, es el guía; el que da a conocer, el que ha sido
iluminado; el que participa de la vida de Ella y del Niño Sol: el color de su
vestido es el del fuego; su pelo negro; tinta roja, tinta negra: sabiduría. 
14) La postura de danza: viene a devolver la alegría; la música divina alegra
nuestro corazón. Viene del Oriente, lugar de la Verdad, la música, la vida, el
amor, las flores, el paraíso.

A pesar de los sorprendentes descubrimientos obtenidos con los diversos análisis
sobre la tilma, el misterio más desconcertante y espectacular de los que guarda
La Virgen de Guadalupe se encuentra en los ojos de la señora. En 1929, Alfonso
Marcue -fotógrafo oficial de la vieja basílica de Guadalupe- descubría en una
fotografía en blanco y negro algo que lo dejo perplejo: en los ojos de la Virgen
aparecía el rostro de un hombre con barba.
Cuando se hubo asegurado por completo de su descubrimiento lo puso en
conocimiento de la jerarquía católica de México. Sin embargo, Marcue fue obligado
a guardar silencio por los religiosos. Así, el fabuloso descubrimiento permaneció
oculto durante 22 años. Seria otro hombre, el dibujante Carlos Salinas, quien
tras conocer la existencia de la "anomalía" se volcase en el estudio de los ojos
de la guadalupana. El 29 de mayo de 1951 descubriría en la pupilas de la imagen
lo que el identifico como "la cabeza de Juan Diego". Unos meses mas tarde, en
septiembre de ese mismo año, Salinas pudo inspeccionar y fotografiar la tilma sin
el cristal que la protege, corroborando lo que ya había visto en fotografías. A
partir de entonces numerosos médicos y oftalmólogos inspeccionaron y analizaron
el milagroso ayate. Todos llegaron a la misma conclusión: "allí aparece un busto
humano". 
A pesar de los diversos análisis sobre los ojos de la guadalupana, la cosa no
avanzaría mucho hasta 1979. Fue en ese año cuando el profesor José Aste Tonsmann
(miembro del Centro Científico de IBM) tuvo la idea de digitalizar y ampliar las
fotografías de los ojos de la Virgen. Fue así como descubrió las figuras de
varios personajes, entre ellas la de un "indio sentado" y varias personas
arrodilladas en actitud de reverencia. En opinión de los diversos estudiosos, y
siguiendo el relato aparecido en el Nican Mopohua, estas figuras se
corresponderían con las del indio Juan Diego, el obispo Zumarraga y las demás
personas presentes en el momento en que el "indito" desplegó la tilma, mostrando
la imagen de la Virgen. 
Las imágenes de Purjinke-Sanson, son las 3 que se forman dentro de nuestros
ojos, de todo objeto que vemos; una se produce en la cara anterior de la córnea,
la segunda en la superficie anterior del cristalino y la tercera en la superficie
posterior del mismo. Médicos que han observado los ojos con oftalmoscopio, dicen
que tienen la sensación de profundidad y curvatura de la córnea propia de un ojo
vivo. El oftalmólogo Dr. Jorge Antonio Escalante, afirma en sus conferencias que:
“la córnea presenta pequeños puntos (llamados en oftalmología pecas), como los
que se encuentran en los ojos de los seres vivos”.

Los personajes
El resultado de 20 años de cuidadoso estudio de los ojos de la Virgen de
Guadalupe ha sido el descubrimiento de 13 minúsculas figuras, afirma el doctor
José Aste Tönsmann.
1.- UN INDÍGENA OBSERVA CON ATENCIÓN: Aparece de cuerpo entero, sentado en el
suelo. Su cabeza está ligeramente levantada y parece dirigir su mirada hacia
arriba, en señal de atención y reverencia. Destacan una especie de aro en la
oreja (arracada) y huaraches en los pies. 
2.- EL ANCIANO: A continuación se aprecia el rostro de un anciano, de calva
grande, nariz prominente y recta; ojos hundidos que ven hacia abajo y barba
blanca. Los rasgos coinciden con un hombre de raza blanca. Su gran parecido a la
cara del obispo Zumárraga, como aparece en las pinturas de Miguel cabrera del
siglo XVIII, permite suponer que se trata de la misma persona. 
3.- EL HOMBRE JOVEN: Junto al anciano está un joven con facciones que denotan
asombro. La posición de los labios del joven parecen dirigir la palabra al
obispo. Su cercanía con él ha llevado a pensar que se trata de un traductor, pues
el obispo no hablaba náhuatl. Se cree que se trata de Juan González, joven
español nacido entre 1500 y 1510.
4.- JUAN DIEGO: Se evidencia el rostro de un hombre maduro, con aspecto
indígena, barba rala, nariz aguileña y labios entreabiertos. Lleva un sombrero
con forma de cucurucho, de uso corriente entre los indígenas dedicados a las
faenas del campo en esa época. Lo más interesante de esta figura es la tilma que
lleva anudada al cuello, extiende el brazo derecho y la despliega en dirección a
donde se encuentra el anciano; la hipótesis del investigador supone que esta
silueta corresponde al vidente Juan Diego.
5.- UNA MUJER NEGRA, UN HALLAZGO SORPRENDENTE: Detrás de Juan Diego, aparece una
mujer de ojos penetrantes que mira con asombro. Sólo pueden verse el busto y la
cara. Es de tez morena, nariz achatada y labios gruesos, rasgos que corresponden
a los de una mujer de raza negra. El padre Mariano Cuevas en su libro: “Historia
de la Iglesia en México” comprueba que el obispo Zumárraga había concedido en su
testamento la libertad a la esclava negra que le había servido en México.
6.- EL HOMBRE BARBADO: En el extremo derecho de ambas córneas aparece un hombre
barbado, con facciones europeas al que no ha sido posible identificar. Muestra
una actitud contemplativa, su rostro expresa interés y perplejidad; mantiene la
mirada hacia el lugar en donde el indígena despliega su tilma.
UN MISTERIO DENTRO DEL MISTERIO (compuesto por las figuras 7, 8, 9, 10, 11, 12 y
13)
En el centro de ambos ojos aparece lo que se ha denominado “grupo familiar
indígena”. Las imágenes son de diferente tamaño a las demás, sin embargo estas
personas guardan entre sí un mismo tamaño y componen una escena diferente. (7)
Una mujer joven de rasgos muy finos que parece mirar hacia abajo. Tiene sobre su
cabello una especie de tocado: trenzas o cabello entretejido con flores. Sujeto a
su espalda se distingue la cabeza de un bebé en un rebozo (8). A un nivel más
bajo y a la derecha de la joven madre está un hombre con sombrero (9) y entre
ambos, se observa una pareja de niños (hombre y mujer, 10 y 11). Otro par de
figuras, esta vez de hombre y mujer maduros (12 y 13) se encuentra de pie, atrás
de la mujer joven. Este hombre maduro (13) es la única figura que el investigador
no ha podido encontrar en ambos ojos de la Virgen, sólo está presente en el
derecho.
Para algunos estudiosos de la tilma estas imágenes no son otra cosa que el
último de los milagros de la Guadalupana, un mensaje colocado en sus ojos para
que fueran descubiertos solo cuando la humanidad alcanzase cierto desarrollo
tecnológico. Un mensaje, en definitiva, colocado para demostrar la veracidad de
unos hechos que cambiaron la historia del Nuevo Mundo.

La proporción áurea es: la correspondencia armónica y exacta de las partes con
el todo. El ideal de la pintura perfecta para los clásicos, egipcios, griegos,
romanos y durante el Renacimiento, fue la que guarda la proporción áurea, armonía
de razones geométricas, relación de magnitudes y espacios, en torno a un eje
recto. Se encuentra en las galaxias cósmicas y en el submundo de átomos, en los
fósiles, las células y en la pintura de la Virgen de Guadalupe, en torno al eje
vertical del cosido de los dos lienzos. Se quiso pintar a María en la exactitud
matemática de la “proporción áurea, dorada o divina” guardando exactamente uno de
los ideales o preceptos básicos del arte pictográfico del clasicismo. 
La pintura Guadalupana tiene exactamente las medidas de un “rectángulo dorado”,
cuyo eje la marca la costura que une los dos retazos o partes del ayate. Un
perfecto óvalo o elipse enmarca los rayos del sol y a toda la imagen, mientras
dos círculos iguales la centran, uno en torno de los hombros y las manos de la
pintura y el otro siguiendo exactamente la curvatura de la Luna.

Saludos fraternales desde Xalapa, Ver
Edgar Jerezano A.



------------------------------------------------------------------------
  Algunos de los cientos de artículos en venta/subasta en eGrupos.net
------------------------------------------------------------------------
 * Flash Profesional Metz Ct-4 (600 EUR)
   -->> http://www.egrupos.net/artid/509

 * European Board of Urology (10 EUR)
   -->> http://www.egrupos.net/artid/508

 * STAR WARS: DARTH VADER C- 10, AÑO 1983 (5.8 EUR)
   -->> http://www.egrupos.net/artid/91

 ¿Tienes algo que deseas vender? ¿O comprar? Visita ya WWW.EGRUPOS.NET
------------------------------------------------------------------------


_______________________________________________________________________
http://www.eListas.net/
El sistema de Listas de correo y Newsletters más completo de la Red