Inicio > Mis eListas > gap > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 761 al 800 
AsuntoAutor
México, maíz conta Adán Cru
Mensaje de una nor Ricardo
TAMBORES Y DANZA P Ricardo
CineLuz Ricardo
CULTURA DE PAZ GL CLAUDIA
FW: Mensaje de una Ricardo
Mensaje de la Fede Ricardo
Erks / GAIA SUR Malena S
SIN FORMATO //Erks Malena S
La Tierra, una est Ricardo
Foro Social Mundia Ricardo
Niños argentinos c Ricardo
MENSAJE DE LUZ Celder
Fw: AMIGA "MAT Octavio
RV: Informe de OMS Eduardo
LA NUEVA CONCEPCIÖ Celder
Otras victimas el Ricardo
Claves para la Vic Josue
FELICIDADES GAP ER Malena S
Meditación Mundial jgl
RV: Invitacion Adán Cru
¿Sabemos Orar? - ¿ Alejandr
FW: ANTES DEL ATAQ Ricardo
gap-erks Ami
Urgente: Acto anti Ricardo
SUGERENCIA POR LA Ricardo
Crystaluz/Accion Luciana
Union por la Paz. Andrea K
CONGRESO DE MEDICI Ricardo
FW: Compartir expe Ricardo
SOBRE EL NUEVO OR Ruben Pe
Programa del Espac Ricardo
Fw: RV: Carta de R Antonia
CristaLuz y Malena Ricardo
Concentracion por Ricardo
FW: Día del Perdón Ricardo
El Veneno de las F Ricardo
MENSAJE DE JESUS D Ricardo
Mensaje de Dios rama
NUEVO GRUPO REPRES Ricardo
 << 40 ant. | 40 sig. >>
 
FORO GAP INTERNACIONAL
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2694     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[GAP] RV: Informe de OMS sobre Afganistan El gobierno de EEUU gasta 40.000 millones en armamento
Fecha:Domingo, 23 de Septiembre, 2001  16:01:20 (-0300)
Autor:Eduardo Bauducco <ebauducco @.....com>

Si desea puede reenviar este mensaje a todas las personas que lo crea oportuno, especialmente a norteamericanos, como una muestra más de lo que está sucediendo fuera del estrecho horizonte del territorio de EEUU.
 
Más abajo adjunto datos del informe de la Organización Mundial de la Salud sobre Afganistan que sirven para reflexionar sobre los motivos que puede tener EEUU para iniciar una intervención bélica. ( texto en negrita y cursiva)
 

    EEUU utiliza el atentado que sufrió como excusa para gastar 40.000.000.000 de dólares (40.000 millones), que gastará en armamento, tecnología, e infraestructura, generando un sistema de vigilancia y sometimiento internacional que lo único que busca es acentuar y profundizar su hegemonía de dominio y control mundial bajo el pretexto de preservar su seguridad nacional.

    Es muy probable que algunos sectores del gobierno tengan cierto grado participación en los atentados y responsabilidad de no haber actuado para prevenirlos ya que disponen de sistemas de seguridad más que suficiente para evitar la organización de un ataque de tal magnitud. De haber sido un atentado menor, la población norteamericana hubiera adoptado una actitud mas juiciosa para con las medidas que adoptó su gobierno, pero la magnitud y espectacularidad de los mismos, sumen a la gente en un shock emocional que es la condición indispensable para las máximas autoridades para justificar sus próximos gastos y acciones.

    Las políticas económicas que fomenta EEUU protegiendo únicamente sus intereses, descuidando el medio ambiente, desconociendo y violando tratados internacionales que ellos mismos firman cuando les conviene, prestando dinero a países con gobiernos militares que asesinan a sus pueblos, fomentando la acumulación de riquezas en su país a costa del hambre y miseria del tercer mundo, bloqueando e interfiriendo las economías que se resisten a su sometimiento, protegiendo a sus industrias farmacéuticas a costo de la muerte de millones de seres humanos por no poder acceder a los medicamentos que no pueden pagar por los altísimos precios que exigen, y en síntesis, poniendo al dinero y poder como valor único y supremo, engañan a su pueblo y perpetran el peor atentado que desde hace varios años viene sufriendo toda la humanidad.

    No son 6.000 o 10.000 personas muertas en un atentado publicado a los cuatro vientos, son millones de seres humanos que no mueren en una explosión o derrumbe, sinó que mueren penosamente de hambre y enfermedades por la frialdad de las políticas económicas de quienes hablando de Dios y de Justicia, únicamente resguardan sus intereses comerciales especulando en las bolsas de valores. ¿Qué diría el Mesías si viniera el día de hoy a la Tierra y viera tanto gasto en armamento, tanta especulación por el dinero, tanta miseria de espíritu en el alma de quienes gobiernan los países ricos de este mundo? EEUU se está transformando en un monstruo, una bestia poderosa que hace lo que quiere en el mundo, que extorsiona a todos los países del mundo para que sigan sus políticas, y amenaza todos diciendo "el país que no está a favor nuestro, está en contra nuestro".

    Al pueblo norteamericano le envío el más sentido y apesadumbrado pésame por la muerte de tanta gente inocente, y les pido que miren mas allá de lo evidente qué es lo que está haciendo su gobierno en el mundo, para entender mejor lo que pasa, y les pregunto: ¿los cuarenta mil millones de dólares que gastará el gobierno, solucionarán en algo la iniquidad que hay en el mundo? ¿o solo la acentuarán más?.

                                                                                                        Los ciudadanos del mundo.

Fecha: Sat, 22 Sep 2001 23:37:49 -0000 
Informe de OMS sobre Afganistan

22 DE SEPTIEMBRE DE 2001
SALUD INTERNACIONAL
Durante dos semanas, Hilary Bower ha recorrido Afganistán para
informar a la Organización Mundial de la Salud sobre la penosa
situación sanitaria que sufre el país. A su vuelta, ha descrito a
SALUD el duro invierno que espera a los afganos.

La evacuación de las ONG
deja a Afganistán sin
servicios sanitarios

CARLOS MARTINEZ
Osama bin Laden realmente no tiene nada en común con los habitantes
del país donde se oculta. Él, saudí, ha ido a la universidad, dispone
de una enorme fortuna valorada en unos 750 millones de dólares y,
según lo calificó Bill Clinton, es el principal enemigo público de
EEUU. La mayoría de los 26 millones de afganos es inmensamente pobre,
no sabe leer ni escribir y sólo intenta sobrevivir.

 
Un grupo de mujeres afganas en el campo de refugiados de jazolai,
cerca de Peshawar, en Pakistán. AP 
Las pocas estadísticas que ofrece el Banco Mundial permiten hacerse
una idea de su situación: la esperanza de vida en Afganistán es de 46
años; la tasa de mortalidad infantil es de 147,3 niños por cada
1.000, una cifra más de 100 veces superior a la de un país europeo;
16.000 mujeres fallecen cada año durante el parto por complicaciones
que no se considerarían tales en el mundo rico; enfermedades
evitables como la diarrea, las infecciones respiratorias o el
sarampión representan una amenaza y el 50% de los hombres y el 80% de
las mujeres es analfabeto.

Otros datos globales, como indicadores económicos, simplemente no
existen en este paupérrimo país del sur de Asia, vecino de Pakistán,
Irán y Turkmekistán.

«La pobreza ha echado a un lado el sistema sanitario de Afganistán»,
dice Hilary Bower, de la oficina de información del Departamento de
Acción Humanitaria y de Emergencia de la Organización Mundial de la
Salud (OMS). «Los únicos servicios que existen son los que prestan
las organizaciones internacionales».

Kabul y Herat

En las dos últimas semanas, Bower ha visitado las ciudades de Kabul y
Herat para recopilar información sobre el país gobernado en un 90%
desde 1996 por el Gobierno talibán, reconocido sólo por Pakistán,
Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos. Durante 15 días, la delegada
de la OMS ha enviado varias crónicas en las que relata la situación
dramática que se vive. En la última, titulada Miedo en los campos y
fechada el 12 de septiembre, describe cómo el invierno y la
posibilidad de que el Ejército de EEUU ataque el país han debilitado
aún más la infraestructura sanitaria de emergencia.

Por un lado, los organismos internacionales tienen menos de ocho
semanas antes de que las nieves y los vientos helados lleguen a los
campos de refugiados. Al de Herat &#8212;al oeste de Afganistán, cerca de
la frontera con Irán&#8212; cada día viajan 300 personas. En agosto fueron =

8.500. En esta situación se ha producido la evacuación obligatoria
del personal que trabaja en las organizaciones humanitarias, una
huida forzada que deja sin servicios sanitarios a la mayoría de los
refugiados.

«En los hospitales que cuentan con fondos internacionales hay
fármacos. En el resto los pacientes tienen que comprar los
medicamentos y el material necesario en el bazar», dice Bower, que
volvió a Ginebra un día antes de que los funcionarios de las
organizaciones no gubernamentales comenzaran a abandonar la
región. «Afganistán siempre ha sido una zona difícil de cubrir por su
paisaje remoto y montañoso, pero ahora la gente es tan pobre que no
puede pagar el transporte para ir al hospital, en el caso de que
exista uno».

En estas condiciones, ¿qué consecuencias tendría un conflicto bélico?
La pregunta, como explica la delegada de la OMS, es absurda: «Los
servicios sanitarios de Afganistán afrontan una guerra desde hace 22
años», dice.

«Una cuestión importante es encontrar la forma de mantener los
servicios que prestan las organizaciones humanitarias dentro del
país», afirma Bower. «Unos pocos se quedarán mientras pueda
garantizarse su seguridad». De momento, hay que prepararse para el
duro invierno, que el año pasado llevó a Herat temperaturas de hasta
25 grados bajo cero.

Ciento veinticinco personas morían cada día. Este año, el frío, el
aumento de la malnutrición y la llegada masiva a los campos de gente
que huye en busca de protección o alimentos podría ser una
combinación devastadora, según dijo a Bower el doctor Mojibullah
Wahdati, encargado de la OMS en la zona. Las organizaciones
humanitarias tratan de que permanezcan en el lugar donde viven, pero
la pobreza los expulsa.

«Los ocho miembros de la familia de Saadat llegaron al campo de
Maslakh hace cinco semanas después de obtener una tercera cosecha
fallida», escribe Bower en su última crónica, enviada desde Herat. En
las noches calurosas pueden salir de los cuatro metros cuadrados
donde viven para dormir, según explica la informadora de la OMS. Pero
la amenaza del invierno y la falta de alimentos les han obligado
finalmente a buscar en los campos un refugio.