Inicio > Mis eListas > gap > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 7841 al 7880 
AsuntoAutor
World Vision atien Anahuak
Re: Mensaje de San mamonazo
SOS DE LA CARAVANA Anahuak
Akhenatón: Contact Anahuak
Merkabah de Comun Anahuak
Quien es Raul Yepe info
NESARA Anahuak
The ABC News UFO D Anahuak
JUGANDO CON LOS GU Sorem
Viaje a Marte con Guillerm
Humor galáctico Guillerm
Federación Galácti Guillerm
Ultimátum divino Guillerm
El Regalo de Pascu Susana P
Certezas / Aivanho Anahuak
E-Chaski - Quechua Anahuak
Otro generador de Guillerm
Tecnologías en Edu Anahuak
Kryon - Lee Carrol Anahuak
Trabajando la Inte Anahuak
Richard Gere da un Anahuak
World Vision distr Anahuak
Re: Visiones desde Anahuak
Eutanasia, debate Anahuak
Señales positivas Guillerm
¿Fue Einstein extr Guillerm
Fw: MISION DE LA E Jeronimo
Más daño ecológico Guillerm
Bogota/Conferencia Thammy A
Mensaje de Sananda mamonazo
Trascendencia de N Guillerm
FW: HELP!!! - Stop Claudio
Zer Zambrana <jebz Jebner Z
Hacer denuncias al Anahuak
A Close Encounter Anahuak
'SEXOLOGIA HOY' / Anahuak
Día Global del Amo Anahuak
Mensaje del Maestr Jebner Z
Cuán grande es Dio Susana P
Mensaje de Saint G Jebner Z
 << 40 ant. | 40 sig. >>
 
FORO GAP INTERNACIONAL
Pßgina principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 9771     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[GAP] SOS DE LA CARAVANA ARCOIRIS POR LA PAZ / Se incendia en Chile uno de sus vehiculos con gran cantiad de material en su interior
Fecha:Martes, 29 de Marzo, 2005  15:59:24 (-0600)
Autor:Anahuak Home <redanahuak @...............mx>

SOS DE LA CARAVANA ARCOIRIS POR LA PAZ 
 
Se incendia en Chile uno de su vehículos con gran cantidad de material en su 
interior 
 
Comunicado del Subcoyote Alberto Ruz Buenfil 
Valparaiso, Chile 
subcoyotealberto@... 
http://www.lacaravana.org 
 
 
Hola familia, hermanos y hermanas de todo el planeta. Reportando de nuevo 
desde Chile, a un mes de mi llegada de MŔxico, a mil acontecimientos aquí y 
allý, desde ese ya lejano entonces. La vida sigue, y sigue siendo bella, 
como puede contemplarse desde este treceavo piso de un edificio a pocos 
metros del mar, del puerto de Valparaiso, sobre esta bahýa plateada cuyos 
cerros circundantes albergan a la poblaci˛n playanchina, de Valpo, de Viña 
del Mar, de Reñaca y de Concon entre otras. 
 
Sý, mi paso por las tierras aztecas y mayas estuvo lleno de cosas buenas. 
Reencuentro con la familia, toda, desde la bisabuela Blanca hasta el nuevo 
bisnieto Sebastian Kin, el benjamin del clan Ruz-Buenfil, hijo de Mayura y 
de David. Fin de año gregoriano con la mayor parte de nuestro clan, en las 
costas pacificas de Mazunte, por segundo año consecutivo, disfruntando de 
atardeceres en la playa, niños entre las olas, bellas y bellos hijos, amigos 
de los hijos, mientras los ĘviejosĘ nos vamos haciendo viejos, pero con 
gracia, con cada vez mas disfrute, con mas y mas armonýa y facilidad para 
poner a prueba el resultado de un largo y delicado trabajo para curar 
heridas pasadas y podernos reir de ellas en presente e incluso soñar futuros 
convergentes entre todos. 
 
Dias tambien pasado con la tribu del aguila italiana, guiada por Sandra y 
Mauricio, para visitar al Señor Pakal en Palenque, y recordar con Ixchel al 
bisabuelo en su pequeña pirÓmide en medio de la selva. Instantes lindos con 
la tribu de Coyotes, reunida en su casi totalidad por primera vez en muchos 
años, celebrando que en el 2004 ademÓs de Gerda y yo, hay una nueva 
generaci˛n de abuelos y abuelas, sanguineos y putativos: Giovanni, Vivian, 
Kathy, Andres, Pernille, Jorge y Ria,  con sus respectivos nietos y nietas 
gracias a Rama y su compañera danesa, y a Naya y su compañero californiano. 
 
Encontre tambien a Huehuecoyotl efervescente, en plena funci˛n de escuela 
alternativa o complementaria, capacitando chicos y maestros de distintas 
universidades del Norte, recibiendo cuanderos mexicanos, peregrinos 
italianos, viviendo una verdadera re-evoluci˛n del proyecto ecoaldeano y 
logrando el cumplimiento de un proyecto largamente soñado, y que ahora 
finalmente estÓ caminado. 
 
En MŔxico tambiŔn, tuve la oportunidad de darle un empuj˛n a la difusi˛n de 
mi compendio de relatos de viaje caravanero, desde 1996 hasta el 2002, en la 
forma de tres lanzamientos del libro ĘHay Tantos Caminos.Ę  En el DF, 
acompañado por el compadre Toño Velasco Piña y la comadre Laura Esquivel, 
compartiendo historias con varias docenas de invitados; en San Luis Potosý, 
con el auspicio de la banda del Dimas y Alejandro, aprovechando para darle 
un impulso a la lucha contra la minera que quiere borrar del mapa el bello 
pueblo del Cerro de San Pedro, y con un cierre final, en el mero Huehue, con 
una magna fiesta de despedida y con la presencia aplaudidýsima del ahijado 
prodigio, Ekiwa, de la comadre Laura Kuri, del compadrito Sonora, de la 
family band del Onilu AchŔ, del hacer de nuestros comediantes, bailarinas y 
tambores, amenizados con imÓgenes de tres proyectores, contando historias a 
dos voces, del ayer, el hoy y el mañana, en un duelo amoroso entre el 
Subcoyote y el Sub Chueco Svante, recientemente mexicanizado. 
 
Irme de la Caravana y regresar de nuevo a ella, siempre es una sacudida que 
me proyecta en pocas horas de una realidad, bella como la recien descrita, a 
otra, igualmente activa, amorosa, llena de momentos mÓgicos, de encuentros y 
de sorpresas. Un transplante que no carece de sus instantes de pÓnico, para 
saber si el organo (yo), y el organismo (caravana) nos volvemos a integrar 
sin rechazos de un lado u otro. 
 
Sin embargo, en esta ocasi˛n no hubo mucho tiempo, ni para una esperada 
lunita de miel con Vero-Tontantzin, ni para digerir lo vivido, ni para 
adaptarme de nuevo a la vida austera, siempre movida, en el campamento de 
Cerro Blanco, con los chicos de nuestra tribu errante. 
 
Al llegar al aeropuerto, ya estaban ahí una docena de ellos, con tambores, 
disfraces, narices rojas de payasos y letreros, a las 3 de la madrugada, 
para recibirme, y medio dia mas tarde, ya estaba viajando de nuevo para 
Valparaiso, mi primer viaje a esta Va. Regi˛n de Chile, que desde entonces 
ha ido de dejando de ser un nombre abstracto en mis recuerdos geogrÓficos o 
hist˛ricos, para convertirse en una nueva casa, una nueva familia, un nuevo 
circulo de luz y paz, con hermanos y hermanas maravillosos, como en todos 
lados por donde la vida nos va llevando. 
 
Pues asý, desde ese momento, hasta ahora, de nuevo en Valpo, como le dicen 
sus gentes, no habýa tenido en un mes, un instante para sentarme ante la 
pantalla, para recapitular, para seguirles contando de nuestras 
aventuras...Y vaya que las ha habido desde entonces. Vero me tenýa listo un 
programa de actividades, de todo tipo, como para recuperar los dos meses de 
viaje, con creces, y para intentar juntar algunos fondos para las proximas 
movidas al Sur de la Caravana. En primer lugar, el estreno en Chile, en un 
sitio muy especial, la Ex/Carcel  de Valparaiso, convertida recientemente en 
un centro cultural popular, de nuestro ¨ltimo documental, EL Llamado del 
C˛ndor, que el Gabo Zapata me entreg˛ oficialmente en la presentaci˛n del 
libro en el DF, y que no habýa tenido tiempo a¨n de ver. 
 
Pues bien, no puedo hacer otra cosa que felicitar al equipo editor, 
especialmente al Gabo y Jason, por un trabajo laborioso, cuidadoso, bien 
hecho, claro, agil, conmovedor, y que es una muestra muy lograda de expresar 
lo que sus miradas captaron, sus mentes quisieron compartir y sus espýritus 
transmiten a quienes tengan la oportunidad (no se la pierdan) de verlo, y de 
seguirlo difundiendo. ¡AHO POR ESA MAESTROS! 
 
Desde entonces, ya hemos hecho otras presentaciones en Santiago de Chile y 
en Viña del Mar, y en cada ocasi˛n, la gente queda con la boca abierta y 
super motivada a asistir al Llamado del Beija Flor en Brasil, en septiembre 
de este año. Bueno, eso fue solo el inicio, pues el mismo dýa que regresamos 
de Valparaiso, asistimos a una fiesta-celebraci˛n de recepci˛n que los 
hermanos de la Red Arcoiris me hicieron, en la Casa Arcoiris de Rayo, con un 
temazcal, guiado por Ŕl y por Flavio, y que dur˛ hasta el amanecer del dýa 
siguiente... 
 
Menos de una semana despuŔs, ya estÓbamos metidos en el Cerro en la 
celebraci˛n del encuentro de 8000 tambores para la paz (en nuestro circulo 
habýan mas de 60 tambores y 120 personas), y ese mismo dýa corrý otro 
temazcal , para unas 25 personas en el inipi que la Caravana construyo en el 
Apu Wechuraba. Marzo arranc˛ con un segundo viaje a la costa, una 
presentaci˛n del documental ĘLlamado del CondorĘ en el hogar de nuestra 
querida familia BoyŔ en Miraflores, una conferencia audiovisual en el Centro 
de Cultura de Viña del Mar. 
 
Un lanzamiento del libro tambiŔn en ese mismo centro, un dýa despuŔs, otro 
temazcal, corrido de nuevo por mi para unas 33 personas en una bella 
locaci˛n en Con Con, retorno a Santiago al dýa siguiente y Concierto y 
lanzamiento de ĘHay Tantos CaminosĘ en el hist˛rico teatro Carlos Cariola 
con el apoyo de las bandas Arak Pacha y Orixang˛, antecedida por la 
publicaci˛n de una entrevista relevante al Subcoyote en la secci˛n de 
Cultura del peri˛dico Mercurio sobre los viajes de la Caravana y el 
lanzamiento del libro en Santiago...hasta que esta racha de eventos uno tras 
el otro nos puso en la noche del 9 al 10 ante una de las pruebas mÓs fuertes 
de todo este viaje. 
 
Justamente a media noche, cuando nos disponýamos a dormirnos en la Mazorca, 
Vero escuch˛ unos gritos, crey˛ reconocer la voz de Carolina, su hija, y 
salt˛ del bus como estaba, semi desnuda, y de inmediato di˛ un alarido de 
alarma: - ¡ĘFUEGO EN LA CASA DEL PATARA!!!! LAS NIÑAS, AHÍ ESTAN LAS 
NIÑAS!!!!Ę  
 
Con ese grito comenz˛ uno de esos capýtulos que parecen desarrollarse en 
cÓmara lenta, y en los que el tiempo se detiene y mil cosas suceden 
simultaneamente, sin que nuestra mente tenga tiempo para captarlas todas. 
SaltŔ a mi vez, completamente en pelotas y descalzo, y en efecto, a 50 
metros del bus, en el techo de paja de la casa-ruka Mapuche, el centro 
cultural y habitacional del proyecto Conacin, la casa de nuestro hermano 
Patara, quien nos alberg˛ en el Cerro desde el mes de noviembre que llegamos 
a Santiago, el alberge de la comunidad que ahý trabaja ceremonialmente cada 
semana, salýan las llamas de un incendio, justamente en el segundo piso 
donde acostumbran dormir las niñas y quienquiera de los caravaneros que no 
quiere quedarse en su carpa, o que no la tiene y quiere estar en un sitio 
abrigado por la noche. 
 
Los gritos comenzaron a aumentar, llamadas de alerta a los chicos de la 
Carvana, y como pude lleguŔ hasta el sitio en cuesti˛n, y ahý me encontrŔ 
que Patara y su hermana ya estaban intentando ahogar el fuego a 
cubetadas..Las dos niñas estaban ahí, llorando una, Carolina, la otra, en 
realidad no tuve tiempo para ver como estaba reacionando...y me regresŔ de 
nuevo corriendo a la unica fuente de agua del campamento, un tinaco de 1000 
litros, junto a nuestra cocina y en nuestro campamento. Y me puse, desnudo a 
gritarle a los chicos de la Caravana y a llenar todo lo que pudiera llenarse 
de agua, para formar una cadena hasta la casa.... 
 
Y asi comenz˛ una noche larga, larga, que para no extenderme en detalles, 
acab˛ en menos de dos horas con absolutamente toda la bellisima construcci˛n 
de madera, con la cocina, con el altar mapuche, con el cuarto de Patara con 
todas sus posesiones en la tierra, sus revistas, sus videos, sus papeles de 
identidad, su rifle para cazar conejos, su generador de gasolina, y con una 
bodega, en la que la Caravana tenýa guardados todas sus herramientas, 
instrumentos de musica, equipos de sonido, bocinas, equipo de luces, mesas 
de masaje, bicicletas, cajas y cajas de partes para vehiculos, docenas de 
metros de alargadores y conexiones electricas, transformadores, cajas de 
vestuarios, de maquillajes, toda la ropa, juguetes, discos de las niñas, 
nuestras cobijas, y....los 80 de los libros que acababa de sacar de la 
aduana y traer de MŔxico de Hay Tantos Caminos para su difusi˛n, y para 
ayudarme a pagar su costo de venta y de transporte aereo, ademÓs de una 
veintena de mis otros libros Guerreros del Arcoiris, Leyenda del Cuarto Mago 
y Bienvenidos a Casa, que acabaron, como todo lo demÓs, convertidos en un 
mont˛n de escombros, metales retorcidos, leños ennegrecidos y carbonizados y 
empapados por el agua de los bomberos, de los que no hubo posibilidad de 
rescatar aboslutamente nada. 
 
En el siniestro, perdimos aproximadamente una tonelada y media de equipo, 
sobre todo de trabajo, ocho de nuestros tambores, inlcuido mi tambor 
ceremonial tarahumara, que me acompañaba desde hacýa mas de 20 años, la caja 
de artesanýas con toda nuestra tienda ambulante, y mucho del material 
educativo y de oficina, y de las lonas que llevabamos juntando por años, a 
duras penas, para lograr la sustentaci˛n de la Caravana en todo tipo de 
situaciones. Para eventos teatrales, para talleres, para dar masaje, para 
reparar nuestras naves, para construir campamentos, para habilitar letrinas, 
construir espacios, cubrirnos del sol, montar festivales  y realizar 
ceremonias. 
 
Un primer aval¨o de las perdidas, totales, son $30.000 dolares tan solo por 
el costo de la casa Mapuche, mas todo lo que Patara perdi˛ en objetos 
personales, mesas, material de la CONACIN, etc, y para la Caravana, de entre 
7 y $8000 d˛lares, sin haber todavýa logrado evaluar todo lo que realmente 
qued˛ reducido a cenizas en esas dos horas infernales. Y sin embargo, el 
momento mÓs terrible de la noche, fuŔ cuando tratamos de situar a la pequeña 
Maria, la hija menor de mi compañera Veronica, y la menor del equipo, de tan 
solo 11 años, y que no logramos encontrarla a pesar de los gritos, carreras, 
alaridos que por casi media hora estuvimos dando por todo el cerro. 
 
No fue sino cuando mas de 20 bomberos, tres camiones-cisterna, otros 20 
carabineros en media docenas de sus vehiculos, y tres canales de TV 
nacional, con sus cÓmaras, sus entrevistadores y sus iluminadores se 
apoderaron de la escena, y nos convirtieron en la noticia roja del dýa 
siguiente, que alguno de los reciŔn llegados nos hizo saber que Maria se 
encontraba al pie del cerro, en las oficinas del guardia y de ingreso al 
Parque, y que ella habýa sido la primera de las dos docenas de habitantes y 
tripulantes de la Caravana y del Apu, que habýa reacionado con la cabeza 
frýa, y se habýa lanzado descalza a la carrera, para dar la señal de alarma 
y a solicitar que nos mandaran al equipo de bomberos. La escena de su 
regreso en una patrulla de carabineros, al sitio del incendio, con toda la 
Caravana abrazada y llorando, pues temýamos lo peor, qued˛ tambiŔn entre las 
imágenes que al dýa siguiente se difundieron por todo el paýs, y que 
hicieron que muchos amigos de todo Chile se comunicaran con nosotros para 
anunciarnos su preocupaci˛n y preguntarnos c˛mo podýan ayudarnos. Sin nada 
mas que hacer, a eso de las 4 de la madrugada regresamos cada quien a su 
lecho, Patara a su camioneta, que con su moto, fueron las ¨nicas cosas que 
se lograron salvar del incendio; su hermana a la casa de unos vecinos, y 
nosotros al bus, con las dos niñas, que todavýa temblaban despuŔs de la 
terrible experiencia. 
 
A la madrugada siguiente, un par de horas mas tarde, me levantŔ y vi a 
Patara separando metal de madera, comenzando a hacer el trabajo de limpieza 
para eliminar las huellas del desastre, y a pesar de que mi cuerpo me dolýa 
por todas partes, me puse a su lado a hacer lo mismo, hasta que poco a poco 
comenzaron a llegar mÓs y mÓs voluntarios. Todo el dýa 10, fuŔ de acci˛n y 
un constante hormigueo de brigadas de trabajo, amigos, caravaneros y de 
camiones de la Municipalidad y del parque, que se llevaron toneladas de 
restos carbonizados a algun tiradero, hasta que al caer la noche, solo 
quedaban los cimientos de la ruka, nombre de la casa Mapuche, con su diseño 
de un cultrum o tambor ceremonial, y con una estructura de metal, la ¨nica 
en sobrevivir, que sostenýa el peso de toda la construcci˛n. 
 
Esa tarde, al caer el sol, se hizo una ceremonia, guiada por el machi Kano, 
para dar gracias porque estabamos todos vivos, y porque no habýa que 
lamentar mas que puras perdidas materiales. Una lecci˛n para que cada quien 
aprendiera lo que necesitara en su crecimiento personal. De entre las 
cenizas, las chicas de la Caravana lograron sacar unas diez copias 
chamuscadas y semicalzinadas de mi libro, que quedaron como ¨nicos 
testimonios de todo lo que se perdi˛, y que ahora son ejemplares que algunos 
amigos y amigas chilenos, han adquirido para tener entre sus reliquias y 
recuerdos del paso de la Caravana. 
 
El dýa 11, un equipo de la municipalidad trajo las piezas de una pequeña 
construcci˛n de madera de dos aguas, que por ley el gobierno entrega a toda 
persona que pierde su hogar en un incendio, y entre cuatro personas, al caer 
el dýa, ya estaba parada, lista para recibir una tormenta, la primera del 
año, que avanzaba a la carrera desde la costa y que nos agarr˛ justo en el 
momento en que salýamos de nuevo, una quincena de nosotros, en dos 
camionetas abiertas, para dirigirnos a Viña del Mar, pues tenýamos un 
compromiso de montar una Aldea de Paz en la tarde del viernes, para recibir 
a algunos centenares de personas en el fin de semana. 
 
Empapados durante el viaje, sin tiempo para descansar ni digerir lo vivido, 
nos encontramos unas horas mas tarde en el coraz˛n del Parque BotÓnico de 
Viña, entre arboles gigantescos, eucaliptos, araucarias, todo tipo de verdes 
recien bañados por la tormenta, y sobre un prado completamente h¨medo. Esa 
noche volvý a dormir en una carpa, con un grupito de caravaneros, en torno a 
un fuego, despuŔs de descargar y poner a salvo los tipis, la comida, las 
herramientas y el material que traýamos para montar nuestro campamento 
ecol˛gico. 
 
En la mañana del 12, ya estabamos montando las estructuras, cavando 
letrinas,  consiguiendo agua, haciendo letreros, organizando el programa, 
montando un escenario,  definiendo estacionamientos, Óreas de camping, 
prendiendo el fuego ceremonial, y a medio dýa, con mas de 150 personas que 
ya habýan llegado para este nuestro LLAMADO DEL ACONCAGUA, encuentro de 
unificaci˛n y sanaci˛n para las tribus de la Va. Regi˛n, ya estaba el 
Subcoyote tocando la Caracola, acompañado de otros guerreros de la red 
arcoiris y del circulo de luz chilenos, y la Vero-Tonantzin prendiendo el 
copal para dar inicio a las actividades del fin de semana. 
 
Entre ese momento y el cierre del evento, en la noche del domingo, 
calculamos que cerca de 500 personas pasaron por la Aldea temporal de paz. 
Docenas de sanadores, en su mayoria de Santiago, Valparaiso y alrededores, 
grupos de defensa de animales, artesanos con materiales de reciclaje, 
comedores de alimentos naturales, gente que leýa runas, tarot, cartas 
astrol˛gicas, el mago Merlýn con su t¨nica morada, duendes, hadas y 
sacerdotizas, la machi mapuche Marýa, ecoaldeanos y permacultores, 
biocultores, maestros de tantra, guias de meditaciones diversas y curaciones 
chamÓnicas, voceros de los delfines, mensajeros del calendario galÓctico de 
13 lunas, y niños, niños y niñas corriendo de un sitio al otro en medio de 
un poblado de 10 tipis y un icosaedro,  construidos con coligue y lonas 
plÓsticas, que albergaban cada uno alg¨n tipo de acitividades diversas. 
 
En el centro, el fuego, las banderas de las cuatro direcciones, y la wipala 
y la bandera del arcoiris y de la paz de Nicolas Roerick flotando sobre 
todas las estructuras como flamas coloridas, en un sitio mÓgico, verde, bajo 
un cielo que por dos dias fue, mÓs azul y lýmpido, imposible, y con dos 
noches, preñadas de estrellas y una luna naciente como uña de gato.Cada 
atardecer, dos o tres grupos musicales, con estilos que fueron desde el new 
age hasta raggae, desde el etno hasta el rock ligero, y de ahí, a las danzas 
circulares de nuestro Gnomo, que parece que deja la Caravana, por amor a la 
Canela, y que ya estÓ construyendo su hogar en el bosque, para levantar una 
familia. 
 
Otra semilla caravanera, a la que les damos todas nuestras bendiciones y les 
deseamos, siempre, todo lo mejor para la realizacion de sus sueños. Mientras 
pude, hice de maestro de ceremonias, recibý representantes de grupos, dý una 
charla sobre ecoaldeas, tomŔ fotos para los archivos y registros, mediŔ 
entre dos hermanas que nunca se habýan conocido, una de 16, Francisca  y 
otra de 19, Teresa, a quien su padre- Emilio- reuni˛ precisamente en esa 
ocasi˛n, para curar las heridas que malentendidos, guiones torcidos, 
programaciones viscerales, habýan impedido que nunca se hubieran podido ver, 
justo hasta ese preciso momento. Lindo recuerdo para todos y todas, espero. 
De un lado a otro, viendo que las cosas funcionaran, apoyando la 
programaci˛n que el Panchito y la Vero habýan preparado, y que permitieron 
que en los dos dias no pararan nunca de haber distintas actividades, sin 
obstruirse, complementÓndose y dandole a cada quien la oportunidad de vivir 
experiencias de verdad maravillosas. 
 
El cierre final, fuŔ de gala, y de esos que quedan en la memoria como 
Ęmomentos especialmente logrados.Ę Sin palabras. El lunes, era hora de 
comenzar a desmontar, bastante de prisa, pues habýa que desplazarse a la 
comunidad intencional ĘBlowing in the Wind,Ę en el poblado de Reñaca, para 
contruir un temazcal, y para yo correrlo esa misma noche para todo un grupo 
que había especialmente solicitado esa ceremonia. 
 
Sin embargo, Horacio, un hermano de repente se intoxic˛ y tuvo una reacci˛n 
alŔrgica grave, raz˛n que me hizo partir a media operaci˛n de desmontaje, y 
dirigirme a algun sitio para tratarlo, que decidimos a medio camino, era 
mejor que no fura un hospital, pues los amigos consideraron que no ofrecýa 
la mejor de las atenciones. Llegamos pues a casa de la familia Boye, 
nuestros mecenas y anfitriones...para darle tiempo hasta que se mejorara, y 
entonces....comencŔ yo a debilitarme, a sentir un dolor cada vez mas fuerte 
en el pecho...y, a penas pude manejar de regreso, hasta Blowing in the Wind, 
y ahí, antes de meterme a una cama, pasarle el bast˛n al Rayo, a Flavio y a 
la Caravana para realizar el trabajo ceremonial...Y eso fue el lunes 14, y 
hoy, domingo 20, sigo en proceso de recuperaci˛n de lo que mi hermana Diana 
Pey, me diagnostic˛ como una bronquitis y un principio de neumonýa, que me 
mand˛ a la lona, una bella lona si, en el treceavo piso de este edificio 
sobre la bahýa, desde donde hoy, finalmente, puedo de nuevo tomar la 
computadora, y contarles nuestras ¨ltimas aventuras...antes de las que 
vengan de hoy en adelante. 
 
Casi una semana de jarabes, reikis, masajes, antibi˛ticos, vitamina C, 
levadora de cerveza, tecitos de yerbas diversas, bien amargas, mucho 
apapacho, muchas visitas, muchos regalos, y unas comidas de esas que la Vero 
no preparaba desde que la conocý en Cuenca, y que ahora, los cuatro en el 
depa, con los invitados que van llegando cada dia, compartimos para 
agradecer a la vida por este descanso obligatorio. Por esta pausa en el 
camino. Por este momento para evaluar cosas y tomar decisiones para la 
proxima etapa del viaje. Para poner a prueba a los nuevos tripulantes, sin 
ĘpapÓĘ ni ĘmamÓĘ para tomar decisiones. 
 
Sý, no hemos todavýa llegado a la Tierra del Fuego, y con el otoño encima, 
tampoco sŔ como llegaremos, ni por donde, ni quienes, ni cuando. Sin 
embargo, el Fuego si lleg˛ a nosotros, nos puso una vez mas a prueba, y 
apenas estamos tratando de sacar las conclusiones, y de recuperarnos de las 
pŔrdidas, que nos golpearon sobre todo en nuestras herramientas de trabajo, 
un golpe duro del que no serÓ tarea facil salir adelante. Pero lo 
lograremos. Estamos seguros. Como nos estÓ demostrando el maestro y hermano 
Patara, quien nos ha dado en estas semanas grandes lecciones de sabidurýa, 
humor, ecuanimidad y de impecable guerrerez, y a quien le estamos 
eternamente agradecidos por la manera como nos ha seguido apoyando, a pesar 
de que el incendio seguramente parti˛ de un descuido de nuestra parte, y que 
en Ŕl perdi˛ algo que le habýa tomado años construir, su sueño, la visi˛n de 
esa ruka mapuche que era un orgullo para todos los que vivimos en ella, 
celebramos y aprendimos de ella. 
 
Hemos pasado por la prueba de fuego, otra  purificaci˛n, otra cicatriz, otra 
historia, otra aventura para quienes hemos escogido una vida que sabemos nos 
confronta siempre a retos fuertes, para grandes crecimientos. Que la vida 
nos siga protegiendo, y que nuestros amigos y amigas sigan orando y mandando 
luz y buenas vibraciones para lo que viene. Sabemos que no serÓ nada fÓcil, 
pero la fuerza de la visi˛n que nos guýa tambien es grande. Que tenemos 
muchos y poderosos aliados, visibles e invisibles. A ellos y ellas les 
agradecemos cada momento que estamos vivos, cada alimento, cada dýa y cada 
noche, por todos su dones y regalos. ¡Ahora y siempre! 
 
Con todo mi amor para todos y todas ustedes, 
El Subcoyote Alberto. 
 
PS.  Para quienes, como es habitual, nos puedan seguir apoyando de manera 
material, todas las donaciones y aportes nos serÓn muy ¨tiles en estos 
momentos para seguir adelante y recuperar algo de lo perdido. Muchas 
gracias. Cuenta Caravana en MŔxico, a nombre de Alberto Ruz Buenfil, 
BANCOMER 1199202749, ABA 122035487 y Swift BCMRMXMM, Sucursal 
Tepoztlan-Centro, Morelos ZP 62520, Mexico. Y cuenta Caravana en España, a 
nombre de Javier Olaizola Zabala, BBVA 01826043210201501729 
 
Para quienes pudiesen apoyar en la reconstrucci˛n de la Ruka mapuche del Apu 
Wechuraba, contactarse con Jose Segovia, Patara, el mero mero del proyecto: 
patara10@... 
 
 
=================== 
 
 
Acto público  en Madrid para recabar  apoyo : Proyección de los nuevos 
documentales del "Llamado del Cóndor"  en la  sala-Galería llamada Artépolis 
en Lavapiés. La cita con la gente que quiera participar será el Sábado 2 de 
Abril a las 21:00, y la dirección es C/ Olivar 13 (Lavapiés) - Madrid - tel: 
915390843. La entrada será libre, las donaciones serán bienvenidas y muy 
agradecidas. 
 
 
=================== 
 
=~==================================================================~= 
                   ~ Aprenda a Hablar en Público ~ 
  Comunique sus ideas sin temor. Secretos revelados por los princi- 
                    pales oradores profesionales. 
                  ->> http://elistas.net/z/a0.f2 <<- 
=~==================================================================~= 
 
------------------------------------------------------------------------ 
  Algunos de los cientos de artículos en venta/subasta en eGrupos.net 
------------------------------------------------------------------------ 
 * Compaq presario 2110 (190.00 USD) 
   -->> http://www.egrupos.net/artid/891 
 
 * Rental an furnished apartment (Mexico City) (1800.00 USD) 
   -->> http://www.egrupos.net/artid/892 
 
 ¿Tienes algo que deseas vender? ¿O comprar? Visita ya WWW.EGRUPOS.NET 
------------------------------------------------------------------------