Inicio > Mis eListas > gap > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 7908 al 7947 
AsuntoAutor
Consejo de Visione Anahuak
'Bush ve ovni en e Guillerm
Korton: 'No hay má Guillerm
Un poco de magia y Delfin -
Boletin Selba / Ab Anahuak
Conspiración Vatic Guillerm
Desarrollo de acti federico
Pensamiento del 07 Anahuak
LOS CONTACTADOS po Anahuak
BIORESONANCIA y Fe Anahuak
Ambiente y Socieda Anahuak
"Sin Resentimiento Luz Amor
El Codigo Wojtyla Anahuak
Vídeo del ovni sob Guillerm
VUESTRAS POSIBILID Sorem
Mensaje del Maestr Jebner Z
Mensaje del Maestr Jebner Z
VIII Encuentros R Anahuak
BOLIVIA: ENCUNETRO Anahuak
Reskarendaya Noved Anahuak
Boletin del Pequeñ Anahuak
CHPRA EN CALI,INFO fsakuras
Campaña "No mas Ne Delfin -
Federación Galácti Guillerm
Gap-Panamá Charla Lidia Bá
Carta de Amor al P Anahuak
O Chamado do Beija Anahuak
Ashtar habla sobre Jebner Z
UNIDAD: AMOR: IGUA Sorem
Cuan grande es Dio Anahuak
Red Gidgi Chile Anahuak
¿Fuentes en la Lun Guillerm
Korton: momento cr Guillerm
De creadores y dic Anahuak
Mensaje de Sananda Anahuak
Investigando a Ein Guillerm
Aprovechando el Po Anahuak
Evidencias de la v Anahuak
Extraña noticia Guillerm
UN IDOLO Anahuak
 << 40 ant. | 40 sig. >>
 
FORO GAP INTERNACIONAL
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 9847     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[GAP] "Sin Resentimiento"
Fecha:Jueves, 7 de Abril, 2005  22:04:31 (+0000)
Autor:Luz Amor <luzamor601 @.......com>

GRACIAS POR PUBLICAR ESTE CONTENIDO, LOS AMO

SIN RESENTIMIENTO

“Aunque nada digan a viva voz, la energía de lo veraz va uniéndose hebra con hebra, formando un haz de tejido contundente de verdad. Esa es la mayor victoria secreta” (Silvia Rossi-Argentina 2005)

Confluir en la naturalidad del paisaje abastecido de llanos, ensenadas, acantilados, sol, sombra, lluvia, hielo, cordilleras, valles, ríos, océanos, silencios, palabras, luz, oscuridad, rocas, playas, indolencias, complacencias…, bebiendo el para qué de su presencia, nos suministra el estado del alma libre de resentimiento. Mosaico de vivencias invertidas en ascender a las alturas mismas del sí elector de recibir todo hecho, sin negarnos a crecer.

Plantearnos el para qué, ante cualquier circunstancia ocurrida, activa el sucesivo renacer sin resentimiento. Salto cuántico que nos rebela ante la posibilidad de transitar como víctimas prisioneras del lamento sostenido con su preferencial suministro: el resentimiento. Charco que esclaviza a quien renuncia ser manantial liberado de lo establecido, porque se resiste a apreHender que todo está para –movilizado- dar mayor vida, crecimiento y sabiduría, incluso aquello que al herirnos glorifica y templa el alma encarnada que somos; linaje holístico aprehendiente de que "en la historia, como en la naturaleza, la podredumbre es la fuente de la vida" (Marx); que “cuando confías en ti mismo, confías en la sabiduría que te ha creado” (Jesús); que “es real la subversión individual ante la opresión” (Saramago); que es imprescindible ”evitar la violencia que es uno de los peores productos del patriarcado” (Leonardo Boff)

Elegir ser manantial, no charco, ante las circunstancias, es erigirnos en el potencial divinohumanado de titiksha[1], o estado de receptividad libre de resentimiento equivalente a superar las condiciones, y situaciones presentadas al maestro-hacedor-aprendiz responsable del derecho y deber que le asiste: el de dar luz a la materia hasta hacerla uno con el Espíritu. Ser-eres concientes de que como en la naturaleza, donde quiera que nos planten hemos de saber florecer (San Agustín), indispuest@s a configurarse en rescatador@s, perseguidor@s, ni victimas codependientes –respectivamente- de culpar/sé, violentar/sé, ni resentir/sé. Ser-eres concientes de que”no hay situación que no pueda ser transformada en alegría” (Agni Yoga)

La cualidad divinahumanada, o espiritualencarnada del titiksha, o SIN RESENTIMIENTO, palpita en el interior de cada criatura, sagrario desde donde activa su estado de paz+ciencia; comunión posible al desconectarnos del molde educativo interesado en hacer de cualquier circunstancia un personal motivo de agravio, sufrimiento, queja, resentimiento, y/o estancamiento, en vez de maestría, asignatura, examen, desencadenante espiritual, y/o adiestrador evolutivo de sabiduría suministrada a la perfección por la Creación. Potencial reconociente de que toda interpretación o percepción cognoscible, no proviene de lo interpretado o percibido, sino del estado interior de quien así lo siente, expresa, define, y/o establece. Desatadura que convierte toda experiencia en masterado de observancia y contemplación ejercitada para apreHender a recordar y comprender sin juzgar ni justificar. "El arte de ser sabio es saber, que es lo que debemos ignorar”, William James.

Fluir SIN RESENTIMIENTO es aceptar, por origen y destino, estar como seres espirituales –invencibles- dotados de un cuerpo humano, o traje de 3ra. Dimensión, para vivir la experiencia humana con todo lo que ésta implica, despiertos a la virtud de la compasión activante de comprensión; copioso lubricante del titiksha experimentado como bendición (metafóricamente, como cuando ingresamos a estudiar una carrera universitaria); dispuestos/as a cursar la carrera evolutiva de vivir sin desperdiciar lecciones, créditos, exámenes, desafíos en ella encontrados, calificándolos de agravios, sufrimientos, injusticias, etc. Estado decidido a sostener el fíat ininterrumpido de origen ¡“Hágase la Luz”!, significado en convertir en Luz todo lo que a Uno llegue.

 

El individuo (in-diviso) así dispuesto se despoja del cáncer energético que enferma y devasta a quien lo atesora: el resentimiento. Clic descubridor de la verdad contenida en la Ley del AMOR; faro revelador de que cualesquiera sea la circunstancia, ésta está destinada para encender la luz del linaje divino/vivencial-celestial, en la experiencia/apariencia-humano-terrenal. Estado de conciencia y estilo de vida atento al riesgo no eliminable, sí gobernable y/o disminuible de que “… (Sidi Abderrahman) la gente, en este mundo, está como en una sala de cine, vueltos todos hacia la pantalla. La pantalla presenta hombres, mujeres, niños, ciudades, aviones, coches, animales que meten ruido y que nos impresionan, —para quien permanece ligado a la pantalla, totalmente apasionado por el drama, su mirada no sobrepasa lo que le presenta la pantalla. Mientras que el que vuelve la espalda a la pantalla percibe el haz de luz y ahí él adquiere la convicción de que todo lo que existe en la pantalla no es más que Luz que se manifiesta bajo todas las formas. Por todas partes donde él posa su mirada, no ve más que Luz”

Ser empoderado/a de sí mismo/a, es discernir que absolutamente todo acto, palabra, hecho, situación, etc. ESTÁ para despertar la eternidad tecnológica interior inmune al engaño declarante de lo transitorio, como trascendente; elixir sanador de todo aquello que requiere ser sanado –equilibrado- para Bien del UNO de humanidad individualmente omniversal de criatura/creación. Afirmación sentida por el Sen, cuando dice: “quien quiere obtener un beneficio, deberá ver el beneficio de los demás”.

Navegar SIN RESENTIMIENTO, es saber –más que creer- que todo cuanto sucede está para ser bautizado por cada UNO, como el guión perfecto, preciso, precioso y propicio para crecer en amor, sabiduría, y compasión, destino de todo progreso espiritual; es leer la receta visible e invisible (interiormente visible), significada en no resistirnos, ni resentirnos ante el diario desafío que nos llega y resucita. "Permanezco en el ser espiritual y como alma sirvo. Permanezco en la LUZ, y a medida que esa LUZ brilla a través de toda mi forma, irradio esa LUZ. Permanezco en el AMOR de Dios y, a medida que ese amor afluye desde el corazón y a través del mismo, magnetizo a quienes busco ayudar" (Mantra metafísico).

Danzar SIN RESENTIMIENTO, es obrar siendo justicia sin cólera, consciente que desde mí –sin castigar a nadie- emprendo el cambio que cambia el actual estado de las cosas; es acoger todo suceso como fertilizante de nuestro empoderamiento espiritual. Clímax de playas inseminadas, y rocas esculpidas al ser tocadas por las olas de lo circunstancial superado sin dejar de Ser Luz, Amor, Paz. “Ni penas ni alegrías pueden desviarle de su sendero ni cosa alguna que le ocurra será capaz de torcer su dirección. Ve el sendero y lo huella; ve la meta y va en pos de ella”.

Vivir el día a día SIN RESENTIMIENTO, es sobrevolar sus riscos,  vericuetos y andurriales; es perseverar en la templanza del sendero elegido, ¡¡¡siéndolo!!!; es renacer a que ningún tránsito de placer, dolor, pereza, hastío, desencanto, ansiedad ni ofrecimiento de halagos nos desalienten de la trascendencia vivenciada; es sostener la incapacidad de desviarnos del Centro Crístico que nos habita; es paladear todas las estaciones del ánimus; es fortificar el aguante adivinador del para qué del titiksha que nos honra con el develamiento de mayores tesoros. “Se nos concede la Gracia cuando vivimos más con la consciencia del alma y menos concentrados en el ego”. 

Asumir el sendero del Edén, con actitud de paraíso encarnado, nos dispone a efectuar en menor número de vidas lo que en centenares de ellas habría de cumplir –como especie- el hombre del mundo. Ejercicio intensivo semejante a los créditos académico-universitarios que, optados, nos promueven más rápido de nivel. Sabiendo que en la evolución espiritual, se posee de verdad aquello que, en sí despierto, se practica. Crisol transformar de lo no venido de la luz, en LUZ. ”La violencia transformada en ahimsa, cultiva y acrecienta la Paz” (Génesis).

Resistir siendo ahimsa, por ejemplo, cuando anhelosos de subir a la cima de la montaña, no seguimos el normal, largo, o trazado camino serpenteado a su falda, sino que optamos ascender a campo travieso, diciéndonos "voy a encaminarme derechamente por la falda a la cima y no perderé tiempo en recorrer ese meandro larguísimo, aunque cómodo y suave, trillado por las miríadas de pies que lo hollaron. Iré por el atajo, por el sendero corto que conduce derechamente a la cima. A pesar de todas las dificultades escalaré la montaña. Subiré a la cumbre por muchos que sean los obstáculos. Si hay precipicios, los cruzaré; si peñascales, treparé por ellos. De un modo u otro venceré o soslayaré los impedimentos, pero estoy resuelto a escalar la cumbre".

Vivir SIN RESENTIMIENTO, es vislumbrar desde el estado interno, que las dificultades halladas, salvadas y superadas, es el cincel con que maravillosamente la naturaleza nos esculpe como la obra inédita de Dios Padre-Madre-Espíritu en la Tierra; ser-eres coparte reevolutiva de la humanidad recuperada a su divinidad. "Las personas que se equivocan de buena fe son dignas de compasión, pero nunca de castigo”, (Sócrates).

Elegir el camino no labrado, escabroso sendero provisto de  nuevos amaneceres, desarrolla la vida del Ser dispuesto al incesante renacer   multidimensional de su Espíritu. Uso del libre albedrío que lo catapulta al comos de enmiendas akásicas venidas del equilibrio en sí recuperado. Lecciones, elecciones y comprensiones conducentes a hacer del karma, crisis, prueba, o crecimiento, afluente efectivo de ascensión a mayores estados de conciencia; estando su sentido en hacer de todo “problema” oportunidad amorosamente acogida y superada al ser reevolucionada (accionar de modo distinto); siendo ilógico, por tanto, que ante su presencia caigamos presos del minador de toda prosperidad individual y colectiva: el resentimiento.

Fluir SIN RESENTIMIENTO, es la victoria secreta yaciente en contemplar y recibir lo sobrevenido, como los naturales hitos del guerrero/a dispuesto/a a recordar su estirpe. Grial renacido de la Memoria-Identidad de Ser amo/a y señor/a de circunstancias, no esclavo/a merced a ellas. Aprehendizaje que nos recupera como natos hijos/as de la LUZ; criaturas gozosas de librar desde el universo espiritual, todo “obstáculo” del mundo material. Adiestramiento  evolutivo concebido de ser cursado en este Planeta llamado Tierra, especializado en activar el uso de las herramientas de libre albedrío y voluntad espiritual.

Vivir SIN RESENTIMIENTO, es responsabilizarnos del aquí y ahora de la eternidad sin tiempo; bálsamo fortificador de la FE o shraddha; confianza fundamentada en sabernos completos y listos/as para desarrollar la experiencia humana optada y asumida, concientes de que la dote divina está en el interior, dispuesta a ser activada e invertida para Iluminar –sin excepción- todo lo que a nosotros llegue. “Brota la confianza a manera de flor que se abre bajo la influencia del sol y de la lluvia”. “Cuando confías en ti mismo, confías en la sabiduría que te ha creado” (Jesús)

El milagro, misterio y trascendencia reUnida en el titiksha o SIN RESENTIMIENTO, en el shraddha o FE, radica en confiar en el/ la Maestro /a Primigenio/a que nos habita; Espíritu/a que nos provee  de certeza interna emancipada de las superables flaquezas venidas del halago externo, humano, e intelectual. Certeza reveladora del legado recibido como ser-eres creados a imagen y semejanza de Dios; software divino destinado a retoñarnos al HOGAR provisto para cada criatura-FUENTE de Cristicidad, Instrucción, Guía, Vivencia e Iluminación no sujeta a la forma. Paraíso en el que  “ver un mundo en un grano de arena, un cielo estrellado en una flor silvestre, tener el infinito en la palma de su mano y la eternidad en una hora” (poeta inglés William Blake), nos integra a la Gracia que llena de sentido y alegría el hoy eterno.

SIN RESENTIMIENTO, despertamos a la unidad de Ser extensiones omniversales de Dios/a, energía suministradora de variados puntos de vista –inhalaciones- de la entidad única, que implica discernir a todas las cosas y personas del mundo, como reflejo de la otra versión de nosotros mismos. Descubrimiento del tú y yo somos lo mismo, todo es lo mismo, que despeja la realidad distorsionada por la ficción del separatismo evasor de que todos, al ser espejos de los demás, tenemos la oportunidad de aprender a vernos en el reflejo de las demás personas. Como cuando en la nitidez de nuestras abuelas se decía un elogio, el destinatario de él contestaba “con sus reflejos”…; o como cuando de mi madre Isabel aprendí a darme cuenta de que sí alguien nos dirige un comentario con intensión de agravio o no, atinente es contestar: “dándome lo que le sobra”. En suma, re-apreHender que “Yo soy el mundo, el mundo eres tú”, (Krishnamurti), nos renace a interactuar sumergidos en la pedagogía vivencial del AMOR, como el arte de los encuentros provechosos.

Titiksha es recibir todo lo sobreviniente, como el maestro escultor de mayor hermosura, brillo y grandeza al servicio del Dios/a encontrado indivisible en sí y el prójimo. Concientes de que sin negación, lo hallado en el otro, dentro de uno habita activado, esculpido, adormecido, superado o pendiente de ser integrador de mayor crecimiento interior. Asociar el espejo correlacionador de relaciones con circunstancias, hechos, personas, situaciones, etc. –sin negarse a sus lecciones- nos recuerda lo que somos o no, sin caer en el engaño de juzgar, resentir, justificar, condenar, o criticarse a sí, con el disfraz de  hacerlo en el otro. “Ver la paja en el ojo ajeno, no la viga en el propio”. Situación ésta, que descubre nuestro yo no circunscrito, por lo que el sentido de desarrollar relaciones con el todo de todos, nos remite a la dinamia de crecimiento más importante: “todo lo que veo a mi alrededor es una expresión de mí mismo”.

Las relaciones SIN RESENTIMIENTO maduradas, son en sí y para sí, una herramienta de evolución espiritual en pos de la unicidad en la conciencia. Útero gestante inevitable de omnisciencia nutrida de avances sobrevinientes, al empezar a reconocer esa interconexión cotidiana del todo con la parte. Así, las relaciones con el entorno mental, emocional, material, físico y espiritual conducidas SIN RESENTIMIENTO, a más de ser una manera efectiva para alcanzar la unidad en la conciencia, nos entrelaza con cercanías cósmicas preparatorias para lo porvenir. Red presencial en las relaciones con padres, hijos, amigos, compañeros de trabajo, relaciones amorosas, casuales, biológicas, elegidas, espirituales, etc., como maestros/as destinados a -con su modo se ser y estar- adiestrar lo por madurar en nuestro interior. Resistir es permanecer como ausentes cuando viene el mal. Si no estoy en la personalidad, nada me llega, nada me hiere. Si estoy en la personalidad estoy presentando un flanco muy importante y cualquier disparo me mata” (Carmen Santiago).

Discernir –SIN RESENTIMIENTO- que lo circundante a todas las relaciones, entendidas éstas como la conversación interior de yo con yo, respecto a cosas, hechos, circunstancias, personas, trabajos, retos, situaciones, adversidades, etc. son en esencia potenciales experiencias espirituales, nos resucita a comprensiones libres del ariete del ego, apego, y miedo que ancla la emancipación del individuo (indiviso), vista como el confluir materializado del reflejo descubierto en la relación que el diálogo interno, respecto a ella, transparenta. Activación de nuestra memoria celular reevolucionable de los estados de amor, o rechazo sentidos hacia la relación, como fiel reflejo de nosotros/as mismos/as. En suma, lo que en el otro veo, noto, resalto, exalto, me gusta, no me gusta, proscribo, oropelo… en mi se encuentra listo para ser reconocido, recuperado, transformado, practicado, erradicado, ¡¡¡RE-EVOLUCIONADO!!! Porque SUPERA, no copia ni reedita, el estado en que esta relación se halla.

En definitiva, somos lo que vemos, por lo tanto, el ojo se detiene en aquello que ve. Por lo que apreHender, SIN RESENTIMIENTO, a convivir con el/ la Uno mismo/a que en la/el todo palpita, tiene la virtud de invitarnos a reflexionar respecto a: “¿Hacia quiénes nos sentimos atraídos? Hacia las personas que tienen características similares a las nuestras, pero eso no es todo. Queremos estar en su compañía porque subconscientemente sentimos que al hacerlo, nosotros podemos manifestar más de esas características. Del mismo modo, sentimos rechazo hacia las personas que nos reflejan las características que negamos de nosotros. Si sientes una fuerte reacción negativa hacia alguien, puedes estar seguro de que tú y esa persona tienen características en común, características que no estás dispuesto a aceptar. Si las aceptaras, no te molestarían” (Deepack Chopra).

Discernir que nos perturban las características personales de quienes frecuentamos o no, a la vez y simultáneamente, nos sirve para darnos cuenta de que ello proviene de la autorización que el resentimiento inocula, como creencia de que somos mejores que quien su comportamiento actitudinal nos permitimos juzgar y/o justificar, sin atender que aquello sucede porque nos recuerda ese “algo” que no queremos reconocer, mejorar, ni recuperar en nosotros, o que por haberlo hecho y superado, nos autorizamos usarlo como argumento invocativo de “superioridad moral, emocional, experimental, intelectual”. Maniqueísmo “elevado” de una barbarie civilizada presa del contra, o a favor que la caracteriza.

SIN RESENTIMIENTO, vernos reflejados y/o proyectados en/por las relaciones cotidianas, abre la escotilla que impedía ejercitar nuestro diálogo intimo sobre ellas, ya no en contra ni a favor de ellas, mancuerna mutilante de toda introspección. Instante en el que lo sobrevenido es convertido en herramienta de expansión de conciencia omniversal expresada en circunstancias y relaciones, como el almácigo atento a  que:

“La próxima vez que te sientas atraído por alguien, pregúntate qué te atrajo. ¿Su belleza, gracia, elegancia, autoridad, poder o inteligencia? Cualquier cosa que haya sido, sé consciente de que esa característica también florece en ti. Si prestas atención a esos sentimientos podrás iniciar el proceso de convertirte en ti más plenamente. Lo mismo se aplica a las personas hacia las que sientes rechazo. Al adoptar más plenamente tu verdadero yo, debes comprender y aceptar tus características menos atractivas.

La naturaleza esencial del Universo es la coexistencia de valores opuestos. No puedes ser valeroso si no tienes a un cobarde en tu interior; no puedes ser generoso si no tienes a un tacaño; no puedes ser virtuoso si careces de la capacidad para actuar con maldad. Gastamos gran parte de nuestras vidas negando este lado oscuro (perfecto por perfectible) y terminamos proyectando esas características oscuras en quienes nos rodean.

¿Has conocido personas que atraigan sistemáticamente a su vida a los sujetos equivocados? Normalmente, aquéllas no comprenden por qué les sucede esto una y otra vez, año tras año. No es que atraigan esa oscuridad; es que no están dispuestas a aprobarlas en sus propias vidas. Un encuentro con una persona que no te agrada es una oportunidad para aceptar la paradoja de la coexistencia de los opuestos; de descubrir una nueva faceta de ti. Es otro paso a favor del desarrollo de tu ser espiritual.

Las personas más esclarecidas del mundo aceptan todo su potencial de luz y oscuridad. Cuando estás con alguien que reconoce y aprueba sus rasgos negativos, nunca te sientes juzgado. Esto sólo ocurre cuando las personas ven el bien y el mal, lo correcto y lo incorrecto, como características externas. Cuando estamos dispuestos a aceptar los lados luminoso y oscuro de nuestro ser, podemos empezar a curarnos y a curar nuestras relaciones.

Todos somos  multidimensionales, omnidimensionales. Todo lo que existe en algún lugar del mundo también existe en nosotros. Cuando aceptamos esos distintos aspectos de nuestro ser, reconocemos nuestra conexión con la conciencia universal y expandimos nuestra conciencia personal.

Las características que distinguimos más claramente en los demás están presentes en nosotros. Cuando seamos capaces de ver en el espejo de las relaciones, podremos empezar a ver nuestro ser completo. Para esto es necesario estar en paz con nuestra ambigüedad, aceptar todos los aspectos de nosotros.

Necesitamos reconocer, en un nivel profundo, que tener  características negativas no significa que seamos imperfectos. Nadie tiene exclusivamente características positivas. La presencia de características negativas sólo significa que estamos completos; gracias a esa totalidad, podemos acceder más fácilmente a nuestro ser universal, no circunscrito. Una vez que puedas verte en los demás, será mucho más fácil establecer contacto con ellos y, a través de esa conexión, descubrir la conciencia de la unidad. Éste es el poder del espejo de las relaciones” (Deepak Chopra)

Emprender SIN RESENTIMIENTO, o GANANCIA MAGNIFICANTE, la expresión de circunstancias, situaciones, hechos, vivencias, y/o personas llegadas a nuestra vida, como expansión de unicidad interna/externa, nos facilita aprehender que no existe mayor Victoria Secreta que la de gobernarnos a nosotros mismos/as ante su presencia; Victoria resuelta a encontrar el reto, la bondad, la hermosura, y eternidad yaciente en el todo de todos -amén la interpretación de cada quien-, como la malla curricular del real engranaje educativo trasmisor de valores. Sentido trascendente de su presencia.

Recibir y dejar partir -SIN RESENTIMIENTO- lo que visita nuestro lecho de vida, detona Alabanza, Agradecimiento y Amor a la VIDA por el Masterado vestido de circunstancias inseminadas de incertidumbres y certezas aprehendientes de que el maestro llega cuando el alumno/a está listo/a y dispuesto/a a crecer en amor y sabiduría. Raíz (Dios/a) y Alas (libertad) fortificadas para Ser Ministros/as del Nuevo Pacto, el del Espíritu que da vida -no el de la letra que sin él da muerte-. Destino del destinatario/a de todo progreso Espiritual, conciente de SER AMANTE ENCARNACIÓN DEL AMOR ACCIÓN dispuesto/a a hacer de la letra hallada, Esencia de VIDA emancipada de ella. Y, ante ella, accionar desde el Amor que todo lo supera.

AMOR

"Cualquiera que sea la pregunta, la respuesta es el Amor.

Cualquiera que sea el problema, la respuesta es el Amor.

Cualquiera que sea la enfermedad, la respuesta es el Amor.

Cualquiera que sea el dolor, la respuesta es el Amor.

Cualquiera que sea el miedo, la respuesta es el Amor.
El Amor es siempre la respuesta...

Porque el Amor es todo lo que existe" (Madre Teresa de Calcuta)

  Gracias preciosos hermano/a por elegir dejarnos tu huella de Luz y Amor, tatuaje aprehendiente de que SIN RESENTIMIENTO:

ü       las verdaderas batallas se ganan permaneciendo en la Luz” (Carmen Santiago), y de que “la Paz reside en la Buena Voluntad(San Agustín)

”La muerte nos redime. Morir al odio nos redime al amor como fuente de vida, desarrollo y paz”

Génesis

victoriassecretas2002@...

http://www.actosdeamor.com/victoriassecretas.htm



[1]Permaneciendo al tiempo en una actitud ecuánime, libre de ansiedad o
lamentación, es lo que se conoce con el nombre de Titiksha o imperturbabilidad, (Vivekachudamani 1). E
s la culminación de uparati, y el sobrellevar pacientemente toda clase de dolores y pesares es titiksha (paciencia), que nos conduce a la felicidad..., 


¡¡¡NAMASTE.  .NAMASCAR!!!

El Dios que habita en mi, saluda al Dios que habita en tí