Inicio > Mis eListas > gap > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 7948 al 7987 
AsuntoAutor
PROXIMO ACONTECIMI Anahuak
Fw: TAMBORES SAGRA cecilia
TRABAJANDO CON LOS Sorem
Miguel: La Nueva E Anahuak
Fw: El secuestro d cecilia
Mensaje de Sa Lu S Jebner Z
NOTAS SOBRE LA PRE Anahuak
El Gran Experiment Susana P
Peldaños en la Con Susana P
Vacaciones en la L Susana P
Red Iberoamericana Anahuak
El Papa Negro / Jo Anahuak
RV: CORDIAL INVITA Gustavo
Nuevo Espacio en l Anahuak
El Grupo de Kryon: Anahuak
Lectorio LIII Anahuak
Espiritualidad y S Susana P
Once Días de Milag Susana P
Todas las citas ac Susana P
Zer Zambrana <jebz Jebner Z
Federación Galácti Guillerm
Hatonn: 'Vean su p Guillerm
El Significado de Anahuak
Mensaje del Maestr Jebner Z
Agua en la Luna Guillerm
Los Esenios: Una l Anahuak
Korton: 'lo mejor Guillerm
Germain: tiempos e Guillerm
ESPECIAL ¡Viva E Anahuak
Noticias de Un Cur Anahuak
Boletin Rinri III Anahuak
Pensamiento del 21 Anahuak
Fw: Nuestro Ser E Jeronimo
Re: ESPECIAL ¡Vi Carlos H
VII ENCUENTRO DE E Anahuak
Fibonacci Anahuak
Peldaños De La Con Anahuak
El Proximo Papa Anahuak
Il Papa è morto. N Anahuak
El primer día del Anahuak
 << 40 ant. | 40 sig. >>
 
FORO GAP INTERNACIONAL
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 9880     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[GAP] Fw: El secuestro de las instituciones multilaterales Por Damien Millet y Eric Toussaint (CADTM)
Fecha:Martes, 19 de Abril, 2005  14:18:50 (+0200)
Autor:cecilia rouvrais <cecilain @....fr>

 
----- Original Message -----  
From: éric toussaint mailto:cadtm@... 
To: 'éric toussaint'  
Sent: Monday, April 18, 2005 8:00 PM 
Subject: El secuestro de las instituciones multilaterales Por Damien Millet y
Eric Toussaint (CADTM) 
 
 
En internet : http://www.cadtm.org/article.php3?id_article=1318 
 
  
 
  
 
Eric Toussaint 
 
cadtm@... 
 
www.cadtm.org 
 
  
 
El secuestro de las instituciones multilaterales 
 
  
 
Por Damien Millet y Eric Toussaint (CADTM) 
 
  
 
La ofensiva de los conservadores en el seno de las instituciones internacionales
marcó varios goles en estos últimos meses. Aquellos que, como nosotros, luchan
por otra lógica no tendrán derecho a un descanso... Pero, en cambio, esto
alimenta nuestro espíritu de rebelión... 
 
  
 
            Primera jugada: El 18 de enero del 2005, Koffi Annan, secretario
general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), decidió nombrar a Ann
Veneman, ministra de Agricultura de la administración Bush, directora ejecutiva
de la UNICEF. Y esto a pesar de que Estados Unidos y Somalia son los únicos
países que no han ratificado la Convención de las Naciones Unidas sobre los
Derechos de la Infancia (189 países la ratificaron). Nos imaginamos las presiones
a las que habrá sido sometido Koffi Annan por Washington para que adoptara
semejante decisión. 
 
  
 
            Segunda jugada: El 28 de febrero del 2005, Koffi Annan decidió
designar a Supachai Panitchpakdi (Tailandia) secretario general de la Conferencia
de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (CNUCED) por cuatro años,
a partir del 1º de septiembre. Esta persona a quien se conoce como Dr. Sup está
actualmente al frente de la Organización Mundial del Comercio (OMC), el
instrumento predilecto de quienes quieren imponer a la fuerza la desregulación de
la economía mundial, para mayor beneficio de las finanzas internacionales y de
las sociedades transnacionales. En la defensa del punto de vista de los países
del Sur, la CNUCED no tiene mucho que ganar con la llegada a su cabeza de un
hombre que ha demostrado su capacidad de exigir medidas económicas
particularmente desfavorables para los más desprotegidos. Los países del Tercer
Mundo, agrupados en el seno del G77, protestaron por no haber sido consultados
sobre este nombramiento, al contrario de lo que se acostumbraba. Pero corre el
rumor de que Koffi Annan, debilitado por las revelaciones sobre el affaire
"petróleo por alimentos" concerniente a Iraq, en el que está implicado su
hijo, habría accedido dócilmente a la voluntad de Estados Unidos. 
 
  
 
            Tercera jugada: El 7 de marzo, George W. Bush eligió a John Bolton
como embajador ante las Naciones Unidas. Este ultraconservador manifiesta un real
menosprecio por la ONU, llegando a declarar sin vacilar: "El edificio del
secretariado de la ONU en Nueva York tiene 38 plantas. Si tuviera 10 menos, no
habría una gran diferencia." Ya intentó la destitución de Mohamed ElBaradei, que
dirigía la institución de las Naciones Unidas encargada del seguimiento del
programa de desarme de Iraq, justo antes de la guerra del 2003. Es el mismo
personaje que logró que Estados Unidos no ratificara el Tribunal Penal
Internacional y que se retiró de la conferencia de las Naciones Unidas sobre el
racismo reunida en Durban en agosto del 2001. Para él, la ONU no debe, de ninguna
manera, poner trabas a la política exterior de Estados Unidos. Incluso llegó a
declarar: "Las Naciones Unidas no pueden funcionar más que cuando América las
dirige." Pero al menos tiene el mérito de ser claro, a falta de parecer
especialmente simpático. Es a tal punto antiONU que una parte importante del
Congreso estadounidense (incluidos algunos republicanos) intenta oponerse a su
designación. 
 
  
 
            Cuarta jugada: El 10 de marzo, George W. Bush anunció su decisión de
proponer a Paul Wolfowitz, número 2 del Pentágono y partidario acérrimo de la
invasión de Iraq en el 2003, como candidato a la presidencia del Banco Mundial.
Podemos afirmar sin temor a equivocarnos que es la guinda de estas últimas
semanas. 
 
  
 
            En primer lugar, el procedimiento de designación del presidente del
Banco Mundial es particularmente antidemocrático y un paradigma de la concepción
imperialista de las relaciones internacionales. Mientras que la buena gobernanza
está en el centro de las recomendaciones dirigidas por el Banco Mundial a los
países del Sur, él mismo es incapaz de respetar las mínimas reglas de la
democracia. ¡Haz lo que yo digo, no lo que yo hago! A tal punto esto es así que
el actual presidente, James Wolfensohn, banquero neoyorquino pero australiano de
nacimiento, tuvo que nacionalizarse estadounidense antes de ser nombrado en 1995.

 
  
 
            Cuando uno oye a los responsables del Banco Mundial, podría creer
que los años 80, los del ajuste estructural de siniestra memoria, están muy
lejanos, y que la lucha contra la pobreza se ha convertido en la única causa
digna de interés. Sin embargo, la política seguida por el Banco Mundial desde
hace varias décadas se inscribe en una lógica perfecta, sin fisuras, y se aplica
siempre en beneficio exclusivo de las grandes potencias que participaron en su
creación, en Bretton Woods en 1944 (en un momento en el que la mayor parte de los
países de África y de Asia no habían conseguido aún su independencia), y que lo
pilotan desde entonces. Así pues, la presidencia recae siempre en grandes
banqueros o en ex responsables del Ministerio de Defensa de Estados Unidos. Éste
fue el caso del nombramiento de Robert McNamara, en 1968, director de orquesta de
la guerra de Vietnam, que utilizó al Banco Mundial como un arma geopolítica al
servicio de los aliados estratégicos de Estados Unidos. En el curso de los
primeros cinco años de la presidencia de McNamara, el Banco Mundial acordó muchos
más préstamos a países en desarrollo que en los primeros veintitrés años de su
existencia. Su finalidad era adquirir un derecho de fiscalización de las
políticas aplicadas por sus clientes... Así, apoyó a aliados estratégicos de
Estados Unidos (como Mobutu en el Zaire, las dictaduras en Brasil y Argentina,
Pinochet en Chile, Suharto en Indonesia, Marcos en Filipinas, etc.) No hay
ninguna duda de que Wolfowitz se inscribirá en la calaña de este tipo de
presidencias y utilizará el Banco Muncial con fines geoestratégicos. 
 
  
 
            Oficialmente, todos los administradores del Banco Mundial pueden
bloquear esta propuesta de nombramiento. Esto ya ocurrió en el Fondo Monetario
Internacional (FMI), cuyo presidente es siempre un europeo. En el año 2000, en
ocasión de la partida del francés Michel Camdessus, el secretario de Finanzas
alemán de entonces, Caio Koch-Weser, que era el candidato europeo, fue vetado por
Estados Unidos y los europeos se pusieron de acuerdo en la candidatura de Horst
Khöhler. En el Banco Mundial, la nominación de Paul Wolfowitz, sin embargo, fue
aprobada por unanimidad, lo que demuestra que los 24 grupos de países
representados finalmente se avienen a todo. Será útil sin duda recordar que la
mayor parte de los países europeos esperan obtener de Estados Unidos una
contrapartida: el gobierno francés maniobra para que Pascal Lamy sea director
general de la OMC y que Bernard Kouchner herede el Alto Comisionado para los
Refugiados, el gobierno belga anuncia la candidatura de Marc Verwilghen para el
mismo cargo, mientras el británico echa el ojo al Programa de la Naciones Unidas
para el Desarrollo. Sin contar los países que aspiran a tener al apoyo de Estados
Unidos para lograr un sitio permanente en el Consejo de Seguridad: Alemania,
Japón, Brasil, India, África del Sur, Nigeria... El gran regateo continúa,
vergonzoso pero muy real. 
 
  
 
            ¿Cómo se puede entender que la presidencia del Banco Mundial no haya
recaído nunca en un ciudadano del Tercer Mundo, en primera línea frente a los
desafíos del desarrollo humano? Esta opción se debe sin duda al hecho de que el
combate real no es contra la pobreza, a pesar de los discursos oficiales de
quienes, al mismo tiempo, imponen medidas que expanden la miseria. 
 
  
 
            La cuestión de la legitimidad de las instituciones multilaterales,
como el Banco Mundial y el FMI, está planteada. ¡Hay que reconocer que los
sucesos de los últimos meses demuestran que otra arquitectura internacional es
muy necesaria! 
 
  
 
(1) Este artículo de opinión ha sido publicado (en una versión adaptada) por el
diario belga Le Soir en su edición del 16 de abril de 2005 con el titulo "Des
institutions multilatérales prises en otage" (rubrique Forum). 
 
  
 
(2) Damien Millet es presidente del CADTM Francia, Eric Toussaint es presidente
del CADTM Bégica (Comité por la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo). Ambos
son autores del libro 50 Preguntas-50Respuestas sobre la Deuda, el FMI y el Banco
Mundial, Icaria-Intermon Oxfam, Barcelona, 2004.  
 
  
 
  
 
 
 
=~==================================================================~= 
                ~ Llama desde España a todo el mundo ~ 
 Llama y habla todo lo que quieras por solo 0.04 Euros desde tu casa 
                  sin cuotas, ni abonos, ni tarjetas 
                  ->> http://elistas.net/z/b2.f2 <<- 
=~==================================================================~= 
 
-~--------------------------------------------------------------------~-
         Compra o vende de manera diferente en www.egrupos.net