Inicio > Mis eListas > gap > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 7988 al 8027 
AsuntoAutor
Balance del pontif Anahuak
Juan Pablo II, fie Anahuak
Mensaje del Maestr Jebner Z
Eclipse solar en l Guillerm
La Luz en el Reino info
El Sutra del Diama Sintonia
Eclipse de Luna Ll Susana P
Mayo de 2005, la p oraculo_
Charla y Taller Lidia Bá
Responsabilidades Susana P
BIOCRACIA Espiritu
El Despertar Cuánt Susana P
LA TRÍADA DE: NOSO Sorem
Boletin Anclajes 2 Anahuak
Intenacionalizar l Anahuak
No entiendo a la g Anahuak
Fecha importante p susy
Que se mueran los Anahuak
Netiqueta basica Anahuak
La resonancia para Anahuak
PROYECTO PLEROMA - Gustavo
Re: Fecha importan Sigfrido
FW: hola Anahuak
Mensaje de Saint G Jebner Z
VISITA DE MARTHA R Anahuak
Federación Galácti Guillerm
México lanza campa Anahuak
Aralar 2005 / Espa Anahuak
Re: como ser un "n Anahuak
Actividades en Eco Anahuak
BOLIVIA:ENCUENTRO Anahuak
Mensaje del Maestr Jebner Z
Mateo: 'Da Vinci a Guillerm
Faros de Luz - Sin Susana P
HUMILDAD ES AMOR Sorem
Fobaproa City Grou CEG
Nuevo taller en Ra Anahuak
V CONGRESO INTERNA Anahuak
Mensaje del Maestr Jebner Z
Mensaje de Ela de Jebner Z
 << 40 ant. | 40 sig. >>
 
FORO GAP INTERNACIONAL
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 9951     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[GAP] Fobaproa City Group es una verguenza
Fecha:Viernes, 29 de Abril, 2005  03:37:19 (-0700)
Autor:CEG <expres1 @.....com>
En respuesta a:Mensaje 9916 (escrito por Anahuak Home)


El link para esta nota esta en http://www.tvazteca.com/hechos/archivos2/2005/3/109406.shtml
 
El contenido de la nota, Saludos :
 
  Citigroup CenterCitigroup, el escándalo

+Mitos y Hechos


Banamex es el banco más grande de México y está en manos de una enorme empresa
extranjera. En el año 2001 fue comprado por Citigroup en una operación que,
muchos piensan, dio lugar al mayor fraude fiscal de la historia de nuestro país.

En la operación de compra-venta, este grupo estadounidense gozó del total apoyo
de las autoridades mexicanas que lo privilegiaron en perjuicio de los ciudadanos.

Citigroup es el grupo financiero más grande del mundo. En el 2004 obtuvo
utilidades que ascienden a 17 mil millones de dólares; para darle una idea de la
magnitud de esa cifra, sólo imagine que es equivalente a lo que el gobierno
mexicano recibe por exportaciones de petróleo a lo largo de un año.

También puede comparase con la cifra que México paga anualmente por los
intereses de la deuda externa. Para el columnista Alberto Barranco, las ganancias
son impresionantes.

Citigroup opera en más de cien países, y abarca muchos rincones del mundo que
también incluyen a México.

Recordemos que gracias al apoyo de Roberto Hernández y Jonathan Davis, de la
Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), hoy Citigroup es dueño de
Banamex.

Citigroup, de ser el primer banco de los Estados Unidos, ahora es el primer
banco del mundo, dice Barranco. Las ramificaciones de Citigroup podemos
encontrarlas desde el continente asiático hasta la Unión Europea, pasando por los
más recónditos lugares del Caribe mexicano.

Citigroup tiene 284 mil empleados en el mundo y una cartera de clientes de 200
millones de personas. ¿Y cómo pudo crecer tanto esta organización? Es simple:
comprando otros bancos y empresas del ámbito financiero que ha ido anexando a su
estructura.

Luis Enrique Mercado, director del periódico El Economista, argumenta que
Citigroup tiene la posibilidad de comprar otras instituciones, la posibilidad de
irse fusionando para ir aumentando su tamaño, y así compra bancos y distintos
tipos de instituciones.

Este grupo suministra casi todo tipo de servicios financieros que hacen todas
las operaciones posibles: operación bancaria, otorgamiento de créditos,
colocación de deuda, compra-venta de empresas, operaciones de mercado de materias
primas, puede financiar posiciones en esos mercados y desde luego está metido en
operaciones de divisas.
Con estas cartas de presentación, cualquiera confiaría plenamente de la solidez
que aparenta Citigroup; sin embargo, tiene una historia negra, ocupa el
vergonzoso primer lugar entre las instituciones más perseguidas por autoridades
financieras de diversos países del mundo. 
Por lo menos en los últimos 15 años, Citigroup ha sido acusado de prácticas
fraudulentas -comenta Erick Guerrero, analista económico-, prácticas
especulativas y de estar ligada a empresas que incluso han quebrado por este tipo
de prácticas. Algunos dicen que es normal, tratándose de una multinacional de las
más importantes, que se tengan tanto tipos de problemas, pero yo conozco otro
tipo de multinacionales que, a pesar de su gran tamaño, no tienen este tipo de
problemas; entonces, para mi, para empezar, no es cuestión de tamaño.
 Imponente, el edificio Citigroup Center en Nueva York 
Imagen ArchivoCitigroup ha protagonizado grandes escándalos por practicar
operaciones fraudulentas y desapegadas a la ética en varios países del mundo. El
prestigio del que gozó alguna vez se vio seriamente afectado cuando se hicieron
públicos los conflictos de interés en los casos de las compañías estadounidenses
Enron y WorldCom.

Citigroup también está en la mira de las autoridades bursátiles británicas y
alemanas por haber realizado transacciones dudosas en los mercados europeos. En
Italia estuvo involucrado en el escándalo de Parmalat; además, en Japón,
Citigroup fue obligado a retirarse de las operaciones bancarias; en Rusia,
existen acusaciones que vinculan a Citigroup con operaciones de lavado de dinero
por parte del crimen organizado. Por si fuera poco, también se ha relacionado al
grupo con Yasser Arafat, en el sentido de que lo financió en la compra de armas.

Erick Guerrero asegura que lo único cuestionable de Citigroup es esa tentación
de comportarse poco éticamente y de especular en el mercado o financiar empresas
que están quebradas o empresas con negocios turbios, “eso es lo que se le
cuestiona a Citigroup”.

Las operaciones turbias de Citigroup provocaron que tuviera que desembolsar 4
mil 950 millones de dólares para enfrentar los gastos ligados a sus problemas
jurídicos. Recordemos, empero, que sus utilidades en el mismo año fueron de 17
mil millones de dólares. Quiere decir que las ganancias superan por mucho el pago
de penalizaciones.

De hecho, Citigroup ya sabe que cada año solventará este tipo de sanciones y
prepara anticipadamente con su presupuesto una partida millonaria para hacer
frente a las multas.

Sin duda, uno de los casos que más le han afectado es el de Enron, una compañía
distribuidora de energía de los Estados Unidos. Citigroup le había prestado 2 mil
400 millones de dólares un año antes de que se declarara en quiebra. Este
préstamo despertó sospecha, porque era obvio que Citigroup sabía que la compañía
no tenía finanzas sanas.

Usted se preguntará, ¿por qué le prestó dinero a una compañía que estaba a punto
de quebrar? ¿En qué le convenía? ¿Dónde está el negocio? Esta es la clave: el
fraude de Citigroup radica en que engañaron a otros inversionistas diciendo que
todo estaba bien, que la compañía era próspera, fuerte, y que convenía invertir
en ella.

Citigroup ocultó la verdadera situación de las desastrosas finanzas de Enron.
Con esta mentira atrajeron inversionistas y cobraron millonarias inversiones
sacrificando a quienes les confiaron su dinero de buena fe.

Enron, que estaba en bolsa, dice Alberto Barranco, empieza a disfrazar sus
números, a engañar a los inversionistas. En este entorno entra Citicorp a
ofrecerle una serie de préstamos que finalmente era evidente que Enron, visto
desde la profundidad de sus entrañas, no podía pagar.

Luis Enrique Mercado supone que si el banquero entra debe revisar los papeles de
la empresa, y si ve que la empresa no está en condiciones adecuadas, no debiera
prestarle dinero. Sin embargo, Citigroup les prestó dinero y eso hace suponer a
las autoridades monetarias de Estados Unidos que el banco sí sabía lo que estaba
haciendo.

Además, en el Senado de los Estados Unidos se cuestionó la participación de
Citigroup en operaciones que pudieron servir para que Enron ocultara millonarias
pérdidas en sus estados financieros. Entre los perjudicados por las mentiras de
Enron y la complicidad de Citigroup se encuentran millones de estadounidenses que
habían invertido de buena fe en la compañía.

Tan sólo en la Universidad de California de Los Angeles, sus empleados,
jubilados y estudiantes habían comprado 145 millones de dólares en acciones; así,
pagaron justos por pecadores, pues los directivos de Enron se enriquecieron al
prevenir la quiebra sin avisar a sus accionistas.

Algo similar sucedió con la empresa WorldCom, el segundo grupo de
telecomunicaciones larga distancia de Estados Unidos. Los accionistas demandaron
a Citigroup por 2 mil 650 millones de dólares acusándole de participar en el
fraude que cometió esa compañía. Este fraude consistió en que los directivos
mintieron sobre la situación financiera de la empresa; era como un barco que se
estaba hundiendo pero el capitán decía que navegaban con viento a favor.

Ante la situación difícil que tenía en la bolsa para evitar que sus acciones se
cayeran, explica Alberto Barranco, se infla la contabilidad a lo que llaman
contabilidad creativa. Los números de la empresa no reflejan su realidad, se
manejan ganancias que no son reales, que son potenciales.

Es decir, mienten, engañan con alevosía y ventaja a los accionistas para ocultar
su incompetencia y sus tranzas.

La situación fue insostenible y WorldCom presentó en el año 2002 la bancarrota
más grande de la historia, la revelación del mal manejo contable repercutió en
los mercados bursátiles mundiales y Citigroup tuvo que pagar a las víctimas de
este fraude asumiendo un duro golpe a su reputación.

Otra vez la misma trampa, igual que el fraude que cometieron en la empresa
Enron, no sólo ocultaron que la empresa andaba muy mal, sino que la presentaron
como una empresa en auge para atraer inversionistas, cobraron cuantiosas sumas de
dinero en comisiones y se bailaron a quienes creyeron en ellos.

Y mire que curioso: para los directivos de Citigroup los fraudes que han
cometido son sólo errores, pero errores muy convenientes que los han enriquecido
a costa del perjuicio de patrimonio de millones de personas.

Llama la atención que en ese sofisticado mundo financiero disfrazan sus actos
con palabras bonitas y frases ingeniosas. Hagamos un ejercicio de traducción con
tres ejemplos: lo que llaman Operaciones audaces en realidad se refiere a
Operaciones fraudulentas. Para las transacciones tramposas usan el sofisticado
término de Ingeniería financiera. Y lo que es verdaderamente un insulto, es el
término de Contabilidad creativa; uno nunca imaginaría que lo creativo es
sinónimo de mentiroso, así le llaman a la contabilidad que oculta el verdadero
estado de las finanzas de una empresa.

Los escandalosos fraudes que Citigroup ha protagonizado han puesto en entre
dicho la confiabilidad y credibilidad que tenía en el pasado. México no se ha
salvado de ser víctima de sus actos ventajoso y dado que las autoridades de
nuestro país no hacen nada al respecto, es importante que conozcamos el modus
operandi de Citigroup para exigir que se supervisen y sancionen las prácticas de
Banamex que afectan el patrimonio de los ciudadanos.

En el país Nipón, Citigroup era bien conocido por su actitud agresiva para hacer
negocios, hasta que se les pasó la mano y las autoridades japonesas marcaron un
alto a este grupo financiero; fue acusado por no investigar correctamente a los
clientes, y así, permitir que su banco lavara dinero.

Y no sólo eso, las acusaciones contra Citigroup fueron muy graves; los cargos,
enriquecerse de forma ilícita, engañar a consumidores y autoridades financieras
japonesas, desorientar y lucrar con los clientes e ignorar las regulaciones.

Ante esta situación, el gobierno japonés actuó con severidad en defensa de los
intereses de los ciudadanos, ordenaron el cierre del negocio, suspendieron la
operación de su banco y tuvieron que retirarse de las operaciones bancarias.

Este capítulo en la historia de Citigroup fue calificado por analistas
financieros de todo el mundo como vergonzoso, de echo, el presidente del grupo
Charles O. Prince, se vio obligado a pedir disculpas públicamente por el
comportamiento de Citigroup. La escena al momento del “Yo pecador” ante el pueblo
japonés, le dio la vuelta al mundo.

Ofrezco una disculpa a los clientes y al público por los problemas que se han
presentado en nuestros negocios en Japón, dijo en su momento Charles O. Prince, y
por cualquier preocupación o inconveniente que esto ha causado.

En el caso de Japón, el “usted disculpe” no bastó, hoy el banco de Citigroup ha
tenido que cerrar sus oficinas de Tokio, Osaka y Nagoya. En Europa Citigroup
también hizo de las suyas, en el 2004 provocó pánico después de que instrumentó
una ola de órdenes de venta en papeles que alcanzaron la cifra de 12 mil millones
de dólares en el mercado de bonos gubernamentales de la Eurosono.

La maniobra consistió en vender apresuradamente en sólo dos minutos para
desplomar el precio y media hora después recompró más barato obteniendo una
ganancia de 18 millones de dólares.

Las reacciones no se hicieron esperar; al unísono fue reprobada esta tetra que
desequilibró los mercados. La Gran Bretaña y Alemania abrieron investigaciones
con una enérgica protesta contra Citigroup y muchos gobiernos europeos se
mostraron disgustados por la amenaza contra la liquidez de sus bonos. Con tal de
ganar más se pasaron de listos y con su gran poder económico pusieron en riesgo
los mercados.

Otra vez, Charles O. Prince salió con su “disculpe usted” y describió la
transacción como una tontería, tontería que le dejó mucho dinero y la reputación
por los suelos. A decir de Erick guerrero, prácticamente Citigroup ha
desaparecido del mercado de bonos europeos, pues ya no hay gobierno o
inversionista que le tenga confianza.

Otro de los grandes escándalos de Citigroup se dio en Italia con la empresa de
lácteos Parmalat. Esta gigantesca empresa se vio envuelta en un fraude que
provocó pérdidas de hasta 10 mil millones de dólares, lo que la obligó a
declararse en quiebra. 
Parmalat inició un juicio en los Estados Unidos en contra de Citigroup
culpándolo de su derrumbe económico por la forma en que manejó la venta de sus
bonos, y la acusación de Japón contra Citigroup por lavado de dinero, no es la
única. También existe una organización criminal sobre la responsabilidad de este
grupo respecto al uso de cuentas para blanquear dinero sucio del crimen
organizado en Rusia. 
 Robert E. Rubin, ex secretario del Tesoro estadounidense y alto directivo de
Citigroup
Imagen Archivo
A Citigroup también se le relacionó con Yasser Arafat; la compañía servicios
comerciales de Palestina que fundó y controló el líder de la OLP, tenía una
cuenta con Citigroup de 6.8 millones de dólares. El grupo ha sido duramente
criticado porque el líder palestino era considerado un terrorista y es reprobable
cualquier vínculo del banco con personar relacionadas con estas actividades. Se
cree que Yasser Arafat se benefició de los servicios de Citigroup para la compra
de armas. El grupo ha negado esta versión.

Estos y otros escándalos han provocado que las prácticas de Citigroup sean
cuestionadas y reprobadas en el mundo financiero por gobiernos, clientes,
inversionistas, calificadoras y analistas; lo cual, para el columnista Barranco,
es la sanción más grave que puede tener una institución financiera.

El problema de la desconfianza hacia Citigroup ha sido tan grave, que los
propios ejecutivos que trabajan dentro del grupo pretendían vender las acciones
que poseen del banco. Imagínese usted cómo verían las cosas sus propios
empleados, lo que para el analista Erick Guerrero, podría dar en una escalada
especulativa de las que tanto ha practicado Citigroup con otras personas, hacia
ellos mismos en desprestigio todavía más grave.

El presidente del grupo hizo una especie de acto de compresión, al reconocer lo
que llama errores que ha cometido Citigroup. En los últimos meses Citigroup se
dice arrepentido y su presidente Charles O. Prince presenta una lista d buenas
intenciones para corregir su imagen.

Desgraciadamente las autoridades de muchos países se sienten intimidadas por el
poder económico de Citigroup, los gobiernos se ponen a sus pies y no hacen o no
aplican leyes que lo obliguen a respetar normas para que el juego sea ético y
nadie salga dañado. Así, Citigroup puede seguir gozando de las ventajas que le da
la impunidad.

Y al poder económico hay que sumar el poder político. Uno de sus altos
directivos es ni más ni menos que Robert E. Rubin, ex secretario del tesoro de
los Estados Unidos que ahora presta todo su poder de influencia a Citigroup, lo
que para Erick Guerrero se traduce en tráfico de influencia.

México no se salvó de quedar bajo el control de Citigroup, es el dueño del banco
más grande de nuestro país, Banamex, y desde que lo compró se ha beneficiado por
la autoridad financiera mexicana, o sea, la Comisión nacional bancaria y de
Valores, al exentar de impuestos la operación de compra-venta.

A decir de Alberto barranco, en el caso de México, el que se haya comprado
Banamex sin pagar impuestos, equivalente de muchos miles de millones de dólares,
es una operación muy criticada porque es un ingreso que el gobierno deja de
percibir.

Aquí la gran pregunta es ¿por qué autorizó la CNBV que Citigroup comprara a
Banamex? ¿Por qué permitieron que el banco más grande de México quedara en manos
de un grupo que tiene un negro historial en otros países?. Ahora Citigroup ha
penetrado con sus tentáculos todo el sistema de regulación financiera mexicano.
¿Cuándo va a intervenir el señor Jonathan Davis de la CNBV?. Antes o después de
que se presente una tragedia que afecte el patrimonio de millones de mexicanos?

Investigación de Lilly Téllez
México, DF 13 de marzo de 2005


__________________________________________________
Do You Yahoo!?
Tired of spam?  Yahoo! Mail has the best spam protection around 
http://mail.yahoo.com 

 



-~--------------------------------------------------------------------~-
         Compra o vende de manera diferente en www.egrupos.net



 



-~--------------------------------------------------------------------~-
         Compra o vende de manera diferente en www.egrupos.net