Inicio > Mis eListas > gap > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 8068 al 8107 
AsuntoAutor
Mensaje del Maestr Jebner Z
Para hombres: Disf Anahuak
Ley de Renacimient Anahuak
Re: Hacia la Inter Anahuak
Declaracion de la Anahuak
Mensaje del Grupo Anahuak
OTRA: Re: Hacia la Anahuak
Fat sunspot, slend Anahuak
What the bleep. LA Thammy A
Mensaje del Maestr Jebner Z
Segunda Parte de B julian p
En busca del agua Guillerm
CORRE ELECTRÓNICO algthe
RITUAL DE LUNA LLE Anahuak
Su meta siguiente Lidia Bá
Shamballa - Sabidu Anahuak
NUMEROLOGIA / Glad Anahuak
MENSAJE DE SANANDA algthe
Mensaje del Maestr Jebner Z
Sánense a través d Susana P
Viaje Espiritual a Susana P
TUBO DE LUZ DE SAI aida bau
TUBO DE LUZ DE SAI aida bau
SENTIR LA UNIDAD Sorem
El Principio de la info
INTI RAYMI 2005 / Anahuak
Mensaje del Maestr Jebner Z
Boletin del Pequeñ Anahuak
Homero Aridjis hac Anahuak
V CONVENCION MEDIO Anahuak
MAGAZINE MIND-SURF Anahuak
Pagina con mensaje Anahuak
Liviano...como un Anahuak
Sanacion con los E Anahuak
Mensaje del Maestr Jebner Z
LOS SECRETOS DE L Sofia de
No hace falta insi Anahuak
Mensaje del Maestr Jebner Z
La homofobia tambi Anahuak
Da lo mejor de ti Anahuak
 << 40 ant. | 40 sig. >>
 
FORO GAP INTERNACIONAL
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 9998     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[GAP] Ley de Renacimiento - D.K. a través de A.A.B.
Fecha:Lunes, 9 de Mayo, 2005  10:33:21 (-0500)
Autor:Anahuak Home <redanahuak @...............mx>

From: Verónica Viglierchio <mvviglierchio2013@...> 
Date: Sun, 08 May 2005 20:07:41 -0300 
To: Red Chilena de Luz <redchilenadeluz@...> 
Subject: [redchilenadeluz] Ley de Renacimiento - D.K. a través de A.A.B. 
 
 
Ley  de  Renacimiento 
(Reencarnación) 
 
Extracto del Libro La Reaparición de Cristo 
del Maestro Tibetano Djwhal Khul a través de Alice A. Bailey 
 
 
 
Cristo Enseñará la Ley de Renacimiento. 
 
Esta ley deriva principalmente de la Ley de Evolución. Nun­ca ha sido 
captada, ni adecuadamente comprendida en Occidente; tampoco ha demostrado 
ser de utilidad en Oriente, considerada allí como un principio rector de la 
vida, pues su efecto ha sido aletargador y ha ido en detrimento del 
progreso, porque los orientales creen que dicha ley otorga todo el tiempo 
que se quie­ra para llegar a la meta, lo cual ha impedido la realización de 
un arduo esfuerzo para alcanzarla. El cristiano común confun­de la Ley de 
Renacimiento con lo que él denomina "la transmigración de las almas", y 
frecuentemente cree que dicha ley sig­nifica que los seres humanos renacen 
en cuerpos de animales o formas inferiores de vida, lo cual es absolutamente 
erróneo. A medida que la vida de Dios va progresando de una forma a otra, la 
vida en los reinos subhumanos de la naturaleza pasa pro­gresivamente de la 
forma mineral a la vegetal y de ésta a la animal; la vida de Dios pasa de 
esta etapa al reino humano, quedando sujeta a la Ley de Renacimiento y no a 
la Ley de Transmigración. Para quienes tienen alguna noción de la Ley de 
Renacimiento o de la Reencarnación, ese error parecerá ri­dículo. 
 
La teoría o doctrina de la Reencarnación horroriza al cris­tiano ortodoxo; 
pero si se les formula la pregunta que los discípulos hicieron a Cristo 
después de devolverle la -Vista al ciego: "Rabbí, ¿quién pecó, él o sus 
padres, para que naciese ciego?" (Jn. 9,2) rechazan las implicaciones, se 
mofan o se desalientan. La presentación al mundo hecha por el oculista o los 
teósofos comu­nes sobre esta idea, ha sido deplorable, porque se ha expuesto 
en forma muy ignorante. Lo mejor que puede decirse es que han familiarizado 
al público con la teoría; no obstante, si la hubieran presentado en forma 
más inteligente, habría sido acep­tada en Occidente con mayor amplitud. 
 
Si la meta de las correctas relaciones humanas es enseñada universalmente 
por el Cristo, el énfasis de Su enseñanza deberá recaer sobre la Ley de 
Renacimiento. Esto es inevitable debido a que el reconocimiento de esta ley 
traerá paralelamente la solución de los problemas de la humanidad y la 
respuesta a muchos de sus interrogantes. 
 
Esta doctrina será una de las notas claves de la nueva reli­gión mundial, 
como también un agente esclarecedor para una mejor comprensión de los 
problemas del mundo. Cuando Cristo estuvo en persona anteriormente, puso el 
énfasis sobre la reali­dad del alma y el valor del individuo. Dijo a los 
hombres que podían ser salvados por la vida del alma y por el Cristo que 
reside en el corazón humano. Además expresó, "que el que no volviere a nacer 
no podrá ver el Reino de Dios" (Jn. 3,3). Sólo las almas pueden actuar como 
ciudadanos de ese reino, y esta actuación privilegiada la presentó Él por 
primera vez a la hu­manidad, dando así a los hombres la visión de una 
posibilidad divina y el fin inalterable de toda experiencia. Él dijo: "Sed 
pues perfectos como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto" (Mt. 
5,48). 
 
Esta vez enseñará a los hombres el método por el cual dicha posibilidad 
podrá convertirse en un hecho consumado -por el constante retorno del alma 
reencarnante en la escuela de la Vida en la Tierra, a fin de someterse al 
proceso de perfeccio­namiento del cual fue ejemplo sobresaliente. Tal es el 
signifi­cado y la enseñanza de la reencarnación. En su libro, "Nuevas 
Mansiones para Nuevos Hombres", pág. 123, Dane Rudhyar define completamente 
este misterioso proceso cósmico y huma­no, diciendo: "La estructura 
individual de la nueva manifesta­ción está, por fuerza, condicionada por 
todo lo que no se realizó en el pasado y por el remanente y los fracasos 
hallados en los registros de la naturaleza, en la memoria de la sustancia 
uni­versal". Toda la historia -la suya, la mía y la de todos - está incluida 
en esas pocas palabras. 
 
Debe tenerse en cuenta que prácticamente todos los grupos y escritos 
ocultistas han puesto de relieve tontamente la cuestión de la recuperación 
de las pasadas encarnaciones, lo cual es imposible comprobar razonablemente, 
pues cualquiera puede de­cir y afirmar lo que le parezca. La enseñanza se ha 
basado so­bre leyes imaginarias que se supone rigen la ecuación tiempo y el 
intervalo entre una vida y otra, olvidando que el tiempo es un producto de 
la conciencia cerebral y que sólo existe en el cerebro; el énfasis siempre 
ha sido puesto sobre un concepto falso respecto a la relación. La enseñanza, 
impartida acerca de la Re­encarnación, fue más perniciosa que provechosa. 
Sólo queda un factor de valor: la existencia de la Ley de Renacimiento, que 
ahora es discutida por algunos y aceptada por muchos. 
 
Más allá del hecho de que esta ley existe, muy poco sabemos; quienes conocen 
por experiencia la naturaleza real de este re­torno, rechazan de plano los 
pormenores tontos e improbables que los grupos teosóficos y ocultistas 
exponen como realidades. La ley existe, pero nada sabemos acerca de su 
mecanismo. Muy pocas cosas pueden, decirse que sean exactas respecto a ella, 
lo cual no puede ser refutado. 
 
 
1.   La Ley de Renacimiento es una de las grandes leyes naturales de nuestro 
planeta. 
 
2.   Es un proceso establecido, que se lleva a cabo de acuer­do a la Ley de 
Evolución. 
 
3    Está íntimamente relacionada y condicionada por la Ley de Causa y 
Efecto. 
 
4.   Es un proceso de desarrollo progresivo que per­mite al hombre avanzar 
desde las formas groseras del materialismo irracional hasta lograr la 
perfección espi­ritual y una inteligente percepción que le permitirá lle­gar 
a ser un miembro del Reino de Dios. 
 
5.    Explica las diferencias que existen entre los hombres y --en conexión 
con la Ley de Causa y Efecto (denomi­nada Ley del Karma en Oriente) 
--justifica las diferentes circunstancias y actitudes hacia la vida. 
 
6.    Es la expresión del aspecto voluntad del alma y no el resultado de la 
decisión de una forma material; es el alma,  que existe en todas las formas, 
quien reencarna, elige y construye los adecuados vehículos físico, 
emocio­nal y mental, con los cuales puede aprender las corres­pondientes y 
necesarias lecciones. 
 
7.    La Ley de Renacimiento (en lo que concierne a la hu­manidad) entra en 
vigencia en el plano del alma. La en­carnación es motivada y dirigida desde 
el nivel del al­ma en el plano mental. 
 
8.    Las almas encarnan cíclicamente en grupos, de acuerdo a la ley, a fin 
de establecer correctas relaciones con Dios y con sus semejantes. 
 
9.    El desenvolvimiento progresivo, de acuerdo a la Ley de Renacimiento, 
está condicionado en gran parte por el principio mental, "así como el hombre 
piensa en su co­razón, así es él". Estas breves palabras merecen cuida­dosa 
reflexión. 
 
10.  De acuerdo a la Ley de Renacimiento el ser humano de­sarrolla su mente 
con lentitud; luego ésta comienza a controlar la naturaleza 
emocional-sensoria y, finalmen­te, revela al hombre su alma, naturaleza y 
medio am­biente. 
 
11.  En esa etapa de desarrollo el hombre empieza a hollar el Sendero de 
Retorno y se dirige gradualmente (después de muchas vidas) hacia el Reino de 
Dios. 
 
12.  Cuando el hombre por el desarrollo de la mente, por la sabiduría, el 
servicio práctico y la comprensión, ha aprendido a no pedir nada para el yo 
separado, ya no desea vivir en los tres mundos y se libera de la Ley de 
Renacimiento. 
 
13.  Entonces es consciente del grupo, del alma de su grupo y del alma de 
todas las formas, alcanzando, tal como Cristo dijera, una etapa de 
perfección crística, llegan­do "a la medida de la edad de la plenitud de 
Cristo" (Ef. 4,13). 
 
 
Ninguna persona inteligente tratará de ir más allá de esta amplia 
generalización. Cuando Cristo reaparezca poseeremos un conocimiento más 
realista y verdadero, sabremos que estamos eternamente vinculados con las 
almas de todos los hombres y definidamente relacionados con aquellos que 
reencarnan con no­sotros, que aprenden las mismas lecciones y pasan las 
mismas experiencias y experimentos que nosotros. Este conocimiento 
comprobado y aceptado regenerará las fuentes mismas de nues­tro vivir 
humano. Sabremos que las causas de nuestras dificul­tades y problemas 
provienen porque no reconocemos esta Ley fundamental con sus 
responsabilidades y obligaciones; entonces aprenderemos gradualmente a regir 
nuestras actividades median­te su exacto poder restrictivo. La Ley de 
Renacimiento encierra en sí el conocimiento práctico que los hombres 
necesitan hoy para conducir recta y correctamente sus vidas en los aspectos 
religio­so, político, económico, comunal y privado, estableciendo así 
co­rrectas relaciones con la vida divina que existe en todas las formas. 
 
 
 
 
Solicita Tarjetas Color Gratis de La Gran Invocación entrando en 
www.gidgi-argentina.org 
 
 
------------------------- 
RED CHILENA DE LUZ 
Para conectarte manda un mensaje a: 
redchilenadeluz-subscribe@... 
http://es.groups.yahoo.com/group/redchilenadeluz/ 
------------------------ 
 
 
=~==================================================================~= 
                       ~ Más de 100.000 Casas ~ 
              Encontrar casa en España es Facilisimo.com 
                      Obra nueva y segunda mano 
                  ->> http://elistas.net/z/9f.f2 <<- 
=~==================================================================~= 
 
-~--------------------------------------------------------------------~-
         Compra o vende de manera diferente en www.egrupos.net