Inicio > Mis eListas > gap > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 8148 al 8187 
AsuntoAutor
(Parte 2) Les Pres algthe
RE: Mensaje del Ma aida bau
Intangibles 1 / Lo Anahuak
SEMANA MUNDIAL DE Anahuak
Viernes 13, fecha guillerm
Mensaje del Maestr Jebner Z
El mesias Sofia de
Día Internacional Anahuak
Vos, podčs salvarl susy
Relación entre el info
Invitacion / Tomo Anahuak
Historia de Saint Jebner Z
Mensaje de Sa Lu S Jebner Z
El Amor puede mant Sofia de
Mensaje de Germain jdamian_
LA FUENTE DEL PADR Sorem
Invitación a la 5t Sintonia
Mensaje del Maestr Jebner Z
Sindrome de Fatiga Anahuak
Que son los antiox Anahuak
Nuestro Proceso en Anahuak
III Encuentro Uran Anahuak
Invitacion al disc Anahuak
Efectos Sico-Emoci info
Así nos engañaron guillerm
Federación Galácti guillerm
III Busqueda de Vi Anahuak
Mensaje de Saint G Jebner Z
Lápices labiales c Susana P
Nuestra llegada ca Anahuak
Meditación y Charl Anahuak
El sentido de la e Anahuak
Signos en el Cielo Anahuak
Capítulo 12 “La Co jdamian_
Puertas dimensiona Anahuak
Mas Signos en el C Anahuak
Zer Zambrana <jebz Jebner Z
146 zonas muertas Anahuak
Complejo Subterran Anahuak
Las Cuatro Fases d Sofia de
 << 40 ant. | 40 sig. >>
 
FORO GAP INTERNACIONAL
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 10099     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[GAP] Efectos Sico-Emocionales de las Terapias de Vibración Mo lecular Electromagnética Segunda Entrega - El Miedo
Fecha:Martes, 31 de Mayo, 2005  10:23:34 (-0500)
Autor:info <info @...........org>

 
 
 
EFECTOS SICO-EMOCIONALES DE LAS TERAPIAS DE VIBRACIÓN MOLECULAR ELECTROMAGNÉTICA

 
  
 
SEGUNDA ENTREGA 
 
  
 
EL MIEDO 
 
  
 
  
 
El sistema límbico: el "hogar" de las emociones 
 
  
 
Hemos dicho en nuestra pasada entrega que el origen de las emociones es la
mente; el escenario donde ellas se manifiestan es el cuerpo y el intermediario
entre ambos es el cerebro. 
 
  
 
Desde él se origina una serie de impulsos eléctricos y pequeñas cantidades de
mensajeros químicos llamados neurotransmisores que son los encargados de
comunicar dichos movimientos de energía (E, que significa antes, lo que precede y
Motion, movimiento, o sea emoción, energía en movimiento) a todo el resto del
organismo. 
 
  
 
El lugar exacto donde la actividad neurobiológica de las emociones se encuentra
es el sistema límbico. 
 
  
 
Dicha estructura resulta de la asociación (entiéndase como conexión e
intercomunicación neuronal) de pequeños órganos situados en la parte más profunda
y central del encéfalo, entre los que se encuentran el hipotálamo, el tálamo, las
amígdalas y el hipocampo. 
 
  
 
Su funcionamiento se realiza siguiendo patrones arraigados muy profundamente en
la escala evolutiva (aparecen en el cerebro del mamífero) y por lo tanto en el
nivel inconsciente o pre-consciente del pensamiento.  
 
  
 
Esto quiere decir que traemos un código emocional básico en nuestro ADN que va
pasando de generación en generación y que tiene como propósito crear "impulsos o
instintos" directamente relacionados con la supervivencia del individuo y la
especie. 
 
  
 
Las "reacciones" (emociones) que están presentes en casi todos los seres vivos
de cierta complejidad cerebral, incluyendo al humano son: la aversión, el miedo,
la ira o enojo y el amor por los padres.  
 
  
 
Estas son las reacciones "estándar", los colores primarios que vienen
programadas genéticamente en nosotros. 
 
  
 
Luego, las diversas conexiones del sistema límbico con las demás estructuras
cerebrales (como la corteza cerebral y otros) le añaden los diferentes matices de
expresión emocional de cada ser humano y la interpretación que él haga de lo que
"siente" como emociones.  
 
  
 
De esta manera, la interpretación propia y social de una emoción se da como
resultado de un elaborado intercambio de información entre las áreas conscientes
del cerebro y las inconscientes. 
 
  
 
Así, las emociones humanas se asemejan un poco a la carta de colores: parece
haber unos cuantos colores primarios y un espectro más amplio de combinaciones
más complejas que resultan de la mezcla de los primarios entres sí. 
 
  
 
  
 
El miedo "biológico": Emoción básica de supervivencia 
 
  
 
La escala evolutiva creó un mecanismo por el cual un organismo enfrentado a una
amenaza que pone en peligro su integridad física, emite una señal de alarma que
le prepara para la huída (si lo puede hacer) o en su defecto, para la lucha. 
 
  
 
Tal impulso, que nosotros conocemos con el nombre de miedo, lo situó en un
pequeño órgano par, en lo profundo del encéfalo, y en íntimo contacto con las
glándulas hipófisis y pineal, el tálamo y el hipocampo, llamado la amígdala
(diferente de las amígdalas faríngeas situadas en nuestra garganta) 
 
  
 
Así, la amígdala es la glándula del miedo. 
 
  
 
Cuando el individuo siente la amenaza, dicho de otra forma, cuando por los
órganos de los sentidos llega al cerebro de un organismo la información de que
está en peligro (una señal de amenaza), inmediatamente las conexiones de este con
la amígdala la bombardean de impulsos eléctricos que la sumen en una actividad
frenética, incrementando su metabolismo, sintetizando y segregando por sus
terminaciones nerviosas millones de moléculas mensajeras que buscan prepararlo
para huir o luchar (las dos opciones posibles ante una amenaza inminente para la
vida) 
 
  
 
La "glándula del miedo" pone así en movimiento a todo el sistema límbico y este
a su vez a todo el sistema nervioso autónomo, que es el responsable, entre otras
cosas, del ritmo cardiaco, la frecuencia respiratoria, la vasodilatación de las
arterias que llevan sangre a los músculos y extremidades, la dilatación de las
pupilas, la contracción de los capilares de la piel y de los vasos sanguíneos de
los intestinos (llamado el lecho esplácnico), entre otras. 
 
  
 
De esta forma, se ha puesto en marcha la "respuesta de lucha / huída": el
corazón late más rápido y los pulmones respiran más a menudo, buscando llevar más
sangre (y más oxigenada) hacia las piernas y brazos (o patas y manos) para que el
animal (o humano, hablando de nosotros), pueda correr o golpear, según sea el
caso, con mayor fuerza. 
 
Las pupilas se dilatan para ampliar el campo visual (más información sobre el
"campo de batalla"); la piel se enfría y las glándulas sudoríparas secretan
su contenido para hacer menos atractivo su tacto y su olor a nuestro depredador;
la sangre se redirecciona desde los intestinos (ante una amenaza inminente lo
menos importante es la digestión) hacia brazos y piernas. 
 
  
 
Una vez superada la emergencia (asumamos que la maniobra de huida fue efectiva o
la batalla ganada), el propio sistema límbico, a través de otros centro
neuronales situados en el hipotálamo (el núcleo accumbens, para ser precisos)
genera unos nuevos impulsos, esta vez de relajación, que invierten el proceso
anterior e inician mecanismos de reparación y cicatrización de tejidos
lesionados, limpieza de la sangre de las sustancias producidas antes y de
recuperación y almacenamiento de energía. 
 
  
 
Hasta allí, lo que tenemos es una efectiva maquinaria de defensa ante los
peligros que acechan la supervivencia. El miedo biológico es una señal necesaria
para preservar la vida en los momentos de sumo peligro. 
 
  
 
Pero, ¿qué sucede cuando los miedos abandonan el escenario selvático de la
supervivencia y se trasladan al escenario mental, sicológico, en medio de nuestra
mente, en lo profundo de nuestro cerebro? 
 
  
 
¿Qué sucede con los traumas, temores y fobias que se suceden durante los
periodos iniciales de nuestra crianza, cuando apenas se comienza a estructurar
nuestra personalidad y cuando nuestro estado de posición existencial se debate
entre la seguridad o la inseguridad como clima interior de postura ante la vida? 
 
  
 
  
 
La amígdala sobrecargada: El enemigo desde adentro 
 
  
 
La amígdala, nuestra glándula del miedo, no es solamente el botón de inicio de
las reacciones de defensa: Es también el archivo de la memoria donde se este se
almacena. 
 
  
 
Es, por tanto, literalmente, un órgano acumulador de miedo. 
 
  
 
Todo lo que un individuo experimente en el ámbito consciente o inconsciente como
una amenaza, sea real o ficticia; dicho de otro modo, todo lo que un cerebro
interprete como un peligro para su bienestar, llega a la amígdala en forma de
impulsos eléctricos y químicos, la estimula y se almacena en ella en forma de
"patrones" o  modelos de respuesta determinados, desde la misma concepción. 
 
  
 
Así, la glándula del miedo tiene una "carga de miedo" que es propia de cada
individuo y que está en relación directa con el número y la intensidad de
amenazas vividas durante su existencia, pero en particular, durante sus siete
primeros años de vida, cuando apenas la maduración de la corteza cerebral (el
área responsable del pensamiento consciente) se llevaba a cabo. 
 
  
 
De allí que los traumas, fobias, temores inducidos, pérdidas emocionales o
físicas, maltratos físicos y emocionales y otros, sufridos durante ese lapso, se
asentarán casi de manera automática en la memoria amigdalina (inconsciente), para
moldear en adelante la conducta (y por tanto la personalidad y la vida misma) de
un individuo. 
 
  
 
Los años siguientes simplemente estarán cargados de momentos emocionales o
sicológicos que representarán o no una amenaza, según se asemejen o no, a los
"archivos de memoria del miedo" que se encuentren depositados en su
amígdala. 
 
  
 
Así, cada individuo tendrá un tono o frecuencia propia en su órgano del miedo
que le hará, según sea su intensidad, más o menos seguro o inseguro ante su vida.

 
  
 
En términos del metabolismo neuronal, esto equivale a decir que una amígdala
cargada de tensión eléctrica o química, es una amígdala que contiene enormes
"cantidades" de miedo que hacen a ese organismo, miedoso. Lo frena ante su
vida.  
 
  
 
Por el contrario, una amígdala "descargada", no es útil para defenderlo de una
amenaza real. Lo deja desprotegido. 
 
  
 
El estado ideal es una amígdala que posea un tono metabólico basal de baja
tensión que le permita activarse cuando sea necesario, pero que no entorpezca el
devenir de la vida. 
 
  
 
En conclusión, el miedo no es más que la respuesta física-emocional a un cúmulo
de memorias amenazantes que se quedan impresas en nuestro órgano amigdalino, como
consecuencia de las experiencias ingratas vividas en el transcurso de nuestros
años. 
 
  
 
  
 
Papel de las Terapias de Electromagnetismo y Vibración Molecular en la
eliminación de miedos 
 
  
 
Si nosotros aplicamos un tren de pulsos magnéticos armónicos, sincrónicos, de
una frecuencia constante y una sutil intensidad en las cercanías de las amígdalas
(que se proyectan a lado y lado del cráneo sobre la articulación
témporo-mandibular), luego de crear un puente eléctrico de descarga (una especie
de polo a tierra) por medio de unos novedosos instrumentos metálicos de cobre y
aluminio, estaremos en capacidad de desprogramar para luego reprogramar nuestro
órgano amigdalino. 
 
  
 
Así, toda la información traumática y fóbica depositada en archivos de memoria
neuronal puede ser eliminada de manera sistemática para ser reemplazada por un
nuevo patrón de vibración molecular neuronal (lo que se traduce en una química
interna diferente) en nuestra amígdala. 
 
¿Sus implicaciones? 
 
  
 
Acceso directo a los archivos de memoria más profundos e inconscientes de
nuestra vida que podrán ser reemplazados por nuevos modelos de
pensamiento-sentimiento-comportamiento de mayor frecuencia y vibración, que por
otro lado tomarían años de terapia sicológica y aún siquiátrica para poder
siquiera aflorar, fragmentadamente, a nuestro nivel consciente, a través de capas
y capas de mecanismos de defensa creados por nosotros mismos para protegernos de
ellos. 
 
  
 
Y eso es precisamente lo que las Terapias de Electromagnetismo y Vibración
Molecular nos permiten hacer. 
 
  
 
La amígdala, un pequeño órgano de un tamaño no mayor que el de un grano de
lenteja, situado en lo profundo de nuestro cerebro, es, ni más ni menos, la
puerta que guarda en sí los fantasmas de nuestros más profundos temores y miedos,
aquellos que nos separan de la alegría y de la vivencia del amor y la
realización. 
 
  
 
El miedo causa enfermedad, malestar y frustración. 
 
  
 
"Repolarizar" la amígdala es eliminar de tajo, literalmente, la raíz del miedo
en nuestras vidas. 
 
  
 
No existe medicamento ni cirugía alguna que alivie el miedo. Este es un límite
que la medicina moderna no ha logrado trascender. 
 
  
 
La solución no es mecánica ni farmacológica. La solución está en el nivel donde
las moléculas interactúan entre sí, con sus cargas y campos, modulando el
metabolismo celular. Y Allí es donde, precisamente, tienen su mecanismo de acción
las Terapias de Electromagnetismo y Vibración Molecular. 
 
  
 
  
 
Invitación 
 
  
 
Le invitamos a visitarnos en nuestro Centro de Terapias en La Casa de Sirio-La
Casa de Mer, en la ciudad de Medellín, Colombia.  
 
En él estaremos siempre a su disposición para servirle, orientarle y brindarle
nuestra ayuda. 
 
  
 
Conocerá nuestras cámaras de terapia, el funcionamiento de los magnetos, filtros
y laceres, mientras sus moléculas son sutilmente "masajeadas" por nuestros
rotores y propulsores, mientras realiza altas y beneficiosas meditaciones. 
 
  
 
Todo esto y en todo momento, dirigido por nuestro personal médico y auxiliar con
años de experiencia en terapias alternativas a la vez que con preparación
académica formal en Medicina, odontología y  otras especialidades médicas. 
 
  
 
Reciba de todo nuestro equipo de trabajo, un cordial saludo. 
 
 
  
 
  
 
Raúl Yepes. 
 
Director General. 
 
  
 
La Casa de Sirio 
 
La Casa de Mer 
 
Calle 10B # 28-90 
 
Teléfono 057 4 2661100 
Medellín, Colombia 
info@... 
www.casadesirio.org 
 
raulyepes@... 
 
  
 
  
 
 
 
  
 
  
 
 
=~==================================================================~= 
                       ~ Más de 100.000 Casas ~ 
              Encontrar casa en España es Facilisimo.com 
                      Obra nueva y segunda mano 
                  ->> http://elistas.net/z/9f.f2 <<- 
=~==================================================================~= 
 
-~--------------------------------------------------------------------~-
         Compra o vende de manera diferente en www.egrupos.net