Inicio > Mis eListas > gap > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 8321 al 8360 
AsuntoAutor
RE: ¿Segunda Venid Sigfrido
RE: ¿Segunda Venid Pablo Pa
SALA DE MEDITACION Malena S
Seminarios Gustavo Sofia de
Gaceta lunar RedAccio
Los 7 habitos mort RedAccio
Un premio Nobel de RedAccio
Ni ños menores de RedAccio
Curso Uno de Psico RedAccio
July events / Glob RedAccio
Bush está 'missing Guillerm
RV: Terapias de El Juan Est
Mensaje del Maestr Jebner Z
Agresión a un come Guillerm
Mensaje del Maestr Jebner Z
Mensaje del Maestr Jebner Z
Demanda a la Nasa Guillerm
Mensaje de Sa Lu S Jebner Z
MI COLEGA EL YO SU Sorem
Hoy concierto plan cecilia
¿Asteroides habita Guillerm
Falló el primer ve Guillerm
"Sin Excusas hasta cecilia
Recta Final VIII E RedAccio
Los arturianos en RedAccio
Practica independi RedAccio
El Ser Radiante / RedAccio
Plantas Maestras / RedAccio
SIMONE WEIL EN LA RedAccio
Veteranos contra B Guillerm
El Cohete de la NA RedAccio
Avistamientos masi RedAccio
Hacia la Luz / Kar RedAccio
Hambre RedAccio
Las fantasticas pr RedAccio
Las Energias de Ju RedAccio
Imagenes santas... RedAccio
Boletin Selba Juli RedAccio
Mensaje del Maestr Jebner Z
Cristianismo y Ree Guillerm
 << 40 ant. | 40 sig. >>
 
FORO GAP INTERNACIONAL
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 10288     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[GAP] Cristianismo y Reencarnación
Fecha:Miercoles, 6 de Julio, 2005  12:05:13 (+0200)
Autor:Guillermo <guillermo @.....es>

Más sobre Cristianismo y Reencarnación

Por Guillermo Herrera

En defensa de mi amigo Jebner Zambrana contra las críticas recibidas por
los que defienden la ortodoxia conservadora vaticana, reproduzco un
email sobre cristianismo y reencarnación que se publicó en su día muy
acertadamente en la Red Ibérica de Luz, pero previamente hago mis
propios comentarios. Debajo añado un artículo mío que ya publiqué, para
los que no lo leyeron.

Conviene recordar que los primeros cristianos creían en la reencarnación
hasta que la enseñanza original se alteró en el Concilio de Nicea y en
otras manipulaciones anteriores y posteriores a partir de Pablo, de tal
modo que el cristianismo actual no es tal, sino un paulinismo que no se
parece en nada a la enseñanza original del Maestro.

Una explicación de esta alteración sería que es más fácil manipular a
las masas y meterles miedo si les hacemos creer que sólo tienen una vida
para salvarse, y no múltiples vidas para apreder las lecciones en el
crecimiento del Alma porque la paciencia del Creador es infinita.

La mayoría de las grandes tradiciones espirituales de la humanidad han
creído en la reencarnación. Si negamos la reencarnación estamos diciendo
que millones de personas en todo el mundo, especialmente asiáticos,
estarían equivocados.

Pero a mi juicio la reencarnación no es sólo una creencia sino un hecho
que se puede corroborar experimentalmente a través de las terapias de
regresión a vidas pasadas, donde todos podemos experimentar vivencias
que no corresponden a nuestra vida actual.

Creo que la teoría de la reencarnación no se contradice con la teoría de
la vida eterna del cristianismo oficial, ya que ambas corrientes están
de acuerdo en que el Alma es inmortal, lo que ocurre es que se reencarna
en distintos cuerpos para aprender sus lecciones de crecimiento del Alma
hasta que ya no necesita renacer en cuerpos materiales porque aprendió
sus lecciones y lo hace en cuerpos más sutiles como los ángeles. Es
decir, que también se reencarna en los Cielos, pero después de cumplir
los deberes en la Tierra.

A pesar de las alteraciones que la subjetiva teología paulina hizo de la
enseñanza original del Maestro, el propio Pablo reconoce que existen
siete cielos, como creían los gnósticos, no uno solo como cree en
Catecismo de Ratzinger. Por lo tanto sería más correcto rezar “Padre
Nuestro que estás en los Cielos” como se decía antes, que “Padre Nuestro
que estás en el Cielo” como se dice ahora.

En cualquier caso el Padre Nuestro en Arameo que nos ha revelado el
amigo Padre Nuestro Abjini Arráiz en la Red Ibérica de Luz parece ser el
más fideligno respecto a la enseñanza original del Maestro.

Conviene recordar que el idioma del Maestro no fue el latín sino el
arameo. El latín fue el idioma de los que crucificaron al Maestro, los
mismos que luego una institución eclesial para manipular a las masas.

Paz y bien a todos basado en la Verdad
Guillermo Herrera

===============

Subject: [RedIbericaDeLuz] Sobre cristianismo y reencarnación
Date: Mon, 4 Oct 2004 19:23:24 +0200 (CEST)
From: Liliana Orsi <centroaurora2003@...>
To: Maite Pardo <maite@...>, redibericadeluz@...

Sobre el tema de Cristianismo y reencarnación, hay una referencia muy
importante e interesante en el libro de Shirley McLaine en el que cuenta
su vida. Es un libro publicado hace más de 15 años. Si no me equivoco el
título es "Lo que sé de mi" y me comentaron que hay una película basada
en este libro. Es posible que yo todavía lo tenga pero tendría que
buscarlo.

La referencia está en la parte en que su amigo-maestro le habla de la
reencarnación y le dice que Jesús había sido formado en Oriente, entre
la India y Egipto y que en los Evangelios había muchísimas referencias a
la reencarnación y que habían sido suprimidas todas las referencias
sobre este tema en uno de los concilios, no recuerdo si decía alrededor
del año 300 o 500 o 600, pero no después.

En el mismo libro mencionan a dos o tres autores que escriben sobre este
tema como referencias.

En cuanto a mi vivencia personal sobre el tema y habiendo sido formada
en la religión católica, lo que me alejó mucho del dogma desde mi
adolescencia fue el hecho de que no me podía creer que tuviéramos una
sola oportunidad, un solo "cartucho" como yo siempre digo, y que si
fallábamos estábamos condenados. Por éso, cuando muchos años después
empecé a famililiarizarme con la idea de la reencarnación, se me hizo la
luz, literalmente.

Fue en aquella época, que leí el libro de Shirley McLaine y entonces
todo encajó. A mí me pasaba que cuando leía algunos versículos de los
Evangelios, se me ocurría que faltaba "algo". Entonces me dije a mí
misma "lo que falta es lo que suprimieron en ese concilio".

Este asunto me resulta muy interesante y me alegra que lo hayan sacado a
colación en la Red.

Fuerte abrazo,
Liliana

Maite <maite@...> wrote:

De: "Maite"
Para: "elistas Red Iberica de Luz"
CC: "Mario"
Fecha: Sun, 3 Oct 2004 14:01:42 +0100
Asunto: [RedIbericaDeLuz] Sobre cristianismo y reencarnación

De Mario: mariohs@...

(...hablando sobre la recuperación de las antiguas tradiciones en toda
su plenitud).

Envío algunos versículos de los evangelios, que muestran que la
reencarnación era una creencia común en los tiempos de Jesucristo.
Jesucristo no habla en contra de la reencarnación, esto fue algo que
todos dieron por sentado. Pero los Gnósticos, los Cátaros, etc. creían
en la reencarnación. Sin embargo, el concepto de reencarnación es
suprimido en un sínodo en el año 543 por el Emperador Justiniano.

Ahí van los versículos:

Jn:9:1: Y PASANDO Jesús, vió un hombre ciego desde su nacimiento.

Jn:9:2: Y preguntáronle sus discípulos, diciendo: Rabbí, ¿quién pecó,
éste ó sus padres, para que naciese ciego?

Jn:9:3: Respondió Jesús: Ni éste pecó, ni sus padres: mas para que las
obras de Dios se manifiesten en él.

Evidentemente, si el hombre era ciego de nacimiento, tuvo que vivir y
'pecar' antes de nacer.

Lk:9:18: Y aconteció que estando él solo orando, estaban con él los
discípulos; y les preguntó diciendo: ¿Quién dicen las gentes que soy?

Lk:9:19: Y ellos respondieron, y dijeron: Juan el Bautista; y otros,
Elías; y otros, que algún profeta de los antiguos ha resucitado.

Lk:9:20: Y les dijo: ¿Y vosotros, quién decís que soy? Entonces
respondiendo Simón Pedro, dijo: El Cristo de Dios.

Las gentes creían que Jesucristo era la reencarnación de Juan el
Bautista, o de Elías, o de un profeta anterior. (Era mucho más que eso).


El término 'resucitado' es curioso: ¿Qué sería de los cuerpos físicos de
los antiguos profetas? ¿No estarían algo estropeados? (Sobre todo el de
Juan el Bautista, que le cortaron la cabeza. Y de los más antiguos,
mejor no hablar). ¿No sería más fácil escribir 'ha reencarnado'?. Bueno,
cosas de la traducción.

Mt:17:10: Entonces sus discípulos le preguntaron, diciendo: ¿Por qué
dicen pues los escribas que es menester que Elías venga primero?

Mt:17:11: Y respondiendo Jesús, les dijo: á la verdad, Elías vendrá
primero, y restituirá todas las cosas.

Mt:17:12: Mas os digo, que ya vino Elías, y no le conocieron; antes
hicieron en él todo lo que quisieron: así también el Hijo del hombre
padecerá de ellos.

Mt:17:13: Los discípulos entonces entendieron, que les habló de Juan el
Bautista.

Los escribas esperaban la reencarnación del profeta Elías. Jesús dice
que el profeta Elías había encarnado ya en Juan el Bautista.

Mk:6:14: Y oyó el rey Herodes la fama de Jesús, porque su nombre se
había hecho notorio; y dijo: Juan el que bautizaba, ha resucitado de los
muertos, y por tanto, virtudes obran en él.

Mk:6:15: Otros decían: Elías es. Y otros decían: Profeta es, ó alguno de
los profetas.

Mk:6:16: Y oyéndolo Herodes, dijo: Este es Juan el que yo degollé: él ha
resucitado de los muertos.

Lo mismo que arriba.

Fuerte abrazo.
Mario

============

Artículo de opinión sobre la teoría de la conspiración

Así alteraron la enseñanza del
Maestro en el Concilio de Nicea

Fue la conspiración más grande de la
historia contra el camino espiritual

Por Guillermo Herrera

Repasando un supuesto mensaje del Maestro Jesús por Horacio
Velmont fechado el 13 de mayo de 1997, es decir hace más de ocho
años, he seleccionado un párrafo que explica con claridad cómo
alteraron las enseñanzas del Maestro en el Concilio de Nicea del año
325. He corregido dos errores históricos del canalizador que
identifica como uno sólo los concilios ecuménicos de Nicea (325) y
Constantinopla (381), que fueron dos diferentes, a la vez que yerra
la fecha al poner el año 553.

Dice José María Caydeda, autor de "Los apócrifos y otros libros
prohibidos", a mi juicio es la mejor recopilación que se ha hecho en
nuestro idioma de estos textos, que en el Concilio de Nicea "se
fraguan los escamoteos históricos y los añadidos e interpolaciones
necesarios para crear el mito propagado para la posteridad.

Recordemos que innumerables evangelios de gran valor fueron
suprimidos arbitrariamente por la Iglesia de Roma bajo la acusación
de supuesta 'herejía' y que los que nos han dejado fueron
considerablemente manipulados por 'correctores' asignados de
hecho por comisiones eclesiásticas "para corregir el texto de la
escritura" en virtud de lo que se consideraba como 'ortodoxia' por el
poder político-religioso del momento, de lo que no convenía a los
intereses politicos para manipular a las masas, de tal modo que la
información manipulada que nos ha llegado se parece muy poco a la
enseñanza original.

En este sentido Caydeda destaca el valor informativo de los
evangelios llamados 'apócrifos': Contra lo que se cree generalmente
'apócrifo' no significa etimológicamente falso, erróneo, equivocado
ni prohibido sino "cosa escondida u oculta". Con el calificativo de
'apócrifo' se designaba antiguamente aquellos libros de uso privado
para los iniciados en grupos espirituales más o menos mistéricos.

Pero no hubo una sola manipulación, sino una cadena histórica de
manipulaciones para ocultar grandes verdades como la ley de la
reencarnación o la ley del karma, o la existencia real de nuestros
hermanos del espacio los extraterrestres, hasta llegar a la caricatura
del cristianismo actual muy diferente de la enseñanza original del
Maestro. Diría que no se parece en casi nada.

Ya antes de Nicea, Pablo de Tarso, a quien llaman "el mentiroso"
en los manuscritos del Mar Muerto, había fabricado una teología
particular a su capricho, llena de mitos falsos y medias verdades,
para romanizar la nueva religión y venderla mejor a los ciudadanos
del imperio romano, pero muy distinta de la enseñanza original y
sin la autoridad convivido en vida con el Maestro como hicieron
otros apóstoles que no se atrevieron a alterar la enseñanza. Todo lo
hizo en base a un supuesto milagro que lo tiró del caballo camino de
Damasco y que lo más probable es que fuera una alucinación, según
un estudio de un eminente psiquiatra cuyo nombre no recuerdo
ahora.

No olvidemos tampoco la persecución de los gnósticos, que sí
creían en la reencarnación y que a mi juicio eran los verdaderos
cristianos, más cerca de la enseñanza original que los tiranos de
Roma. Ésta fue la primera de las persecuciones de 'herejes', es decir,
de todos los que no aceptaban el pensamiento único impuesto
dictatorialmente por las autoridades de Roma. Esta imposición
religiosa dio lugar a todo tipo de crímenes como las cruzadas y la
inquisición.

Termino pues la introducción y transcribo las palabras del
Maestro Jesús por Horacio Velmont:

«Han cercenado palabras donde hablaba sobre la reencarnación.
Las interpretaciones correctas fueron suprimidas durante el Concilio
Ecuménico de Nicea en el año 325 y el celebrado en Constantinopla
en el año 381.

Yo había enseñado que cada ser humano es responsable de su
destino, pero en ese año se votó la supresión de esas enseñanzas,
con el propósito de consolidar el control de la Iglesia, que deseaba
ser la única autoridad en el tema concerniente al destino del ser
humano. En el concordato Iglesia-Estado de entonces, asustados a
ver que una doctrina que hace responsables a los individuos de su
propia salvación espiritual pudiera enfrentarse a su autoridad,
acuñaron semejante prohibición.

De cierto os digo que a aquellos que decían representarme, no les
convenía que el pueblo supiera que no precisaba dogmas ni rituales
para alcanzar el Reino de mi Padre. A esos dirigentes no les
interesaba que el pueblo supiera del karma ni de la ley causa-
efecto.

Sacaron de la Biblia las palabras donde hablaba de la
reencarnación y de que la conducta equivocada podía generar cada
vez responsabilidades más grandes en el espíritu encarnado.
Cortaron los párrafos donde explicaba que, para llegar al Padre, sólo
bastaba con un componente altruista. Nadie tenía entonces
necesidad de un Salvador que los condujese como un rebaño de
borregos.

Obviamente la cúpula religiosa de entonces necesitaba el azote de
la resurrección de los muertos para forzar la dependencia de las
masas. Esa doctrina fue reforzada con promesas de gloria eterna a
los que se sometiesen y fuego eterno en un infierno a aquellos que
se rebelasen. Se manipuló el sentimiento de culpabilidad y se
domesticó la conciencia, induciendo a delegar el poder personal a la
propia curia, que se había unido con el emperador Justiniano I, y
entre ellos trajeron la conspiración más grande de la historia contra
el camino espiritual, decretando una supuesta resurrección de la
carne y una posterior ascensión a los Cielos. ¡Como si se pudiera ir al
mundo espiritual con un cuerpo físico! La verdadera resurrección es
la resurrección de la Luz. Eso es lo que no entiende.»


 



-~--------------------------------------------------------------------~-
         Compra o vende de manera diferente en www.egrupos.net



 



-~--------------------------------------------------------------------~-
         Compra o vende de manera diferente en www.egrupos.net