Inicio > Mis eListas > gap > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 895 al 934 
AsuntoAutor
Re: me lo enviaron Lucila D
CRYSTALUZ en AMERI Marcela
me lo enviaron Adolfo H
puertas dimensiona Malena S
FW: Encontro de Vo Ricardo
Abrir el Corazon Ricardo
FW: 11 Años de Ce- Ricardo
Meditacion de Cone Adrian G
APERTURA DIMENSION SERUNIVE
Cronica del Segund Ricardo
James Twyman Ricardo
RESPUESTA A MODERA Octavio
Re: Abrir el Coraz carmenpo
¿De qué forma CREA Malena S
Att: GAP EL SALVA Malena S
Oracion para el vi carmenpo
el viaje maya... paulacan
Re: RESPUESTA A MO Diana Pe
Meditación ADUAI y Espiritu
Re: RESPUESTA A MO Lucila D
para todos los mi Nicolas
para gap y nicolás Valeria
Re: para gap vale Diana Pe
Queridos amigo Nicolas
¡¡¡Luz y Oscuridad Majury y
hola nico! paulacan
FW: Invitación des Ricardo
Canalizaciones 28/ Ricardo
RE: ¡¡¡Luz y Oscur Ritmica
Re: ¡¡¡Luz y Oscur Thammy A
FW: Me gustaria co Ricardo
RE:__¡¡¡Luz_y_Oscu Thammy A
RE: ¡¡¡Luz y Oscur Tai
Para algun moderad Nicolas
RV: Luz y Oscurida Majury y
Re: ¡¡¡Luz y Oscur Diana Pe
Escuchar... Ricardo
Discernimiento //p Malena S
LA GRAN COMUNION P Ricardo
El mundo, en riesg Ricardo
 << 40 ant. | 40 sig. >>
 
FORO GAP INTERNACIONAL
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 2810     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[GAP] Carta del mundo al pueblo norteamericano
Fecha:Miercoles, 17 de Octubre, 2001  02:03:25 (-0700)
Autor:Ricardo Ocampo-Anahuak Networks <anahuak @.............mx>

Carta del mundo al pueblo norteamericano



----------
From: Alianza Social Continental <asc@laneta.apc.org>
Date: Thu, 11 Oct 2001 17:32:10 -0500
To: asc-l@list.web.net
Subject: Carta del mundo al pueblo norteamericano

Todos sabemos que la principal batalla contra la " nueva guerra" que se ha desatado a raiz de los acontecimientos del 11 de septiembre se librará en los propios Estados Unidos. Ayudar a los ciudadanos y activistas norteamericanos conscientes y progresistas a librar esta batalla y llegar al resto de su pueblo en condiciones en que las libertades en ese país se restringen debe ser del mayor interés de quienes en todo el mundo apoyamos causas justas. La presente carta, abierta a la firma de ciudadanos y ciudadanas, personalidades de todos los ámbitos y organizaciones sociales, civiles y políticas de todo el mundo persigue contribuir a ese propósito. Su publicación y circulación por los más diversos medios en los Estados Unidos puede ser un instrumento muy importante para quienes en ese país luchan hoy contra la guerra. Si compartes este objetivo, por favor haznos llegar tu firma a la brevedad y hazla circular, para que pronto pueda hacerse circular en Norteamérica.

Fraternalmente:
HECTOR DE LA CUEVA (Miembro de la Coordinación del Centro de Investigación Laboral y Asesoría Sindical de México, de la Coalición pro Justicia en las Maquiladoras, de la Red Mexicana de Acción frente al Líbre Comercio y de la Alianza Social Continental)

CARTA DEL MUNDO AL PUEBLO NORTEAMERICANO

LA PAZ ESTA EN SUS MANOS



Al Pueblo de los Estados Unidos de América; a sus hombres y mujeres, jóvenes, niños y ancianos; a quienes  conservan su capacidad de dignidad y de ternura, y un sentido de justicia verdadera,



El martes 11 de septiembre ha quedado inscrito ya en la historia de la humanidad, literalmente a sangre y fuego, como uno de los días que más han conmovido al mundo. Todos nosotros y nosotras -ciudadanos y ciudadanas, organizaciones civiles, sociales y políticas de todo el planeta-- compartimos el dolor, el sentimiento de rechazo y la condena a los actos criminales que cobraron miles de vidas inocentes en su país durante ese día amargo. Ninguna causa, ni aun la más legítima pero mucho menos aquella que cobije oscuros intereses, puede justificar un ataque de esa naturaleza.

La consternación mundial, sin embargo, no disminuye sino que crece con el paso de los dias, pues a los ataques criminales le ha seguido la "nueva guerra" desatada por el gobierno de su paės --aliado con otros gobiernos y poderes internacionales--, de alcances indefinidos, de duración indeterminada y de consecuencias imprevisibles. La "justicia infinita", primero, y la "libertad perdurable", después, son las divisas tras las que se coloca a la humanidad en un estado de zozobra, de temor e inseguridad, comenzando por el propio pueblo de los Estados Unidos.

La bųsqueda de la venganza, antes que de la justicia, estā llevando a contestar un acto de barbarie con muchos mās actos de barbarie. No sōlo no se le hace justicia a las vėctimas de los atentados del 11 de septiembre, sino que se les suman más vėctimas inocentes: mās muertos, heridos, desaparecidos, desplazados y hučrfanos, ahora en Afganistān, pero pronto muy probablemente en otros paėses del medio oriente y quizās en todo el mundo.

¿A quičn le sirve esta escalada de guerra? La respuesta a esta pregunta no se encontrarā buscando cuāl paės pierde y cuāl gana, porque todos perderān de una manera o de otra. La pregunta precisa es quičn gana y quién pierde dentro de cada paės con esta guerra, quičn se beneficia del militarismo y quičn pagarā sus consecuencias dentro de cada paės y en el mundo.

Independientemente de cuāl sea el orėgen ųltimo de los atentados, quienes se estān beneficiando de manera inmediata son los señores de la guerra en todas partes, los ejčrcitos que ven incrementados sus presupuestos y su poder en la sociedad, los fabricantes de armas y de muerte, los responsables de la crisis econōmica que ahora buscan en la guerra una justificaciōn y una salida, los polėticos que persiguen consolidar su dominio a espaldas de la sociedad, los que buscan reordenar al mundo bajo sus intereses, los que despučs de darnos la globalizaciōn de la miseria, las desigualdades y las injusticias nos brindan ahora la globalizaciōn de la guerra; quienes usan la globalizaciōn de las comunicaciones bajo su control para vendernos las imagenes y los mensajes que ellos han decidido de antemano.

La guerra contra el terrorismo, como la guerra contra el narcotrāfico, parece destinada a ser una guerra condenada al fracaso intencionalmente, a ser una guerra sin fin, una guerra conveniente contra un enemigo al que se combate pero con el que no se termina, pues lejos de combatir las causas y acabar realmente con esos males se les usa como pretexto para militarizar al mundo, para chantajear mediante el miedo a los ciudadanos, para atacar causas justas y, desde luego, para hacer dinero.

El pueblo norteamericano no puede ganar con esta guerra. Una buena parte de sus impuestos y la riqueza que generan terminarān en el presupuesto militar mientras se incrementa el nųmero de desempleados; sus derechos civiles se estān viendo recortados y les coloca frente a  la disyuntiva de apoyar la guerra o defender, a despecho de militares y polėticos,  la "libertad perdurable" en primer lugar para ustedes mismos. El temor y la inseguridad que viven hoy lamentablemente en Estados Unidos no se acabarā en uno o dos meses; durarā tanto como la guerra que su gobierno anuncia como de muchos años. Mientras su gobierno les regale tantos y tantos enemigos no podrān vivir en paz. La ųnica manera de que el pueblo norteamericano alcance la tranquilidad y la esperanza que se merece es cambiando la polėtica exterior de su paės, por una que promueva verdaderamente la paz, el desarme, la justicia y la igualdad entre todos los seres humanos. Esta es tambičn la mejor forma de combatir al terrorismo, comenzando por acabar con el terorrismo que ejercen algunos estados contra otros pueblos.

Los acompañamos en su dolor y en su exigencia de justicia, pero llamamos al pueblo de los Estados Unidos de Amčrica a exigir tambičn paz, democracia y justicia para todos los pueblos del mundo; lo llamamos a no dejarse alentar para atacar a los que son diferentes,  a no caer en la trampa de la búsqueda de la supremacía racial, religiosa o cultural que, como lo sabe el mundo por amargas experiencias, sólo conduce a mayores sufrimientos y desastres.

Ustedes, hermanos y hermanas norteamericanos, mās que nadie en el mundo, pueden detener la guerra y garantizar su propia seguridad y tranquilidad. La paz estā en sus manos.



PAIS              NOMBRE              REFERENCIA                 ORGANIZACIÓN
                                                    PERSONAL

--
__________________________
Alianza Social Continental
Secretaría Ejecutiva

Correo electrónico:
asc@laneta.apc.org

Página web:
www.asc-hsa.org

Tel/fax:
5355 1177
5356 4724
5356 0599

Ciudad de México