Inicio > Mis eListas > gap > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 9801 al 9840 
AsuntoAutor
Intervencion genet Ricardo
Boletin del Pequeñ Ricardo
SEGUNDO CONGRESO I Ricardo
Carpeta basica par Ricardo
Pactos para el cam Guillerm
Mensaje del Maestr Nady
Super tormenta sol Guillerm
Maniobras Militare Ricardo
Mensaje de Ela de Nady
No apoyar a Bolivi Ricardo
Confesión de la CI Guillerm
¿Qué Pasa en el Pl Graciela
Cristo Miguel: 'es Guillerm
LA NUEVA ENERGÍA.. Sorem
Mensaje de Ker-On Nady
Mensaje del Maestr Nady
Quitando obstáculo guillerm
Mensaje de Ag-agri Nady
Salvemos Internet Guillerm
Tercer 'impeachmen Guillerm
ALCA FRACASO Ricardo
Filosofia Nahuatl Ricardo
ExpoSer 2006 / May Ricardo
Mayo 1 / De anita Ricardo
Mensaje de Atmos d Nady
Canalización De La Graciela
Mensaje del Maestr Nady
Asombroso Guillerm
Esten Abiertos a l Ricardo
TALLER PARA MUJERE Ricardo
Mensaje de la Madr jorge al
Mensaje del Arcang jorge al
Mensaje de Diana d Nady
Récord histórico a Guillerm
ForoLuxHospital- d Ricardo
Tómenlo con calma Guillerm
Mensaje de Atmos d Nady
Meditacion Por Col Thammy A
Taller de Reflexio Ricardo
FW: MEDITACION S.O Ricardo
 << 40 ant. | 40 sig. >>
 
FORO GAP INTERNACIONAL
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 11736     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[GAP] Maniobras Militares y Muerte de Cetáceos
Fecha:Miercoles, 3 de Mayo, 2006  19:25:00 (-0500)
Autor:Ricardo Ocampo <redluz @...............mx>

 
From: Santiago Merino <vozdeestrellas@...> 
Date: Wed, 03 May 2006 00:28:55 +0000 
Subject: Maniobras Militares y Muerte de Cetáceos 
 
 
  
 
Los Cetáceos colaboran de manera importante en el mantenimiento de la 3D en 
este planeta  
 
  
 
MUERTE DE CETÁCEOS  
 
POR EL USO DE SÓNAR LFAS EN LAS MANIOBRAS MILITARES NAVALES 
 
©Carlos Guevara  
 
PROTEGIENDO LOS OCÉANOS DEL MUNDO 
 
http://oceana.org/fileadmin/oceana/uploads/europe/reports/varamiento_cetaceo 
s.pdf  
 
  
 
  
 
Muerte de cetáceos por el uso de sónar LFAS en 
 
las maniobras militares navales 
 
Índice  
 
- Introducción……………………………………..... 3 
 
- ¿Qué es el LFAS?.............................................. 3 
 
- ¿Para qué se utiliza y cuáles son los planes 
 
de la OTAN?....................................................... 4 
 
- Efectos del LFAS sobre los cetáceos………... 4 
 
- ¿Dónde se ha experimentado este sistema?.. 5 
 
- Varamientos de cetáceos tras maniobras 
 
militares navales…………………………………. 7 
 
- Especies afectadas……………………………… 7 
 
- Efectos sobre los humanos……………………. 8 
 
- Algunos hechos importantes…………………. 9 
 
- Otros efectos de las maniobras navales 
 
sobre los cetáceos………………………………. 10 
 
- ¿Por qué Canarias?........................................... 10 
 
- Referencias……………………………………...... 13 
 
Agosto, 2004  
 
  
 
  
 
Introducción  
 
La aparición, durante este verano, en las costas de Canarias y Azores de 
 
varios cetáceos durante la realización de maniobras navales ha vuelto a 
reabrir  
 
el debate sobre el impacto que tiene sobre los cetáceos la utilización de 
 
sónares y demás contaminación acústica producida por estos ejercicios. 
 
No es la primera vez que ocurre en Canarias ni tampoco ésta es la única 
región  
 
del mundo que ha visto coincidir la muerte de cetáceos con las maniobras de 
 
buques militares.  
 
Pese a que las armadas involucradas han intentado desmentir repetidamente 
 
su responsabilidad en estos sucesos, la verdad es que, tanto la OTAN, como 
la  
 
Armada estadounidense conocen desde hace años cuál es la causa. 
 
  
 
¿Qué es el LFAS?  
 
  
 
El LFAS o SURTASS LFAS es el término con el que se conoce a un sistema de 
 
SÓNAR de gran precisión cuyas siglas significan Surveillance Towed Array 
 
Sonar System (Sistema de Sónar de Vigilancia por medio de Barrido Reticular) 
 
Low Frequency Active Sonar (Sónar Activo de Baja Frecuencia). 
 
Se basa en la utilización de ondas de sonido de alta intensidad (por encima 
de  
 
los 200 dBi) y baja frecuencia (entre 450 y 700 Hzii) que pueden viajar a 
 
mayores distancias bajo el agua y detectar objetivos a cientos de kilómetros 
de  
 
distancia1. Se emiten decenas de ellas en periodos de pocos segundos (cerca 
 
de 250 en 4-5 segundos) que golpean sobre los objetos y rebotan hasta un 
 
receptor que las interpreta y permite visualizar el objeto en cuestión. 
También  
 
pueden utilizarse sonidos durante un minuto o más a intervalos de 10-15 
 
minutos. Este emisor de sonidos se encuentra suspendido desde el barco a 
 
unos 50 metros de profundidad. 
 
Pero se sabe que la OTAN sigue experimentado con sistemas de aún menor 
 
frecuencia (50-150 Hz) y en el rango de los 230 dB, lo que les permitiría 
mayor  
 
precisión y alcance2. También se están utilizando sónares de frecuencia 
media,  
 
a veces combinados con los LFAS. Igualmente en estos casos se han 
 
comprobado daños similares, por lo que las muertes de cetáceos han sido 
 
atribuidas tanto a unos como a otros, otorgándose mayor importancia a la 
 
intensidad. La mayor peligrosidad de los LFAS se debe a su capacidad de 
 
alcanzar mayores distancias y de emitirse en frecuencias que pueden 
 
interaccionar con los sonidos que emiten diversas ballenas. 
 
El sonido viaja 4,5 veces más rápido por agua que por el aire y cuanto más 
 
baja es la frecuencia (Hz) más lejos puede llegar (a cientos o miles de 
 
kilómetros). También la intensidad (dB) es más constante. Las frecuencias 
 
inferiores a 1 kHz apenas pierden 0,04 dB por kilómetro. 
 
i dB = decibelio, unidad de media que define la intensidad de la onda de 
sonido. Las fuertes alarmas de incendios alcanzan 105 dB. 
 
ii Hz = Herzio, unidad de medida que define la frecuencia o el número de 
ciclos que cumple una onda de sonido en un segundo. 
 
4  
 
  
 
¿Para qué se utiliza y cuáles son los planes de la OTAN? 
 
  
 
El objetivo de este sistema de sónar en los navíos militares es el de poder 
 
localizar con total precisión a los submarinos (tanto nucleares como 
diesel),  
 
incluidos los más silenciosos o, incluso submarinos parados3. 
 
La OTAN, y especialmente la Armada estadounidense, tiene como objetivo 
 
implantar este sistema en sus embarcaciones para poder cubrir el 75%-80% de 
 
los océanos del Planeta4 y, consecuentemente, contaminar acústicamente este 
 
inmenso porcentaje de aguas marinas. Se considera que con unos pocos 
 
buques situados en puntos estratégicos del Planeta podría cubrirse esta 
 
superficie. De ese modo se sustituiría el actual sistema de hidrófonos 
 
desarrollado durante los años ochenta para seguir el movimiento de los 
 
submarinos soviéticos. 
 
En el primero año de su instalación se pretende abarcar unos 14 millones de 
 
kilómetros cuadrados con estos LFAS. 
 
  
 
Efectos del LFAS sobre los cetáceos 
 
  
 
El LFAS puede provocar efectos sobre los cetáceos hasta a 100 kilómetros de 
 
distancia. La resonancia de estos sónares provoca la vibración de todas las 
 
cavidades del cuerpo, de la traquea, las mandíbulas, los espacios craneales 
 
(senos) y los órganos internos, con mayores repercusiones sobre aquellos que 
 
contienen aire5. Puede provocar hemorragias en los pulmones y los oídos, 
 
incluso destruirlos. 
 
Pese a los continuos desmentidos y declaraciones por parte de la Armada 
 
estadounidense, el Gobierno de este país sabía desde hacía años que los 
 
sónares de frecuencia media y el LFAS provocan daños muy serios en los 
 
organismos vivos y, especialmente, en aquellos más sensibles a las 
 
perturbaciones acústicas. 
 
En 1997, la Comisión del Congreso Estadounidense sobre Mamíferos Marinos 
 
presentó un informe6 en el que reconocía el impacto del LFAS. Entre sus 
 
conclusiones se encontraban declaraciones tales como que los efectos del 
 
LFAS incluían “muerte por hemorragia en los pulmones, y otros traumas en los 
 
tejidos; pérdida total o parcial de audición; disrupción de los hábitos 
 
alimenticios, reproductores, de la comunicación acústica y sensitiva, y 
otras  
 
alteraciones vitales del comportamiento”, también se indicaba que si estos 
 
efectos eran severos o continuados, se podría provocar fallos reproductivos 
y  
 
de supervivencia con el consiguiente peligro para la reproductividad y 
 
supervivencia de las especies y el volumen de las poblaciones. 
 
También se hacía referencia a las perturbaciones que esta contaminación 
 
acústica podía provocar con alteraciones en las rutas migratorias, evitar 
las  
 
habituales zonas de alimentación y reproducción y otros hábitats 
importantes;  
 
así como daños sicológicos y stress, haciendo a los animales más vulnerables 
 
5  
 
a patologías, como el ataque de virus, bacterias o parásitos. En 
consecuencia,  
 
efectos sobre su distribución, número y supervivencia. 
 
El Estudio de Impacto Ambiental realizado por la Armada estadounidense7, por 
 
las denuncias de numerosos colectivos sociales que mostraban sus 
 
preocupaciones por las maniobras militares, demostraron que los zifios 
podían  
 
verse afectados por estas operaciones. 
 
Más recientemente, en 2001, un año después de la mortandad de Bahamas, la 
 
NMFS y oficiales de la Armada estadounidense anunciaron que, basándose en 
 
las necropsias y otras evidencias de los animales varados, era “altamente 
 
probable” que fueran debidas a trasmisiones de sónar de la armada8. 
 
  
 
¿Dónde se ha experimentado este sistema? 
 
  
 
También la OTAN ha llevado a cabo estudios de esta índole en aguas de 
 
Bahamas, Azores o el Mediterráneo9. Por ejemplo, gracias a la 
desclasificación  
 
de documentos secretos de la OTAN, se ha podido saber que entre 1981 y 
 
199610, los buques militares llevaron a cabo, al menos, 11 experimentos de 
 
este tipo en el Mediterráneo. Y más recientemente, en concreto en el Mar de 
 
Liguria (declarado Santuario de Ballenas), ha llevado a cabo cinco de estos 
 
pruebas entre 1999 y 200211 , experimentando el efecto de estos sónares 
sobre  
 
cachalotes y otros cetáceos. 
 
Desde antiguo la OTAN ha mostrado un especial interés en conocer la 
fortaleza  
 
y resistencia de los cetáceos a las ondas de sonido, además de haber 
 
desarrollado, como demuestran diferentes informes desclasificados de la 
 
OTAN, estudios sobre los sistemas de ecolocación de los cetáceos, 
 
especialmente en zifios12. Curiosamente, es muy posible que los resultados 
de  
 
estos trabajos hayan servido para el desarrollo del LFAS que ahora mata a 
los  
 
cetáceos.  
 
Algunos científicos, al llevar a cabo sus trabajos, han podido detectar el 
uso de  
 
estas ondas de sonidos, como fue el caso de unos investigadores de cetáceos 
 
en el Mar de Liguria, mientras estudiaban a un grupo de calderones 
 
(Globicephala melas)13; detectaron un sonido militar durante un mes que 
 
perturbaba el sueño de su tripulación a bordo del buque de investigación 
pero  
 
sobre el que no pudieron averiguar su origen, aunque lo estimaron a 15 
millas  
 
de su localización. Los sonidos consistían en emisiones regulares y 
repetidas  
 
cada 41 segundos de unos 4 kHz. 
 
La Armada estadounidense también ha llevado a cabo algunos de estos 
 
estudios cerca de las costas de su país, tanto en el Pacífico (Hawai y 
 
California) como Atlántico (proximidades de las Bahamas). 
 
Entre 1996-1998, la armada probó su LFAS sobre ballenas de Hawai. Las 
 
evidencias demostraron que los cetáceos modificaban sus migraciones y 
 
movimientos desapareciendo de la zona y, en el caso de las yubartas, paraban 
 
sus cantos. En los experimentos realizados en Hawai, con 140 decibelios era 
 
6  
 
suficiente para provocar que las ballenas abandonaran la zona, aunque 
 
algunos investigadores consideran que más de 120 dB ya es suficiente para 
 
ser perjudicial para la salud de estos animales. Según los propios estudios 
de  
 
la Armada estadounidense, los LFAS pueden generas ondas de sonido de 140 
 
decibelios capaces de superar las 300 millas14. 
 
En yubartas (Megaptera novaeangliae)15 se han comprobado alteraciones en 
 
sus comportamientos sexuales con sonidos de 150 dB16; esta misma intensidad 
 
puede provocar que las ballenas grises (Eschrichtius robustus)17 alteren sus 
 
rutas migratorias o que rorcuales comunes (Balaenoptera physalus), ballenas 
 
azules (Balaenoptera musculus)18 y cachalotes (Physeter macrocephalus)19 
 
cambien sus zonas de alimentación o cesen su comunicación20. Pero la 
 
resistencia de los cetáceos a los sonidos puede ser muy diferente entre las 
 
especies21. Por ejemplo se ha comprobado que las belugas (Delphinapterus 
 
leucas) intentan alejarse de focos de contaminación acústica aún cuando 
éstos  
 
se encuentren a 50 kilómetros22. 
 
En 1997, otra prueba con sónar experimental en las costas de California 
 
cercanas a la Isla de San José, acabó con el varamiento de tres ballenas y 
un  
 
cachalote. Según los científicos de la zona, el sonido de este experimento 
pudo  
 
ser registrado en todo el litoral californiano23. 
 
En las Islas Bahamas, un prueba llamada Littoral Warfare Advanced 
 
Development (LWAD) acabó en las primeras horas con el varamiento de varios 
 
zifios (Ziphius cavirostris, Mesoplodon densirostris) y, posteriormente, 
incluso  
 
de ballenas (Balaenoptera acutorostrata y Balaenoptera sp.) y delfines 
 
moteados (Stenella frontalis)24. 
 
Se cree que estos experimentos también se están desarrollando en el Caribe, 
 
donde se han producido varios episodios de varamientos de zifios que han 
 
quedado sin investigación, o al norte de Europa, en concreto al noroeste de 
 
Escocia-Islas Hébridas25, donde se encuentra, junto al del este de 
Lanzarote,  
 
uno de los hábitats más importantes para zifios del Atlántico Norte. Las 
 
maniobras militares en esta zona han sido calificadas por diferentes 
científicos  
 
como una seria amenaza para los cetáceos26. 
 
Coincidiendo con la presencia de seis navíos de la OTAN en la zona en 2000, 
 
apareció una ballena muerta en las costas escocesas. También podría tener 
 
relación con ocho cetáceos varados cuyas necropsias aportaron datos sobre 
 
daños muy similares a los zifios muertos encontrados en Canarias durante las 
 
maniobras de 2002. Y ser la causa de la escasa presencia de cetáceos durante 
 
el desarrollo de los ejercicios navales, algo que coincide con observaciones 
en  
 
otros muchos lugares donde se han realizado estas maniobras. 
 
Pero, dado el ambicioso proyecto de la OTAN y la Armada estadounidense, no 
 
se puede descartar que las zonas utilizadas para estos experimentos sean 
 
muchas más y que, al menos, una parte de los varamientos a los que no se ha 
 
podido encontrar explicación tengan su razón en estos experimentos. 
 
7  
 
  
 
Varamientos de cetáceos tras maniobras militares navales 
 
  
 
1985-1989 1990-1999 2000-204 
 
85 86 87 88 89 91 96 97 98 99 00 01 02 03 04 
 
Azores X  
 
Bahamas X  
 
California X X X X  
 
Canarias X X X X X X X 
 
Atlántico  
 
EE.UU.  
 
X X X X  
 
Grecia X  
 
Hawai X  
 
Islas  
 
Hébridas  
 
X  
 
Islas  
 
Vírgenes  
 
X X  
 
Madeira X  
 
Vieques X X  
 
Washington X  
 
  
 
Especies afectadas  
 
  
 
La mayoría de los animales que suelen encontrarse varados en las costas 
 
víctimas de las maniobras navales de la OTAN suelen ser cetáceos de la 
 
familia de los zífidos o ballenas de hocico de los géneros Ziphius y 
 
Mesoplodon. Estos animales suelen tener entre 4 y 12 metros de longitud (es 
 
decir, son cetáceos de talla media entre los delfines y las grandes 
ballenas).  
 
Las especies más comunes en estos varamientos son el zifio de Cuvier 
 
(Ziphius cavirostris), el zifio de Gervais (Mesoplodon europaeus) y el zifio 
de  
 
Blainville (Mesoplodon densirostris). Si bien otros zifios, como el True 
 
(Mesoplodon mirus) el de Sowerby (Mesoplodon bidens) o incluso el zifio 
 
calderon (Hyperodon ampullatus) también han sido encontrados en estos 
 
varamientos.  
 
8  
 
Otras especies que también han sufrido daños a causa de estas maniobras son 
 
las ballenas francas (Eubalaena glacialis), las yubartas (Megaptera 
 
novaeagliae), el rorcual común (Balaenoptera physalus) el rorcual aliblanco 
 
(Balaenoptera acutorostrata), el cachalote (Physeter macrocephalus) y otros 
de  
 
menor talla, como los delfines moteados del Atlántico (Stenella frontalis), 
el  
 
cachalote pigmeo (Kogia breviceps), o la marsopa común (Phocoena 
 
phocoena)27. Aunque no se descarta que otros muchos cetáceos también se 
 
hayan podido ver afectados por el LFAS, así como multitud de organismos 
 
marinos que no suelen aparecer en las costas tras su muerte28. Experimentos 
 
en laboratorio demostraron que el 57% de las truchas expuestas a ondas de 
 
170 dB murieron.  
 
En zifios de Cuvier (Ziphius cavirostris), se comprobó que el uso de sónar 
con  
 
una longitud de onda de 290 Hz a tan sólo 500 metros provoca vértigo y 
 
aturdimiento sobre este animal, mientras que los LFAS utilizados 
habitualmente  
 
en las maniobras militares navales de la OTAN suelen utilizar una frecuencia 
el  
 
doble de alta. También se ha comprobado que bastan sonidos de tan sólo 150 
 
db para dañar gravemente a un cetáceo, mientras que los sónares LFAS 
 
superan los 200 dB. 
 
Se considera que cada 10 puntos de incremento en la escala de decibelios 
 
supone multiplicar por diez también la intensidad del sonido. La Armada de 
los  
 
Estados Unidos conoce el impacto de sus experimentos sobre la vida marina 
 
gracias a numerosos estudios29 y ha reconocido que frecuencias por encima de 
 
180 decibelios tienen efectos potencialmente dañinos sobre los cetáceos30. 
Los  
 
LFAS suelen desarrollar frecuencias de 220 decibelios (es decir 10.000 veces 
 
mayores que los considerados peligrosos para los cetáceos) pero, llegan a 
 
alcanzar los 240 dB31, o lo que sería lo mismo a una frecuencia 10 millones 
de  
 
veces superior a los decibelios necesarios para provocar serios daños32 y 10 
 
billones de veces superior a los que provocan perturbaciones. 
 
  
 
Efectos sobre los humanos 
 
  
 
Se cree que estos experimentos también han podido tener víctimas humanas, 
 
En Hawai un submarinista que practicaba buceo a pulmón mientras se 
 
realizaba el experimento del LFAS en 1998 tuvo que ser hospitalizado con 
 
síntomas de traumas agudos. Otro submarinista también tuvo que ser tratado 
 
en 1999 en el desarrollo de una de estas pruebas. Antes, también en Hawai, 
un  
 
submarinista profesional fue accidentalmente expuesto a un sónar LFAS de un 
 
embarcación militar que se encontraba a 100 millas de distancias (166 
 
kilómetros) provocándole desorientación y vibración de los pulmones33. 
 
Científicos han concluido que bucear cerca de zonas donde se estén 
 
realizando estos experimentos puede poner en serio riesgo al submarinista34. 
 
Experimentos realizados por la Marina estadounidense sobre sus propios 
 
buceadores han podido comprobar el efecto de estos sónares, con la 
 
hospitalización de algunos de los afectados. 
 
9  
 
Según estos experimentos realizados sobre su personal, la Armada 
 
estadounidense concluye que muchos buceadores a frecuencias de 140-148 
 
decibelios sufren una fuerte aversión al sonido. A 157 decibelios provocaría 
 
que, al menos el 20% de los submarinistas abandonaran el agua. Y a 160 
 
decibelios los efectos sobre los pulmones pueden provocarles “descensos 
 
significativos en la función vestibular”. A ello tenemos que sumar que el 
oído  
 
humano no puede soportar sonidos superiores a los 160 dB, que con 
 
exposiciones cortas a 140 dB se puede provocar la muerte y que permanecer 
 
siete minutos en una zona donde se están registrando 120 dB puede provocar 
 
daños permanentes en el oído. 
 
  
 
Algunos eventos importantes 
 
  
 
En mayo de 1996, 12 zifios de Cuvier vararon en las costas griegas del Golfo 
 
de Kyparissiakos tras las maniobras militares que se celebraban en esta zona 
 
del Mediterráneo. Una ballena había muerto por las ondas de choque que 
 
había sufrido sobre su cuerpo a pesar de encontrarse a una distancia de 25 
 
kilómetros del LFAS (a 150 dB). La OTAN habia experimentado con sónares 
 
que generaban sonidos de una intensidad de 230 dB en frecuencias que iban 
 
entre los 250 Hz y los 3 kHz35. El investigador36 de estas muertes concluía 
que  
 
la posibilidad de que las muertes respondieran a otras causas que no fueran 
 
las maniobras militares era de un 0,07% y que eran perturbaciones acústicas 
 
las que les habían producido la mortandad. 
 
En junio de 2000, el varamiento de 16 cetáceos (de los que nueve murieron) 
de  
 
cuatro especies diferentes en la Islas Bahamas en un perímetro de 200 Km se 
 
produjo tras el uso de un sónar de frecuencia media (2,8-3,5 kHz y 235 dB) 
por  
 
parte de seis buques de la Marina estadounidense. Tras las necropsias se 
 
comprobó que todos los animales habían sufrido hemorragias en el oído 
interno  
 
y algunos mostraban también hemorragias en los ojos. Los investigadores37 
 
concluyeron que estos daños se debían al uso del sónar durante las 
 
maniobras.  
 
En 2002 en Canarias fueron, al menos, 27 ballenas de tres especies, de las 
 
que 14 murieron, las que aparecieron varadas en las playas de Fuerteventura 
 
tras el desarrollo de maniobras navales de la OTAN. Los estudios38 ponían de 
 
manifiesto que los cetáceos habían sufrido daños similares a un fuerte 
proceso  
 
de descompresión similar al que experimentan algunos submarinistas y que 
 
provoca que el aire se expanda bruscamente, se comprima el cuerpo, que se 
 
introduzcan burbujas en el riesgo sanguíneo y se produzca una embolia. Estos 
 
daños son muy similares a los encontrados por investigadores británicos en 
 
varios cetáceos aparecidos muertos en sus costas durante los últimos años39. 
 
Anteriormente, entre 1985 y 1991, las Islas Canarias ya habían sufrido 
 
episodios similares a éste40. 
 
También en septiembre de 2002, varios zifios y un delfín aparecieron muertos 
 
en las costas del Golfo de California, en las inmediaciones de la Isla de 
San  
 
José tras el paso del buque R/V Maurice Ewing, de la armada que estaba 
 
desarrollando algunos experimentos con sónar a 220 dB41. 
 
10  
 
Se desconoce la razón de otros varamientos masivos que, bien podrían 
 
deberse a este tipo de actividades, tales como el de cachalotes en todo el 
Mar  
 
del Norte en los años noventa42, la aparición de decenas de cetáceos de 
 
multitud de especies entre Madeira, Canarias y Azores en 1998. O los 
 
frecuentes varamientos de especies tan sociales como los calderones o las 
 
falsas orcas en aguas de Australia, o el episodio acaecido en julio de 2002 
en  
 
las costas de Massachussets, con el varamiento de unos 50 ejemplares43. 
 
En algunos de los casos de varamientos masivos de cetáceos se ha podido 
 
identificar la razón en la persecución de predadores, en daños en el macho 
 
líder o, incluso, existen teorías sobre las perturbaciones del campo 
magnético  
 
por el que pueden guiarse estos animales en sus viajes transoceánicos. Pero 
 
en muchos otros casos, las causas son desconocidas. 
 
Recientemente, en 2003, se ha producido otro episodio de varamiento en las 
 
costas del estado de Washington, donde una docena de marsopas (Phocoena 
 
phocoena) llegaron hasta las costas coincidiendo con las maniobras 
realizadas  
 
por un buque militar. Los análisis preliminares44 no parecen encontrar 
relación  
 
entre el suceso y la presencia del navío, aunque no descartan que pueda 
existir  
 
y que durante la presencia de este buque en las aguas de este estado fueron 
 
muchos investigadores los que denunciaron comportamientos anormales en los 
 
cetáceos de la zona, tales como orcas o marsopas. 
 
  
 
Otros efectos de las maniobras navales sobre los cetáceos 
 
  
 
No sólo el sónar puede afectar seriamente o matar a los cetáceos, otros 
 
sonidos emitidos durante las maniobras militares también tienen serios 
efectos  
 
sobre los cetáceos45. Por ejemplo, las comunicaciones entre submarinos 
 
suelen utilizar frecuencias altas de 5-11 kHz pero con alta intensidad 
(180-200  
 
db), los disparos desde las baterías de los navíos de guerra pueden exceder 
 
los 270 dB. Asimismo, las explosiones pueden provocar la muerte de 
 
numerosos cetáceos, como ya fue comprobado durante algunos conflictos 
 
bélicos con el uso de torpedos46. Además de la utilización de sónares para 
la  
 
detección de minas o la propia contaminación acústica producida por el 
tráfico  
 
marítimo.  
 
  
 
¿Por qué Canarias?  
 
  
 
Comprobando la cantidad de eventos acaecidos y el número y diversidad de 
 
especies afectadas, obviamente Canarias ha sido la región más afectada del 
 
mundo por estos episodios. 
 
Como ya ha sido indicado por distintos investigadores, la zona este de 
 
Canarias, entre Fuerteventura y Marruecos, parece ser un lugar de gran 
 
importancia para la alimentación de estas especies de zífidos. La 
constitución  
 
volcánica de las Islas Canarias hace que esta zona del Atlántico tenga áreas 
 
que pasan rápidamente desde zonas emergidas a profundidades abisales de 
 
11  
 
los océanos de más de 3.000 metros. En ellas también se encuentran canales 
 
y cañones que podrían ser eventualmente utilizados por submarinos 
 
“enemigos”. Estas características son compartidas con otra zona europea de 
 
gran importancia para los zifios y sobre la cual también se han oído voces 
que  
 
han denunciado la realización de ejercicios navales de la OTAN, las Islas 
 
Hébridas.  
 
¿Es posible que la OTAN quiera probar la eficacia de su LFAS en canales y 
 
cañones de profundidad? 
 
¿Se considera que las aguas de Canarias son uno de los pasos que convierten 
 
más vulnerables a las defensas militares de los países de la OTAN? 
 
Sería conveniente que las diferentes armadas de la OTAN abandonaran su 
 
ambicioso proyecto de convertir los océanos de todo el planeta en un mar 
 
muerto por la contaminación acústica, buscara otros sistemas de sónar que no 
 
provocaran daños a los cetáceos (tales como sónares pasivos), e hiciera 
 
públicos todos los informes sobre las zonas donde se ha experimentado con 
 
este sistema y los efectos que ha provocado. Por ejemplo, el Mediterráneo, 
 
donde la desclasificación de documentos secretos nos ha permitido saber que 
 
ha sido profusamente utilizado para este fin, existen zonas de alto valor 
 
ecológico y gran importancia para los zifios, como el Cañón de Génova o el 
 
Cañón de Almería que podrían ser seriamente amenazadas por estos sistemas 
 
de sónar.  
 
12  
 
13  
 
  
 
Referencias  
 
  
 
1 Johnson, J.S. (2001). Final Overseas Environmental Impact Statement and 
Environmental Impact Statement for 
 
Surveillance Towed Array Sensor System Low Frequency Active (SURTASS LFA) 
Sonar. Department of the Navy. 
 
2001.  
 
2 McNarie A.D., (2000). The Navy vs. the Whales. In: Hawaii Island Journal 
January  
 
Issue.  
 
3 Johnson, J.S. (2001). Final Overseas Environmental Impact Statement and 
Environmental Impact Statement for 
 
Surveillance Towed Array Sensor System Low Frequency Active (SURTASS LFA) 
Sonar. Department of the Navy. 
 
2001.  
 
4 Williams T.L., (2002). High Intensity Military Sonar. Ocean Patrol or 
Killing Machine?. New York Whale and Dolphin 
 
Action League. Proceedings, Beacon Conference, 2002; Green, M.L. (2002). LFA 
Sonar: Is it Worth the Risk?. Talk 
 
given at ASMS Whale Zone Symposium, Zurich, Switzerland, July 7, 2002; 
Natural Resources Defense Council, The 
 
Humane Society of the United States, Cetacean Society International, League 
for Coastal Protection, Ocean Futures 
 
Society, Jan-Michel Cousteau (2002). Complaint for declaratory and 
injunction relief for violation of Marine Mammal 
 
Protection Act, National Environmental Policy Act Endangered Species Act, 
And Addministrative Procedure Act. United 
 
Staates District Court. Northern District of California. 
 
5 Ver, entre otros. Simmonds M.P. & S. Dolman (1999). A note on the 
vulnerability of cetaceans to acoustic disturbance. 
 
IWC, IWC51/E15 1999; Balcomb, K. C. III and D. E. Claridge. 2001. A mass 
stranding of cetaceans caused by naval 
 
sonar in the Bahamas. Bahamas J. Sci. 2:2-12; Evans, D. L. and England, G. 
R. 2001. Joint Interim Report Bahamas 
 
Marine Mammal Stranding Event of 15-16 March 2000. 
 
6 MMPA (1997). Marine Mammal Commission Annual Report to Congress, 1997. 
 
7 Overseas Environmental Impact Statement and Environmental Impact Statement 
for SURTASS LFA Sonar 
 
(DEIS).  
 
8 Evans. D.L. & G.L. England, (2001). Joint Interim Report. Bahamas Marine 
Mammal Stranding. Events of 15-16 
 
March 2000. December 2001. 
 
9 Ellis, D.D., Preston J.R., Hollett R. & J. Sellschopp (2000). Analysis of 
Towed Array Reverberation Data from 160 to 
 
4000 Hz During Rapid Response 97. SACLANT Undersea Research Centre La Spezia 
(Italy)  
 
10 SACLANTCEN-NATO Special Report (1998) 
 
11 D`Amico, A., Azzellino A., Misic C., Podestà M., Carron M. & N. Portunato 
(2003). Cuvier`s Beaked Whale (Ziphius 
 
cavirostris) Habitat Use and Distribution in the Genoa Canyon, Mediterranean 
Sea. ECOUS Symposium 12-16 May 
 
2003 San Antonio, TX. D'Amico A., Bergamasco A., Zanasca P., Carniel S., 
Nacini E., Portunato N., Teloni V., Mori C., 
 
Barbanti R. , (2003). Qualitative correlation of marine mammals with 
physical and biological parameters in the Ligurian 
 
Sea. IEEE. Journal of Oceanic Engineering, 28 (1): 29-43. 
 
12 McMullen F., & E. McCarthy (1998). Acoustic Analysis of SWAC 4 Phase II. 
SACLANTCEN Bioacoustics Panel. June 
 
15-16 1998; NATO (no data). Summary of present knowledge of beaked 
whales-NATO UNCLASSIFIED. 
 
13 Rendell L.E. & Gordon J.C.D., (1999). Vocal response of long-finned pilot 
whales  
 
(Globicephala melas) to military sonar in the Ligurian Sea. Marine mammal 
 
Science. 15(1), 198-204. 
 
14 NFS (2002). Complaint for declaratory judgment and injunctive relief. 
National Science Foundation. United States 
 
District Court For The Northern District Of California Center For Biological 
Diversity.  
 
15 McCauley R.,. Jenner M, Jenner C., McCabe K. & J. Murdoch (1998). The 
response of humpback whales (Megaptera 
 
novaeangliae) to offshore seismic survey: Preliminary results of 
observations about a working seismic vessel and 
 
experimental exposures. APPEA Journal: 692-706. 
 
16 Miller P. J. O., Biassoni N., Samuels A., Tyack P. L. (2000). Whale songs 
lengthen in response to sonar. Male 
 
humpbacks modify their sexual displays when exposed to man-made noise. 
Nature: 22 June Volume 405 No. 6789; 
 
Miller, P.J.O., N. Biassoni, A. Samuels, and P.L. Tyack. 2000. Whale songs 
lengthen in response to sonar. Nature 
 
405:903.  
 
17 Tyack P. L. & C.W. Clark (1998). Quick look, phase II, Playback of low 
frequency sound to grey whales migrating past 
 
the central Californian Coast – January 1998. Unpublished report, Department 
of Biology, Woods Hole Oceanographic 
 
Institute; Report of a Review by an International Group of Scientists to 
Consider the Status of Western Gray Whales, 
 
Human-Related Threats to the Population, and Research and Monitoring Needs. 
27-28 February, 1999. SC/51/AS20. 
 
18 McCauley, R. D. and Duncan ( 2001). Marine acoustic effects study, blue 
whale feeding aggregations, Otway Basin, 
 
Bass Strait, Victoria. Report by CMST, Curtin University, Perth, WA for Ecos 
Consulting. Report R2001-7. 46 pages; 
 
Wiggins, S. M., E. M. Oleson and J. A. Hildebrand. 2001. Blue whale call 
intensity varies with ambient noise level. J. 
 
Acoust. Soc. Am. Vol.110, No.5, Pt.2. p. 2771. 
 
19 Watkins, W.A., Moore, K.E. and P. Tyack (1985). Sperm whales acoustic 
behaviour in the Southeast Caribbean. 
 
Cetology, 49, 1-15. 
 
20 Richardson W.J., Greene Jr.C.R., Malme C.I. & D.H Thomson (1995). Marine 
 
Mammals and Noise. Academic Press, Inc. San Diego, California. 576pages; 
Green, M.L. (2002). LFA Sonar: Is it Worth 
 
the Risk?. Talk given at ASMS Whale Zone Symposium, Zurich, Switzerland, 
July 7, 2002.  
 
21 Ver, por ejemplo: Richardson, W.J. (1995). Documented disturbance 
reactions. In Marine Mammals and Noise (ed. 
 
W.J. Richardson, C.R. Greene, C.I. Malme and D.H. Thomson), pp. 241-324. 
Academic Press, San Diego; Tuack, P.L. 
 
(2003) Research Program to Evaluate Effects of Manmade Noise on Marine 
Mammals in the Ligurian Sea. 
 
ACCOBAMS. Document CS2/Inf. 13. Istanbul, 20-22 November 2003. 
 
22 Finley, K.J., Miller, G.W., Davis, R.A. & C.R. Greene (1990). Reactions 
of belugas, Delphinapterus leucas, and 
 
narwhals, Monodon monoceros, to ice-breaking ships in the Canadian high 
arctic. Canadian Bulletin of Fisheries and 
 
Aquatic Sciences 224: 97-117. 
 
23 NFS (2002). Complaint for declaratory judgment and injunctive relief. 
National Science Foundation. United States 
 
District Court For The Northern District Of California Center For Biological 
Diversity.  
 
24 Rowles, T., D. Ketten, R. Ewing, J. Whaley, A. Bater & R. Gentry. (2000): 
Mass Stranding of Multiple Cetacean 
 
Species in the Bahamas on March 15-17, 2000. ANNEX J, Report of the Standing 
Working Group on Environmental 
 
Concerns SC/52/E28. 
 
25 Parsons E.M.C, Birks I., Evans P.G.H., Gordon J.G., Shrimpton J.H.& S. 
Pooley (2001) In-press). The Possible 
 
Impacts of Military Activity on Cetaceans in west Scotland. 
 
14  
 
26 Shrimpton J.H. & E.C.M. Parsons (2000). A review of the environmental 
threats to cetaceans in West Scotland. 
 
Scientific Committee at the 52nd Meeting of the International Whaling 
Commission, 11-28 June 2000, Australia. 
 
Pooley S. (2002). An Identification of potential impacts of military 
activities on cetaceans in the Hebrides. MSc Thesis 
 
Herriot-Watt University. Project commissioned by the Hebridean Whale and 
Dolphin Trust September 2000 
 
27 Rowles, T., D. Ketten, R. Ewing, J. Whaley, A. Bater and R. Gentry. 
(2000): Mass Stranding of Multiple Cetacean 
 
Species in the Bahamas on March 15-17, 2000. ANNEX J, Report of the Standing 
Working Group on Environmental 
 
Concerns SC/52/E28; STOP LFAS. 
http://www.earthportals.com/beachedwhales.html; Katona, S.K. and Kraus, S.D. 
 
1999. Efforts to conserve the North Atlantic right whale. Pp.311–331 in: 
Conservation and Management of Marine 
 
Mammals (eds. J.R. Twiss, Jr. and R.R. Reeves). Smithsonian Institution 
Press, Washington, DC.; Evans, D. L. and 
 
England, G. R. 2001. Joint Interim Report Bahamas Marine Mammal Stranding 
Event of 15-16 March 2000. 
 
28 U.S. Institute for Fisheries Resources and the Pacific Coast Federation 
of Fishermen’s Associations. April 2002. Navy 
 
Low Frequency Sonar - A Threat to Marine Fish? 
 
29 Por ejemplo: Rogers P.H., G.W. Caille, & T.N. Lewis (1996). Response of 
the lungs to low frequency underwater 
 
sound. Final Report, Navy Contract N00014-93-1-1263; National Research 
Council (2000). Marine Mammals and Low 
 
Frequency Sound: Progress since 1994.Committee to review results of ATOC’s 
Marine Mammal Research Program. 
 
National Academy Press, Washington DC, US.; National Acadamies (2003). Ocean 
Noise and Marine Mammals, study 
 
conducted under the auspices of the National Academies’ Ocean Studies Board 
at the request of the federal 
 
interagency National Ocean Partnership Program, with the sponsorship of the 
Office of Naval Research, the National 
 
Oceanic and Atmospheric Administration, the National Science Foundation and 
the U S Geological Society; National 
 
Research Council (2003). Ocean Noise and Marine Mammals. Committee on 
Potential Impacts of Ambient Noise in the 
 
Ocean on Marine Mammals. National Academies Press, Washington DC, US. 94 
pages.  
 
30 Department of the Navy, Chief of Naval Operations. February (1999). 
Overseas Environmental Impact Statement and 
 
Environmental Impact Statues for Surveillance Towed Array Sensor System Low 
Frequency Active (SURTASS LFA) 
 
Sonar.  
 
31 Green, M.L. (2002). LFA Sonar: Is it Worth the Risk?. Talk given at ASMS 
Whale Zone Symposium, Zurich, 
 
Switzerland, July 7, 2002 
 
32 Green, M.L. (2002). LFA Sonar: Is it Worth the Risk?. Talk given at ASMS 
Whale Zone Symposium, Zurich, 
 
Switzerland, July 7, 2002 
 
33 Hawaii Country Green Party v. Donald Evans, Secretary of U.S. Department 
of Commerce, et al., No. C-03-0078-SC, 
 
U.S. District Court, Northern District of California, January 24, 2003 
(Permanent Injunction). 
 
34 Crum, L. A. and Y. Mao (1996). Acoustically enhanced bubble growth at low 
frequencies and its implications for 
 
human diver and marine mammal safety. J. Acoust. Soc. Am. 99 (5), 2898-2907. 
 
35 Roussel E (2002). Disturbance to Mediterranean cetaceans caused by noise. 
In: G. Notarbartolo di Sciara (Ed.), 
 
Cetaceans of the Mediterranean and Black Seas: state of knowledge and 
conservation strategies. A report to the 
 
ACCOBAMS Secretariat, Monaco, February 2002. Section 13, 18 p. 
 
36 Frantzis, A. (1998). Does acoustic testing strand whales? Nature 392:29. 
 
37 Balcomb, K. C. III and D. E. Claridge. 2001. A mass stranding of 
cetaceans caused by naval sonar in the Bahamas. 
 
Bahamas J. Sci. 2:2-12; Evans, D. L. and England, G. R. 2001. Joint Interim 
Report Bahamas Marine Mammal 
 
Stranding Event of 15-16 March 2000. 
 
38 Jepson, P.D., Arbelo, M., Deaville, R., Patterson, I.A.P., Castro, P., 
Baker, J.R.,  
 
Degollada, E., Ross, H.M., Herráez, P., Pocknell, A.M., Rodríguez, F., 
Howie,  
 
F.E., Espinosa, A., Reid, R.J., Jaber, J.R., Martin, V., Cunningham, A.A. & 
A. Fernández (2003). Gas-bubble lesions in 
 
stranded cetaceans. Nature 425: 575; Fernández, A., M. Arbelo, E. Degollada, 
M. André, A. Castro-Alonso, R. Jaber, V. 
 
Martín, P. Calabuig, P. Castro, P. Herraez, F. Rodrígez and A. Espinosa de 
los Monteros (2003). Pathological findings 
 
in beaked whales stranded massively in the Canary Islands. Poster presented 
at the European Cetacean Society 
 
Conference, Las Palmas de Gran Canaria, March 2003: Degollada, E., M. 
Arbelo, M. André, A. Blanco and A. 
 
Fernández (2003). Preliminary ear analysis report of the 2002 Canary Islands 
Ziphius mass stranding. Presentation to 
 
the European Cetacean Society Conference, Las Palmas de Gran Canaria, March 
2003.  
 
39 Jepson, P. D., R. Deaville, T. Patterson, J. R. Baker, H. R. Ross, A. 
Pocknell, F. Howie, R. J. Reid and A.A. 
 
Cunningham (2003). Novel cetacean gas bubble injuries: Acoustically induced 
decompression sickness? Presentation 
 
to the European Cetacean Society Conference, Las Palmas de Gran Canaria, 
March 2003.  
 
40 Vonk, R. & Martin, V. (1989). Goosebeaked whales Ziphus cavirostris mass 
strandings in the Canary Isles. European 
 
Research on Cetaceans, 3, 73-77; Simmonds, M.P, and L. F. Lopez Jurado 
(1991). Whales and the military. Nature, 
 
351:448.  
 
41 NFS (2002). Complaint for declaratory judgment and injunctive relief. 
National Science Foundtion. United States 
 
District Court For The Northern District Of California Center For Biological 
Diversity.  
 
42 Evans, P.G.H. (1997). Ecology of sperm whales (Physeter macrocephalus) in 
the  
 
eastern North Atlantic, with special reference to sightings and strandings 
records  
 
from the British Isles. Biologie, 67, 37-46. 
 
43 MMPA (2002). Marine Mammal Commission Annual Report to Congress, 1997. 31 
March 2002.  
 
44 Norman S., McLellan B., Pabst A., Ketten D., S. Raverty, Fleetwood M., 
Gaydos J.K., Jeffries S., Cox T., Hanson B., 
 
Norberg B., Barre L., Lambourn D., & S. Cramer. (2003). Multidisciplinary 
Investigation of Harbor Porpoises (Phocoena 
 
phocoena) Stranded in Washington State from 2 May – 2 June 2003 Coinciding 
with the Mid-Range Sonar Exercises of 
 
the USS SHOUP. Preliminary Report. 
 
45 UICN (2002).. Dolphins, Whales and Porpoises 2002–2010 Conservation 
Action Plan for the World’s Cetaceans 
 
IUCN/SSC Cetacean Specialist Group Compiled by Randall R. Reeves, Brian D. 
Smith Enrique A. Crespo and 
 
Giuseppe Notarbartolo di Sciara. 
 
Parsons E.CM., Birks I., Evans P.G.H., Gordon J.C.D., Shrimpton J.H. & S. 
Pooley (2000). The possible impacts of 
 
military activity on cetaceans in west Scotland. Proceedings of the 14th 
annual conference of the European Cetacean 
 
Society, Cork, Ireland 2-5 April 2000:185-190. 
 
46 Gardner (1996) en Parsons E.CM., Birks I., Evans P.G.H., Gordon J.C.D., 
Shrimpton J.H. & S. Pooley (2000). The 
 
possible impacts of military activity on cetaceans in west Scotland. 
Proceedings of the 14th annual conference of the 
 
European Cetacean Society, Cork, Ireland 2-5 April 2000:185-190. 
 
PROTEGIENDO LOS OCÉANOS DEL MUNDO 
 
Pza España –Leganitos, 47 
 
28013 Madrid  
 
tel +34 911 440 880 
 
fax +44 911 440 890 
 
e-mail europe@... 
 
www.oceana.org <http://www.oceana.org>; 
 
  
 
------------------ 
 
 
 
-~--------------------------------------------------------------------~-
 
-~--------------------------------------------------------------------~-
         Compra o vende de manera diferente en www.egrupos.net