Inicio > Mis eListas > meshiko > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 1251 al 1300 
AsuntoAutor
Proximas citas alt RedLUZ/L
Urgente, formar un RedLUZ/L
LOS MULTIMILLONARI RedLUZ/L
Estado Policiaco / RedLUZ/L
Disminuye la varie RedLUZ/L
Vesica Piscis / Ge RedLUZ/L
Cooperacion multil RedLUZ/L
Viola el alcoholím RedLUZ/L
Zia Maria Valls <s Sylvia M
Culturas ind RedLUZ/L
reunion seguridad Antonio
XXXVI Aniversario RedLUZ/L
La sombra de Salin RedLUZ/L
GRAN MARCHA CENTRO RedLUZ/L
Alcohol RedLUZ/L
pospone al 6 de oc coali
Creacion de munici RedLUZ/L
FW: LOS INVITO EL RedLUZ/L
EL CIRCO POLÍTICO RedLUZ/L
8 de octubre, aniv rjlescas
Busqueda de semill RedLUZ/L
ZBarrios <barriosj Bet Barr
Zia Maria Valls <s Sylvia M
Violentos o Valien RedLUZ/L
Sondeo Marco Ed
Concierto Banda de RedLUZ/L
DECLARACION CONJUN RedLUZ/L
FW: de bolivia RedLUZ/L
Los Casinos en Mex RedLUZ/L
AMNISTIA INTERNACI RedLUZ/L
Zia Maria Valls <s Sylvia M
Zia Maria Valls <s Sylvia M
Zia Maria Valls <s Sylvia M
En Sintonia con lo RedLUZ/L
NO-DINERO / Multit RedLUZ/L
SchWARzenegger / C RedLUZ/L
Costa Rica: Basta RedLUZ/L
ENCUENTRO DE NACIO RedLUZ/L
Invitación a la Ca RedLUZ/L
Boletin La Alverka RedLUZ/L
Xiranhua / Primer RedLUZ/L
Jornadas Bolivaria RedLUZ/L
Indigenas y campes RedLUZ/L
Re: An RedLUZ/L
se confirma amenaz Antonio
Laboratorios Farma RedLUZ/L
Asociacion de Cons RedLUZ/L
Transgénico prohib RedLUZ/L
America Latina des RedLUZ/L
Arnold Unplugged - RedLUZ/L
 << 50 ant. | 50 sig. >>
 
MESHIKO - LATINOAMERICA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 1265     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[MESHIKO] Alcohol ímetro: de la inseguridad a la humillación y el autoritarismo.
Fecha:Martes, 30 de Septiembre, 2003  21:36:08 (-0500)
Autor:RedLUZ/LUXWeb <redluz @...............mx>

Alcoholímetro: de la inseguridad a la humillación y el autoritarismo.


Análisis de Coyuntura:

Alcoholímetro: de la inseguridad a la humillación y el autoritarismo.

Autor: Aminadab Pérez Franco.

En medio de una espectacular cobertura periodística, como para que nadie ignore que ³el gobierno trabaja hasta los fines de semana², la Secretaría de Seguridad Pública aplicó la recomendación 117 de Rudolph Giuliani, prevista para iniciar en enero de 2004, referida a la utilización de alcoholímetros con el fin de perseguir a los conductores que manejan en estado de ebriedad. La medida ha generado diversas reacciones, favorables o adversas, sobre las que vale la pena hacer una reflexión.

La recomendación 117 dice textualmente lo siguiente: ³Los accidentes vehiculares por conductores en estado de ebriedad son una gran preocupación para la SSP, ya que es la segunda causa de muerte en la Ciudad. Debido a su gran número, principalmente durante las noches, reflejan una falta de cultura de responsabilidad del conductor y significan un riesgo considerable para terceros. Se deberían establecer puntos de revisión en la ciudad a fin de que se verifique, a través de los alcoholímetros con comprobación impresa, el nivel de alcohol en conductores. Asimismo, publicar la ubicación de los principales puntos de accidentes viales en la Ciudad sería una medida necesaria².


El riesgo de conducir en estado de ebriedad y la necesidad de impedir que ocurra son preocupaciones compartidas por la mayoría de los ciudadanos. Sin embargo, resultan cuestionables las formas empleadas por el Gobierno del Distrito Federal para aplicar esta recomendación, sobre todo cuando pudieron observarse por la televisión escenas de deshonra pública donde mujeres ebrias eran llevadas a empellones por policías sin el menor respeto por sus cuerpos; así como la ignominia contra jóvenes a los que se pretendió llevar al Juzgado Cívico siendo acompañantes y no conductores; la bajeza de un juez quién permitió a un ciudadano evadir el ³arresto inconmutable² por la módica suma de 500 pesos; así como el hecho de que los puntos de revisión se manejaron más como un ³show periodístico² donde los conductores fueron no sólo impedidos de circular libremente, sino expuestos al escarnio transmitido por los noticieros, a un castigo público y casi teatral donde todos eran culpables hasta que se demostrara lo contrario.


Más allá de las consideraciones jurídicas y constitucionales que en este asunto sólo han servido para retroalimentar la subcultura del amparo, la evasión y la irresponsabilidad, es patente la insensibilidad de los mandos de la SSP quienes ante la premura de montar un programa sobre las rodillas han dejado ver su perfil autoritario: la SSP es una institución que no duda en humillar a los habitantes del Distrito Federal; un aparato que no sólo persigue y castiga sino que también humilla a quién comete una falta; una acción policíaca que en sí misma ofende la dignidad de la persona humana y ofende a la sociedad. Todos merecemos respeto a nuestra dignidad y es inadmisible que la persona que cometa la mínima falta o el peor de los crímenes sea víctima de la humillación por parte de la autoridad. Cuestionamos que el castigo y la forma de aplicarlo se convierta con el paso del tiempo en una rutina humillante para usted y para todos los habitantes de esta ciudad.


No pocos gobiernos municipales del PAN usan también pruebas con alcoholímetros pero su enfoque de respetar la dignidad humana los lleva a aplicar acciones mucho más decentes que los burdos operativos del DF. A diferencia de la capital, los puntos de revisión de conductores no son las principales avenidas para generar temor, sino precisamente las afueras de los bares y cantinas donde se puede beber, el cual resulta ser un genuino enfoque preventivo. Cuando se comprueba que una persona ha bebido de más, existen mecanismos para que el conductor no se someta a un arresto inconmutable, sino que sea llevado en forma segura a su domicilio por la autoridad o por un taxi o por vehículos proporcionados por los propios dueños de los bares. Además, quien se excede en la bebida sabe que se expone a la suspensión temporal o definitiva de su licencia para conducir, todo lo cual logra precisamente el efecto preventivo o disuasivo por vías civilizadas y sin criminalizar todas las situaciones.


Pero si poco le importa a la SSP la dignidad humana de los habitantes del DF, bastarán unas semanas, cuando el show deje de ser nota de fin de semana para los medios, para que no falte el ingenioso que determine ³ampliar el programa² y busque armas o drogas en los vehículos, convirtiendo los puntos de revisión en auténticos retenes ­estos si inconstitucionales- donde lo único esperable es una escalada de autoritarismo y de abusos por parte de la policía, lo cual convertirá a nuestras calles en sitios más inseguros de lo que actualmente son y sin erradicar las muertes provocadas por el consumo excesivo de alcohol.


No sabemos el fondo de las recomendaciones de Giuliani en este sentido, pero sería bueno saber en que condiciones los policías del DF determinan cuales serían los autos que deban ser detenidos: como es difícil que un conductor ebrio vaya en sentido contrario o zigzagueando para quedar en evidencia, será a criterio del agente, ¿pararán carros de lujo o populares? ¿qué perfil tendrá un conductor sospechoso? ¿le van a esculcar o robar a un ciudadano postrado e indefenso? El problema que hasta ahora no tiene visos de solución es cómo se asegura que los ciudadanos que cometen estas faltas no sean tratados como delincuentes y sean humillados por un aparato policiaco de corte autoritario y de medios ajenos al respeto del honor social de las personas. El riesgo que vemos no tiene que ver con el consumo de alcohol sino con abrir la puerta al autoritarismo y la corrupción como nueva rutina en las noches de nuestra ciudad.


http://www.fundacion-christlieb.org.mx/principal.php