Inicio > Mis eListas > meshiko > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 418 al 467 
AsuntoAutor
La cuarta guerra m Ricardo
Condena ONU asesin Ricardo
IMDOSOC invita al Ricardo
FORO ACCESO A RECU Ricardo
ACTIVIDADES DEL MU Ricardo
Concierto por la p Ricardo
Doha: la cumbre fr Ricardo
Cancion para el co Ricardo
ojo-Ciclos de Conf Ricardo
West African Drumm Ricardo
III CUMBRE DE INFA Ricardo
Dia de Muertos / S Ricardo
II Encuentro Nacio Ricardo
II ENCUENTRO DE LA Ricardo
Invitan a taller s Ricardo
Documentos y libro Ricardo
FW: Taller Intensi Ricardo
1er Congreso de Co Ricardo
Dia Internacional Ricardo
La Suprema Ilusion Ricardo
Creacion Grupo Sus Ricardo
Convocatoria Selec Ricardo
Nosotras las Madre Ricardo
Panel 'Recesión ec Ricardo
ORACION INDIGENA Ricardo
Ya Despertaste? Ricardo
Apoyo a Eureka / S Ricardo
QUÉ OCULTA LA CAMP Ricardo
FW: Genocide In Af Ricardo
Convocatoria a enc Ricardo
FW: URGENTE AYUDA Ricardo
'Lazo Verde por la Ricardo
Los Cuarenta y Uno Ricardo
Historia de la lla Ricardo
Son Inteligentes l Ricardo
El engaño / Luis J Ricardo
Paro nacional de t Ricardo
Accion Frente al L Ricardo
Conferencia sobre Ricardo
Festival por la di Ricardo
Cronica del Segund Ricardo
Cronica del Segund Ricardo
Sociedad Organizad Ricardo
Buying Nothing, no Ricardo
ENCUENTRO DE ORGAN Ricardo
El Pacifismo en lo Ricardo
Mexico Week In Rev Ricardo
Dia de la Tierra 2 Ricardo
Alfombras / Juan G Ricardo
Primer Encuentro U Ricardo
 << 50 ant. | 50 sig. >>
 
MESHIKO - LATINOAMERICA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 473     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[MESHIKO] ¿Estaremos Realmente Solos? // La Revolucion de la Conciencia // 75 millones de personas comprometidas con la paz / Manifiesto 2000 UNESCO
Fecha:Sabado, 12 de Enero, 2002  19:09:06 (-0700)
Autor:Ricardo Ocampo-Anahuak Networks <anahuak @.............mx>

¿Estaremos Realmente Solos? // La Revolucion de la Conciencia // 75 millones de personas comprometidas con la paz / Manifiesto 2000 UNESCO




"En el camino hacia la revolución sucedio algo curioso. Alli estabamos nosotros, rompiéndonos el pecho por conseguir un cambio en la sociedad, cuando comenzo a abrirse paso lentamente en nosotros la convicción de que la lucha político-social de amplios vuelos que estábamos acometiendo era sólo un alistamiento parcial en las filas de una revolución de la conciencia, una revolución tan amplia que nos resultaba difícil enfocarla dentro del contexto de nuestra realidad.."
Irvin Thomas
*
Activista de los años sesenta







* * * * * * * * * *




Zubielki 10 de Enero de 2002




¿Estaremos realmente Solos?





La eterna pregunta de si estamos solos en el universo golpea en el presente con más fuerza que nunca. En realidad toda nuestra historia ha estado acompañada de esta gigante incógnita, sin embargo hoy se hace, si cabe, más actual a la luz de los últimos descubrimientos astronómicos. El ser humano dispone en el presente de muchos más medios técnicos para afrontar la ineludible cuestión. ¿No estaremos en vísperas de que el orgullo de creernos los únicos habitantes del inmenso universo caiga, al igual que se deshizo en su día aquella soberbia de la tierra plana o centro de toda la creación?

Recientemente el Vaticano ha encarado también este acuciante interrogante. Una vez más los jesuitas han abierto los ojos a las autoridades de Roma. La culpa la tiene el padre George Coyne. Una entrevista concedida al diario italiano «Corriere della Sera» (7/01/02), por este director del Observatorio Astronómico vaticano, en la que vertía declaraciones como ³La ciencia no destruye la fe del creyente, sino que la estimula² ó ³El universo es tan grande que sería una locura decir que nosotros somos la excepción² ha destapado la caja de los truenos.

La culpa la tiene el Papa que les permite mirar a los jesuitas por esas poderosas lentes que agujerean el universo, deslumbran al observador cauteloso y fulminan dogmas milenarios. A pie de altar, con los ³Ejercicios espirituales² en sus manos, los soldados de Jesús darían menos guerra. Un vistazo por uno de esos potentes telescopios echa a perder la sotana de cualquiera. Penetrando en el misterio de sistemas y universos infinitos todo queda relativizado y hasta las más grandes religiones sufren riesgo de desplome. A todos, no sólo a los de la Compañía, se nos debería de dar en gracia cinco minutos de contemplación por el Hubble y así curarnos de todo tipo de miopías y astigmatismos ya de orden cultural, nacional o religioso y así ampliar el mapa de nuestras visiones y creencias.

Quizá el mayor desafío del ser humano en los albores del tercer milenio no sea acabar con el terrorismo, sino precisamente ampliar ese mapa que posibilita una mirada más generosa, una percepción más incluyente. Con esa conciencia deslumbrada en medio de todas las luminarias del universo, los pequeños rescollos de las disputas étnicas, religiosas o incluso civilizacionales, estarán llamados a callar. Quizá nuestro mayor reto presente no sea el de dar con el saudí que tumbó torres e hizo tronar el mundo, sino el de romper el ensueño de la separación y las limitaciones de los sentidos y recuperar nuestro, más que probable, linaje como hijos de las estrellas, eternos navegantes del cosmos.

No abrigo ningún interés de que estemos solos en el universo, todo lo contrario. Si disfruto cuando mis amigos de Costa Rica, México o Argentina me hablan de sus pueblos, costumbres y culturas, cuando me comparten frutas, relatos y sonrisas que no conozcoŠ, ¿qué no gozaré cuando me siente a la mesa con mis futuros amigos de Andrómeda, Sirio o las Pléyades? Me cansan las películas que dibujan pérfidos rostros a los colegas estelares por venir, confundiendo lo extraño y lejano por peligroso, una y otra vez proyectando nuestros miedos, nuestros complejos hacia un cosmos ignoto.

Me sincero algo más. En realidad me apasiona el universo, comparto con el padre George Coyne esa excitación ante lo desconocido, sin haber tenido la ocasión de haber echado un vistazo por alguna de sus lentes. Me emociona esta exploración que desembocará, más pronto que tarde, en la mayor sorpresa de todos los tiempos: la de constatar que no estamos solos, que compartimos universo. Nos encontramos al borde de la más preciosa aventura jamás vivida: la suerte inmensa de reunirnos, festejar, reír y colaborar con seres de otros planetas.

Ya no se trata sólo de dar rienda a la imaginación. La nueva generación de gigantes telescopios y radiotelescopios nos ha revelado galaxias mucho más numerosas y grandiosas que las que conocíamos. Cada día que pasa la ciencia empuja un poco más los telones del inmenso escenario de la creación.
A medida que esas potentes lentes, ondas de radio e infrarrojos de los observatorios astronómicos se adentran en el universo desconocido, a medida que hurgan en lo que ayer fuera la nada y hoy son galaxias, constelaciones, agujeros negros..., algo nos hace pensar que quizá no seamos el centro de un universo de día en día más descomunal y sorprendente. Esos "ojos indiscretos" que, con creciente precisión, manejan los científicos, quizá nos revelen pronto, que no es inerte cuanto nos rodea. Aunque la vista humana al desnudo sólo puede percibir dos o tres nebulosas, los modernos aparatos astronómicos, que desde hace unos años son capaces de ver a través del polvo estelar, nos dan a conocer millones y millones de esos universos físicos, muchos de ellos en proceso aún de formación.

Por de pronto, contamos ya con una idea muy aproximada de las increíbles dimensiones de nuestra propia galaxia. Tomando como medida el ³parsec² (30.856.785.000.000 kilómetros, ó 3.2615 años luz), nuestra formación estelar tiene 30.000 parsecs de diámetro y un espesor de 400. Estas medidas son difíciles de concebir mentalmente, por lo que es preciso echar mano de analogías: si la galaxia cubriera todo el continente norteamericano, las estrellas, incluyendo nuestro Sol, serían partículas microscópicas más pequeñas que una milésima de centímetro separadas por tan sólo 150 centímetros. Aún con estos ejemplos, nuestro intelecto apenas puede sujetar la noción que implica estas enormes cifras.

El Sol se encuentra a dos terceras partes del diámetro del centro de la Vía Láctea (9000 pc del centro) y se desplaza a razón de 235 kilómetros por segundo en su órbita alrededor del centro de la Galaxia. En base a estos dos datos, se determina que la Vía Láctea tiene un total de: 100.000.000.000 estrellas y una masa 140.000.000.000 superior a la del Sol. Entre ellas el 48 por ciento son tipo G-M, es decir, similares a nuestro astro rey. Todo esto ha sido corroborado visualmente por las búsquedas sistemáticas y catalogación de estrellas realizadas, entre otros, por el famoso telescopio Hubble.

La ³exobiología², ciencia que estudia las posibilidades de existencia de vida en el universo, fuera de la Tierra, ha experimentado un increíble avance en los últimos años. El factor que define esta posibilidad (la ³Ecuación Drake² que es actualizada diariamente) se ha visto incrementado año tras año; jamás este valor decreció. Durante tiempo, muchos científicos dudaron de que otras estrellas tuvieran planetas como el Sol y basaban en esta premisa su hipótesis de que no había posibilidad de vida extraterrestre. Desde 1996 se han descubierto más de 300 estrellas con planetas que giran alrededor de ellas, por lo que la posibilidad de vida se ha visto también aumentada.

En la actualidad, sólo en nuestro Sistema Solar, se han descubierto en los cometas más de 8 de 20 moléculas orgánicas que dan forma a la vida, tal como se afirma en la publicación ³Investigación y Ciencia² En este sentido, la NASA estima que bajo las aguas del satélite de Júpiter, Europa, existe vida microscópica. Si esto se confirma por la sonda espacial que va en camino del gran planeta, existirán dos cuerpos en el sistema solar que albergan vida, la Tierra y Europa. Por último, la agencia americana ha certificado la existencia de vida molecular en Marte. En este aspecto vemos también aumentar sensiblemente la probabilidad de vida en los astros fuera del sistema solar.

Se acumulan, por lo tanto, evidencias de que abundan sistemas planetarios como el nuestro. Al fin y al cabo tanto el ser humano como otros seres vivos están basados en agua y en organismos moleculares. Nadie sabe cómo es de grande el universo, pero los astrónomos consideran que contiene alrededor de 100.000 millones de galaxias. A tenor de estas "astronómicas cifras" y de tantos indicios de vida sobre nuestra cabeza, la conjetura de que existan otros planetas habitados comienza a no ser descabellada.

Alientan todos estos datos, todas estas atinadas prospecciones siderales. Uno, en realidad, prefiere que no estemos solos, que haya otros seres más evolucionados que nos señalen Norte, que nos inviten a sus planetas con ríos cristalinos, a sus playas sin petróleo, a sus campos sin vallados, a sus ciudades sin miseria. Uno prefiere que haya otros seres con historias de cósmicos escenarios, con sueños sin techo y televisión sin disparos.

Uno prefiere que haya otros seres que nos sugieran como podemos vivir en paz, compartiendo abundancia, ayudándonos y no mortificándonos los unos a los otros. No se trata de simple turismo espacial, de satisfacer vanas curiosidades. Es una necesidad ya no de la mente, sino del alma de ensanchar horizontes, de unirse a más familias estelares; es un impulso vital de nuevos y estimulantes vínculos, de sugerentes e inimaginables escenarios.

Creo firmemente que esos otros seres existen, que carecen de extrañas antenas, pero no de rostros nobles, que nos guiñan en las noches estrelladas de verano, que nos alientan en nuestro, a veces, duro periplo terrestre. Anhelo firmemente ese instante en que abrazaremos otra piel, otros cuerpos lejanos, anhelo ese día en que veremos ensanchado el sueño de fraternidad a la medida del cosmos infinito.

Información científica obtenida  de:
www.sciam.com
www.jpl.nasa.gov
www.exn.ca
www.paoweb.com
archive.stsci.edu
members.tripod.com
Así como del estudio ³The Search for Extraterrestrial Life², de Carl Sagan (Universidad de Chicago)


Koldo
redaccion@portaldorado.com
www.portaldorado.es






* * * * * * * * *
Si te gusta y sirve nuestra sintesis informativa en el FORO MESHIKO,
PARTICIPA ACTIVAMENTE EN ESTA RED DE LUZ!

Hoy te necesitamos...
EL MUNDO TAMBIEN TE NECESITA!
Propontelo hoy...
Ayudanos a seguir ayudando...

RedLuz no tiene escuela, grupo, patrocinador, agencia ni subsidio.
Se sostiene de los donativos voluntarios de sus suscriptores.
Agradecemos tus contribucione a la cuenta 7655236 de Banamex,
suc 566 Cd de Mexico...

* * * * * * * * *




Hoy el 13/01/02,
somos 75 217 416 signatarios
del Manifiesto 2000

<http://www3.unesco.org/manifesto2000/sp/sp_6points.htm>

Manifiesto 2000 para una cultura de paz y no violencia

Porque el año 2000 debe ser un nuevo comienzo para todos nosotros. Juntos podemos transformar la cultura de guerra y de violencia en una cultura de paz y de no violencia.

Porque esta evolución exige la participación de cada uno de nosotros y ofrece a los jóvenes y a las generaciones futuras valores que les ayuden a forjar un mundo más justo, más solidario, más libre, digno y armonioso, y con mejor prosperidad para todos.

Porque la cultura de paz hace posible el desarrollo duradero, la protección del medio ambiente y la satisfacción personal de cada ser humano.

Porque soy conciente de mi parte de responsabilidad ante el futuro de la humanidad, especialmente para los niños de hoy y de mañana. Me comprometo en mi vida cotidiana, en mi familia, mi trabajo, mi comunidad, mi país y mi región a:

respetar la vida y la dignidad de cada persona, sin discriminación ni prejuicios;
 
practicar la no violencia activa, rechazando la violencia en todas sus formas: física, sexual, sicológica, económica y social, en particular hacia los más débiles y vulnerables, como los niños y los adolescentes;

compartir mi tiempo y mis recursos materiales, cultivando la generosidad a fin de terminar con la exclusión, la injusticia y la opresión política y económica;

defender la libertad de expresión y la diversidad cultural , privilegiando siempre la escucha y el diálogo, sin ceder al fanatismo, ni a la maledicencia y el rechazo del prójimo;

promover un consumo responsable y un modo de desarrollo que tenga en cuenta la importancia de todas las formas de vida y el equilibrio de los recursos naturales del planeta;

contribuir al desarrollo de mi comunidad, propiciando la plena participación de las mujeres y el respeto de los principios democráticos, con el fin de crear juntos nuevas formas de solidaridad.


* * * * * * * * * *


From: Ricardo Ocampo-Anahuak Networks <anahuak@webtelmex.net.mx>
Date: Sat, 12 Jan 2002 18:56:53 -0700
To: LuxWeb <LuxWeb@egroups.com> Latinamerican Web of Light
Subject: 75 Million People Commit to Work for Peace / UNESCO Manifesto 2000

In 1999, UNESCO and several Nobel Peace Laureates launched the Manifesto
2000 signature campaign. The Manifesto 2000 is not a petition; rather, it's
a commitment by each person who signs it to follow the six principles of a
culture of peace in his or her daily life, family, work and community:

1) respect all life
2) reject violence
3) share with others
4) listen to understand
5) preserve the planet
6) rediscover solidarity

The Manifesto 2000 has been signed by a staggering 75 million people
worldwide, with more people signing every day.

UNESCO's Director-General Matsuura stated that: "It is a sign of hope that
decision-makers, gathered at the Millennium Summit, and civil society,
represented by the millions of signatories of the Manifesto 2000, share the
same commitment. For peace cannot be brought about by decree. Whilst
political, economic or military settlements are necessary to establishing
peace, they are not enough. Each individual must uphold the commitment in
practice, in his or her daily life, through the simplest of acts. I am
delighted to see that the world movement for a culture of peace is gathering
momentum. During the International Decade for the Promotion of a Culture of
Peace and Non-violence for the Children of the World, we will increase our
efforts so that it triumphs."

You can sign the Manifesto here:
<http://www3.unesco.org/manifesto2000/>