Inicio > Mis eListas > meshiko > Mensajes

 Índice de Mensajes 
 Mensajes 4451 al 4500 
AsuntoAutor
Economia Solidaria Ricardo
Necesitamos tu ayu Ricardo
Cursos en Las Caña Ricardo
Camino al reciclaj Ricardo
La querella del PR Ricardo
=?UTF-8?Q?En_EL_MA Ricardo
Shinto Kai / Activ Ricardo
Charla del lider d Ricardo
¡Viene la Segunda Socorro
Son ONG, grupuscul Ricardo
Censo de revoltoso Ricardo
Perdamos el respet Departam
Un gran diccionari Ricardo
=?UTF-8?Q?Fwd:_MEX Ricardo
LEONARDO BOFF: El Ricardo
SE VIOLA LA LEY... Ricardo
Invitacion a expos Ricardo
La bioseguridad se Ricardo
Re: Perdamos el re Erik Ten
Re: Perdamos el re OLLINYOT
Convocatoria a Pre Ariel
Convocatoria a Pre Ariel
Presos en huelga d Ricardo
Fwd: Cai redondita Ricardo
No al redondeo, qu Ricardo
Convocatoria al VI Ricardo
Carta abierta al a Ricardo
Un video asombroso Ricardo
La basura y el col Ricardo
Atenta invitacion Ricardo
Descartan empresas Ricardo
Giles; la gran men Ricardo
Organizacion para Ricardo
Hacia el debate: Q Ricardo
Loma de Mejia, Cua Ricardo
RICARDO, Mira esto José Lui
The Secret Aspects Ricardo
Inaugurado VII Enc Ricardo
Ciberaccion urgent Ricardo
Unete a la segunda Ricardo
Foro Apostando por Ricardo
Ambiente y Socieda Ricardo
Los cuernavacences Ricardo
Crisis sistemica g Ricardo
Red Mexicana de Co Ricardo
12 millones de mex Ricardo
Generacion de Arqu Ricardo
Zestinalerin@yahoo eladio h
Fotos limpieza de Ricardo
Ecuador Estado Plu Ricardo
 << 50 ant. | 50 sig. >>
 
MESHIKO - LATINOAMERICA
Página principal    Mensajes | Enviar Mensaje | Ficheros | Datos | Encuestas | Eventos | Mis Preferencias

Mostrando mensaje 4464     < Anterior | Siguiente >
Responder a este mensaje
Asunto:[MESHIKO] Un gran diccionario / Ocampo, 20 años par a el 'Diccionario de escritores mexicanos'
Fecha:Sabado, 29 de Marzo, 2008  20:44:38 (-0600)
Autor:Ricardo Ocampo <lacasadelared @.....com>


Querid@s amig@s:
La Dra. Aurora M. Ocampo ha sido nuestra principal alianza en la tarea de estos últimos doce años en el diseño y la construcción de estas redes de luz y nueva conciencia. En la culminación de una etapa más en su trabajo académico y con profundo agradecimiento, les compartimos la presente entrevista que publica en su última entrega el influyente y prestigiado semanario mexicano PROCESO y la invitación a la presentación del último de nueve tomos de su obra enciclopédica, en la Ciudad de México. Gracias a ella, en su infinita generosidad, por andar con nosotros este trecho del sendero, sin lo cual no hubiese sido posible nuestro servicio de manera gratuita para la comunidad planetaria en búsqueda del viaje transformador interior.
Fraternalmente,
Ricardo Ocampo
Editor RedLuz
www.casadelared.com



CORDIAL INVITACIÓN A LA
Presentación del último tomo (IX.U-Z) del
Diccionario de Escritores Mexicanos. Siglo XX.
Jueves 8 de mayo, 2008.
18:00 h.
Entrada libre.
Vino de honor.

Casa de las Humanidades
Presidente Carranza 162, Coyoacán
México, 04000, DF.

Confirma por favor tu asistencia con antelación:
(55)-5554-8513
(55)-5554-5579
Fax (55)-5659-0424
difhum@servidor.unam.mx
www.cashum.unam.mx
(55)-5622-7493
(55)-5622-7498
diccionariodeescritoresmexicanos@yahoo.com.mx
www.filologicas.unam.mx/cen_est_liter.htm


OCAMPO, 20 AÑOS PARA EL 'DICCIONARIO DE ESCRITORES'
Rafael Vargas
Revista Proceso No. 1638
Marzo 23, 2008
www.proceso.com.mx

Hace unas semanas apareció en librerías el noveno y último volumen del Diccionario de escritores mexicanos del siglo XX, obra extraordinaria en la que un equipo de investigadores del Centro de Estudios Literarios de la UNAM trabajó durante más de 20 años. Proceso entrevistó a la doctora Aurora Ocampo, directora de ese equipo.

Aurora Maura Ocampo Alfaro, directora, asesora y colaboradora del Diccionario de escritores mexicanos. Siglo XX, nació el 15 de enero de 1930 en Guadalajara, Jalisco. Es una mujer encantadoramente jovial y afable, sonriente siempre, dotada de una inteligencia cordial.

Heredó de sus padres, Ignacio G. Ocampo y Aurora Alfaro Merino ("ambos muy buenos lectores"), el gusto por los libros. En especial debe a su padre, un abogado melómano, el querer y admirar a su tío cuadriabuelo: Melchor Ocampo.

De niña leía a toda hora. Y muchas veces, cuando anochecía y su padre le obligaba a apagar la luz, se las ingeniaba para seguir leyendo bajo las cobijas con una pequeña lámpara de mano.

En 1954, después de cursar estudios de arquitectura, decidió seguir su verdadera vocación y hacer una maestría en letras hispánicas. Así formó parte de la primera generación de estudiantes que disfrutó de la entonces novísima Ciudad Universitaria. Entre sus maestros se encontraban Francisco Monterde, Agustín Yáñez, Julio Torri, José Luis Martínez, Antonio Alatorre y Rosario Castellanos, con quien mantuvo una gran amistad.

Hoy, Aurora Ocampo es uno de las personajes más distinguidos del mundo académico y literario y, gracias a su generosidad, uno de las más queridos.

Se suprimieron las preguntas de Proceso para dejar la palabra a la doctora Ocampo.

Los orígenes del "Diccionario"

En 1956 se fundó el Centro de Estudios Literarios de la UNAM con sólo cinco miembros: Julio Jiménez Rueda, María del Carmen Millán y tres estudiantes becarios: Ana Elena Díaz Alejo, Ernesto Prado Velázquez y yo.

Los estudios sobre literatura mexicana que entonces existían, escritos por Carlos González Peña y por el propio Jiménez Rueda, eran libros destinados a un público estudiantil muy joven, de manera que tuvimos que empezar a buscar datos, a elaborar listas. Lo primero fue hacer índices de revistas, luego, fichas bibliográficas. Tomé clases con una maestra del Instituto de Investigaciones Bibliográficas para aprender a hacer fichas de libros.

Las investigaciones biobiliohemerográficas que hacíamos sobre nuestros escritores se aglutinaron alrededor de un ambicioso proyecto concertado entre la UNAM y el Instituto Nacional de Antropología e Historia en 1958: realizar una obra enciclopédica acerca de la historia y la cultura en México. Para llevarla a cabo, los diferentes institutos de la Coordinación de Humanidades (el de filosofía, el de historia, el de economía, el de estéticas y, entre otros más, claro, el nuestro) se dieron a la tarea de investigar lo referente a sus respectivas áreas. Con ese objetivo empezamos a reunir información de y sobre muchos autores.

La enciclopedia nunca se hizo, pero la información nos sirvió para elaborar el Diccionario. Este trabajo me proporcionó las bases para hacer mi tesis de maestría, Literatura mexicana contemporánea. Bibliografía crítica, que presenté en 1965.

De manera que esos son los orígenes. Desde esa perspectiva, hablamos de una obra que comenzó hace más de 50 años.

Por qué no hay autores anteriores al XX

La primera edición del Diccionario se agotó en los años sesenta, pero no fue sino hasta 1980, cuando Rubén Bonifaz Nuño asumió por segunda vez la dirección del Instituto de Investigaciones Filológicas, que se aprobó hacer una segunda edición. Como todo es perfectible, nuestra intención no fue solamente actualizar la primera, sino corregirla, rehacerla.

Nos dimos cuenta de que teníamos mucho más información y decidimos hacer varios volúmenes. Ernesto Prado planteó reu-nir toda la que tenía sobre los escritores de la época colonial y del siglo XIX en un solo tomo. Su intención era abarcar la escuela realista con Federico Gamboa, Rafael Delgado y otros, hasta los modernistas –en esos años él trabajaba en los índices de la Revista Azul–, y de los que quedaban fuera de esas generaciones hasta los autores nacidos en 1869.

Trabajó durante mucho tiempo en ese proyecto. Se jubiló y dejó el Centro de Estudios Literarios en 1990, pero siguió trabajando en su casa, donde concentraba todos sus papeles. Por desgracia murió inesperadamente en 1997 y su familia no quiso entregar el material que él había reunido.

Como hay tantos investigadores y estudiantes que buscan información sobre autores coloniales y decimonónicos, se ha decidido hacer una edición facsimilar de la primera.

Hacia la edición electrónica

Ahora que ha aparecido el noveno tomo y veo concluida la segunda edición me siento orgullosa, pero no satisfecha. Completar lo relativo al siglo XX todavía nos va a llevar tres años más, por lo menos. Veamos simplemente un ejemplo: el número de escritores nuevos que habrá que incluir cuando se reedite el primer volumen (5 mil ejemplares impresos en 1988, que ya se han agotado) es mayor que el número de los que actualmente están incluidos. Y no nos estamos adentrando mucho en el siglo XXI. Cubriremos sólo hasta 2005.

Por fortuna, nuestro trabajo es ahora un poco más fácil gracias a la informática. Durante los años en que hemos trabajado en el Diccionario nos ha tocado contemplar, padecer y disfrutar una profunda transición tecnológica. Sin embargo, yo todavía sigo haciendo mis fichas a mano, en tarjetas. Las ideas me pasan por el brazo. Pero sin duda será más sencillo y rápido incorporar la nueva información al hacer una versión electrónica del Diccionario, y también será fascinante la cantidad de búsquedas cruzadas que permitirá realizar esa versión electrónica. ¿Quiere uno saber qué escritores mexicanos han escrito sobre César Vallejo? ¿Quiénes han sido los autores que han recibido el premio Villaurrutia? ¿Cuántos han recibido el Premio Nacional de Letras?

Consultas, apoyos y asesorías

Nos hacen consultas frecuentemente de todas partes del mundo. Sostenemos una intensa correspondencia con universidades e instituciones dedicadas al estudio de la literatura. Yo escribo un promedio de 10 cartas por semana. Proporcionamos información gratuita a investigadores, estudiantes, maestros. Muchas personas buscan nuestro apoyo. Por ejemplo, Hugo J. Verani nos solicitó la toda la información bibliohemerográfica mexicana relativa a Octavio Paz para incorporarla a su Bibliografía crítica de Octavio Paz.

En la época en que el doctor Gutierre Tibón estaba haciendo el proyecto para la Enciclopedia de México, le proporcionamos fichas abreviadas de muchos escritores. Hemos atendido muchas peticiones. A veces nos dan crédito, otras simplemente nos fusilan. También nos han pedido asesoría para hacer diccionarios semejantes al nuestro. Venezolanos egresados de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM me invitaron a través de la Universidad de Caracas y estuve con ellos varias semanas explicando lo que hicimos y dándoles sugerencias. También los cubanos nos han buscado con el mismo propósito. Y Dimas Lidio Pitty, quien vivió varios años en México como exiliado político y ahora es miembro de la Academia Panameña de la Lengua, también ha entablado relación con nosotros con esa intención. La labor alrededor del Diccionario es virtualmente interminable.


UN GRAN DICIONARIO
Rafael Vargas
Revista Proceso No. 1638
Marzo 23, 2008
www.proceso.com.mx

La primera edición del Diccionario de escritores mexicanos, realizada por Aurora M. Ocampo y por Ernesto Prado Velázquez, apareció a principios de agosto de 1967 bajo el sello del Centro de Estudios Literarios de la Universidad Nacional Autónoma de México. Sus 422 páginas contenían, en apretadas columnas de menuda tipografía, 542 entradas sobre otros tantos autores: 242 repartidos entre la época colonial y el siglo XIX, de cuya información biobibliográfica se encargó Prado Velázquez, y 300 correspondientes al siglo XX, cuyos datos investigó Ocampo. Se imprimieron sólo mil ejemplares. A comienzos de 1969 ya era imposible encontrar uno en librerías.

Cuarenta años después contamos con una nueva edición de esa obra, aunque ahora en nueve volúmenes que en conjunto suman más de 4 mil 500 páginas y contienen más de 2 mil 200 entradas –todas referidas, esta vez, a escritores del siglo XX. El criterio cronológico para decidir qué autores pertenecen a ese siglo está implícito en el subtítulo de la obra: Desde las generaciones del Ateneo y Novelistas de la revolución hasta nuestros días, es decir, desde autores nacidos a partir de 1870, que empezaron a publicar en la última década del siglo XIX, hasta escritores muy jóvenes nacidos en la década de los ochenta que para 2005 ya habían publicado un par de libros. Esto último es condición esencial para formar parte de la vasta nómina del Diccionario de escritores mexicanos. Siglo XX, si bien, como toda regla, ésta también ha admitido una excepción: la de Leopoldo Zamora Plowes, autor de una sola novela que amerita de sobra su inclusión: Quince uñas y Casanova aventurero.

Ello no significa que la doctora Ocampo y su equipo no hayan tomado nota de los narradores, poetas y ensayistas que hasta hoy sólo tienen un título en su haber. Por el contrario: hay centenares de fichas en reserva que, llegado el momento, se integrarán en sucesivas ediciones del Diccionario –o DEM, como suelen llamarlo sus autores.

Por ahora, con la aparición del noveno tomo del DEM, asistimos a la conclusión de un trabajo que, hablando en sentido estricto, no empezó en 1980, cuando Rubén Bonifaz Nuño aprobó la nueva edición del diccionario agotado, sino –como lo explica la doctora Ocampo en el testimonio que se recoge en estas mismas páginas– en 1958, cuando ella se dedicó a preparar su tesis de maestría.

Pero de 1980 a la fecha la ha acompañado un equipo de investigadores y becarios. Algunos colaboraron sólo en un tomo. Otros, en dos o tres. Nunca laboraron simultáneamente más de 10 personas, y sólo cuatro de ellas –las que son mencionadas al final de la lista, líneas abajo– estuvieron a lo largo de todo el trayecto. En uno u otro caso, merecen amplio reconocimiento. Ellos son Angélica Arreola Medina, Ivonne Córdoba Chávez, Jesús Gómez Morán, Rocío González Serrano, Elina Hernández Carballido, Myriam Jaimey Sumano, Horacio Molano Nicomendi, Rocío Olivares Zorrilla, Armando Pereira, Marcela Quintero Ayala, Carlos Rubio Pacho, Eduardo Serrato Córdoba, Pilar Mandujano Jacobo, Laura Navarrete Maya, Patricia Ortiz Flores y Aurora Sánchez Rebolledo.

En Argentina, Colombia, Cuba y España se han hecho obras semejantes, pero son más bien limitadas en cuanto a cobertura informativa. Entre los mejores destaca el Diccionario de escritores colombianos, de Luis María Sánchez López, cuya segunda edición, de 826 páginas, fue impresa en Bogotá por Plaza & Janés en 1982. Es una importante panorámica de la literatura colombiana, pero el estilo de Sánchez López suele ser rebuscado: "Bardo de la muerte y del apasionamiento –escribe acerca del legendario Jorge Gaitán Durán–, de las despreocupaciones, la angustia, las voluptuosidades, el sexo y la belleza. En sus poemas aparece la carne como carne del amor y del recuerdo".

Por lo general, los diccionarios de escritores del mundo iberoamericano sólo brindan al lector una ficha biográfica aderezada de opiniones y epítetos y una bibliografía directa (obras del autor, no sobre él) no siempre actualizada. Su utilidad es más bien elemental.

En cambio, la nueva edición del DEM, además de evitar calificativos y florituras, ofrece –como lo ha hecho notar la propia doctora Ocampo– "no sólo la biografía, la información sobre la obra, la bibliografía y las referencias críticas de los escritores, sino también su hemerografía, lo que la hace aún más especializada y única en su género".

Y más valiosa y admirable, podría añadirse, pues registrar datos tan abundantes y dispersos como los hemerográficos –que, además, en casos como los de Juan Rulfo, Alfonso Reyes y Octavio Paz, se multiplican de manera incesante– requiere grandes dosis cotidianas de disciplina y paciencia, de entusiasmo y de modestia. Es una tarea que, sin curiosidad y claridad en iguales proporciones, desanima pronto a cualquiera que carezca de una visión de conjunto y de largo plazo. Por eso hay que celebrar particularmente, como hizo Jorge Ruedas de la Serna en mayo de 2005, cuando se presentó ante el público el séptimo volumen, el que una obra de esta magnitud haya sido concluida, aun cuando, como ocurre con todos los diccionarios, esa conclusión sea sólo provisional.

Gracias a sus singulares características, el DEM es una obra que lo mismo facilita la realización de investigaciones literarias muy especializadas –como los llamados "estudios de recepción"– que el trazado de un plan para editar la obra de un autor.

El DEM es una obra de consulta para estudiantes y maestros; un instrumento indispensable para el investigador de nuestra literatura y de nuestra historia cultural (basta con tratar de hacer alguna pequeña indagación para cobrar plena conciencia de su valor); una herramienta magnífica para periodistas, críticos literarios y editores, pero más allá de su gran utilidad para ordenar y discernir es también algo quizás menos evidente: como los diarios, las memorias, los epistolarios y las biografías, los diccionarios y las bibliografías contribuyen a consolidar un corpus, son la argamasa que le da solidez al edificio literario. En los nueve tomos del DEM están contenidos "los datos necesarios para la elaboración de una historia de la literatura mexicana". Es una obra que tiene un indudable valor patrimonial.

Hay muchas cosas interesantes que se antoja señalar –como el hecho de que el DEM no aborda la literatura mexicana desde estrechas nociones nacionalistas, pues figuran en él muchos escritores nacidos en otros países bajo el criterio de que, al residir y escribir en México, han enriquecido nuestras letras; hacerlo ahora no es posible. El Diccionario merece un estudio mucho más profundo y detenido. Calificarlo como lo hizo Efraín Huerta en la reseña que publicó el 30 de septiembre de 1967 en El Diario de México Extra: "Un gran diccionario".


* * * * * * *

A través de la lista de distribución (lista de correo o foro virtual) del DICCIONARIO DE ESCRITORES MEXICANOS, Siglo XX, les compartiremos una ficha mensual de un escritor, como muestra del utilísimo trabajo que ha desarrollado este equipo de trabajo durante los últimos 40 años, dirigido por la Dra. Aurora M. Ocampo, desde la aparición de la histórica primera edición en un solo volumen en 1967.
Ahora les estamos enviando las fichas de escritores destacados que se publican en el último tomo, el noveno, que ya está a la venta y que será presentado el jueves 8 de mayo de 2008 en Coyoacán en la Ciudad de México y que representa la culminación de una etapa más en esta magna obra enciclopédica reflejo de nuestra conciencia nacional.
Para recibir estas fichas te recomendamos suscribirte al Foro Escritores Mexicanos en:www.egrupos.net/grupo/dem/alta
Después, para colaborar en la lista y que sus 200 suscriptores reciban tu mensaje, puedes escribir a dem@egrupos.net
Para obtener ayuda técnica o colaborar si no estás suscrito, escribe a
dem-admin@egrupos.net

Foro Escritores Mexicanos
www.egrupos.net/grupo/dem

UNAM, 2007. Diccionario de Escritores Mexicanos, Siglo XX. Tomo
IX. U-Z. Centro de Estudios Literarios del Instituto de
Investigaciones Filológicas de la Universidad Nacional Autónoma de
México.  www.filologicas.unam.mx/cen_est_liter.htm

Para contactar a la Dra. Ocampo se pueden marcar los teléfonos en el
Distrito Federal 5622 7493 ó 5622 7498 ó escribir al email
diccionariodeescritoresmexicanos@yahoo.com.mx

Presentación del Tomo IX. U-Z.
Jueves 8 de mayo, 2008
18:00 h.
Casa de las Humanidades
Presidente Carranza 162, Coyoacán
México, 04000, DF.
(55)-5554-8513
(55)-5554-5579
Fax (55)-5659-0424
difhum@servidor.unam.mx
www.cashum.unam.mx


--
RED DE CONCIENCIA
www.redconciencia.org.mx
Todos los recursos:
www.casadelared.com
Algunos recursos:
www.elistas.net/lista/redanahuak
www.elistas.net/lista/redluz
www.yahoogroups.com/group/redmexicanadeluz
www.elistas.net/foro/meshiko
www.egrupos.net/grupo/interredes
www.elistas.net/foro/gap
www.googlegroups.com/group/red-cuauhnahuak
www.googlegroups.com/group/recicladoresenred
http://diadelatierra.blogspot.com
Sugerencias:  
www.bigbangmex.unam.mx
www.ivanillich.org
www.alfilodelarealidad.com.ar
www.templodelsol.com
http://espiritualidadypolitica.blogspot.com
---